Mexico - Demographic and Health Survey - 1989

Publication date: 1989

Encuesta Nacional sobre Fecundidad y Salud 1987 Secretaría de Salud Subsecretaría de Servicios de Salud Dirección General de Planificación Familiar ®DHS Demographic and Health Surveys Institute for Resource Development/Macro Systems, Inc. México Encuesta Nacional sobre Fecundidad y Salud 1987 Dirección General de PlanificaciÓn Familiar Subsecretaría de Servicios de Salud Secretaría de Salud México, D.E, México Institute for Resource Development/Macro Systems, Inc. Columbia, Maryland USA Julio 1989 Este informe presenta los resultados de la Encuesta Nacional sobre Fecundidad y Salud, ENI«ES, realizada en 1987 por la Secretaria de Salud a trav6s de la Dirección General de Planificación Familiar (DGPF), en el marco dei programa internacional de las Encuestas de Demografia y Salud (DHS). Informaci6n adicional sobre la ENFES y otras encuestas similares en México se puede obtener de la DGPF en la siguiente dirección: Insurgentes Sur 1397, Piso 7, Colonia Insurgentes MIXCOAC, C. P. 03920, M6xico, D.F., MEXICO. EI Institute for Resource Development (IRD), con oficinas en Columbia, Maryland, desarrolla en la actualidad el proyecto de las Encuestas de Demografia y Salud (DHS), bajo contrato con la Agencia para el Desarrollo Internacional, USAID (contrato DPE-3023-C-00-4083-00). lnformaci6n adicional sobre el programa DHS se puede obtener escribiendo a: 8850 Stanford Boulevard, Suite 4000, Columbia, Maryland, 21045, U.S.A. (TELEX 87775). PRESENTACION La Secretaria de Salud, en cumplimiento de una de sus atribuciones, la EvaluaciÓn, llevó a cabo a.través de la Direccíón General de PlanifieacíÓn Familiar, la Encuesta Nacional sobre Fecundidad y Salud, ENFES. Este estudio, que contó con el respaldo financiero de1 Instituto para el Desarrollo de los Recursos (IRD), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia y la propia Secretarla, proporciona la información más aetualizada de1 avance de1 Programa de Planif icación Famil iar en México. Así mismo, da continuidad y permite el anAlisis de las Cendeneias e impacto de l uso de antíeonceptivos en la fecundidad y su interrelaeión con factores sociodemográficos y de salud de la poblaeiÓn. En este informe final se incluyen nueve cap£tulos y seis anexos. Las caracCerlsricas de la ENFES; la dinámiea demográfica y las pollticas de población; las caracterlsticas generales de la poblaciÓn baio estudio; la nupcialidad y exposiciÓn al riesgo de eoncebir; los niveles de feeundidad; la regulación de la fecundidad; las preferencias sobre fecundidad; las caraeterlsticas de la aceptación de métodos quirúrEicos; y la mortalidad infantil y salud, son los temas de los capltulos que eonstituyen la parte medular de este documento. Lo anterior es sólo una muestra de la riqueza de información que se encuentra en la ENFES, y es resultado de1 Crabajo y calidad profesional de todo el personal que colaborÓ en el desarrollo de esta encuesta baio la direcciÓn de la Lic. Yolanda Palma Cabrera. Asl mismo, el trabajo se faeilitó gracias al apoyo técnico del equipo de1 IRD. la planeaeiÓn de las estrategias que apoyarán el desarrollo futuro de1 Programa de P1anificación Famil iar cuentan ahora con éste acervo básico para su dise~o. DR. MANUEL URBINA FUENTES TITULAR DE LA DIRECCION GENERAL DE PLANIFICACION FAMILIAR iii EQUIPO DE TRABAJO ELABORACION DEL INFORME Yolanda Palma Cabrera Juan Guillermo Figueroa Perea Alejandro Cervantes Carson Carlos Echarri Cánovas Gon la colaboraciÓn de Javier Suárez Morales Germán Sandoval Cruz V DIRECTORA ENFES Yolanda Palma Cabrera DISE@O CONCEPTUAL Juan Guillermo Figueroa Perea Alejandro Cervantes Carson DISE@O MUESTRAL Elsa Resano Pérez COORDINACION ADMINISTRATIVA Joaquín Guerrero Magafia COORDINACION DE LA CODIFICACION, CAPTURA Y DEPURACION Juan Guillermo Figueroa Perea PROCESAMIENTO DE LA INFORMACION Javier Suárez Morales Héctor Macfas Cuesta Carlos Echarri Cánovas ORGANIZAGION Y GOORDINACION DEL TRABAdO DE CAMPO Javier Suárez Morales Blanca M. Aguilar Ganado Beatriz Arita Watanabe Alejandro Cervantes Carson Ma. Antonieta Echeverría Rosa María Fuentes Solorzano Cristino García Rodríguez Ma. Blanca L6pez Arellano Celia Lot Helgueras Ciria Martínez Martínez Manuel Mondragón Rico Orlando Pradenas Donoso Manuel Recio Solís Imelda Reyes Aguirre Adriana Rosique Manjarrez Germán Sandoval Cruz vi TRABAJO DE CAMPO Supervisoras Angeles Aranda M., Margarita Espinal G., Beatriz Espinoza de los M., Ma. Jesús Figueroa L., Eugenia Hernández V., Ma. Cristina Jiménez P., Raquel L6pez Calvo, Ma. dei Carmen Martínez S., Rita Carolina Ortega R., Gabriela Rivera R., Veróniea Sánchez O. Entrevistadoras Alejandra Aguirre R., Angélica Alquicira H., Alma A. Armenta S., Ma. de Jesús Elizabeth Artega A., Ma. de Lourdes Betanzos C., Ma. de los Angeles Bustamante J., Silvia Calderón S., Francisca Angelina Camacho R., Ma. Cecilia Canizalez B., Alicia Castellanos V., Ma. de Jesús Cornejo B., Graciela Cuéllar A., Martha Alicia Elenes A., Ana María Estévez R., Martha Fonseca T., Elizabeth Flores T., Reina Isabel Flores, Laura Franco M., Ma. del Carmen Gallegos G., Ma. Isabel García S., Rosa Laura González A., Eloisa Grobet V., Soledad Gutiérrez, Elsa Lilian Hernández S., Ma. dei Carmen Hernández H., Ma. Socorro Ibarra I., Gabriela Infante H., Jazmín Jadue J., Gema Jara A., Margarita Juárez G., Elia Patricia L6pez G., Norma Luna R., Ma. de la Luz Maya N., Ma. de la Luz Méndez M., Jaqueline Molina F., Ana María Montes S., Ma. Eugenia Montes C., Beatriz Moreno H., Ma. dei Refugio Orozco O., Isabel Ortiz O., Alma Leticia Palazuelos A., Ma. de Jesús Pelcastre L., Consuelo Prado B., Ma. Lina Pineda M., Delfina Quijada V., Elisa Ramírez R., Ma. de Lourdes Ramírez C., Gudelia Rangei G., Felipa Rodríguez B., Aurora Rojas B., Juanita Román E., Ma. Isabel Rosas U., Aída Araceli Salazar L., Rocío Saldafia García, Ma. Eugenia Salinas U., Martha Natalia Salinas M., Carmen Turcio O., Ana Patricia Uriarte B., Marcela Soledad Valle G., Beatriz Vázquez C., Leticia Zapata P. CODIFICACION Supervisores José Antonio Torres M., Fernando Valdez M., Lourdez Vázquez D. Codificadores Ma. Elena Borrego B., Rosa María Montiel H., Miguel Angel Pimentel R., Rosa Prieto A., Esperanza Ramírez P., Pedro Ismael Reyna G., Mario Rosas M., Angela Santillán Ch., Ma. Teresa Suárez R., Jorge Torres M. CAPTURA Supervisor Héctor Macías Cuesta Capturistas Cristóbal Cano A., Guadalupe Cedefio P., Hilda González A., Claudia Jaime O., René Molina C., José Luis Ortega A., Jos6 Alfredo Torres M., Armando Valdez M., Fernando Valdez M. MECANOGRAFIA Olidia Gutiérrez V., Raquel Malagón F., Rosa María Mares G., Antonia Solís C., Leticia Zúfiiga R. vii EQUIPO DEL IRD Martin Vaessen, Director dei Programa DHS Luis Hernando Ochoa, Coordinador de la Asistencia Técnica Rafael Hernández, Procesamiento Guillermo Rojas, Procesamiento Alfredo Aliaga, Muestreo Shea Rutstein, Evaluación Elsa Gómez, Revisión Técnica dei Informe Edilberto Loaiza, Revisión Técnica dei Informe Kaye Mitchell, Procesamiento de Palabra Sidney Moore, Edición Robert Wolf, Gráficas viii CONTENIDO Página PRESENTACION . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . iii EQUIPO DE TRABAJO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . v CONTENIDO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ix L ISTA DE CUADROS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xii i L ISTA DE GRAF ICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxiii MAPA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . xxvi CAP ITULO I CAP ITULO II CARACTERIST ICAS DE LA ENCUESTA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 Bases Legales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 Ob je t ivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 Pob lac i6n de Es tud io . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 Cuest ionar ios . . . . . ~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 Cober tura y Caracter íst icas de la Muest ra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 Reco lecc ión y P rocesamiento de la ln fo rmac i6n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 Resu l tados dei Levantamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 D INAMICA DEMOGRAFICA Y POL IT ICAS DE POBLACION . . . . . . . . . . 7 Antecedentes Demográ f i cos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7 P rograma Nac iona l de P lani f icaci6n Fami l ia r . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 CAP ITULO III CARACTERIST ICAS GENERALES DE LA POBLACION . . . . . . . . . . . . . 11 Es t ructura de la Pob lac ión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 Compos ic ión Urbano-Rura l . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 Caracter ls t icas de la Pob lac i6n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13 Caracter ist icas de las Mu jeres en Edad Fért i l . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18 ix CAPITULO IV p~tgina NUPCIALIDAD Y EXPOSICION AI-, R IESGO DE CONCEBIR . . . . . . . . . 21 Estado Marital Actual . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21 Edad a la Primera Uni6n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23 Exposición ai Riesgo de Concebir . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 Lactancia, Amenorrea y Abstinencia Posfparfo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27 Frecuencia de RelacioneS Sexuales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 CAPITUI_ O V NIVELES, TENDENCIAS Y DIFERENC1ALES DE FECUNDIDAD . . . . . . 33 Hijcs Nacidos Vivos y Sobrevivientes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33 Tasas de Fecundidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 Edad a la Uni6n y Duraci6n de la Uni6n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38 CAPITU[ O VI REGULACION DE LA FECUNDIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41 Conocimiento y U,'o P~sado de Métodos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41 U~o de Métodos: Niveles Actuales y Tendencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42 Diferenciales en el Uso de Métodos Anticonceptivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43 Lugar de Obtenci6n de los Métodos Utilizados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47 CAPITULO Vi l PREFERENCIAS SOBRE FECUNDIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51 Deseo Actual de M,"s Hijos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51 Espaciamiento de los Embarazos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .'3 Número Ideal de Hijos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55 Intenciones Reproductivas y Acciones Anticonceptivas . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 Planeación de la Fecundidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66 CAPITULO VIII CARACTERISTICAS DE LA ACEPTACION DE METODOS QUIRURGICOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71 Caracterlsticas Socioeconómicas y Demográficas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72 Toma de Decisiones para Optar pçr el M6todo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76 Atenci6n en las ~'nstituciones que Brindaron el Método . . . . . . . . . . . . . . . . 80 Página Prob lemas de Sa lud y Persona les Poster iores a la Operac i6n . . . . . . . . . . . . . 82 Nivel de Sat is facci6n Actua l con el Hecho de Haberse Operado . . . . . . . . . . . 84 CAP ITULO IX MORTAL1DAD INFANTIL Y SALUD . . ; . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91 Niveles y Tendene ias de la Mor ta l idad Infant i l . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91 Di ferenc ia les DemOgraf icos de la Mor ta l idad Infant i l y en la Ni f iez . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 93 Di ferenc ia les Soc ioecon6micos de la Mor ta l idad Infant i l y en la Ni f iez . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95 Atenc i6n Durante el Embarazo y el Par to . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97 Ep isod ios de D iar rea en Menores de C inco Af ios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100 Lactanc ia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101 ANEXO I ANEXO II REV IS ION TEMATICA DE LOS CUEST IONARIOS . . . . . . . . . . . . . . . . 107 Caracter ls t icas Soc ioeconómicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 107 Sa lud Materno- In fant i l . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108 Fecund idad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108 Expos ic ión ai R iesgo de Conceb i r . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108 Ant iconcepc i6n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 109 D ISENO MUESTRAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119 Ob je t ivos de la Muest ra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119 Es t imac i6n dei Tamaf io de Muest ra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 120 Esquema de Muest reo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 122 Es t imadores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 126 Los Er rores de Muest reo . . . . . . . . . . . . . ~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128 ANEXO III CARACTERIST ICAS DEL TRABAJO DE CAMPO . . . . . . . . . . . . . . . . . 141 Resu l tados dei Levantamiento . . . . . . . : . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141 Caracter Ist icas de la No Respuesta . . . . . . . . . . . . . . . :. . . . . . . . . . . . . . 145 xi ANEXO IV ANEXO V ANEXO VI P~lgina No Respuesta Parcial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 147 Problemas dei Trabajo de Campo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 147 PROCESAMIENTO DE LA INFORMACION . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155 Codificaci6n y Captura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155 Depumción de la Informaci6n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156 Imputación de Feches . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158 Consistencia General de los Resultados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159 CUESTIONARIO DE HOGAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161 CUESTIONAR[O INDIVIDUAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . I ]1 xii LISTA DE CUADROS P~gina CUADRO 3.1 CUADRO 3.2 CUADRO 3.3 CUADRO 3.4 CUADRO 3.5 CUADRO 3.6 CUADRO 3.7 CUADRO 4.1 CUADRO 4.2 CUADRO 4.3 CUADRO 4.4 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LA POBLACION POR GRANDES GRUPOS DE EDAD Y EDAD MEDIA DE LA POBLACION POR SEXO 1976 - 1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LA POBLACION POR GRUPOS DE DE EDAD, EDAD MEDIA DE LA POBLACION POR SEXO Y EVOLUCION ENTRE 1949 Y 1987, SEGUN AREA URBANA Y RURAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LA POBLACION POR ESTADO CIVIL SEGUN ENCUESTAS, 1976-1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15 EVOLUCION DE LA ESCOLARIDAD DE LA POBLACION DE 15 A/qOS Y MAS, 1970-1987; Y DISTRIBUCION PORCENTUAL POR ESCOLAR1DAD, SEGUN GRANDES GRUPOS DE EDAD Y LUGAR DE RESIDENCIA, 1987 . . . . . . . . . . . . . . 15 PORCENTAJE DE VIVIENDAS CON DISPONIBILIDAD DE SERVIC1OS DE AGUA ENTUBADA, DRENAJE Y ENERGIA ELECTRICA, 1979-1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL POR GRUPOS DE EDAD, SEGUN DIVERSAS ENCUESTAS, 1979-1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES POR ESCOLARIDAD, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL POR ESTADO MARITAL, SEGUN DIVERSAS ENCUESTAS, 1976-1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES POR EDAD EN EDAD FERTIL POR ESTADO MARITAL, SEGUN CARACTERISTICAS DE LA MUJER . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES POR EDAD A LA PRIMERA UNION, SEGUN GRUPOS DE EDAD . . . . . . . . . . . . . . 24 EDAD MEDIANA A LA PRIMERA UN1ON ENTRE MUJERES DE 25 A 49 ANOS, POR GRUPOS DE EDAD Y CARACTERISTICAS ESPECIF1CAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24 xi i i CUADRO 4.5 CUADRO 4.6 CUADRO 4.7 CUADRO 4.8 CUADRO 5.1 CUADRO 5.2 CUADRO 5.3 CUADRO 5.4 CUADRO 5.5 CUADRO 5.6 CUADRO 5.7 CUADRO 5.8 CUADRO 6.1 Página DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES POR CONDICION DE EXPOSICION AL RIESGO DE CONCEBIR, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . 26 PORCENTAJE DE MUJERES EXPUESTAS AL RIESGO DE CONCEBIR, POR EDAD Y ESTADO MARITAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28 PORCENTAJE DE NACIMIENTOS CUYAS MADRES ESTAN DANDO PECHO, EN AMENORREA POSTPARTO O EN ABSTINENCIA Y TOTAL DE MUJERES NO SUSCEPTIBLES AL EMBARAZO, POR MESES DESDE EL NACIMIENTO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28 DURACION PROMEDIO DE LA LACTANCIA, AMENORREA POSTPARTO, ABSTINENCIA Y PERIODO DE NO SUSCEPTIBILIDAD, POR CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29 PROMEDIO DE HIJOS NACIDOS VIVOS POR GRUPOS DE EDAD DE LA MADRE, 1976-1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33 NUMERO MEDIO DE HIJOS E HIJAS NACIDOS VIVOS Y SOBREVIVIENTES, POR GRUPOS DE EDAD DE LA MADRE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34 TASAS ESPECIFICAS DE FECUNDIDAD 1974, 1978, 1982, 1986 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 PROMEDIO DE HIJOS NACIDOS VIVOS A MUJERES 40-49 Y' TASA GLOBAL DE FECUNDIDAD, POR CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37 EVOLUCION DE LAS TASAS GLOBALES DE FECUNDIDAD 1966-1986, POR LUGAR DE RESIDENCIA . . . . . . . . . . . . 38 NUMERO PROMEDIO DE HIJOS DE LAS MUJERES ALGUNA VEZ UNIDAS, POR EDAD AL MATRIMONIO Y DURACION DESDE EL PR1MER MATRIMONIO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39 DISTRIBUCION PORCENTÙAL DE LAS MUJERES ENTRE 25 Y 49 AiqOS, POR LA EDAD AI., NACIMIENTO DEL PRIMER HIJO, SEGUN GRUPOS DE EDAD ACTUAL . . . . . . . . . . . . . . . 40 EDAD MEDIANA AL NACIMIENTO DEL PRIMER HIJO DE LAS MUJERES DE ENTRE 25 Y 49 AlqOS, POR CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40 PORCENTAJE DE MUJERES QUE CONOCEN Y PORCENTAJE QUE HAN USADO ALGUN METODO ANTICONCEPTIVO, POR TIPO DE METODO Y CONDICION DE UNION . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41 xiv CUADRO 6.2 CUADRO 6.3 CUADRO 6.4 CUADRO 6.5 CUADRO 6.6 CUADRO 7.1 CUADRO 7.2 CUADRO 7.3 CUADRO 7.4 CUADRO 7.5 CUADRO 7,6 CUADRO 7.7 P~igina PORCENTAJE DE MUJERES QUE USAN METODOS ANTICONCEPTIVOS, POR GRUPOS DE EDAD; Y DISTRIBUCION DE USUARIAS ACTIVAS, SEGUN METODO USADO, 1976-1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42 PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS POR METODO USADO ACTUALMENTE, SEGUN GRUPOS DE EDAD Y NUMERO DE HIJOS NACIDOS VIVOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45 PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS POR METODO USADO ACTUALMENTE, SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA Y ESCOLARIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE USUARIAS ACTIVAS DE METODOS MODERNOS, POR LUGAR DE OBTENCION, SEGUN DIVERSAS ENCUESTAS, 1979-1987 . . . . . . . . . . . . 48 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE USUARIAS ACTUALES DEL SECTOR SALUD, POR INSTITUCION Y METODO, SEGUN DIVERSAS ENCUESTAS, 1979-1987 . . . . . . . . . . . . . . 50 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS, POR SU DESEO DE MAS HIJOS, SEGUN GRUPOS DE EDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS, POR SU DESEO DE MAS HIJOS, SEGUN NUMERO DE HIJOS VIVOS (INCLUYENDO EL EMBARAZO ACTUAL) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52 PORCENTAJE DE MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS QUE NO DESEAN MAS HIJOS, POR NUMERO DE HIJOS ACTUALMENTE VIVOS (INCLUYENDO EL EMBARAZO ACTUAL) Y CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS, POR TIEMPO QUE LES GUSTARIA ESPERAR ANTES DE EMBARAZARSE, SEGUN GRUPOS DE EDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS, POR TIEMPO QUE LES GUSTARIA ESPERAR ANTES DE EMBARAZARSE, SEGUN EL NUMERO DE HIJOS ACTUALMENTE VIVOS . . . . . . . . . . . . 54 PROMEDIO DEL NUMERO IDEAL DE HIJOS PARA TODAS LAS MUJERES, POR GRUPOS DE EDAD Y CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE TODAS LAS MUJERES, POR NUMERO IDEAL DE HIJOS, SEOUN EL NUMERO DE HIJOS ACTUALMENTE VIVOS (INCLUYEND0 EL EMBARAZO ACTUAL) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 57 gV CUADRO 7.8 CUADRO 7.9 CUADRO 7.10 CUADRO 7.11 CUADRO 7.12 CUADRO 7:13 CUADRO 7.14 CUADRO 7.15 CUADRO 7.16 CUADRO 7.17 CUADRO 7.18 Página DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES UNIDAS, POR USO DE ANTICONCEPTIVOS Y DESEO O NO DE MAS HIJOS, SEGUN GRUPOS DE EDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES UNIDAS, POR USO DE ANTICONCEPTIVOS Y DESEO O NO DE MAS HIJOS, SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES UNIDAS, POR USO DE ANTICONCEPTIVOS Y DESEO O NO DE MAS HIJOS, SEGUN ZONA DE RES1DENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES UNIDAS, POR USO DE ANTICONCEPTIVOS Y DESEO O NO DE MAS HIJOS, SEGUN ESCOLARIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES UNIDAS QUE NO DESEAN MAS HIJOS Y NO USAN METODOS ANTICONCEPTIVOS, POR RAZON DE NO USO, SEGUN GRUPOS DE EDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES UNIDAS QUE NO DESEAN MAS HI JOS Y NO USAN METODOS ANTICONCEPTIVOS, POR RAZON DE NO USO, SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES UNIDAS QUE NO DESEAN MAS HIJOS Y NO USAN METODOS ANTICONCEPTIVOS, POR RAZON DE NO USO, SEGUN ESCOLARIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63 PORCENTAJE DE MUJERES ACTUALMENTE EXPUESTAS AL R IESGO DE CONCEBIR QUE NO USAN METODOS ANT1CONCEPTIVOS, POR INTENCIONES REPRODUCTIVAS Y CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . 65 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES UNIDAS, POR SATISFACCION DEL IDEAL DE HI JOS A TENER EN TODA SU VIDA Y EL DESEO O NO DE MAS HI JOS AL MOMENTO DE LA ENTREVISTA, SEGUN USO O NO DE METODOS ANTICONCEPTIVOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS, POR PLANEACION DEL ULT IMO EMBARAZO EN LOS ULTIMOS CINCO A/qOS, SEGUN CARACTERIST1CAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LOS EMBARAZOS OCURRIDOS EN LOS ULTIMOS 5 AIqOS ( INCLUYENDO EL EMBARAZO ACTUAL), POR LA PLANEACION DEL MISMO, SEGUN ORDEN DEL NACIMIENTO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70 xvi CUADRO 8,1 CUADRO 8.2 CUADRO 8.3 CUADRO 8.4 CUADRO 8.5 CUADRO 8.6 CUADRO 8.7 CUADRO 8.8 CUADRO 8.9 CUADRO 8.10 CUADRO 8.11 P~gina PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS QUE HAN RECURRIDO A LA OPERACION, POR GRUPOS DE EDAD, HIJOS NACIDOS VIVOS Y ESCOLARIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . 73 PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS QUE HAN RECURRIDO A LA OPERACION, POR SITIO DE RESIDENCIA Y CONDICION DE ACTIVIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73 DISTRIBUCIGN PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL UNIDAS, SEGUN USO DE DIFERENTES TIPOS DE METODOS ANTICONCEPTIVOS, POR CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL UNIDAS, SEGUN USO DE DIFERENTES TIPOS DE METODOS ANTICONCEPTIVOS, POR LUGAR DE RESIDENCIA Y CONDICION DE ACTIVIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL UNIDAS, SEGUN USO DE DIFERENTES TIPOS DE METODOS ANTICONCEPTIVOS, POR CARACTERISTICAS DE SU HISTORIA DE USO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR PARTICIPACION DE LA MUJER EN LA DECISION DE OPERARSE, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR RAZON PARA ESCOGER LA OPERACION, SEGUN LA EDAD A LA QUE SE OPERARON . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR RAZON PARA ESCOGER LA OPERACION, SEGUN EL NUMERO DE HIJOS VIVOS AL MOMENTO DE LA OPERACION . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR RAZON PARA ESCOGER LA OPERACION, SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . 79 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR RAZON PARA ESCOGER LA OPERACION, SEGUN ESCOLARIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA QUE NO QUERIAN MAS HIJOS AL MOMENTO DE LA OPERACION, POR RAZON PARA NO DESEAR MAS HIJOS, SEGUN CARACTERISTICAS DE LA MUJER . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81 xvii CUADRO 8.12 CUADRO 8.13 CUADRO 8.14 CUADRO 8.15 CUADRO 8.16 CUADRO 8.17 CUADRO 8.18 CUADRO 8.19 CUADRO 8.20 CUADRO 9.1 Página DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR INDICADORES DEL TIPO DE ATENCION INSTITUCIONAL, SEGUN INSTITUCION EN DONDE SE OPERO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 82 PORCENTAJE DE USUARIAS DE OPERACION FEMENINA QUE DECLARO HABER PRESENTADO ALGUN PROBLEMA DE SALUD, PERSONAL, FAMILIAR O DE ALGUN OTRO TIPO DESPUES DE LA OPERACION Y PORCENTAJE QUE DECLARO QUE SU ESPOSO NO SE SIENTE SATISFECHO DE QUE ELLA SE HAYA OPERADO, POR CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . 83 PORCENTAJE DE USUARIAS DE OPERACION FEMENINA QUE DECLARO NO HABERSE SENTIDO SATISFECHA INMEDIATEMENTE DESPUES DE LA OPERACION, POR TIPO DE RAZONES DECLARADAS, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE , OPERACION FEMENINA, POR SI VOLVERIAN A OPERARSE, SEGUN CARACTERISTICAS DE LA MUJER . . . . . . . . . . . . 86 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR SI VOLVERIAN A OPERARSE, SEGUN CARACTERISTICAS DEL SERVICIO INSTITUCIONAL . . . . . . . . . . . . . . 87 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR SI RECOMENDARIAN LA OPERACION, SEGUN CARACTERISTICAS DE LA MUJER . . . . . . . . . . . 88 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR SI RECOMENDARIAN LA OPERAC1ON, SEGUN CARACTERISTICAS DEL SERVICIO INSTITUCIONAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 89 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR NIVEL DE SATISFACCION ACTUAL CON EL HECHO DE HABERSE OPERADO, SEGUN CARACTERISTICAS DE LA MUJER . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 89 D1STRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR NIVEL DE SATISFACCION ACTUAL CON EL HECHO DE HABERSE OPERADO, SEGUN CARACTERISTICAS DEL SERVICIO INSTITUCIONAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90 EVOLUCION DE LAS TASAS DE MORTALIDAD INFANTIL Y EN LA NliqEZ EN LOS CUATRO QUINQUENIOS ANTERIORES A LA ENCUESTA, POR SEXO '. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 92 xviii CUADRO 9.2 CUADRO 9.3 CUADRO 9.4 CUADRO 9.5 CUADRO 9.6 CUADRO 9.7 CUADRO 9.8 CUADRO 9.9 CUADRO 9.10 CUADRO 9.11 CUADRO 1.1 Página DIFERENCIALES DEMOGRAFICOS DE LA MORTALIDAD INFANTIL Y EN LA NIIqEZ PARA EL PERIODO 1977-1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94 DIFERENClALES SOCIOECONOMICOS DE LA MORTALIDAD INFANTIL Y EN LA NIIqEZ PARA EL PERIODO 1977-1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96 EVOLUCION DE LA MORTALIDAD INFANTIL EN LOS DOS QUINQUENIOS ANTERIORES A LA ENFES, POR CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 97 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LOS NIIqOS NACIDOS VIVOS MENORES DE 5 AIKIOS, POR LA PERSONA QUE REVISO A LA MADRE DURANTE EL EMBARAZO, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LOS NI/qOS NACIDOS VIVOS MENORES DE 5 AIqOS, POR LA PERSONA QUE ATENDIO A LA MADRE DURANTE EL PARTO, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LOS NllqOS NAClDOS VIVOS MENORES DE 5 AIqOS, POR LA INSTITUCION DONDE SE ATENDIO DURANTE EL PARTO, SEGUN CARACTERIST1CAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LOS HIJOS NACIDOS VIVOS EN LOS ULTIMOS 5 AIKIOS, POR SU CONDICION DE SOBREVIVENCIA, SEGUN PESO AL NACER . . . . . . . . . . . . . . . . . 101 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LOS NI/qOS NACIDOS VIVOS MENORES DE 5 A/qOS, POR SI EL PARTO FUE POR VIA VAGINAL O POR CESAREA, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101 PORCENTAJE DE NIIqOS NACIDOS VIVOS SOBREVIVIENTES MENORES DE 5 AIqOS CON UN EPISODIO DE DIARREA EN LAS ULTIMAS DOS SEMANAS, PORCENTAJE QUE RECIBIERON SALES DE REHIDRATACION ORAL Y PORCENTAJE QUE NO RECIBIERON TRATAMIENTO, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102 PORCENTAJE DE ULTIMOS NACIMIENTOS DESDE 1982 QUE FUERON AMAMANTADOS Y PARA QUIENF_.S NO LO FUERON, DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS RAZONES, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS . . . . . . . . . . . . . 103 COMPARACION TEMATICA DE LAS ENCUESTAS MEXICANA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DEMOGRAFICA Y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD Y SALUD INFORMACION PARA LA UNIDAD DOMF_S~CA . . . . . . . . . . . . . . . . . 110 xix CUADRO 1.2 CUADRO 1.3 CUADRO 1.4 CUADRO 1.5 CUADRO 1.6 CUADRO 1.7 CUADRO 1.8 CUADRO II.1 CUADRO II.2 CUADRO II.3 P~lgina COMPARACION TEMATICA DE LAS ENCUESTAS MEXICANA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DEMOGRAFICA Y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD Y SALUD CARAt. ; I I !RISTICAS DEL JEFE DEL HOGAR, ESPOSO O COMPAI~ERO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111 COMPARACION TEMATICA DE LAS ENCUESTAS MEXICANA DE FECUND1DAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DEMOGRAFICA Y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD Y SALUD CARAt21"I£RIS'I'ICAS DE LA ENTREVISTADA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112 COMPARACION TEMATICA DE LAS ENCUESTAS MEXICANA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DEMOGRAFICA Y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD Y SALUD BIENES Y SERVICIOS DE LA VIVIENDA, SALUD Y LACrANCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113 COMPARACION TEMATICA DE LAS ENCUESTAS MEXICANA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DEMOGRAFICA Y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD Y SALUD FECUNDIDAD Y PREFERENCIAS DE FECUNDIDAD . . . . . . . . . . . . . . 114 COMPARACION TEMATICA DE LAS ENCUESTAS MEXICANA DE FECUND1DAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DEMOGRAFICA Y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD Y SALUD ESTADO CONYUGAL DE LA ENTREVISTADA Y CONOCIMIENTO DE METODOS 115 COMPARACION TEMATICA DE LAS ENCUESTAS MEXICANA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DEMOGRAFICA Y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD Y SALUD USO DE ME'TODOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 116 COMPARAC1ON TEMATICA DE LAS ENCUESTAS MEXICANA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DEMOGRAFICA Y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD Y SALUD ATENCION A USUARIAS DE METODOS PERMANEN' I ]~S . . . . . . . . . . 117 REGIONAL IZACION UT IL IZADA PARA LA ENFES . . . . . . . . . . . . . . . 130 TAMAI~O DE MUESTRA PARA LAS AREAS METROPOLITANAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131 TAMAIqO DE MUESTRA PARA LAS 9 AREAS METROPOLITANAS Y MUNICIPIOS AUTORREPRESENTADOS (UPAR) REGIONES I A V . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132 XX CUADRO II.4 CUADRO II.5 CUADRO II.6 CUADRO II.7 CUADRO II.8 CUADRO II.9 CUADRO II.10 CUADRO II.11 CUADRO III.1 CUADRO III.2 CUADRO I11.3 CUADRO 1II.4 CUADRO III.5 CUADRO 1II.6 Página TAMAIZ,/O DE MUESTRA PARA LAS 9 AREAS METROPOLITANAS Y MUNICIPIOS AUTORREPRESENTADOS (UPAR) REGIONES VI A IX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133 TAMAIqO DE MUESTRA PARA MUNICIPIOS NO AUTORREPRESENTADOS (UPNAR) REGIO~ I A V . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134 TAMA/qO DE MUESTRA PARA MUNICIPIOS NO AUTORREPRESENTADOS (UPNAR) REGIONES VI A IX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135 NUMERO DE MUJERES, PONDERADO Y SIN PONDERAR, POR GRUPOS DE EDAD, LUGAR Y ZONA RES1DENCIA Y ESCOLARIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 136 VARIABLES PARA LAS CUALES SE CALCULARON LOS ERRORES DE MUESTREO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137 ERRORES DE MUESTREO PARA LA POBLACION TOTAL DE MUJERES ENTRE 15 Y 49 AIqOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138 ERRORES DE MUESTREO PARA LA POBLACION URBANA DE MUJERES ENTRE 15 Y 49 AIqOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139 ERRORES DE MUESTREO PARA LA POBLACION RURAL DE MUJERES ENTRE 15 Y 49 AIqOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140 RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFES PARA EL TOTAL DEL PAIS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142 CAUSAS DE NO RESPUESTA EN EL LEVANTAMIENTO DE DIFERENTES ENCUESTAS NACIONALES SOBRE FECUNDIDAD REALIZADAS EN EL PAIS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143 RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFIES. NIVELES DE NO RESPUESTA POR REGION ENTREVISTA AL HOGAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144 RESULTADOS DEL LEVANTAM1ENTO DE LA ENFES. NIVELES DE NO RESPUESTA POR REGION ENTREVISTAS A MUJERES EN EDAD FERTIL . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144 RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFES. PORCENTAJE ALCANZADO DE LA MUESTRA POR REGION. MUJERES EN EDAD FERTIL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145 ESTRUCTURA POR EDAD DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL CUESTIONARIO DE HOGAR E INDIVIDUAL . . . . . . . . . . . . . 146 xxi CUADRO III.7 CUADRO III.8 CUADRO 111.9 CUADRO III.10 CUADRO III.11 CUADRO III.12 CUADRO III.13 CUADRO IV.1 CUADRO IV.2 CUADRO IV.3 Página RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFIES. PORCENTAJE TOTAL DE NO RESPUESTA DE LA ENTREVISTA AL HOGAR, SEGUN UNIDAD PRIMARIA DE MUESTREO Y REGION . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 147 PORCENTAJE DE NO RESPUESTA PARA ALGUNAS PREGUNTAS DE LA ENFIES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148 RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFES PARA LA CIUDAD DE PUEBLA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 149 RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFES PARA LA CIUDAD DE TLAXCALA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 150 RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFIES PARA EL AREA METROPOLITANA DE LA CIUDAD DE MEXICO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152 RESULTADOS DEL LEVANTAM1ENTO DE LA ENFES EN LAS AREAS METROPOLITANAS DE MEXICO, GUADALAJARA Y MONTERREY, DESPUES DE LA RECUPERACION . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153 PORCENTAJE DE ENTREVISTAS INDIVIDUALES QUE PRESENTARON PROBLEMAS DE MONOLINGUISMO . . . . . . . . . . . . . 154 CUADRO DE EVENTOS DE FECUNDIDAD Y ANTICONCEPCION . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157 CASOS DE IMPUTACION DE FECHAS SEGUN TIPO DE IMPUTACION Y AIqO DE OCURRENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158 PORCENTAJE DE IMPUTACION DE FECHAS EN LA HISTORIA DE EMBARAZOS RESPECTO AL TOTAL DE EVENTOS OCURRIDOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159 xxii LISTA DE GRAFICAS P~lgina GRAFICA 3.1 GRAF ICA 3.2 GRAF ICA 3.3 GRAF ICA 3.4 GRAF ICA 3.5 GRAF ICA 4.1 GRAF ICA 4.2 GRAF ICA 4.3 GRAF ICA 4.4 GRAF ICA 4.5 GRAF ICA 4.6 GRAF ICA 5.1 GRAF ICA 5.2 ESTRUCTURA POR EDAD Y SEXO DE LA POBLACION DE MEXICO, SEGUN LA ENFES 1987 Y LA PROYECCION PARA 1985 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12 DISPONIBIL IDAD DE SERVICIOS (AGUA, DRENAJE Y ENERGIA ELECTRICA), SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17 DISPONIBIL IDAD DE SERVICIOS (TRES SERVICIOS O N INGUN SERVICIO), SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA . . . . . . . . . . . . . 17 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL, POR ESCOLARIDAD, SEGUN GRUPOS DE EDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 D1STRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL, POR ESCOLARIDAD, SEGUN EL LUGAR DE RESIDENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL, POR CONDICION MARITAL, SEGUN GRUPOS DE EDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23 EXPOSICION AL RIESGO DE EMBARAZO DE MUJERES EN EDAD REPRODUCTIVA, SEGUN GRUPOS DE EDAD . . . . . . . . . . . 27 DURACION PROMEDIO DE LA LACTANCIA, POR ESCOLARIDAD Y SITIO DE RESIDENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29 DURACION PROMEDIO DE LA AMENORREA POSTPARTO, POR ESCOLARIDAD Y SITIO DE RESIDENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30 DURACION PROMEDIO DE LA ABSTINENCIA POSTPARTO, POR ESCOLARIDAD Y SITIO DE RESIDENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30 NUMERO PROMEDIO DE RELACIONES SEXUALES EN EL ULT IMO MES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 EVOLUCION DE LAS TASAS GLOBALES DE FECUNDIDAD ENTRE 1973 Y 1986 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35 TASAS ESPECIFICAS DE FECUNDIDAD PARA LOS A/Z, IOS 1978 Y 1986 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 xxiii GRAFICA 5.3 GRAFICA 6.1 GRAFICA 6.2 GRAFICA 6.3 GRAFICA 6.4 GRAFICA 7.1 GRAFICA 7.2 GRAFICA 7.3 GRAFICA 7.4 GRAFICA 7.5 GRAFICA 7.6 GRAFICA 8.1 GRAFICA 8.2 GRAFICA 8.3 GRAFICA 8.4 GRAFICA 8.5 Página FECUNDIDAD TOTAL Y PARIDA.D, POR SITIO DE RESIDENCIA Y ESCOLARIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37 CAMBIOS EN EL TIPO DE METODO USADO ENTRE 1976 Y 1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44 PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS QUE USAN METODOS, POR GRUPOS DE EDAD, 1976 Y 1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . 44 CONOCIMIENTO Y USO DE METODOS DE PLANIFICACION FAMILIAR, 1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46 CAMBIO EN LOS LUGARES DE OBTENCION DE METGDOS ENTRE 1979 Y 1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49 NUMERO IDEAL DE HIJOS, POR GRUPOS DE EDAD Y CARACTERISTICAS DE LA MUJER . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56 PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS QUE NO DESEAN MAS HIJOS Y QUE NO USAN ANTICONCEPCION, POR GRUPOS DE EDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 58 PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS QUE NO DESEAN MAS HIJOS Y QUE NO USAN ANTICONCEPCION, POR RESIDENCIA Y ESCOLARIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61 PORCENTAJE DE MUJERES EXPUESTAS AL RIESGO DE CONCEBIR QUE NO DESEAN MAS HIJOS Y QUE NO USAN ANTICONCEPCION . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64 DISTRIBUCION DE LAS MUJERES UNIDAS SEGUN LA PLANEACION DEL ULTIMO EMBARAZO, POR EDAD Y PARIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68 DISTRIBUCION DE LAS MUJERES UNIDAS SEGUN LA PLANEACION DEL ULTIMO EMBARAZO, POR ESCOLARIDAD Y RESIDENCIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69 DISTRIBUCION DE USUARIAS ACTIVAS, SEGUN METODO ANTICONCEPTIVO, 1976-1987 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71 PARTICIPACION DE LA MUJER EN LA DECISION DE OPERARSE, POR GRUPOS DE EDAD Y ESCOLARIDAD . . . . . . . . . . . . 77 PARTICIPACION DE LA MUJER EN LA DECISION DE OPERARSE, POR SITIO DE RESIDENCIA Y PARIDAD . . . . . . . . . . . . . . 78 USUARIAS DE OPERACION FEMENINA CON ALGUN PROBLEMA PERSONAL O DE SALUD DESPUES DE LA OPERACION . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 84 USUARIAS DE OPERACION FEMENINA INSATISFECHAS O CUYO ESPOSO SE SIENTE INSATISFECHO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85 xxiv GRAFICA 9.1 ORAFICA 9.2 GRAFICA 9.3 P~igina CAMBIOS EN LA MORTALIDAD INFANTIL Y EN LA NII~EZ ENTRE LOS PERIODOS 1967-1971 Y 1982-1987 . . . . . . . . . . . . . . 93 MORTALIDAD INFANTIL DEL PERIODO 1977-1987 POR CARACTERISTICAS DE LA MADRE Y EL NII~O . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94 MORTALIDAD INFANTIL DEL PERIODO 1977-1987 POR SITIO DE RESIDENCIA Y ESCOLARIDAD . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 96 )DO/ REGION I I Chi,~~,ua Sonora REGION II í I I Durango Océano Pacífico Estados Unidos de América Coahuila i1 ~ '*~L « ) REGIÓ, N III I / 1, Nuevo Le6n ) //--" / I ( Zacatecas ¡ J r~ ~ // ."" I Tamaulipas uerélaro -- REGION, V - - "~ /I, ~í~,oa~~n REGION IX Gus(rero REGIONESY ESTADOS Region fll Región Vil DE MEXlCO Coahuílla Chiapas Regibn I Nuevo Leôn Tabasco Baja Calífornia Sur Tarnaulipas Campeche Baja Calífornia Region Ir Quintana Roo Sonora Veracruz Yucatan Sínaloa Region V Region VIII Nayard Coalíma Tlaxcala Region II Jalisco Puebla Chihuahua Michoac¿m Oaxaca Durango Región VI Región IX Zacatecas Guanajuato Distrito Federai Aguascalientes Querêtaro M~xico San Luis Potosi Hidalgo Guerrero Morelos Golfo de México REGION VI -- . / % s « g0 Distrito Federal " t " Ouintana ~ G ~ Roo Tlaxca[a EGION A ION IV __.~,/" l~ Vil /'1.~ REGION V I I l -~7 C,iapas REPUBLICA MEXICANA ~ ~ (~ Guatemala CAPITULO I CARACTERISTICAS DE LA ENCUESTA La Encuesta Nacional sobre Fecundidad y Salud (ENFIES) busca analizar el comportamiento reproductivo de la poblaeión mexicana, dentro de un marco de referencia demográfico y de salud. EI estudio de sus características y tendencias se llevará a cabo junto con la determinación dei contexto social y económico en el cual se desarrolla, dado que existe una relación de afectación mutua entre tal contexto y el comportamiento reproductivo. Se considera que la ENFES es una alternativa adecuada, a corto plazo, para evaluar el impacto de los programas nacionales de planificaeión familiar en el sector público y privado, así como para generar información confiable que aporte nuevos datos sobre el tema y posibilite establecer una continuidad en el análisis que se ha realizado en el país con base en anteriores encuestas. Bases Legales AI princípio de la pasada administración, las instituciones dei Sector Salud (IMSS, ISSSTE y DIF) elaboraron, en forma conjunta, bajo la coordinación de la Secretaría de Salubridad y Asistencia (hoy Seeretaría de Salud), el Programa Interinstitucional de Planificación Familiar para el período 1983- 1988, conforme a los objetivos y princípios básicos del Plan Nacional de Desarrollo para las acciones en materia de salud. 1 Recientemente, la planificación familiar fue incluída en la Nueva Ley General de Salud dentro del derecho constitucional para su protección. Asimismo, el Programa Nacional de Salud 1984-1988 considera a la planificación familiar como uno de los programas prioritarios dei sector. Los lineamientos generales dei Programa Interinstitucional de Planificación Familiar fueron aprobados por el C. Presidente de la República en la Tercera Reunión dei Gabinete de Salud en agosto de 1983, por medio de nueve acuerdos. Entre ellos el acuerdo 26.83 establece que: "La Secretaría de Salud definirá, en conjunto con las instituciones de salud, las bases para evaluar las prácticas de métodos anticonceptivos por lo que toca a su prevalencia, sus erectos sociales y a la salud"; es por ello que, para dar cumplimiento a este acuerdo, se definió la realización de una encuesta que proporcionara información sobre fecundidad, práctica anticonceptiva y salud materno-infantil en México. La Dirección General de Planificación Familiar llevó a cabo el levantamiento de la Encuesta Nacional sobre Fecundidad y Salud entre el 25 de Febrero y el 31 de Mayo de 1987. Los resultados preliminares se presentaron e118 de Febrero de 1988 y los resultados generales e130 de Septiembre dei mismo afio. Objetivon La información recopilada permitirá: i) Estimar los niveles y las tendencias de la fecundidad, así como de algunas variables explieativas intermedias, IlMSS: Instituto Mexicano dei Seguro Social; ISSSTE: Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores dei Estado; DIF: Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia. ii) Actualizar el análisis y la medición de los niveles de uso de métodos anticonceptivos y el de las variables que describen sus características, patrones y tendencias, y iii) Establecer y estudiar algunas interrelaciones entre la práctica anticonceptiva y la salud materno-infantil. Bajo este punto de vista, se procedió a definir la población en estudio, los instrumentos de captación de información, así como el desglose para el cual se quería generar la información. Con base en lo anterior, fue factible disefiar el marco muestral. Se comentan a continuación las características generales de la ENFES, cada una de las cuales se desarrolla más extensamente en la serie de anexos de este documento: la población bajo estudio, los cuestionarios utilizados, la cobertura y características de la muestra, los procedimientos para recolección y procesamiento de la información y los resultados dei levantamiento. Población de Estudio La población por estudiar la constituyen todos los hogares que se encuentran en viviendas no institucionales, es decir, no se incluyen las viviendas colectivas como cárceles, conventos, hoteles, casas de huéspedes, instalaciones militares, etc. También se excluyen a los grupos familiares o de personas que hacen vida nómada y que no pueden asociarse con una vivienda particular, asf como los municipios en los que el 90 por ciento o más de la población no habla espafiol. La segunda población que es objeto de estudio está constituida por todas las mujeres en edad fértil (15 a 49 afios de edad) que residen habitualmente en el hogar y que no estén temporalmente ausentes y a las mujeres que se encuentren en el mismo de manera temporal, aunque no residan habitualmente en él. C'uestionarios Para alcanzar los objetivos de la encuesta se disefiaron dos instrumentos de captación: un Cuestionario de Hogar (véase el anexo V) que recoge información de todos los miembros dei hogar y de las personas que temporalmente vivían en él y un Cuestionario Individual (véase el anexo VI) que se aplica a todas las mujeres en edad fértil que se hayan listado en el de hogar y que no estén ausentes. Dividido en dos secciones, el Cuestionario de Hogar recaba información de todos los hogares encontrados en las viviendas previamente seleccionadas. En la primera sección se obtienen datos acerca de las características generales de las personas listadas en el cuestionario --parentesco, condición de residencia, sexo, edad, escolaridad-- algunas características laborales y aspectos relacionados con su estado civil. En la segunda sección existe una serie de preguntas que proporcionan información sobre los servicios disponibles de la vivienda y algunas de sus características. EI Cuestionario Individual, por su parte, se encuentra dividido en siete secciones que indagan sobre las características de las mujeres en edad fértil. La sección I está disefiada para obtener información sobre algunas variables básicas de la entrevistada, como son edad, fecha de nacimiento, migración y escolaridad. En la sección II se registra la información sobre la vida 'reproductiva de la mujer, es decir, sobre todos los embarazos que ha tenido y el resultado de los mismos, ya sean nacidos vivos, nacidos muertos o abortos, así como algunas características básicas de ellos. Adicionalmente, en este apartado se hacen algunas preguntas relativas ai deseo de (más) hijos, tamafio deseado de família y planeación de la fecundidad. La secci6n III permite recolectar información sobre la atención que recibió la mujer durante el embarazo y el parto de sus hijos nacidos vivos a partir de 1982. Se obtiene información sobre amenorrea y abstinencia sexual posparto, así como algunos datos relacionados con la lactancia, alimentación complementaria, las vacunas que cada uno de los hijos recibió y sobre la incidencia de diarrea en ellos y su tratamiento. La sección IV pretende recabar información relacionada con el conocimiento de los diversos métodos anticonceptivos. Además se registra información relevante acerca de aquellos que las entrevistadas han usado o usan en la actualidad: tipo de método, lugar de obtención, tiempo de uso, etc. Se indaga de manera especial acerca de las razones por las cuales las mujeres dejan de usar los métodos, así como las razones aducidas para no usarlos en la actualidad. La sección V permite conocer algunas variables directamente relacionadas con la exposición ai riesgo de concebir, como son estado civil, número de uniones, edada la primera unión, edad a la menarca, aspectos de la menopausia, edad a la primera relación sexual y frecuencia de relaciones sexuales. Las preguntas de la sección VI hacen posible la ubicación de la entrevistada en un contexto social determinado. En esta sección se indaga sobre la educación y las características laborales dei esposo, compafiero o persona de quien depende económicamente la entrevistada. Asimismo se formulan algunas preguntas en relaciún a la condición laborai de la misma mujer. Por último, la sección Vi l recoge información sobre las mujeres que han recurrido a la operación femenina como método de control natal. Tal informaci6n se centra en la atención que tuvieron las entrevistadas ai solicitar el método, así como la satisfacción o los posibles problemas que hayan resultado de esta operación. (En el anexo I se detallan algunas de las posibilidades analíticas dei contenido de los cuestionarios). Cobertura y Características de la Muestra Tomando en cuenta la heterogeneidad cultural y socioeconómica de las diferentes zonas geográficas dei país, y dado que estas condiciones determinan en gran medida los niveles de fecundidad y uso de anticonceptivos en una población, la utilidad programática y evaluativa de una encuesta se incrementa si se desciende dei nível nacional. En el disefio de la ENFES se conformaron nueve regiones geográficas de entidades federativas contiguas y completas para las cuales es posible realizar estimaciones (véase el mapa en la página xxiv). Adicionalmente, es posible generar información para las tres áreas metropolitanas más grandes dei país y, a nível nacional para la población residente en localidades de menos de 2,500 habitantes, de entre 2,500 y 20,000 y de más de 20,000. 2 ~En el presente informe, en vez de presentar claros a nivel regional, se hace agrupando las 9 regiones en 5 zonas. La composición de las zonas se presenta en el cuadro 3.7 y la de las regiones en el cuadro II.1 en el anexo II. EI marco muestral que se utiliz6 es el que elaboró el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática de la Secretaría de Programación y Presupuesto; a través de la Dirección General de Estadística. Para la selección de la muestra se utiliz6 un esquema estratificado y polietápico, donde la última etapa de selección fue la vivienda. Tomando en consideración que la población central de la encuesta son las mujeres en edad fértil, y que además se deseaba hacer comparaciones entre las diversas regiones, se calculó un tamafio de muestra de alrededor de 900 mujeres en cada una de ellas. Es importante mencionar que los tamafios de muestra de viviendas tuvieron variaciones entre las regiones, ya que el promedio de mujeres en edad fértil por vivienda era diferente en cada ufia de ellas. Un caso especial fue el de las 3 áreas metropolitanas, porque para ellas se estimó un tamafio de muestra de 700 mujeres en edad fértil. De esta manera, el tamafio de la muestra de mujeres en edad fértil fue de 10,310, para lo cual se estimó que era necesario visitar 8,100 viviendas. (Las diferentes etapas del disefio muestral se detallan en el anexo II). Reeolec.~ón y Prooesamiento de la Informaeión La complejidad de los instrumentos de recolección de información de la Encuesta Nacional sobre Fecundidad y Salud obligó a seguir un riguroso procedimiento de selección y capacitación dei personal de campo. Las personas que respondieron a la convocatoria para supervisoras y entrevistadoras tuvieron que someterse a dos entrevistas --una general que permitía corroborar que cumplieran con los requisitos iniciales y otra, a mayor profundidad, realizada por los responsables dei proyecto-- y posteriormente a dos exámenes, uno psicométrico y otro médico. Como resultado de este proces 0 62 personas fueron seleccionadas de 198 candidatas. Ellas conformaron 10 equipos de una supervisora y aproximadamente cinco entrevistadoras. Adicionalmente dos equipos se seleccionaron y capacitaron en el estado de Sinaloa. La capacitación tuvo una duración de cinco semanas y el trabajo de campo se desarrolló entre e127 de febrero y e131 de mayo de 1987. En total participaron 89 personas: 15 coordinadores, 12 supervisoras y 62 entrevistadoras. Aprovechando la experiencia obtenida de encuestas anteriores, se decidió organizar el proceso de codificación y captura de manera tal que ai terminar el levantamiento de los cuestionarios en campo se requiriera de poco tiempo para proceder ai análisis de la información gencrada. Los cuestionarios fueron disefiados para que la codificación se redujera lo más posible; más de un 80 por ciento de las preguntas pudieron capturarse directamente a partir dei mismo cuestionario. La captura se llevó a cabo en microcomputadoras utilizando el paquete lntegrated System for Survey Analysis (ISSA), disefiado especialmente para este tipo de encuestas, lo cual permitía ir verificando rangos y consistencia en las diferentes secuencias de preguntas que comprendían los cuestionarios. Esta forma de captura reduce considerablemente el trabajo de depuración de la i n formación previo ai análisis de la misma. EI trabajo de codificación comenzó el primero de abril, es decir, a las 5 semanas de haber iniciado el trabajo de campo. Por otra parte, la captura se inició 15 días después, y se aseguró, de esta forma, que el proceso de codificación fuera más rápido o ai mismo ritmo que el de captura; así se evitaron "tiempos perdidos" especialmente en la segunda actividad. Con esta organización dei proceso levantamiento-codificación-captura de la información, se logró que para e131 de mayo, día en que terminó el trabajo de campo, se tuvieran codificados e171 por ciento de los cuestionarios y que se hubieran capturado e153 por ciento dei total de cuestionarios que se aplicaron durante la ENFES. La codificación y captura de la información se terminó el día 15 de julio. (En el anexo IV se detallan algunos elementos dei procesamiento de la información). Resultados dei Levantainiento Para el acopio de dates de la Encuesta Nacional sobre Fecundidad y Salud se visitaron 8,130 viviendas en las cuales se encontraron 8,763 hogares. Se obtuvo información completa en e188.9 por ciento de ellos, es decir, el grado de no respuesta a nivel de cuestionario de hogar fue dei 11.1 por ciento. Para poder valorar la calidad de una encuesta no es suficiente determinar el nível global de no respuesta sino que también es necesario analizar las diferentes causas que la componen. Para este propósito se agruparon aquellas causas que se relacionan con la entrevista misma, aquellas que involucran un problema dei marco muestral y por último, las viviendas que se encuentran desocupadas en el momento de la entrevista. Los resultados muestran que en el 4.1 por ciento de los hogares visitados no se pudieron realizar las entrevistas por alguna causa relacionada con los informantes, el 2.8 por ciento por problema dei marco y el 4.2 por ciento de las viviendas estaban deshabitadas. Es interesante notar que sólo el 0.8 por ciento de las entrevistas que se intentaron fueron rechazadas. Por otro lado, si se descuenta el porcentaje de viviendas desocupadas se encuentra que el nivel de no respuesta que en mayor grado puede introducir sesgos en la información de la ENFES fue de sólo el 6.9 por ciento. Los procedimientos metodológicos para la realización de la ENFES establecían que todas las mujeres en edad fértil, residentes habituales presentes o temporalmente presentes en el hogar, eran elegibles para una entrevista individual. De los 7,786 cuestionarios de hogar completos que obtuvo la encuesta, se eligieron 9,709 mujeres con estas características; de ellas, se pudo entrevistar ai 96 por ciento, el 1.0 por ciento estuvo siempre ausente, un 1.1 por ciento rechazó la entrevista y el restante 1.9 por ciento proporcionó una entrevista incompleta, aplazó siempre la entrevista o resultó ser una informante inadecuada. (En el anexo III se detallan los principales problemas y resultados dei trabajo de campo). CAPITULO II DINAMICA DEMOGRAFICA Y POLITICAS DE POBLACION Antccedentcs Demográficos La descripción de la dinámica demográfica de México generalmente se inicia en un momento de cambio, que corresponde a la época de la conquista y colonización dei Continente Americano por población europea. Son pocos los datos precisos acerca de la magnitud de la población que existía en el territorio actual de México, antes dei siglo XVI. Se sabe, sin embargo, que en esta región floreció una civilización con una organización social, militar y religiosa tal, que propició un crecimiento importante en el número de sus habitantes. La magnitud de la población indígena que habitaba la parte central de México a la llegada de los espafioles ha sido motivo de diversas estimaciones, de las que se pudo deducir que había poco menos de 25 millones de habitantes en el afio de 1518. En este momento, la población indígena que habitaba el territorio sufrió una crisis demográfica por la cual se redujo significativamente su número; se estima que de esos 25 millones de habitantes mencionados quedaban sólo 6 millones en 1548, y apenas un poco más de 1 miUón alrededor de 1605. Se pueden reconocer como causas de este brusco descenso de la población, en primer lugar, la ruptura dei orden socioeconómico y cultural existente, las enfermedades traídas de Europa y Africa contra las que los indígenas se hallaban indefensos y, por último, la violencia con que se llevó a cabo la conquista y la dominación espafiola. La población de México fluctuó ampliamente durante la Colonia; ai final de este período, es decir, en los inicios dei siglo XIX, la población dei territorio alcanzaba alrededor de 6 millones de habitantes. Se puede también afirmar que su composición racial sufrió transformaciones significativas durante este tiempo, debido a que la población de europeos y mestizos se incrementó a ritmos relativamente altos, mientras que la de indígenas se reducía. La forma en que ha evolucionado la población en México se puede describir con mayor precisión a partir de 1895, fecha en que se realizó la primera enumeración en el país. De acuerdo a este censo, México tenía 12.6 millones de habitantes. Este afio se encuentra comprendido en la mitad dei período porfirista, época en la cual las políticas demográficas eran poblacionistas, constituyendo un símbolo de grandeza el contar con un gran número de ciudadanos. Durante el siglo XIX y hasta 1936 las políticas de población estuvieron implícitas en el quehacer oficial de los gobernantes, sin que mediara documento alguno que recogiera estas inquietudes en forma de mandato legal. EI tercer censo levantado en 1910, en vísperas dei derrumbe de la estructura porfirista, enumeraba una población ligeramente superior a los 15 millones. La Revolución de 1910 significó de nuevo una ruptura en la organización de la sociedad. Durante el período de lucha armada y de máxima violencia revolucionaria entre 1910 y 1 920, no sólo se detuvo el crecimiento de la población sino que ésta declinó a 14.3 millones de habitantes. En contraste, a partir de 1920 y por espacio de poco más de cinco décadas, la fecundidad en México se mantuvo a niveles muy elevados y constantes, producto nuevamente de la estabilidad y dei desarrollo económico, y también de las políticas de población, las cuales se volvieron explícitas en 1936. En erecto, la administración cardenista, en un marco de profundos y trasceden tes cambios institucionales, políticos, económicos y sociales, promulgó la primera Ley General de Población dei país. Esta ley perseguía como objetivo fundamental preservar la soberanía nacional y sefialaba la necesidad de repoblar el territorio. Una de las estrategias básicas para lograr esto último quedó plasmada en la ley y consistía en procurar el crecimiento natural de la población, fomentando el matrimonio y aumentando la natalidad. Otras estrategias para lograrlo tenían que ver con la repatriación de los mexicanos en el exilio e incluso con el fomento de la inmigración. La población siguió creciendo: hacia 1940 se elevó a 19.7 millones, con una tasa de crecimiento anual de 1.7 por ciento. AI inicio de la década de los cuarenta, en la coyuntura propiciada por la segunda guerra mundial, se dió principio a un modelo de desarrollo económico en el que la industria manufacturera se convirtió en el sector más dinámico. Este desarrollo fue propicio para el crecimiento de la población y encontró su complemento en la Ley General de Población de 1947 que insistía, sin diferir en lo sustancial de la anterior, en los aspectos pronatalistas de la política demográfica de entonces. Como consecuencia de lo anterior, el aumento de la población pasó de una tasa de crecimiento anual de 1.7 por ciento en los afios treinta, a 2.7 por ciento en los cuarenta y a 3.1 por ciento en los cincuenta. De 1940 a 1970 México se transformó. Dejó de ser una sociedad mayoritariamente agraria y se hizo urbana. Por otro lado, el progreso técnico y científico en las áreas biomédica y sanitaria, conjuntamente con los programas de apoyo asistencial y de salubridad, coadyuvó ai mejoramiento de las condiciones de salud, reduciéndose la morbilidad y mortalidad y aumentando la esperanza de vida ai nacimiento. Estos factores, aunados a altos niveles de fecundidad, dieron lugar a un acelerado crecimiento de la población, de tal manera que entre 1960 y 1970 la tasa anual llegó a 3.4 por ciento. AI inicio de la década de los setenta la población alcanzó los cincuenta millones de habitantes. Así, a casi 40 afios de haberse promulgado la primera Ley de Población, los objetivos de ésta estaban cumplidos, porque se aseguraba una cantidad suficiente de fuerza de trabajo para aprovechar los recursos naturales dei país, superándose los temores de la pérdida de la soberanía nacional. Los incrementos sostenidos en la tasa de crecimiento natural, durante la mayor parte dei presente siglo, fueron consecuencia de los descensos de la mortalidad, asociada a niveles elevados y constantes de fecundidad. La mortalidad en México ha alcanzado descensos sorprendentes en las últimas décadas. La tasa bruta de mortalidad, después de registrar un nivel de 28.4 defunciones por mil habitantes en el afio de 1922, se redujo en aproximadamente un 74 por ciento hasta alcanzar un valor de 7.5 en 1980. La fecundidad, en cambio, tuvo hasta fechas muy recientes cambios poco sensibles, manteniendo niveles elevados y constantes hasta los inícios de la década de los setentas. La rasa bruta de natalidad se mantuvo en valores de alrededor de 45 nacimientos por mil habitantes durante las primeras siete décadas dei presente siglo y la tasa global de fecundidad en alrededor de 6.5 hijos por mujer en este mismo período. En este contexto se comprendió la necesidad de reorientar la política demográfica, conforme a nuevas metas de desarrollo. En abril de 1972, el Gobierno mexicano modificó radicalmente la política demográfica y anunció su decisión de iniciar acciones específicas sobre paternidad responsable y planificación familiar. La nueva Ley de Población, aprobada por el Congreso de la Unión en diciembre de 1973 y publicada en el Diario Oficial en enero de 1974, es el marco de referencia para el inicio legal de la 8 planificación familiar en México, en un contexto que incluye los aspectos de desarrollo social y en especial los de salud. Programa Nacional de Planific, aeión Familiar De 1973 a 1976 influyeron varios hechos en la organización de la política y los planes y programas de planificación familiar en el sector público y privado. Por una parte, lo establecido en el Código Sanitario de 1973 y en el Plan Nacional de Salud para el decenio 1974-1983; por otra, el Plan de Acción Mundial sobre Población de 1974, la Ley General de Asentamientos Humanos de 1976y el Reglamento de la Ley General de Población de ese mismo afio. Quizá la definición final se dió con el inicio de una nueva administración en 1976. EI apoyo político a la planificación familiar culminó con la elaboración, aprobación y puesta en marcha, en octubre de 1977, de un Plan Nacional de Planificación Familiar. La responsabilidad de su ejecución recayó en las instituciones dei sector salud y seguridad social, las que se organizaron para concertar acciones y establecer, baio los lineamientos de la política demográfica, objetivos, metas y estrategias. EI Consejo Nacional de Población, como cuerpo colegiado y responsable de la política demográfica, define metas a corto, mediano y largo plazos. Por ejemplo, reducir la tasa de crecimiento de la población de 3.2 a 1 por ciento en un período de 24 afios (1976-2000), mediante estrategias de desarrollo y determinación de coberturas. Por su parte, el Sector Salud distribuyó las metas de cobertura y estrategias para incrementar el número de usuarias e inició tres programas de apoyo: educación, investigación biomédica e i nvestigación social, para coadyuvar ai logro de la meta demográfica. En el proceso de evaluación de este plan, el transcurrir dei tiempo aportó valiosos elemen tos que provienen de la experiencia obtenida en la implantación dei mismo, de la información que en este período se generó en las áreas sociodemográficas y de salud, así como dei desarrollo de nuevas metodologías para la programación. Se ha dado un cambio importante en el desarrollo de la segunda etapa dei programa de planificación familiar (1983-1988), que coincide con la adición dei artículo 40. constitucional dei derecho a la protección de la salud y con las modificaciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública, a la Ley dei Instituto Mexicano dei Seguro Social y a la dei Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores dei Estado, asícomo con la redefinición dei Gabinete de Salud y la promulgación de la Ley General de Salud, ya en vigor. Se puede afirmar que en todos los niveles, individual, familiar y social, la planificación familiar se concibe en las leyes mexicanas como un medio, nunca como un fin por sí misma. Es un medio para coadyuvar ai desarrollo social y económico de México. 9 CAPITULO III CARACTERISTICAS GENERALES DE LA POBLACION Estructura de la Población Existe una estrecha interrelación entre el crecimiento poblacional y la estructura por edad de la poblaci6n. Las altas tasas de natalidad y la constante disminución de las tasas de mortalidad, a nível nacional, tuvieron como consecuencia un rejuvenecimiento de la población entre los afios cuarenta y setenta. En 1940 la población menor de 15 afios representaba el 41.2 por ciento y para 1970 esta proporci6n habfa aumentado a 46.2 por ciento y a 46.4 por ciento en 1976 según datos de la Encuesta Mexicana de Fecundidad. Como resultado dei descenso de la fecundidad a partir de los afios setenta, el porcentaje de menores de 15 afios disminuyó a 44.2 por ciento en 1980 y a 40.4 por ciento en 1987 de acuerdo a los resultados de la ENFES (véase el cuadro 3.1). CUADRO 3.1 DISTRIBUClON PORCENTUAL DE LA POSLAClON POR GRANDES GRUPOS DE EDAD Y EDAD NEDIA DE LA POBLAClON POR SEXO 1976 - 1987 Encuesta Encuesta Nacional Nexicana de sobre Fecundidad Grupos de Edad Fecundidad Censo de y Sa[ud y Eded Media 1976 1980 1987 GRUPOS DE EDAD O - 14 46.4 44.2 40.4 15 - 64 49.7 52.5 55.7 65 y mds 3.9 3.3 3.9 Totst 100.0 100.0 100.0 EDAD MEDIA H~bres 22.1 22.9 23.7 Nujeres 22.6 23.3 24.3 TotaL 7.2.3 Z3.1 24.0 Este envejecimiento reciente de la población mexicana es el erecto combinado dei descenso en los niveles de fecundidad a partir de los afios setenta y dei mantenimiento de la mortalidad en niveles altos. Tomando en cuenta que el incremento proporcional de la población mayor de 65 afios no es tan significativo, puede afirmarse que lo sucedido es el llamado "envejecimiento por la base", más que por la cúspide, con una participación cada vez menor de los primeros grupos de edad. AI analizar la edad media se observa un incremento ligeramente superior ai afio y medio entre 1976 y 1987, tanto para hombres como para mujeres. AI momento de la ENFES, la población masculina tenía una edad promedio de 23.7 afios mientras que la edad promedio de la población femenina era de 24.3 afios (véase el cuadro 3.1). Las pirámides por grupos quinquenales de edad de la gráfica 3.1 muestran que la estructura de la población proveniente de la ENFES es extremadamente parecida a la de la proyección a 1985. La 11 GRAFICA 3.1 ESTRUCTURA POR EDAD Y SEXO DE LA POBLACION DE MEXICO, SEGUN LA ENFES, 1987 Y LA PROYECCION PARA 1985 Porcentaje de Poblacibn 95 + 90-94 85-89 80-84 75-79 70-74 65-69 60-64 55-59 50-54 45-49 40-44 35-39 30-34 25-29 20-24 15-19 10-14 5-9 0-4 E [] 8 7 6 5 4 3 2 1 O 1 2 3 4 5 6 7 HOMBRES MUJERE$ ENFES 1987 Poblacibn en Millones 95 ÷ 90-94 85-89 80-84 75-79 70-74 65-69 60-64 55-59 50-54 45-49 40-44 35-39 30-34 25-29 20-24 15-19 10-14 5-9 0-4 H O g . - . . . . . - . . , . - . 1.6 1.4 1.2 1.o o~8 0.6 0.4 0.2 o 0.2 0.4 0.6 0.8 1.o 1.2 1.4 1.6 HOMBRES MUJERES PROYECCION A 1985 12 comparación de la estructura por edad de la población femenina con la que resulta de las proyccciones permite concluir que solamente existen mínimas diferencias y únicamente en los dos primeros grupos de edad. Esta coincidencia con la estructura de la proyección a 1985 muestra que la información de la encuesta, en lo que se refiere a la estructura de la población por edad y sexo, representa razonablemente la evolución de la población mexicana a partir de los datos de 1980. La estructura de la población masculina muestra también una gran similitud con la de la proyección para el afio de 1985. Un efecto adicional de los recientes cambios demográficos tiene que ver con la incorporación de cada vez más población a las edades mayores de 15 afios, en donde por lo general se inicia la vida económicamente activa y, desde el punto de vista demográfico, la vida reproductiva. Debido a la forma que ha adquirido la pirámide de población por edad y sexo en el país durante el presente siglo, se obscrva que la base de población joven se irá corriendo paulatinamente durante los próximos afios a los niveles de edad superior, en un proceso ajeno, en el futuro inmediato, a los descensos de la fecundidad. Este fenómeno, conocido como inercia demográfiea, es de tomarse en cuenta por sus múltiples implicaciones en el terreno económico y social, pues determina la futura demanda de los distintos servicios que se relacionan con la población de ciertas edades en particular. Desde el punto de vista demográfico, deberá considerarse que la proporción de población en grupos de edad fértil seguirá aumentando considerablemente, no sólo en lo inmediato sino aún en el mediano plazo, hasta que el reciente descenso de la fecundidad empiece a mostrar sus efectos en esos grupos. Composición Urbano-Rural EI porcentaje de la población que habita en zonas rurales ha sido considerado como u n indicador del desarrollo --o marginación social-- debido a que está asociado con el nivel de acceso a los beneficios de dieho desarrollo. Se considera que el proceso de urbanización es una parte integrante dei proceso de desarrollo económico en general. Su característica específica está constituída por el aumento y multiplicación de los centros de concentración de la población y por el aumento sostenido de la participación de la población urbana respecto a la total. EI proceso de desarrollo económico ha modificado la estructura económica de la sociedad en favor de las actividades no agrícolas que, ~or su naturaleza, se realizan en forma concentrada, y ha dado origen ai aumento de la concentración de población en puntos geográficos definidos, así como a la multiplicación de ellos. La distribución porcentual de la población segú n lugar de residencia ha su frido ca rublos nota blcs a lo largo de las últimas cuatro décadas (panel inferior en el cuadro 3.2). En 1940 e164.9 por ciento de los mexicanos habitaba en localidades con una población menor de 2,500 habitantcs; veinte afios después, el porcentaje descendió hasta llegar a concentrar poco menos de la mitad (49.3) y en 1980, a sólo la tercera parte de la población mexicana (33.7 por ciento). Los datos de la ENFES siguen mostrando la tendencia a la reducción progresiva dei porcentaje de población rural, aunque a ritmos menores: para 1987, e168.1 por ciento vive en zonas urbanas. Casi la mitad de la población rural (47.8 por ciento) es menor de 15 afios en comparación con el 37 por ciento en el área urbana (véase el cuadro 3.2). La edad promedio de los habitantes rurales es menor que la de los urbanos, un afio para los hombres y tres y medio para las mujeres. Características de la Poblaeión Los indicadores de alimentación, vivienda, escolaridad y servicios de salud, han sido utilizados tradicionalmente para definir lo que se ha denominado bienestar de la poblaeión. En términos generales se puede asociar una situación socioeconómica favorable con una alta calidad de la vida y, por el 13 contrario, condiciones deprimidas con una baja calidad. Aún cuando esta vía de aproximación tiene sus limitaciones por cuanto que la generación de datos agregados se realiza bajo supuestos de homogeneidad de la población, es posible sin embargo describir el panorama general de las condiciones de vida de la población mexicana. Con este propósito a continuación se presentan las principales características de la población en términos de nivel de escolaridad y condiciones de la vivienda. Se describe también el estado civil como característica adicional de la población bajo estudio. CUADRO 3.2 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LA POBLACION POR GRUPOS DE DE EDAD, EDAD MEDIA DE LA POBLACION POR SEXO Y EVOLUCION ENTRE 1940 Y 1987, SEGUN AREA URBANA Y RURAL Caracter fs t i cas Area Area Poblac{6n de la Pobtaci6n Urbana Rurat Totat GRUPOS DE EDAD O - 14 37.0 47.8 40.4 15 - 64 59.0 48.6 55.7 65 y n~is 4.0 3.6 3.9 Total 100.0 100.0 100.0 EDAD MEDIA Hombres 24.4 23.1 23.7 Mujeres 25.4 21.9 24.4 EVOEUCION* 1940 35.1 64.9 100.0 1950 42.6 57.4 100.0 1960 50.7 49.3 I00.0 1970 58.7 41.3 100.0 1980 645.3 33.7 100.0 1987 ¿8.1 31.9 100.0 *Entre 1940 y 1980, Censos de Pob[aci6n; para 1987, ENFES. Estado Civil AI estado civil se le reconocen efectos importantes en esferas demográficas, sobretodo por la influencia que ejerce sobre la fecundidad. La proporción de hombres solteros observada en los censos de 1930 a 1970, pasó dei 30 ai 33 por ciento y para las mujeres dei 28 ai 31 por ciento. Los valores obtenidos en la EMF de 1976 y la ENFES de 1987 confirman la tendencia en el aumento de la proporción de población soltera, como se puede observar en el cuadro 3.3 Por su parte, también se confirma que la diferencia más destacada entre los sexos es la mayor proporción de viudas que de viudos, hecho asociado a la sobremortalidad masculina, la diferencia de edades entre cónyuges y a la probabilidad diferencial de contraer segundas uniones, más baja para las viudas que para los viudos. Esto último también es notorio en la categoría de separados y divorciados. Nivel de Escolaridad La evolución de la escolaridad de la población de 15 afios y más en los últimos tres lustros ha presentado en términos globales importantes incrementos en el nivel (cuadro 3.4). Las tendencias 14 relevantes son: la fucrte disminución de los pesos porcentuales de la población sin escolaridad (de 31.6 alS.3porciento)yclcrecientcaumentodesccundadaymás(dcl12.Ta138.1porcicnto). Si bien como 8eric histórica el panorama parece alentador, no debe perdcrsc dcvista que para 1987 se siguc hablando de un 42.2 por cicnto de la población con un nivel de escolaridad por dcbajo de primaria completa. CUADRO 3.3 DISTRIBUCIO~ PORCENTUAL DE LA PO8LACION POR ESTADO MARITAL SEGUN ESCUESTAS, 1976-1987 Encuesta Mexicana de Fecundided 1976 Encuesta Nacionat sobre Fecundided y Solud 1987 Estado Maritat Nombres Mujeres Hombres Mujeres Uni6n [ ib re 8.0 7.8 8.1 8.1 Casado 53.0 50.7 52.7 50.4 viudo 2.3 8.8 1.9 8.0 Divorciado o separado 1.8 5.0 1.3 4.4 Soltero 34.9 27.7 36.0 29.1 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 CUADRO 3.4 EVOLUCION DE LA ESCOLARIDAD DE LA POBLACION DE 15 AROS Y MAS, 1970-1987, Y DISTRIBUCtON PORCENTUAL POR ESCOLARIDAD, SEGUN GRANDES GRUPOS DE EDAD Y LUGAR DE RESIDENCIA, 1987 Evo(uci6n, Grupos de Edad y Sin pr imaria Primaria Secundaria Lugar de Residencis lnstrucci6n lncomplets Completa y mTs Total EVOLUCION 1970-1987 Censo 1970 31.6 38.9 16.8 12.7 100.0 Censo 1980 16.1 32.1 21.7 30.1 100.0 ENFES 1987 15.3 26.9 19.7 38.1 100.0 GRUPOS DE EOAD, ENFES 1987 15-29 5.1 19.2 19.9 55.8 100.0 30-44 14.2 32.6 22.3 30.9 100.0 45 y m6s 36.1 35.8 16.6 11.5 100.0 LUGAR DE RESIDENCIAf ENFES 1987 Menos de 2,500 26.5 43.8 16.1 13.6 100.0 2,500-19,999 19.8 28.8 19.3 32.1 1D0.0 20,000 y m~s 10.1 21.2 20.5 48.2 100.0 Areas Metropotitanas 6.6 14.8 22.6 56.0 100.0 15 Si se observa la escolaridad por grupos de edad, la información de la ENFES arroja comportamientos esperados. Las generaciones másjóvenes son las de niveles más altos: mientras e171.9 por ciento de las personas de 45 afios y más de edad no alcanzan el grado de primaria completa, el 75.7 por ciento de los menores de 30 afios completaron el nivel básico o algún otro grado de secundaria y más. Las edades intermedias componen un grupo de escolaridad de transición entre la población mayor y la más joven. E1 lugar de residencia es un claro y fuerte diferencial del nivel de escolaridad de la población en México. Entre más grande es el tamafio de la localidad menor es el peso porcentual de los niveles con poca instrucción y mayores los pesos de niveles altos de escolaridad. EI porcentaje de población sin instrucción es cuatro veces más alto en Iocalidades rurales que en las áreas metropolitanas dei país (26.5 y 6.6 por ciento respectivamente) e inversamente, el de posprimaria es cuatro veces más baio (13.6 y 56.0 por cicnto respectivamente). Condiciones de la V£vienda La infraestructura básica de cquipamiento de la vivienda es un elemento que no sólo sc asocia directamente con los nivcles de beneficio social, sino también con los nivelcs de salud de la población. En cl cucstionario dei hogar de la ENFES se incluyeron preguntas sobre la disponibilidad de agua entubada, drenaje y energía eléctrica, respuestas que se analizan a continuaci6n. En relación a la disponibilidad de scrvicios, de 1970 a 198;7 se han registrado notables aumentos en t i porccntaje de viviendas que cucntan con ai menos uno de los tres servicios básicos (cuadro 3.5). EI incremento porccntual de agua entubada, drenaje y energía eléctrica durante el período fue de 26, 53 y 41 por cicnto respectivamente. En 1970 cl servicio del cual más se disponía era cl agua entubada, pcro a partir de 1980 y hasta 1987 fue rebasado por la energía eléctrica, accntuándose las difcrencias con t i paso dei tiempo. Llama la atención este fenómeno, sobretodo si se considera que tanto el agua cntubada como el drcnaje son servicios estrechamente vinculados con la sanidad de la vivienda y por consecuencia, con la salud de la población, mientras que la energía eléctrica se encuentra más asociada ai consumo de mercancías electrodomésticas y ai acceso a los medios de comunicación masivos. Como era de espcrar, el lugar de rcsidencia se convierte en un diferencial muy importante. Micntras cl porcentaje de vivicndas en zonas rurales que disponen de agua entubada, drenaje y encrgía eléctrica es de 41, 13 y 53 por ciento respectivamente, en áreas metropolitanas los porcentajes son cxtrcmadamente más altos (98, 97 y 99 por ciento). Pero resulta aún más dramática la comparación de CUADRO 3.5 PORCENTAJE DE VIVIENDAS CON DISPONIB[LIDAD DE SERVICIOS DE AGUA £NTUBADA, DRENAJE Y ENERGIA ELECTRICA, 1970-1987 Encuesta Nacional sobre Fecundidad Censo de Censo de y Sa[ud Tipo de Servic ios 1970 1980 1987 Agua entubada 61.0 71.3 76.9 Drenaje 41.5 54.4 63.3 Energia e t6ct r i ca 58.9 77.5 83.3 16 los porcentajes de viviendas en áreas rurales y metropolitanas con los tres servicios (10 y 95 por ciento respectivamente) y de viviendas que no disponen de ninguno: 39 en áreas rurales y menos dei 1 por ciento en las áreas metropolitanas (gráficas 3.2 y 3.3). 80 GRAFICA 3.2 DISPONIBILIDAD DE SERVICIOS (AGUA, DRENAJE Y ENERGIA ELECTRICA), SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA Porcentaje de Viviendas $eg0n Servicio 60 40 20 100 80 60 40 20 0 100 MENOS DE DE 2,500 2,500 HABS. A 19,999 I ~Agua Entubada DE 20,000 AREAS NACIONAL Y MAS M ETROPOLITANAS Drenaje ~ Energia Eléctrica / I MENOS DE 2,500 HABS. GRAFICA 3.3 DISPONIBILtDAD DE SERVICIOS (TRES $ERVICIOS O NINGUN SERVICIO), SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA Porcentaje de Viviendas DE 2,500 A 19,999 DE 20,000 AREAS NACIONAL Y MAS M ETROPOLITANAS NingQn $ervicio i I Tres Servicios 17 Características de las Mujeres en Edad Fértil Como última parte de este apartado se revisan brevemente algunas características generales de la mujeres entre 15 y 49 afios, población objeto de estudio de a ENFES, como marco para el análisis más detallado en otros capítulos dei comportamiento reproductivo de la población. Estructura por edad En relación a la estructura por edad de la ENFES comparada con otras encuestas, se pueden advertir algunas ligeras variaciones. La tendencia en general indica un menor peso de las mujeres más jóvenes dentro dei total de mujeres en edad reproductiva. La participación dei grupo 15-24 pasa dei 44.7 por ciento en 1979 al 43.7 por ciento en 1982 y ai 41.9 por ciento en 1987 (cuadro 3.6). EI peso de las mujeres de 25 y más afios ha aumentado dei 55.3 por ciento en 1979 ai 58.1 por ciento en 1987. Solamente en el futuro se podrá saber con certeza si las diferencias observadas en los tres grupos de edad anuncian cambios en la estructura por edad de las mujeres en edad fértil. Por el momento, la comparación de la edad media no parece indicar, todavía, erectos de los descensos en la fecu ndidad sobre la estructura por edad de las mujeres. CUADRO 3.6 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS NUJERES EN EDAD FERTIL POR GRUPOS DE EDAD, SEGUN DIVERSAS ENCUESTAS, 1979 - 1987 Grupos de Edad Encuesta Encuesta Encuesta Nacional Nacional de Nacional sobre Fecundidad Prevatencia Demogr~fica y Sa[ud 1979 1982 1987 15 20 25 30 35 40 45 19 24.6 24.2 24.0 24 20.1 19.5 17.9 29 15.9 14.9 17.2 34 12.2 13.4 14.0 39 11.2 10.9 11.1 44 8.7 9.5 0.8 49 7.3 7.6 7.0 Total 100.0 100.0 100.0 Escolaridad y Trabajo En lo referente a las características educativas puede observarse en el cuadro 3.7 que en los últimos cinco afios el nivel de escolaridad de las mujcrcs en cdad fértil se ha incrementado, ai reducirse el peso porcentual del grupo sin escolaridad y aumentar aquel con instrucción posprimaria. AI igual que para la población total, también se presentan diferenciales importantes en cuanto ai nível de escolaridad por edad y lugar de rcsidencia de las entrcvistadas. Los grupos de menor edad son los que tienen los porcentajes más altos de primaria completa y posprimaria mientras que los de mayor edad tienen participación elevada de mujeres con una escolaridad por debajo de primaria completa (gráfica 3.4). 18 Las diferencias se acentúan cuando se analiza el lugar de residencia. EI peso porcentual de las mujeres sin escolaridad es 10 veces más alto en las zonas rurales (localidades de menos de 2.500 habitantes) que en las áreas metropolitanas. Inversamente, el peso de las mujeres con posprimaria es tres veces más baio en localidades de menos de 2,500 habitantes que en las tres áreas metropolitanas dei país (gráfica 3.5). GRAFICA 3.4 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL POR ESCOLARIDAD, SEGUN GRUPOS DE EDAD Porcentaje de Mujeres 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 O 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 O 45-49 SIn Escolaridad Prlmarle Completa Prlmaria Incompleta Secunderla y M~e GRAFICA 3.5 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL POR ESCOLA- RIDAD, SEGUN EL LUGAR DE RESIDENCIA Porcentaje de Mujeres 60 50 40 30 20 10 0 MENOS DE DE 2,500 DE 20,000 AREAS 2,500 HABS. A 19,999 Y MAS METROPOLITANAS I ~ S,n':eco,.r,«,, ~ ,.,m.,ncomp,«. i Prlmarla Completa ~ Secundarle y M~s 19 En el cuadro 3.7 también se incluye el nivel de escolaridad por zona de residencia. Los porcentajes de mujeres sin escolaridad varían de un mínimo dei 3 por ciento en la Zona II a un 20 por ciento en la Zona III. Casi la mitad de las mujeres de todas las zonas menos la III y la IV tienen educación secundaria o más. Por último, información de la ENFIES no incluida en los cuadros de este capítulo permite concluir que, al momento dei levantamiento, sólo la tercera parte de las mujeres en edad fértil trabajaba y e163 por ciento del total trabajó alguna vez en el curso de su vida. CUADRO 3.7 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES POR ESCOLARIDAD, SEGUR CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Primaria Caracter í s t i cas Sin Esco- Incom- Pr imar ia Secundaria de ta Mujer la r idad preta Completa y m~s Total GRUPOS DE EDAD 15-19 3.9 14.9 19.0 62.2 100.0 20-24 6.1 21.2 18.0 54.8 100.0 25-29 8.1 27.7 25.1 39.1 100.0 30-34 10.8 32.0 27.8 29.5 100.0 35-39 16.3 34.0 23.6 26,1 100.0 40-44 22.1 39.3 21.0 17.4 100.0 45-49 30.2 40.9 21.5 7.5 100.0 LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 22.3 45.7 18.1 13.8 100.0 2,500 - 19,999 13.0 28.4 21.8 36.8 100.0 20,000 y mds 7.6 19.3 21.1 51.9 100.0 Areas Metropotitanas 2.5 16.0 26.2 55.2 I00.0 ZONA DE RESIDENCIA* Zona I 5.1 27.5 22.1 45.4 100.0 Zona li 3.2 22.6 23.9 50.3 100.0 Zona III 19.6 33.6 17.9 28.6 100.0 Zona IV 10.7 32.4 22.7 34.1 100.0 Zona V 10.0 19.0 23.8 47.3 100.0 Total ENFES (1787) 10.8 26.7 22.0 40.5 100.0 Total END (1?82) 11.5 31.5 19.4 57.0 100.0 * Zona I : regiones I y I I (Norte dei pafs ) ; Zona I I : regi6n I I I (o Noroeste dei país e inctuye et ¿rea metropol i tana de Monterrey); Zona I I I : regiones IV, V I l y V I I I (Centro, Este y Sureste deL país e inctuye a Veracruz ( ta regi6n IV ) ] ; Zona IV: regiones V y VI (Centro de[ país e inctuye et 6rea metropol i tana de Guadatajara); Zona V: regi6n IX ( incLuye et ¿rea metropol i tana de la Ciudad de Mdxico). La composici6n de Las regiones por entidades federat ivas se encuentra en et anexo l i , cuadro 11.1. 20 CAPITULO IV NUPCIALIDAD Y EXPOSICION AI_, RIESGO DE CONCEBIR En este capítulo se analizan las variables que, después de la anticoncepción, tienen mayor importancia en determinar el nivel de fecundidad de una población: la nupcialidad y la exposición ai riesgo de concebir. Este examen se hará mediante cinco incisos: estado marital actual, inicio de las uniones y de la exposición, condición actual de exposición ai riesgo de concebir e in fertilidad postparto, donde se incluyen la lactancia, la amenorrea y la abstinencia postparto, para finalizar con la frecuencia de relaciones sexuales. La inclusión en la ENFES de preguntas sobre la edad a la menarca, aspectos de la menopausia, edad a la primera relación sexual y frecuencia de relaciones sexuales en el último mes, permite ref inar el concepto de exposición ai riesgo de concebir, tanto en lo que se refiere a la condición actual de las mujeres como a su inicio, ai tomar en cuenta más que el estado marital, condiciones objetivas de exposición. Un aspecto por resaltar son los buenos resultados que se obtuvieron ai aplicar estas preguntas de carácter sensitivo, pues el nivel de no respuesta es muy bajo: para la pregunta sobre la edad a la menarca, tan sólo el 1.1 por ciento no respondió; para la pregunta acerca de la razón por la cual habfa dejado de reglar, la no respuesta fué de 0.2 por ciento; cuando se inquirió sobrc la edad a la primera relación sexual, el nivel, incluyendo a las que declaraban que no sabían la edad o no recordaban, es de 0.9 por ciento; ai preguntar a las mujeres si habfan tenido relaciones sexuales en el último mes, el 0.6 por ciento no contestó y a la pregunta sobre el número de relaciones sexuales en el último mes, 2.5 por ciento de las mujeres dió respuestas no numéricas y el 0.6 por ciento no respondieron. Es cierto que la ausencia en la ENFES de una historia de uniones restringe el análisis de la nupcialidad e impide el cálculo de indicadores tales como el número de afios transcurridos en unión, pero la mayor precisión lograda en la identificación dei estado de exposición ai riesgo de concebir para las mujeres en edad fértil permite importantes avances en el análisis dei comportamiento reproductivo de las mujeres mexicanas. Estado Marital Actual EI cuadro 4.1 permite ver la evolución de la distribución por estado marital de las mujeres en edad fértil (de 15 a 49 afios de edad cumplida), según las diferentes encuestas sobre fecundidad que a nível nacional se han levantado en el país. Puede observarse que las únicas perturbaciones, por cierto mínimas, en una serie que podría calificarse de estable, corresponden a la ENP de 1979, donde se presenta un ligero aumento en la proporción de mujeres casadas, en detrimento de las solteras. El cuadro muestra que, de acuerdo con la información generada por la ENFES, alrededor dei 62 por ciento de las mujeres en edad fértil se encuentra actualmente en unión, una tercera parte de ellas nunca ha estado unida y el resto, 6.5 por ciento, se trata de mujeres con la última unión disuelta, ya sea por viudez, separación o divorcio. En cuanto ai tipo de unión, se trata preponderantemente de matrimonios, con una relación de 5.5 matrimonios por cada unión libre, relación que muestra un ligero descenso en la serie considerada, desde valores de 6 en la EMF de 1976 y 5.7 en la END de 1982. 21 CUADRO 4.1 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES'ER EDAD FERTiL POR ESTADO MARITAL, SEGUN DIVERSAS ENCUESTAS, 1976-1987 Estado Marital Encuesta Encuesta Encuesta Encuesta Nacional Mexicana de Nacional de Nacional sobre Fecundidad Fecundidad PrevaLencia Demogr6fica y SaLud 1976 1979 1982 1987 En uni6n tibre 8.4 8.8 9.0 9.4 Casadas 51.6 55.4 51.5 51.4 Viudas 2.4 2.0 2.7 1.7 Divorciadas o separadas 4.5 4.3 4.2 4.8 Sotteras 33.1 29.5 32.5 32.6 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 En cuanto a la condición marital por edad, el cuadro 4.2 muestra que la mayoría de las uniones se realizan antes de los 30 afios y que alrededor de 5 por ciento de mujeres nunca se casan. Resalta la poca variación que tiene la proporción de mujeres en unión libre entre las diferentes cohortes e igualmente puede hablarse de una relativa estabilidad de las uniones, pues la mayor proporción de divorciadas o separadas respecto a unidas es dei 10 por ciento (véase también la gráfica 4.1). CUADRO ¿.2 DiSTRiBUCION PORGENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL, POR ESTADO MARITAL, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Caracter í s t i cas Unión Divor- Sepa- de La Mujer L ibre Casadas viudas ciadas radas SoLteras Total GRUPOS DE EDAD 15-19 6.1 12.3 0.0 0.0 1.5 80.1 100.0 20-24 11.4 44.6 0.2 0.2 2.6 41.2 100.0 25-29 11.3 64.6 0.6 0.9 4.3 18.2 100.0 30-34 9.8 72.9 1.9 2.2 4.0 9.2 100.0 35-39 11.0 70.0 2.1 1.8 6.9 8.5 100.0 40-44 7.9 74.1 6.6 0.7 6.5 4.2 100.0 45-49 10.0 69.5 7.6 1.9 6.2 4.8 100.0 LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 10.5 60.8 1.4 0.0 2.4 25.0 100.0 2,500 a 19,999 9.4 47.6 2.4 0.3 4.4 36.0 100.0 ZO,O00 y rn~s 8.9 47.6 1.9 1.4 5.7 34.6 100.0 Areas Metropotitanas 9.0 48.6 1.6 1.6 3.3 35.9 100.0 ZONA DE RESiDENC]A Zona I 9 .6 51.0 1.9 1.1 5.0 31.4 100.0 Zona l i 6.0 51.9 0.7 1.0 4.5 36.0 100.0 Zona I I I 15.2 50.9 2.3 0.3 4.7 26.7 100.0 Zona IV 4.¿ 52.3 1.2 0.3 2.5 38.8 100.0 Zona V 9.4 51.0 2.0 1.6 3.3 32.8 100.0 TotaL 9.4 51.4 1.8 0.9 3.9 32.6 100.0 22 GRAFICA 4.1 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL POR CONDICION MARITAL, SEGUN GRUPOS DE EDAD Porcentaje de Mujeres 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 O 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 100 90 80 70 6O 50 40 30 20 10 0 45-49 k Soltera ~ Unida ~ Casada | I Vluda ~ Dlvorclada/Separada AI analizar el estado marital por zona de residencia, pueden notarse ciertas variaciones geográficas en los patrones de nupcialidad, pues mientras que en la zona IV si porcentaje de célibes es de 38.8 por ciento, en la zona III es de sólo 26.7 por ciento, compensándose esto por la proporción de mujeres en unión libre, 4.4 por ciento y 15.2 por ciento respectivamente. Esto lleva a plantear la existencia de tres esquemas geográficos de nupcialidad en México, el primero de los cuales corresponde a la zona III y caracterizado por una alta proporción de uniones libres y mujeres viudas. E1 segundo comprende las zonas I y V, de nupcialidad intermedia, similar a la dei total dei país; y un tercer estrato con las zonas II y IV, con niveles menores de mujeres en unión y un reducido porcentaje de mujeres viudas y uniones libres. Es interesante anotar que no obstante las variaciones aquí sefialadas, el porcentaje de mujeres casadas no presenta mayores variaciones entre las zonas geográficas del país. En lo que se refiere a las diferencias según el lugar de residencia, en el cuadro 4.2 puede observarse que el tamafio de la localidad ejerce poca influencia en las áres urbanas. E1 48 por ciento de las mujeres informaron estar casadas, el 9 por ciento en unión libre y casi e136 por ciento solteras. En cambio en las localidades rurales (aquellas de menos de 2,500 habitantes) solamente e125 por ciento de las rnujeres en edad fértil se declararon solteras, e161 por ciento casadas y el 11 por ciento en unión libre. Edad a la Primera Unión Para el análisis de la edad a la primera unión se ha calculado la edad mediana, la cual se refiere a la edad en la que si 50 por ciento de las mujeres han entrado en unión. E1 cuadro 4.3 presenta la distribución detallada por grupos de edad y el cuadro 4.4 las medianas según algunas características de las mujeres. Por grupos de edad, este indicador sólo puede calcularse para las cohortes mayores de 25 afios y muestra ligeros incrementos: de 19.2 afios para las mujeres de 45 a 49 afios hasta 20.2 para las de 25 a 29 afios. 23 CUADRO 4.3 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES POR EDAD A LA PRIMERA UNION, SEGUN GRUPOS DE EDAD Edad a ta Primera Uni6n Grupos Menos 25 de Edad Sotteras de 15 15-17 18-19 20-21 22-24 y m~s Totat 15-19 80.1 3.5 13.5 2.9 0.0 0.0 0.0 100.0 20-24 41.7 6.2 21.4 16.3 9.8 4.7 0.0 100.0 25-29 17.9 8.5 24.0 16.0 14.2 13.2 6.1 100.0 30-34 9.7 10.5 24.8 18.0 14.1 13.1 9.8 I00.0 35-39 8.5 6.7 21.5 18.3 16.6 12.9 15.5 100.0 ¿0-44 4.2 10.5 22.9 19.9 10.8 14.0 I•.7 100.0 45-49 4.7 12.8 26.7 18.6 8.3 12.0 16.9 100.0 Total 32.6 7.4 21.0 14.0 9.6 8.5 6.9 100.0 La edad mediana a la primera unión crece con el tamafio de la localidad y hay una diferencia de tres afios entre localidades menores de 2,500 habitantes y áreas metropolitanas, diferencia que aumenta a cinco afios entre las mujeres sin escolaridad y la s que tienen secundaria y más. CUADRO 4.4 EDAD MEDIANA A LA PRIMERA URIOR ENTRE MUJERES DE 25 A 49 ANOS, POR GRUPOS DE EDAD Y CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Grupos de Edad Caracter l s t i cas de ta Mujer 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 Tota[ LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 2,500 - 19,999 20,000 y mds Areas Metropo[ i tanas ZONA DE RESIOENCIA Zona I Zona l i Zona I I I Zona IV Zona V N[VEL DE ESCOLARIDAD Sin esco[ar~dad Pr imar ia incompleta Pr imar ia complete Secundaria y mds Totat 18.1 18.1 18.7 18.7 18.0 18.3 20.6 18.9 19.6 18.8 18.9 19.4 20.7 20.3 21.2 19.8 19.8 20.4 21.3 20.6 21.9 22.1 20.9 21.5 19.9 18.7 20.8 18.8 18.5 19.3 20.6 20.8 19.1 20.9 19.6 20.3 18.8 18.9 19.8 18.6 18.8 19.0 20.5 20.6 21.6 20.7 19.4 20.6 20.8 18.8 21.1 20.0 19.7 20.3 16.8 16.7 18.2 17.1 17.7 17.3 18.1 17.9 19.1 19.3 16.6 18.6 19.9 19.5 21.6 21.8 22.0 20.5 22.8 22.0 23.0 23.0 24.3 22.7 20.2 19.4 20.5 19.7 19.Z 19.9 24 Exix~ición ai Riesgo de Coneebir Con el propúsito de tener una mejor identificación del conjunto de mujeres en edad fértil realmente expuestas ai fiesgo de concebir, se les ha dividido en cinco clases: primero se toman las embarazadas; luego las amenorréicas, esto es, aquellas mujeres a quienes no les ha regresado la menstruaci6n desde el último parto; después viene el grupo de mujeres que se declaran como infecundas, compuesto por aquellas que no utilizan métodos anticonceptivos por estar en la menopausia o por ser estériles, las que dejaron de menstruar por no tener matriz u ovarios, por haber padecido diabetes, lupus, etc. y aquellas que recibieron radiaciones en la pelvis; luego está el grupo de mujeres que declaró no haber tenido relaciones sexuales en el último mes; y después aquel de las mujeres que en los últimos dos meses no han tenido menstruación. Todas aquellas mujeres que no entran en alguno de los grupos mencionados se consideran expuestas ai riesgo de concebir. Cabe sefialar que la clasificación es jerárquica y excluyente e independiente de la condición marital e incluye a las mujeres que se encuentran lactando, pues se ha visto que la lactancia no ofrece una protección absoluta contra la concepción. En el panel superior del cuadro 4.5 puede apreciarse la distribución porcentual de las mujeres en edad fértil por condición de exposición según estado marital y en el panel inferior para las mujeres en unión por grupos de edad, de residencia y escolaridad. Por lo que toca ai total de mujeres en edad fértil, e131.8 por ciento de ellas puede considerarse como expuesta ai riesgo de concebir. La principal causa de no exposición es la ausencia de relaciones sexuales en el mes anterior, que afecta a más de la mitad de las mujeres, siguiendo en orden de importancia el embarazo, la amenorrea y la infecundidad. En cuanto a la condición de unión, el grado de exposición entre las mujeres no unidas es bajo, pero no por ello despreciable, especialmente para los grupos de divorciadas y de separadas, de las cuales e114.7 por ciento y el 8.6 por ciento respectivamente están expuestas. Las viudas tienen un porcentaje de exposición de 4.9 por ciento y las solteras tan sólo de 1.4 por ciento. Entre estas mujeres se vuelve a encontrar a la ausencia de relaciones sexuales como la causa primordial de su condición de no expuestas. La mitad de las mujeres en unión fueron clasificadas como expuestas (panel inferioren el cuadro 4.5). EI porcentaje de mujeres expuestas por cohorte alcanza su máximo en el grupo 30-34 con un 57.2 por ciento, dándose los mayores grados de exposición entre los 25 y los 44 afios de edad. Para todas las edades se encuentra la ausencia de relaciones sexuales como la principal causa de no exposici6n, si bien para las mujeres de entre 15 y 29 afios de edad el embarazo y la amenorrea, y para las mayores de 40 la infecundidad, son también causas importantes (véase también la gráfica 4.2). EI tamafio de la localidad de residencia y los niveles de exposición no presentan una relación tan sencilla como se vió atrás en el caso de la nupcialidad. La proporción de mujeres embarazadas es similar en todas las áreas urbanas (alrededor dei 10 por ciento) pero alcanza e113 por ciento en las áreas rurales (localidades de menos de 2,500 habitantes). En forma similar, la proporción de mujeres amenorréicas disminuye con el tamafio de la localidad, desde el 17 por ciento en las áreas rurales a menos dei 5 por ciento en las áreas metropolitanas, probablemente como resultado de prácticas diferenciales en la lactancia. EI resultado final es de niveles de exposición dealrededor dei 40 por ciento en las localidades de menos de 2,500 habitantes y entre e150 y e160 por ciento en las áreas urbanas dei país. Por lo que hace a las variaciones geográficas, se vuelven a identificar tres grupos pero diferentes de los encontrados en el caso de la nupcialidad. En un grupo de alta exposición, las zonas I y II, el porcentaje de mujeres expuestas ai riesgo de embarazo alcanza niveles cercanos ai 36 por ciento. Las 25 CUADRO 4.5 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES POR CONDICION DE EXPOSICION AL RIESGO DE CONCEBIR, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Sin Rela- Sin Reg~a Caracter í s t i cas Ameno- ciones e l tos UItimos de ta Mujer Embarazada r rd ica Infecunda ULtimo Mes dos Meses Expuesta Total TODAS LAS I4UJERES ESTADO MARITAL Uni6n Libre 12.1 11.4 5.6 26.1 1.5 43.3 100.0 Casada 9.3 8.2 6.6 20.0 1.9 54.0 100.0 Viuda 0.0 3.7 11.7 79.6 0.0 4,9 100.0 Divorciada 0.0 1.5 10.3 73.5 0.0 • 14.7 100.0 Separada 1.6 3.9 4.2 81.4 0.3 8.6 100.0 Sottera 0.2 0.2 0.3 97.7 0.1 1.4 100,0 Total 5.9 5.4 4.3 51.6 1.1 31.8 100.0 LAS NUJERES EK UMION GRUPOS DE EDAD 15-19 29.6 15.5 0.3 14.6 0.6 39.4 100.0 20-24 18.6 12,2 1.5 21.8 1.0 45.0 100.0 25-29 14.4 13.6 1.2 17.7 0.7 52.4 I00.0 30-34 8.0 8.0 2.7 21.5 2.6 57.2 100.0 35°39 5.1 9.3 4.0 26.4 0.8 54.4 100.0 40-44 2.1 2.2 13.3 26.7 2.0 53.7 100.0 45-49 0.8 0.7 31.4 30.1 7.7 29.4 100.0 LUGAR DE RESlDENCIA Menos de 2,500 13.0 17.3 5.3 23.5 2.5 38.3 100.0 2,500 a 19,999 9.4 9.6 7.2 25.3 1.3 47.2 100.0 20,000 y mas 9.8 4.9 6.9 18.2 1.4 58.8 100,0 Areas MetropoLitanas 10.3 4.3 5.7 23.4 2.1 54.3 100.0 ZONA DE RESIDENCIA Zona I 9.8 5.8 6.7 14.4 2.4 60.9 100.0 Zona II 11.3 5.7 10.4 13.4 2.0 57.2 100.0 Zona III 11.2 11.6 4.9 26.9 1.6 43.7 100.0 Zona IV 11.9 12.7 5.5 22.3 1.5 46.1 100.0 Zona V 10.4 8.4 5.6 26.2 2.1 47.2 100.0 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin esco[ar idad 10.8 15.9 10.1 31.8 3.4 27.9 100.0 Primaria incompleta 10.3 11.1 7.3 25.6 2.5 43.2 100.0 Primaria completa 8.8 6.3 6.0 20.5 1.2 57.2 I00.0 Secundaria y más 13.5 6.0 2.6 14.9 1.1 61.9 100.0 Total 10.9 9.3 6.1 22.4 1.9 49.5 100.0 zonas III y V presentan porcentajes de exposición medianos, cercanos ai 31 por ciento. En la zona IV el porcentaje apenas llega al 28 por ciento. Las razones de no exposición, sin embargo, no siguen un patrón claro por zona geográfica. 26 GRAFICA 4.2 EXPOSICION AL RIESGO DE EMBARAZO DE MUJERES EN EDAD REPRODUCTIVA, SEGUN GRUPOS DE EDAD Porcentaje de Mujeres en Unión 1O0 9O 8O 7O 6O 50 40 3O 2O 10 0 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 Embarazada/Amenorrea Sin Relaciones 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 O 45-49 Inf6rtil j Expuesta Las mujeres sin escolaridad, que son las de menor nivel de exposición (28 por ciento), resaltan por el alto porcentaje de amenorréicas, infecundas y con ausencia de menstruación en los últimos dos meses, porcentajes todos ellos muy superiores al nivel nacional. En estos mismos grupos de mujeres se observa una relación inversa con el nivel de escolaridad. Este fenómeno ocasionarfa una mayor exposición al riesgo de concebir por parte de las mujeres con mayor escolaridad, pero un comportamiento diferencial de este grupo de mujeres en cuanto a la actividad sexual en el último mes reduce su grado de exposición: 32 por ciento de estas mujeres manifestaron no haber tenido relaciones en el último mes, en comparación con porcentajes entre 15 y 20 para las mujeres de menos educación. En el cuadro 4.6 se discriminan las mujeres expuestas según grupos de edad y estado civil. La proporción de expuestas es mayor entre los 20 y los 44 afios para las mujeres unidas y una alta proporción de divorciadas menores de 20 afios (50.0 por ciento) está expuesta, si bien numéricamente este grupo es bastante reducido. Entre las solteras, el grado de exposición aumenta con la edad, llegando a su máximo en el grupo 25-29 (5.1 por ciento) para ser nulo después de los 40 afios. Lactancia, Amenorrea y Abstinencia Postparto Para calcular la duración de la lactancia, la amenorrea y la abstinencia postparto, se utilizó un método que es bastante común en epidemiología para calcular la duración de una enfermedad a partir de la relación entre prevaleneia e incidencia de un fenómeno, tomando como incidencia en este caso el promedio mensual de nacimientos en los últimos tres afios y como prevalencia las proporciones de mujeres que, al momento de la encuesta, se declararon lactando, amenorréicas y en abstinencia, respectivamente. Estas proporciones aparecen en el cuadro 4.7 para el total nacional y las duraciones medias según diversas características de las entrevistadas en el cuadro 4.8. Como resultado se obtuvieron duraciones medias de 10.5 meses para la lactancia, 5.6 meses para la amenorrea y 4.4 meses para la abstinencia postparto, por lo que la insusceptibilidad postparto resulta de 7.5 meses, valor intermedio 27 CUADRO 4.6 PORCENTAJE DE MUJERES EXPUESTAS AL RIESGO DE CONCEBIR, POR EDAD Y ESTADO MARITAL Unión Divor- Sepa- Grupos de Edad L ibre Casadas Viudas eiadas radas Sotteras Total 15-19 32.6 43.0 0.0 50.0 6.1 0.4 6.4 20-24 45.4 49.7 0.0 0.0 6.0 2.5 26.7 25-29 44. I 58.0 20.0 9. I 5,7 5. I 43.2 30-34 55.6 62.0 4.5 20.0 12.3 3.2 51.9 35-39 44.3 58.4 11.8 21.4 14.4 2.4 48.0 40-44 43.8 55.9 3.8 9.1 8.8 O.O 45.2 45-49 22.0 32.3 1.8 11.1 4.5 O,D 24.7 Tota l 43 .3 54 .0 4 .9 14 .7 8 .6 1 .4 31 .8 CUADRO 4.7 PORCENTAJE DE NAClMIENTOS CUYAS MADRES ESTAR DANDO PECHO, EN AMENORREA POSTPARTO O EN ABSTINENCIA Y TOTAL DE MUJERES NO SUSCEPTIBLES AL EMBARAZO, POR MESES DESDE EL RACIMIENTO Proporci6n de Mujeres que Est~n: Meses desde eL Dando En En No Nacimiento Pecho Amenorrea Abst inenc ia Suscept ib le Menos de 2 meses 77.1 96.9 91.3 98.9 2- 3 71.2 56.1 40.8 67.0 4- 5 61.0 37.0 15.8 44.6 6- 7 49.7 26.8 10.8 32.1 8- 9 46.9 25.0 9.4 29.0 I0-11 47.4 16.3 7.7 19.9 12-13 32.6 17.4 9.0 22.6 14-15 27.2 6.6 8.7 13.8 16-17 29.3 10.2 7.0 17.0 18-19 20.4 3.6 2.5 5.1 20-21 14.0 0.8 5.1 5.9 22-23 26.1 3.7 4.7 6.3 24-25 7.1 0.0 3.2 3.2 26-27 10.3 0.8 3.9 3.9 28-29 4.7 0.0 1.5 1.5 30-31 5.1 0.0 0.7 0.7 32-33 1.3 0.0 1.4 1.4 34-35 3.1 0.2 1.2 1.4 Tota l 29 .3 15.8 11.2 19 .9 entre la lactancia y la abstinencia. Esta relación es más marcada entre las mujeres con secundaria y más, las de localidades menores a 2,500 habitantes y las residentes en las zonas II y V, mientras que, por el contrario, para las mujeres con primaria completa y para las residentes en localidades de más de 20,000 habitantes y en las zonas I y III, la lactancia no parece ofrecer una fuerte protección contra los embarazos, ya que la insusceptibilidad postparto dura alrededor dei 46 por ciento de la lactancia. En las gráficas 4.3, 4.4 y 4.5 puede observarse la clara relación inversa que tienen la duración de la lactancia y de la amenorrea con el nivel de escolaridad y cone l tamafio de la localidad y las fuertes variaciones que se dan entre las zonas geográficas dei país, mientras que en el caso de la abstinencia postparto esta relación inversa no tiene la misma fuerza y las variaciones geográficas se reducen. 28 CUADRO 4.8 DURACION PROMEDIO DE LA LACTANCIA, AMENORREA POSTPARTO, A8STINENCIA Y PERIODO DE NO SUSCEPTIBILIDAD, POR CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Característ icas No de ta Mujer Lactsncia Amenorrea Abstinencia SusceptibiLidad GRUPOS DE EDAD Menos de 30 a~os 10.6 5.5 4.2 7.3 30 a~os y más 10.4 5.9 4.8 7.8 LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 14.4 8.5 5.0 10.0 2,500-19,999 10.3 5.7 5.3 8.9 20,000 y más 8.3 3.4 3.7 5.4 Areas Metropotitanas 6.6 3.1 3.4 4.6 ZONA DE RES[DENC]A Zona [ 9.3 3.6 4.2 6.1 Zona II 6.9 4.2 4.7 6.1 Zona III 14.3 6.7 4.8 8.4 Zona IV 9.0 6.2 3.7 7.9 Zona V 9.9 5.8 4.4 7.4 NIVEL DE ESCOLAR[DAD Sin escotaridad 17.8 10.2 5.9 12.1 Primaria incompleta 11.2 6.1 4.3 7.6 Primaria completa 9.4 4.2 3.4 5.9 Secundaria y más 6.6 3.7 4.4 6.1 Total. 10.5 5.6 4.4 7.5 GRAFICA 4.3 DURACION PROMEDIO DE LA LACTANCIA, POR ESCOLARIDAD Y SITIO DE RESIDENCIA ESCOLARIDAD Sin Escolaridad Primaria Incompleta Primaria Completa Secundaria y Mis LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 2,500-19,999 20,000 y Mis Areas Metropolitanas ZONA DE RESIDENCIA Zona 1 Zona I1 Zona III Zona ]V Zona V TOTAL ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ~ 18.1 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 11.s ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 9,s ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ I e .7 \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 14.e ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 10.4 ~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~I 8.s ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ s ,7 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~] e .4 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ z ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ~ 14,s ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 0.1 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~1 10 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 10.« O 5 10 15 20 DURACION DE LA LACTANCIA (MESES) 29 GRAFICA 4.4 DURACION PROMEDIO DE LA AMENORREA POSTPARTO, POR ESCOLARIDAD Y SITIO DE RESIDENCIA ESCOLARIDAD Sin Escolaridad Primaria Incompleta Primaría Completa Secundaria y Mas LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 2,500-19,999 20,000 y Mis Areas Metropolitanas ZONA DE RESIDENCIA Zona I Zona II Zona III Zona IV Zona V TOTAL ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ lo,s ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ S.8 ~\%\\\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 8.9 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ \ \ \%] 6.e ~\\\\\\\\\\\\\\\\\\Y s,~s ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ s ,e ~~~.~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 4.4 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ k~~~ 8.9 ~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ e.e ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ I s ~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 6.s 5 10 DURACION DE LA AMENORREA (MESES) 15 GRAFICA 4.5 DURACION PROMEDIO DE LA ABSTINENCIA POSTPARTO, POR ESCOLARIDAD Y SITIO DE RESIDENCIA ESCOLARIDAD Sin Escolaridad Primaria Incompleta Primaria Completa Seoundaria y Mis LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 2,500-19,999 20,000 y Más Areas Metropolitanas ZONA DE RESIDENClA Zona I Zona II Zona III Zona IV Zona V TOTAL ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ e.2 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 4.« ~\\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ s,~ k~~~~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 4.4 ~\\\\\\\\~~~.\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ s.2 ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ~ \ \ \ \ \ \ \ k l s.« ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ \~ s .$ ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ \ \ \ \ \ \ \ \~ s .4 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ s ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ k~ 4.e ~k\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 3.7 ~\ \ \ \ \~ \ \ \ \ \ \ \ kk \ \ \~ 4.e ~\\\ \ \ \ \ \ \ \~\\\ \ \ \ \ \ \ \ \~\\\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 4.4 1 2 3 4 5 6 7 DURACION DE LA ABSTINENCIA (MESES) 8 3o Frecueneia de Relaciones Sexuales Como se mencionó al inicio de este apartado, una de las innovaciones temáticas de la ENFES es la inclusión de preguntas acerca de la frecuencia de relaciones sexuales. En la gráfica 4.6 se puede apreciar la proporción de mujeres que declaró haber tenido relaciones sexuales en el último mes, encontrándose un promedio nacional dei 40 por ciento, promedio que tiene variaciones ai tomar en cuenta algunas categorías. Con respecto a la edad, esta proporción crece desde 11.8 por ciento en el primer grupo hasta alcanzar su máximo en el grupo 30-34, con 58 por ciento, para reducirse después. La condición de unión es muy importante, pero es muy revelador encontrar que un 8.4 por ciento de las ex-unidas tuvo relaciones sexuales el mes anterior, sobre todo si se considera que en el cuestionario de la ENFES se preguntaba sobre relaciones sexuales inmediatamente después de la pregunta sobre el estado marital. E1 nivel de escolaridad también muestra variaciones importantes: la proporción de mujeres con relaciones sexuales el último mes aumenta con la escolaridad hasta llegar a primaria completa, pero tiene una importante reduceión en el grupo de secundaria y más; en cambio, el corte rural-urbano no presenta diferencias significativas. Información no incluida en los cuadros de este capítulo permite concluir que en lo que se refiere a la condición de actividad, las mujeres que trabajaron en afios anteriores a la encuesta son las que presentan un mayor nivel de actividad sexual; y, respecto a las variaciones geográficas, las proporciones mayores se dan en el norte del país y las menores en el occidente. Se calculó además el número promedio de relaciones sexuales en el último mes, obteniéndose un valor nacional de 5.1; ai tomar en cuenta la condición de unión, el número no varra mucho entre unidas y ex-unidas, 5.1 y 4.9, pero sucede así con las solteras, 3.8; respecto a la edad, la frecuencia tiene su máximo en el grupo 20-24 con 5.7 y de ahí se reduce paulatinamente hasta un nível de 4 en el último grupo. E1 nivel de escolaridad tiene una relación directa y se escuentra una diferencia de 1.8 entre las mujeres de mayor escolaridad y las que no asistieron a la escuela. Por último, la division rural-urbano no introduce variaciones significativas en la frecuencia de las relaciones sexuales. GRAFICA 4.6 NUMERO PROMEDIO DE RELACIONES SEXUALES EN EL ULTIMO MES GRUPOS DE EDAD 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 ESTADO MARITAL Unidas Ex-unidas Solteras LUGAR DE RESIDENCIA Rural Urbano ESCOLARIDAD Sin Escolaridad Primaria Incompleta Primaria Completa Secundaria y Mis ~ \ \ \ k k \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ] ~S,2 ~\\\~\\~\\~~\~\\\\\\\\\\\\\~~\\~\\~\\\~\\~\\\\\\\\\~\\\~~\~~\~\~~\\\\\\\\\\\\\\~ ~.? ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ q ~S.4 ~ \ k k \ \ \ k k k \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ~ 6,1 ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ 1 4,7 ~ \ \ \ k k \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ~ 4,0 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~k~ a ,8 ~ \ \ \ \ \ \ ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ k ] 6,1 \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 4 ,Q ~\ \ \ \ \ kk \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ l 3.8 \\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 4.e ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ 3 5.2 k~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\l 4.3 ~ \ ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ~ 4.2 ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ~ ] 5,1 ~ \ \ \ \ \ ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ t 6,1 0 1 2 3 4 5 6 7 NUMERO PROMEDIO DE RELACIONES 8 31 CAPITULO V NIVELES, TENDENCIAS Y DIFERENCIALES DE LA FECUNDIDAD Uno de los principales objetivos de la ENFES fue el de realizar estimaciones sobre la fecundidad en los últimos afios para lo cual se captaba una historia completa de embarazos de la mujer y el resultado de cada uno de ellos. AI mismo tiempo, el resultado de cada embarazo se ubicaba en el tiempo y se captaban así mismo algunas de sus características si este había sido un nacido vivo. Los resultados que se presentan se refieren a información de tipo transversal: las tasas específicas y globales de fecundidad para el período 1974-1986 tal y como resultan de la encuesta, el promedio de hijos nacidos vivos por mujer, así como algunos aspectos de la edad ai tener el primer hijo. Hijos Nacidos Vivos y Sobrevivientes Una primera aproximación para caracterizar el comportamiento reproductivo de la población es el que se refiere ai promedio de hijos nacidos vivos. AI momento dei levantamiento de la encuesta se estima que las mujeres en edad fértil tenían una paridad promedio de 2.5 hÜos (cuadro 5.1). Este indicador tiene la limitante de acumular los nacimientos que han tenido cohortes de mujeres con diferentes experiencias y una de las consecuencias de este hecho es que cambios en la fecundidad no lo afectan de manera tan inmediata ni tan importante. Por ésta razón, tiene más sentido el análisis por grupos de edad. De la comparación con las estimaciones que proporcionan otras encuestas, se observa una disminución sistemática en todos los grupos de edad si se exceptúan las edades extremas, 15-19 y 45- 49. Se observa por ejemplo que el grupo 45-49, es decir, aquellas mujeres que ya han completado su descendencia', tuvieron un promedio de 6.4 hijos tanto en la encuesta de 1982 como en la de 1987, si bien se registró un descenso dei 10 por ciento desde 1976. CUADRO 5.1 PROMEDIO DE HIJOS NACIDOS VIVOS POR GRUPOS DE EDAD DE LA MADRE 1976 - 1987 Encuesta Mexicana Encuesta Nacional Encuesta Racional sobre de Fecundidad Demogr~fica Fecundidad y Satud Grupos de Edad 1976 1982 1987 15 20 25 30 35 39 40 44 ¿5 49 19 * 0.2 0.2 24 1.3 1.1 1.0 29 2.9 2.5 2 .3 34 4.6 3.8 ).5 6.0 5.3 4.3 6.6 5.9 5.4 6.8 6.4 6.4 Total ~ 2.8 2.5 *No ex is te ~nformaciún comparabLe. 33 La comparación dei promedio de hijos nacidos vivos con el promedio de aquellos sobrevivientes en el cuadro 5.2 permite establecer la disminución en el tamafio de las familias debido al fallecimiento de algunos de sus descendientes. La ENFES permite apreciar que el promedio de hijos sobrevivientes de las mujeres de 45-49 afios era de 5.5, es decir, el número promedio de pérdidas por mujer en toda su vida reproduetiva fue de easi un hijo. Las defunciones de hijos varones e hijas mujeres son similares. CUADRO 5.2 NUMERO MEDIO DE HIJOS E HIJAS NACIDOS VIVOS Y SOBREVIVlENTES, POR GRUPOS DE EDAD DE LA MADRE Hi jos Racidos Vivos Hi jos Sobreviv ientes Grupos de Edad Hombres Mujeees Total Hombres Mujeres Totat 15 20 25 30 35 39 40 44 45 49 19 0.09 0.09 0.18 0.09 0.09 0.17 24 0.57 0.50 1.07 0.55 0.47 1.02 29 1.15 1.11: 2.33 1.07 1.12 2.19 34 1.81 1.70 3.51 1.65 1.55 3.20 2.18 2.12 4.30 1.93 1,95 3.87 2.67 2,76 5.43 2.38 2.49 4.88 3.33 3.06 6.38 2.85 2.66 5.51 Total 1.29 1.25 2.54 1.16 1.14 2.30 Tasas de Fecundidad En la gráfica 5.1 se presenta información de tipo transversal sobre tasas globales de fecundidad para el período 1973-1986.1 EI indicador se estiro~ promediando los nacimientos ocurridos durante tres afios consecutivos y dividiendo entre los afios mujer de exposici6n dei afio central3 Debido a que las cohortes de más edad se pierden ai llevar a cabo este análisis retrospectivo, se supuso que la fecundidad de estos grupos era igual ai dato observado para el mismo grupo de edad en el período anterior. La tasa global de fecundídad en México descendi~ de un nivel de 6.3 en 1973 a uno de 3.8 en 1986, lo cual significa en términos relativos un descenso de casi e140 por ciento. Si se divide el período de observación en intervalos de cuatro afios a partir de 1974, se puede observar que los descensos más importantes se dieron en los dos primeros períodos: 17 por ciento entre 1974 y 1978, y 16 por eiento entre 1978 y 1982, mientras que este ritmo de descenso disminuye en los últimos cuatro afios a cerca de un 10 por ciento. tLa rasa global de fecundidad indica el número promedio de hijos que tendr~a un grupo de mujeres ai final de su vida reproductiva con los niveles actuales de procreaciGn por edad. 2Los nacimientos se promedian para evitar las fluctuaciones que se observan en el análisis de afios individuales. En especial es interesante sefialar que se observa un incremento de la fecundidad en el afio anterior ai que se levant6 la encuesta, con respecto ai afio que le prece.de. Este fenómeno ha sido tambi6n documentado para otras encuestas levantadas tanto en México como en otros países. Una interpretación que se ha dado a este hecho es la de que existe una tendencia en las mujeres a rejuvenecer asas hijos, es decir, declararlos de menor edad (v¿ase Joseph E. Potter, Problems in using birth-histor'¢ analysis to estimate trends in fertilitv, Population Studie*, 31(1977), pp. 335-364). 34 GRAFICA 5.1 EVOLUCION DE LAS TASAS GLOBALES DE FECUNDIDAD ENTRE 1973 Y 1986 "rasa Global de Fecundidad / 10( 6 Z;iM~,- ;iiii!iiiiil i:?: G :: t~~,J, iiiiiiii;ii 2 i;iii!iiiiii iiiil;iiiili''"/ / J O 1973 74 / ii~iiiili~ 1973 TGF 6.3 !ii!iiii?i _ _ ~ " 1986 TGF 3.8! :!~:!:~:i:3t- . iíii ~ . / / / / / / ¡iiiiiiiiiil ~ / . / / / 75 76 77 78 79 80 81 82 83 84 85 86 ARO I "Tota l ~Rura l ~Urbano i Las tasas específicas de fecundidad por edad que se estiman a partir de la ENFES para el período 1974-1986 aparecen en el cuadro 5.3 y en la gráfica 5.2. Este primer análisis de la fecundidad, aunque transversaly muy descriptivo, permite apreciar cuales son los grupos de edad que en mayor medida están contribuyendo a los descensos observados en las tasas globales de fecundidad. Los resultados de la ENFES muestran descensos entre 1974 y 1986 para todas las edades dei grupo de mujeres en edad fértil. A excepción dei grupo 15-19, los descensos fueron más importantes en los primeros ocho afios dei período y el ritmo de descenso disminuye entre 1982 y 1986. Las mujeres en las edades extremas dei período fértil fueron las que en mayor medida redujeron su fecundidad, especialmente las mujeres mayores de 35 afios. Entre las mujeres de 35-39 afios, la fecundidad se redujo a la mitad entre 1974 y 1986. Estos hechos tienen dos connotaciones: desde el punto de vista de salud, es positivo que este grupo de mujeres donde los riesgos de un embarazo son mayores, limite su fecundidad; por otro lado, ai ser los grupos con menores niveles de fecundidad, las disminuciones observadas tienen un impacto menor en la tasa global. Diferenciales de la Fecundidad La ENFIES muestra que siguen existiendo importantes diferencias entre grupos de población (cuadro 5.4 y gráfica 5.3). AI analizar la paridad dei grupo 40-49 y la tasa global de fecundidad según el tamafio de la localidad de residencia se puede concluir que en las áreas metropolitanas las mujeres iniciaron la limitación de su fecundidad hace ya algún tiempo y posiblemente a edades más tempranas, por lo cual la fecundidad experimentada por las mujeres que han terminado su vida reproductiva (4.4 hijos) tiene una mayor similitud a la que experimentarán las generaciones más jóvenes que se apeguen ai patrón actual de fecundidad (3.0). Esto no sucede así con las áreas rurales, donde el control de la fecundidad parece haberse iniciado más recientemente y la fecundidad actual (5.9 hijos) se aleja más de la que experimentaron generaciones anteriores (7.7 hijos). 35 CUADRO 5.3 TASAS ESPECIFICAS DE FECUNDIDAD 1974, 1978, 1982, 1986 Grupos de Edad 1974 1978 1982 1986 15 20 25 30 35 40 45 19 130 132 105 84 24 270 242 229 202 29 275 229 194 203 34 229 189 155 143 39 194 140 116 97 44 * 64 45 34 49 * * 8 5 TAS& GENERAL 215 182 151 127 TASA GLOBAL * * 4.26 3.84 NoTa: Por mit. Las estimaciones provienen de ENFES. • No disponibLe GRAF ICA 5 .2 TASAS ESPECIF ICAS DE FECUNDIDAD PARA LOS AROS 1978 Y 1986 NaGimientoa por Mil Mu jere8 300 200 100 s •'202 242 ,- . . . . . . . . 229 203"- - . . " ' - . 140 97"'", 15 20 25' 30 35 40 45 EDAD DE LA MUJER . "-':" 1978 ~~ 1986 / De acuerdo a la ENFES, la escolaridad sigue siendo un buen diferenciador de la fecundidad. La influencia más importante la sigue teniendo el hecho de terminar la educación primaria, es decir, los mayores diferenciales se producen entre las categorías primaria incompleta y primaria completa, tanto para la paridad dei grupo 40-49 como para la tasa global de fecundidad. 36 CUADRO 5.4 PROMEDIO DE NIJOS NACIDOS VIVOS A MUJERES 40-49 Y TASA GLOBAL DE FECUNDIDAD, POR CARACTBRISTICAS ESPECIFICAS Caracterfst icas de ta Mujer Promedio de Ni jos Nacidos Vivos Tasa GLobal de a Mujeres 40-49 Fecundidad 1987 1984-1986 LUGAR DE RESTDENCIA Menos de 2,500 7.69 5.85 2,500-19,999 6.17 4.16 20,000 y rm~s 5.40 3.24 Areas Metropo[itanas 4.42 3,00 ZONA DE RES]DEBCIA Zona I 6.39 3.83 Zona li 5.51 3.22 Zona III 6.21 4.59 Zona IV 6.55 4.90 Zona V 4.96 3.38 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin escolaridad 7.50 6.14 Pr~maria incompleta 6.50 5.66 Primaria completa 4.34 3.66 Secundaria y m¢ts 3.08 2.51 GRAFICA 5.3 FECUNDIDAD TOTAL Y PARIDAD, POR SITIO DE RESIDENCIA Y ESCOLARIDAD E$COLARIDAD Sin Escolaridad Primaria Incompleta Primaria Completa Se¢undaria y M&s LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 2,500-19,999 20,000 y. M~s Areas Metropohtanas ZONA DE RESIDENCIA Zona I Zona II Zona III Zona IV Zona V ~' / / , ' / / / / /M/ I / / I / /M/H/ / / / / / / I / / / / / / / / / / / / f / / / /H / / / / / / / /M/ / / / / / / / / / / / I / / / / / / /~~ . . . . . . . . . . . . . I I I I «11111111111~~111111f l l f~ l l f l l f l l f l~ j ~/ t " ( '# ' l / ' f / / / / /S / / I / / F / / / / / / / / / / / / / / / / / f / / / / / / / / I /~ ; ; ; I • , , ~ , %H; ;H; ; I ~/ / f / f J / / J / f J / / f / / J / / J / / f /~ /~/ / f / / f / / J / / f / / J / /H /~/ / J / / * ~.~~f / / / / / / I / / /~b ' / J / / I / / / /# / / / / / / / / I / / / I /H / / / / / / / I / / / I /~~ H I " .~ '~I JZ .~ ' /~" /H/H/H/ / / /H /H/H/H/H/ /~- , . . . . . . . . . . . . . . . . . . t ~/ , f¿¿~rU/U/H/H/ / I / /H /H/HH/ /H /~~;~ ~ ; , H H H H H 1 ; ' / / / / / I / /# / / / / / / /# / I / /#/ / / / / / / / / / I / / / /~ i • MuJeres 40-49 O 1 2 3 4 5 6 7 Fecundidad ~ Paridad* / 3? En cuanto a la zona de residencia, tanto la paridad dei grupo 40-49 como la fecundidad actual (tasa global de fecundidad) muestran los niveles más altos en las zonas III y IV, que corresponden a áreas ubicadas en el Centro, Este y Sureste dei país. La fecundidad acumulada de la zona I tiene un nivel similar ai de las zonas III y IV, per 0 el menor nivel observado en la fecundidad actual es indicativo de cambios recientes en los patrones reproductivos. Por otro lado, es en las zonas II y V donde se observan los menores niveles de fecundidad actual y acumulada. La zona II comprende entidades federativas ubicadas en el Noroeste dei país y la V incluye el Arca Metropolitana de la Ciudad de México además de los estados de México, Morelos y Guerrero. Estos resultados son consistentes en el sentido de asociar menores niveles de feeundidad con regiones en donde se observa un mayor grado de desarrollo socioeconómico. EI cuadro 5.5 contiene la evoluci6n de las tasas globales de fecundidad para las áreas urbanas y rurales dei país. Se puede observar que los diferenciales de la fecundidad rural-urbana han aumentado conforme transcurre el tiempo. En los dos primeros períodos analizados el diferencial era de 2 hijos y en el último de casi 3. La ENFES estima que la tasa global de fecundidad en el período 1981-1986 fue de 6.2 en áreas rurales y 3.3 en áreas urbanas. La fecundidad en áreas urbanas era ya menor que la de las áreas rurales en la segunda mitad de la década de los setenta. Adicionalmente, los datos parecen mostrar que la feeundidad sigue descendiendo con mayor velocidad en las áreas urbanas. CUADRO 5,5 EVOLUCION DE LAS TASAS GLOBALES DE FECUNDIDAD 19Ex~-198ó, POR LUGAR DE RESIDENCIA Rural Urbano Perfodo Tasa Indice Tasa Indico 1966-19701 8.24 100 6.34 100 1970-19751 7.73 94 5.67 89 1975-19801 6.92 84 4.59 72 1981-19862 6.19 75 3.29 52 'Cifras tomadas de L. Nufiez y L. Moreno. M~xieo. Proyecciones de Pob[aci6n Urbana y Rurat 1980-2000. M~xico: Academia Mexicana de Invest igaci6n en Demograffa Médica, 1986, p.15. 2EMFES Edad a la Unión y Duración de la Unión EI número promedio de hijos de las mujeres alguna vez unidas según edad ai matrimonio y tiempo transcurrido desde el primer matrimonio se presenta en elcuadro 5.6. 3 Esta información permite apreciar el efecto que tendría un aumento en la edad a la unión sobre la fecundidad. Se observa que la paridad de aquellas mujeres que se unieron antes de los quince afios es de 5.3, mientras que ésta se reduce a menos de la mitad (2.4 hijos) en aquellas que lo hicieron después de los 25 afios. 3Dentro de los matrimonios se incluyen también las uniones libres. 38 CUADRO 5.6 NUMERO PROHEDIO DE HIJOS DE LAS MUJERES ALGUNA VÇZ UHIDAS, POR EDAD AL MATRIMONIO Y DURACION DESDE EL PRIMER MATRIMONIO Edad ai Matrimonio Duraci6n Desde et Matrimonio 14 y menos 15-17 18-19 20-21 22-24 25 y m~s Totat O 4 afios 5 9 10 14 15 19 20 24 25 29 30 o más 1.1 1.0 1.1 1.0 1.2 1.1 1.1 2.5 2.8 2.6 2.4 2.2 2.0 2.5 4.0 3.9 3.6 3.5 3.1 2.9 3.6 5.7 5.0 4.6 4.4 4.4 3.0 4.6 6.7 6.6 5.8 5.4 5.1 4.0 5.9 7.8 7.7 7.5 7.8 6.6 7.6 8.7 8.0 8.2 8.3 Tota l 5.3 4.2 3.8 3.3 2.9 2.¿ 3 .7 AI controlar la duración desde la primera unión se observa que conforme ésta aumenta, el impacto de la edad a la unión es más importante. Por ejemplo, cuando el tiempo transcurrido desde la primcra unión cs menor a 10 afios no se observan diferencias en la paridad de acucrdo a la edad a la unión o esas diferencias son mínimas. A partir de entonccs los diferenciales se empiezan a incrementar de manera importante y alcanza un máximo para las mujeres que llevan entre 20 y 24 afios de unidas. Este grupo tiene 6.7 hijos en promedio si la unión ocurrió antes de los 15 afios y 4 si lo hizo después de los 25. Con base en los datos anteriores no se pueden prever cambios importantes en la fecundidad, a corto plazo, provocados por un aumento en la edad ai matrimonio y tampoco, como se verá a continuación, parece existir un agrandamiento en los intervalos protogenésicos que signifique un aumento en la cdad ai tener el primer hijo. La edad ai nacimiento dei primer hijo según la edad actual de las mujeres aparece en el cuadro 5.7. Es intercsante destacar que el 2.7 por ciento de las mujeres habían tenido a su primer hijo antes de los 15 afios y una tercera parte lo había tenido antes de los 20. Para las mujeres que actualmente tienen 45-49 afios, las cifras son 4.5 por ciento y más dei 40 por ciento, respectivamente. En el cuadro 5.8 se ha incluído la edad mcdiana ai nacimiento dei primer hijo de las mujeres entre 25 y 49 afios de acuerdo ai sitio de residencia y ai nivel de escolaridad. Aunque la tendencia no es muy consistente, los datos sí parecen mostrar un ligero aumento con el tiempo en la edad ai nacimiento dei primer hijo: la mitad de las mujeres que actualmente tienen 45-49 afios lo tuvieron antes de los 20.7 afios micntras que la mitad de quienes están actualmente entre 25 y 29 afios lo tuvieron antes de los 21.1 afios. Esto parcciera deberse a que el peso de las mujeres con mayor educación es más alto en los grupos de edad jóvenes, ya que al analizar cada categoría de edad se observa una disminución de este indicador conel ticmpo. Por ejcmplo, en las mujeres sin cscolaridad, el promedio pasa de 19.7 en las mujeres de mayor edad a 18.0 entre las más jóvenes y en las de primaria completa de 22.9 a 20.8. Los diferenciales por educación son muy importantes y se mantienen por grupos de edad. Para el total de mujeres, por ejemplo, la mitad de aquellas con secundaria y más tienen su primer hijo antes de los 24 afios, mientras que aquellas sin escolaridad lo tienen antes de los 19. En lo que se refiere ai tamafio de la Iocalidad de residencia, se observa también un diferencial de un poco más de dos afios y una tendencia en áreas urbanas al incremento en la edad ai nacimiento dei primcr hijo. 39 CUADRO 5.7 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES DE ENTRE 25 ¥ 49 AROS, POR LA EDAD AL NACIMIENTO OEL PRIMER RIJO, SEGUN GRUPOS DE EDAD ACTUAL Grupos de Edad Actuar Edad ai Nacimiento der Primer H i jo 25-Z9 30-34 35-39 40-44 45-49 Totat Sin naoidos v ivos 20.7 11.8 8.9 5.8 8.5 36.2 15 afios o menos 3.3 4.2 2.8 3.8 4.5 2.7 15-17 18.8 19.0 13.6 18.6 21.1 15.9 18-19 18.5 21.8 20.7 18.2 17.5 15.0 20-21 15.9 15.5 17.7 18.1 15.5 11.9 22-24 15.8 14.4 18.1 17.8 15.1 10.3 25 o m6s 7.0 13.2 18.2 17.8 17.9 7.9 Totat 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 CUADRO 5.8 EDAD MEDIANA AL NACIMiENTO DEL PRIMER HIJO DE LAS MUJERES DE ENTRE 25 Y 49 AROS, POR CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Grupos de Edad Actual Caracter fs t i cas de ta Mujer 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 Total LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 19.5 19.1 20.0 19.7 20.3 19.7 2,500-19,999 20.9 20.4 20.7 20.0 20.5 20.5 20,000 y m~s 21.9 21.6 22.3 20.9 20.9 21.7 Areas MetropoLitanas 22.7 21.3 22.8 22.8 22.4 22.5 ZONA DE RESIDENCIA Zona I 21.2 20~2 21.6 20.3 19.9 20.7 Zona l i 21.7 22.4 20 .7 22.0 21.2 21.7 Zona III 20.0 20.2 20.8 19.8 20.7 20.3 Zona IV 21.4 21.4 21.8 21.5 21.0 21.4 Zona V 21.9 19.9 21.9 21.8 21.2 21.4 NiVEL DE ESCOLARiDAD Sin escoLaridad 18.0 10.7 19.2 18.4 19.7 18.9 Primaria incompleta 19.1 19.1 20.2 20.6 20.3 19.8 Pr imar ia comp[eta 20.8 20.8 22.5 22.0 22.9 21.6 Secundaria y mds 24.2 23.5 24.1 24.0 25.2 24.1 Tota[ 21.1 20.6 21.5 21.0 20.7 21.0 40 CAPITULO VI REGULACION DE LA FECUNDIDAD Uno de los factores más importantes involucrados en los descemos de la fecundidad ha sido la difusión y aceptación, cada vez más amplia, dei uso de métodos anticonceptivos. Sin embargo, la motivaei6n para limitar el tamafio de la familia debe coexistir con el conocimiento y valoración de los medios de regulación de la fecundidad, antes de que una pareja decida adoptar un método anticonceptivo. En el presente capítulo se analizan los niveles de conocimiento y uso de métodos obtenidos de la ENFES, ai igual que las tendencias en el uso mediante comparación con otras encuestas realizadas en el país. Conocimiento y Uso Pasado de Métodos La ENFES capta el conocimiento de los diferentes métodos anticonceptivos a través de la declaración espontánea de la mujer entrevistada y dei reconocimiento de dichos métodos cuando éstos sele describían. Como se aprecia en el cuadro 6.1, el método más conocido entre la población mexicana son las pastillas; nueve de cada diez entrevistadas declararon conocerlas. EI dispositivo intrauterino, las inyecciones y la operación femenina siguen en importancia con valores cercanos ai 84 por ciento. Los métodos masculinos los conoce aproximadamente el 64 por ciento de las mujeres; los espermaticidas y el ritmo poco más dei 60 por ciento y, por último, sólo un poco menos de la mitad de las entrevistadas declararon conocer el retiro. No existen diferenciales importantes en el conocimiento de los quir6rgicos y otro tipo de métodos tradicionales entre las mujeres unidas y las no unidas. La ENFIES muestra que los cuatro métodos femeninos más efectivos son los que en mayor medida han usado las mujeres para regular su fecundidad, coincidiendo con los mayores niveles de conocimiento declarados para estos métodos. Llama la atención que el ritmo sea el quinto método que más han usado alguna vezlas parejas en México, tomando en consideración que es uno de los que menos se conocen. EI otro aspecto importante es el bajo uso de la vasectomía, a pesar de que más de la mitad de las mujeres declararon conocerla. CUADRO 6.1 PORCENTAJE DE NUJERES QUE CONOCEN Y PORCENTAJE QUE HAN USADO ALGUN HETOOO ANTICOgCEPTIVO, POR TIPO DE NETO00 Y CONDIC%ON DE UNION Hujeres que Conocen Mujeres que Han Usado Tipo de R6t~o Actualmente No ActuaLmente No Unidas Unidas Total Unidas Unidas Total Pas t i t tas 91.2 87.6 89.9 41.7 7.2 28.2 DIU 86.7 77.5 83.1 24.9 3.9 16.7 Inyecciones 86.7 76.7 82.8 17.1 4.0 12.0 Operaci 6n fen~eni na 85.8 84.8 85.4 18.7 2.3 12.3 OperaciOn mascul ina 67.1 62.8 65.4 0.9 0.1 0.5 Preservat ivos 66.6 57.9 63.2 11.2 1.5 7.4 Espermat i c idas 64.1 53.6 60.0 9.2 2.3 6.5 Ritmo 63.1 55.4 60.1 1¿.3 3.0 9.9 Ret i ro 51.4 38.1 46.2 11.6 2.1 7.9 Otros t rad ic ionates 16.9 16.4 16.0 1.5 .5 1.1 41 Uso de Métodos: Niveles Actuales y Tendencias Los niveles actuales de uso de métodos anticonceptivos, totales y por edad, y la evolución de esos niveles entre 1976 y 1987 se presentan en el cuadro 6.2. En el afio de 1976, el porcentaje de usuarias activas con respecto a las mujeres unidas era de 30 por ciento, que se incrementó en los siguientes afios a un ritmo anual de entre 2 y 3 puntos porcentuales hasta un nivel de 47.7 por ciento en 1982. La información de la Encuesta Nacional sobre Fecundidad y Salud indica que el aumento ba continuado pero a un ritmo menor, alrededor de un punto por afio entre 1982 y 1987, cuando e152.7 por ciento de la población de mujeres unidas se encuentra protegida por un método anticonceptivo. Por otra parte, si se observan comparativamente las coberturas por métodos modernos y cualquier método de las mujeres unidas, de 1979 a 1987 se produjo un paulatino ensanchamiento de las diferencias (de 5.8 a 7.9 puntos porcentuales) para regresar a una situación similar a la del afio 1976 cuando la diferencia era de 7.1 puntos. CUADRO 6.2 PORCENTAJE DE MUJERES QUE USAR METO00S ANT]CONCEPTIVOS, POR GRUPOS DE EDAD Y DISTRIBUCION DE USUAR]AS ACTIVAS, SEGUN METO00 USADO, 1976-1987 Encuesta Encuesta Encuesta Encuesta Nacional Mexicana de Nacional de Nacional sobre Fecundidad Tipo de Usuarias Fecundidad Prevatencia Oemográfica y Salud y de Métodos 1976 1979 1982 1987 USO ENTRE TOOAS LAS MUJERES Métodos modernos * 21.4 26.3 29.0 Cuatquier método * 25.2 30.2 33.9 USO ENTRE MUJERES UNIDAS Métodos modernos 23.1 32.D 41.5 44.8 Cua[quier m~todo 30.2 37.8 47.7 52.7 DISTRISUCION DE USUARIAS ACTIVAS ENTRE TOTAL DE MUJERES EN EDAD FERTIL Past i ILas 35.9 33.0 29.7 18.2 DIU 18.7 16,1 13.8 19.4 Operaci6n femenina 8.9 23.5 28.1 36.2 Operaci6n mascuIina 0.6 0.6 0.7 1.5 Inyecciones 5.6 6.7 10.6 5.3 Preservat ivos y espermaticidas 7.0 5.0 4.1 4.7 Métodos tradicionaLes 2•.3 15.1 13.0 14.7 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 PORCENTAJE DE USO POR EDAD ENTRE MUJERES UNIDAS 15-19 14.2 19,2 20.8 30.2 20-24 26.7 37.4 45.7 46.9 25-29 •8.6 44.5 56.5 54.0 30"34 38.0 49.6 59.8 62.3 35-39 37.9 42,8 57.6 61.3 40-44 25.1 33,3 42.9 60.2 45-49 11.8 16.3 22.1 34.2 Uso Tota l 50 .2 37 .8 ¿7 .7 52 .7 *No ex is te informaci6n co~parabte. 42 Sin embargo, como se puede apreciar en el cuadro 6.2, los métodos modernos constituyen en 1987 una proporción mayor dei total de anticoncepción que lo que representaban en 1976. En el cuadro puede observarse una evolución en favor de los métodos anticonceptivos modernos, si bien ésta parece detenerse a partir de 1982. En 1976, cerca dei 70 por ciento de las usuarias activas estaban protegidas por un método eficaz y moderno, 7 por ciento usaba un método local (preservativos y espermaticidas) y un alto porcentaje (23) había aceptado un método tradicional (ritmo, retiro o hierbas). En 1982, esta distribuci6n había cambiado a 83, 4 y 13 por ciento respectivamente y para 1987 a 80, 5 y 15. En cuanto a los cambios en el uso de algunos métodos específicos, puede observarse en el mismo cuadro que el método más popular entre la población mexicana eran los productos hormonales orales hasta 1982. En el afio de 1976, el nível de uso de la pfldora alcanz6 el 36 por ciento entre el total de usuarias en edad fértil mientras que en 1982, descendió en 6 puntos porcentuales, aunque no perdi~ su preponderancia en el perfil del uso de la población. Para este último afio, el 28 por ciento eran ya usuarias de operación femenina, mientras que en 1976 solamente el 9 por ciento de las usuarias reportaron haber adoptado dicho método. Los cambios entre 1982 y 1987 fueron notables pues se observan disminuciones importantes en el nível de uso de los métodos hormonales dei 30 por ciento ai 18 por ciento; un aumento en el nivel de prevalencia dei DIU (dei 17 ai 19 por ciento) y un aumento muy pronunciado en la operación femenina, alcanzando para el final dei período un nivel dei 36 por ciento. Los cambios en la composición dei uso de métodos también se pueden apreciar en la gráfica 6.1. EI cuadro 6.2 y la gráfica 6.2 también detallan las coberturas de uso para las mujeres unidas por grupos quinquenales y la evolución en los últimos once afios. Sin duda alguna, los tres grupos centrales (25-39 afios) son los que presentan los niveles más altos hasta el afio de 1982, donde su cobertura casi llega ai 60 por ciento. Las mujeres de 30 a 44 afios en 1987, es decir, las cohortes de 25 a 39 de 1982, presentan un nivel de uso ligeramente superior ai 60 por ciento. Este cambio tan importante en la preponderancia de la cobertura de los tres grupos de edad indica un desplazamiento bacia edades mayores, que se realiza en el período de cinco afios que separan la Encuesta Nacional Demográfica de la Encuesta Nacional sobre Fecundidad y Salud. En el mismo sentido se puede apreciar la cobertura dei grupo 20-24 para el afio de 1982 (45.7 por ciento) y el registrado en 1987 para el grupo 25-29 (54.0 por ciento). Desde otra perspectiva, es importante observar que el cambio que se venía dando en el grupo de edad 20-24 se ha detenido, manteniéndose su cobertura (46.9) a un nível similar ai observado en 1982. Por su parte, las mujeres de 15 a 19 afios de edad siguen mostrando el nivel más bajo de uso de anticonceptivos (30.2 por ciento), si bien registraron un incremento apreciable entre 1982 y 1987. A su vez, en el grupo de mujeres de 45-49 afios se han presentado aumentos signiticativos que reflejan el erecto de acumulación de métodos permanentes: entre 1979 y 1982 es mayor ai 35 por ciento, pero para el siguiente período en consideración (1982-1987), el incremento casi alcanza e155 por ciento. Difereneiale~ cri el Uso de Método~ Anticoneeptivos Existen características demográticas y socioeconómicas que tienen un efecto sobre el nível de uso de anticonceptivos, así como hacia la preferencia de los diferentes métodos. Las diferencias en el uso de los distintos métodos según lugar de residencia, edad de las mujeres, número de hijos nacidos vivos y nivel de escolaridad se discuten a continuación. En lo que se refiere ai tipo de métodos a los que recurren las parejas actualmente, se observa una preferencia por los métodos modernos más efectivos (cuadro 6.3). A nivel nacional el 18.6 por ciento de las mujeres unidas estaban operadas con tines anticonceptivos. Un poco más dei 10 por ciento usaban 43 GRAFICA 6.1 CAMBIOS EN EL TIPO DE METODO USADO ENTRE 1976 Y 1987 Píldora Es ter i , i zao ib~ 6% Dispositivo 35% 1976 Esterilizacibn - - - ~ 18% ~ ~ Otros Dispositivo ~ 25% 19% 1987 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 O GRAFICA 6.2 PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS QUE USAN METODOS, POR GRUPOS DE EDAD, 1976 Y 1987 1976 87 76 87 76 87 76 87 76 87 76 87 76 87 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 GRUPOS DE EDAD Usuarias ~ No Usuarias / I J 45-49 100 90 80 70 60 50 40 30 20 10 O 44 el DIU y otro tanto las pastillas. Llama la atención el hecho de que después de estos tres métodos, los tradicionales son los más utilizados por la población (8.1 por ciento ai momento de la ENFES). EI nível de la cobertura alcanzado en un momento específico es el resultado de los patrones de aceptación y continuidad observados en el pasado. De esta manera es que el uso de los diferentes métodos disminuye cuando se compara el porcentaje de mujeres unidas que alguna vez los han usado con la cobertura total. Las diferencias entre ambos porcentajes indican los distintos grados de continuidad de los métodos (véase la gráfica 6.3). La ENFES muestra que los hormonales -pastillas e inyecciones- son métodos con un alto grado de deserción, heeho quizás asociado con sus erectos colaterales: e158.8 por ciento los habían usado alguna vez, mientras que sólo el 12.5 por ciento lo hacfa actualmente. En el otro extremo, debido a una continuidad dei 100 por ciento, el porcentaje de alguna vez usuarias de quirúrgicos es igual ai de actualmente unidas. Como se verá más adelante en el capítulo Vil, las intenciones reproductivas de las parejas en cuanto a su deseo de aumentar el tamafio de familia varían de acuerdo a la edad de la mujer. Quizá esta sea la variable que se vincula de manera más estrecha con el tipo de métodos que las parejas utilizan, debido principalmente a que la efectividad de los diferentes métodos anticonceptivos no es la misma, aspecto que está estrechamente relacionado con el hecho de que el anticonceptivo se utilice para espaciar el nacimiento de los hijos o para limitar su número. Otro aspecto importante que influye en este proceso de selección es el de los efectos colaterales asociados a prácticamente todos los métodos existentes y que afectan de diferente manera a las mujeres según su edad. No se excluye por supuesto la influencia de otras variables culturales y socioeconómicas asociadas a la cohorte de nacimiento y que determinan preferencias diferenciales hacia los métodos corno es el caso de la escolaridad, asociada de manera inversa con la edad. CUADRO 6.3 PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS POR METODO USADO ACTUALMENTE, SEGUN GRUPOS DE EDAD Y NUMERO DE HIJOS NACIOOS VIVOS Grupos de Edad Número de Hijos Nacidos Vivos Menos de 30 Afios Mdtodo 30 Afios y mis O I-2 3-4 S y m¢ts Total Operaci6n femenina 7.0 28.4 0.0 DIU 13.3 7.7 1.1 PastiLtas 12.3 7.6 5.6 M6todos tradicionales 8.3 7.8 5.6 lnyecciones 4.2 1.6 1.5 Preservativos 1.9 1.9 0.5 Operaci6n masculina 0.2 1.2 0.0 Espermaticidas 0.4 0.7 0.6 7.2 29.5 26.7 18.6 18.4 8.6 ¿.5 10.2 13.8 10.1 5.6 9.7 9.4 8.5 6.6 8.1 4.0 2.8 1.5 2.8 2.6 1.8 1.5 1.9 0.5 1.1 0.8 0.8 0.6 0.7 0.5 0.6 Uso TotaL ¿7.6 56.9 14.9 56.5 ¿3.1 47.7 52.7 45 GRAFICA 6.8 CONOClMIENTO Y USO DE METODOS DE PLANIFICACION FAMILIAR, 1987 Operaci6n Femenina Dispositivo Píldora Espermaticidas Preaervativos Inyecciones Operación Masculina Ritmo Retiro Otros Tradicionales ~Z////////f/~ :: :1 ~Jf/////f/////////f~ 1 ~J'//A F//////.'~ I~'////////////.~ . . . . . ] I ~/////////////~. I 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 PORCENTAJE DE MUJERES m Uso Actual ~ Ua6 Alguna Vez ~ Conoce i E1 cuadro 6.3 también presenta informaci6n sobre el método usado actualmente para dos grandes grupos de edad: mujeres de menos de 30 afios y mujeres de 30 afios o más. En primer lugar, es importante resaltar que existe un diferencial de nueve puntos entre las coberturas de ambos grupos. Los niveles de este indicador son de 47.6 y 56.9 por ciento respectivamente. Se puede observar que el uso de la operación femenina se incrementa de manera muy importante con la edad, ya que aumenta de un 7 por ciento en el grupo 15-29 a un 28.4 por ciento en el de 30 afios y más, para representar la mitad dei total de usuarias. La otra tendencia que se puede identificar claramente es la disminución a la mitad, conforme aumenta la edad, en el uso dei DIU y de métodos bormonales (tanto orales como inyectables): del total de usuarias de 15 a 29 afios, más dei 16 por ciento utilizan los métodos hormonales, mientras que entre las mayores de 30 afios esta cifra es sólo del 9 por ciento. EI uso dei dispositivo intrauterino también muestra una tendencia a disminuir conforme aumenta la edad de un 13.3 por ciento a un 7.7 por ciento. No se puede identificar alguna tendencia que asocie la edad con el uso de métodos tradicionales, si bien debido al hecho de que su efectividad es baja se esperaría que el nivel de uso estuviera inversamente asociado con la edad de las usuarias. La paridad es otra variable demográfica que influye en el nivel de uso de anticonceptivos y en la elección de un método en particular. Es, por otro lado, una variable altamente asociada con la edad, y en ese sentido las tendencias que se observan coinciden con las que se sefialaron anteriormente. EI aumento más importante en la cobertura de uso actual se da ai pasar de la categoría sin bijos a la de las mujeres con paridad de entre uno y dos, 14.9 y 56.5 por ciento respectivamente; esta cobertura aumenta a un poco más dei 60 por ciento para aquellas mujeres con tres y cuatro hijos, y disminuye a un poco menos dei 50 por ciento para las de cinco hijos o más. En cuanto a los diferentes métodos, la operación es poco utilizada por aquellas mujeres con paridad uno o dos, mientras que casi e130 por ciento de las mujeres en las siguientes categorías se operaron con tines anticonceptivos. EI uso del dispositivo intrauterino disminuye notablemente conforme aumenta la paridad de la mujer. En relación ai uso de métodos tradicionales y hormonales no es posible identificar una asociación directa con la paridad de la mujer, aunque en el caso de las pastillas el mayor uso se concentra en las paridades 1-2 y 3-4. 46 EI porcentaje de mujeres que estaban usando un método específico por lugar de resideneia y nível de eseolaridad se presenta en el cuadro 6.4. Los niveles de uso van desde un tereio (32.5 por ciento) de las mujeres en la zona rural hasta más de dos tercios (65.3) en las áreas metropolitanas. En las tres zonas la operación femenina tiene el uso preponderante. Por su parte, el DIU y las pastillas son los que le siguen a la ligadura tanto en lo urbano, como en las áreas metropolitanas, mientras que en lo rural son las pastillas y los métodos tradicionales. Esta diferencia pudiera estar asociada a los patrones socioculturales de la población, o bien, ai tipo de servicio que se proporciona en el área rural. CUADRO 6.4 PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS POR METO00 USADO ACTUALNENTE a SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA ¥ ESCOLARIDAD Lugar de Residencia Esco[aridad M4todo Pr~maria Secun- Areas Metro- Sin Esco- Inco~n- Pr imar ia dar ia Rural Urbano po l i tanas la r idad p le ta Completa y m~s Operaci6n femenina 11.9 20.5 23.5 11.0 18.4 25.5 17.1 DIU 4.4 10.2 16.8 3.1 6.0 11.4 18.2 Past i t tas 7.7 11.8 9.2 3.6 8.8 11.2 13.1 M6todos t rad ic iona[es 5.3 9.4 9.1 4.4 7.0 7.4 11.9 Inyecciones 1.5 3.6 2.8 1.5 2.2 2.8, 4.1 Preservativos 1.3 2.5 1.7 0.1 1.3 2.5 3.0 Operaci6n mascul ina 0.1 0.7 1.6 0.0 0.6 0.4 1.6 Espermaticidas 0.3 0.7 0.6 0.0 0.5 0.7 0.9 Uso Total 32.5 59.2 65.3 23.7 44.8 62.0 69.9 AI igual que en el análisis de la fecundidad según los grados de escolaridad de la mujer, el uso de anticonceptivos guarda una relación directa con esta variable, si bien en este caso el diferencial entre las mujeres sin escolaridad y aquellas con primaria incompleta es igualmente importante que el que presenta esta última categoría y la de primaria completa. Se observa una variación en el uso desde un 24 por ciento entre las mujeres sin escolaridad hasta un 70 por ciento entre las mujeres con secundaria o más. La relación inversa que se ha observado entre edad de la mujer y.escolaridad debe interferir en esta tendencia. Debe también explicar, ai menos en parte, la preferencia de métodos de las mujeres en cada una de las categorfas que se analizan. Si se exceptúa la operación femenina, existe un aumento regular en el uso de todos los métodos a medida que aumenta el nível de escolaridad de la mujer. E1 porcentaje de mujeres operadas respecto a las usuarias actuales está por arriba dei 40 por ciento en las primeras tres categorías de escolaridad, y disminuye notablemente en aquellas con estudios de secundaria o más, entre quienes predomina el DIU. Lugar de Obtención de los Métodos Utilizados Que una pareja elij a un método adecuado y contin6e empleándolo depende de muchas y diversas consideraciones. Por un lado, las características socioculturales y demográficas de las aceptantes determinarán sus preferencias por uno u otro método. En cuanto a la oferta de servicios, existirán consideraciones como la disponibilidad de métodos, su costo, su eficacia, su facilidad de empleo, asi como la capacidad dei prestador dei servicio de indicar el método más adecuado, según el estado de salud y las características específicas de cada pareja. 47 En el cuadro 6.5 y en la gráfica 6.4 se presenta la distribución porcentual de usuarias activas de métodos modernos según el lugar de obtención para los afios 1979, 1982y 1987. La cobertura dei sector público se ha incrementado a través dei tiempo de manera tal que, en 1987 el 62 por ciento dei total de usuarias activas obtuvieron el método anticonceptivo de una institución dei gobierno en comparación con apenas e151 por ciento en 1979. También es posible observar que el incremento de las coberturas dei sector público se ba debido, principalmente, a una intensificación en las actividades dei Instituto Mexicano dei Seguro Social, el que en 1979 atendía a más de150 por ciento, y a partir de 1982 a más dei 60 por ciento de las usuarias dei Sector Salud. Las coberturas dei ISSSTE y SSA también han aumentado si bien en forma muy modesta. Vaie la pena anotar que la cobertura de "otras instituciones gubernamentales" presenta un comportamiento peculiar en 1982 que parece estar asociado a problemas en la captación o identificación de la fuente en la Encuesta Nacional Demográfica, más que a un comportamiento reconocible. Las farmacias siguen representando el principal lugar de obtención dentro dei sector privado y con un importante peso a nivel nacional, ya que una de cada cinco usuarias recurren a ellas para obtener algún método anticonceptivo. Sin embargo, en los últimos cinco afios, las farmacias vieron disminuído su peso relativo en diez puntos porcentuales, situación que está estrechamente relacionada con el descenso tan importante en el uso de métodos hormonales (inyecciones y pastillas). Las usuarias que son atendidas por el Sector Salud representan a poco más de la mitad dei total nacional; sin embargo, la distribución por métodos no es homogénea en las diferentes instituciones como se desprende del análisis dei cuadro 6.6. Llaman la atención los descensos que se observan entre las usuarias dei IMSS que recurren a métodos hormonales y a métodos locales, lo cual parece indicar que el programa institucional se ha centrado en los métodos quirúrgicos y en el dispositivo intrauterino, pues actualmente nueve de cada diez usuarias en esta institución se encuentran protegidas por alguno de estos métodos, nível que es casi 8 puntos porcentuales más alto que el promedio sectorial de 85 por ciento (véase el cuadro 6.6). CUADRO 6.5 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE USUARIAS ACTIVAS DE METODOS MODERNOS~ POR LUGAR DE OBTENCION» SEGUN DIVERSAS ENCUESTAS, 1979-1987 Lugar de Obtenci6n Encuesta Encuesta Encuesta Nacional NacionaL de NacionaL sobre Fecundidad PrevaLencia Demogr~fica y SaLud 1979 1982 1987 SECTOR PUBL|CO 51.1 53.2 61.9 IMSS 27.9 32.3 37.5 ISSSTE 3.9 4.9 5.4 SSA 14.7 14.5 15.5 Otras Ins t i tuc iones del Gobierno 4.6 1.7 3.5 SECTOR PRIVADO 48.9 46.6 38.1 Farmacias 31.3 31.3 21.9 Consultor~os 15.4 14.2 14.3 Otros 2.2 1.1 1.9 Totat 100.0 100.0 100.0 48 GRAFICA 6.4 CAMBIO EN LOS LUGARES DE OBTENCION DE METODOS ENTRE 1979 Y 1987 Porcentaje de Mujeres que Usan o~~ utHu¢~ r»,RMA- CONSUL- OTROS PUBLICOS CIA$ TORIOS P RWADOS Lugar de Obtenci6n dei M~todo I ~1979 ~1982 ~1987 i CUADRO 6.6 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE USUARIAS ACTUALES DEL SECTOR SALUD, POR INSTITUCION Y METODO, SEGUN DIVERSAS ENCUESTAS, 1979-1987 Encuesta Encuesta Encuesta Nacional Nacional de Nacional sobre Fecundidad Prevalencia Demográfica y Satud Institucion y Método 1979 1982 1987 IMSS Pastil[as 24.3 17.3 5.5 DIU 27.2 22.9 27.1 QuirUrgicos 46.5 53.6 65.8 Inyecciones y Locales 2.0 6.2 1.6 Total 100.0 100,0 100.0 ISSSTE Pastittas 22.1 13,8 6.0 DIU 19.0 19,6 22.6 Ouirúrgicos 55.3 55.0 66.8 Inyecciones y tocates 3.6 11.6 4.6 Total 100.0 100.0 100.0 SSA Pastillas 42,1 38.9 26.2 DIU 36.7 28.5 35.4 Quirúrgicos 18.0 21.9 29.0 lnyecciones y locales 3.2 10.7 9.3 Total 100.0 100.0 100.0 TOTAL OEL SECTOR SALUD Pastillas 29.8 23.1 11.1 DIU 29.5 24.2 28.9 Quirúrgicos 38.2 44.7 56.1 Inyecciones y locales 2.5 8.0 3,9 Total 100.0 100.0 100.0 49 Como se desprende dei cuadro 6.6, segundo panel, la evoluci6n de servicios dei ISSSTE es casi idéntica a la dei IMSS si bien los aumentos en el DIU y los métodos quirúrgicos son más modestos (4 puntos porcentuales en el caso dei DIU y 13 para los métodos quirúrgicos). AI mismo tiempo que estos aumentos, se registran drásticas disminuciones en el uso de las pastillas, inyecciones y locales, a menos de la mitad de los pesos relativos observados hace cinco afios. En esta institución, como en el IMSS, la proporción de usuarias de quirúrgicos y DIU, con respecto a su total, es de nueve de cada diez. En el caso de la SSA también se observa un aumento en la participación de los métodos quirúrgicos a expensas de la pfldora, si bien los niveles de cobertura dei DIU en 1987 son similares a los de 1979. En consecuencia, la SSA presenta distribuciones en 1979 y 1982 por método en las que predominan los hormonales, especialmente los orales, siempre por arriba dei porcentaje sectorial. Esta distribución sufrió algunas modificaciones en 1987: fue el DIU el método más importante y los métodos quirúrgicos alcanzaron un peso relativo similar ai de las pastillas. Para el conjunto dei Sector Salud, se observan decrementos a más de la mitad en el uso de pastillas, inyecciones y métodos locales (espermaticidas) entre 1982 y 1987; niveles similares de uso dei DIU en 1987 respecto a 1979 e incremento dei 19 por ciento con respecto a 1982; y un incremento en el uso de quirúrgicos en 25 por ciento en 1987 respecto a 1982. 50 CAPITULO Vil PREFERENCIAS SOBRE FECUNDIDAD Los programas de poblacióny planificación familiar pretenden brindar a las parejas los elementos necesarios para que puedan decidir libre y responsablemente acerca dei número de hijos que quieren tener, asícomo tenerlos en el momento que lo prefieran. En este sentido resulta relevante analizar las preferencias reproductivas de la población. Para ello se empieza primero caracterizando el deseo de las parejas de tener o no más hijos, el tiempo que les gustaría esperar antes de tener el siguiente y el número ideal de hijos que preferirían tener a lo largo de toda su vida, para posteriormente relacionar estos elementos con las acciones que las parejas llevan a cabo ai tratar de lograr sus preferencias reproductivas, en el caso de que éstas puedan ser identificadas, y asívalorar las necesidades a cubrir por los programas de población. Deseo Actual de Más Hijos E164.7 por ciento de las mujeres en edad fértil unidas declaró que no deseaba tener más hijos, e130.7 por ciento deseaba otro y el 4.4 por ciento no tenía preferencias reproductivas precisas (cuadro 7.1). EI patrón que este indicador sigue de acuerdo a la edad de la mujer es el esperado- el deseo de más hijos disminuye con la edad. Los cambios más importantes en relación ai deseo de tener más hijos se dan ai pasar dei grupo 15-19 a120-24 y de este último ai 25-29. Entre estas mujeres, menos dei 40 por ciento desea otro hijo. Los descensos, a partir de esta edad, siguen siendo importantes pero se dan de manera más lenta. Todavía casi el 9 por ciento de las mujeres de 40y más afios deseaban incrementar su paridad. Esto parece indicar que las parejas mexicanas completan a edades tempranas el tamafio deseado de su familia y que a partir de entonces existe la intención de regular su fecundidad. En este sentido es importante resaltar que el 18.5 por ciento de las mujeres entre 15 y 19 afios declaró ya no querer más hijos, y que para el grupo 25-29, más de la mitad de las mujeres unidas, tenían ya la intención de no aumentar el tamafio de su familia. CUADRO 7.1 D]STR[BUC]ON PORCENTUAL DE LAS MUJERES ACTUALMENTE UN[DAS, POR SU DESEO DE MAS HIJOS» SEGUN GRUPOS DE EDAD Grupos de Edad PreferÇncia 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 Totat Tener otro 75.5 54.7 37.5 22.9 12.9 8.9 8.4 30.7 No sabe ( indec isa ) 5.0 5.0 5.5 5.1 4.5 2.5 1.5 4.4 No desea mis 18.5 40.0 57.0 72.0 82.1 88.3 90.1 64.7 No respuesta 1.0 0.3 0.0 0.0 0.5 0.3 0.0 0.2 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de casos* 335 892 1121 1062 862 667 508 5447 *Sin ponderar 51 En cuanto a la paridad, se observa una disminución en el deseo de más hijos conforme aquella aumenta y los cambios más importantes son los que se dan ai pasar de 1 a 2 hijos y de 2 a 3, ya que en ambos casos el porcentaje se reduce casi a la mitad (cuadro 7.2). EI no deseo de más hijos muestra una tendencia creciente ai aumentar la paridad, observándose niveles de 60 por ciento o más a partir dei momento en que ya se tienen 2 hijos. De manera similar a lo observado en los grupos extremos del cuadro anterior, llama la atención el hecho de que un porcentaje nada despreciahle, 8 por ciento, de mujeres con 6 hijos o más todavía desean incrementar el tamafio de su família, mientras que en el otro extremo, una de cada diez mujeres en edad fértil unidas sin hijos no desea llegar a tenerlos. CUADRO 7.2 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS, POR SU DESEO DE MAS HIJOS, SEGUN NUMERO DE HIJOS VIVOS (INCLUYENDO EL EMBARAZO ACTUAL) Número de Hi jos Actualmente Vivos (IncLuyendo el Embarazo Actua[) Preferencia O I 2 3 4 5 6 y más Total Tener otro 88.2 78.1 36.1 18.4 10.4 9.1 8.0 30.7 No sabe (indecisa) 0.6 4.4 4.6 5.5 4.6 5.5 3.6 4.4 No desea mfis 11.2 16,7 59.3 76.1 84.8 85.3 88.2 64.7 No respuesta 0.0 0.8 0.0 0.0 0.2 0.2 0.2 0.2 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 I00.0 100.0 I00.0 100.0 Número de casos* 269 850 1058 1009 738 519 1004 5447 *Sin ponderar Los porcentajes de mujcres actualmente unidas que no desean más hijos se presentan en el euadro 7.3 de acuerdo a algunas características socioeconómicas y para cada nivel de paridad. Se encuentra, como era de esperar, que la proporción que no desea más hÜos se incrementa ai aumentar la paridad, aunque no de manera homogénea en el interior de los diferentes grupos poblacionales. EI 70 por ciento de las mujeres actualmente unidas que viven en áreas metropolitanas o que han realizado estudios de secundar[a, ya no desean incrementar su paridad después de tener 2 hijos, rnientras que entre la población femenina que habita en localidades rurales o que no ha terminado la primaria estos porcentajes son cercanos ai 45 por ciento; y están entre e159 y e166 por ciento después dei tercer hijo, es decir, alrededor de 25 puntos por debajo de los porcentajes observados para las mujeres de las áreas metropolitanas y las mujeres con secundaria o más (90.9 y 86.8 por ciento, respectivamente). Las mujeres sin escolaridad o con primaria incompleta parecen estar reflej ando a las de mayor edad, tu[entras que las categorías de primaria completa y secundaria y más estarían agrupando a las más jóvenes. De ahí que en el total de mujeres actualmente unidas -sin controlar paridad- sean aquéllas con menor escolaridad las que presentan los mayores niveles de no deseo de más hijos. En lo que se retiere a las diferentes zonas en que se agruparon las entidades dei país para tines comparativos, la zona que incluye el Area Metropolitana de la Ciudad de México es la que presenta los mayores niveles de no deseo de más hijos, independientemente de la paridad, pues muestra diferencias importantes aún para las mujeres nulíparas. Después de tener 2 hijos el 70 por ciento de las mujeres unidas que viven en la zona V ya no desean más hijos, mientras que en el resto del país el porcentaje fluctúa entre 48 y 59 por ciento. Despu6s de 3 hijos casi e190 por ciento de las mujeres de la zona V cae en esta categoría, entre 11 y 20 puntos más alto que en el resto dei país. 52 CUADRO 7.3 PORCENTAJE DE MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS QUE NO DESEAN NAS HIJOS POR NUMERO DE HIJOS ACTUALMENTE VIVOS (]NCLUYENO0 EL EM8ARAZO ACTUAL) Y CARACTERISTICAS ESPEC]FICAS Número de H| jos Actuatmente Vivos ( Inc[uyendo el Embarazo Actua l ) Caracter íst icas de la Mujer O 1 2 3 4 y r~s Total LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 5.3 10.9 40.7 59.4 79.1 60.0 2,500 a 19,999 5.7 18.5 52.1 68.1 88.2 65.7 20,000 y rmís 9.5 16.5 62.5 80.0 91.3 64.1 Areas metropotitanas 20.1 20.2 69.9 90.9 94.5 69.8 ZONA DE RESIDENCIA Zona I 11.1 11.8 52.1 68.9 86.1 62.8 Zona I I 1.7 10.8 47.8 77,5 88.1 59.5 Zona I l l 8.3 18.7 58.9 71.5 85.5 65.8 Zona IV 5.1 11.3 48.7 65.9 83.5 63.5 Zona V 20.0 22.1 69.5 88.4 90.0 69.0 NIVEL DE ESCOLARIDAO Sin escoIar idad 14.9 28.1 44.5 59.0 80.8 68.1 Pr imar ia incompleta 25.7 16.1 47.4 65.6 86.2 70,3 Pr imar ia completa 6.5 15.8 57.1 81.0 90.9 64.6 Secundaria y rnds 4.3 15.9 70.1 86.8 93.3 55.8 Total 11.2 16.7 59.3 76.1 86.5 64 .7 Espaciamiento de los Embarazos Otro elemento característico de las preferencias sobre fecundidad, adicional ai dei tamafio de la familia, es el relativo a la frecuencia con la que se desea tener a los hijos. Puede tenerse un mismo número de hijos pero con diferentes intervalos intergenésicos lo cual, a su vez, Uega a repercutir tanto en la salud dei hijo como en la de la madre. Las preferencias en cuanto a espaciamiento de los hijos se presentan en el cuadro 7.4 según edad de las mujeres y en el cuadro 7.5 según la paridad. Entre las mujeres unidas que desean otro hijo (30 por ciento dei total), una de cada tres deseaba embarazarse durante los doce meses siguientes a la fecha de la entrevista, otra deseaba esperar entre 1 y 2 afios y una más declaró que le gustaría esperar 3 afios o más (cuadro 7.4). Entre e132.6 y e136.9 por eiento dei total de mujeres actualmente unidas de 15 a 24 afios desean tener un hijo en los próximos 2 afios y el porcentaje muestra una tendencia decreciente conforme aumenta la edad de las mujeres. Un hecho interesante es el que se observa en el cuadro 7.5 ai analizar el tiempo que les gustaría esperar a las mujeres antes de embarazarse, según su número de hijos. E159.9 por ciento de las mujeres que no tienen hijos actualmente vivos deseaba embarazarse antes de un afio y un 79.1 por ciento deseaba esperarse como máximo 2 afios antes de tener a su primer hijo. 53 CUADRO 7.4 DISTRIBUGION POREENTUAL DE LAS MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS, POR TIEMPO QUE LES GUSTARIA ESPERAR ANTES DE EM8ARAZARSE, SEGUN GRUPOS DE EDAD Grupos de Edad Preferencia 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 Tota[ Tener o t ro 77,¿ 58.0 59.9 23.1 13.4 8 .7 8.5 30.1 -antes de un aro 16.2 13,8 11.2 10.5 9.8 5.8 7.8 10.5 -de 1 a 2 aros 20.7 18.8 13.5 8.8 2.5 0.7 0.0 9.0 -3 a~os o m~s 40.3 25.0 14.4 3.0 0.3 0.7 0.0 9.8 -no sabe cu~ndo 0.4 0.4 0.8 0.8 0.8 1.5 0.7 0.8 No sabe s i desea más 2.5 4.1 4.9 4.9 3.8 2.2 1.5 3.8 No desea rmís 19.9 37.6 55.2 72.0 82.3 89.1 90.0 66.0 No respuesta 0.0 0.3 0.0 0.0 0.5 0.0 0.0 0.1 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Nún~~ro de mujeres* 247 732 975 972 829 656 505 4916 Nota: NO se incluye a tas mujeres actualmente embarazadas, 10.9 por ciento der total. *Sin ponderar CUADRO 7.5 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS NUJERES ACTUALMENTE UNIDAS, POR TIEMPO QUE LES GUSTARIA ESPERAR ANTES DE EMBARAZARSE, SEGUN EL NUMERO OE HIJOS ACTUALMENTE VIVOS Número de Hi jos Actuatmente Vivos Preferenc ia O 1 2 3 4 y m¢ts Total Tener otro 88.2 77.8 35.8 18.7 8.8 30.1 -antes de 12 meses 59.9 18.8 7.9 7.6 3.7 10.5 -de I a 2 aros 19.2 25.3 13.5 4.7 2.0 9.0 -3 aros o m~s 7.2 32.9 13.5 5.7 2.4 9.8 -no sabe cuándo 1.9 0.8 0.9 8.7 0.8 0.8 NO sabe si desea m~s 0.6 2.7 4.4 4.9 3.8 3.8 No desea rmís 11.2 18.9 59.8 76.4 87.4 66.0 No respuesta 0,0 0.6 0.0 0.0 0.0 0.1 Totat 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 NL]mero de mujeres* 269 708 946 907 2086 4916 TieJqpopromedio 0.7 2.2 2.1 1.8 1.6 1.8 Nota: No se ~nctuye a tas mujeres actualmente embarazadas. *Sin ponderar 54 La diferencia entre mujeres sin hijos y el resto de los grupos con un hijo o más es muy importante, ya que ai pasar ai grupo de mujeres con un hijo actualmente vivo, sólo el 18.8 por ciento desea un embarazo en los próximos doce meses~ En el resto de los grupos el porcentaje nunca es mayor ai ocho por ciento. Las diferencias deben estar asociadas a la necesidad de tener el primer hijo; por comprobar que se es fértil; o por el deseo de ser madre por primera vez. Esto se observa también en el tiempo promedio que se desea esperar antes de embarazarse: menos de un afio para las mujeres sin hijos y de un afio y medio en adelante para el resto de las mujeres. Estos datos parecen mostrar que en buena parte de la población no se percibe la necesidad de postergar el nacimiento dei primer hijo. Número Ideal de Hijos Dei total de mujeres entrevistadas el 4.8 por ciento no pudo precisar el número de hijos que le gustaría tener en toda su vida, mientras que para e! resto de las mujeres el número medio ideal de hijos fue de 3.0. La diferencia entre los grupos de edad extremos es de poco más de un hijo: 2.6 para las mujeres de 15 a 19 y 4.0 para las de 45 a 49 (cuadr0 7.6). Consistente con resultados anteriores, se observa que las mujeres que residen en áreas metropolitanas y las de mayor escolaridad son las que presentan los menores niveles en el número ideal de hijos (2.5). En el extremo contrario aparecen nuevamente las mujeres sin escolaridad (4.4) y las que viven en localidades rurales (3.7 hijos). CUADRO 7.6 PRONEDIO DEL RUMERO IDEAL DE HIJOS PARA TODAS LAS HUJERES, POR GRUPOS DE EDAD Y CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Grupos de Edad Caracter í s t i cas de ta Mujer 15-19 20-24 25-29" 30-34 35-39 40-44 45-49 Totat LUGAR DE RESIDENCIA Nenos de 2,500 3.0 3.3 3.8 3.8 4.4 4.7 4.6 3 .7 2,500 a 19,999 2.7 2.7 2.7 3.3 3.7 3.9 4.5 3.1 20,000 y mds 2.5 2.6 2.7 3.0 3.3 3.2 3.8 2.8 Areas met topo[ i tanas 2.2 2.2 2.4 2.7 2.8 3.1 3.3 2.5 ZONA DE RESIDENCIA Zona I 2.8 2.8 3.0 3.4 3.8 3.8 4.4 3.2 Zona l l 2 .7 2.8 3.0 3.1 3.6 3.9 3.6 3.1 Zona I I I 2.5 2.7 3.0 3.2 3.6 3.4 4.0 3.0 Zona lV 2.9 3.0 3.3 3.5 3.9 4.1 4.6 3.4 ZonaV 2.2 2.2 2.5 2.7 2.9 3.4 3.4 2.6 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin escot ar idad 5.5 3.6 5.9 4.2 43 4,9 4.8 4,4 Pr imar ia incompleta 3.0 3.2 3.4 3.4 3.8 3.7 3.8 3.5 Pr imar ia completa 2.6 2.8 2.8 3.0 3.2 3.3 3.7 2.9 Secundaria y mds 2.4 2.3 • 2.4 2.6 2.7 2.7 2.9 2.5 Tota l 2 .6 2 .6 2 .9 3.1 3 .5 3 .6 4 .0 3 .0 Casos para et promedio* 2194 1657 1454 1225 987 771 598 8886 *S in ponderar; se exc[uye a tas que no dectararon su pre ferenc ia en tdrminos numéricos. 55 En todas las categorías socioeconómicas e] número ideal de hijos se incrementa a medida que aumenta la edad y son los valores más altos, en todos los casos, los de las mujeres con menor escolaridad (gráfica 7.1). La escolaridad aparece nuevamente como un buen discriminador de los ideales reproductivos, ya que desde los 15 a los 19 afios de edad la diferencia entre las categorías extremas es de un hijo, incrementándose a dos a partir de los 35 afios. GRAFICA 7.1 NUMERO IDEAL DE HIJOS POR GRUPOS DE EDAD Y CARACTERISTICAS DE LA MUJER Promedio de Hijos 3 ' iiiiiii!iiii RU- 2.5- 20* ME- SIN PI PC SEC.+ RAL 19.9 TRO ESC. RES IDENCIA ESGOLARIDAD 15- 19 ~ 3 0 - 34 PI - Primarla Incompleta / PC • Primarla completa i ~iiii~ii!i ! ~H »~: H »~»~: H~ H H H~ 1 iii~~iiiiiii 2 3 4 PARIDAD 45 - 49 / I I '" ,-49 0-34 - 15-19 5* EI lugar de residencia aparece también como un diferencial importante: entre las categorías extremas dei grupo de edad 20-24 la diferencia es de un hijo y se incrementa a 1.5 a partir de los 35 afios. La zona dei país que muestra los niveles más bajos es la que comprende el Area Metropolitana de la Ciudad de México. En todos los grupos de edad, esta zona presenta niveles inferiores al resto de las zonas, aún en el caso de las mujeres másjóvenes (menores de 30 afios) quienes reportan un número ideal de hijos similar a los de las de mayor escolaridad. En el otro extremo la zona IV, dei Bajfo y el Occidente dei país, presenta los mayores valores para el número ideal de hijos (casi uno más que en la zona V), lo que guarda estrecha relación con sus altas tasas de fecundidad. Importantes diferencias se observan en el número ideal de hijos cuando se relaciona con la paridad actual de la población femenina en el cuadro 7.7. Las mujeres sin hijos o con sólo un hijo actualmente vivo desean tener en promedio 2.4 y 2.5 hijos respectivamente, es decir, un hijo menos que aquéUas de paridad 4 (3.5), y esta diferencia se incrementa aún más ai anaIizar el promedio ideal de hijos deseado por las mujeres de mayor paridad: 4.1 y 4.5 para las mujeres de paridad 5 y ó ó más, respectivamente. Este fenómeno, que está relacionando con la edad de las mujeres podría estar mostrando por una parte cambios generacionales en las preferencias sobre fecundidad pero, por otra, podría reflejar también lo difícil que es para la mujer el apartarse de su experiencia concreta como madre, y que por ello tienda a declarar un número ideal más cercano ai de su paridad actuai. En este sentido el 50 por ciento de las mujeres con 4 hijos o más prefiere 4 ó más como número de hi]os por 56. tener en toda su vida. En el grupo de paridad 3 el número ideal 3 es el más declarado y lo mismo pasa en la paridad 2. La excepción la representan los grupos de mujeres con menos de 2 hijos, ya que tienden también a declarar al 2 como el número de hijos que les gustaría tener a lo largo de su vida reproductiva. EI bajo promedio de hijos deseado por los tres primeros grupos de paridad se asocia ai hecho de que sólo e112.1, e112.6 y e119.0 por ciento respectivamente de las mujeres en dichos grupos desean tener cuatro hijos o más. CUADRO 7.7 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE TOOAS LAS MUJERES, POR NUMERO IDEAL DE HIJOS. SEGUN EL NUMERO DE HIJOS ACTUALMENTE VIVOS (INCLUYENDO EL EMBARAZO ACTUAL) Número de Hi jos Actualmente Vivos ( lnctuyendo el Embarazo Actua i ) Número I dea l de Hi jos O I 2 3 4 5 6 y n~Is Total Ninguno 3.9 0.5 2.0 1.6 1.1 1.9 3.1 2.5 I 8.9 10.5 2.8 2.7 4.2 2.2 1.3 5.7 2 49.6 48.5 45.4 18.7 26.3 20.5 20.5 37.7 3 21.5 25.0 27.7 44.3 11.0 19.6 17.5 23.9 4 6 nkis 12.1 12.6 19.0 29.1 51.3 49.6 47.4 25.3 No nun~~r ica 1.4 1.5 1,7 2.8 4.4 4.1 8.2 2.9 Poco definida 2.6 1.4 1.4 0.9 1.4 1.7 2.0 1.9 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Nún~ro 3408 1124 1211 1102 798 566 1101 9310 Promedio 2 .4 2 .5 2 .7 3 .2 3 .5 4 .1 4 .5 3 .0 3292 1096 1172 1062 760 525 979 Casos para et promedio* *S in ponderar lntenciones Reproduetivas y Acciones Anticonceptivas Un análisis más a profundidad de las preferencias reproductivas de la población necesariamente debe incluir las acciones concretas que se adoptan para alcanzar dichas preferencias, ya que ésto le da o le resta fuerza a las mismas. Una mujer que afirma no desear más hijos pero que no hace nada por evitarlos, no parece tener la misma claridad en su opción que otra que ya optó por un método definitivo. La motivación para limitar el tamafio de la família, es decir, para tener menos hijos de los que potencialmente se pueden tener, debe coexistir con el conocimiento y valoración de los medios de regulación de la fecundidad, antes de que una pareja decida optar por un método anticonceptivo. AI analizar la relación entre intenciones reproductivas y acciones anticonceptivas, el cuadro 7.8 permite observar que e121.2 por ciento de las mujeres unidas no desean más hijos y sin embargo no usan método anticonceptivo alguno. Este porcentaje llega a niveles de 31.5 y 56.6 por ciento en los dos últimos grupos de edad, si bien se compensa por un porcentaje mayor de mujeres que usan métodos anticonceptivos entre los 30 y los 44 afios de edad (gráfica 7.2). 57 CUADRO 7.8 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES UNIDAS, POR USO DE ARTICONCEPTIVOS Y OESEO O NO DE NAS HIJOS, SEGUN GRUPOS DE EDAD Grupos de Edad Preferencias Reproductivas y Uso de Anticoncept~vos 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 Total NO DESEAN (MAS) HIJOS 14.1 30.7 47.2 66.3 77.9 87.4 89.2 58.9 Usan rm~todos no tradiciona[es 4.7 17.5 27.2 42.3 49.2 48.3 28.0 32,7 Usan métodos tradiciona[es 1.2 1.7 4.6 7,5 6.2 7.6 4.6 5.0 No usan 8.2 11.5 15.4 16.5 22.5 31.5 56.6 21.2 DESEAN (MAS) HIJOS 54 .8 47.1 34 .2 21 .2 12 .7 8 .6 8 .4 26 .8 Usan m~todos no trad~c~ona(es 20.0 21.6 14.5 9.2 5.0 2.8 1.3 11.1 Usa r~todos trad~c~onales 4.1 4.6 6.2 1.B 0.5 0.8 0.1 2.9 NO usan 30.7 20.9 13.5 10.2 7.2 5.0 7.0 12.6 EMBARAZADAS 29.4 18.6 14.3 7.9 5.4 1.8 0.8 10.9 NO desean más hijos 4.3 9.4 9.7 5.7 4.2 0.9 0.8 5.8 Pesean m~s hijos 21.0 7.5 3.4 1.7 0.3 0.3 0.0 3.9 Indecisas/Ro responden 4.1 1.7 1.2 0.5 0.9 0.6 0.0 1.2 INDECISAS 1.7 3.6 4.2 4.5 4.1 2.1 1.5 3.5 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Ntínero de casos* 335 892 1121 1062 862 667 508 5447 *Sin ponderar GRAFICA 7.2 PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS QUE NO DESEAN MAS HI JOS Y QUE NO USAN ANTICONCEPCION, POR GRUPOS DE EDAD Porcentaje de Mujeres 10O 80 60 40 20 O 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 No Desean y no Usan ~ No Desean Mis Hijos $8 AI pasar ai análisis por lugar de residencia se observa, por una parte, que la mayor proporción de mujeres que ya no desean hijos se presenta en las áreas metropolitanas. Las mujeres de las áreas rurales que no desean más hijos y no usan métodos anticonceptivos (32 por ciento) es más dei doble que en las áreas metropolitanas (cuadro 7.9). Esta diferencia se aprecia aún más si se calcula qué proporción de las mujeres que no desean hijos cae en la categoría de no uso: 58 por ciento en áreas rurales contra 24 por ciento en las áreas metropolitanas. CUADRO 7.9 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE NUJERES UNIDAS, POR USO DE ANTICONCEPTIVOS Y DESEO O NO DE NAS H[JOSo SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA Lugar de Residencia Preferencias Reproductivas Menos de 2,500 a 20,000 Areas y Uso de Ant iconcept ivos 2,500 19,999 y mis Netropo[ i tanas Totat NO DESEAN (HAS) HIJOS 54. ] 60 .3 58.5 63.3 Usan métodos no t rad ic iona[es 19.0 32.0 38.6 42.5 Usan mdtodos t rad ic ionaLes 3.7 5.3 5.7 5,6 No usan 31.6 23.0 14.2 15.2 58.9 32.7 5.0 21.2 DESEAN (NAS) HIJOS 27.0 25.7 28.6 25.5 2Ó.8 Usan métodos no t rad ic ionates 7.5 10.0 13.7 13.1 11.1 Usan n~todos t rad ic ionates 1.5 5.1 3.9 3.4 2.9 No usan 18.0 12.6 11.0 9.0 12.8 EMBARAZADAS 1] .0 9 .4 9 .9 10 . ] 10 .9 No desean r~s h i jos 5.7 5.4 5.5 6.5 5.8 Desean n~ís h i jos 5.4 3.0 3.8 2.7 3.9 Indecisas/Mo responden 1.9 1.0 0.6 1.1 1.2 INDECISAS 5.8 6.5 3.0 0.9 3.5 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de casos* 1448 789 1901 1309 5447 *S in ponderar EI grupo de mujeres que no saben si deseano no tener más hijos tiene un peso mayor en las áreas rurales (aproximadamente el 6 por ciento) y apenas constituye menos dei 1 por ciento entre las mujeres de las áreas metropolitanas. Esto parece estar asociado a un mayor contacto con medios de comunicación, que por el tipo de información que brindan podrían originar un cuestionamiento más preciso sobre el hecho mismo de tener hijos. Los resultados que se presentan en el cuadro 7.10 son consistentes con otros presentados anteriormente: en la zona 3 y en la 4 --las de mayor fecundidad-- una de cada cuatro mujeres unidas no desea más hijos y no usa anticonceptivos, además de ser éstas las zonas con un mayor uso de métodos tradicionales entre las mujeres que no quieren incrementar el tamafio de su familia. 59 CUADRO 7.10 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES UNIDAS, POR USO DE ANTICONCEPTIVOS Y DESEO O NO DE NAS HIJOS, SEGUN ZONA DE RESIDENCIA Zona de Residencia Preferenc ias Reproductivas y Uso de Ant iconcept ivos Zona I Zona I I Zona 111 Zona IV Zona V Total NO DESEAN (MAS) HIJOS 57.6 54.3 58.4 56.8 62.8 58.9 Usan m~todos no t rad ic ionates 36.4 39.1 26.6 27.1 36.8 32.7 Usan m~todos t rad ic iona les 3.7 3.2 6 .7 5.7 4.6 5.0 No usan 17.5 12.0 25.1 24.0 21.4 21.2 DESEAN (MAS) HIJOS 28.5 ]2 .5 25.4 28.3 24.1 26.8 Usan m~todos no t rad ic ionates 15.1 16.6 8.3 10.1 9.8 11.1 Usan m~todos t rad ic ionates 2.7 3.0 2.7 3.8 2.6 2.9 NO usan 10.7 12.9 14.4 14.4 11.7 12.8 EMBARAZADAS 9.8 11.3 11.2 11.9 10.¿ 10.9 No desean m,hs h i jos 5.2 5.2 5.3 6.7 6.3 5.8 Desean mds hijos 3.7 5.5 4,4 4.2 2.8 3.9 Indecisas/No responden 0.9 0.6 1,5 1.0 1.3 1.2 INDECISAS 4.1 2.0 4 .9 3 .0 2 .7 3.5 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de casos* 909 925 1471 1271 871 5447 *Sin ponderar AI recurrir nuevamcnte a la escolaridad como discriminador importante dei comportamiento reproductivo de la población, se observa, por una parte, que el nivel de indecisión en la preferencia disminuye a medida que aumenta la escolaridad y es cuatro veces mayor en el grupo sin escolaridad que en el grupo de mujeres con secundaria y más. Este último grupo debe estar formado principalmente por mujeres jóvenes, lo cual parece confirmarse conel porcentaje de embarazadas (13.5 por ciento), mayor que en cualquiera de las otras categorías, y con el alto porcentaje de mujeres que todavía desea más hijos: 35.9 por ciento (cuadro 7.11). Las mujeres que sin desear más hijos no usan métodos anticonceptivos disminuyen a medida que aumenta la escolaridad, desde un 43 por ciento entre las mujeres sin escolaridad hasta 7 por ciento entre aquellas con secundaria y más (gráfica 7.3). AI calcular la proporción de mujeres que sin desear hijos no recurren a alguna práctica reguladora de la fecundidad se obtienen los valores de 69, 43, 25 y 14 por ciento para cada uno de los niveles de escolaridad analizados. Una primera conclusión, a partir de estos datos, es que parece existir una "mayor congruencia" entre las intenciones reproductivas y las acciones anticonceptivas de las mujeres más jóvenes, con mayor escolaridad y que residen en ciudades grandes. No Deseo de Hás Hijos y Razones de No Uso Como una aproximación a los motivos que pueden llevar a una mujer a no recurrir ai uso de un método anticonceptivo a pesar de no desear más hijos, se pueden analizar las razones declaradas por este grupo de mujeres de acuerdo a las mismas características que se vienen analizando. 60 CUADRO 7.11 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES UNIDAS, POR USO DE ANTICONCEPTIVOS Y DESEO O NO DE MAS HIJOS« SEGUN ESCOLARIDAD Escotar~dad Preferenc~as Reproductivas Sin Pr imar ia Pr imar ia Secundaria y USO de Ant iconcept ivos Escolar idad Incompleta Compteta y m~s Total NO DESEAN (MAS) HIJOS 62.4 ¿4.6 59.6 49.0 58.9 Usan métodos no t rad ic iona les 15.7 31.1 40.5 36.7 32.7 Usan métodos trad~cionates 3.9 5.5 4.4 5.5 5.0 No usan 42.8 28.0 14.7 6.8 21.2 DESEAN (MAS) HIJOS 20.1 20.7 29.2 35.9 26.8 Usan métodos no t rad ic ionates 3.2 5.7 12.9 20.4 11.1 Usan n~~todos tradicionates 0.5 1.4 2.7 6.3 2.9 No usan 16.4 13.6 13.6 9.2 12.8 EMBARAZADAS 10.8 10.3 8 .8 15.5 10.9 No desean más h i jos 5.7 5.7 5.0 6.9 5.8 Desean más h i jos 3.3 3.5 3.1 5.4 3.9 Indencisas/No responden 1.8 1.1 0.7 1.2 1.2 INDECISAS 6.7 4.3 2.3 1.7 3.5 Totat 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 NOn~ro de casos* 662 1745 1377 1663 5447 *S~n ponder a r GRAFICA 7.3 PORCENTAJE DE MUJERES QUE NO DESEAN MAS HI JOS Y QUE NO USAN ANTI - CONCEPCION, POR RE$1DENCIA Y ESCOLARIDAD Porcentaje de Mujeres 7O 60 50 40 30 20 10 O RURAL PI - P r imar la incompleta PC - Pr imar la completa 2.5- 20+ METRO SIN PI PC SEC+ 19.9 ESC. LUGAR DE RESIDENCIA ESCOLARIDAD No Desean y no Usan I No Desean M&s Hijos 61 Una proporción importante de las mujeres (e133.8 por ciento), declaró como raz6n principal de no uso, el hecho de no considerarlo necesario (por estar en la menopausia, por ausencia temporal de su pareja, por esterilidad o por no tener relaciones sexuales a pesar de estar unida) y el 18.5 por eiento por no conocer métodos anticonceptivos, no saber c6mo se usan o bien dónde se obtienen. En el 13.3 por ciento de los casos la mujer o su esposo no están de acuerdo con el uso y el 10.7 por ciento declaró tener temor a posibles efectos colaterales por el uso de algún método antieonceptivo (cuadro 7.12). CUADRO 7.12 DISTRIBUCIOR PORCENTUAL DE LAS NUJERES URIDAS QUE NO DESEAN NAS HIJOS Y NO USAN NETO00S ANTICONCEPTIVOS, POR RAZON DE NO USO, SEGUN GRUPOS DE EDAD Grupos de Edad Raz6n de No Uso 15-24 25-34 35 y n~ís Totat No conoce m~todos (no sabe usartos u obtener{os) 26.3 17.8 17.3 18.5 No estd de acuerdo con su uso (e i ra o su esposo) 7.9 9.3 16.5 13.3 No considera necesar io usartos 15.9 27.6 40.7 33.8 Tiene temor a erectos cotatera[es 9.8 12.6 9.8 10.7 Tuvo erectos co[aterates con atgOn método 4.6 7.0 4.3 5.2 Estd dando et pecho a atguno de sus h i jos 15,5 12.0 2.3 6.8 Otras razones 20.0 13.7 9.1 11.7 Tota[ 100.0 100.0 100.0 100.0 NOmero de casos* 103 293 532 1028 *Sin ponderar Las mujeres más jóvenes declaran en mayor medida el desconocimiento de métodos (26.3 por ciento), mientras que en lo grupos de 35 afios y más, la razón más freçuente es porque las entrevistadas no consideran necesario recurrir al uso de un método anticonceptivo (40.7 por ciento). Es también en estos grupos donde la oposición de la mujer o dei esposo ai uso de anticonceptivos se presenta en mayor medida (16.5 por ciento). AI proceder ai análisis por lugar de residencia, en el cuadro 7.13 puede observarse que e127.8 por ciento de las mujeres que residen en localidades rurales declararon no conocer métodos, sólo una de cada cinco argumentó en términos de no necesitar usarlos y el 16.7 por ciento declaró no estar de acuerdo con su uso. En los otros tamafios de localidad cerca de la mitad declaró que la razón para no usarlos era precisamente el no necesitar de ellos y los porcentajes de desconocimiento de métodos y de oposición a su uso tienden a decrecer. La escolaridad vuelve a aparecer como una variable importante, en especial en términos de conocimiento de métodos y dei estar de acuerdo o no con el uso. Mientras que el 31.8 por ciento de las mujeres sin escolaridad declaró no usar por no conocer métodos sólo el 2.9 por ciento de aquéllas con primaria completa o más cae en esta categoría (cuadro 7.14). La oposición de la mujer o su pareja aparece en e117.4 por ciento de aquéllas con menor escolaridad contra un 7.8 por ciento en el grupo de primaria completa o más. 62 CUADRO 7,13 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES UNIDAS QUE NO DESEAN MAS HIJOS Y NO USAN METODOS ANTICONCEPTlVOS, POR RAZON DE NO USO, SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA Lugar de Residencia Menos de 2,500 a 20,000 Arcas Metro- Raz6n de No Uso 2,500 19,999 y m~s pot i tanas Totat No conoce n~~todos (no sabe usar[os u obtenertos) 27.8 13.7 13.9 5.2 18.5 No está de acuerdo con su uso 16.7 12.7 10.4 8.3 13.3 No considera necesario usar[os 19.6 42.5 44.5 49.8 33.8 Tiene temor a erectos colatera[es 11.7 10.0 11.9 7.8 10.7 Tuvo erectos co[aterates con a[gún mdtodo 4.3 2.0 4.0 10.8 5.2 Está dando et peeho a a[guno de sus h i jos 7.7 10.4 5.5 3.1 6.8 Otras razones 12.2 8.7 9.8 15.0 11.0 Totat 100~0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de casos* 447 167 262 152 1028 *Sin ponderar CUADRO 7.14 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES UNIDAS QUE NO DESEAN MAS HIJOS Y NO USAN METODOS ANTICONCEPTIVOS, POR RAZON DE NO USO, SEGUN ESCOLARIDAD EscoLaridad Pr imar ia Pr imar ia Sin Esco- Incom- Completa Raz6n de No Uso ter idad preta y más Totat No eonoce mdtodos (no sabe usarLos u obtener[os) 31.8 18.7 2.9 18.5 No está de acuerdo con su uso (e i ra o su esposo) 17.4 13.6 7.8 13.3 No considera necesario usartos 24.0 38.0 37.7 33.8 Tiene temor a erectos eotatera[es 9.7 10.3 12.5 10.7 Tuvo erectos co•aterates con a[gún mdtodo 2.3 4.8 9.2 5.2 Está dando et pecho a atguno de sus h i jos 4.6 4.8 13.0 6.8 Otras razones 10.2 9.8 16.9 11.0 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de casos* 282 *Sin ponderar 443 303 1028 Preferencias Reproductívas y Exposic26n al Riesgo de Embarazo Sin embargo, vale la pena sefialar que el porcentaje de mujeres que no desea más hijos y no usa métodos anticonceptivos presenta ciertas limitaciones ai tratar de estimar la discrepancia entre las intenciones reproductivas y las acciones anticonceptivas de la población, pues existen situaciones como 63 las que se listan a continuación, que requieren de una serie de precisiones: a) la esterilidad posparto, que es consecuencia dei período anovulatorio, cuya amplitud puede variar entre diversas poblaciones según la práctica y duración de la lactancia; b) la abstinencia practicada después dei parto; c) la esterilidad natural, y d) la práctica dei aborto. Si bien la lactancia, como un método anticonceptivo, no es dei todo eficaz en términos individuales, su efecto en términos generales puede ser considerable en una sociedad donde esta práctica es más o menos amplia, aun cuando sus tines no sean anticonceptivos. Por esta serie de factores se puede sobreestimar el nível de la discrepancia entre las intenciones reproductivas y las prácticas anticonceptivas de la población. Es el caso, por ejemplo, de ciertos grupos poblacionales donde los altos niveles de este indicador pueden estar reflejando una mayor presencia de la menopausia o esterilidad entre mujeres que ya no necesitan usar métodos anticonceptivos, o bien una mayor práctica de la lactancia o descenso en la actividad sexual. Co n el fin de precisa r a ún más el aná lisis de preferencias reproductivas y acciones anticonceptivas planteado anteriormente, a continuación se limita el análisis a la población de mujeres que se puede considerar expuestas ai riesgo de coneebir y no al total de unidas como en los cuadros anteriores. Se consideran expuestas aquellas mujeres que 9o están embarazadas, no están en amenorrea posparto, no son estériles, tuvieron relaciones sexuales durante el mes anterior a a encuesta y han reglado durante los últimos 2 meses. Los resultados observados presentan un comportamicnto similar ai encontrado para el total de mujeres unidas, si bien baia el porcentaje de mujeres que sin desear más hijos no usa algún método anticonceptivo (gráfica 7.4). Las mujeres expuestas ai riesgo de concebir que en mayor medida no recurren ai uso de métodos anticonceptivos son aquéllas sin escolaridad y las que residen en localidades rurales (52.2 y 40.1 por ciento, respectivamente), independientemente de sus intenciones reproductivas (cuadro 7.15). En el otro extremo están nuevamente las mujeres con mayor escolaridad y las que residen en las tres principales áreas metropolitanas del país (10.0 y 15.5 por ciento, respectivamente). Con relación a las zonas en las que se dividió el país, las zonas III y IV --con los mayores niveles de fecundidad-- son las que presentan los mayores niveles de no uso: 29.2 y 23.6 por ciento, respectivamente. GRAFICA 7.4 PORCENTAJE DE MUJERES EXPUESTAS AL RIESGO DE CONCEBIR QUE NO DESEAN MAS HIJOS Y QUE NO USAN ANTICONCEPCION Porcentaje de Mujeres 40 30 20 10 RU- 2.5- 20* ME- SIN PI PC SEC° 1 2 3 4 RAL 19.9 TRO ESC. RESIDENCIA ESCOLARIDAD PARIDAD 5.,, PI • Pr lmar[a Incomplet PC • Pr lmarla completa 64 CUADRO 7.15 PORCENTAJE DE MUJERES ACTUALMENTE EXPUESTAS AL RIESGO DE CONCEBIR QUE NO USAN METOOOS ANTICONCEPTIVOS, POR INTENCIONES REPROOUCTIVAS Y CARACTERISTICAS ESPECIF]CAS Deseo de m~s Ri jos Desea Otro Desea Otro Sin Precisar No sabe No Caracter l s t i cas Antes de 2 en m~s de Tiempo de si Desea Desea de ta Mujer ARos* 2 ARos Espera Otro r~s Total LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 61.5 20.7 0.0 70.8 31.8 40.1 2,500 a 19,999 44.2 3.4 0.0 35.5 14.1 20.4 20,000 y mds 35.5 15.4 0.0 21.8 7.6 15.4 Areas metropo[ i tanas 42.4 0.5 2.7 9.3 9.2 15.5 ZONA DE RESlDENCIA Zona I 38.0 5.4 0.0 19.4 11.3 17.0 Zona I I 36.8 8.3 0.0 10.4 8.4 15.6 Zona I I I 51.5 19.9 0.0 63.8 20.1 29.2 Zona IV 37.8 14.5 4.9 55.4 18.1 23.6 Zona V 54,4 3.4 0.0 29.2 13.1 21.8 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin escotar idad 73.6 62.2 0.0 93.5 39.9 52.2 Pr imar ia incompteta 62.7 24.0 0.0 53.2 22.0 30.8 Pr imar ia completa 45.3 6.5 0.0 15.2 11.0 18.5 Secundaria y n~s 29.0 3.2 2.3 5.6 2.3 10.0 Total 45.5 9 .7 0.7 42.0 14.6 22.0 Nota: Las nxJjeres expuestas son aquettas que no estdn actualmente embarazadas, no esthn en amenorrea postparto, no son es tdr i tes , tuv ie ron re lac iones sexuates durante et mes anter io r a ta encuesta y tuv ie ron su Olt ima menstruación durante Los ú l t imos dos meses (véase cuadros 4.5 y 4 .6 ) . * Inc tuye et caso de 2 afios EI cuadro 7.15 también presenta los niveles de no uso de acuerdo con las intenciones reproductivas. Si bien los diferenciales son en el mismo sentido, se incrementa la variación entre las categorías extremas. Mientras que el 40 por ciento de las mujeres sin escolaridad que no desean más hijos no usa anticonceptivos, este porcentaje se reduce ai 11 por ciento entre aquéllas que han completado la primaria y a un nivel mínimo de 2.3 por ciento entre las de mayor escolaridad. Las zonas III y IV siguen mostrando niveles altos de no uso entre las mujeres que no desean más hijos: alrededor de una de cada cinco mujeres, mientras que en las otras tres zonas es aproximadamente una de cada diez. EI menor porcentaje de discrepancia entre deseo y uso se da en la zona II la cual incluye ai Area Metropolitana de Monterrey. EI análisis de la brecha entre deseo y no uso es también relevante entre las mujeres que declaran que desean esperar más de dos afios para tener otro hijo y sin embargo no usan métodos anticonceptivos en este momento. Esto se presenta en e162.2 por ciento de las mujeres sin escolaridad, mientras que el porcentaje baia hasta un tres por ciento en aquéllas que han llegado a estudiar ai menos secundaria y es casi nulo entre las que residen en las áreas metropolitanas. 65 Planeación de la Fecundidad Uno de los problemas principales a los que se enfrenta el análisis de las preferencias reproductivas de la población es el hecho de cómo caracterizar el proceso de elaboración de ideales reproductivos, en el caso en que éstos puedan ser identificados, así como los criterios por seguir para aceptar o rechazar la existencia de dichos ideales. Existen dificultades metodológicas que complican cualquier tipo de verificación que se quiera llevar a cabo. A continuación se analiza la posible correspondencia entre dos formas diferentes de aproximación ai estudio de las preferencias sobre fecundidad. En el cuadro 7.16 se clasifican las mujeres en dos grupos dependiendo de si su ideal de hijos está satisfecho o no. Esta clasificación se hace a partir de la comparación entre el número actual de hijos y el número ideal que se desea tener a lo largo de la vida reproductiva. Las mujeres con el ideal de hijos satisfecho son aquellas mujeres que tienen más o el mísmo número de hijos que los que declararon que les gustaría tener en toda su vida. Por otra parte se tiene la declaración directa de la mujer sobre el deseo actual de más hijos. CUADRO 7.16 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE MUJERES UNIDAS, POR SATISFACCION DEL IDEAL DE HIJOS A TENER EN TOOA SU VIDA Y EL DESEO O NO DE NAS HIJOS AL MOMENTO DE LA ENTREVISTA, SEGUN USO O NO DE METO00S ANTICONCEPTIVOS Pre ferenc ia Sat i s facc i6n del Ideal Desea Tener No Sabe o No Desea No y Uso de M¿todos Otro Indecisa m~s Respuesta Totat EMBARAZADAS 35.5 9,6 53.8 1.1 100.0 IDEAL DE HIJOS SATISFECHO 1 i 5.3 2,8 91.9 0.0 100.0 Usan m~todos no t rad ic ionates 4.7 1.2 94.1 O.O 100.0 Usan mdtodos tradic iona•es 3.5 1.7 94.8 0.0 100.0 No usan 6.7 5.8 87.5 0.0 100.0 IDEAL DE HIJOS NO SATI$FEEHO 2 i 67.7 4.0 28.1 0.2 100,0 Usan m~todos no tradicionates 66.2 3,8 30.0 0.0 100.0 Usan n~todos t rad ic iona les 73.3 1.8 24.9 0.0 100.0 No usan 67.7 4,7 27.1 0.5 100.0 NO CLASlFICABLE 30.9 12,9 55.7 0.5 100.0 lT iene m~s o et mismo nOmero de h i jos que tos que dectara que te gustar fa tener en toda su v ida. ZTiene menos h i jos que Los que te gustar fa tener en toda su v ida. Se desprende dei cuadro 7.16 que más dei 90 por ciento de las mujeres con su ideal de hijos satisfecho ya no desea más hijos y apenas un cinco por ciento de ellas todavía desea aumentar el tamafio de su familia. Esta relación no es tan clara entre las mujeres cuyo ideal de hijos aún no ha sido satisfecho --mujeres que tienen menos hijos que los que les gustaría tener en toda su vida-- ya que el 28.1 por ciento de ellas tampoco desea más hijos, lo cual puede deberse a una preferencia poco clara, o bien por existir una serie de impedimentos para satisfacer el ideal buscado y que el "no deseo" esté asociado a una 66 dificultad que se percibe para seguir teniendo hijos. Parece existir una mayor correspondencia entre el "ideal de hijos satisfecho" y el "no deseo de más hijos" que entre el "ideal no satisfecho" y el "deseo de más höos". Uno de los supuestos que parece implícito en el análisis de las preferencias reproductivas de la población es el que se refiere ai hecho de que a la mujer se le pregunta sobre el deseo dei hijo antes de embarazarse. En este sentido, el cuestionario básico para el programa internacional de Eneuestas de Demografía y Salud (DHS) propone indagar explícitamente, para cada embarazo, si en el momento en que éste ocurrió era deseado o no, con el objeto de estimar, entre otros indicadores, tasas de feetmdidad no dc~;ead& 1 Para el cuestionario de la ENFES no se incluyó esa opción sino que se optó por indagar por la "planeación dei último embarazo" para aquellas mujeres que estaban embarazadas ai momento de la entrevista y para aquellas que habfan tenido ai menos un hijo nacido vivo. Uno de los datos más relevantes dei cuadro 7.17 es el que se refiere ai porcentaje de mujeres que declaró no haber pensado en tener otro hijo antes de quedar embarazada por última vez: una de cada dos mujeres cayó en esta categorfa. La manera en que se obtenía esta información consistía en que antes de preguntarle a la entrevistada si querfa o no el último embarazo y cuándo lo querfa, se indagó si previamente ai embarazo la mujer había pensado en el hecho de tener otro hijo y evitar asf la posibilidad de estar forzando a la mujer a decidir entre el deseo o no de un acontecimiento que ya había ocurrido y que es altamente valorado por la mujer mexicana. Si bien la experiencia de campo brindó elementos para afirmar que en algunos casos se confundía la pregunta por el "pensar en tener hijos" con el "desear tener hijos", los datos muestran diferencias en el sentido que se esperarfa a partir de los niveles de información de las mujeres. Puede observarse que a medida que aumenta la edad de la mujer y con ello su paridad, es mayor el porcentaje de mujeres que no pensaron en tener hijos: 64.0 y 72.2 por ciento entre las mujeres de mayor edad y las de mayor paridad, respectivamente (gráfica 7.5). En sentido inverso, las mujeres con mayor escolaridad presentan los menores porcentajes de población que caen en esta categoría, especialmente al cursar estudios de secundaria o posteriores. Los datos muestran que las mujeres más jóvenes y con mayores estudios son las que en mayor medida deseaban el embarazo en el momento en que lo tuvieron: 40.2 por ciento en el grupo de edad 15-24, 47.9 por ciento en las de paridad 0-2 y 43.1 por ciento entre las de secundaria y más. Sin embargo, es en estos mismos grupos de edad en donde se dan los mayores porcentajes de embarazos "no deseados en el momento en que ocurrieron": 24.2, 22.8 y 21.4 por ciento de las mujeres en estos tres grupos deseaban esperar un tiempo antes de tener un hijo o bien no deseaban tener más hijos y sin embargo se embarazaron (gráfica 7.6). 1Esta opción no se incorporó dentro dei cuestionario definitivo de la ENFES debido a los problemas metodológicos que se mencionan a continuación: 1) Es difícil que una mujer pueda ~reubicarse" en el tiempo y "objetivamente" declarar si deseaba o no un embarazo que en muchos casos ya concluyó en un nacido vivo. Es diflcil que la mujer se aparte de su experiencia concreta y se desligue de sus sentimientos actuales hacia ese hijo. 2) Es muy importante distinguir entre "un hijo (nacido vivo) deseado", "embarazo deseado* y "embarazo planeado ~. En el caso de los primeros dos conceptos las diferencias parecen evidentes, aunque tiene las mismas limitantes metodológicas que antes se mencionaron y que tienen que ver con el transcurrir dei tiempo, es decir, una mujer posiblemente no deseó un embarazo, pero, una vez que 6ste ocurriú, lo ha aceptado, o puede ¿.ambiar de opiniún y verdaderamente desear el nacimiento dei hijo. La diferencia entre los dos últimos conceptos parece más sutil, pero se piensa que es importante y se refiere a que no siempre senplanean ~ las cosas que se ~desean* realizar y, por otra parte, es posible llegar a disfrutar algo que ~no se planeó". Estos elementos pueden Uegar a dificultar cualquier tipo de clasificaciún ai respecto. 67 CUADRO 7.17 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS, POR PLANEACION DEL ULT]MO EMBARAZO EN LOS ULTIMOS CINCO A~OS, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS No Deseaba (más) H~jOS No Pens6 en Deseaba Tener En ese Después de un Sin Saber más Hi jos Momento TJempo Cuándo Hi jos Total Caracter fs t i cas de la Mujer GRUPOS DE EDAD 15-24 35,0 40.2 19.2 0.6 5.0 100.0 25-34 51.5 32.9 11.3 0.5 3.8 100.0 35 y más ¿4.0 23.2 5.9 0.3 6.6 100.0 HIJOS ACTUALMENTE VIVOS* 0-2 28.8 47.9 19,1 0.5 3,7 100.0 3-4 56.5 27.3 8.9 0.5 6.8 100.0 5 y más 72.2 16.3 7.2 0.4 3.9 100.0 LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 50.7 31.0 13.9 0.8 3.6 100.0 2,500 a 19,999 48.5 34.8 10.5 0.3 5.9 100.0 20,000 y más 47.5 37.4 10.9 0.4 3.8 100.0 Areas metropo[itanas 45.8 32.5 15.1 0.1 6.5 100.0 ESCOLARIDAD Sin escolaridad 55.7 29.0 9.3 0.7 5.3 100.0 Pr imar ia incompleta 55.7 27.7 11.8 0.7 4.1 100.0 Primar~a completa 49.3 33.1 12.6 0.2 4.8 100.0 Secundar~a y m&s 35,2 43.1 16.3 0.3 5.1 100.0 Total 48.3 33.6 12.9 0.5 4.7 100.0 *Inctuye e[ embarazo actuai. GRAFICA 7.5 DISTRIBUCION DE LAS MUJERES UNIDAS SEGUN LA PLANEACION DEL ULTIMO EMBARAZO, POR EDAD Y PARIDAD Porcentaje de Mujeres 80 60 40 20 0 15-24 25-34 35+ 0-2 3 -4 5* GRUPOS DE EDAD NUMERO DE HIJOS VIVOS No Deseaba Entonces ~ Deseaba Entonces No Pens6 Tener HlJO8 68 Los datos parecen mostrar que entre las mujeres más jóvenes hay una menor motivación para regular su fecundidad o que dicha motivación es más ambigua, dados los valores extremos que se presentan. Esta serie de datos también ejemplifica la complejidad dei análisis que se pretende y plantea la necesidad de un análisis más a profundidad, en donde se evalúen las acciones concretas llevadas a cabo por la población eon el fin de "lograr las intenciones reproductivas", como lo es el uso de métodos anticonceptivos para evitar tener un hijo en el momento en que no se desea. En este sentido, si se quisiera medir "embarazos no planeados", la información recolectada en la ENFES permite sugerir cinco posibilidades para un intervalo protogenésico o intergenésico en particular: 1, 2. 3. 4. 5. Que la pareja haya decidido no tener más hijos o tenerlos en ese momento y que se haya embarazado usando un método anticonceptivo; Que la pareja haya decidido no tener más hijos o no tenerlos en ese momento, que haya usado m6todos anticonceptivos en ese intervalo y haya suspendido el uso por alguna razón diferente ai embarazo; Que la pareja haya decidido no tener m~ís hijos o no tenerlos en ese momento, pero que no haya usado ningún método anticonceptivo; Que la pareja haya decidido tener más hijos en ese momento; Que la pareja nunca haya pensado si quería o no tener más hijos o cuándo los quería tener. Las opciones 1 y4 no presentan ningún problema para clasificar a un embarazo como "planeado" o "no planeado"; las opciones 2 y 3 implican una decisión un tanto ambivalente: en el primer caso, si la mujer dejó de usar anticonceptivos para embarazarse habría que incluirla en otra categoría y en el segundo, la clasificación en cualquier categoría presenta dificultades evidentes. Por último, en la opción 5 no es posible hacer ninguna inferencia. GRAFICA 7.6 DI$TRIBUCION DE LAS MUJERES UNIDAS SEGUN LA PLANEACION DEL ULTIMO EMBARAZO, POR ESCOLARIDAD Y RESIDENCIA Porcentaje de Mujeres 60 50 . . . . . . . 40 30 20 10 O SIN PI PC ESC. ESCOLARIDAD SEC+ RU- 2.5- 20+ ME- RAL 19.9 TRO LUGAR DE RES IDENCIA No Deaeaba Entonces No Pens6 Tener Hijos PI • Prlmarla incompleta PC • Primarla completa ~ Deseaba Entonces 69 Los datos dei cuadro 7.18 muestran que en casi la mitad de los casos (49.8 por ciento) no es posible hacer algún tipo de inferencia sin correr el riesgo de tener serios problemas metodológicos. Existen también un 14.6 por ciento de embarazos que implican decisiones un tanto ambivalentes y un 34.3 y 1.3 por ciento de embarazos planeados y no planeados, respectivamente. A medida que se incrementa la paridad disminuye el porcentaje de mujeres que deseaban el hijo en ese momento y las que no lo deseaban pero no usaron nada, lo cual estaría indicando una mayor motivación para regular la fecundidad. CUADRO 7.18 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LOS EMBARAZOS OCURRIDOS EN LOS ULTIMOS 5 A~OS (INCLUYENDO EL EMBARAZO ACTUAL), POR PLANEACION OEL MISMO, SEGUN ORDEN DEL NACIHIENTO Orden dei Nacimiento Planeaci6n del Embarazo I 2 3 y más Total (I) (2) (3) (4) (5) No deseaba m&s h i jos o no en ese momento y se embaraz6 usando un m~todo No deseaba más h i jos o no en ese momento, us6 un n~todo en ese i n te rva lo y to de i6 por otra raz6n 0.9 1.5 1.4 1.3 3.1 6.9 3.3 3.9 NO deseaba más hüos o no en esemomento y no us6 ningún m~todo en e• in terva lo 18.9 12.0 7.6 Deseaba m~s h i jos en ese momento 55.3 41.2 25.2 Nunca pens6 si querfa o no tener más h i jos o cu~ndo tos querfa tener Total NUmero de casos* *Sin ponderar 10.7 34.3 21.8 38,3 62.5 49.8 100.0 100.0 100.0 100.0 753 688 2167 3608 70 CAPITULO VIII CARACTERISTICAS DE LA ACEPTACION DE MÉTODOS QUIRURGICOS En el capRulo VI se ha mostrado cómo a partir de los últimos afios de la década de los setenta la operación femenina era ya el segundo método más utilizado por la población usuaria de métodos anticonceptivos, sólo atrás de los métodos hormonales orales. Para el afio 1982 la Encuesta Nacional Demográfica permiti~ constatar esta preferencía al registrar porcentajes de uso de 29.7 y 28.1 por ciento para las usuarias de pastillas y de operación femenina, respectivamente. En vista de lo anterior y tomando en cuenta las características particulares de los métodos quirúrgicos, tanto en lo que se refiere a sus erectos en la fecundidad como por la decisión que supone el optar por un método definitivo, se incluyó una sección en el cuestionario individual de la ENFES a través de la cual se pretendía caracterizar a la población usuaria de métodos permanentes, así como la atención institucional recibida por esta población. Se buscaba además analizar la satisfacción y los posibles problemas de salud y personales que hayan resultado de esta intervención. Los resultados de la ENFIES han permitido comprobar que la operación femenina ha pasado a ser el método más usado en este momento. Mientras que en 1976 una de cada once mujeres usuarias de métodos anticonceptivos había recurrído a la ligadura como práctica para controlar su fecundidad, para fines de los setenta esta proporción se incrementó considerablemente ai pasar a ser una de cada cuatro mujeres. A mediados de los ochenta la proporción se eleva a una de cada tres usuarias para llegar a alrededor dei 36 por ciento cri 1987 cuando se implementó la ENFIES. A la par de este incremento en el uso de métodos quirúrgicos femeninos se observó un fuerte descenso en el uso de métodos hormonales, pues llegó a un nivel de participación del 23.2 por ciento en 1987, después de haber representado a140 por ciento de las usuarias entre 1976 y 1982 (gráfica 8.1). GRAFICA 8.1 DISTRIBUCION DE USUARIAS ACTIVAS SEGUN METODO ANTICONCEPTIVO, 1976-1987 Porcentaje de Usuarias 50 40 30 20 10 O 1976 1979 1982 1987 EMF ENP END ENFES Pastillas/Inyecclbn~ Ligadura ~ M~todo8 Locales i I Tradlclonales ~ Vasectomla, DIU 71 En este capítulo se pretende describir las características de las mujeres que se operan, los elementos que intervinieron en su decisión ai optar por este método, así como el tipo de atención que recibieron por parte de la institución que les brindó el método. A continuación se caracteriza el tipo de problemas de salud y personales que presentan las mujeres después de la operación, para concluir con el estudio de su ngrado de satisfacción actual" a partir de una serie de preguntas indirectas. La riqueza analítica de esta sección no puede resumirse en un informe de resultados como este --más bien de tipo descriptivo-- por lo que se han seleccionado algunos aspectos generales dei tema, que permitan ilustrar el tipo de información con el que se cuenta para las mujeres operadas con tines anticonceptivos en cada una de las regiones en que se dividió ai país. En el presente capítulo se tratará de contestar a las siguientes cinco preguntas: a) b) c) d) e) /,Quiénes son las mujeres que se operan? /,Cómo y por qué deciden operarse las mujeres? ¿Qué tipo de atención reciben las mujeres en las instituciones donde se operan? ¿Cómo se sienten las mujeres después de la operación? /,Cómo se sienten actualmente las mujeres? En otros trabajos más a profundidad se analizarán los diferentes elementos que influyen en la decisión de optar por un método definitivo, así como en la satisfacción o insatisfacción posterior a la operación. Características Soeioeeonómicas y Demográfieas Como se aprecia en los cuadros 8.1 y 8.2, las mujeres usuarias de la operación femenina constituían en 1987 e118.6 por ciento de las mujeres en unión y e135.5 por ciento del total de usuarias unidas de métodos anticonceptivos. Alrededor de una tercera parte de las mujeres unidas entre 35 y 44 afios y las mujeres de paridad 3 y 4 (independiente de la edad) eran usuarias dei método. EI nivel de uso crece con el grado de urbanización desde un mínimo de 11.9 por ciento en las áreas rurales del país hasta casi e125 por ciento en las áreas metropolitanas. También se observa que la mayoría de las mujeres de 35 o más afios y de 5 o más hijos recurren a la operación para la regulación de la fecundidad. Los resultados de la ENFES muestran que las mujeres que han recurrido a la operación femenina como método para controlar su natalidad presentan un promedio de edad de 36.4 afios, mientras que las usuarias de otros métodos modernos son 7 afios más jóvenes (cuadro 8.3). E157.2 por ciento de las mujeres operadas tienen 35 afios o más y apenas el 3 por ciento de ellas son jóvenes de menos de 25 afios. Como era de esperarse, las mujeres con mayor paridad presentan un mayor uso de la ligadura: e145.1 por ciento de las mujeres operadas declaró haber tenido 5 ó más hijos nacidos vivos, y sólo una de cada diez de ellas declaró haber tenido menos de tres. Entre las usuarias de los otros métodos la tendencia es diferente: más de la mitad de las usuarias de hormonales, DIU o vasectomfa ha tenido como máximo 2 hijos y el 43.8 por ciento de las mujeres de los otros grupos se eneuentra en esta misma situación. EI promedio de hijos nacidos vivos de las usuarias de operación femenina es de 4.9, uno más que para el total de mujeres unidas 3.8. Siendo más jóvenes en promedio, en los otros 2 grupos de usuarias es consistente el hecho de que las que actualmente usan hormonales, DIU o vasectomía tengan 3.1 hijos nacidos vivos, contra 3.3 de las que están recurriendo ai uso de locales y tradicionales. 72 CUADRO 8.1 PORCENTAJE DE NUJERES UNIDAS GeIE HAN RECURRIDO A LA OPERACION, POR GRUPOS DE EDAD, NIJOS NACIDOS VIVOS Y ESCOLARIDAD Caracter fs t | cas Tota[ de Mujeres Usuarias de la Mujer Mujeres de M6todos GRUPOS DE EDAD 15"19 0.3 1.0 20-24 3.3 6.9 25-29 12.1 22.3 30-34 25.¿ 40.7 35-39 33.6 54.8 40-44 32.1 53.4 45-49 21.0 61.6 HIJOS NAClDOS VIVOS O - 2 4.7 9.7 3 - 4 30.4 46.4 5 y m~s 26.0 55.0 ESCOLARIDAD Sin esco lar idad 10.9 46.5 Pr imar ia incompleta 18.4 40.8 Pr imar ia completa 25.4 41.0 Secundaria y n~s 17.3 24.7 Tota[ 18.6 35.5 CUADRO 8.2 PORCENTAJE DE MUJERES UNIDAS QUE HAN RECURRIDO A LA OPERACION, POR LUGAR DE RESIDENCIA Y COND]C[ON DE ACTIV]DAD Caracter í s t i cas Total de Mujeres Usuarias de ta Mujer Mujeres de M~todos LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 11.9 36.7 2,500 a 19,ç~x? 18.1 34.9 20,000 y más 21.9 34.4 Areas Metropolitanas 23.5 35.9 ZONA DE RESIDENCIA Zona ! 19.7 32.8 Zona I I 24.6 39.1 Zona I I I 15.9 35.0 Zona IV 15.5 32.6 Zona V 20.4 37.5 CONDICION DE ACTIVIDAD Trabajan actuatmente NO t raba jan actualmente* Nunca han t rabajado 21.1 39.1 18.1 31.3 17.5 37.1 Tota[ 18.6 35.5 *Pero s i han t raba jado. 73 Entre las mujeres que actualmente están usando un método anticonceptivo, el grupo de usuarias de operación femenina presenta el menor nível de escolaridad, lo cual está asociado a su mayor edad. Sólo una de cada cuatro mujeres operadas tiene estudios posteriores a la primaria mientras que en los otros grupos de usuarias el porcentaje correspondiente es ligeramente superior ai 40 por ciento. Esto trae como resultado un promedio de escolaridad de 5.5 afios para las mujeres operadas, un afio menos que las usuarias de otros métodos. EUADRO 8.3 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EOAD FERTIL UNIDAS, SEGUN USO DE DIFERENTES TIPOS DE METO00S ANTIEONCEPTIVOS e POR GRUPOS DE EDAD, H|JOS NACIDOS VIVOS Y ESCOLARIDAD Usuarias Usuarias Usuarias de Nujeres en Caracter í s t i cas de Operaci6n de Hor~onates, M6todos Loca[es Nunca Edad F6r t i [ de la Mujer Femenina DIU o Vasectomta o Trad ie ionales Usuarias Unidas GRUPOS DE EDAD 15 - 24 3.0 32.1 17.4 31.9 23 .7 25 - 34 39.8 46.0 49.6 31.5 40.5 35 y m6s 57.2 21.9 33.0 36.6 35.8 Total 100.0 100.0 100,0 100.0 100.0 promedio de edad 36.4 29.4 32.0 31.4 32.0 HIJOS NAClDOS VIVOS O - 2 10.0 54,5 43.8 43.8 39.9 3 - 4 44.9 28.3 29.0 17.3 27.6 5 y m6s 45.1 17.2 27.2 38.9 32.5 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Promediode Hija~ Vivos 4.9 3.1 3 .3 3 .9 3 .8 ESCOLARIDAD Sin esco lar idad 8.7 5.1 6.3 31.9 14.8 Pr imar ia incompleta 32.8 25.3 28.0 40.6 33.4 Primaria completa 33.5 27.1 25.1 16.9 24.7 Secundaria y m6s 25.0 42,5 40.6 10.6 27.1 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Prcaedio de escol.aridad 5.5 6.7 6 .4 3.1 5 .2 AI igual que para los otros métodos, la operación femenina es más usada por las mujeres que residen en localidades urbanas y áreas metropolitanas: dos de cada tres de las mujeres que han optado por la ligadura viven en localidades de 20 mil habitantes o más (cuadro 8.4). No se observan diferencias en el uso según la condición de actividad laborai de la mujer, si bien cuando se compara con los otros métodos un porcentaje ligeramente mayor de mujeres que seleccionan la operación trabajan (31 por ciento en comparación con porcentajes entre 26 y 29 para los otros métodos). Otra forma de caracterizar a las mujeres esterilizadas, de acuerdo ai tipo y número de métodos que han usado, se presenta en el cuadro 8.5. Los datos muestran a las mujeres operadas con una mayor experiencia en la anticoncepción, definida ésta en términos dei número de métodos diferentes que han usado: e143.2 por ciento de eUas ha usado por lo menos 2 métodos comparado con 35.2 por ciento entre las usuarias de métodos locales o tradicionales y 28.4 entre el resto de usuarias. 74 CUADRO 8.4 DISTRI8UCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL UNIDAS, SEGUN USO DE DIFERENTES TIPOS DE METO00S ANTICONCEPTIVOS, POR LUGAR DE RESIDENCIA Y CONDICION DE ACTIVIDAD Usuarias Usuarias de Usuaries de Caracter í s t i cas de Operaci6n Kormona[es, DIU Mdtodos LocaLes Nunca de la Mujer Femenina o Vasectomfa o Trad ic ionates Usuarias Total LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 19.7 17.9 20.4 53.6 30.9 2,500 8 19,999 14.3 14.4 15.5 15.6 14.8 20,000 y m~s 30.2 30.9 33.1 16.0 25.8 Areas Metropo[ i tanas 35.8 36.8 31.0 14.8 28.5 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 CONDICION DE ACTIVIDAD Trabajan 31.0 25.6 28.5 28.0 27.5 No t raba jan pero han trabajado 33.8 41.3 39.2 25.6 34.9 Nunca han t rabajado 35.2 33.1 32.3 46.4 37.6 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 CUADRO 8.5 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL UNIDAS, SEGUN USO DE DIFERENTES TIPOS DE METO00S ANTICONCEPTIVOS, POR CARACTERISTICAS DE SU HISTORIA DE USO Usuarias Usuarias de Usuarias de de la Hormona(es, Mdtodos Lo- A[guna Caracter í s t i cas Operac~6n DIU, o caies o Tra- Usaron Vez de la Hujer Femenina Vasectomfa d ic iona les Antes Usuar~as TIPO DE METO00S QUE HA USADO Ninguno 25.5 41.0 37.0 0.0 26.0 Modernos 41.7 25.0 28.6 58.3 38.3 Modernos y [ocates 11.6 9.4 7.2 8.1 9.4 Modernos y trodiciona[es 7.4 5.6 12.7 10.4 8.3 Modernos, Iocates y tradicionales 7.3 5.8 2.8 8.6 6.5 Loca[es 1.6 5.7 1.6 1.2 2.9 Trad ic ionates 3.8 4.9 9.5 11.8 7.0 Loca[es y t rad~ciona[es 1.1 2.6 0.6 1.6 1.6 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 NUMERO DE METO00S DIFERENTES NO ha usado ninguno 25.5 41.0 37.0 0.0 26.0 Ha usado uno 31.3 30.6 27.8 55.4 36.6 2 21.8 17.7 19.6 25.9 21.1 3 11.9 8.3 12.0 11.7 10.7 4 y m¿s 9.5 2.4 3.6 7.0 5.6 Tota( 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Nota: En este cuadro se consideran como mdtodos modernos e l d i spos i t i vo in t rauter ino , [os m~todos hormonates y los qu i rúrg icos . 75 Las usuarias de operación femenina presentan el mayor porcentaje de mujeres que ha usado únicamente métodos modernos (hormonales, DIU o vasectomía) (41.7 por ciento), además de que el 68 por ciento de ellas declaró haber usado por lo menos un método moderno a lo largo de su vida reproductiva. E125.5 por ciento de las usuarias de operación femenina declaró que éste ha sido el único método que ha utilizado, mientras que en los otros grupos de usuarias el porcentaje de primer uso es de 37 por ciento en adelante. Otro elemento que llama la atención es que se trata dei grupo de usuarias que en mayor medida ba usado los tres tipos de métodos: métodos modernos, locales, y tradicionales (7.3 por ciento). Toma de Decisiones para Optar por el Método Un método anticonceptivo que tiene el carácter de irreversible requiere, en especial, de un proceso de toma de decisiones que considere cierta información sobre las implicaciones futuras del mismo. En este sentido, la participación de la mujcr en la decisión de operarse es un elemento fundamental para entender sus sentimientos posteriores a la opcración. Casi nueve de cada diez mujeres (87.6 por ciento) declararon haber participado directamente en la decisión de operarse (cuadro 8.6). Scg6n las respuestas, en el 12.4 por ciento de los casos otra persona decidió sobre la operación y en el 30 por ciento de estos casos (3.7 por ciento dei total de mujeres operadas) la mujer no se puso de acuerdo con la persona que tom~ la decisión. Las mujeres de mayor escolaridad y las que residen en las tres principales áreas metropolitanas dei país son las que en mayor medida declararon haber tomado solas la decisión de operarse (44.7 por ciento y 47.5 por ciento), y es precisamente entre estas mujeres en donde se presenta el menor número de casos en que la mujer no lo decidió ni se puso de acuerdo con la persona que tomó la decisión: dos de cada cien mujeres caen en esta categoría (gráficas 8.2 y 8.3). En el extremo contrario se encuentran las mujeres sin escolaridad y las que viven en localidades de menos de 2,500 habitantes: en estos grupos e110.8 y el 5.8 por ciento de las mujeres, respectivamente, no participaron en la decisión de operarse. Pero además en un considerable número de casos (12.3 por ciento del total en localidades rurales y 23.3 por ciento entre las mujeres sin escolaridad) también fue otra persona quien tomó la decisión si bien en estos casos csa persona se puso de acuerdo con la mujer. A nível de las diferentes zonas en las que se dividió el país, las mujeres que viven en la zona V (Distrito Federal y estados de México, Guerrero y Morelos) y en la zona I (noroeste del país) presentan la situación más favorable, ya que muestran los porcentajes más altos de participación en la decisión de operarse. En la ENFES también se indagó por las razones para escoger la operación. Los resultados se presentan a continuación según la edad y la paridad ai momento de la operación en los cuadros 8.7 y 8.8, y el nível de escolaridad y la localidad de residencia en los cuadros 8.9 y 8.10. De los cuadros se concluye que la efectividad de la operación (es decir, el hecho de ser el método más seguro para evitar embarazos) constituyó la principal razón por la cual las mujeres optan por la operación, en lugar de recurrir a algún otro método (36.4 por ciento). Otro 22.9 por ciento de ellas declaró que ya no querfa otros métodos ya sea porque no los toleraba o porque le habían fallado. EI 14.8 por ciento argumentó en términos de querer evitar problemas de salud con otro embarazo, mientras que el 12.7 por ciento declaró que no quería más hijos ya fuera por razones económicas o por el biencstar de los hijos que ya tenía. 76 CUADRO 8.6 DISTRI8UCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR PARTICIPACION DE LA NUJER EN LA DECISION DE OPERARSE, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Otra persona dec~dió La Mujer La Mujer Se Puso de No se Puso Caracter fs t i cas Decidi~ Decidi~ con Acuerdo con de Acuerdo de ta Mujer Sota Atguien Imís ta Mujer con ta Mujer Total GRUPOS DE EDAD 15 - 24 47.8 39.7 11.1 1.4 100.0 25 - 34 32.7 50.8 12.0 4.5 100.0 35 y más 44.4 46.1 6.3 3.2 100.0 LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 27.2 54.7 12.3 5.8 100.0 2,500 a 19,999 35.3 52.3 8.4 4.0 100.0 20,000 y más 41.1 46.2 8,9 3.8 100.0 Areas Metropo~itanas 47,5 43.4 6.8 2.3 100.0 ZONA DE RESIDENCIA Zona I 39.6 48.8 8.7 2.9 100.0 Zona l i 37.3 48.0 10.6 4.1 100.0 Zona III 33.0 48.7 13.4 4.9 100.0 Zona IV 32.3 57.6 5.6 4,5 100.0 Zona V 48.9 42.0 6.3 2.8 100.0 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin escotar idad 28.2 37.7 23.3 10.8 100.0 Pr~mar~a incompteta 37.2 48.7 10.6 3.5 100.0 Pr~mar~a compteta 42.1 48.8 5.8 3.3 100.0 Secundaria y más 44.7 48.8 4.8 1.7 100.0 Tota[ 39.9 47.7 8.7 3 .7 100.0 GRAFICA 8.2 PARTICIPACION DE LA MUJER EN LA DECISION DE OPERARSE, POR GRUPOS DE EDAD Y ESCOLARIDAD Porcentaje de Mujeres 100 . 100 30 20 10 4 2 1 !iiiii~ !iiii ~~~~ mil iii!-¿:::iii!i! ~ ii i i i :: -¸¸ :¸ ¸¸¸¸¸¸¸¸¸¸¸¸¸¸¸¸¸¸¸~¸¸ :¸¸ ¸¸ -¸¸ ¸i!ii~ ~::~~:l:iiiii.-:~:~:~: . . . . . . :~ : : : : : - . . ! i . ~ ~~~~~~~~~~~ . i"i ¸~i~ii~i~iiii ' " "~ ' . . i i~ . . . . . . . . . . . iilii . iiiiii]iiiiiiii!iiil 15-24 25-34 35* SIN PI PC SEC* GRUPOS DE EDAD ESC. ESCOLARIDAD PI • P r lmar la incompleta PC • Pr lmar la completa 30 20 10 4 2 1 I ~ Otra Persona Decidió ~ Mujer Decidi6 Sola 77 GRAFICA 8.3 PARTICIPACION DE LA MUJER EN LA DECISION DE OPERARSE, POR SITIO DE RESIDENCIA Y PARIDAD Porcentaje de Mujeres 100 . 100 30 20' 10 4 2 1 • ii!!i !ii!! ii!il ~m iii RU- 2.5- 20+ METRO 1 2 3 4 5* RAL 19.9 LUGAR DE RESIDENCIA NUMERO DE HIJOS 30 20 10 4 2 1 I ~ Otra Persona Decidió ~ Mujer Decidi6 Sola AI considerar algunas de las características socioeconómicas y demográficas de las mujeres que han optado por la operación (cuadros 8.7 a 8.10), se encuentran pocas diferencias en cuanto a la principal razón declarada para escoger la operación en vez de algún otro método. La efectividad de la operación, por ejemplo, se argumenta en mayor medida entre mujeres jóvenes y entre las de mayor escolaridad, si bien ésta es la respuesta más frecuente en todas las categorías de las diferentes variables analizadas. Como se aprecia en el cuadro 8.7, el hecho de no querer más hijos es una razón que aumenta de importancia eon la edad. CUADRO 8.7 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR RAZON PARA ESCOGER LA OPERACION, SEGUN LA EDAD A LA QUE SE OPERARON Edad al MOmento de ta Operación Raz6n para Escoger la Operaci6n 15-24 25-34 35 y mis Usuarias de Operación Femenina • NO in terv ino en la dec is i6n • Por efectividad de la operación • Por causar menos dafios a ta sa[ud • Por no querer más h i jos (razones económicas y de b ienestar ) • Ya no querfa otros métodos (no los to[eraba, [e fa [ [a ron , e tc . ) • Para ev i ta r problemas de satud con oiro eMbarazo • Otras razones Total Número de casos s in ponderar 1.4 4.5 3.2 3.7 41.5 37,1 35,7 36.4 4,1 4.4 7.5 6.2 3.1 10.5 14.8 12,7 32.6 22,8 22.4 22.9 13.6 16.0 14.1 14.8 3.7 4.7 2.3 3.3 100.0 100.0 100.0 100.0 46 4~ ~8 1220 78 CUADRO 8.8 DISTRIBUC|ON PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMERINA, POR RAZON PARA ESCOGER LA OPERACION, SEGUR EL NUNERO DE HIJOS VIVOS AL MOMENTO DE LA OPERACION Hi jos aL Momento de la Operaci6n Raz~ para Escoger ta Operaci6n 0-2 3-4 5 y m~s Usuarias de Operaci6n Fen~nina No in terv ino en ta dec is i6n 4.3 2.3 5.1 3 .7 Por e fec t iv idad de la operaci6n 35.5 37.7 35.7 36.4 Por causar menos da~os a ta satud 5.5 7.9 4.5 6.2 Por no querer n~s h i jos (razones 14.4 8.6 16.5 12.7 econOmicas y de b ienestar ) Ya no querfa otroa mdtodos (no 21.8 25.0 21.2 22.9 los toterapa, te fa l [a ron , e tc . ) Para ev i ta r problemas de satud 17.0 13.4 14.2 14.8 con otro embarazo Otras razones 1.5 5.1 2.8 3.3 Total I00.0 100.0 100.0 100.0 Número de casos s in ponderar 391 500 329 1220 CUADRO 8.9 DISTRIOUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR RAZON PARA ESCOGER LA OPERACION, SEGUN LUGAR DE RESIDENCIA Lugar de Residencia Raz6n para Escoger ta Oparaci6n Usuarias de Menos de 2,500 a 20,000 Areas Metro- Operaci6n 2,500 19,999 y mds po l i tanas Femen~na No in terv ino en la dec is i6n Por e fec t iv idad de la operaci6n Por causar menos da5os a ta sat ud Por no querer mds h i jos (razones econOmicas y de b ienestar ) Ya no quer fa otros m6todos (no los toteraba, la fa t ta ron , e tc . ) Para ev i ta r problemas de satud con otro embarazo Otras razones Total N~mero de casos s in ponderar 5.8 3.9 3.8 2.3 3.7 33.7 36.3 36.9 37.6 36.¿ 8.7 8.1 0.4 2.2 6.2 10.2 9.6 11.2 16.5 12.7 22.9 24.9 18.6 25.8 22.9 17.4 13.9 17.3 11.7 14.8 1.3 3.3 3.8 3.9 3.3 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 196 1~ 522 325 1220 79 CUADRO 8.10 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMERINA,POR RAZON PARA ESCOGER LA OPERAC[ON, SEGUN NIVEL DE ESCOLAR|DAD Nivet de Escotaridad Raz6n para Escoger ta Operaci6n Sin Escotaridad Usuarias de o Pr imar ia Prirnaria Secundaria Operaci6n Incompteta Compteta y r~s Femenina • No in terv ino en ta decis i6n • Por efect iv idad de ta operaci6n • Por causar menos dafios a ta satud • Por no querer rnds h i jos (razones econ6micas y de b ienestar ) • Ya no quer fa otros n~todos (no tos toteraba, te fa t ta ron , e tc . ) • Para ev i ta r problemas de sa[ud con ot ro embarazo • Otras razones Totat N~mero de casos s in ponderar 5.2 3.3 1.7 3.7 30.6 35.3 47.3 36.4 6.8 6.1 5.3 6.2 13.1 12.7 11.9 12.7 23.7 25.4 18.4 22.9 15.9 16.2 11.4 14.8 4.7 1.0 4.0 3.3 100.0 100.0 100.0 100.0 453 391 3~ 1220 A las mujeres que admitieron que no deseaban más hijos cuando se hicieron operar (e190 por ciento dei total) se le preguntó sobre las razones para no desear más hijos. Casi la mitad de ellas (47.1 por ciento), argumentó en términos de razones económicas, e127.5 por ciento en términos de salud y el 16.3 por ciento bizo referencia ai bienestar de sus hijos. EI 9.1 por ciento restante dio otro tipo de razones (cuadro 8.11). Las razones económicas tienen un mayor peso en las mujeres que viven en localidades rurales (60.7 por ciento) y entre las mujeres más jóvenes (59.8 por ciento); las razones de salud de la madre aparecen con mayor frecuencia entre las mujeres con menor escolaridad (35.6 por ciento), mientras que las de bienestar de los hijos entre las mujeres de las áreas metropolitanas (23.2 por eiento) y entre las de mayor escolaridad (25.6 por ciento). Ateneión en las Instituciones que Brindaron el Método Otro de los elementos básicos en todo el proceso de toma de decisiones se refiere ai tipo de información y de servicio que recibe la mujer antes de la operación, así como el tiempo que le llevó el tomar la decisión, elementos que pueden repercutir en su satisfacción posterior. En este apartado se analizan el tiempo transcurrido entre el último parto, o la decisión de operarse, y el momento de la operación, para las instituciones que brindan este método. Estos elementos, además de ayudar a entender la satisfacción de la mujer, permiten evaluar el tipo de servicios brindado por las instituciones que otorgan este método, y que, según datos de la ENFES, son principalmente las instituciones dei Sector Salud. E179 por ciento de las mujeres operadas fue intervenida quirúrgicamente en alguna institución gubernamental y de ellas el 95 por ciento ene l IMSS, el ISSSTE o la SSA. Tanto ai hablar dei Sector Salud como dei total nacional, la participaeión dei IMSS es significativa: por una parte, atiende ai 75 por ciento de las mujeres operadas en las clínicas 80 CUADRO 8.11 DISTRIBUCIOR PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMEMINA QUE NO QUERIAN MAS RIJOS AL MOMENTO DE LA OPERACION, POR RAZON PARA NO DESEAR NAS RIJOS SEGUN CARACTERISTICAS E$PECIFICAS Razones Razones Razones Caracter lst i¢as de Razones de de Otras de ta Mujer Salud EconGmicas Bienestar Tiempo Razone$ Total GRUPOS DE EDAD 15 - 24 29.2 59.8 5.2 2.0 3.8 100.0 25 - 34 24.0 52.3 17.3 3.2 3.2 100.0 35 y nuís 29.8 42.0 16.3 7.5 3.6 100.0 LUGAR DE RESIDENClA Menos de 2,500 32.2 60.7 5.1 1.7 0.3 100.0 2,500 a 19,999 29.¿ 56.6 9.6 2.5 1.9 100.0 20,000 y mds 31.9 39.5 17.0 5.0 6.6 100.0 Areas Metropolitanas 21.3 43.5 23.2 9.1 2.9 100.0 NIVEL DE E$COLARIDAD Sin escotaridad 35.6 50.8 5.9 4.0 3.7 100.0 prJmaria incompleta 27.0 54.5 6.9 8.8 2.8 100.0 Primaria completa 28.6 43.1 20.3 4.5 3.5 100/0 Secundaria y m~s 24.1 42.4 25.6 3.9 4.0 100.0 Total 27.5 47.1 16.3 5.7 3.4 100.0 y hospitales dei Sector, y por otra, ai 55.7 por ciento del total nacional. Después del IMSS son las instituciones privadas las que muestran la participación más importante con un 21.1 por ciento. Los datos de la ENFES permiten observar que una de cada cinco mujeres tomó la decisión de operarse durante los tres días previos a la operación, y que e128.9 por ciento -incluye a las de los tres días- lo hizo durante el mes anterior a la misma. Otro 18.1 por ciento se tomó de 2 a 6 meses para operarse después de haberlo decidido, mientras que un 29.2 por ciento declaró que pasaron entre 7 y 12 meses (cuadro 8.12). Se observa un porcentaje ligeramente mayor de operaciones en los días inmediatamente siguientes a la decisión entre las usuarias de las instituciones dei sector público. También se observan porcentajes similares de mujeres para las cuales pasó más de un afio entre el momento de la decisión de operarse y el momento mismo de la operación (15.5 y 16.7 por ciento). En el Sector Público el treinta por ciento de las mujeres se operó durante el mes siguiente ai momento en que tom~ la decisión, mientras que en las instituciones dei Sector Privado esto se da en una de cada cuatro mujeres. En el cuadro 8.12 también se presenta la distribución de las operaciones según el tiempo transcurrido desde el último hijo. Se puede observar que más de dos terceras partes de las mujeres (el 69.6 por ciento) se operó durante la primera semana posterior ai último nacimiento, lo cual puede tener repercusiones en su nível de satisfacción posterior a la operación. 1 Independientemente de la institución en que se operen las mujeres, entre un 16 y un 18 por ciento de ellas deja pasar un afio después de la ocurrencia dei último evento reproductivo antes de ser operada. En el Sector Público se presenta con 1Esta hipútesis podda evaluarse controlando, entre otros elementos, el tiempo que pasó entre el momento en que decidió operarse y el momento de la operación. 81 CUADRO 8.12 DISTRIBUCIOR PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACIOR FEMENINA, POR INDICADORES DEL TiPO DE ATENCIOR INSTITUCIONAL, SEGUN INSTITUCION EN DONDE SE OPERO Ins t i tuc i6n en Donde se Oper6 Indicadores det Tipo de Atenci6n Ins t i tuc ionaL Usuarias de Inst ituoiún dei InStituciún dei Operaci6n Sector P~btico Sector Privado Femenina TIEMPO DESDE LA DECISION DE OPERARSE HASTA LA OPERACIOM 1 a 3 dias 20.7 15.5 19.6 4 a 31 dfas 9.2 9.8 9.3 2 a 6 meses 18.7 15.8 18.1 7 a 12 meses 27.8 34.5 29.2 M¿s de un afio 15.5 16.7 15.8 No recuerda 4.5 3.5 4.3 No dec id i6 3.6 4.2 3 .7 TotaL 100.0 100.0 I00.0 TIEMPO DESDE EL ULTIMO HIJO HASTA LA OPERACION Menos de una semana 68.4 74.3 69.6 7 a 31 dças 3.5 0.6 2.9 2 a 6 meses 6.5 3.2 5.8 7 a 12 meses 3.5 5.2 3.8 Más de un afio 18.0 16.3 17.7 No t iene h i jos 0.1 0.4 0.2 Total 100.0 100.0 100.0 ATENCION POSTERIOR A LA OPERACION Le d ieron c i ta para rev is i6n No te d ieron c i ta para rev is i6n 71.9 90.3 75.7 28.1 9.7 24.3 Totat 100.0 100.0 100.0 menor frecuencia el hecho de que la mujer sea operada durante la semana siguiente ai último parto (68.4 por ciento en contraste con 74.3 en ai Sector Privado). En la ENFES también se indagó sobre si a la mujer se le dió cita para atención postoperatoria. En general, las tres cuartas partes de las mujeres recibieron una cita para ser revisadas después de la intervención quirúrgica. Entre las mujeres que se operaron en alguna institución dei Sector Público, el 28.1 por ciento de ellas declaró no haber recibido alguna cita para una revisión posterior a la operación mientras que en el Sector Privado apenas una de cada diez usuarias de esterilización (9.7 por ciento) no recibi6 cita. Problemas de Salud y Personales Posteriores a la Operación Dentro de los elementos que influyen en el nivel de satisfacción posterior a la intervención se encuentra también la presencia de problemas de salud, la insatisfacción dei esposo y los problemas personales o familiares que surgen después de la operación y que la mujer asocia conel hecho de haber recurrido a este método anticonceptivo. Los resultados obtenidos en la ENFES se presentan en el cuadro 8.13. 82 E124.7 por ciento de las mujeres operadas declaró haber presentado alguna molestia o problema de salud y el 4.7 por ciento haber tenido algún problema personal o familiar a raíz de la operación. AI comparar los diferentes grupos de edad, se puede observar que ambos tipos de problemas se presentan en mayor medida entre las mujeres de los 25 a los 34 afios de edad, y alcanzan su valor más baio entre las mujeres de 35 afios y más. Si bien la escolaridad no es un factor que incida directamente en los problemas de salud, es de esperarse que a mayor escolaridad el porcentaje de problemas declarados sea menor, ya que son éstas las mujeres que tienen una mejor información lo cual las capacitaría para discriminar los problemas realmente ocasionados por la operación de aquellos problemas debidos a otras causas. En este sentido los resultados indican que mientras que casi e140 por ciento de las mujeres sin escolaridad declaró haber presentado algún problema de salud, sólo un 20 por ciento lo declaró entre las mujeres con secundaria o más estudios. Sin embargo, en lo que se refiere a problemas personales o familiares, el fenómeno se invierte: las mujeres sin escolaridad casi no declaran este tipo de problemas (0.5 por ciento), a diferencia de las de los grupos de primaria completa o más, en donde 6 de cada 100 mujeres reconoció haber presentado algún problema personal, siendo el más frecuente el rechazo dei esposo, y después el de algunos parientes cercanos. Los problemas de salud son declarados en mayor medida por las mujeres de localidades rurales y áreas metropolitanas, mientras que los personales o familiares y la insatisfacción dei esposo son más frecuentes entre las mujeres que residen en las tres principales metrópolis dei país (gráfica 8.4). CUADRO 8.13 PORCENTAJE DE USUARIAS DE OPERACION FEMENINA QUE DECLARO HARER PRESENTADO ALGUN PROBLEMA DE SALUD, PERSONAL° FAMILIAR O DE ALGUN OTRO TIPO DESPUES DE LA OPERACION Y PORCENrAJE QUE DECLARO QUE SU ESPOSO NO SE SIENTE SATISFECHO DE QUE ELLA SE HAYA OPERADO, POR CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Usuarias que Dectararon Haber Presentado ALgún Caracter í s t i cas Probtema de de ta Mujer Satud Usuarias que dectararon Haber Presentado Atgún Usuarias que Declara- Prob[ema Personat, raron que su Esposo Fami[ iar o de Atgún no Est~ Sat is fecho de Otro Tipo que Etta Estd Operada GRUPOS DE EDAD 15 - 24 24.7 7.2 20.2 25 - 34 33.2 7.3 13.1 35 y m ds 18.9 2.6 7.1 LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 29.2 2,500 a 19,999 25.6 20»000 y m~s 18.2 Arcas Metropot i tanas 27.6 NIVEL DE ESCOLARZDAD Sin escotar idad 39.5 Pr imar ia incompteta 24.6 Pri~ria completa 24.5 Secundaria y n~~s 19.9 1.9 7.3 4.8 6.5 4.1 9.2 6.4 13.2 0.5 9.0 3.7 11.8 5.7 11.1 5.9 6.0 Total 24.7 ¿ .7 9 .9 83 GRAFICA 8.4 USUARIAS DE OPERACION FEMENINA CON ALGUN PROBLEMA PERSONAL O DE SALUD DESPUES DE LA OPERACION Poreentaje de Usuarias 40 30 20 10 O ~iii 15- 25- 35+ 24 34 GRUPOS DE EDAD I ~ Problemas PI - Prlmarla incompleta PC - Primarla completa S IN PI PC SEC÷ RU- 2 .5 - 20* METRO ESC, RAL 19.9 ESCOLARIDAD RESIDENCIA Personales ~ Problemas de Salud A las mujeres también seles preguntó si se sentían satisfechas o no después de la operación. Los resultados se presentan en el cuadro 8.14. E1 nueve por ciento de las mujeres declaró no haberse sentido satisfecha después de la operación siendo la principal razón de eUo el deseo de más hijos (35.8 por ciento). La sexta parte de las mujeres insatisfechas (16.5 por ciento) argumentó que no quería operarse, otra sexta parte declaró sentirse mal físicamente (por ejemplo, quedó débil o se sentía mal fisicamente) mientras que un porcentaje similar se sentía mal anímicamente (por ejemplo, declaró que se sentía triste, sentía que algo le faltaba, o tenía temor a arrepentirse). Las respuestas por características de las mujeres siguen una tendencia similar a la de la presencia de problemas de salud (gráfica 8.5). Son precisamente las mujeres de menor escolaridad y las que habitan en localidades rurales las que en mayor medida declararon no haberse sentido satisfechas con la operación (15.3 y 13.8 por ciento, respectivamente), mientras que en el polo opuesto aparecen las mujeres con secundaria y más y las que viven en localidades de 20,000 habitantes o más (cuadro 8.14). Sin embargo, hay que recordar que las mujeres sin escolaridad y las que habitan en localidades rurales son precisamente las que menos participación tuvieron en la decisión de operarse, mientras que alrededor dei 42 por ciento de las mujeres con más escolaridad y de las que residen en zonas urbanas decidieron solas ai momento de la intervención, lo cual puede llegar a repercutir en el nivel de satisfacción posterior a la operación. Nível de Satisfaceión Actual conel Heeho de Haberse Operado La información de la ENFIES permite evaluar, de una manera indirecta, "el nivel de satisfacción actual" a través de la indagación acerca de si la mujer volvería a operarse y si recomendaría la operación. Cada una de las preguntas plantea una aproximación diferente a la misma medición. En esta sección no se discuten las razones por las cuales las mujeres declaran que sí se volverían a operar o que sí recomendarían la operación, como tampoco la razón para no hacerlo. Sin embargo, ai clasificar dichas respuestas de acuerdo a la valoración que en ellas se hace de la experiencia tenida se encuentran casos 84 GRAFICA 8.5 USUARIAS DE OPERACION FEMENINA INSATISFECHAS O CUYO ESPOSO SE SIENTE INSATISFECHO Porcentaje de Usuarias 25 20 . . . . . . . 15 . 15- 25- 85 . 24 34 GRUPOS DE EDAD [ ~ Usuaria P I -P r imar l8 incompleta PC-Pr imar la completa SIN PI PC SEC÷ E$G. ESCOLARIDAD RU- 2 .5- 204METR RAL 19.9 RESIDENCIA Insatisfecha ~ Esposo Insatisfecho i CUADRO 8.14 PORCERTAJE DE USUARIAS DE OPERACION FEMERINA QUE DECLARO NO NABERSE SENTIDO SATISFECNA INMEDIATEMENTE DESPUES DE LA OPERACION, POR TIPO DE RAZONES DECLARADAS, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Usuarias que Razones de no sat is facc~ón no se Sintie- ron Sat i s fe - chas Despu6s No Querfa Se Sent~a Se Sent ia Caracter fs t i cas de Is Opera- Querfa más Mal F~si- Ma[ Anf- Otras de ta Mujer ci6n Operarse Hijos camente micamente Razones Total GRUPOS DE EDAD 15 - 24 5.5 45.3 23,1 0.0 31.5 0.0 100.0 25 - 34 11.3 20.6 43.0 20.9 8.6 6.8 100.0 35 y mds 7,9 10.9 29.4 13.8 25.4 20.3 100.0 LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 13.8 20.9 40.6 22.2 9.0 7.1 100.0 2,500 a 19,999 10.0 8.7 47.7 10.5 13.4 19.5 100.0 20,000 y mds 7.1 22.8 27.6 17.6 19.3 12.6 100.0 Areas Metropolitanas 8.3 12.3 30.6 15.1 26.1 15.7 100.0 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin escotar idad 15.3 27.5 5.1 21.6 27.1 18.4 100.0 Pr imar ia incompleta 9.9 16.7 30.7 18.9 19.6 13.9 100.0 Primaria completa 8.2 11.4 57.0 13.0 13.2 5.2 100.0 Secundaria y mds 7.4 16.9 29.6 16.2 14,3 22.7 100.0 Total 9.2 16.5 35.8 16.9 17.5 13.3 100.0 85 en que, si bien la mujer declara que no lo volvería a hacer o no lo recomendaría, la razón aducida para ello no descarta de manera definitiva su satisfacción conel uso dei método. En este sentido se puede afirmar que existe una "mayor consistencia" entre las razones declaradas a la pregunta de volver a oporarse que a la de recomendar la operaci6n. Los datos refiejan que la primera pregunta se percibe más como un cuestionamiento personal y la segunda como una referencia más lejana. E1 86.2 por ciento de las mujeres operadas declar6 que si no estuviera operada y en este momento tuviera que tomar la decisión de operarse sí lo haría nuevamente (cuadro 8.15); el 3.3 por ciento declaró no estar segura, y el 10.5 por ciento que no lo volvería a hacer. Las mujeres que residen en las áreas metropolitanas y las de mayor escolaridad son las que declaran en mayor medida que sí volverían a operarse (90.7 y 93.6 ciento, respectivamente), mientras que en el extremo opuesto aparecen nuevamente las mujeres sin escolaridad y las que residen en zonas rurales: ai 26.3 y el 14.9 por ciento de ellas, respectivamente, declar6 que no se operaría nuevamente. Es en estos mismos grupos donde se observa el mayor porcentaje de mujeres que no está segura si lo volvería a hacer. Otro aspecto que puede observarse en el cuadro 8.15 es que las mujeres más jóvenes son las que en menor proporción declaran que se volverían a operar, a la vez que presentan uno de los mayores porcentajes de población que no está segura si lo volvería a hacer. CUADRO 8.15 DISTRIBUCIOg PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA DE ACUERDO A SI VOLVERIAM A OPERARSE, POR ALGUNAS CARACTERISTICAS SOCIOECONOMICAS Y DEMOGRAFICAS No Esta Segura Caracter í s t i cas Vo[verfa a No se Votverfa o Depende de ta de la Mujer Operar$e e Operer S i tuac i6n Total GRUPOS DE EDAD 15 - 24 84.1 9.1 6.8 100.0 25 - 34 84.9 12.2 2.9 100.0 35 ymds 87.3 9.4 3.3 100.0 LUGAR DE RESIDENCIA Henos de 2,500 79.1 14.9 6.0 100.0 2,500 a 19,999 83.3 11.0 5.7 100.0 20,000 y más 86.8 10.0 3.2 100.0 Areas Hetropo[ i tanas 90.7 8,5 0.8 100.0 RIVEL DE ESCOLARIDAD Sin escotar idad 66.6 26.3 7.1 100.0 Pr imar ia incompteta 84.3 12.1 3.6 100.0 Pr imar ia completa 88,0 9.1 2.9 100,0 SectexJaria y más 93.6 4.6 1.8 100.0 Totat 86.2 10.5 3.3 100.0 Las respuestas se clasifican en ai cuadro 8.16 por características dei tipo de servicio institucional en donde la mujer se operó. A medida que la calidad dei servicio disminuye, decrece también el porcentaje de mujeres que declara que volvería a operarse y se incrementa el porcentaje que niega la posibilidad de volver a hacerlo. Cuando la información o las revisiones médicas brindadas por la institución fueron completas alrededor dei 88 por ciento de las mujeres declaran que volverían a oporarse y un 8.7 u 8.8 por ciento declara lo contrario. En cambio, cuando el servicio fue nulo la 86 respuesta af irmativa es menor ai 80 por ciento y la negat iva está entre el 15 y e120 por ciento. ~ CUADRO 8.16 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR SI VOLVERIAN A OPERARSE, SEGUN CARACTERISTICAS DEL SERVICIO INSTITUCIONAL No Está Segura Caracter fs t | cas dei Votverfa a No se Votverta o Depende de ta Serv ic io Ins t i tuc |ona[ Operarse a Operar S i tuac i6n Totat INFORMACION INSTITUCIONAL Completa 88.4 8.8 2.8 100.0 IncompLeta 88.9 6.9 4.2 100.0 guia 79.9 15.9 4.2 100,0 PROCEDIMIENTO FORMAL PARA ACEPTAR OPERACION C¢xnpteto 89.0 7.9 3.1 100.0 Incomp[eto 83.6 12.9 3.5 100.0 Def i c iente 84.3 12.4 3.3 100.0 REVISION MEDICA PREVIA A LA OPERACION Compteta 88.5 8.7 2.8 100.0 IncompLeta 88.6 9.6 1.8 100.0 Def i c iente 76.7 16.8 6.5 100.0 Ninguna 77.0 19.8 3.2 100.0 TIEMPO DESDE LA DEClSION DE OPERARSE HASTA LA OPERADION 1 a 3 df8s 78.2 17.1 4.7 100.0 4 a 31 dfas 89.0 8.6 2.4 100.0 2 a 6 meses 84.8 12.3 2,9 100.0 7 a 12 meses 93.5 4,8 1.7 100.0 Más de un afio 92.2 6.0 1.8 100.0 No lo decidi6 41.0 42.7 16.3 100.0 Totat 86.2 10.5 3.3 100.0 ~Para la elaboración de los cuadros 8.16, 8.18 y 8.20 se usaron los siguientes criterios: a) Tipo de información. "Completa" se refiere a la mujer que recibi6 información sobre los métodos y sobre la irreversibilidad de la operaci6n. "Incompleta" es el caso en que sólo una de las dos preguntas se contestó afirmativamente. "Nula o sin informaci6n" es el caso en que ninguna de las dos preguntas se contest6 afirmativamente. b) Tipo de procedimiento. "Completo" se refiere a la mujer que leyó y firm6 la solicitud de operaci6n. "Incompleto" se refiere a la mujer que no ley6 o no firm6 la solicitud de operaci6n. "Deficiente" se refiere a la mujer que o bien no le pidieron que firmara la solieitud de operación o bien se lo pidieron pero no la ley6 ni la firm6. c) Tipo de revisión m¿dica previa a la operación. "Completa" se refiere a la mujer a quien le hicieron 6 6 7 de las revisiones listadas en el cuestionario. "Incompleta" cuando fueron de 3 a 5 revisiones. "Deficiente" para el caso de 1 ó 2. 87 En lo que se refiere al tiempo desde la decisión de operarse hasta la operación misma, los porcentajes más altos en que la mujer declara que no se volvería a operar se observan cuando lo decidió durante los tres días previos a la operación (recuérdese que en esta categoría caen e120 por ciento de las mujeres operadas). Es claramente entendible que entre las mujeres que no participaron en la decisión sólo un 41 por ciento declaró que se volvería a operar contra un 42.7 por ciento que no lo volvería a hacer y un muy alto porcentaje de 16.3 que no está segura. Un comportamiento similar, aunque con niveles inferiores para la respuesta afirmativa y superiores para la negativa se observa ai valorar si las mujeres recomendarían la operación: e177.2 por ciento la recomendaría, mientras que e116.1 por ciento niega esta posibilidad (cuadros 8.17 y 8.18). EI porcentaje de mujeres que no se define por alguna de las dos opciones anteriores se duplica alcanzando un nivel de 6.7 por ciento. Las mujeres de mayor escolaridad presentan un porcentaje cercano ai 90 por ciento para recomendar la operación, mientras que en las áreas metropolitanas el valor es inferior en diez puntos porcentuales. A pesar de ello, las tendencias observadas ai interior de los diferentes grupos socioeconómicos, demográficos y de tipo de servicio institucional no presentan variaciones importantes a lo observado en los dos euadros anteriores. AI combinar ambas preguntas, los resultados muestran nuevamente un comportamiento similar, si bien el porcentaje de mujeres que declara que sí a las dos interrogantes disminuye un poco más: 73.1 por ciento (véase el cuadro 8.19). Llaman poderosamente la atención los diferenciales por nivel de escolaridad: mientras que e122.2 por ciento de las mujeres sin escolaridad niega la posibilidad de volver a operarse así como de recomendar la operación, este porcentaje es de sólo 2.7 por ciento entre las mujeres de mayor escolaridad. Entre estas últimas e185.6 por ciento contestó que sí a ambas preguntas contra un nive140 puntos más bajo entre las de menor escolaridad. CUADRO 8.17 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACIOR FEMENINA, POR SI RECOMENDARIAN LA OPERACION, SEGUN CARACTERISTICAS DE LA MUJER NO Está Segura Caracter í s t i cas Recomendarfa No la o Depende de ta de ta Mujer ta Operaci6n Recomendarfa S i tuac ión Total GRUPOS DE EDAD 15 - 24 65.9 25.8 8.2 100.0 25 - 34 78.2 16.3 5.5 100.0 35 y m&s 77.1 15.4 7.5 100.0 LUGAR DE RESIDENCIA Rurat 67.3 23.3 9.4 100.0 2,500 a 19,999 76.1 18.5 5.4 100.0 20,000 y n~ís 82.2 12.6 5.2 100.0 Areas Metropo[ i tanas 78.6 14.4 7.0 100.0 NIVEL DE E$COLARIDAD Sin escotar idad 53.3 37.3 9.4 100.0 Pr imar ia incompleta 71.3 18.4 10.3 100.0 Pr imar ia COlllpleta 81.2 13.7 5.1 100.0 Secundaria y más 88.3 8.6 3.1 100.0 Total 77.2 16.1 6.7 100.0 88 CUADRO 8.18 DISTRI8UCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA POR SI RECOMENDARIAN LA OPERACION, SEGUN CARACTERISTICAS DEL SERVICIO INSTITUCIONAL No esta Segura Caracter í s t i cas deL Recomendarfa No ta o Depende de ta Serv{c|o Ins t | tuc ionat ta Operaci6n Recomendarfa S i tuac i6n Total INFORMACION INSTITUCIONAL Completa 80.6 12.3 7.1 100.0 Incompleta 62.5 23.1 14.4 100.0 Nula 72.0 24.5 3.5 100.0 PROCEDIMIENTO FORMAL PARA ACEPTAR OPERACION Co¢npteto 81.4 10.7 7.9 100.0 Incompteto 72.4 20.9 6.7 100.0 DeFic iente 74.8 20.0 5.2 100.0 REVISION MEDICA PREVIA A LA OPERACION Compteta 82.7 12.9 4.4 100.0 Incompleta 79.5 7.3 13.2 100.0 Oeficiente 72.9 23.8 3.3 100.0 Ninguna 70.6 18.8 10.6 100.0 TIEMPO DESDE LA DECISION DE OPERARSE HASTA LA OPERACION 1 a 3 dfas 70.9 22.2 6.9 100.0 4 a 31 dias 81.3 12.1 6.6 100.0 2 a 6 meses 78.5 14.8 6.7 100.0 7 a 12 meses 81.8 12.¿ 5.8 100.0 Mas de un a6o 82.7 12.6 4.7 100.0 NO lo dec id i6 41.5 51.3 7.2 100.0 CUADRO 8.19 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERACION FEMENINA, POR NIVEL DE SATISFACCION ACTUAL CON EL HECHO DE HABERSE OPERADO, SEGUN CARACTERISTICAS DE LA MUJER Votver~a a No Volver fa a No Votver ia a s~ en Operarse y Operarse o no Operarse y no Atguna de Caracter í s t i cas Recomendarfa Recomendarfa Recomendarfa tas dos de la Mujer la Operaci6n ta Operaci6n ta Operación Preguntas* Otros Total GRUPOS DE EDAO 15 - 24 61.9 19.1 5.8 7.2 6.0 100.0 25 - 34 74.2 10.4 7.6 4.2 3.6 100.0 35 y más 73.1 10.2 6.6 8.0 2.1 100.0 LUGAR DE RESIDENCIA Rural 62.7 10.5 11.6 10.5 4.7 100.0 2,500 a 19,999 71.5 11.5 8.2 5.0 3.8 100.0 20,000 y mds 75.8 12.0 4-2 5.3 2.7 100.0 Areas Metropet i tanas 77.2 9.0 6.3 6.0 1.5 I00.0 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin escotar idad 45.5 16.1 22.2 12.6 5.6 100.0 Pr imar ia incompleta 67.2 12.5 7.4 8.8 4.1 100.0 Pr imar ia completa 77.3 9.8 5.5 4.7 2.7 100.0 Secundaria y más 85.6 7.1 2.7 3.6 1.0 100.0 *Se re f ie re a mujeres que contestaron af i rmat ivamente a atguna de las dos preguntas y que no estaban seguras en la o t ra . 89 EI comportamiento según las características de los servicios institucionales es similar a lo discutido con anterioridad. Se puede destacar, sin embargo, que mientras que cerca dei 80 por ciento de las mujeres que recibieron una revisión médica completa responde afirmativamente a ambas interrogantes, cuando no hubo revisión alguna el porcentaje disminuye hasta un 57.4 por ciento (véase el cuadro 8.20). CUADRO 6.20 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS USUARIAS DE OPERADION FEMENINA, POR NIVEL DE SATISFACCION ACTUAL CON EL NECNO DE NABERSE OPERADO w SEGUN CARACTERISTICAS DEL SERVICIO INSTITUCIONAL Votverfa a No vo[verta a No vo[verfa a Sf en Caracter í s t i cas Operarse y Operarse o no Operarse y no A[guna de der Serv ic io Recomendarfa Reco¢endarfa Recomendarfa tas dos Instituciona[ la Operaci6n la Operaci6n La Operaci6n Preguntas* Otros Total INFORMACION INSTITUCIONAL Con~o[eta 76.2 9.7 4.8 7.0 2.3 100.0 Incompleta 60.7 14.7 6.9 15.2 2.5 100.0 NuLa o sLn informaci6n 68.5 11.9 12.6 2.8 4.2 100.0 PROCEOIMIENTO FORMAL PARA ACEPTAR LA OPERACION completo 76.4 9.8 3.3 7.9 2.6 100.0 IncGmpteto 69.0 9.8 10.6 6.2 3.4 100.0 Def ic iente 71.0 11.9 9.3 5.0 2.8 100.0 REVISION MEDICA PREVIA A LA OPERACION completa 79.7 5.6 7.8 6.1 0.8 100.0 Incompleta 74.3 9.5 2.2 10.0 4.0 100.0 Oef i c iente 66.7 13.0 12.7 3.2 4.4 100.0 Ninguna 57.4 16.9 10.1 12.7 2.9 100.0 Total 73.1 10.6 7.0 6.5 2.8 100.0 *Se re f ie re a mujeres que contestaron af i rmat ivamente a a[guna de las dos preguntas y que no estaban seguras en la o t ra . 90 CAPITULO IX MORTALIDAD INFANTIL Y SALUD La ENFES tiene como uno de sus objetivos realizar estimaciones de la mortalidad infantil. La estimación de este indicador es importante en vista de los altos niveles de subregistro en las estadísticas vitales y de la bondad que las eneuestas como la ENFES han mostrado tenor para proporcionar mediciones aceptables de este indicador. Desde el punto de vista de la implantación de políticas y programas de salud, la tasa de mortalidad infantil es uno de los indicadores que mejor expresan y diferencian las condiciones generales de vida de una población. La ENFES capta la información necesaria para estimar tasas y probabilidades de muerte en los primeros afios de vida. EI instrumento de recolección de información es una historia de embarazos donde se registran todas las gestaciones de las mujeres entrevistadas de acuerdo a su resultado. Adicionalmente se indaga para cada nacido vivo su situación de sobrevivencia ai momento de la entrevista y en caso de que éste haya fallecido, la edad en meses y afios ai fallecimiento. De esta manera es posible obtener estimaciones de la mortalidad infantil, no sólo para el momento dei levantamiento de la encuesta sino de manera retrospectiva para varios afios anteriores a éste. E1 análisis de encuestas anteriores ha mostrado que existe una tendencia a declarar, como nacidos muertos, aquellos nifios que sólo sobrevivieron unos instantes después del parto. Por ello la ENFES verifica para cada mortinato si ai nacer dio sefiales de vida. Se observó que para aproximadamente un 10 por ciento de los inicialmente declarados como nacidos muertos se respondi~ afirmativamente que dió sefiales de vida. Los cuadros que se presentan en este apartado se pueden agrupar en seis incisos: 1. 2. 3. 4. 5. 6. Nivelesy tendencias dela mortalidad infantil (neonatalypostneonatal) yde la mortalidad de la nifiez. ~ Diferenciales demográficos de la mortalidad infantil: sexo, edad de la madre ai nacimiento dei nifio, orden del nacimiento e intervalo intergenésico. Diferenciales socioeconómicos de la mortalidad infantil, según el tamafio de la localidad de residencia, la zona de residencia y el nível de escolaridad. Atención durante el embarazo y el parto. Episodios de diarrea en menores de 5 afios. Lactancia. Nivek~ y Tendencias de la Mortalidad Infantil La tasa de mortalidad infantil en México ha experimentado descensos realmente espectaculares en lo que va dei siglo ai reducirse a una quinta parte de la observada para el decenio de los setenta. Basándose en diferentes fuentes de información se estima un valor para este indicador cercano a las 300 1Los indicadores que se utilizan son los siguientes: la tasa de mortalidad infantil como indicador de la mortalidad durante el primer afio de vida; la tasa de mortalidad en la nifiez, durante los primeros cinco a fios; la rasa neonatal se define como la mortalidad de los primeros 28 días de vida (annque en la ENFIES se mide como la mortalidad dei primer mes debido a que la edad ai morir no se midi6 en dias); y por ~ltimo la rasa posmeonatal es la mortalidad dei resto dei primer afio de vida. 91 defunciones por mil nacidos vivos para los últimos afios dei siglo pasado, de 100 para mediados dei presente siglo y de 61 para el período 1977-1981. Según la ENFIES, durante el período 1982-87, de cada mil nifios nacidos vivos en el país, 47 fallecieron antes de cumplir un afio de vida. Aunque este nível es todavía alto en relación a los países más desarrollados, sí marca una mejora sustancial durante los últimos afios. EI descenso con respecto ai nível estimado en el período 1967-71 es dei 44 por ciento y en solamente un quinquenio, 1982-1987, el descenso observado es dei 28 por ciento (cuadro 9.1). CUADRO 9.1 EVOLUClON DE LAS TASAS DE MORTALIDAD INFANTIL Y EN LA NI~EZ EN LOS CUATRO OUINQUENIOS ANTERIORES A LA ENCUESTA, POR SEXO Quinquenio Edad y Sexo 1967-1971 1972-1976 1977-1981 1982-1987 MENOI~ES DE 1 AlIo 84.7 70.2 66.6 46.9 Neonatat 43.9 39.0 33.4 26.0 PostneonataI 40.8 31.2 33.2 20.8 Hombres 87.5 80.0 70.5 50.4 Mujeres 81.9 59.8 62.5 43.2 ENTRE 1 y 4 AI¿3S 33.4 22.8 16.7 14.5 MENORES DE 5 AI]OS 115.3 91.4 82.7 60.7 La mortalidad neonatal se debe principalmente a factores de tipo endógeno como malformaciones congénitas, trastornos dei funcionamiento en la relación madre-producto y dificultades alrededor dei momento dei parto, mientras que en la postneonatal influyen más los de tipo exógeno o dei entorno social como los problemas nutricionales, accidentes e infecciones. De las 47 defunciones por mil nacidos vivos ocurridas en el período 1982-87, 26 sucedieron en el período neonatal y 21 en el resto dei primer afio de vida. Basándose en estadísticas vitales, usualmente se ha observado que cuando los niveles de la mortalidad infantil son altos o relativamente altos, la mortalidad postneonatal tiene un peso mayor en explicar la mortalidad infantil que la neonatal y que sólo en países con baios niveles de este indicador el fenómeno se invierte. En otras palabras, las diferencias entre países en la mortalidad por causas endógenas nunca son muy grandes, mientras que las de influencia social sí lo pueden ser. No se observa lo mismo con la información de la ENFES, ni siquiera para el período 1967-1971 cuando el nivel estimado de la mortalidad infantil es de 85 defunciones por mil nacidos vivos. En el cuadro 9.1 también se muestran las tendencias que han tenido en los últimos 15 afios la mortalidad infantil y la de la nifiez (véase también la gráfica 9.1). Aquí se puede observar que los descensos de la mortalidad infantil han sido menos importantes, 44 por ciento, que los de la mortalidad entre el afio y los 5 afios de edad, 54 por ciento. En cuanto a la tendencia de la mortalidad infantil por sexo es interesante sefialar que los descensos en los riesgos de mortalidad para hombres y mujeres son similares, 43 por ciento y 44 por ciento respectivamente y que por consiguiente la sobremortalidad masculina de más del 15 por ciento se mantiene a lo largo dei período. 92 140 120 100 80 60 40 20 O GRAFICA 9.1 CAMBIOS EN LA MORTALIDAD INFANTIL Y EN LA NIREZ ENTRE LOS PERIODOS 1967-1971 Y 1982-1987 Muertes por 1000 Nacidos Vivos MORTALIDAD MORTALIDAD MORTALIDAD INFANTIL 1-4 AROS 0 -4 AROS 1967 - 1971 ~ 1972 - 1976 ~ 1977 - 1981 ~~J 1982 - 1987 i Difereneiales Demógraficos de la Mortalidad Infantil y en la Nifiez Se han detectado varias maneras en que la fecundidad incide sobre la salud: por ejemplo, una paridad muy elevada, intervalos intergenésicos tortos y embarazos en las edades extremas del período fértil de una mujer, son tres condiciones importantes que se consideran con una influencia negativa sobre la salud materna e infantil. Para el estudio de estos diferenciales se han calculado de la ENFES tasas de mortalidad para menores de 1 afio (infantil) y menores de 5 afios (nifiez) para el período 1977-1987. En el cuadro 9.2 y en la gráfica 9.2 se pueden observar las tasas de mortalidad infantil de acuerdo con la edad de la madre ai momento dei nacimiento, el orden del nacimiento y la duración dei intervalo intergenésico. Es importante hacer notar los niveles altos de mortalidad de los nacidos de madres en los extremos dei período fértil, sobre todo de aquellas en el grupo de edad más avanzada. Por otro lado el riesgo más baio se observa en mujeres que tienen sus hijos entre los 20 y los 29 afios, más dei 30 por ciento menor que el dei grupo de más alto riesgo, las mujeres de 40 afios y más. En lo que se reflere a la paridad, las diferencias que se observan en la mortalidad infantil son más importantes que las que se observan por edad de la madre. Los riesgos de mortalidad aumentan rapidamente con la paridad y para los nacimientos de orden séptimo o mayor la rasa de mortalidad durante el primer afio de vida es más del doble que la de los primeros nacimientos para 1977-1987 (88 versus 42 por mil). En cuanto a la mortalidad infantil según la duración del intervalo intergenésico, la cifra más alta se observa en el caso de los intervalos más cortos y disminuye a casi la mitad para los intervalos de 2 afios o más. 93 CUADRO 9.2 DIFERENCIALES DEMOGRAFICOS DE LA MORTALLDAD INFANTIL Y EN LA NI~EZ PARA EL PERIO00 1977-1987 Tasas de MorteLidad Característ icas de La Menores de Entre Menores de Mujer y et giro 1 Afio I y 5 Aros 5 Afios SEXO DEL NI~O Hombres 60.1 14.5 73.7 Mujeres 52.4 16.5 68.0 EDAD DE LA MADRE AL NACIMIENTO DEL NIQO Menos de 20 63,1 14.5 76.7 20-29 53.0 13.5 65.8 30-39 57.1 21.4 77.3 40-49 73.9 8.0 81.4 ORDEN DE NACLMIENTO Primero 42.0 5.9 47.6 2-3 50.3 10.6 60.4 4-6 60,0 25.6 84.1 7 o ~ás 87.9 24,8 110.5 DURACION DEL INTERVALO ANTERIOR Menos de 2 aros 81.4 22.5 102.0 2-3 aros 45.4 19.7 64.2 4 afios o m~s 43.3 8.0 50,9 Tota l 56.2 15.5 70.9 GRAFICA 9.2 MORTALIDAD INFANTIL DEL PERIODO 1977-1987 POR GARACTERISTICAS DE LA MADRE Y EL NIRO ORDEN DE NACIMIENTO Primero 2-3 4-6 7 y Mes DURACION INTERVALO Menos de 2 Mios 2 a 3 ARos 4 afios y M&s EDAD DE LA MADRE Menos de 20 A~ios 20-29 ARos 30-39 ARos 40-44 A~ios ~\ \ \ \ \~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 42 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ \ \ \ \ \ \ \~] 50 ~\ \ \ \%\ \ \ \ \ \ \~ \ \~1 e8 ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ~ e8 ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ~ si ~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 4s ~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 4s ~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 8s ~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 58 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ s7 ~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 74 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 DEFUNCIONES POR MIL NACIDOS VIVOS 94 Los datos presentados en esta sección proporcionan elementos para orientar las acciones en materia de planifieación familiar, de una manera más vinculada a la salud infantil. Con el objeto de tener una idea de la magnitud de los efectos que podrfa tener en el país el concentrar los nacimientos en los grupos de menor riesgo, se realizó un ejercicio que muestra que si todos los nacimientos ocurrieran en las edades de 20 a 34 afios, la tasa de mortalidad infantil descendería en un 9 por ciento; si no hubieran nacimientos de orden posterior ai cuarto en un 25 por ciento; y si todos los intervalos intergenésicos fueran mayores de dos afios, en alrededor dei 18 por ciento. Un estudio más profundo de los erectos de los patrones reproductivos sobre la mortalidad debe contemplar la interrelación entre las variables antes analizadas y su relación con otras, principalmente las de orden socioeconómico. Esto debido a que, si bien los procesos biológicos son responsables de los patrones de riesgos reproductivos antes observados, son los factores sociales, culturales y económicos los que determinan en gran parte la magnitud de los riesgos. Difereneiales Soeioeeonómieos de la MortaEdad Infantil y en la Nifiez Datos de estudios anteriores han mostrado que existen diferenciales de cierta magnitud en la mortalidad infantil según áreas geográficas y estratos socioeconómicos. EI análisis de estas diferencias tiene implicaciones importantes en el disefio e implantación de políticas de salud. A partir de la ENFES es posible establecer diferenciales de acuerdo a algunas variables socioeconómicas y para el lugar y zona de residencia de la población entrevistada en la ENFES. Los diferenciales socioeconómicos en las tasas de mortalidad infantil y en la nifiez para el período 1977-1987 se presentan en el cuadro 9.3 y en la gráfica 9.3. Los cambios en los diferenciales en la mortalidad infantil durante los dos quinquenios anteriores a la encuesta se incluyen en el cuadro 9.4. La mortalidad infantil muestra drásticas diferencias si se analiza en relación con el tamafio de la loealidad de residencia (cuadro 9.3). En áreas rurales los nifios tienen una probabilidad casi tres veces más alta de morir antes de cumplir un afio que los nifios de las áreas metropolitanas: 79 y 29 defunciones por mil nacidos vivos ocurrieron en esas áreas, respectivamente, en el período 1977-1987. La mortalidad infantil también varía de acuerdo a la zona geográfica de residencia. Las zonas l l I y IV, ubicadas en el sur y sureste dei país, muestran los niveles más altos (por arriba de 60 por mil), mientras que en las otras tres zonas se observan valores de alrededor de 45 de funciones por mil nacidos vivos. Dos de estas regiones se ubican en el norte dei país mientras que en la tercera está contenida el Arca Metropolitana de la Ciudad de México además de los estados de Guerrero, Morelos y México, por lo que puede ser muy heterogénea en su interior. Con respecto a la escolaridad, variable que siempre ha mostrado una influencia importante sobre los indicadores demográficos, la ENFES muestra que para el período 1977-1987 los nifios cuyas madres no tienen educación enfrentan un riesgo tres veces mayor de morir antes de cumplir un afio que los de aquellas que ai menos terminaron la primaria (83 y 27, respectivamente). En lo que hace a la evolución reciente de la mortalidad infantil, el cuadro 9.4 muestra que los descensos oeurridos en las áreas rurales en los últimos diez afios (aproximadamente entre 1974 y 1984) son bastantes modestos (dei orden dei 13 por ciento) en comparación con lo ocurrido en las áreas urbanas en las cuales la mortalidad infantil se redujo substancialmente. Se puede observar también que todas las zonas excepto la II (la cual incluye el área metropolitana de Monterrey), tenían hacia el final de los afios setenta niveles de mortalidad infantil cercanos ai 60 por mil. Para mediados dei decenio de los ochenta la mortalidad se redujo en todas las zonas pero especialmente en la I y V, en un 50 por ciento. 95 CUADRO 9.3 DIFERENCIALES SOCIO-ECONOM]COS DE LA MORTALIDAD INFANTIL Y EN LA NIgEZ PARA EL PERIODO 1977~1987 Tasas de Mortet idad Características Menores de Entre Menores de de La Mujer I ARO I y 5 ASos 5 ARos LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 78.8 26.7 103.5 2,500"19,999 61.6 17.2 77.7 20,000 y mis 40.2 7.9 47.7 Areas Metropolitanas 28.6 3.0 31.5 ZONA DE RESIDENCIA Zona I 47.8 13.9 61.0 Zona l i 39.6 8.9 48.2 Zona III 73.5 21.0 92.9 Zona ]V 62.8 10.9 72.9 Zona V 43.0 17.2 59.4 NIVEL DE ESCOLARIDAD $ in educaci6n 82.7 33.8 113.7 Primar~a incompleta 63.9 18.5 81.2 primaria completa 45.9 5.4 51.0 $ecundar~a y mis 27.4 1.2 28.6 Totat 56.2 15.5 70.9 GRAFICA 9.3 MORTALIDAD INFANTIL DEL PERIODO 1977-1987 POR SITIO DE RESIDENCIA Y ESCOLARIDAD ESCOLARIDAD $in Escolaridad Primaria Incompleta Primaria Completa Secundaria y Mis LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 2,500-19,999 20,000 y M,~s Areas Metropolitanas ZONA DE RESIDENCIA Zona l Zona li Zona III Zona lV Zona V ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ~ aa ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 84 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ es ~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 27 ~ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ~ 62 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 40 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 2~ ~~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~1 4a ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \~ 40 ~\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\\~ 74 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ ç s8 ~\ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ \ I 4a O 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 DEFUNCIONES POR MIL NACIDOS VIVOS 96 CUADRO 9.4 EVOLUCION DE LA HORTALIDAD INFANTIL EN LOS DOS QUINQUENIOS ANTERIORES A LA ENFES, POR CARACTERISTICAS ESPEClFICAS Ouinquen|o Caracter í s t i cas de ta Mujer 1977-1981 1982-1987 LUGAR DE RESlDENCIA Menos de 2,500 85 73 2,500-19,999 75 49 20000 y nuís 47 34 Areas Metropo[ i tanss 47 12 ZONA DE RESIDENCIA Zona I 65 32 Zona I I 47 33 Zona I11 81 66 Zona IV 66 60 Zona V 59 28 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin educaci6n 91 73 Pr imar ia incompteta 63 ¿4 Pr imar ia co~npteta 65 30 Secundaria y m~s 46 16 Total 67 ¿7 La información incluida en el cuadro 9.4 indica que en el período 1979 a 1984, a pesar de una pequefia ganancia entre las mujeres sin escolaridad, los descensos más fuertes se dieron en el grupo de mujeres con primaria completa o más, un descenso de casi el 60 por ciento, para un total de 33 puntos porcentuales, más de 6 puntos por afio. Los datos de acuerdo ai tamafio de la localidad de residencia y la escolaridad permiten plantear la hipótesis de que si bien los descensos en la mortalidad infantil de México han sido muy importantes en los últimos afios, la desigualdad con la que éstos se han dado ha ensanchado las diferencias entre los distintos grupos sociales dei país. Se podría suponer que el país es ahora más heterogéneo en cuanto a sus niveles de salud de lo que lo era antes, si bien los grupos desprotegidos tienen menor peso dei que antes tenían. Atención Durante el Embarazo y el Parto La información que se ha presentado sobre mortalidad puede ser también relacionada con otros aspectos que contribuyen a explicar estos resultados, como son la atención durante el embarazo y el parto, las condiciones ai nacimiento y la incidencia de diarrea. La ENFES permite analizar estas variables para todos los nacidos vivos a partir dei afio de 1982. En el cuadro 9.5 se observa que la atención durante el embarazo fue llevada a cabo principalmente por personal médico (en e170 por ciento de los casos). Poco menos de una octava parte de las mujeres fueron atendidas por parteras empíricas, mientras que una sexta parte dei total no 97 recibieron ateneión alguna. Es importante destacar el baio nivel de participación que tiene el personal de enfermería en la atención prenatal. CUADRO 9.5 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LOS NIROS NACIDOS VIVOS MENORES DE 5 AROS, POR LA PERSONA QUE REV[SO A LA MADRE DURANTE EL EMBARAZO, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIF•CAS Caracter í s t i cas Partera Ot roo no de (a Nujer Nadie Doctor Enfermera Empírica Responde Total " GRUPOS DE EDAD Henos de 30 a~os 12.8 69.4 3.7 13.5 0.6 100.0 30 afios o mds 20.2 64.6 2.9 11.8 0.6 100.0 LUGAR DE RESIDENClA Menos de 2,500 24.1 45.8 5.4 23.4 1.2 100.0 2,500 a 19,999 16.8 68.7 4.0 10.4 0.1 100.0 20,000 y m~s 9.7 79.6 1.7 8.7 0.2 100.0 Areas Metropot i tanas 6.1 92.3 1.0 0.5 0.1 100.0 ZONA DE RESlDENCIA Zona I 14.6 75.1 1.7 7.9 0.6 100.0 Zona | l 10.7 80.8 2.3 5.5 0.6 100.0 Zona 111 19.8 47.0 4.3 27.8 1.1 100.0 Zona IV 12.3 74.8 5.2 7.6 0.1 100.0 Zona V 16.5 74.2 2.1 6.8 0.4 100.0 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin Esco[ar idad 33.8 32.5 5.6 26.6 1.6 100.0 Pr imar ia Incompleta 19.7 57.0 4.5 18.2 0.6 100.0 Pr imar ia Completa 8.4 81.3 2.8 7.2 0.3 100.0 Secundaria y mds 4.5 93.5 0.8 1.1 0.2 100.0 Total 15.7 67.5 3.4 12.9 0.6 100.0 La distribución por tamafio de la localidad de residencia demuestra que en el área rural la atención por parteras empíricas es cuatro veces mayor que en el área urbana, con un elevado porcentaje (24.1) de personas que no reciben atención durante la gestación, mientras que en las áreas metropolitanas, sólo un 6.1 por ciento no recibe cuidados prenatales. En cuanto ai nível de instrucción de la madre se observa una relación directa entre el avance en la escolaridad y el uso de servicios médicos. Sin embargo, hay que destacar que una tercera parte de las mujeres sin escolaridad no recurren aúna la atención prenatal de ningún tipo y poco más de la cuarta parte es atendida por parteras tradicionales. Respecto a la atención dei parto, los resultados son similares a los dei cuadro anterior y muestran que casi dos terceras partes de las embarazadas fueron atendidas por médicos, mientras que la cuarta parte dei total recibió cuidados por la partera tradicional. Nuevamente se observa la escasa participación de las enfermeras en la atención ai final dei embarazo, 4.5 por ciento (cuadro 9.6). La atención de los partos en el área rural es Ilevada a cabo con más frecuencia por la partera empírica (45 por ciento). Tan sólo una tercera parte recibe atenci6n médica profesional, en contraste con las áreas metropolitanas, donde casi e1100 por ciento reciben atención por médicos. Esto se explica 98 en parte por la concentración de profesionales en el área urbana que favorece el acceso y disponibilidad de los servicios médicos. CUADRO 9.6 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LOS NIROS NACIDOS VIVOS MENORES DE 5 AMOS, POR LA PERSORA QUE ATENDIO A LA MADRE DURANTE EL PARTO, SESUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Caracter í s t i cas Partera Otro o no de ta Mujer Radie Doctor Enfermera Empfrica Par iente Responde Total GRUPOS DE EOAD Menos de 30 afios 0.9 66.1 4.7 25.1 2.4 0.8 100.0 30 afios om¿s 5.1 63.2 4.2 24.1 2.6 0.8 100.0 LUGAR DE RESIDE•CIA Menos de 2,500 5.1 37.9 6.2 44.5 4.7 1.6 100.0 2,500 o 19,999 2.2 ¿6.0 5.6 23.7 2.3 0.1 100.0 20,000 y mis 0.4 78.9 4.5 14.9 0.7 0.5 100.0 Areas Netropo[ i tanas 0.1 97.3 019 1.0 0.6 0.1 100.0 ZONA DE RESlDENCIA Zona I 1.3 71.1 4.2 18.5 3.8 1.1 10010 Zona I I 0.4 83.7 5.1 9.7 0.7 0.4 100.0 Zona I I1 1.1 3817 5.0 50.¿ 3.1 1.5 100.0 Zona IV 4.0 72.7 7.1 14.7 1.1 0.4 100.0 Zona V 4.1 76.5 1.8 14.5 2.8 0.2 100.0 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin Escotaridad 8.9 25.1 4.7 52.4 6.6 2.3 100.0 Pr imar ia Inco¢npteta 2.6 55.7 5.3 32.9 3.0 OlS 10010 Pr imar ia Cornp[eta 0.4 78.8 4.6 14.2 1.1 019 100.0 Secundario y r~s 0.2 92.1 3.3 4.0 0.2 0.2 100.0 _J EI nível de escolaridad muestra también una estrecha relación con el tipo de recurso en la atención dei parto. Si bién se puede apreciar que a mayor instrucción mayor acceso ai servicio médico, es importante destacar que más de dos terceras partes de las mujeres sin escolaridad fueron atendidas por parteras empíricas, por parientes o no recibieron asistencia durante el parto. En cuanto ai lugar donde se proporcionó la atención dei parto se observó que aún más de un tercio de las mujeres fueron atendidas en su domicilio. Este hecho es más acentuado en las localidades rurales donde la proporción de partos atendidos en la casa de la mujer llega ai 56 por ciento y solamente a117.2 por ciento en las áreas de 2,500 habitantes o más (cuadro 9.7). Tres cuartas partes de las madres que carecen de instrucción fueron atendidas en su domicilio o en el de la partera empírica, en tanto que las mujeres que han cursado niveles superiores a la educación primaria recurrieron a la atención en establecimientos médicos en e192 por ciento de los casos. Aún cuando no se cuenta con datos dei peso ai nacer para un poco más de un tercio de los recién nacidos de los últimos cinco afios, es importante sefialar que de aquéUos con un peso menor o igual a los dos kilogramos, casi uno de cada cinco había fallecido ai momento de realizarse la encuesta, mientras que en aquéllos que tuvieron entre 2.1 y 2.5 kg. la proporción se redujo a 1 por cada 15 (cuadro 9.8). 99 CUADRO 9.7 DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LOS NI~OS NACIDOS VIVOS MENORES DE 5 A~OS, POR LA INSTITUCION DONDE SE ATENDIO DURANTE EL PARTO, $EGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Otra Ins- t i tuc i6n Hospitat Casa de Casa Caracter l s t i cas der Par t i cu - ta Par- de ta de la Mujec SSA IMSS ISSSTE OIF Gobierno Lar teca Mujer Tota[ LUGAR DE RESlDENCIA Menos de 2,500 10.5 14.3 0.7 0.4 2.6 8.6 6.5 56.4 100.0 2,500 y mis 7.4 35.3 6.5 0.4 5.9 24.5 2.2 17.2 100.0 NIVEL DE E5COLARIDAD Sin escotaridad 9.1 9.1 0.2 0.3 2.4 3.9 5.3 69.6 100.0 Primaria ~nco~l~oteta 10.2 19.0 2.3 0.4 5.3 15.5 5.8 41.6 100.0 Primaria completa 8.9 36.1 3.8 0.8 5.5 20.8 2.5 21.5 100.0 Secundaria y más 5.7 42.7 10.2 0.1 4.0 29.4 1.2 6.8 100.0 Tota[ 8.6 27.1 4.3 0.4 4.6 18.3 3.9 33.0 100.0 La relaciÓn óptima de peso y condiciÓn actual de sobrevivencia se observÓ a partir de los 2.6 kilogramos, donde sÓlo el dos o tres por ciento de los nifios había fallecido ai momento dei levantamiento de los datos. Es importante comentar que en los grupos en los que no se pesó ai recién nacido o la mujer ignora el peso, la proporción de nifios fallecidos alcanza ai 14 por ciento. En el cuadro 9.9 se observa que uno de cada ocho partos fue atendido mediante la operaciÓn cesárea, notándose una importante diferencia entre los partos ocurridos a mujeres residentes dei área rural donde esta relaciÓn se reduce a I por cada 19 atenciones, mientras que para los residentes de áreas metropolitanas uno de cada cinco partos fue aiendido quirúrgicamente. AI revisar la escolaridad de las parturientas se encontrÓ que la proporciÓn de cesáreas es 3.5 veces mayor en aquéllas que tienen instrucciÓn secundaria que en las que carecen de escolaridad. Estos hechos guardan relación directa tanto con la disponibilidad de servicios médicos como con el nivel de ingreso familiar. Airededor de una quinta parte de los partos ocurrieron por cesárea en todas las instituciones, incluyendo los hospitales particulares pero exceptuando la SSAy el DIF. En estas dos instituciones, uno de cada siete u ocho partos fueron atendidos por cesárea. Epksodios de Diarrea en Menores de Cinco Afios Por lo que respecta a los menores de cinco afios que tuvieron algún episodio diarréico en los quince días anteriores ai levantamiento de la encuesta, se observÓ que casi uno de cada cuatro nifios sufrió uno de estos eventos. En las comunidades rurales la proporción de casos registrados fue entre un 25 y un 60 por ciento mayor que en las áreas urbanas (cuadro 9.10). La menor prevalencia de diarrea se encontrÓ entre los nifios de madres con primaria completa (el 18.3 por ciento). De los episodios de diarrea, si bien solamente el 4.4 por ciento recibió sales de rehidrataciÓn oral, apenas el 14.7 por ciento no recibiÓ ningún tratamiento (entre el 10 y el 11 por ciento en la zona III y en los lugares de 20,000 y más habitantes). 100 CLIADRO 9.8 DISTRI8UCIOR PORCENTUAL DE LOS HIJOS RACIDOS VIVOS EM LOS ULTIMOS 5 A~OS, POR SU CORDICION DE SOSREVIVERCIA, SEGUNEL PESO AL NACER D is t r ib~c i6n Actualmente Actualmente Porcentual Según Peso ai Racer Vivo Fat[ec ido Total Peso a[ Nacer 2 ki logramos (Kg.) 81.6 18.4 100.0 1.5 2.1 - 2.5 Kg. 93.9 6.1 100.0 6.4 2.6 - 3 .0 Kg. 97.1 2.9 100.0 16.4 3.1 - 3.5 Kg. 98.3 1.7 100.0 20.3 3.5 Kg. o m6s 97.0 3.0 100.0 20.4 NO to pesaron 91.8 8.2 100.0 32.3 No sabe 86.0 14.0 100.0 2.3 Total 94.7 5.3 100.0 100 CUADRO 9.9 DISTRI8UGION PORCERTUAL DE LOS NI~OS NACIDOS VIVOS MENORES DE 5 A~OS, POR Sl EL PARTO FUE POR VIA VAGINAL O POR CESAREA, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Cerecter l s t i cas de ta Mujer Vfa Vaginal Ceshrea Total LUGAR DE RESlDERCIA Menos de 2,500 94.6 5.4 100.0 2,500-19,999 87.8 12.2 100.0 20,000 y m~s 82.6 17.4 100.0 Areas Metropo[ i tanas 79.5 20.5 100.0 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin esco[ar idad 93.6 6.4 100.0 Pr imar ia incompleta 94.1 5.9 100.0 Pr imar ia completa 83.4 16.6 100.0 Secundarie y más 77.5 22.5 100.0 LUGAR DE ATENClOR DEL PARTO SSA 87.2 12.8 100.0 IMSS 80.6 19.4 100.0 ISSSTE 77.1 22.9 100.0 DIF 85.8 14.2 100.0 Otra inst i tuc i6n del gobierno 80.3 19.7 100.0 Hospital par t i cu la r 78.3 21.7 100.0 Casa de ta partera 98.3 1.7 100.0 Casa de ta mujer 99.7 0.2 100.0 Total 87.6 12.4 100.0 Laetaneia Para las mujeres que tuvieron hijos nacidos vivos a partir de 1982, e183 por ciento amamantó ai último hijo (cuadro 9.11). Este porcentaje, ai analizarlo por cohorte, crece de 83 por ciento a 85 por ciento entre las mujeres de 25 a 29 afios, y después se mantiene en alrededor de 81 por ciento. La lactancia muestra una clara relación inversa con el tamafio de la localidad con valores de 89 por ciento en las áreas menores de 2,500 habitantes que Ge reducen hasta 78 por ciento en las áreas metropolitanas. 101 CUADRO 9.10 PORCENTAJE DE NI~OS NACIDOS VIVOS SO8REVIVIENTES MENORES DE 5 A~OS COM UM EPISOOIO DE DIARREA EM LAS ULTIMAS DOS SEMANAS, PORCENTAJE QUE RECIB|ERON SALES DE REHIDRATACION ORAL Y PORCENTAJE QUE NO RECIS[ERON TRATAMIENTO, SEGUN CARACTERISTICAS ESPECIFICAS Caracter í s t i cas de ta Tuvo No Recibi6 Madre o de[ Nifio Diarrea Recibi6 SRO* Tratamiento EDAD DEL NIRO Menos de ó meses 27.1 5.1 14.5 6-11 meses 38.2 6.6 16.1 12-17 meses 37.5 4.4 8.4 18-23 meses 29.7 5.7 11.6 24-59 meses 15.6 2.8 17.4 SEXO DEL NI~O Hombre 23.9 4.5 14.1 Mujer 21.5 4.3 15.3 LUGAR DE RESlDENCIA Menos de 2,500 27.1 5.2 15.2 2,500 a 19,999 21.4 3.6 12.9 20,000 y mds 17.2 4.7 10.7 Areas Metropot i tanas 21.9 3.1 17.8 ZONA DE RESIDENCIA Zona I 16.0 6.0 18.7 Zona I I 13.0 7.8 14.2 Zona I I I 28.5 3.2 10.1 Zona IV 20.4 5.0 20.5 Zona V 26.2 4.1 14.5 NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin Escotaridad 26.6 5.9 19.0 Pr imar ia Incompleta 26.0 3.3 13.3 Pr imar ia CompLeta 18.3 4.7 16.2 Secundaria y m~s 19.5 5.2 12.6 TotaL 22.7 4.4 14.7 *SRO: seles de reh idra tac i6n oraL. Otros t ratamientos d i fe rentes a SRO incLuye suero en te varia, suero ya preparado para tomar[o, t ratamiento medicamentoso • remedios caseros. La proporción de últimos nacidos vivos que fueron amamantados presenta importantes diferenciales socioeconómieos. Para las mujeres sin escolaridad el valor es de 91 por ciento, mientras que para las que recibieron educación formal es de 82 por ciento, 9 pontos menos. Por otro lado, la atención dei parto por un médico lleva a una proporción de lactantes de 80 por ciento, contra e190 por ciento de los partos que fueron atendidos por enfermeras o parteras. También parecería que la atención médica institucional, y sobre todo la privada, ene l momento del parto desalienta, o por lo menos no promueve, el uso de la lactancia. Es asf como de las mujeres que se atendieron el parto en un hospital particular, solamente e177 por ciento di6 el pecho contra 81 por ciento en hospitales dei gobierno y 91 por ciento de las que se atendieronen su casa o en la casa de la partera. Los diferenciales según el tipo de parto son los más importantes: 85 por ciento amamantaron, enel caso de partos normales, pero en las cesáreas solamente e172 por ciento, una diferencia de 13 puntos porcentuales. 102 CUADRO 9.11 PORCENTAJE DE ULTIMOS NACIMIENTOS DESDE 1982 QUE FUERON AMAMANTADOS Y PARA OUIENES NO LO FUERON, DISTRIBUCION PORCENTUAL DE LAS RAZONES, SEGUN CARACrERISTICAS ESPECIFICA$ Raz6n por ta CuaL no Fue Amamantado Si Fue Muri6 Nunca Et Ni~o Amaman- a tas Estaba Tuvo lo Otras Caracter{s t i cas tado Horas Enferma Leche Rechaz6 Razones* GRUPOS DE EDAD 15-19 83.2 11.2 12.6 8.0 44.5 23.7 20-24 84.2 2.8 25,4 27, I 32.5 9.7 25-29 85.0 2.6 18.6 34.0 34.0 10.8 30-34 80.7 7.7 21.7 30.8 25.8 13.7 35-39 81.1 11.8 17.3 43.8 16.0 9.1 40-44 79.3 3.8 8.3 45.8 23.9 18.1 45-49 82.7 6.2 8.5 57.5 27.8 0.0 PERSONA QUE ATENDIO EL PARTO Ooctor 79.7 3.8 20.7 30.8 30.7 14.0 Enfermera (partera) 91.2 13.0 14.0 43.5 29.0 0.5 Partera empír ica 90.0 20.3 12.6 37.6 22.8 6.7 Par iente 95.9 19.0 53.4 27.7 0.0 0.0 Otro 86.3 0.0 0.0 64.1 35.9 0.0 Nadie 91.3 0.0 0.0 73.2 26.8 0.0 TIPO DE PARTO Norma[ 84.8 6.8 18.8 30.7 32.6 11.0 Cesárea 72.0 3.9 22.1 36.0 20.3 17.7 LUGAR DE ATENCIOR DEL PARTO SSA 84.1 7.7 37.7 21.5 18.2 14.8 iMSS 79.9 3.7 19.3 25.9 34.6 16.5 %SSSTE 82.7 0.0 14.0 47.5 8.3 30.2 Otra instituci6n dei gobierno 78,3 1.6 12.9 37.5 38.1 9.9 Hospita[ pr ivado 76.8 5.2 21.1 32.7 32.3 8.7 Casa de la par tera 87.4 12.8 20.1 44.0 23.0 0.0 Casa de ta mujer 90.7 17.0 13.0 39.6 23.1 7.2 TAMA~O DE LA LOCALIDAD Menos de 2,500 habs. 2,580 a 19,999 habs. 20,000 y n~ts habs. Aress Metropol i tanas 89.3 13.7 12.6 40.4 20.6 11.0 81.7 5.9 18.5 34.4 30.1 10.0 79.7 5.3 18.7 30.1 30.6 14.3 78.1 1.5 24.5 27.7 33.3 12.7 HIVEL DE ESCOLARIDAD Sin escotar idad 90.8 18.8 0.8 51.8 25.2 3.4 Pr imar ia incompleta 81.2 7.5 16.7 33.9 31.5 9.5 Prin~ria c~le ta 83.1 4.6 21.9 23.7 30.1 19.0 Secundaria y mis 81.0 2.2 24.8 31.7 26.9 13.3 Totat 82.9 6.0 19.2 32.2 29.3 12.4 *Otras raz~es inctuye: no to considera~ suficiente (G,5 por ciento); prescripci6n ~ i¢a (6.1 por ciento); t rab jab y no tenfa t i~ (1.8 por ciento). En el mismo cuadro se presentan las razones que adujeron las mujeres para no amamantar a sus hijos. Como se puede apreciar, la principal resulta ser la ausencia de leche en la mujer, en casi una tercera parte de los casos, seguida del rechazo dei nifio a la leche materna, en e129 por ciento, y el estado de salud de la madre en el 19 por ciento de los casos. La auseneia de leche materna tiene importantes 103 motivos fisiológicos, como lo muestra el hecho que el porcentaje aumente fuertemente con la edad, si bien las condicionantes socioeconómicas son también de gran influencia: más de la mitad de las mujeres sin escolaridad la declararon como razón por la cual no amamantaron a su hijo, contra menos de la cuarta parte de las mujeres con primaria completa. En los partos atendidos por enfermeras, esta raz6n es declarada en una proporción 50 por ciento mayor que la de los atendidos por médicos. EI rechazo del nifio no muestra un patrón diferencial claro, si bien disminuye con la edad de la madre, hasta el grupo 35-39, para aumentar después. Las razones de salud de la madre fueron mayoritariamente declaradas por mujeres cuyos partos fueron atendidos por parientes, y en menor proporci6n, por las atendidas por médicos, por las mujeres jóvenes, las que tuvieron cesárea, las que se atendieron el parto en la Secretaría de Salud, las residentes en áreas metropolitanas y las mujeres que ai menos terminaron la primaria. EI que la mujer consideraba insuficiente a la lactancia es una razón importante para las madres adolescentes (17.4 por ciento) y para aquellas que se atendieron el parto en el ISSSTE (19.7 por ciento). La muerte dei producto de la concepción también es una razón importante en el caso de los partos atendidos por enfermeras, parteras empíricas o parientes, en el de aquellos que tuvieron lugar en casa de la partera o de la mujer, en las Iocalidades rurales y en el caso de las mujeres sin escolaridad, lo cual es concordante con los diferenciales hallados en la mortalidad infantil. 104 ANEXO I REVISION TEMATICA DE LOS CUESTIONARIOS Las principales referencias para elaborar instrumentos que permitieran cumplir los objetivos planteados para la ENFES fueron tres encuestas demográficas (EMF, ENP, y END), dos censos de población y vivienda (1970 y 1980) y una encuesta económica (ENEU). 1 Para La ENFES se disefiaron dos instrumentos de captación: un Cuestionario de Hogar (véase el anexo V) que recoge información de todos los miembros dei hogar y de las personas que temporalmente vivían en él y un Cuestionario Individual (véase anexo VI), que se aplica a todas las mujeres en edad fértil que se hayan listado en el hogar y que no estén ausentes. Para llegar a la versión definitiva de estos cuestionarios se llevaron a cabo dos pruebas piloto, además de una revisión minuciosa de cuestionarios utilizados en otros estudios. La importancia de las encuestas nacionales sobre fecundidad y anticoncepción que se han realizado en el país recae en que han permitido mejores estimaciones que otras fuentes de información, tanto de los niveles como de las tendencias de la fecundidad, la mortalidad en la nifiez, la anticoncepción y otras variables durante los últimos veinte afios. Para facilitar la incorporación de la ENFES a la serie de encuestas demográficas, se presentan en este apéndice algunos temas e indicadores de la ENFES y su equivalente --en el caso de que exista-- en cada una de las tres encuestas demográficas que sirvieron de refcrencia para este trabajo (EMF, ENP y END). Características Soeioeeonómieas En lo que se refiere a las llamadas variables independientes, las cuatro encuestas empiezan caracterizando a la unidad doméstica, en la cual reside la mujer que posteriormente será entrevistada con mayor profundidad. Todas ellas indagan entre otras cosas sobre la estructura de dicha unidad doméstica, si bien la EMF, la END y la ENFES desglosan con mfis detalle las relaciones de parentesco, con lo que se posibilitan diversas opciones de análisis. La ENFES, además, registra información para caracterizar el ciclo de desarrollo de la unidad doméstica (cuadro 1.1). En la ENFES se pretende caracterizar a la población económicamente activa y a la población residente en el hogar de aeuerdo a sus niveles de escolaridad, algo que no se había trabajado en encuestas anteriores, salvo en la ENP, aunque en ella se aplica sólo a hombrcs mayores de 14 afios y a las mujeres sólo cuando éstas son el jefe dei hogar. Se intenta nuevamente la medición dei nivel de ingresos a partir de la referencia ai salario mínimo y siguiendo un procedimiento similar al usado por la ENEU. Dentro dei mismo ámbito de las variables independientes y buscando caracterizar el contexto socioeconómico en el cual se desarrolla el comportamiento reproductivo a estudiar, parte de la entrevista se centra en las caracteristícas laborales de la mujer y dei esposo o compafiero, o bien ~EMF: Encuesta Mexicana de Fecundidad, 1976; ENP: Encuesta Nacional de Prevalencia cn el Uso de Métodos Anticonceptivos, 1979; END: Encuesta Nacional Demogrtifica, 1982; ENEU: Encuesta Nacional de Empleo Urbano, 1984. 107 de la persona de quien depende (cuadros 1.2 y 1.3). La ENFIES vuelve a abordar este tema con un enfoque similar ai de la END, lo cual posibilitará, tanto la caracterización en grupos sociales de la población como la misma evaluaeión metodológica dei enfoque seguido, para aproximarse ai entorno social de la población entrevistada. La ENFIES retoma la indagación en términos laborales relacionada con dos momentos importantes en la vida reproductiva de la mujer: antes de la unión y entre la unión y el primer hijo. Ello permitirá comparaciones con la EMF y la END (cuadro 1.3). Concluyendo la caracterización socioeconómica, las cuatro encuestas indagan sobre los servicios de la vivienda que se está visitando (cuadro 1.4, apartado vi). Salud Materno-Infantil Intimamente relacionado con las variables socioeconómicas se encuentra el conjunto de condiciones de salud en el que vive la población. Es reconocido que de todos los grupos de la población, los nifios y las madres son los más susceptibles a sufrir darios en la salud, algunos de ellos asociados con ciertos patrones de comportamiento reproductivo. La ENFES obtiene información sobre atención prenatal, atención durante el parto y cuidados durante los primeros meses de vida. A diferencia de la EMF y el cuestionario de información materno-infantil de la ENP que indagan sobre las condiciones dei último embarazo independientemente de la fecha dei mismo, la ENFES lo hace para todos los hijos nacidos vivos durante los 5 arios anteriores ai momento de la encucsta, con el fin de aproximarse al conocimiento dei contexto de salud en el cual se reproduce la población en la actualidad (cuadro 1.4, apartado vil). Fccundidad Para la medición de la fecundidad, la ENFES utilizó nuevamente una historia completa de embarazos (igual que la EMF), y le afiadió una pregunta que pretende mejorar la mcdición de la mortalidad infantil (cuadro 1.5). Esto es, se indaga si cada uno de los hijos declarados como nacidos muertos mostró alguna serial de vida, ya que datos de otros estudios, como la ENP, muestran que existen subestimaciones de la mortalidad infantil relacionadas con la declaración de los mortinatos. La ENFES retoma algunos elementos relacionados con preferencias sobre fecundidad como el "deseo de más hijos", incluído únicamente en la EMF, número ideal de hijos (en la END) y afiade un cuestionamiento sobre la planeación dei último embarazo (cuadro 1.5, apartado ix). Exlx~sición ai Riesgo de Coneebh- Ligado a las mediciones de la fecundidad que pueden obtenerse a través de una encuesta, se encuentra la caracterización de los períodos en que la mujer se encuentra expuesta ai riesgo de concebir. Estudios anteriores lo han tratado de cubrir a través de una historia completa de uniones y han identificado la edad a la primera unión y la posible convivencia previa a la misma. En la ENFES, se indaga por la edad a la primera unión y, además, se obtiene información sobre la edad ai inicio de las relaciones sexuales, después de identificar el momento de la menarca y el momento en que se deja de reglar. En la ENFIES se obtiene además información sobre períodos de amenorrea y abstinencia postparto durante los últimos 5 arios (cuadro 1.6, apartado x). 108 Anticoneepción Tomando en cuenta la importancia que se le ha reconocido a la anticoncepción como determinante de los niveles de fecundidad observados en los últimos afios, la ENFES abarca en dos de las siete secciones dei cuestionario individual aspectos relevantes de la práctica anticonceptiva en México. Inicialmente, la ENFES indaga sobre el conocimiento de métodos anticonceptivos, aunque no con el detalle con el que se hace, por ejemplo, en la EMF (cuadro 1.6, apartado xi). Es importante mencionar que la justificación principal para incluir nuevamente preguntas sobre este tema radica en querer mejorar la medición dei uso de los diferentes métodos, pues se ba observado que algunos de ellos no son declarados como tales por la tendencia a hablar de métodos como cosas que se usan y no como prácticas que se siguen (ritmo, retiro y operación femenina). A continuación se caracteriza el uso de métodos anticonceptivos durante un período de 6 afios anteriores a la encuesta. Esto representa una aproximación similar a la seguida por la ENP. Con esta información es posible analizar tasas de continuidad por método, tasas de falla, razones de interrupción y la influencia de algunas variables socioeconómicas y demográficas sobre la duración de los segmentos de uso (cuadro 1.7). La información de la ENFES enriquece la historia de uso ai referirse a todos los métodos que ha usado una mujer durante su vida reproductiva (tambi6n en la EMF), a los problemas de salud durante el uso actual, al tipo de efectos colateralcs que declara la mujer y, por último, a la superposición entre períodos de uso y de lactancia (esto último se obtiene tambi6n en la END). Se ba incluido además un cuadro de eventos de fecundidad y anticoncepción con el fin de mejorar la medición de la historia de uso, tomando en cuenta la información de la historia de embarazos. Finalmente, el estudio de la anticoncepción que permite realizar la ENFES adquiere un carácter más cualitativo al analizar el contenido de la última sccción del cuestionario individual. La END había permitido constatar el alto porcentaje de mujeres que estaban recurriendo a la operación femenina como método anticonccptivo. Ello llevó a disefiar una batería de preguntas, incorporada por vez primera a una encuesta de esta magnitud, a través de la cual se pueda caracterizar la atención reeibida por la usuaria de métodos permanentes, asf como la satisfacción y posibles problemas de salud y personales que hayan resultado de esta operación (cuadro 1.8). EI análisis de la comparación temática de encuestas recientes en el país permite afirmar que el hecho de contar en la ENFES con una historia completa de embarazos, una historia de uso de métodos anticonceptivos y una de atención materno infanlil a partir de enero de 1982 es una muestra de la riqueza de posibilidades analíticas que la encuesta representa para cl acervo de información con que se cuenta actualmente en México. 109 CuadrO I.I COMpARACION TEMATICA DE LAS ENCVESTAS MEXICANA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE pREVALENCIA~ NACIONAL 8FJ~OGRAFICA Y KACIONAL SOBRE FECUNDIDAD y SA~UD IN~OY¿4ACIC~pARA~A~NIDAD~STICA ENP ENP EMF 1979 1979 BND ENF~S 1376 PREVALENCIA MATERNO-INFANTIL 1912 1917 I. UnJ.dad Dcez¿sti~ I. U~/dad D~mt i~ 1 Es t ruc t~ra de la l £s t ruotura de la pob lac l6~ por edad y pob lac i~n por edad sexo y sexo 2 Poblacion re| iden- 2 Poblaci~n residente "de Jure'* (residen- te "de Jure" ( te - tes habit~alen} sidentes habitua- les} Lugar de nacitalen- to 4 Ocupaci6n para personas do 8 a~oa y mâs 5 Estado conyugal 5 Estado conyugal para hombras ~yor@a para personas de de 14 a~os 15 afies y mâs G Natal ldad en los ~it imos 12 meses ? Mortal ld~d en los ? Mortal ldad en los ~It/~om 2 a~oJ olt imos 12 meses $ Parsnteaco y t ipo 8 parentesco y t ipo de unldad dom6~tlca de unldad dom6s- rica 9 9 Fecha de nacimiento de cada reeidente i0 i0 Sobreviv@ncia de los padre~ y reJ iden- cla de la madre iI ii Zscolar ldad para hombres mayorea de 14 a~os 12 12 Sobrevlve~cla do la compaflera pa~a ho~- Dres mayores de 14 afies 13 14 15 I. On~dad D~s¢ i~ I. U¿ IdadD¢~st i~a 1 Estructura de la 1 Estr0¢t~ra do la pob lac i6n por edad pob lac i6n pOr edad y Joxo y sexo 2 ~oblaciGn re l idmn- 2 Pobla¢lGn re l idente te de hecho y de de hecho y de dera- derecho cho 4 Ocupaci6n para ma- 4 Poblaci~n econ6mi- yoreJ de $ ases ¢amente aotlva y er ras o=~paclones para 8 6~oJ y ~m 5 Estado ¢onyugal 5 Estado ¢onyugal para mayores de 14 para mayorel da 14 a~os afiei i ?areNte|co y tipO $ pare~teæuo y tipo de unld0d dom6i- de unidad dom6.t lca ti=a 11 Al fab@tlamo par8 ii Escolar ldad para $ mayorel de $ afiei afies y mb| 15 Fecundidad an loe OIt lmoa 2 anos 14 I~gremos para ma ~ 14 Ingreaos para 8 yoros de 12 anos aAos y ~œ 15 TrabaJo en Estados Unidos para mayo- ~@l da 12 anos 110 cuadro 1.2 COMPARACION TEMATICA DE LAS ENCUESTAS ~XICAMA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE pREVALENCIA, NACIONAL DEMOGRAFICA ¥ NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD y SALUD CARACTERIBT ICASDEL JEFE DEL REGAR, EBPO80 O C~A~ERO ENP ENP EMF 1979 ~979 END ENFES 1976 PREVALZNCIA MATERNO-INFANTIL 1982 1907 II Ca=act@zimtiQam del ~efe del h~&r ZI C&ra~t@Eist loas del ~ef* dal hoga= IZ 1 2 3 4 5 ZZI C&ract@Eis%Icas del esposo o compa~e=o l Escolarldad. 2 Lugar de so¿lal i- zaci6n 3 Lugar da nacimien- to 4 ult imaæ dom mlgr8- CioneJ 5 Edad 6 Ocupacion 7 R~ma de actividad O Caracter izaci~n a- grícola y no agr l - cola 9 iO ii 1 Ultima mlgrac iOn 2 Ocupaci6n 3 Rama de act ividad 4 Caracterizaci6n agricola y no agrlcola 5 5 Fecha de inicio de la U~iOn actual ZII Ca=aatezlst ia¿s dei III Carautmrist i~am dl III Ca=scte=i$t l~as dl IS~OmO O ~~iEO IU paE i Ja o ~K8on i l~ ~zi~a O p i r lOD~ do qu len depende do quien depende l E8colar idad 1 Eacolar idad 3 Lugmr de nac imlen- to durante el &it imo a~O (SOLO O CO~ iR entrevistada) 6 OcupaGiO~ 6 Ocupacion 7 Rama de act lv idad 7 Rama de act iv idad 8 Caracter lzac i0~ a- $ Caracter izaciO~ a- grlcola y no açrl- grIcola y no agrl- cola cola 9 Tiempo de ausenaia 9 A~sencia dml mar i - do dura~~g @I ~l- r imo a~o 10 $ imul taneldad de 10 Simultane±dad de trabaJos trabaJoJ 11 TrabaJo en los Es- tados Unidos 111 CuadEo 1,3 COMPARACION TEMATICADE LAS ENCUESTAS ~XICANA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE PREVALEMCIA. NACIONAL DZMOGRAFICA y NACIONAL SOBRE FKCUNDIDAD y SALUD CARACTERISTICASDE LA K~~REVI~TADA ENP ENP 1979 1979 END ENFES 1976 pREVALENCIA MATERNO-INFANTIL 1912 1987 IVCara~terlstiuAs de ZV Caza~¿eEist~Qas de la @ntzev~gta¿%a la entrgvimta~ 1 Edad 1 Edad 1 Edad 2 Lugar de nacimiento 3 Luqar de socializa- ci~n 4 Hiatorla migratorla 5 Escolaridad 6 Ir Caza~teristlcms de IVCa•aeteristlcas de la mntrevlstmde la eRtr@vlmtada 1 Edad l Edad 2 Lugar dm neolmiento 3 Lugar de socializa- ciOn 5 Escolaridad 5 Escolarldad 5 Escolaridad 6 Ultimo movlmlento 6 Ultimo movimien~o 6 Prim@ro y ¿filmo migratorio mlgratorio movimiento mlqra- torio 7 Caracterlstlcjs de l ~ltlmo movlmiento miqrator io g Ausencla ene l ~l- timo aho V TrabaJo de la entr$vlstade S Escolaridad 6 Ultimo movlmiento migratorio V Tr~oaJo de la antEevl$tada Alguna Vez ba ira- 1 Alguna vez ba tra- $ V Tz¿ba~o de la V TzahaJo de la entr@vletada antrevlsta~a 1 AlqUna vez ha tra- baJado 2 OcupaciOn 2 Ocupacldn 2 OcupaciSn 3 Rama de actividad 3 Rama de actlvldad 3 Rama da aotivldad 4 Caract@rizaciSn a- qricola y no agrí- cola 5 Trabajo antes de la primera uni6n 6 Trabajo entre la primera uni0n y el prlmer hlJo 7 7 Trabajo actual 7 TrabaJo actual 8 babado baJado 2 Ocupac10n 2 O¢upaci0n 3 Rama de actlvldad 3 Rama de actividad 4 Caracterlzaci~n a- grícola y no agrl- cola 5 TrabaJo antes de 5 TrabaJo antes de la prlmera uni0n la primera uni6n 6 TrabaJo entre la 6 TrabaJo entre la prlmera uniOn y primera uni~~ y el prlmer hlJo el prlmeE hljo 7 TrabaJo actual 7 TrabaJo actual $ TrabaJo da hljOS meNOreS de 12 aflos 9 Tie~po d@dicado al 9 Tiempo dedlcQdo al trabajo y al C~i- trabaJo y ãl cuida- dado de los hlJos do de ioi hlJos 112 Cuadro 1.4 COMPARACION TEMATICA D~ LAS ENCUESTAS MEXICANA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DEMOGRAFICA ¥ NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD Y SALUD BIENES y SERVICIOS DE LA VIVIENDA, ~J&LUD y LACTANCIA ENp ENP EMF 1979 1979 END ENFES 1976 PREVAlêNCIA MATERNO- ~NFANTI L 1982 |98? VI Bienes ~ sez~iolos ~ Biines y ~e~i~iom de la vivienda VI Sez~iolo~ d~ la ~ Servlelo| ' de l& de la vivlinda vivien~a viviendm 1 Principalea servi- i Principales Jervl- clo~ cios Z C~artes 2 C~artos 2 CUartoa y dormito- rios 3 Material en muzoB, 3 Material en pi~o~ y tachos y murom 1 Prlncipalea servi- 1 Principales servi- 1 Principales servi- cios aios cios 2 Dormitorios 2 Dormi tor ios 3 M~terial an muros, 3 Material en pisos pisos y teoho I 4 princlpales bienes 5 3 Material en pisos 5 Prop iedad y tipo de la vivienda 6 6 Cuarto a&lo para 6 Cuarto a61o para cocinar cocinar 7 7 Uso de l l~gar para cot i zar VIl Salud y imct&n•il VIl Silud y laetan~ii Vil Salud y la~tancla VXZ Salud y lac t~a la VZI Balud y laotanola (a) (b) (c) (d) 1 Tiempo do lac~an- I Tiempo do lacta~¢ia y alimenta~i6n suple- 1 Tiempo de lactan- I cia para los doa meNtaria para el ~Itlmo hlJo nacido vivo aia y alimentaci~n Oltimos hiJos na- $uplementaria cidoa v ivos Tiempo de lactan- cia, alimentaci6n suplementarla y complementaria 2 Atenci~n prenatal 2 Atencidn prenatal 2 Atenci~~ prenatal para el Qlti~o em- barazo y para el actual 3 Atenci~n durante 3 Atenci0~ durante el 3 Ate~¢i0~ dura~te el el par to parto parto 4 Atenci0n mêdica 4 Atenci~n m6dica du- 4 Atenci~n m6dica du- durante los prima- rente los primazos rente los primeros tos meses de vida meses da vida meses de vida $ Esquema de vacuna- 5 Esquema de vacuna- cibn oi0n 6 6 Raz0n de ate~ci0~ o no atenci~n ~~dica 5 Esquema de vaouna- c i6n 7 MOlestlas durante el embarazo y post- parto para el Qltl- mo emb¿razo y el actual $ Tipo de parto y peso al nacer 9 Diarrea en las dos ¿itimam semanas (a)Los ~umerales 2, 3, 4 y 5 se aplican para el ~It£mo ambarazo. (b)Los n~eraleg 3 y 4 se aplican para el ~Itlmo e~razo y el numeral 5 para el Oltimo nacido vivo. (c)Se aplica para los dos Qltlmos nacidom vivoa. (d)Se aplica para ~odom los hinos na¢idoa v/voa desde Bnero de 1982. 113 Cua~ro 1,5 COMPARACION TEHATICA DE LAS ENCOE$TAS MEXICANA DE FEC~NDIDAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DENOGPJ~FICA y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD Y SALUD ¥EC~IDAD Y pPJIFERENCIAS DE rECIR~IDAD ENP ENP E~F 1979 1979 END ENFE$ 1976 PREVALENCIA MATEgNO-INFANTIL 1952 1987 VXI I Fecund idad Val i Fec~.~n~itdad i Historia de emba- i Total de embarazoa y de hiJo• nacidos razos vivos 2 Embarazo actual 2 Embarazo actgal 3 3 Edad, sexo y sobreviviencia de los dos flltlmos hiJos nacldos vivos 4 4 Total de hlJos nacidos ~ugr~os y de aDortos 5 Em.barazo despu6m dei Olt imo nac ido v ivo IX Preferenelas sobre fe=undidad 1 Deseo de m~| hinos 2 N~ero adicional de hl Jos de|Dados VI I I Kecund idad VII I Yecun~idad l Hi Jtor ia de naci- l Historia de e~bara- ml@ntos zos 2 Embarezo actual 2 Emh&razo actual 4 Total do hinos na- cldos muertos y de abortos 6 Se6ales de vida On hlJos "nauidos muertoa" IX Prefere~~laJ sobze IX Pzefe~enclas sobze fecu~dldad fecun~Ldad 1 DeSeo de mas hi jos 3 N~ero idoal de hlJo» 3 N~mero ideal de hl jos 4 DeS«O actual do un e~b¿razo 5 planeaci6n del til- t lmo embarazo 114 Cu•dr0 1.6 COMPABACION TEMATICA DE LAS EN~UESTAS MEXICANA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DEMOGRAFICA y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD y SALUD ESTADO COB'/UGALDE LA ENTREVISTADA y CONOCIMIENTODEMETODO8 ENP ENP £M2 1979 1979 END ENFES 1976 PREVALENCIA MATERNO- INFANTIL 1902 1907 X Estado aonyugal de X E.tado conyugal de la entr@vlmtada X Est&do 0ony~gal dm X Estado oonyugal de la la entzsv istada la antzevi$tmda snt¢ev iDtadayexpo- 0i~iCn al r iesgo dm 0onoebiz i Historia completa 1 H£Jt0rla completa de unlones do uniones 2 2 Es%•do conyugal 2 B l tad0 c0nyUç• l 2 Estado ¢0~yuç• l actual actual actual 3 3 Edad a la pr lmera 3 Edad • l a primer• 3 Edad • la prlmer• uniOn union unlbn 4 4 Edad ideal para que De CaSe la mu- Jez y para el h0m- bre 5 5 Ed•d • la mgnarca y • la m@nopauala 6 6 Inicio y frecuencla de las relacionei sexuale~ 7 7 perlodoD de ameno- zr@a y •bst in@n¢la XI Cono¢ l~/on~odom6- XI ConoQlmiento de m6- todos ant i conoept i - todos ant i conc0pt i - vo• vos i conocimlento de lu- i Conocimiento de lu- gares de obtenciOn gares de obtenci6n e informaoiOn 2 Acces ib l l idad do 2 Acces ib l l ldad de %ugare• de Obter - lug¿res de obten- ciOn o £nformaciOn ciOn 3 Cal idad del fervi- cio de los lugares de obten¢lan e in- formaciOn 4 Posibi l idad d. u- sar m~todos o pe- d i r oonseJos 5 H~%odoB c0noc ido | 5 M~%odos conocido= XZ Conoe imie~to da ml - todos ~~l¢oncept i - vos 5 M6todos coNoc ido0 115 Cuadro 1.7 COMPARA¢ION TEMATICA DE LAS ENCUESTAS MEXICANA DE FECUNDIDAD, NACIONAL DE pREVALENCIA» NACIONAL DEMOGRA~ICA y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD y SALUD USO DI MZTODOS ENP ENP EHF 1979 1979 END ENFES 1976 PREVALENCIA MATERNO- INFANTIL 1982 19|7 XII CaractoEi l t l¢a l XII CaEaut lE i l t lua l XZZ C lza~toz lmt i~ l XI~ dol u lo de R I todo l del ulo de ~tod~l del ulo de m~todos ant lconcept lvoa ant lconcept lvos int iconoept ivo l 1 Mêtodos que ba u- 1 sado en alguna ocas i6n 2 Pr imer m~todo usa- 2 do y par ldad ah ese momento Er imer m6todo usado 2 Pr lmer m~todo USa- 2 (sOlo ai USO de ene- do ro do 1974 en ad@- lante) y par idad en ese ~omento Car&ater l s t£~s del u lode~tcdos ant lconcept lvos M6todo~ que ba usa- do en alguns oca- siOn pei tar m¿todo usado y par ldad cri e le momento 10 ll 3 USO actual 3 USO actual 3 USO actual 3 Uso actual y pro- b lemas de salud coo sl uso actual 4 Ul t imo uso para 4 Ult imo uso para las 4 Ult imo uso para 4 Ul t imo Uso para las exusuar las @xusuar ias si usaron las exusuar ias la8 exuluarias de 1974 en adelante 5 Pos ib le uso en el 5 Poglb le uso en el futuro Euturo 6 6 Raz6n de no uso 6 Raz0n de no uso 6 RazSn de no uso actual actual actual 7 7 Razbn de uso actual 7 Raz0~ de USO Ictual B 8 Histor ia de uso de $ Caracter ist lcas B Histor ia da uso de métodos de 1974 a del penúlt imo m~todoa d8 1982 a 1979: segmento de uso 1957: -t iempo de USo para a lguns vez - t lemp o de uso - fuente de obtenci0n usuar ias - fuente de obt@n- y cambios c i6n - razon de abandono - raz6n de abandono - fa l las e~ el USO - fallas en el uso -embarazo desde el inicio del uso ii Calendar io para la histor ia de uso 9 $uperposlc i0n ah- 9 trm ulo y lactan- cia SuperpoJ ic i6n entre uso y lactanŒia i0 Uso en alguns inst l tuc i0n del gobierno II Cuadro de av@ntoB de fecundidad y an- t lconcepclOn 116 Cuadro Z.S COMPARACION TEMATICA DE LAS ENCU£STAS M~XICANA 8£ FECUNDIDAD, NACIONAL DE PREVALENCIA, NACIONAL DEMOCRAFICA y NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD y SALUD ATENCIONA US~~~RIASDEM~TODO8 pERMABT~~I~S ENP ENP EMF 1979 1979 END ENFE$ 1976 PREVALENCIA MATERNO-INFANTIL 1982 1987 XXII l 2 3 4 5 6 ? n XiX I A te~~16n • umuaz~am ~todom paraanentem 1 In fo rmac l6n prev ia a la op«rac£on 2 DeJeo de m~l h i Jo l a i momento de la operac l~n 3 TipO de dec ia i6n sobre la operaciOn 4 Tiempo entre el co- nocimiento, la de- cisiGn y la opera- c ion 5 PrecedimlantoJ ~e- 9ales y m6dlcoa de la inst i tuciOn 6 Problema| de aalud y peraonalem pOBte- rlorea a la opera- c i6n 7 Sat lsfacci~n de la ~ujer y del eBpoao 8 Opin i6n sobre la pos ib i l idad de ope- ra rse nuevamente 9 Recomendaci6. para que otra muJer se opere 117 ANEXO II DISEiqO MUESTRAL En el presente anexo se describe tanto el proceso metodológico de selección de la muestra que permiti~ lograr los objetivos planteados para la ENFES, asf como los procedimientos correspondientes a la estimación. En el primer apartado se presentan los objetivos, alcances y limitaciones de la muestra obtenida a partir dei marco muestral de usos múltiples elaborado por la Dirección General de Estadística, perteneciente ai Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). En los dos apartados siguientes se desarrolla el cálculo dei tamafio de muestra requerido para el cumplimiento de los objetivos de la encuesta y se presenta el esquema de muestreo utilizado. En el último inciso se presentan los estimadores resultantes dei disefio muestral y se desarrolla el cálculo de los errores de muestreo. Objetivos de la Muestra Para la elaboración dei disefio muestral de esta encuesta se tomaron en consideración tanto las necesidades de información, como la cobertura geográfica y de unidades. En lo que respecta a la generación de información, la que se derive de la ENFES debe permitir cumplir con los objetivos centrales establecidos para este estudio. En cuanto a la cobertura geográfica, para los propósitos de esta encuesta el país fue dividido en nueve regiones, tomando como base la muestra maestra de propósitos múltiples elaborada por el INEGI. Cada una de estas regiones agrupa entidades federativas completas, contiguas y con un comportamiento socioeconómico similar. EI resultado de la regionalización se presenta en el cuadro II.1. Adicionalmente a estas nueve regiones para las que se desea obtener información, la encuesta permite obtenerla para cada una de las tres áreas metropolitanas más importantes dei pais. En lo que se refiere ai tamafio de localidad, se consideró conveniente contar con los siguientes niveles de desglose: Localidades de menos de 2,500 habitantes. Localidades entre 2,500 y 19,999 habitantes. Localidades de 20,000 y más habitantes. De esta manera, el disefio de la muestra permitirá hacer estimaciones de medias y proporciones para los siguientes grupos: Para cada una de las nueve regiones en que fue dividido el país. Para cada una de las tres áreas metropolitanas más importantes dei país. A nivel nacional para cada uno de los cortes por tamafio de localidad antes mencionados. Para los tines de esta encuesta se definieron dos unidades para las cuales será necesario generar información: los hogares y las mujeres en edad fértil. Los hogares se definen como el conjunto de personas relacionadas por algún parentesco o no, que habitualmente duermen en una vivienda baio el mismo techo, beneficiándose de un ingreso común, aportado por uno o más de los miembros dei hogar. Por su parte, las mujeres en edad fértil constituyen la población central dei estudio y son aquellas que, 119 ai momento de la encuesta tenían entre 15 y 49 afios de edad, además de ser residentes habituales presentes o no residentes habituales temporalmente presentes en los hogares de nacionales y extranjeros de las viviendas particulares ubicadas en el territorio interno dei país. Si bien la encuesta cubre la totalidad dei país, no se incluyen, por cuestiones de tipo operativo, aquellas viviendas que por su carácter son eolectivas, como cárceles, conventos, hoteles, instalaciones militares, etc. También se excluyen dei estudio los grupos familiares o de personas que hacen vida nómada y que por lo tanto no pueden asociarse con una vivienda particular, así como los municípios en que el 90 por ciento de la población o más no habla espafiol. Estimación dei Tamafio de Muestra De acuerdo con los requerimientos de información establecidos para la ENFES y considerando que la población central dei estudio es la de mujeres en edad fértil, se decidió calcular los tamafios de muestra para este grupo, en cada una de las regiones. Además, dado que las estimaciones para la encuesta son básicamente medias y proporciones, se optó por calcular los tamafios requeridos para cada uno. A continuación se presentan los resultados de estos cálculos. Tama~o de Muesçra para Proporciones Para la estimación dei tamafio de muestra para proporciones, se parte de la siguiente probabilidad: Pr [ -D< (p- P) <D] = 1- Œ donde P P D 1 -~ es la proporción a estimar es su estimador es la precisión deseada es la confianza pedida de la que resulta la siguiente ecuación: n = (T 2 PQ) / D 2 donde Q=I -P T es el valor en tablas para la confianza deseada n es el tamafio de la muestra. Aprovechando la información de otros estudios similares como la Encuesta Mexicana de Fecundidad, se encontró que la mayoría de las estimaciones variaban entre 0.01 y 0:5, lo cual permitió establecer una primera cota para el tamafio de muestra.' Con esta información y después de un análisis de los diversos tamafios de muestra que arrojan los distintos valores de p, con la precisión y confianza deseadas, se estableció un tamafio de muestra de 120 mujeres en cada región. Este tamafio de muestra inicial se corrigió por una no respuesta máxima esperada dei 15 por ciento con lo que el nuevo tamafio resultó de 141 mujeres. 'Encuesta Mexicana de Fecundidad. Primer Informe Nacional. Volúmen II, Pags. 21-25. México, 1979. 120 Tomando en consideración que el esquema de muestreo para la ENFES es estratificado y polietápico, y que el tamafio de muestra calculado es válido para un muestreo aleatorio simple, se procedió a hacer una revisión de los valores dei Efecto de Disefio (DEFF), para lo cual se recurrió a la misma Encuesta Mexicana de Fecundidad, y se encontró que las estimaciones de este erecto para las proporciones variaba entre 2.737 y 3.088. Corrigiendo el tamafio por el máximo valor dei efecto, se Ilegó a un tamafio de 435 mujeres. Finalmente, debido a que se desea hacer comparaciones entre las distintas regiones dei país, se decidió utilizar tamafios de muestra similares en cada una de ellas. Tamaflo de Muestra para Medias Para la estimación dei tamafio de muestra para medias, se parte de la siguiente probabilidad: P r [ -D<{(ü-Ü) /Ü}<D]=I -a donde Ü ü D 1-~ es el promedio a estimar es su estimador es el error relativo máximo permitido es la confianza deseada De esta probabilidad se deriva la siguiente ecuación: n = TZ(CV) z / D 2 donde CV es el coeficiente de variación de la variable U para la cual el parámetro a estimar es ü. De manera similar a la estimación dei tamafio de muestra para proporciones, se utilizó la información de la Encuesta Mexicana de Fecundidad para establecer el rango esperado dei coeficiente de variación de la ENFES, encontrándose que los valores oscilaban entre 6.78 por ciento y 30.00 por ciento, y cuyos cuadrados son 0.46 por ciento y 9.0 por ciento respectivamente. Una vez establecido este rango, se analizaron los distintos tamafios de muestra resultantes de la precisión y confianza deseadas, y se optó por una muestra inicial de 240 mujeres. AI corregir este tamafio de muestra por una no respuesta máxima esperada dei 15 por ciento; se llega a un total de 282 mujeres. Sin embargo, ya que el tamafio de muestra es válido para un muestreo aleatorio simple, este se corrigió por el Efecto de Disefio (DEFr ) que de acuerdo a la Encuesta Mexicana de Fecundidad debía variar entre 2.499 y 3.045; tomando el valor máximo de este erecto, se estableció el tamafio de muestra en 859 mujeres. Puesto que este tamafio de muestra es superior ai calculado para la estimación de proporciones, se seleccionó éste para cada una de las regiones; EI tamafio de muestra obtenido para las regiones es válido también para las áreas metropolitanas. En el cuadro II.1 se presentan también los tamafios de muestra de viviendas y mujeres para cada una de las regiones y áreas metropolitanas. Para estimar la muestra de mujeres se calculó el promedio de mujeres por vivienda en cada región en el Censo de Población y Vivienda de 1980 y se dividió el tamafio de muestra calculado entre este promedio. 121 Esquema de Muestreo EI esquema de muestreo para la ENFIES es polietápico y estratificado, siendo la última etapa de selección la vivienda, ya que todas las mujeres que cumplen con la característica de elegibilidad fueron seleccionadas para la entrevista. Dadas las particularidades de la distribución de la población, así como las necesidades de generación de información, se optó por un procedimiento de selección en el que los municipios que integran cada una de las tres áreas metropolitanas más importantes dei país fueron incluídos con certeza en la muestra. Las unidades primarias autorrepresentadas (UPAR) en el marco maestro, que corresponden a los municipios que tienen ai menos una localidad con 100,000 o más habitantes, o son capitales de estado, fueron objeto de selección probabilística. 2 También fueron objeto de selección probabilística las unidades primarias no autorrepresentadas (UPNAR), mismas que se constituyen con el resto de los municipios. En todos los casos se utilizaron cifras de población provenientes dei X Censo de Población y Vivienda de 1980. Selección para las Tres Areas Mecropolitanas EI procedimiento de selección seguido para las áreas metropolitanas involucra trcs etapas. La primera de ellas consistió en la formación y selección de las unidades primarias de muestreo (UPM), que en este caso están constituídas por una AGEB o conjunto de AGEBS. a Para la formación de las UPM se llevó a cabo una agrupación y estratificación de las AGEBS de todos los municipios que integran cada área metropolitana siguiendo los siguientes criterios: lo 2. 3. Que las unidades primarias tuvieran un mínimo de 480 viviendas. Que el AGEB o conjunto de AGEBS pertenecieran ai mismo estrato. En caso de tener que formar conjuntos de AGEBS, que estos fueran contíguos. Una vez formados los estratos, se seleccionaron para el marco muestral maestro las UPM con probabilidad proporcional ai tamafio y con reemplazo y para la ENFES se obtuvo una submuestra seleccionada con igual probabilidad y sin reemplazo. En cada una de las UPM seleccionadas se realizaron en campo conteos de viviendas y revisiones cartográficas conel fin de disponer de información actualizada en la construcción dei marco muestral. Estos conteos permitieron la formación de unidades secundarias de muestreo (USM). Cada área de listado estaba formada por una manzana o conjunto de manzanas con un tamafio mínimo de 40viviendas. Para la muestra maestra dei INEGI se selecionaron 6 USM en cada unidad de primera etapa y para la ENFES se subseleccionaron 3 de ellas con igual probabilidad. Las unidades terciarias de muestreo son las viviendas, las cuales se seleccionaron con muestreo sistemático en cada una de las unidades en muestra de la segunda etapa, con una probabilidad igual ai 2Cabe hacer notar que para la muestra dei INEGI estas fueron seleccionadas con certeza. 3AGEB es una subdivisi6n dei município o delegación que tiene tres atributos fundamentales: a) es perfectamente reconocible en el terreno por estar delimitada por rasgos topográficos identificables y perdurables; b) por lo general es homog6nea en cuanto a sus caracterlsticas sociales, económicas y geogr,'ificas; c) su extensi6n es tal que puede ser recorrida por una sola persona. 122 inverso de la medida de tamafio dei área de listado y con un promedio de 5 viviendas por área de listado. La información acerca de los municipios que conforman cada una de las tres áreas metropolitanas, los estratos formados y los tamafios de muestra se presentan en el cuadro 11.2. EI esquema de muestreo para las arcas metropolitanas tiene un factor de expansión a nivel de unidad primaria de muestreo y la probabilidad de selección de la vivienda es la siguiente: ah Me be M'ej 1 nej Pe . . . . . . . . . . . fe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . £1 Me £j M'ej 2 M'e~ a 'b*Me*6* 5 1 (£, Mb~) * 2 * (Zj M'híj) F~ donde: Pe a b M~ f~ bhi M'ej hei es la probabilidad de selección de cada vivienda en la UPM i-ésima dei estrato h dei área metropolitana en consideración. es el número de UPM's seleccionadas en el estrato h dentro de la muestra maestra. es la medida de tamafio (seg6n el censo de 1980) de la UPM i-ésima dei estrato h. es la fracción de muestreo que se obtiene dei cociente entre a'h UPM's, a seleccionar para la ENFES, y las ah en la muestra maestra. es el número de USM's a seleccionar dentro de la UPM i-ésima dei estrato la. es la medida de tamafio (número de viviendas reportadas en el conteo) para la USM j-ésima en la UPM i-ésima en el estrato I1. es el número de viviendas (5) a seleccionar en la USM j-ésima de la UPM i-ésima en el estrato h Selecci6n para las Nueve Areas Metropolitanas y los Mun2cipios Autorrepresentados (UPAR) A diferencia de las tres principales áreas metropolitanas, la selección de estas unidades se realiz6 en cuatro etapas, las cuales se describen a continuación. Las unidades de primera etapa están constituídas por los municipios de las restantes áreas metropolitanas y las UPAR de cada región y se seleccionaron con reemplazo y probabilidad proporcional ai tamafio. Esta etapa de selección se justifica en el sentido de que ir a todas las unidades presenta un tosto muy elevado, y el tamafio de muestra en cada una sería muy pequefio, dados los requerimientos de información. 123 Una vez seleccionadas las unidades de primera etapa, se realizaron conteos en el interior de cada una de ellas y se formaron las unidades de segunda etapa, que son las AGEB o grupo de ellas, y que se integraron con los criterios ya citados. La selección de las USM dentro de cada UPM en muestra se hizo con probabilidad proporcional ai tamafio. Las unidades terciarias de muestreo en este caso son las áreas de listado, las cuales fueron igualmente elaboradas con los criterios utilizados para las tres áreas metropolitanas. Para la muestra maestra dei INEGI se seleccionaron 6 áreas de listado por cada USM, con probabilidad proporcional ai tamafio y para la muestra de la ENFES se siguió uno de los dos procedimientos siguientes: a) b) Dejar las 6 áreas de listado en la USM Submuestrear 3 áreas de listado con igual probabilidad La selección de las viviendas se obtuvo a través de muestreo sistemático, con una probabilidad igual ai inverso de la medida de tamafio dei área de listado, habiéndose calculado un promedio de 5 viviendas por área de listado. En los cuadros II.3 y 11.4 se presentan las UPAR por regi~n, así como el tamafio para la muestra de viviendas para la ENFES. Con el esquema anteriormente descrito se tiene un factor de expansión a nivel de unidad secundaria de muestreo y la probabilidad de selección de la vivienda es: ah Mhi bui M'hij %j M'hí~~ 1 5 Phij = . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~i Mhi Xj M'hij r.~ M'hijt 2 M'ho k donde: Pb~j ah * Mhi * bhí * M'hij * 6 * 5 1 (r~ Mh~) * (r i M'h,») * 2 * (Zk M'hUh, ) Fb U es la probabilidad de selección de cada vivienda en la USM j-ésima de la UPM i-ésima en el estrato h baio consideración ah es el número de UPM's seleccionadas en el estrato h dentro de la muestra maestra Mh~ es la medida de tamafio (según el censo de 1980) de la UPM i-ésima en el estrato h bht es el número de USM's a seleccionar dentro de la UPM i-ésima del estrato h M'h~j es el número de viviendas reportadas en el conteo para la USM j-ésima en la UPM i-ésima en el estrato h. %i es el número de areas de listado (6) a seleccionar en cada USM M'n~jk es el número de viviendas dei arca de listado k-ésima en la USM j-ésima de la UPM i-ésima dentro dei estrato h. 124 SeleeciÓn para las Unidades Primarias no Autorrepresentadas (UPNAR) Las UPNAR se formaron conel resto de los municipios dei país y cuando éstos tenían menos de 7,000 habitantes, de acuerdo a los datos censales de 1980, se unieron a otros contiguos geográficamente, debiendo cumplir conel requisito de pertenecer ai mismo estado. Se procedió luego a agrupar las UPNARES en las nueve regiones y a estratificarlas utilizando indicadores de empleo. EI procedimiento de seleeción de estas unidades se realizó en cuatro etapas, correspondiendo la primera de ellas a la selección, con reemplazo y probabilidad proporcional ai tamafio, de municipios o grupos de municipios. En cada región se seleccionaron 8 UPNAR para la muestra maestra y se subseleceionaron 2 para la ENFES con igual probabilidad. Las unidades de segunda etapa son los AGEB o grupos de AGEB con un mínimo de 480 viviendas, de las cuales se seleccionaron 6 en cada una de las unidades de primera etapa, con probabilidad proporcional ai tamafio. Cabe destacar que en esta etapa se realizaron conteos. Dentro de cada una de estas USM se formaron áreas de listado, que corresponden a las unidades terciarias de muestreo y las cuales se seleccionaron de acuerdo ai siguiente procedimiento: a) Si la USM era urbana, las áreas de listado se integraron por manzanas o conjunto de manzanas con ai menos 40 viviendas, seleccionando 6 UTM en cada una, con probabilidad proporcional a su tamafio. b) Si la USM era rural, se formaban áreas de listado con un mínimo de 80 viviendas y se seleccionaron 3 UTM en cada una con probabilidad proporcional al tamafio. Para la selección de las viviendas, que conformaron la última etapa de muestreo, se siguieron criterios diferentes para el área urbana y rural. Para el primer caso, se seleccionaron con muestreo sistemático y con probabilidad inversa a la medida de tamafio dei área de listado, un promedio de 5 viviendas por cada UTM. Para las áreas de listado rurales se formaron tantos segmentos de viviendas como medidas de tamafio tuviera el área de listado para luego seleccionar uno de estos segmentos con igual probabilidad.' En los cuadros 11.5 y II.6 se presenta la selección de las UPNAR y los tamafios de muestra en cada una de ellas. De manera similar a las UPAR, el disefio para las UPNAR tiene un ponderador a nivel de la segunda etapa de muestreo y la probabilidad de selección de la vivienda es: 8 * Mhr 1 bhi M'hi / Chi / M'hii~ nhö k Phij = . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Zi Mbi 4 Zj M'hij r'k M'hij~ M'hijk 2" Mbi* 6" M'htj * 6" 5 1 (Eí Mbi) * (Zí M'bii) * (Z~ M'hiíO Fhij 4La medida de tamafio se obtuvo dividiendo el número de viviendas en el área entre el tamafio esperado dei segmento que es de 10 viviendas. 125 Est imador~ Los estimadores presentan variantes acordes ai esquema de muestreo utilizado. Para la estimación de porcentajes, tasas y promedios, se utilizan estimadores de razún, una vez obtenidos los totales dei numerador o denominador dei estimador. A continuación se describen los diferentes procedimientos. Esrimadores para las Tres Areas Metropolitanas Para la muestra de las áreas metropolitanas, el estimador dei total de la característica Y es: donde: h i J k Fh, Yhuk ^ Y'(AM) = gb r., r:.j Zk (Yb,it * Fh,) es el índice dei estrato dentro dei área metropolitana es el índice de la UPM seleccionada dentro dei estrato es el índice dei área de listado dentro de la UPM es el índice de la vivienda dentro dei área de listado es el inverso de la probabilidad de selección de la i-ésima UPM dei estrato la. es el valor de la característica de interés de la k-ésima entrevista en la j-ésima área de listado de la i-ésima UPM en el estrato h. Para la estimación de porcentajes, tasas y promedios se define, de manera similar a Y, otra variable X de interés en cuyo caso el estimador combinado de razón sería: fi.'(AM) = "~'(AM)/~:'(AM Para ciertas estimaciones de porcentajes y promedios X será simplemente el número de elementos que forman parte de la población de interés. Estimadores para las Nueve Areas Metropolitanas Restantes y los Munícipios Autorrepresentados (UPAR) EI estimador dei total de la característica Y en este caso es: A Y'r(UPAR) = Z, Zj Z~ r . (ynj~ * F.j) 126 donde: i J k m Y~j~ es el i-ésimo municipio o área metropolitana seleccionada en la region r. es la j-ésima unidad de segunda etapa (USM) seleccionada en el município o área metropolitana. es la k-ésima área de listado seleccionada dentro de cada USM. es la m-ésima vivienda seleccionada dentro dei área de listado. es el valor de la característica en estudio Y en la m-ésima vivienda de la k-ésima área de listado de la j-ésima USM, dei i-ésimo municipio de la región r. Estimadores para los Municipios no Autorrepresentados (UPNAR) Para estas unidades, el estimador dei total de la característica Y es: donde: i J k m Y~j~ A Y',(UPNAR) = Z~ ~.j ~.k E~ (Y~»~~ * Fnj) es el i-ésimo municipio seleccionado en la region r. es la j-ésima unidad de segunda etapa (USM) seleccionada en el municipio. es la k-ésima área de listado seleccionada dentro de cada unidad de segunda etapa. es la m-ésima vivienda seleccionada dentro dei área de listado. es el valor de la característica Y en la m-ésima vivienda de la k-ésima área de listado de la j- ésima USM dei i-ésimo municipio de la región r. Finalmente, el estimador dei total para la región se obtiene sumando de la siguiente manera: ^ ^ Yr = Y, (UPAR) + Y~ (UPNAR) + Y (AM).' Para porcentajes, tasas y medias, se utiliza el estimador para la regi~n, haciendo el cociente de los totales muestrales respectivos. R ,= Yr /X , 5Este t6rmino está contemplado exclusivamente en las regiones llI, V y IX. 127 Lt~ Errores de Muestreo Por tratarse de una encuesta por muestreo, los resultados que se incluyen en el presente informe no son exactos, sino estimaciones que están afectadas por dos tipos de errores: aquellos que se producen durante las labores de recolección y procesamiento de la información y que se denominan usualmente errores de respuesta y los llamados errores de muestreo, o sea los que resultan dei hecho de haberse observado sólo una muestra y no la población total de interés. EI primer tipo de errores, como es sabido, se origina en la falta de cobertura de todas las mujeres seleccionadas, errores en el planteo de las preguntas y en la anotación de las respuestas, confusión o incapacidad de las mujeres para dar la información, errores de codificación o de procesamiento y situaciones similares. En el presente estudio setrató de reducir a un mínimo este tipo de errores a través de una serie de procedimientos tradicionales en las encuestas bien disefiadas y ejecutadas, como son: disefio cuidadoso y numerosas pruebas del cuestionario, buen adiestramiento de las entrevistadoras, supervisión intensa y permanente -por diversas vías- dei trabajo de campo, supervisión apropiada en la etapa de codificación y procesamiento de los datos y limpieza cuidadosa dei archivo. Los elementos de juicio disponible sefialan que este tipo de errores se mantuvo dentro de márgenes razonables en la ENFES y que la calidad de los datos obtenidos es buena; por ello, en lo que sigue no se hará referencia más a los errores de respuesta sino únicamente a los de muestreo. La muestra de hogares y mujeres seleccionada para la ENFES no es sino una de la gran cantidad de muestras del mismo tamafio que sería posible seleccionar de la población de interés utilizando el disefio empleado. Cada una de ellas habría dado resultados en alguna medida diferentes de los arrojados por la muestra usada. La variabilidad que se observaría entre todas las muestras posibles constituye el error de muestreo, el cual no se conoce pero es posible estimar a partir de los datos suministrados por la muestra realmente seleccionada. EI error de muestreo se mide por medio dei error estándar. EI error estándar de un promedio, porcentaje, diferencia o de cualquier estadística calculada con los datos de la muestra, se define como la raíz cuadrada de su variancia y es una medida de su variación en todas las muestras posibles, indicando, en consecuencia, el grado de precisión con que el promedio, porcentaje, diferencia, etc. basado en la muestra, se aproxima ai resultado que se habría obtenido si se hubiera entrevistado a todas las mujeres de la población bajo las mismas condiciones. EI error estándar estimado puede ser usado para calcular intervalos dentro de los cuales hay una determinada confianza de que se encuentra el valor poblacional. Así, por ejemplo, si se toma un cierto porcentaje y se le suma y resta dos veces su error estándar, se obtiene un intervalo ai cual se le asigna una confianza de 95 por ciento de que contiene el porcentaje poblacional Si las mujeres incluídas en la muestra hubieran sido seleccionadas en forma simple ai azar, podrían utilizarse directamente las fórmulas muy conocidas que aparecen en los textos de estadística para el cálculo de los e r ror~ e:stándar y Iímites de confianza y la realización de pruebas de hipót~is; sin embargo, como ya fue sefialado, el disefio empleado es complejo e incluye estratificación y selección sistemática de conglomerados. Por esta razón un análisis estadístico correcto de las estimaciones requiere utilizar las fórmulas que corresponden al disefio complejo utilizado, las cuales consideran los efectos de la estratificaeión y la conglomeración. 128 Ha sido posible realizar estos cálculos para un cierto grupo de variables de interés especial, empleando el programa de computadora llamado CLUSTERS, que es especialmente apropiado para el análisis estadístico de muestras complejas como la de la ENFES? EI programa CLUSTERS maneja el porcentaje o promedio de interés como una razún estadística r = y/x, ya que tanto el numerador y como el divisor x, son variables aleatorias. EI cálculo de la variancia de r lo hace utilizando la fórmula que seguidamente se indica, y el error estándar tomando la raíz cuadrada de esa variancia: H [ mh ( mh zhi2 z2~] var(r) ~- ~ h~l mh-I i~l mh].] en donde z~ = ys - r x~ y en forma análoga z~ = y - r ~, el subíndice h representa los estratos y varía de 1 a tt; m~ es el número de conglomerados en el estrato la; y~ y x~ son la suma de los valores de la variable y el número de casos en el conglomerado i dei estrato h, respectivamente. Finalmente, f representa la fracción de muestreo, la cual es ignorada por el programa CLUSTERS. En el caso de la diferencia entre proporciones o promedios basados en diferentes subgrupos de la población, el programa CLUSTERS, utiliza la expresión: var( r' - r ) = var (r') + var(r) - 2cov(r',r). En ella cov(r',r) indica la covariancia entre las dos r cuya diferencia interesa. Además de los errores estándar, CLUSTERS calcula el erecto dei disefio, DEFF, el cual se define como la razón entre el error estándar correspondiente ai disefio empleado (ES) y el error estándar que se obtiene tratando la muestra como si hubiera sido simple ai azar (ESm~,): DEFT = ES / (ES=a,) Un valor de DEFF igual a 1 indicaría que el disefio utilizado es tan eficiente como uno simple ai azar dei mismo tamafio, mientras que un valor superior a 1 indicaría que el uso de conglomerados produjo una variancia superior a la que se habría obtenido con una muestra simple ai azar del mismo tamafio. En los cuadros 11.8 a II.11 se presentan los errores de muestreo para las variables consideradas de mayor interés en la encuesta. En los cuadros se incluye, para cada variable, el correspondiente valor de r (sea un promedio o un porcentaje), el error estándar, el número de casos en la muestra total y el número de casos ponderados. Además, aparecen a continuación DEFF , ES/r y el intervalo de confianza dei 95 por ciento. 7 ~CLU~~~'F_;RS (Computation and Listing of Useful Statistics on Errors of Sampling) es un programa desarrollado por la Encuesta Mundial de Fecundidad (WFS) para disefios complejos. Para la ENFES se utilizó en cada estrato el número de conglomerados seleccionados. 7Es necesario hacer notar que en los euadros que presentan los errores muestrales, los ponderadores fueron recalculados para replicar el tamafio total de la muestra. 129 CUADRO l i . 1 REGIONALIZACION UTILIZADA PARA LA ENFES TamaRode ta Muestra Reg|6n, Estado y Area Metropotitana Estados Viviendss Mujeres REGION I Baja Catifornia BC Baia Catifornia Sur BCS Sonora SON SinaIoa SIN Nayarit NAY REG]ON I I Aguascatientes AGS Ch|huahua CHIH Durango DGO Ssn LUiS Potosf SLP Zacatecas ZAC REGION I I I Coahuita COAH Nuevo Le6n NL Tamautipas TAMPS Monterrey (Area Metropolitana) REGION IV Veracruz VER REG]ON V Cotima COL Ja[isco JAL Michoacan MICH Guada[ajara (Area Metropolitana) REGION Vl Guanajuato Hidatgo Quer6taro REGION VlI Campeche Chiapas Quintana Roo Tabasco Yucat¿n REGION VI [ l Oaxacs Puebta Ttaxcata REGION IX Distr i to Federar Guerrero M~xico Moretos Ciudad de Mdxfco (Area Metropotitana) GTO HGO QRO CAMP CHIS QR TAB YUC OAX PUE TLAX DF GRO MEX MOR 720 900 720 900 660 820 690 937 720 900 540 66~ 720 894 690 900 720 900 720 900 510 670 720 921 130 CUADRO II.2 TAMA~O DE MUESTRA PARA LAS AREAS METROPOLITANAS Número de UPM N~mero de USM N~mero de UTM en Muestra en Muestra en M~estra Estratos Total Arca Socioece- de Metropolitana* n6micos Viviendas INEGI ENFES INEGI ENFES INEGI ENFES Ciudad de México 8 2,521,781 170 48 1014 144 5100 720 GuadalaJara 5 400,908 I00 48 594 144 3000 720 Monterrey 6 359,476 i00 46 594 138 3000 690 *Los municípios o delegaciones que conforman cada ~rea metropolitana son: Ciudad de México: Azcapotzalco, Coyoac~n, CuaJimalpa, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Milpa Alta, A. ObregÖn, Tlahuac, Tlalpan, Xochimilco, Benito Ju~rez, Cuauht~moc, Miguel Hidalgo, Venustiano Carranza, A~izapan de Zaragoza, Coacalco, Cuautitl~n, Chlmalhuac~n, Ecatopec, Huixquilucan, Naucalpan de Ju~rez, Netzahualcoyotl, La Paz, Tlalnepantla, Tultltl¿n, CuautitlAn Izcalli. Guadalajara: Guadalajara, Tlaquepaque, Tonalé, Zapopan. Monterrey: Apocada, Garz~ Garcia, General Escobedo, Guadalupe, Monterrey, San Nicol~s de los Garza, Santa Catarina. 131 CUADRO II.3 TAMA~O DE MUESTRA PARA LAS 9 AREAS METROPOLITANAS Y MUNICIPIOS AUTORREPRESENTADOS (UPAR) REGI~S I A V UPM Número de USM Número de UTM N~msro de UCM Total en Muestra en Muestra en Muestra de Viv ien- das INEGI ENFES INEGI ENFES INEGI ENFES Munlcipios( l) o Areas Metro pol itanas(2) REGION I (i) LA PAZ (BCS) 24,199 6 (i) MEXICALI (BC) 99,561 6 3 36 9 180 45 (i) ENSENADA (BC) 35,993 6 3 36 9 180 45 (i) T I JUANA (BC) 96,833 35 6 420 18 2100 90 (i) HERMOSILLO (SON) 61,584 6 3 36 18 180 90 (i) CAJEME (SON) 44,656 6 (i) CULIACAN (SIN) 96,527 6 (i) AHOME (SIN) 42,743 6 3 36 18 180 90 (i) MAZATLAN (SIN) 49,009 6 (i) TEPIC (NAY) 32,564 6 REGION II (2) CHIHUAHUA (CHIH) 81,034 70 3 420 9 2100 45 (I) JUAREZ (CHIH) 115,769 70 3 420 9 2100 45 (i) DURANGO (DGO) 55,365 6 (i) ZACATECAS (ZAC) 14,722 6 3 36 18 180 90 (i) AGUASCALIENTES (AGS) 59,042 6 3 36 18 180 90 (2) SAN LUIS POTOSI($LP) 76,967 70 6 420 18 2180 90 REGION III (i) SALTILLO (COAH) 58,390 6 3 36 18 180 90 (I) MONCLOVA (COAH) 23,259 6 (2) TORREON (COAH) 108,703 i00 4 590 12 3000 60 (I) V lCTORIA (TAMPS) 29,573 6 3 36 18 180 90 (2) TAMPICO (TAMPS) 84,052 35 (1) MATAMOROS (TAMPS) 48,519 35 4 420 12 2100 60 (i) NUEVO LAREDO (TAMPS) 41,047 35 (i) REYNOSA (TAMPS) 41,760 6 3 36 9 180 45 REGION IV (I) JALAPA (VER) 43,803 6 3 36 18 180 90 (2) VERACRUZ (VER) 79,566 35 6 420 18 2100 90 (2) ORIZABA (VER) 82,287 70 6 420 18 2100 90 (i) COATZACOALCOS (VER) 37,663 6 (i) MINATITLAN (VER) 28,546 6 (i) POZARICA (VER) 32,898 6 3 36 38 180 90 REGION V (i) COLIMA (COL) 19,434 6 3 36 18 180 90 (I) MORELIA (MICH) 60,112 6 3 36 18 180 90 (I) URUAPAN (MICH) 28,702 6 132 CUADRO II.4 TAMASO DE MUESTRA PARA LAS 9 AREAS METROPOLITANAS Y MUNICIP IOS AUTORREPRESENTADOS (UPAR) REGIO}~S VI A IX UPM N£unero de USM Número de UTM Número d« UCM Total en Muestra en Muestra en Muestra de Vivien- das INEGI ENFES INEGI ENFES INEGI ENFES Munlciplos( l) o Arem Metro politana(2) REGION VI (i) GUANAJUATO (GTO) 13,163 6 - - (i) CELAYA (GTO) 34,885 6 - - (i) IRAPUATO (GTO) 40,166 6 3 36 18 180 90 (2) LEON (GTO) 109,141 100 4 591 12 3000 60 (I) QUERETARO(QRO) 49,252 6 3 36 18 180 90 (I) PACHUCA (HGO) 25,169 6 3 36 18 180 90 REGION VII (i) TUXTLA GTZ (CHIS) 30,753 6 (i) CAMPECHE (CAMp) 27,666 6 3 36 18 180 90 (i) CENTRO (TAB) 45,419 6 3 36 18 180 90 (2) MERIDA (YUC) 90,119 70 12 420 36 2100 180 (i) OTHON P. BLANCO 19,055 6 (O.ROO) REGION VIII (I) OAXACA (OAX) 29,898 6 3 36 18 180 90 (2) PUEBLA (PUE) 186,623 I00 12 591 36 3000 180 (i) TLAXCALA (TLAX) 6,221 6 3 36 18 180 90 REGION IX (I) TOLUCA (MEX) 62,695 6 (I) CUERNAVACA (MOR) 47,641 6 3 36 18 180 90 (1) CHILPANCINGO (GRO) 17,523 6 (I) ACAPULCO (GRO) 80,934 6 3 36 18 180 90 133 CUADRO II.5 TAMA~O DE MUESTRA pARA MUNICIPlOS NO AUTORREPRESENTADOS (UPNAR) REGIC~ES I A V N~mero de USM N~mero de UTM Número de GCM en Muestra en Muestra en Muestra Regi~n, Número de U P M Vivlendas Municiplo o Grupo y Estrato de Munlclpios INEGI ENFES INEGI ENFES INEGI ENFES REGION I (423,727) 1 San Blas (Nay) San •edro L. (Nay) 2 San~iago Ixcuintla (Nay) Acaponeta (Nay) 3 San Luis Rio Colorado (Son) Tuxpan (Nay) 4 Guasave (Sin) Salvador Alvarado (Sin) REGION II (694,948) 1 Xil it la (SLP) Allende (Chlh) 2 Tlahuali lo (Dgo) Norla de Angeles (Zac) 3 Guerrero y Matachlc (Chih) Salinas (SLP) 4 Rio Grande (Zac) Ignaclo Zaragoza (Chlh) REGION III (374,447} 1 Parras (Coah) Morelos (Coah) 2 Matamoros (Coah) An~huac (NL) 3 San Pedro (Coah) General Terân (NL) 4 Dr . Arroyo (NL) Guemez (Tamps) REGION IV (710,560) 1 Amatl¿n de los Reyes (Ver) Otatlt l¿n y TlacoJalpan 2 Chlcontepec (Ver) Chontla (Ver) 3 Las Choapas (Ver) Texist~p~c (Ver) 4 Ignacio de la Llave (Ver) Tlaquilpa y Astaclnga (Ver) REGION V (829,561) 1 Manzanl l lo (Col) Jacona (Mich) 2 Zinap~cuaro (Mich) EI LimÓn (Jal) 3 La Barca (Jal) Chilchota (Mich) 4 Ixtlahuacan del Rio (Jal) Totatiche (Jal) 6 6 6 6 6 24 24 180 180 6 6 6 6 6 29 29 180 180 6 6 6 6 6 6 6 6 6 21 21 180 180 6 24 24 180 180 6 6 6 6 27 27 180 180 6 6 6 6 6 21 21 180 180 6 6 3' 3 30 30 6 6 6 6 6 19 19 180 6 6 ]80 180 180 6 6 6 6 27 27 180 180 6 6 6 6 6 21 21 180 180 6 *Esta unidad de prlmera etapa tenla 5 USH, por lo que se decidi6 tomar 3 y duplicar la muost ra en su Interior. 134 CUADRO II.6 TAMARO DE MUESTRA PARA MUNICIPIOS NO AUTORREPKESENTADOS (UPNAR) REGI~B VI A IX N~mero de USM N0mero de UTM NUmero de UCM en Muestra en Muestra en Muestra Regi6n, Ndmero de U P M Vivlendas Municiplo o Grupo de y Estrato Munlciplos INEGI ENFES INEGI ENFES INEGI ENFES REGION VI (595,689) 1 Aetopan (Hgo) 6 Pisa Flores (Hgo) 6 2 Tule de Allende (Hgo) 6 FCO. I. Madero (Hgo) 6 3 Sen Luis de la Paz (Gto) 6 Vll la de Tezontepec y 6 Tolcayuca (Hgo) 4 San Fellpe (G~o) 6 Nopala de Vi l lagrân (Hgo} 6 REGION VII (659,519) 1 San Crlst6bal de las 6 Casas (Chls) Acanceh y Tixpeual (Yuc) 6 2 Val ladol id (Yuc) 6 Tapi lula (Chls) 6 3 Las Margaritas (Chis) 6 La Concordla (Chls) 6 4 Macuspana (Tab) 6 Tila (Chls} 6 REGION VIII (907,735) 1 Chiautempan (Tlax) 6 Huauhtepec, San Bartolom6 6 Ayautla y San Juan Coatzosan (Oax) 2 Chalchlcomula da Sesna, 6 San CrlstÓbal Lachirloag, San Juan Tabaa, San Andr~s Solaga y Santa Marla Yallna (Oax) 3 Juchitân de Zaragoza y 6 Santa Maria Xadani (Oax) Panotla (Tlax) 6 4 LAzaro Cârdenas y 6 Espa~Ita (Tlax) E1 Espinal (Oax) 6 6 27 27 180 180 6 24 24 180 180 6 27 27 180 180 6 21 21 180 180 6 39 33 180 180 6 27 27 180 180 REGION IX (851,042) 1 Lerma (Mex) 6 Zitlala (Gro) 6 6 26 26 180 180 2 Zinacantepec (Mêx) 6 6* 27 27 180 180 Atlahuatla y Ecatzingo 6 (M~x) 3 Ixtlahuaca (M~x) 6 Quechultenango (Gro) 6 6 18 18 180 180 4 Azoyu (Gro} 6 Martin de Cuilap~n (Gro) 6 *Zinacantepec fue seleccionada una vez inlclado el traba~o de campo, debido a que no se alcanzaba el tamafio con las otras 2 UPNAR. 135 CUADRO II.7 NUMERO DE MUJERES, PONDERADO Y SIN PONDERAR, POR GRUPOS DE EDAD, LUGAR Y ZONA RESIDENCIA Y NIVEL DE ESCOLARIDAD Número de MuJeres Distr ibuci~n Porcentual Caracter íst icas de la MuJer Ponderado Sin Ponderar Ponderada Sin Ponderar GRUPOS DE EDAD 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 2211 2258 23.8 24.3 1682 1727 18.1 18.8 1602 1504 17.2 16.2 1294 1280 13.9 13.7 1041 1054 11.2 11.3 825 826 8.9 8.9 652 661 7.0 7.1 LUGAR DE RESIDENCIA Menos de 2,500 . 2454 2029 26.4 21.8 2,500 - 19,999 1478 1391 15.9 14.9 20,090 y mâs 2581 3479 27.7 37.4 Areas Metropol i tanas 2795 2411 30.0 25.9 ZONA DE RESIDENCIA Zona I Zona II Zona III Zona IV Zona V NIVEL DE ESCOLARIDAD Sin escolar idad Pr imar ia incompleta Pr imar ia completa Secundar ia y m~s No Respuesta Total 1570 1566 16.9 16.8 I011 1602 10.9 17.2 2142 2375 23.0 25.5 1784 2276 19.2 24.4 2802 1491 38.i 16.0 1006 813 10.8 8.7 2489 2286 26.7 24.6 2044 2066 22.0 22.2 3768 4143 40.5 44.5 1 2 0.0 O.O 9310 9310 I00.0 lOO.O 136 CUADRO II,8 VARIABLES pARA LAS CUALES SE CALCULARON LOS ERRORES DE MUESTREO Variable Clave Poblaci6n Base Est imador Reside en area urbana URBAN MuJeres 15-49 Proporc i6n Unieron antes de los 20 MBEF2O MuJeres 15-49 Proporc i6n Con secundaria o m~s SECON MuJeres 15-49 Proporc i6n En uni6n CMAR MuJeres 15-49 Proporc i6n Solteras SING MuJeres 15-49 Proporc i6n Nacidos vivos CEVB Mujeres 15-49 Promedio Sobrevivientes CSUR MuJeres 15-49 Promedio Fal lecldos CDEA MuJeres 15-49 Promedlo Embarazadas PRG En uni6n Proporc i6n Conoce m~todo KNW En uniÔn Proporci6n Conoce m~todo moderno KWMD En uni6n Proporc i6n Alguna vez usÓ EVUS En uni6n Proporc i6n Actualmente usa COUS En uni6n Proporc i6n Usa m~todo moderno USMO En uni6n Proporc i6n Usa pl ldora USPL En uniÔn Proporc l6n Usa cond6n USCOND En uni6n Proporc i6n Usa disposit ivo USDIO En uni6n Proporc iÔn Usa ester i l izacion USEST En uniÔn Proporc i6n Usa tradicional USTR En uni6n Proporc i6n Usa vaginales USVG En uni6n Proporc i6n Usa retiro USWD En uni6n Proporc i~n No desea mas hi jos WNT En uni6n Proporc i6n Desea en más de un ano DELAY En uni6n no Proporc l6n embarazada Ideal de hi jos IDEAL MuJeres 15-49 Promedlo Duraci6n de lactancia BREA Nacidos vivos Promedio ~It lmos 3 anos* Duraci6n de amenorrea AMENO Promedio Duracion de abst inencia ABSTI Promedio de post-parto Ni~os fal lecidos CDEA MuJeres 15-49 Proporc i6n Nacidos vivos NCEB MuJores 15-49 Promedio Con diarrea en las DIAR Ni~os en los Proporci6n ~it imas 2 semanas 6lt imos 5 anos* *Vêase la nota al cuadro II.9 137 CUADRO II.9 ERRORES DE MUESTBEO PARA LA POBIA%CION TOTAL DE MUJERES ENTRE 15 Y 49 A~OS N~mero de Casos Intervalos Efecto Est imador Error Sin Ponde- dei Error Var iable R Est~ndar ponderar rados Dise~o Relat ivo R-2SE R+2SE URB~LN .731 .027 9310 9310 5.787 .036 .678 .784 MBEF20 .389 .009 9310 9310 1.822 .024 .371 .408 SECON .405 .012 9308 9309 2.427 .031 .380 .429 C~u~R .608 .009 9310 9310 1.749 .015 .591 .626 SING .326 .009 9310 9310 1.807 .027 .309 .344 CEVB 2.537 .058 9310 9310 1.662 .020 2.437 2.637 CSUR 2.298 .043 9310 9310 1.641 .019 2.211 2.385 CDEA .238 .011 9310 9310 1,531 .045 .217 .260 PRG .109 .005 5448 5659 1.177 .046 .099 .119 KNW .934 .012 5450 5662 3.683 .013 .909 .959 KWMD .932 .013 5450 5662 3,702 .014 .906 .957 EVUS .702 .017 5450 5662 2,814 .025 .668 .737 CUUS .526 .015 5450 5662 2.164 .028 .497 .556 USMO .446 .013 5450 5662 1.917 .029 .421 .472 USPL .098 .006 5450 5662 1.428 .059 .086 .I09 USCOND .019 .002 5450 5662 1.316 .128 .014 .024 USDIU .102 .007 5450 5662 1.764 .071 .088 .117 USEST .187 .009 5450 5662 1.674 .047 .169 .205 USTR .080 .006 5450 5662 1.544 .071 .068 .091 USVG .006 .001 5450 5662 1.239 .220 .003 .008 USWD .035 .004 5450 5662 1.719 .123 .026 .043 WNT .648 .Oll 5442 5650 1.762 .018 .626 .671 DELAY .187 ,009 4919 5047 1.696 .050 .168 .206 IDEAL 3.003 .042 8893 8864 2,071 ,014 2.920 3.086 BREA 9.450 .457 9310' 9310' 1.899 .048 8.535 10,365 AMENO 5.175 .325 9310 9310 1.678 .063 4.525 5.825 AB$TI 3,959 .260 9310 9310 1.438 .066 3.440 4.479 CDEA .094 .003 9310 9310 1,438 .035 .087 .I01 NCEB 6.383 .246 9310 9310 1.709 .038 5.892 6.874 DIAE .225 .008 9310" 9310" 1,385 .038 .208 .242 *Si b ien la poblaci6n base es nacidos vivos (vêase el cuadro II.8), las eat imaciones se han hecho a part i r de las mujeres como unidades de anâlisis. 138 CDADRO II.i0 ERRORES DE MOESTKEO PARA LA POBLACION URBANA DE MUJERES ENTRE 15 Y 49 A~O$ N~mero de Casos Intervalos Variable Efecto Est lmador Error $in Ponde- del Error R Est&ndar Ponderar fados Dise~o Relat ivo R-2SE R+2SE MBEF20 .348 .012 7232 6805 2.163 .035 .324 .373 SECON .501 .015 7231 6805 2.542 .030 .471 .531 CMAR .571 .011 7232 6805 1.974 .020 .548 .594 SING .354 .012 7232 6805 2.087 .033 .331 .378 CEVB 2.171 .052 7232 6805 1.701 .024 2.068 2.275 CSUR 2.009 .046 7232 6805 1.678 .023 1.917 2.101 CDEA .162 .010 7232 6805 1.606 .062 .142 .182 PRG .i00 .006 3973 3883 1.282 .061 .087 .112 ~W .974 .007 3975 3886 2.694 .007 .961 .988 KWMD .973 .007 3975 3886 2.676 .007 .959 .986 EVUS .799 .019 3975 3886 2.977 .024 .761 .837 CUUS .617 .017 3975 3886 2.168 .027 .584 .651 USMO .525 .016 3975 3886 2.012 .030 .493 .557 USPL .106 .007 3975 3886 1.490 .069 .092 .121 USCOND .022 .003 3975 3886 1.393 .149 .015 .028 USDID .129 .010 3975 3886 1.963 .081 .i08 .150 USEST .218 .011 3975 3886 1.701 .051 .196 .240 D8TR .092 .007 3975 3886 1.539 .077 .078 .106 USVG .007 .002 3975 3886 1.280 .241 .004 .010 USWD .034 .006 3975 3886 1.940 .163 .023 .045 WNT .670 .014 3971 3880 1.829 .020 .643 .697 DELAY .191 .013 3624 3499 1.937 .066 .166 .217 IDEAL 2.773 .039 7038 6647 1.916 .014 2.695 2.851 BREA 7.299 .468 7232* 6805* 1.710 .064 6.364 8.234 AMENO 3.523 .311 7232 6805 1.513 .088 2.901 4.146 ABSTI 3.547 .361 7232 6805 1.690 .102 2.825 4.268 CDEA .075 .004 7232 6805 1.529 .050 .067 .082 NCEB 5.730 .285 7232 6805 1.753 .050 5.160 6.299 DIAR .199 .011 7232* 6805* 1.587 .056 .176 .221 *V6ase nota al cuadro II.9. 139 CUADRO II.ll ERRORES DE MUESTREO PARA LA POBLACION RURAL DE MUJERES ENTRE 15 Y 49 A~OS Número de Casos Intervalos Variable Erecto Est imador Error Sln Ponde- del Error R Est~ndar Ponderar fados DiseSo Relat ivo R-2SE R+2SE MBEF20 .501 .017 2078 2504 1.513 .033 .468 .534 SECON .144 .017 2077 2505 2.212 .119 .110 .178 CMAR .709 .012 2078 2505 1.179 .017 .686 .733 SING .250 .013 2078 2505 1.340 .051 .225 .276 CEVB 3.529 .092 2078 2505 1.217 .026 3.346 3.713 CSUR 3.083 .081 2078 2505 1.261 .026 2.920 3.246 CDEA .446 .024 2078 2505 1.147 .053 .399 .493 PRG .129 .009 1475 1776 1.055 .071 .110 .147 KNW .845 .034 1475 1776 3.576 .040 .778 .913 KWMD .842 .034 1475 1776 3.623 .041 .773 .911 EVUS .490 .035 1475 1776 2.720 .072 .420 .561 CUUS .327 .027 1475 1776 2.220 .083 .273 .382 USMO .275 .025 1475 1776 2.146 .091 .225 .325 USPL .079 .009 1475 1776 1.350 .120 .060 .097 USCOND .014 .004 1475 1776 1.339 .297 .006 .022 USDIU .044 .006 1475 1776 1.153 .138 .032 .056 USEST .119 .013 1475 1776 1.567 .111 .093 .146 USTR .053 .008 1475 1776 1.370 .151 .037 .069 USVG .003 .002 1475 1776 1.125 .530 -.000 .006 U8WD .035 .006 1475 1776 1.282 .175 .023 .047 W~T .601 .022 1471 1770 1.749 .037 .557 .646 DELAY .178 .013 1295 1548 1.181 .071 .153 .203 IDEAL 3.693 .I00 1855 2217 1.902 .027 3.493 3.893 BREA 12.955 .836 2078* 2505* 1.802 .065 11.283 14.626 AMENO 7.865 .524 2078 2505 1.326 .067 6.616 8.913 ABSTI 4.631 .365 2078 2505 1.072 .079 3.900 5.362 CDEA .126 .006 2078 2505 1.211 .044 .115 .138 NCEB 8.101 .514 2078 2505 1.211 .059 7.473 8.729 DIAR .268 .014 2078* 2505* 1.203 .054 .239 .296 *V~ase nota al cuadro II.9 140 ANEXO III CARACTERISTICAS DEL TRABAJO DE CAMPO En el primer apartado dei anexo III se presentan los resultados dei levantamiento de la ENFES en términos de las tasas de no respuesta, tanto a nivel nacional como regional. En la segunda sección se deseriben algunas áreas problemáticas en el levantamiento. Resultados dei Levantamiento La presentación que se hace sobre los resultados dei levantamiento de la Encuesta Nacional sobre Fecundidad y Salud incluye los siguientes aspectos: En primer lugar, un análisis de la no respuesta a nivel nacional de las entrevistas de hogar e individual y su comparación con los resultados de otras encuestas similares realizadas en el país. Un análisis de la no respuesta por causa y por región, así como dei porcentaje que se analizó de los tamafios de muestra de mujeres en edad fértil. Algunas características de la no respuesta que pueden dar una idea de los problemas o sesgos en la información asociados con las tasas finales de no respuesta. Finalmente, se presentan resultados sobre no respuesta parcial de algunas variables que capta la encuesta. No Respuesta a Nivel Nacional a) Entrevista ai hogar Los resultados más generales dei levantamiento de la ENFES muestran que de un total de 8,130 viviendas visitadas se encontraron 8,763 hogares. De éstos se obtuvo información completa en e188.9 por ciento, es decir, el grado de no respuesta en la entrevista ai hogar fue dei 11.1 por ciento. EI archivo de la ENFES cuenta, por tanto, con 7,786 cuestionarios de hogar completos (cuadro III.1). Para poder valorar la calidad de una encuesta, no es suficiente determinar el nivel global de no respuesta, sino que es además necesario analizar las diferentes causas que la componen. Para este propósito se agruparon aquellas causas que se relacionan con el informante, aquellas que involucran un problema dei marco muestral y, por último, las viviendas que se encontraban desocupadas ai momento de la entrevista. Los resultados muestran que el 4.1 por ciento de los hogares visitados no pudieron ser entrevistados por alguna causa relacionada con el informante, el 2.8 por ciento por problemas dei marco muestral y el 4.2 por ciento de las viviendas estaban desocupadas. Es interesante notar que sólo el 0.7 por ciento de las entrevistas que se intentaron fueron rechazadas. La mayor parte de la no respuesta asociada ai informante se debió a la ausencia de todos los residentes dei hogar durante el tiempo que el equipo de entrevistadoras permanecía en la localidad. En el rubro "otras causas", se agrupan entrevistas incompletas, aplazadas, sólo informantes inadecuados y nadie en casa. 141 CUADRO I I I ,1 RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFES PARA EL TOTAL DEL PAIS Resultados según Tipo de Cuestionario Número Porcentaje CUESTIONARIO DE HOGAR Viviendas en La muestra Total de hogares Cuestionarios comptetos NO respuesta asociada ai marco: probtemas dei marco viviendas desocupadas 8,130 8,763 100.0 7,786 88.9 244 2.8 368 4.2 No respuesta asociada ai informante: ausencia 262 5.0 rechazo 66 0.7 otras causas 37 0.4 Totat de no respuesta 977 11.1 CUESTIONARIO INDIVIDUAL TamaSo de La n~uestra 10,310 Totat de mujeres etegidas 9,709 100.0 Entrevistas completas 9,310 96.0 No respuesta por CaUSa: ausencia 101 1.0 rechazo 107 1.1 otras causas 191 1.9 Total de no respuesta 399 4.0 b) Entrevista individual Los procedimientos metodológicos para la realización de la ENFIES establecían que todas las mujeres en edad fértil, residentes habituales presentes o temporalmente presentes en el hogar, eran elegibles para una entrevista individual. De los 7,786 hogares para los cuales se tiene información completa en la ENFIES, resultaron 9,709 mujeres elegibles de las cuales se pudo entrevistar (con cuestionario completo) al 96 por ciento; el 1.0 por ciento estuvo siempre ausente, un 1.1 por ciento rechazó la entrevista y el restante 1.9 por ciento proporcionó una entrevista incompleta, aplazó siempre la entrevista o resultó ser una informante inadecuada. Es importante hacer notar el bajo nivel de rechazos, el cual se compara con los observados en encuestas similares realizadas en el país y que muestra nuevamente una alta disponibilidad por parte de la población femenina mexicana a comentar y dar información sobre temas relacionados con su vida reproductiva. En el cuadro III.2 se presenta una comparación de los niveles de no respuesta de la ENFES con los de otras encuestas nacionales sobre fecundidad realizadas en el país. En el primer renglón de total se muestra la no respuesta dei cuestionario de hogar y en el segundo la no respuesta de la entrevista individual Quizás el aspecto que más vale la pena comentar, es que las diferencias entre estos niveles se explican más por causas asociadas conel marco muestral que por aquellas asociadas conel informante. 142 CUADRO 111.2 CAUSAS DE NO RESPUESTA EN EL LEVANTAMIENTO DE DIFERENTES ENCUESTAS NACIONALES SOBRE FECUNDIDAD REALIZADAS EN EL PAIS Encuesta Encuesta Encuesta Encuesta Nacional Mexicana de Nacional de Nacional sobre Fecundidad Fecundidad Preva[encia Demogr~fica y Satud Causas de No Respuesta 1976 1979 1982 1987 ENTREVISTAS DE HOGAR Causas asociadas ai informante 3.4 Probtemas demarco 4.6 Viviendas desocupadas 7.9 6.9 5.8 4.1 12.4 5.3 2.8 5.0 3.2 4.2 Totat Hogares 15.9 24.3 14.3 11.1 ENTREVISTAS IND IVlDUALES rotat Mujeres 4.7 9.3 4.8 4.0 No Respuesta a Nivel Regional a) Entrevista ai hogar La no respuesta para el cuestionario de hogar muestra una cierta variabilidad si se comparan las diferentes regiones para las que la ENFES permite proporcionar información (cuadro III.3). Las regiones I, VIII y IX son las que alcanzaron niveles de no respuesta más altos, rodas ellas ligeramente por arriba dei 13 por ciento. La región I comprende entidades federativas ubicadas ai noroeste del país y la VIII está conformada por los estados de Oaxaca, Puebla y Tlaxcala; en ambos casos, los niveles de no respuesta se explican, en mayor medida, por causas asociadas a problemas dei marco muestral o a la desocupación de viviendas que a razones asociadas con el informante. No es así en la región IX, donde se incluye ai Area Metropolitana de la Ciudad de México, ya que en este caso el nivel de no respuesta asociada a la entrevista explica en gran medida la no respuesta total; de hecho, es la región con el mayor porcentaje de no respuesta por esas razones, aunque esto coexiste con un nível importante de viviendas con problemas en el marco muestral. Es importante mencionar que en esta última región la no respuesta asociada a la entrevista se debe más a la ausencia de informantes adecuados que a un rechazo de la entrevista. Por otro lado, las regiones que registrar0n menores niveles de no respuesta fueron la VI y la VII, 8.5 por ciento y 8.2 por ciento respectivamente. La primera de estas regiones comprende los estados de Guanajuato, Querétaro e Hidalgo y la segunda cinco entidades federativas ubicadas en el sureste dei país. En ambas regiones, dei nivel total de no respuesta, el porcentaje que se explica por razones asociadas ai informante fue de alrededor dei 1.4 por ciento, cifra considerablemente inferior a la similar dei resto de las regiones. Se podría concluir que en estas regiones, o bien la calidad de los equipos fue superior o el hecho de ser regiones donde una alta proporción de la población habita en localidades rurales tuvo como consecuencia un mayor acceso a los informantes. En relación a este últimoaspecto, se debe mencionar que en el interior de las regiones, son las localidades de más de 20,000 habitantes (en términos generales) las que contribuyen en mayor medida a los niveles de no respuesta observados. AI menos para la experiencia de la ENFES parece ser el caso 143 CUADRO 111.3 RESULTADOS DEL LEVANTANIENTO DE LA ENFES. NIVELES DE NO RESPUESTA POR REGION ENTREVISTA AL NOGAR Causas de No Respuesta Cuest ionar ios de Hogar Porcents je Asociada ai Problemas Viviendas Regi6n Completos Co~[etos inforBante de( Narco Oesocupadas Total REGION I 664 86.8 4 .7 3.4 5.1 100.0 REGION I I 661 89.9 5.1 1.6 3.4 100.0 REGION l l I 1305 90.5 3.3 2.1 4.1 100.0 REGION IV 662 88.5 4.8 1.5 5.2 100.0 REGION V 1148 88.2 5.3 2.2 4.3 100.0 REGION Vl 647 91.5 1.4 2.6 4.5 100.0 REGION V l l 721 91.8 1.4 2.6 4.2 100.0 REGION V I I I 664 87.0 4.2 4.1 4.7 100.0 REGION IX 1314 86.6 5.8 4.4 3.2 100.0 Totat 7786 88.9 4.1 2.8 4.2 100.0 que mientras menor es el tamafio de la localidad más sencilla es la tarea, tanto de localizar a la población como lograr que ella proporcione información. Se excluyen de esta afirmación las áreas metropolitanas de Guadalajara, México y Monterrey, debido a que el largo tiempo de permanencia de los equipos en esos lugares permitió una mayor recuperación de aquellas entrevistas que en las primeras visitas no se realizaban por ausencia de informantes adecuados o por rechazos. b) Entrevista Individual Las diferencias entre regiones tienen de nuevo cierta importancia y coinciden con lo encontrado para el cuestionario de hogar. Las regiones I (noroeste) y VIII (Oaxaca, Puebla y Tlaxcala) son las de niveles más altos de no respuesta, 5.9 por ciento y 6.8 por ciento respectivamente, y la región VI (Guanajuato, Querétaro e Hidalgo), la de menor nivel, con sólo un 1.6 por ciento (cuadro 111.4). CUAORO I I I .4 RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFES. NIVELES DE NO ESPUESTA POR REOION ENTREVISTAS A I~JJERES EN EDAD FERTIL Causas de NO Respuesta Regi6n Cuest ionar ios Ind iv iduates Porcentaje Asociada at Problemas Otras Completos Completos Informante de Rechazo Causas Total REGION I 830 94.1 2.2 1.8 1.8 100.0 REGION l i 736 96,0 1.6 1.4 1.0 100.0 REGION IIl 1602 97.0 0.8 0.8 1.4 100.0 REGION IV 780 95.7 0.2 1.5 2.6 I00.0 REGION V 1442 96.0 0.5 1.0 2.5 100,0 REGION Vl 834 98.4 0.5 0.5 0.6 100.0 REGION V i l 8/+0 96.8 0.5 1.0 1.7 100.0 REGION V I I I 755 93.2 2.4 1.6 2.8 100,0 REGION IX 1491 95.2 1.3 0.9 2,6 100,0 Total 9310 95.9 1.0 1.1 2.0 I00.0 144 En el cuadro 1II.5 se muestra el total de cuestionarios de hogar e individuales completos que se obtuvieron por región. Las tasas de no respuesta de la muestra de mujeres en edad fértil depende no sólo de la no respuesta agregada de hogares y entrevistas individuales, sino de variaciones de los promedios de mujeres por hogar y de hogares por vivienda. Se observa así entonces que en las regiones II y VIII el porcentaje alcanzado de la muestra estuvo por debajo dei 85 por ciento y que en el primero de los casos se debe más a un baio promedio de mujeres por hogar que a un alto nivel de no respuesta. En otros casos, por ejemplo la región I, un alto nivel de este indicador compensa (obviamente sólo en el sentido de incrementar el número de entrevistas y no de eliminar otros sesgos de la no respuesta) la alta no respuesta observada. A nivel nacional, el número de entrevistas individuales completas estuvo un 9.7 por ciento por abajo dei tamafio de muestra establecido. CUADRO 111.5 RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFES. PORCENTAJE ALCARZADO DE LA NUESTRA POR REGIOR NUJERES EW EDAD FERTIL Cuest ionar ios Mujeres en Cuest ionar ios Tamafio Porcentaje de Hogar Mujeres Edad F~rt i [ Ind iv idua[es de Huestra de Huestra Regiún Comp[etos E[egidas por Rogar Completos de Mujeres Atcanzado REGION 1 664 882 1.33 830 900 92.2 REGION li 661 767 1.16 756 900 81.7 REGIOM I I I 1305 1652 1.27 1602 1757 91.2 REGION IV 662 815 1.23 780 900 86.7 REGION V 1148 1502 1.31 1442 1562 92.3 REGION VI ¿¿7 847 1.31 834 900 92.7 REGION Vi l 721 868 1.20 840 900 93.3 REGION Vl l l 6Ó4 810 1.22 755 900 83.9 REGION IX 1314 1566 1.19 1491 1591 93.7 Tota l 7 /86 9709 1.25 9]10 10310 90 .3 Características de la no Respuesta Con el objeto de analizar el erecto que la no respuesta de entrevistas individuales pudiera tener sobre la información, se analizó la estructura por edad de las mujeres en edad fértil que resulta dei cuestionario de hogar y aquella que resulta del individual. La comparación no solamente indica difercncias en las estructuras por edad de las mujeres que no contestaron sino correcciones en la edad que se hacen en el cuestionario individual de la edad en el cuestionario de hogar (cuadro 111.6). Según el tamafio de localidad de residencia, la estructura por edad de las mujeres en edad fértil captada por ambos cuestionarios no muestra, de manera global, fuertes diferencias. Ninguno de los cuatro cortes que se presentan en el cuadro II1.6 indica que las diferencias estén concentradas en algún tamafio de localidad o grupo de edad. Para las Iocalidades menores de 2,500 habitantes, la mayor disparidad se encuentra en el grupo de edad 15-19 (1.7); para las dei rango que se sitúa entre los 2,500 y los 19,999, la mayor diferencia entre los cuestionarios se halla en el grupo 30-34 (1.6). Las diferencias se reducen en los casos de localidades de 20,000 y más (1.0 para el grupo 25-29) y en los de las tres áreas metropolitanas dei país (1.2 para el grupo 20-24). 145 CUADRO I I I .6 ESTRUCTURA POR EDAD DE LAS MUJERES EN EDAD FERTIL. CUESTIONAR[O DE HOGAR E INDIVIDUAL Menos de 2,500 2,500 - 19,999 20,000 y II~íS Areas Metropo[Jtanas Grupos de Eded Hogar Ind iv idua l Hoger Ind iv iduat Hogar Ind iv idua l Hogar I nd iv idua l 15-19 25.9 24.2 28,0 27.2 24.3 23.9 20.6 21.4 20-24 17.0 16.7 17.5 17.5 19.9 19.4 19.0 17.8 25-29 17.3 17.7 14.4 13.8 16.8 17.8 18.2 18.9 30-34 12.5 13.6 11.6 13,2 12.3 12.3 16.0 16.0 35-39 11.8 11.8 12.0 11.7 10.5 11.1 10.5 10.4 40-44 8.5 8.B 9.3 8.8 8.8 8.7 9.2 9.0 45-49 7.0 7.2 7.2 7.8 7.4 6.8 6.5 6.5 TOTAL 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Los niveles de no respuesta en los hogares visitados por la ENFES muestran diferencias de cierta imp0rtaneia si se analizan de acuerdo ai tamafio de la localidad y la región donde se realizan las entrevistas (cuadro 111.7). La información muestra que es en la primera categorfa de localidades donde la no respuesta presenta niveles más baios, seguida de las localidades de entre 2,500 y 19,999 habitantes y las áreas metropolitanas y, por último, de las localidades de más de 20,000 habitantes. Ya antes se mencionó que, ai menos en el caso de esta encuesta, resultó más sencillo obtener información en las localidades más pequefias y en las áreas metropolitanas, quizás debido a que el tiempo de estancia en esas ciudades era mayor y a que en la Ciudad de México se disefió una estrategia especial de res¢ate de entrevistas. Las diferencias en los porcentajes de no respuesta entre regiones para estas categorías son importantes: 14.0 en la región VIII contra 5.3 en la II para localidades rurales (menos de 2,500 habitantes.); 13.0 en la región II y 8.1 en la región I en la categoría de 2,500 a 19,999 habitantes; y para localidades de más de 20,000 habitantes, 25.5 contra 8.5 en las regiones IX y VI respectivamente. Llama la atención el porcentaje tan elevado de no respuesta en la región IX, en las localidades mayores de 20,000 habitantes (25.5). Esta situación es atribuíble a dos fenómenos contra los cuales se enfrentaron los equipos de trabajo en las ciudades de Acapulco (Guerrero) y Cuernavaca (Morelos): una alta movilidad de la población y problemas en la ubicación de las viviendas por asentamientos urbanos irregulares y deficiencias dei material del marco muestral. La explicación de estos patrones de no respuesta puede estar en las variaciones de la calidad de los diferentes equipos de encuestadoras, en los problemas diferenciales de acceso a las comunidades y viviendas, en diferencias en el grado de permanencia de la población en sus hogares que provocan difieultad en localizarla, o bien en la heterogeneidad cultural dei país que provoca diferentes niveles de • aceptación de la entrevista. 146 CUADRO 111.7 RESULTADOS DEL LEVANTANIENTO DE LA ENFES PORCENTAJE TOTAL DE NO RESPUESTA DE LA ENTREVISTA AL HOGAR SEGUN UNIDAD PRINARIA DE KUESTREO Y REGION No Respuesta según Lugar de Residencia Cuest ionar ios de Hogar Areaa Retro- Nenos de 2,500 - 20,000 Regi6n Completos po[ i tanas 2,500 19,999 y rnds Total REGION I 6ó4 8.9 8.1 17.8 13.2 REGION II 661 5 .3 13.0 13.0 10.1 REGION l l I 1305 9.5 8.4 11.8 10.0 9.5 REGION lV 6ó2 10.8 9.6 13.4 11.5 REGION V 1148 13.0 5.1 11.2 15.4 11.8 REGION VI 647 6.4 11.5 8.5 8.5 REGION V i l 721 5.3 10.3 9.1 8.2 REGION V l l l 66l, 14.0 12.4 12,9 13.0 REGION lX 1314 11.2 13.6 8.7 25.5 13.4 Totat 7786 11.3 8 .7 10.4 13.0 11.1 No Respuesta Parcial No todos los cuestionarios en la categoría de completos tienen el 100 por ciento de la información que deberían, sino que existen grados de no especificación para algunas variables. A pesar de la complejidad de la ENFES, existían algunos criterios muy concretos de cuándo una entrevista dejaba de ser completa y en consecuencia pasaría a la categorfa de no respuesta. Estos criterios se aplicaron durante el trabajo de campo, dado que se critic6 el 100 por ciento de los cuestionarios. Por ejemplo, cuando ai cuestionario de hogar le faltaba información sobre edad, sexo y condición de residencia para dos o más miembros dei hogar (excepto si el hogar lo constituía un solo miembro), la entrevista se consideraba incompleta, ya que en este caso no se podía ni siquiera definir la estructura básica dei hogar y saber si existían en él mujeres elegibles para la entrevista. En el caso de los cuestionarios individuales, éstos debían contar con la información en las secciones II (fecundidad) y IV (anticoncepción) pues de otra manera se consideraba como incompleta la entrevista. Otros casos de cuestionarios con información faltante se decidían con base en los criterios dei coordinador de campo. Aunque se ha mencionado que el nivel de rechazo para una entrevista sobre temas de fecundidad es muy bajo, existen todavía variables con niveles relativamente altos de no respuesta, ya sea porque el carácter de la pregunta con que se mide es sensitivo o porque la información es difícil de recordar. En el cuadro Ill.8 se presentan algunos de los niveles más altos de no respuesta en las variables que capta la ENFES. Problemas dei Trabajo de Campo Los problemas de campo, a los cuales se enfrenta una encuesta, proceden fundamentalmente de dos vertientes: a) lo relacionado a la actitud positiva o negativa de la población por entrevistar, que finalmente se traduce en niveles de respuesta o no respuesta, y b) lo asociado ai perfil sociocultural específico de las localidades por visitar, que puede o no transformarse en no respuesta, según la efectividad de las tácticas de campo delineadas. 147 CUADRO 111.8 PORCENTAJE DE NO RESPUESTA PARA ALGUNAS PREGUNTAS DE LA ENFES Porcentaje de Tipo de Cuest ionar io y Preguntas NO Respuesta CUESTIONARIO DE HOGAR lngresos 9.0 Mes de in ic io de ta uni6n 12.5 Afio de in ic io de ta un i6n 6.1 Escotar idad 0.7 ços ic i6n en et t raba jo 0.5 Estado c iv i l 0.5 CUESTIONARIO INDIVIDUAL Peso dei h i jo ai nacer 31.7" Mes de in ic io dei ú l t imo segmento de uso (ex -usuar ia ) 4 .6 Mes de término det ú l t imo segmento de uso (ex -usuar ia ) 5.8 Mes de i n i c io det primer segmento de uso 5.6 Mes de in ic io de ta uni6n (cuando hubo convivencia antes dei matr imonio) 11.4 Mes de in ic io de ta pr imera uni6n 4.8 Frecuencia de re lac iones sexuales en e[ ú l t imo mes 6.1 SOBRE EL SUJETO SOClOECONOMICO Número de porsonas que trabajaban en el estabtec imiento NCl~ero de porsonas bajo sus •rdenes SOBRE PROCEDIMIENTOS QUIRURGICOS Afio en que supo de [a operaci6n Si tuvo mo[est ias porque no se atendi6 de e t ias Tuvo probtemas personates por ta oporaci6n 10.1 6.5 5.3 6.3 4.0 *EI 27.8 por c iento decIaran que no to pesaron. En la ENFES, como en otras encuestas dei pafs, también se presentaron problemas en el desarrollo dei trabajo de campo. En este apartado se pretende mostrar, de manera ejemplificada, el tipo de obstáculos enfrentados, la clase de mecanismos construidos y los resultados obtenidos. Cuatro grupos que constituyeron cuatro problemáticas distintas som Las ciudades de Puebla y de Tlaxcala; Algunas localidades de la Región I, centralmente en la ciudad de Tijuana y otras poblaciones de la regi~n; EI Area Metropolitana de la Ciudad de México; y, por último, Los municipios de Zitlala en Guerrero, San Cristóbal de las Casas y las Margaritas en Chiapas y Juchitán en Oaxaca. E1 Caso de las Ciudades de Puebla y de Tlaxcala Aunque estrictamente hablando la situación que presentaba Puebla no es equiparable a la que prevalecía en Tlaxeala, por lo que se refiere ai diagnóstico de sus magnitudes, sí son comparables en decisiones, mecanismos y resultados. La recepción de todo el material de la Ciudad de Puebla y la generación de los primeros datos dei control de cuestionarios mostraban que los niveles de respuesta alcanzados hasta ese momento eran 148 baios, sobre todo si se comparaban con los de otras ciudades o localidades; las diferencias eran dei orden dei 10 por ciento y en algunos casos hasta dei 15 por ciento. Llamaba la atención, que el porcentaje de respuesta en los dos cuestionarios fuera exactamente igual 82.7, cuando que la experiencia había demostrado que los porcentajes eran siempre más elevados en la entrevista individual que en el cuestionario de hogar. A su vez, la composición de la no respuesta, en la entrevista a mujeres en edad fértil, reflejaba situaciones extrafias: el peso que tenfa el código 04 (ausentes temporales) parecía a todas lutes excesivo (cuadro 111.9). Esta serie de elementos exigía una nueva visita a la ciudad, con dos finalidades: a) Revisitar todos los hogares donde el c6digo de resultado fuese distinto a 01, tratando de aumentar en forma global la respuesta, y b) Abatir la no respuesta dei cuestionario individual, sobre todo centrándose en los que presentaron la ausencia temporal como resultado. Aunque en el caso de Puebla no se alcanzaron los niveles deseados, si se logró aumentar en más de 2 puntos porcentuales la respuesta dei cuestionario de hogar y en casi 7 puntos la dei individual, donde el abatimiento de las ausencias temporales jugó un papel importante, pues bajó de 8.9 a sólo un 3 por ciento. La situación de Tlaxcala era menos grave. Sus niveles de respuesta para el cuestiònario de hogar (85.4 por ciento) no eran maios; sin embargo, en el individual era sólo 1.6 por ciento mayor. La concentración de la no respuesta en aplazamientos, ausencias temporales y rechazos, invitaba a realizar esfuerzos por recuperar casos de mujeres en edad fértil (cuadro III.10). En Tlaxcala los resultados fueron aún más relevantes, comparativamente, que los de Puebla: se alcanzó un porcentaje de respuesta en los hogares de 88.8 y en la entrevista individual de 95.8. CUADRO I I I .9 RESULTADOS DEL LEVARTAHIENTO DE LA ENFES PARA LA ClUDAD DE PUEBLA Resultados según Tipo Primera de Cuestionario Etapa Recuperación CUESTIONARIO DE HOGAR Total de hogares Cuestionarios completos No respuesta por causa: asociada ai marco asociada a[ informante Total de no respuesta 208 208 82.7 85:1 6.7 7.2 10.6 7.7 17.3 14.9 CUESTIONARIO INDIVIDUAL Total de mujeres etegibtes 226 231 Cuestionarios completos 82.7 89.6 No respuesta por causa: cuest ionar io incompleto 1.3 1.3 entrev ista aprazada ausente temporal 8.9 3.0 rechazo 4.4 3.9 informante inadecuado 0.5 otros 2.7 1.7 Total de no rP~r=-Sta 17.3 10.4 149 CUADRO 111.10 RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFES PARA LA CIUDAD DE TLAXCALA Resultados segOn Tipo Primera de Cuestionario Etapa Recuperaci6n CUESTIONARIO DE NOGAR Tota[ de hogares Cuestionarios comp[etos No respuesta por causa: asociada ar marco asociada ar inforrnante Totat de no respuesta 89 89 85.4 88.8 9.0 10.1 5.6 1.1 14.6 11.2 CUESTIORARIO INDIVIDUAL Total de mujeres etegibtes 92 Cuestionarios comptetos 87.0 No respuesta por causa: cuest ionar io inc~pteto entrev ista aprazada 2.2 ausente temporat 5.4 rechazo 4.3 informante inadecuado otros 1.1 Total de no respuesta 13.0 95 95.8 3.2 1.0 4.2 E1 caso de Tíjuana y otras Localidades de la Región I A diferencia dei resto de los equipos, el que realizó el levantamiento en las regiones I y II no fue seleccionado ni capacitado en la Ciudad de México sino en Sinaloa, bajo la coordinación de una persona con experiencia en otras encuestas de fecundidad que residía en el estado. Esta característica, que descargó de trabajo a la oficina central en la etapa iniciai de la ENFES, implicó a su vez mayores esfuerzos de supervisión en todas las áreas, pero fundamentalmente en cuanto a los procedimientos aplicados en campo. Hacia finales dei levantamiento, cuando el equipo visitaba las ciudades de Mexicali, Ensenada y Tijuana, se detectaron errores enel manejo dei material dei marco muestral. Los datos proporcionados por el supervisor propiciaron sospechas de que los errores reportados pudieran encerrar problemas severos, como son la substitución deviviendas. EI somero diagnóstico y la imposibilidad de fundamentar con registros numéricos la magnitud de la cuestión, hacía ineludible la organización de una revisita a la Ciudad de Tijuana. En Tijuana se regresó a la totalidad de las viviendas y a sus 92 hogares correspondientes. Lo encontrado, dió forma y contenido certero a las sospechas; un elevado 13 por ciento de los cuestionarios tuvieron que ser modificados debido, centralmente, a desatinos en la localización o yerros en las direcciones de los Estados. Para verificar la calidad dei trabajo realizado en otras localidades de la Región I se decidió regresar a otros cuatro municípios de la regi~n: Mexicali y Ensenada de Baja California, Guamuchil y Ahome de Sinaloa con los siguientes resultados: 150 No se reportaron errores en el manejo dei material dei marco muestral. De todo el recorrido de viviendas y la verificación de 389 cuestionarios de hogar, sólo un 4.1 por ciento de ellos había sufrido modificaciones en sus códigos de resultado. La composición de estos cambios explicaba una no respuesta natural, producto de situaciones coyunturales, como son aplazamientos, ausencias temporales y viviendas desocupadas; dei total de estos, algunos lograron rescatarse en la revisita. No sólo permiti~ transformar la imagen de la calidad dei trabajo, sino incluso logró reducir la no respuesta de estos cuatro municipios en un 1 por ciento, con respecto ai cuestionario de hogar. La experiencia de los regresos a la región hizo posible concluir que lo sucedido en la Ciudad de Tijuana fue excepcional, muy probablemente asociado a su peculiar urbanización. E1 Caso del Area Metropolitana de la Ciudad de M~xico Una vez concluida la primera etapa dei levantamiento en la Ciudad de México, la situación de los niveles de respuesta era la siguiente: dei total de hogares el 83.9 por ciento eran cuestionarios completos y el 16.1 por ciento de la no respuesta se dividió en un 7.6 por ciento asociada a la muestra y un 8.5 por ciento ai informante. Los códigos de resultado del cuestionario de hogar "diferentes a 01", que concentraban el mayor número de casos, eran viviendas desocupadas, nadie en casa, negaciones y las caracterizadas como de uso temporal. EI total de estos casos representaba e175 por ciento de la no respuesta de dicho cuestionario. En relación a la entrevista individual, de las 808 mujeres elegibles se obtuvieron 92.1 por ciento de cuestionarios completos, es decir, un 7.9 por ciento de no respuesta. Los códigos de resultado diferentes a 01 que concentraron el mayor número de casos eran negaciones, aplazamientos y otras causas que en su mayoría podían entenderse como rechazos parciales. Estos agrupaban el 90.6 por ciento de la no respuesta de las mujeres en edad fértil (cuadro III.11). Si bien estos niveles no eran alarmantes, se decidi~ efectuar una revisita ante la posibilidad de aumentar la tasa de respuesta. Por la manera como se distribuía la no respuesta, se decidió realizar el rescate de entrevistas según delegación, aunque esto representara no resolver problemas para los códigos con mayor número de casos, sino más bien entrevistas recuperables ai interior de los límites delegacionales. Se decidi~ un nuevo recorrido en ocho delegaciones: Naucalpan, Cuauhtémoc, Benito Juárez, Gustavo A. Madero, Coyoacán, htapalapa, Azcapotzalco y Alvaro Obregón. Las diferencias porcentuales de respuesta entre este grupo y el resto de las delegaciones era de 8.2 para el cuestionario de hogar y para el individual de 4.9. La estrategia delineada tenía dos objetivos: EI rescate de la no respuesta asociada ai informante, tanto dei cuestionario de hogar como dei individual; y La verificación de los registros finales dei cuestionario de hogar. 151 CUADRO 111.11 RESULTADOS DEL LEVANTAMIENTO DE LA ENFES PARA EL AREA METROPOLITANA DE LA CIUDAD DE MEXICO Primera Etapo según Recuporaci6n según Levantamiento Levantamiento Primera Recupe- Resuttados según Tipo Etapa- Con Pro- Sin Pro- raci6n Con Pro- Sin Pro- de Cuestionario Tota[ btemas btemas Tota[ btemas btemas CUESTIONARIOS DE HOGAR Tota[ de hogares Cuestionarios c~nptetos No respuesta por causa: asocisda ar marco asociada e[ informante Totat de no respuesta 744 530 214 744 530 214 83.9 81.5 89.7 88.7 88.3 89.7 8.5 8.3 ¿ .7 5.6 6.0 4 .7 7.6 10.2 5.6 5.7 5 .7 . 5.6 16.1 18.5 10.3 11.3 11.7 10.3 CUESTIONARIO INDIVIDUAL Totat de mujeres etegibtes 008 562 246 825 579 246 Cuestionarios completos 92.1 90.6 95.5 96.0 96.2 95.5 No respuesta por causa: cuest ionar io incomp[eto 0.3 0.¿ 0.¿ 0,2 0.2 0.¿ entrev ista aprazada 1.7 1.8 1.2 0.4 1.2 ausente temporat 0.5 0.5 0.7 1.0 rechazo 2.5 3.0 1.2 1.2 1.2 1.2 informante inadecuado otros 3.1 3.7 1.7 1.5 1.4 1.7 Total de no respuesta 7.9 9.¿ ¿.5 4.0 3.8 4.5 Como se aprecia en el cuadro III.11, los esfuerzos lograron cristalizarse en un aumento significativo de la respuesta. La recuperación de las ocho delegaciones disminuyó en 6.8 puntos porcentuales la no respuesta dei cuestionario de hogar y en 5.6 puntos la dei cuestionario individual (nótese que la reducción porcentual afectó de manera general a toda la no respuesta por causa). Por último, si se comparan los resultados finales de la Ciudad de México con los de las otras dos áreas metropolitanas se puede observar que el trabajo de recuperación dei cuestionario de hogar coloca a aquella por encima de los niveles de respuesta de la Ciudad de Guadalajara en 1.8 puntos y en 2 puntos por debajo de los niveles de Monterrey (véase el cuadro III.12). Con respecto a la entrevista individual los resultados son todavía más favorables: 96 por ciento de cuestionarios completos contra un 94.5 en Guadalajara y un 96.1 en Monterrey. Municípios de Zitlala en Guerrero, San CrisC6bal de las Casas y las MargariCas en Chispas, y Juchitán en Oaxaca EI alto porcentaje de población indígena que reside en estos municipios, propició problemas de campo relacionados con el monolingüismo. En la medida en que el levantamiento en los cuatro municípios no fue de manera simultánea, la primera experiencia se convirtió en punta de lanza, generadora de procedimientos y estrategias para diagnosticar, enfrentar y resolver las nuevas contingencias. 152 CUADRO 111.12 RESULTADOS DEL LEVARTANIENTO DE LA ENFES EN LAS AREAS NETROPOLITANAS DE MEXICO, GUADALAJARA Y KONTERREY, DESPUES DE LA RECUPERACION Resultados según Tipo de Cuestionario Ndxico Gueda[ajara Nonterrey CUESTIONANIOS DE HOGAR Total de hogares CuestJonarios completos No respuesta por causa : asoc iada ar Barco asoc iada ar informante TotaL dano respuesta 744 756 709 88.7 86.9 90.7 5.6 6.5 2.0 5.7 6.6 7.3 11.3 13.1 9.3 CUESTIONARIO INDIVIDUAL Total de r~Jjeres eLegibLes 825 854 838 Cuestionarios completos 96.0 94.5 96.1 No respuesta por causa : cuest ionar io incompleto 0.2 0.1 0.4 entrev ista apLazada 0.4 0.3 0.4 ausente temporal 0.7 0.6 0.8 rechazo 1.2 2.0 1.0 informante inadecuado 0.5 0.5 otros 1.5 2.0 0.8 Total. de no resl~esta 4.0 5.5 3.9 EI município de Zitlala, enclavado en la región montafiosa de Guerrero, fue el primer lugar donde se detectó la presencia de monolingüismo. Aunque en principio se sabía que ningún municipio tendría un porcentaje mayoritario de población monolingüe y, a la vez, se disponía de cierta información dei uso corriente de lengua indígena, el levantamiento de esta zona constituyó un rato. A partir de los contactos iniciales con la cabecera municipal, se descubrió que el náhuatl era una lengua comúnmente hablada; sin embargo, el reconocimiento dei terreno junto con entrevistas informales no parecían indicar la existencia de monolingüismo, ya que el espafiol se hablaba con soltura y fluidez. No fue sino hasta las primeras entrevistas individuales, cuando se comenzó a dimensionar el problema: el monolinguismo efectivamente no era generalizado en la población; se concentraba en mujeres mayores de 30 afios que no tuvieran alguna actividad laborai de tipo comercial. Los pasos seguidos en Zitlala (que fueron también aplicados en los otros tres municipios) para enfrentar el problema fueron: 1. Se realizó una primera visita de aproximadamente e110 por ciento dei total de viviendas en muestra, con la finalidad de obtener información básica que pudiera generar una idea de la magnitud dei problema. Para Zitlala se estimó entre un 20 y 30 el porcentaje de monolinguismo, sin saber, claro está, si éste era total o sólo parcial. 2. Con base en la estimación, se decidi~ proceder cone l levantamiento, articulando mecanismos que pudieran solventar los obstáculos dei lenguaje. 153 3. La colaboraci6n de las autoridades locales, los maestros y el médico en turno dei centro de salud, hizo posible conformar un equipo de intérpretes que apoyaran todo el trabajo de campo en el municipio. 4. Fue necesaria una revisión exhaustiva de todos los cuestionarios donde habíala presencia de problemas de comunicaci6n. Para asegurar la calidad de la informaci6n recabada, en un buen porcentaje de casos se reentrevistaba a la mujer con distinto intérprete; ge comparaban las respuestas obtenidas y con ello era posible verificar el contenido y, a la vez, determinar las cualidades dei propio intérprete. 5. Las primeras evaluaciones permitieron corregir inconsistencias y seleccionar ai grupo de intérpretes para en definitiva, asegurar una calidad aceptable dei trabajo. En el cuadro III.13 aparecen los porcentajes de entrevistas individuales que presentaron problemas de monolingüismo en cada uno de los cuatro municípios, según la forma de resolución. Zitlala y Jucbitán tienen los porcentajes más altos, 23.8 y 15.5, respectivamente; para el total de los cuatro municipios, el porcentaje es de 12.5. Los cuestionarios individuales con problemas de monolingüismo representan sólo el 1 por ciento dei total de cuestionarios completos a nivel nacional. ~b CUADRO I I I .13 PORCENTAJE DE ENTREVISTAS ]NDIVIDUALES QUE PRESENTARON PRO8LERAS DE MONOLINGUISMO Entrevistas con Int6rprete Município Con Prob[e- Entrevistas Sin mas y s in Int6rprete Int6rprete Completas Problemas Int6rprete Total Directo Famil iar San Crist6bat 213 Las Margar|tas 233 Juchitdn 199 Zi tLata 134 ¥otat 779 94.5 0.9 4.6 4.6 90.2 0.4 9 .4 5.1 4.3 84.5 2.0 13.5 , 2.5 11.0 76.2 2.2 21.6 17.9 3.7 87.5 1.3 11.2 6 .5 4.7 154 ANEXO IV PROCESAMIENTO DE LA INFORMACION EI anexo IV presenta los procedimientos y resultados de la codificación, captura, y depuración de los 7,786 cuestionarios de hogares y 9,310 entrevistas individuales levantadas durante el trabajo de campo de la ENFES. La captura, depuración y tabulación se llevó a cabo en microcomputadoras equipadas conel sistema ISSA (Integrated System for SurveyAnalysis) disefiado especialmente para este tipo de encuestas. 1 Durante la captura, ISSA permite la verificación de rangos y de estructura en las diferentes secuencias de preguntas que comprendían los cuestionarios. Esta forma interactiva e inteligente de captura reduce considerablemente el trabajo de depuración de la información previo ai análisis de la misma. ISSA permite también la programación de un número ilimitado de inconsistencias para una depuración casi completa de la información a medida que se adelanta la captura. ~eadón y Captura Aprovechando la experiencia obtenida de encuestas anteriores, se decidió organizar el proceso de codificación y captura de manera tal que ai terminar el levantamiento de los cuestionarios en campo se requiriera de poco tiempo para proceder al análisis de la información generada. Los cuestionarios fueron disefiados para que la codificación se redujera al máximo y con ello los errores derivados de este proceso. Cerca de un 80 por ciento de las preguntas pudieron capturarse directamente a partir dei mismo cuestionario. Las secciones que requirieron más trabajo de codificación fueron las que se refieren a la Fecundidad (32.4 por ciento de preguntas reeodificadas) por la necesidad de transcribir la información de la historia de embarazos a hojas de codificación; la de Características Socioeconómicas (34 por ciento de recodificación) debido a la necesidad de clasificar ocupación, rama de actividad y posición en el trabajo, entre otros elementos; y la de Atención a Usuarias de Métodos Permanentes (36.1 por ciento), en la cual hubo que construir categorías para preguntas abiertas que indagaban sobre razones y percepciones involucradas con el momento de la operación. E1 cuestionario de hogar representó un caso también especial durante el proceso de la codificación, ya que si bien sólo requerían codificarse 2 de sus preguntas, una de ellas, la de parentesco, se volvi~ a criticar, en lo que se refiere a su llenado, con el fin de asegurar la calidad de la información requerida para construir el tipo de unidad doméstica característico dei hogar visitado. qSSA es un programa para microcomputadoras, para el manejo integrado de encuestas complejas como la ENFIES. EI programa fue desarrollado por el Instituto para el Desarrollo de los Recursos (IRD), con oficinas en Columbia, Matyland, dentro dei proyecto de Encuestas de Demografia y Salud (DHS). ISSA es manejado por un diccionario único especificado tan pronto quedan definidos los cuestionarios para recolecciún de la información. Otra ventaja adicional de ISSA es la de poder tener en un mismo archivo jer~lrquico la informaciún dei cuestionario de hogar y de los individuales que le correspondieran, gracias ai procedimiento de captura secuencial. Con ello se elimina el trabajo de empate de archivos ai asegurar, automáticamente, que la identificaciún muestral que caracteriza de manera única a cada hogar sea la misma para cada cuestionario individual. 155 A partir de las consideraciones anteriores, se decidió organizar la codificación en cuatro grupos especializados en diferentes secciones de los cuestionarios, cuidando de que cada uno de ellos tuviera como responsabilidad una de las secciones que requerían más trabajo de codificación. EI primer grupo se dedicó a la crítica y codificación del cuestionario de hogar. E1 segundo se encargó de las tres primeras secciones dei euestionario individual y abarcó la historia de embarazos. EI tercero cubrió las secciones relacionadas directamente con anticoncepción y con exposición ai riesgo de concebir, es decir, las secciones 4, 5 y 7 dei cuestionario individual. Finalmente, el cuarto grupo se responsabilizó de la crítica y codificación de la sección de características socioeconómicas. Todo el personal que conformaba estos grupos contaba con amplia experiencia en este tipo de funciones, especialmente los dos últimos. Se contó también con un supervisor de codificación quien, además de llevar a cabo labores de crítica de la misma, revisaba que la identificación muestral registrada en la portada de cada uno de los cuestionarios correspondiera con las hojas de control de la muestra. 2 E1 trabajo de codificación comenzó el primero de abril, es decir, a las 5 semanas de haber iniciado el trabajo de campo. Por otra parte, la captura se inició 15 días después lograndose así que para e131 de mayo, día en que terminó el trabajo de campo, se tuviera codificado e171 por ciento y que se hubiera capturado e153 por ciento dei total de cuestionarios que se aplicaron durante la ENFES. Depuración de la InformaciÓn Con el fin de asegurar que durante el proceso de depuración de la información se siguieran los mismos criterios para cada tipo de error, se elaboró un documento con los criterios para corregir los errores de consistencia de la información recolectada en los cuestionarios de hogar e individual, a En este se detallan los criterios por seguir para la corrección de cada uno de los errores que se presentaron con más frecuencia durante la primera revisión de la información, una vez que ésta había sido capturada. Vale la pena mencionar que cada vez que se definfa un criterio para resolver una inconsistencia se sefialaba una clave que lo identificaba de manera única. Debe tenerse en cuenta que para resolver un mismo error podfan existir varios criterios. Esta clave permite analizar posteriormente los tipos de criterio que prevalecieron al corregir cada uno de los errores y cuantificar así, de manera más precisa, la magnitud de los mismos. Con esta información será factible saber cuántos errores se debieron a codificación, a captura, a casos excepcionales o a aparentes errores que se corregían automáticamente ai resolver una inconsistencia en el mismo cuestionario. EI programa de consistencia podía llegar a detectar 164 tipos de error en la información. En los primeros listados, 46 por ciento de los diferentes tipos de error no aparecieron ni una sola vez, e139 por ciento se presentó en menos de 10 ocasiones y el 15 por ciento 10 veces o más. Entre los errores más frecuentes, cuatro de ellos requieren mención especial y los dos primeros se refieren a la historia de embarazos. Por una parte, se verificaba que la fecha de nacimiento fuera 2Un elemento que vale la pena destacar dentro dei proceso de la codificaciún es el caso de la última sección dei cuestionario individual, la que incluye la atenciún a usuarias de mútodos permanentes. Esta secciún requeria trabajo especial de codificación ai incluir preguntas abiertas de tipo cualitativo. La primera codificaciún llevada a cabo no relleja totalmente el contenido de las respuestas que dieron muchas mujeres ai indagar acerca de sus percepciones relacionadas con la operación femenina. Más adelante se retomará el contenido de estos cuestionarios para llevar a cabo un análisis más profundo. 3SSA. DGPF. Manual para la depuración de la información. 1987. (Mimeografiado) 156 + consistente con la edad dei hijo; por otra, que la longitud del intervalo entre dos fechas seguidas en la historia de embarazos lucra consistente, tomando en cuenta el tipo de evento que cerraba el intervalo. Estos dos tipos de inconsistencia fueron los que se presentaron en mayor medida durante la depuración de la información, presentándose el primero de ellos en el 1.2 por ciento de los casos. Un tercer error se refiere a inconsistencias entre alguna fecha de la historia de uso de anticoncepción y alguna de la historia de embarazos. Es factible creer que este error pudo haberse presentado en una mayor proporción de casos si no hubiera sido por el uso dei "cuadro de eventos de fecundidad y anticoncepción", en el cual se registraban los eventos de la historia de embarazos antes de indagar por la historia de uso. Posteriormente se utilizaba como apoyo para la captación de fechas de esta última y se aclaraba en el momento de la entrevista cualquier inconsistencia que aparecicra (cuadro 1V.1). CUADRO IV.1 CUADRO DE EVENTOS DE FECUNDIDAD Y ANTICONCEPCION MES 1982 1983 1984 1985 1986 1987 ENERO (1) FESRERO (2) NARZO (3) ABRIL (4) MAYO (5) JUNIO (6) JULIO (7) AGOSTO (8) SEPTIEMBRE (9) OCTUBRE (10) I i NOVIEMBRE (11) DICIEMBRE (12) C[sves: NV mes en que hubo un nac~do vivo NM mes en que hubo un nacido muerto A mes en que ocurr ió una p~rdida o aborto E meses en tos cuates estuvo embarazada (nacido vivo, muerto o p~rdida) MA n~ses en que estuvo usando atgún m6todo anticonceptivo Finalmente, un cuarto error se refiere a inconsistencias entre la fecha de la primera uni6n y la fecha de nacimiento de la mujer. Este error es un ejemplo de casos excepcionales y de modificaciones que fue necesario hacer ai programa de consistencia durante el proceso de depuración. EI programa inicial verificaba que no hubiera casos en los que la mujer se hubiera unido antes de los 12 afios. Después de una revisión minuciosa de los casos, se decidió ampliar el rango a los 10 afios; sin embargo existían aún casos excepcionales de errores antes de esta edad. 157 Imputaeión de Fechas Una vez depurada la informaci6n, se procedió a evaluar los niveles de no respuesta en las preguntas que se utilizan en el análisis básico de la información, pues en algunos casos se procede a imputarles un valor, como en el caso de algunas fechas. Es importante conocer la magnitud de este procedimiento, ya que ello puede tener repercusiones en la confiabilidad dei análisis mismo. Para el análisis de la fecundidad y la mortalidad, por ejemplo, es necesario revisar la información de la fecha de nacimiento y edad de la mujer, así como los mismos elementos de los diferentes eventos registrados en la historia de embarazos. Para el caso de las mujeres entrevistadas, el 2 por ciento no declaró el mes de nacimiento y 1 de cada mil no lo hizo para el afio. Tomando en cuenta que para todas las mujeres se contaba con su edad, se pudo llevar a cabo la imputación: 1.9 por ciento de los casos requirió imputación en el mes y sólo 6 casos, de afio y mes de nacimiento. Una de las innovaciones de este estudio fue incluir como parte de la información de la entrevista la forma en que se obtiene la respuesta a la fecha de nacimiento de la mujer. De las mujeres entrevistadas, 89.6 por ciento respondi~ directamente este dato, el 1.4 por ciento requirió dei uso dei acta de nacimiento o algún otro documento y para el 9.0 por ciento se estimó de alguna otra manera. Para el 2.8 por ciento de los más de 25 mil eventos registrados en la historia de embarazos no se obtuvo directamente el mes y para 5 de cada mil hizo falta el aíío. AI combinar la no respuesta de meses y afios se encuentran casos en donde faltan ambos datos: 86 por ciento de las imputaciones en la historia de embarazos fue dei mes únicamente, 11 por ciento requirió mes y afio y 3 por ciento solamente el afio (cuadro IV.2). CUADRO ]V.2 CASOS DE 1MPUTACION DE FECHAS SEGUN TIPO DE %MPUTAC]ON Y ARO DE OCURRENCIA Según ta H is to r ia de Embarazos Según ta Mujer Mes de , Afio de Mes y Afio de Mes de Mes y Afio de Perfodo Nacimíento Nacimiento Nacimiento Nacimiento Nacimiento 1938-1942 23 1943-1947 22 1948-1952 2 38 1953-1957 12 2 4 18 1958-1962 48 2 7 35 1963-1967 90 5 10 26 1968-1972 107 3 15 17 1973-1977 125 4 15 1978-1982 106 I 10 1983-1987 33 I 3 Totat 521 18 66 180 6 Otro dato importante respecto a la imputación de fechas lo representa la distribución temporal de los casos que requirieron de ella. Se puede obtener el por¢entaje de impntaciones relacionado con el número de casos declarados correctamente. AI evaluarlo para cada uno de los quinquenios previos ai momento de la encuesta, se observa que sólo el 6 por ciento dei total de imputaciones se da durante 158 los últimos 5 afios y que los 37 casos imputados para el quinquenio 1983-1987 representan el 0.7 por ciento dei total de eventos ocurridos durante dicho período (cuadro IV.3). Consistencia General de los Resultados Además dei proceso de depuración se llevó a cabo una evaluación de la información de la encuesta, especialmente de la estructura por edad y sexo, tanto a nível nacional como a nivel regional y urbano-rural. Especificamente, se evaluó el tipo de declaración de edades y sexo haciendo comparaciones con otras fuentes de información como censos, encuestas y proyecciones de población. Esta evaluaeión incluyó la revisión de los niveles y tendencias de la fecundidad a partir de las encuestas EMF, ENP, END y la ENFES. Se evaluó también la estructura de la fecundidad y su relación con los niveles de uso de métodos anticonceptivos observados en los últimos afios. La consistencia general de los resultados en estas áreas es excelente y dentro de los estándares de este tipo de encuestas en el país. Período CUADRO IV.5 PORCENTAJE DE IMPUTACION DE FECHAS EN LA HISTORIA DE EMBARAZOS RESPECTO AL TOTAL DE EVENTOS OCURRIDOS Porcentaje de Imputaci6n de Mes y Afio Distribuci6n Mes de Afio de Mes y Afio de de tos Eventos Totst Nacimiento Nacimiento Nscimiento Ocurr idos 1948-1952 11.8 11.8 0.1 1953-1957 6.7 4.5 0.7 1.5 1.1 1958-1962 4.6 3.9 0.1 4.6 4.9 1963-1967 3.9 3.3 0.2 0.4 10.8 19¿8-1972 2.8 2.4 0.1 0.3 17.6 1973-1977 2.6 2.2 0.1 0.3 22.0 1978-1982 2.0 1.8 0.2 23.3 1983-1987 0.7 0.6 0.1 20.2 Total 100.0 159 ANEXO V CUESTIONARIO DE HOGAR Entidad: ENCUESTA NACIONAL SOBRE FECUNDIDAD Y SALUD CUESTIONARIO DE HOGAR (}~7~~ N0o. ~e «uest,ooarío [" / I 11 1 1 b Mun ic íp io o De legac iOn: Loca l idad o Co lon ia : DirecciDn: (caIIe, camíno, carretera, nOmero exterior e interior) Entidad [ ~ Regi6n Zona 1°I -~l Es t ra to I ' ~ ¿3 L~ Município o De legac i~n~~ Vívienda ~__~ AGEB Hogar Area de L i s tado ~~-22°~TT-~ 35 36 NOm. de Contro I Vis i ta de la i 2 3 4 entrevistadora Fecha ~ . . . . . , . . Nombre de la 'entrevístadora ;Hora que comenz6 L ¡Hora Que termin6 !0urací6n IResultado* Dia 37 38 Mes N 39 Dia Mes Dfa Mes 37 38 39 37 38 39 Dfa Mes 37 38 39 * CODIGOS PARA RESULTADO 01 Entrevista completa 02 Entrevísta incompleta 03 Entrevista aplazada 04 Ausentes temporales OD Se nego a dar informaciOn 06 Informante inadecuado 07 Nadie en casa 08 NO es vivienda 09 Desocupada 10 En construcci6n 11 De uso temporal 12 Demo]ida, cambiada de sitio 13 Otros (ESPECIFIQUE) i Los datos que ustea nos proporciona son confidenciales l y se usan exclusivamente para fines estadfsticos I NOMBRE FECHA SUPERVISADO POR CRITICADO POR CODIFICADO POR CAPTURADO POR Dia Mes Dia Mes Dia Mes Dia Mes 1 i [ 1 1 1 1 1 [ 1 1 1 [ 1 1 i 163 I. DATD£ GENERALES Quisiera hacerle algunaB preguntas sobre las personas ® © IOENTIFICACION &QuiaierB decirme el nombre de cada una de las personas que normalmente viven en este hogBr, empezando por el jefe del hogar? ® PARENTESCO ¿Qué parentesco tiene (NOMBRE) con (3EFE DEL HOGAR)? (¿qué ea (NG~BRE) de (3EFE DEL HOGAR)?) NO DE OR DEI 01 02 02 O¿ (NO OLVIDE FORMU- LAR LA PREGUNTA DE ABA3D) 3EFE DEL HOGAR 35 b6 07 O~ 09 10 11 12 iiiiiiliiiilil 13 14 15 16 ,; iliiil Para estar segura que tengo una lista completa: &Hay otres personas que normalmente viven aqui, sean o no familiares V que u•ted hava olviOado mencionar? Je normalmente viven en este hogar. ® ~ONDIDION DE RESIDENCIA &De tadBB las per8onas que me menclonó quiéneB 8on; -los que viven normalmente aqul paro est~n ausent~B por un tiempo? (RHTA) -los que no viven aqui pero están en este momento, residiendo en este hoger? (TP) RHP . --1 RHTA . TP.o . °°° N.R.° . °.°° 3 9 3 9 3 9 I 2 3 9 1 2 ! 9 1 2 9 1 2 9 1 2 3 9 1 2 ! 9 1 2 9 1 2 9 3 9 3 9 No ® SEXO EDAD &(NOMBRE) ~CuántoB eB h~T~ te BflO@ o muier? cumplidoB tiene ( NG"IBRE ) 7 VIanDB de I ano._9. 6 Hombre. 97 y mas 3~os. 9_ Z Mujer,. 2_ No sabe N.R . --9 N.R. 99 1 2 1 2 1 2 9 9 g 1 2 1 2 1 2 S~ Cómo se llBman? (ANOTELOS EN LA TABLA) 164 Cueet ionBr to de PARA PE R ONA5 DE AROS Y AS ® ESCOLARIDAD &Cu~l fue el último grade aprobado em la escuela por (NGMBRE)? No fue e la escuela . ! ! Primaria . 2 Secund8rla o Prevocacional . . . . . ~ -- Preparetoria o Vocaclonal . ~ -- Universtdad . ~ -- Posgrade . ~ -- ® TRABA3g REMUNERADB ~Durante los últimos doce meses (NOMBRE) tuvo s i gu--ù'~~ tI'BbBjO D reallzó alguna activldsd por i~ cual recibió dlnero o pags er especie7 Sí . No. . . . . . . . . , , . N.R . _9 Otros . . . . . . . . . . . . . --7_ SI "Sl" PASE A N.R . . . . . . . . . . . . . . . -9 -9 LA COLL@~NA 11 "VEA NOTA ® TRABA3O NO REMUNERADD ¿Durante los últlmos doce meses (N[~4BRE) ayudó o trabajG en aIgún estebleclmlento o predio sin reclbir pago alguno7 s~ . . . . . . . . . . . 2 No . . . . . . . . . . . --2 N.R . . . . . . . . . . 9 @ TRABAJADOR NO R£MUNERADO &£l estableci, mlento o ,radio es de algún familiar o de erra lerSon8? ge un familiar. De otra lersona. N.R . . . . . . . . SI "~~U" PAS£ A PASE A LA LA COLUMNA 13 COLUMNA 14 ESCUELA I FOiMAL 11 OTROS zSTUDIO~ I I 2 9 1 2 I 9 2 9 1 2 I g 2 9 1 2 9 2 9 1 2 g 1 2 g 1 2 9 1 2 g 1 2 9 1 2 9 1 2 9 1 2 9 I 2 9 ~ji 9 1 ç 1 g 1 9 1 2 9 1 2 g 1 2 9 1 2 g 9 1 2 g 1 2 9 1 2 9 lO 1 2 9 1 2 g 1 2 £ 11 1 2 g 2 9 1 2 g 12 1 2 9 i 1 2 9 1 2 9 13 I 2 9 1 2 g 1 2 9 14 I 2 9 1 2 g 1 2 9 15 I 2 9 I 2 g I 2 9 i6 I g 9 I 2 g I 2 9 17 I 2 ~ I 2 9 I 2 9 18 I 2 g 1 2 9 1 2 g 19 1 2 9 1 2 g I 2 9 20 1 2 g I 2 g I 2 9 "5i contesta erros estudlos reglstrelo V pregunte por el último grado eprobaOo en escuela formai. I 165 P A R A P E R S O @ PO5IÇION EN EL TRABA30 ¿En su trBbaJo prlnclpel (NOMBRE) es (era): patrÓn o empre@erlo? . 0__1 @ubcontratist@? . 02 profeBional independlente? . 0__3 trabBjador por cuente propiB? . 0~4 trsbajador cooperativiata? . . . . . . . . . . . . . . . . . . 05 trebBJBdar a sueldo flja, sBlerls O jornal7. 06 trabajador a comielón, propln~ o porcent~je7 . O Z empleado(B) doméstico(e)? . 08 propietario de tierra, arrendstBrlo o ejldatarlo?: - que contrata mano de obra? . o_~g - que no contrata mano de obra? . 10 otro . 11 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g--g -{> A S D E B A ~ O $ V (NNMBRE)? INGRES05 En cuAl de los siguientes grupos se encuem- tra ai ingreso dml mes pBsado Os En re%ación'al salario mínima: i Menos de la cuarta parte . 01 De la cuBrta parte a la mitad . 02 M~S de la mitad V menos del salario mlnimo . 03 E1 ~BiBrio mln]mo.! . 04 Más del salario mlnimo hasta el doble. 05 Más del doble hasta m~ tripla . 06 M~s del trlple hasta ~ 5 vetes . 07 MáB de 5 veces hasta~ C veces . 08 Más de 10 vetes . ~ . og Nn recioi~ ingratos . 10 N,R« . ,,,°.,°.«.$ . PA5E A LA COLU~N~ 14 m m i m m . . . . . . . . . . . . . m W . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . m m . . . . . . i . . . . i , w 166 M A S @ OTRAS OCUPACIONES Entonces, ¿a qué Be dedic6 (NOMBRE)? Quehaceres domésticos. 1 Estudiaz . . . . . . . . . . . . . . . . 3ubilaOo o pensionado.o. Vivir de las rentas, interesea u otras ganancias de sua propiedadeB . Buscar trBbBjo . IncBpacitado para trabajar . . . . . . . . . . . . . . . . • OtrBs . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Z NO SBD2 . . . . . . . . . . . . . . . . . _8~ N°~, . . . . ° . . , ç° . °°*° . . . ° , -C> PARA PERSONAS DE 15 Aí~OS Y MAS @ ® ESTADO CIVIL INICIO DE LA UNION ¿(NO~BRE) vive en unlÓn SOLO SI EL l lbre? . . . . . . . . . . . . . . . . . --1 JEFEDEL HOGAR es casado(B)? . 2 HA ESTADO -- UNIDO ALGUI~ es v ludo(a)? . . . . . . . . . . . _3 VEZ es divorciado(a)7 . --~ ¿En qu6 mes V es separado(a)7 . _5 afio comenz5 es aoltero(B)? . S (JEFE DEL HOGAS -- a vlviP con N.R . _9 eu ectual (últ lme) esposs(o) (compB~era(o) 167 II. VIVIENDA Ahors quisiera hacerle elgunae preguntae más: 16. ¿Ha V luz eléctr ica en esta vivienda? 17. 4Disponen de agua entubeda en este vivienda? 18. &Dlsponen de dreneis en esta vlvienda? Sl RESPONDE "Sl" PREGUNTE: ¿Está conectado a drenais de la calle o a fosa séptica o a un pozo? 19- &De qué material es la mayor parte de los pisos de esta vivienda? S~ . . . . . . . . . . ° . . . . . . . . o . . . . . . . . . . . 1 NO. . ° . . , ° , ° ° . ° . °° . ° , °°°°° . . . . . , . . N°R° .o°~. . °°°°° °~o l° . °°o°° ,ç . l~o o cJ -&dentro de la vivienda? . 1 -¿fuera de la vivienda pero ene l mismo terreno? . --2 No tisne . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 S_~.I: - conectaOo ai drenaje de la °alie . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 - conectado a fosa séptica o pozo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - sin estar cone°rabo a nada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 - no sabe a qué está conectado. N__o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _5 N.R . o=.°« . .«*«« .=.°« . °**° . « . . . . . . _9~ Tierra. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Cemento o firme . . . . . . . . . . . . . . . . _2 Nosaico, madera u otro recubrimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 20. ¿De qué material es la mayor parte de las paredes o mu- ros de esta vivienda? LAmina de cartón . . . . . . . . . . . . . . . Çarrizo, bBmbú o palma . Embarro o bajareque . M~dera. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . L~nlna de asbesto o metá¡ica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Adobe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -5 Tabique, tabicÓn, bloc, pledra, mamposter~a o cemento . • . ! NIR . . . . . . o . . . . . . . . . . . . ° .o - - . - - - . * 21. &Cufintos cuBrtos de esta v i - v lenda Be u8Bn para dormir? 22. ¿GuAntos cuartoB en total tlene esta vivienda, Bin contar ai ba5o V la co- c ina? 23. &Dispone de un lugar para cocinar en esta viviendB? ~umero. . . . . , °, °. ~ .° ., °, N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 9 Número . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ ~ 7 N.R . . . . . . . . . . . . 9 9 . , . . . ° , , .°.° .° . S~~: &Para qué otro• f ines se usa? 24. &Disponen Oe un cu8rto de base en esta vlvienda? 25. ¿Tiene el ouarto de base LEA LAS OPCIONES HASTA OB- TENER UNA RESPUESTA AFIRHA- TIVA. Só lo par8 coci l Otros (ESPECIF IQLE) No. . . . . . . . . . . . . . . . . . N.R . . . . Si: -¿dentro de la v iv ienda~ . -¿fuerB de la v lv ienda pero en el mismo terreno? . ~o. . . , . , . . . , .° , , N.R . drenaje? . . . . . . . . : . a lba~~l? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . fo88 sépt ic87 . . . . . . . . . . . . . . . ¿Es letr lna? . . . . . . . . . . . . . . . . Otro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . N.R. . . . , . . ,° . , . , . , . , , . ,o , ,• . I I _1 , 3_ Termine la entrevista i • 1 4 OBSERVACIONES: 169 EXCLUSItIp~I~.~'T~ - pARA COUIFICAC[OnI Miembr0s de 18 UnldBd Dom~stloB: Residentes HabltuBles Pre$entes (RHP} . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ResiOentes HabItuales Temoorolmente Ausentes (RHT~) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Temoora lmente P re=entes (TP) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Total de Miembros . m Mlembros Oe 8 a~os V m~s . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Hom~re8 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - MuJeres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Mlembros de 12 aflos V m~s . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Mu jeres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~racterlzBci6n de ~a Unido~ Oor~ntlce: - Tipo de Unldad Oom~stlca . J . - Ciclo de Desarrollo de la Unldad Dom~8tlce . Fuerza de Traba~o: Pob lBc i6n Act ive de 8 e~om V m~B . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Mamnul lna . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . m Femenln ~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ' . . . . . . . . . Pmblac i6n ~ct iva de 12 e~ma V m~s . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Mascu l ino . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . : . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Femenlna . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . remo~: Pvoductore~ de IngreBo . Inoreso Total . Inççeso Per-c~pltB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Laclonee 5oclaleB de ProducciSn: ~uerze de Trebujo "Ltbre" Aealarlede (~) . ruerza Oe Traba,,ta "Libre" no Asalarlm{~ (B) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ ! FberzB da Trebajo r4) "Libre « (C) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Iipolog~a de las RelacIoneg Soclalee de Producci6n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170 ANEXO VI CUESTIONARIO INDIVIDUAL ENCUESTA NACIONAL SOBRE FECUNOIDAD Y SALUD CUESTIONARIO INDIVIDUAL Entidad: LocaIidad o Colonia: Di recc íOn: (ca]le, camino, carretera, nUmero exteríor e NOm. de cuestJonario Município o Delegaci6n:. 0~801 l-ll I I I : 5 interior), Zona Pegi6n Entidad ~ Area AGEB Municipio de Listado o Delegaci6nr_ ~ z° [~I~~ Hogar Vivienda ~_~ 35 36 24 P6 Estrato NOra. de Control I II I I I I 13 t6 ?7 3? Nembre de la N6mero de] rengl6n en Entrevistada L e} cuestionario de hOgar I i I 37 38 "Om'Oecue't' I I I I I de hogar: 39 43 visita de la 2 1 3 4 entrevistadora I I i Dia Mes I OIa Mes Dia Fecha ~ V~/I~ ' I I Nombre de la ent rev is tadora Hora que co.enz6 Hora que terminQ Ouraci6n Resultado* Dia Mes -l-I ~-~ N : I I N 44 45 46 44 W5 46'44 45 46 Mes * COD[GOS PARA RESULTADO 01 Entrevísta completa 02 Entrevista incompleta 03 Entrevista aplazada 04 Ausentes temporales 05 Se neg5 a dar informdci6n 06 [nfcr~anLe ín~decuado 07 Otros (ESPECIFIQUE) I LOS datos que usted nos proporciona son confidencia[es | 1 y se usan exclusivamente para f ines estadIst lcos / SUPERVISADO PDR CRITICADO POR CODIFICADO POR CAPTURAO0 POR NOMBRE FECHA Dia Mes Dla Mes I I [ I I I I I Dia Mes Dia Mes I I I I I I I I 173 I. CARACTERISTICAS DENERALES DE LA ENTREVISTAON PASE A: 1.01 &En qué mes V aro nac i6 us te~? %02 ATENCION: F~ FT7 MES ANO Directamente por la ANOTE LA FORMA EN QUE OBTLWO LA RESPDESTA A 1.01 1.03 Entonces,&cuAntos a~os cumpl ! dos tiene u8ted? 1.0~ ATENCION: SUME EDAD COR A~O DE NAClMIENTD Y ANOTE EL TOTAL AQUI: SI YA CUMPLID A~05 EN 07, LA 5Ç MA DEBE SER •7. SI NO HA CUMPLIDO ANOS EN 87, L~ SUMA DEBE SER 06. SI EL MES DE LA ENTREVISTA ES IGUAL AL MES OE NACIMIENTO INDA- QUE SI YA ~UMPLIO A~OS. EN CASO DE ALGUNA INCONSISTENCIA ~CLARE CON LA ENTREUISTADA. 1.05 ¿Desde hace cuánto tiempo vi- ~e usted en (NOMBRE OE LA LO- CALIDAD O AREA METROPOLITANA)? 1.05 L lnmedIa temente antes de v i - v i r er, (NDMflRE DE LA LDEAL I - DA D) en qué loca l Idad v iv i6? ent rev ie tada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Se US6 BctB de nBc imiento . . . . . . . . . . . 2 i !Se uB6 8lgún oiro documento . . . . . . . . . !EBtimade de otra maneta . No se o~tuvo respuestB . . . . . . . . . . . . . . -9 AROS . . . . . . . ° FT- RECUERDE UERIFICAR LA CONSISTENCIA ENTRE 1.01Y 1.03 A~os . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Siempre hB ViVido aqul . . . . . . . . . . . . 8 8 - - -~ Menor de un aro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -9_8 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g 2 Lacelldad Munlc]pio Estado Pa~s N.N . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~~ %07 £Cuando us ted era pequeSa, d ! Rancho . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . gBmo@ h@stB i0@ d86e @~8sp vi Vi~ la mavor parte del tiempõ PueOlo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . en un FflnŒhop en un pueblo o en una c iuOaO? C lud8O . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . N .N . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . -9 - 3 - 1.G7 175 PASE A: 1.0Ba LFue usted a la escue la7 1.0eb ¿Cuál fue el ú l t imo grado que uBted aprobé en: COMPL{TE LA PREGUNTA CON SADA UNA DE LAS OPCIONES. (LLENE Y SOLAMENTE SIRCULE EL NIV~L DE ESTUDIO5 F~S AVANZA- DO) 1.$9 ¿Rca l l zó usteO otros estudios. por e jemplo, técnicos, secre - tar iB les o de a lg~n otro t l - - po? (LLENE Y C IRCULE) 1.10 F ILTRO Esco la r idad (VER PREGUNTA 1.0~b) 1.11 ¿Puede leer usted, por ejempio, un per iód ico o une rev is ta7 1.12 ¿Levó uste~ a lgún per iód ico durante Is ú i t lma semana7 No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~-~I. 1.11 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . .° - p r lmnr ia? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~_ - mecundar la o prevocac iona l? . . . ~_ - p reparBtor la o vocec iona l? . ~ -- - l i cenc ia tura o pro fes lona i?o . . ~_ - posgrado? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~_ N R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SS No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~2 5.~~: ¿Qué eBtud los neceB i t6 como requ iD l to V por cuánto t i ro estudló7 - sln requisito prev io . . . . . . . . . . . ~ -- - p r lmBr la termlnad@ como requls l to . . . z . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 -- - secundBrla termlnadB como requ is i to . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ _ - p repBrator iB termlnada como requ is i to . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ -- - no sabe qu~ requ is i tos . . . . . . . . . ~_ Menos de 6 m~os de escelBriOBd. . . . . . . . . . . . . , . . . . . . 6 é más aNOS de escolBrlOBd . . . . . . . . 2 - -~ 1,12 No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Z- }W S.O l N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ £ s_L: ¿Cu~ritos d~B~7 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -- NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ° . . . . . . . . . . . N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - ( , - 176 I I . FECUNDIDAD PASE A: 2,01 Ahors quisierB hBcer le slgunBs preguntas acerca de un tema diferente. ¿HB estado usted embarazada alguna vez? 2.02 ¿Ha tenido usted hijas o hijos Que hBvan nacido vivos? S{. . . . . . . . . . . . . . . . ~¿o. • . . . . . . . . . . . . N,N . . . . . . . . . . . . . . • si . No . . N.R . . . . . . . . . ! 9 ! _2 -~2.15 _9 2.03a ¿Cuántas hijBs vivem com Número de hijas usted? I I I 2.O)b ¿Cuántos hijos varones Número de hljos . vlven con usted? i S.06B LCuántas hiJas no vivem Número de hijas eon usted? i Número de nijos . . . . . . . . . . . . . . F ~ 2.04b ¿Cuántos hljos VBFOnES RO Vivem COn usteU? 2 .05 ¿H~ temido us ted a lgune S~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . hija o Blgún hije que nacló vivo V después No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ -~2.07 muri6, aunque Belo havB vivido poco tiempo? N.R . 2.CEa ¿Cuántas Ge sue hijas na- Número de h i jas cidas vives hBn muerto? m m i l[l ,FF3 SI NO FT~ SI CONTESTA "NO" REVIS£ Y CORRIJA. Z.O6b ¿CuAntos de sus hijos VB- Número de hijo rones n@=Idos vivos han muecto? 2.07 ATENOION: SUME LAS RE5PUESTAS DE Z .O) (av~ Total de hijos ~.C& (avb) V 2 .06(ayb) Y ANOTE nacidos vivos. EL TOTAL DE HIJOS NACIDO5 VIVOS. LUEGO PRçCUNTE: Sólo para es tar segura de que no me equivoqué; usted ba tenldo (TOTAL) hIjos nBcidos VIvos, &es ~ato correcto? NOTA: PARA USO EXCLUSIVO DE CODIFICACION (PREGUNTA 2.22) N~~ero d~ emDarazos . . . . . . . . . ~ j - 5 - 177 HISTORIA DE EMBARAZDS HI3UA ACTUALMENTE VIVOS 2.08 2.0g : 2.00 VER PREGL~TAS 2,03 Y ¿(~[~8RE) ¿Cu~n~o~ 2.0(*. es hOmbre ~os SI TIE~ZE H130S o muJer? : cu~pl loos ACTL~LNENTE VIVOS t lene PREEUflTE : (N OMBRE) PRESUNTE D[gB~e IoB nombres Oe 2, 1¿ PARA su5 hIJos e hlJas CA~ Bctualmente vlvo8, NA£IMIENTO EmpezBndo por e l NOMBRE H I M i AMOS NACIOOS UIVOS ACTUALMENTE FALLECIDOS 2.11 ] 2.12 2.1] I VER PRE~U~VTA ~.05, SI ~(NOMBRE) LQUé edBd ten~a TIENE HI30S MUERTOS era hombre (NOM8RE) cuBndo PR£GUI~TE: o mujer? se r~ J r ló? D~g~me io~ nombre~ d~ ~e~~ d~ un aua hlJo8 e hi ja8 que ~e8 . . . . . . . . . g ~ n~leTon vlvo9 pero qu~ h~n ~ue~l ,o , emp~z~ldo po~ e l p~ln~ro que tuvn . PREGUNTE 2. % ANTES DE A~DTAR EL NOIBRE N~BRE H [ M ~OS I MESES FECHAS [NTREV 15TAOOR[ aREGU~TE PARA tODOS LOS :MBARAZO~ : LCu61 fue 10 Fecha de naclmlento (p~rd lda)? 1 2 1 'I I 2 ' I I i i l t l l i l Ii ' l ' l 1 2 : 1 ' 2 Ii ', i i I I i i I i , 1 i 2 i ; 1 2 4 , [ . , I , 1 2 ' 1 1 I ' ~ F i i I i t i i , 1 2 ' ' r 1 2 i , , ' . . . . . , , I J , í 1 2 t 1 2 1 L I i i I I i ~ I ~ ' I 1 2 i 1 2 l [ I I I i i i i i I 1 2 i 1 2 I I i i t i I i I [ i i 1 2 ', 1 2 ' i ~ ' ' ' I I II i I I I f i q , I , 1 2 I I 1 2 I I I I t q I , ~ , , i , . 1 2 i 1 2 I i I I 2 I 1 2 1 ' '1 ~ i ! ~ . . . . 11 1 1 1 1 I 1 i II I I I t I I I I { I 1 I 1 2 t J I I « I i I i 1 I 1 2 i I{ 1 I i 1 2 I TI I . . . . . I i ! ( ' I ' I12 : 1 ~ , , I i J i i i i , i , 1 2 ', 1 2 ' i i I ' ' ' I ' I ' I t I I I I I I I I I I I 2 'l T j 1 i 2 I I I I , I I I , i 1 2 ~1 1 2 I [ I I I J | ] I I I I I Ii I I 1 Z I i 1 i 2 I i L I I ' I , ' I I ç 1 2 : 1 2 ' I I ,, i i i i i i i , I ' 1 2 'l 1 2 I [ . . . . . ~ , , ~ ' ~[ , 1 2 Ip 1 2 i I I I , 1 J 1 2 f # I q i ] i i t i , i 1 1 2 I t , [ I 1 I ~ ' , ' li ; 1 I 2 i 2 I ~, , , , , ,~ ,~, l , ¡ i , : , í 1 I 1 2 1 ~ , I l t , L , ' I ' , 1 2 ~1 1 2 I ,I l 1 2 I 1 2 I l I I I Ir ~ I , I ' 2 ' i J , 2 ' , ', 1 i I q I I i I I I I ~ 1 2 i 1 2 II • I , I l - 6 - 178 hTENCIDN ENTREVI5TADORA: REUISE QUE EL NUMERODE HIJO5 NACIDOS VIVOS QUE ACAB~ DE ANOTAR (ACTUALMENTE VIVOS O FALLECIDOS) COINCIDA CDN 2.07: 5I QO ES A5I, CORRIJA. l 2 3 5 6 7 8 g Lo_. 11 }Z_ ~3 15 _L s. 17 18 19 211 22 ¿5 26 27 2B ~g 3O 3~ 32 33 _3± 35 _L ~. 37 MORTINATO5 PERDIDAS (ABORTOS) INTERVALDS 2.~5 ¿Ha teni~o Blguna hljB hi~D que hBva necldo muerto~ Si . . . . . . _ I~ No . . . . . . ¿Cu~nto@? . . . . . . . ATE~CION PRESUNTE 2.% PARA (PRIM~R, SEGUNDO, ETC.) MORTINATO 2.1~8 ¿A 1~8 cu~ntDe ~B@~@ de embeleZO ~UV~ B SU (pç~ITmB~, segundo,etc.) hljo nBcldo muerto? 2.17o ¿Dio BlgunB se~el de vi~a? 2. l?a 2.1?b I I~° 5i No sabe ~2.18 ¿He tenldo Blguna p~rdlda ~el embarazo (aborto)7 S~ . . . . . . NO . . . . . . 2- -~~, - ATENCIOE ! PREGUNTA 2.% PARA (PRIMER, SEGUNDA, ETE,) PERDIDA 2.20 ¿Cu~ntoa meaes de en~barazo tenla cuen~o ocorr i¿ su (prlmer, segunda, etc.) p~rdldB (aborto)? 2.21 REVISE LOS INTERVALOS ENTRE FEC~I~ V FEC~, IN~3-UYEQDO LA DE LA ENTREVISTA. SI HAy INTERVALO5 DE DOS ~OS O MAS PREOL~TE: ¿Tuvo algGn embarBzo entre (FECHA) V (FECHA)? SI CONTESTA "SI"CORRIJA 51 CONTESTA "NO » ANOTE "~0 « EN EL FRIMER RENGLON DEL INTERVALO CORRESPONDIENTE. NO~A: SI NO HAV FECHAS PASE A 2.25 INTERVALO 1 2 B i i I 2 8 I Z 8 1 2 B i 1 2 r /5 I I 1 2 8 1 2 8 I 1 2 (5 I 8 1 B I I I B I i B 1 8 I I I 8 I 8 I 8 1 8 I 8 I I I 2 6 1 2 8 I I 1 Z B I I B I I 1 8 I i I O I I 1 (5 l 1 8 I I 1 B I I 8 I i I I 1 B I I 1 8 I I 1 8 I I 1 i 2 B W I ] 2 B 1 ] 2 8 1 2 5 . 6 . T .B. .9 . i I 12 .L 3. }.6 }.Z. JD. }.-L .2½ 22 .2}. 2#_ _z_5_ 2.6. 2? _z!. 2g 30 }3. )_z. 33 .3~_ 3.~ .L 6 37 OROEN 2,22 ANOTE EL NU~R0 DE ORDEN DEL PRODLICTO NOTA: PARA NA~IMIENTDS MULTIPLES USE DIFERENTES NUMEROS DE ORDEN. NLIMERO - ? - 179 2.23 FILTRO Algún hijo nacido vivo !Algún hijo nacido vivo. (VER HISTORIA DE EMBARAZOS) Ningún hiJo naciOo vivo 2 2.24 &Me podr )a us ted decir e l d ia , mes V aro de na~imiento de su I I I último hljo nacldo vivo? DIA TEXTUAL 2,25 ¿Actua lmente es tá us ted embsrazada (ssperBnde) ? No . No sabe. N.R . 2.26 ¿Para qué mes espera el naclmiente Uel niOo? TEXTUAL 2.27 LLe gustarie tener otro (un) hijo o preferlria no tener ningún s:rs (ninguno)? ND dese8 NO 880e ( N.R . 2.28 ¿En este momento, dessa us- ted embarazarse? 2.2g ¿Cuánto tiempo le gustar~a esperar antes de embarazar - - AHos . SE? 2.30 Además de1 ht jo que es ta esperando , & le gustar~a te - ner o t roo pre fer l r~a V a no tener más? FF7 FI-- MES ANO S~. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , °o . 1 No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o . ° , . , , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 MES ANO Dessa tener (m~s) h~jos . . . . . . . . . . . . . No dessa tener (más) h l jos . . . . . . . . . . o I ndec isa . . . . . . . . . . . . . . . . . . R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -9 PASE A: ~22» ~-- 2 .27 ~-- 2 .30 ~-- 2 .31 s~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . j - -~ 2.]1 NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 i~o s~be . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _3 N,R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 ~Has . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _ _ Hasta que me case . . . . . . . . . . . . . . . . . -9 Menos de un a~o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 TEXTUAL Dessa tener más h l jos . . . . . . . . . . . . . . . 1 fVo Oesea tener más h i jos . . . . . . . . . . . . NO sabe (o es ta índec ísa ) . . . . . . . . . . . 3 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -9 '-- 2.31 - 8 - 180 PASE A: 2.31 FILTRO Htjos actualmente vivos, (VER HIOTORIA DE EMBARAZOS PREGUNTA 2.08) 2.32 5i usted pudiera regresar a iB ~poe= en la cual no tenla hijos, V pudierB escoger el número de hijos por tener en toda su vida, ¿cuánto~ tendr~a? 2.33 Sl usted pudlere escoger el nOmero de hijos por tener en toda eu vida Lcuántos tendrie? 2.36 FILTRO Actualmente embarazedB o al menos un hijo nBcldo vivo (VER PREGUNTA 2.25 Y LA HISTO- RIA DE EMBARAZOS) 2.35 ¿Antes de quedBr embarBZadB ( la últlme vez) pens6 us- ted en temer otro (un) h i - Jo? 2.36 &Inm~diatamente antes de emOBrazBrse, quarta usted tener un (más) h l jo (s ) O no quarta temer ninguno (niPoún otro)7 2.37 ¿Quer(a usted tener ntro (un) h i jo aR 2se momento o hu- biera preferido esper~r más? 2.38 FILTRO Hljos nacidos vivos a par t i r de 1902 (VER HISTORIA DE EMBARAZOS) Al menos un hi jo actualmente vlvo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Ningún hiJo actualmente vivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2- - -~2.33 ~~ero . rF3 m TEXTUAL NámEFo.»., TEXTUAL EE]~ Actualmente embarazBda o ai menos um hijo nacldo vivo . . . . . . . . . . . ! No embarazadB actualmente V nlngún hi j= nBsldo vivo . . . . . . . . . . . ~- NO».,,« . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ° .«. .o ~0 sabe . •. • • 3 Quar ta mfis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . No quer]a más . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 No está segura . 3 !~.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . i En ese momento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ I Esperar más . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 No es t~ segura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ N.R . . . . . . , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . . , . . . ~ ,-- 2.34 l --~A.01 ~ 2.38 I --2.38 Ai menoa un hijo nacido vivo desde 1982 . ~-~3.01 Ningún hijo nacldo vivo desde 1982 . ~- -~ Q.01 - g - 181 I11. SALUD Y LACTANCIA PASE A: 3.01 ATENC10N: VEA HISTORIA DE EM8ARAZOO Y CO- PIE NOM8RE Y NL~RO DE ORDEN DEL ULTIMO HIJO NAOIO0 VIVO 3.02@ Cuando estaba usted emberB- zada Oe (NOMBRE), &alguien ia feris6 o examln6 de su embBr@zo? (ANOTE TODA5 LA5 DENSONAS QUE MENCIONE) 3.02b &Ou~ntos meses ten~a de embate ze cuanOo tuvo su primera re- vislón? 3.03 &Quién is atendi6 en el momento en que nBcló (NOMBRE)? (ANOTE TODAS LAS PER5ONA5 QUE MENCIONE) 3.06a ¿En d6nNe la atenOleron cuanOo nacló (NOMBRE)? ).06b &EI perto Ge (NOMBRE) fue normal o le hlcierDn Ce@AreB? NOMBRE QUMERO DE ORDEN . I m i si: ¿Quién la revisO? D~tor . . . * 2 Enfermera (partera) . !Partera emp~rlca comBdrona . . . . . . . . . . Otro . ~ i N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g I @ 3 meses . 1 & a 6 meses . 2 7 B 9 mesBs . . . . . No sabe . • . O N,N . 9 Doctor. ,. . .11 Enfermere (partida).,. . . 2 PBrters emplrlca comadrana . PBrlente . &. Otro . * . 5 Nadie . 6- N.N . .~~ SOA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ IMSS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ I5SSTE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Ç DIF . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O~ Otra instituclón dei gob iemo . O~ Hospital particu]Br . ~ Casa de la partera . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Casa de la mujer . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Otro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ! N.R . 9g Normal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _1 Ce~~rea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2_ N.N . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g ---~ 3.03 3.05 - 10 - 182 PASE A: 5.05 ¿Pessron m eu niMo cuando nacló? 3.06 ¿Cu~to tlempo Oespués Oe que n~ c16 (NOMBRE) le regresó su re- gle? 5.07 ¿Cu~nto tiempo despué8 de que n~ ct6 (NOMSRE) tuvo usted re lact£ me@ @exuBles nuevamente7 ( ' ) (60 e ~5 d[Bs) 5.08e LLe dio uBted el pecho a (NOMBRE)7 3 .0~ ¿Por qué no le dio el pecho B eu hijo? 3.0g ¿Durante cuénto tiempo le dio el pecho a (NOMBRE)? 3.1C~ &Cu~l fue el primer alimento l ( - quido diferente e l@ leche mm-- terna que tom~ (~[I~BRE)? 5[: &CuAnto pes67 TEXTUAL No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2Z F4O @~e 8i 10 pesaron . g 8 Me@e@ . -- -- "No le ha regresaoo" . ~ _7 No recuerda . 9 (] N.R . 9g Mese~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _ - - "De8pu6s de la cuarentena" ( ' ) . . . . ~5 NO ha tenldo . g_6 NO recuerda . _9 7 Menos Se un meB . g _8 N,R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g • No. . 2 N,R . . . . . . . . . . . . . . . . . . ; . . . . . . . . . . . . . . _9 "Muri6 B las horBB de nacido" . l - iTEXTUAL @eses . _ -- 4ún se io da . g--7 ~enos de un me8 . g 8 ~R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9_9 ~o le ha dBdo o no to~ otro alimento liquido . O _eche en polvo . O .eche de vaca . O ~tole . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O :a í~ . . . . . . . . . . . - - - - . . . . . . . . . . . . . . . ° . . .05 ]uQo de frutBB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O S8ldo de frijol o de pollo . ~Z ~efresco . ~ 3tros • o g (ES~CIFIQUE) _9_9 -~ 3.Dg -~ 3.2ç I--3.18 -~' 3.11a - 11 - 183 PASE A: 3.1Db ¿A los CU~ritos dlas o meses la pmnez8 a dar (LlqUIDO)a (NPM- BR__~E)? 3.11a &Cuél fu~ el primer alimento a6lldo Que comi6 (NoMaRE)? MeSeS.* . . . . . . . . . . . . . . . . . No recuerdB• . . . . , . • . .•• . Menos de un mes . . . . . . . • . N.R• . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . No la ba dado a no comló alimento sólido . Puré de frutas o verduras• . . . . Puré de carne . Tortllla o pan . Huevo . •. •. •. • Otros (ESPECIFIQUE) N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ._92 ,_9_a ._9_9 i • •• 11}.3 .12 H . 2 ° - . 3.11b ¿A los cuéntoe d(BB O meses la empezÓ B der (SOLIDO) a (NOM- BRE)? 3.12 FILTRO LactanciB Bl último h ! jo. (VER PREOUNTA 3.09) 3•13a ¿Cuéntem vecea le dia el pecho anoche a (NONBRE) entre las 7 de la noche V 1Ba 7 de la ma- ~anB? 3•13b ¿Cuéntas vetes la d lo el pecho •yerdurente el d~a, es decir, en- tre las ? Os la mB~ana V las ? de is noche? 3.1A FILTRO Alimentaclón suplement_B ria• (VER PREGUNTAS ) .10a Y 3 .11a) MeBe@ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _ - - ~o recuerda . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . . . . _9 _7 Menos de un mes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 R.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 Aún la d~ e l pecho . . . . . . . . . . . . . . . . . . YB no la da e l pEchO . . . . . . . . . . . . . . . . ~ - -~3.18 Número de vetes .• . . . . . . • . .•• i i B TEXTUAL N~mero de vaca8 . . . . . . . . . . . . . i i TEXTUAL No le ba dado n i l~qu idos n i sé l idos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . $61o le hm dado s61 idos . . . . . . . . . . . . . Ot ra a i tu~ién . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _1 -~ 3.18 2 J# 3.15b 3 - 12 - 184 PASE A: 3,15a LEn las últimas 24 horas le dio uated s (NOMBRE) alguno de los Bigulentes alimentos: (LEA TODA LA LISTA) 3.15b &En las últimas 24 horas le Oio uBted 8 eu niMo(a) algún a l i - - mento eóliOo o en pepille? 3.16 FILTRO AlimentBción complemsn- taria. (VER PREGUNTA 3.15a) 3,17 LRlguno de los alimentos que men cioné Be 10 dio en una botellB-- com chup6n (mamila U biberón)? 3.18 FILTRO Ebad dei hijo. (VER PREGUNTA 2.24) 3.1g LHan vacunado (vacunBron) a su hlJo? ~120B 3Le pusieron a (NO~BRE) una vac~ na ene l h@mbro contra la tubsr culaai@ (iB que de Ja c i¢8t r i z )~- s!z R__O a) t~ Bolo? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .! -2 b) té con azúcBr o mlel? . _I _2 c) agua so la? . _1 _2 d) agua con azúc8r? . . . . . . . . . . . . . . 1 2 e ) jugo7 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _1 2 f) leche hervida de vaca o de cabra? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 2 g) leshe evaporada o lsche en polvo Nido o Conasupo? . 1 2 h) otro tipo de leche en polvo?., 1 _2 i) algún oiro liquido? . -1 _2 I si . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 i R ,R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .9~ La dio algún alimento . . . . . . . . . . . . . . . No la dlo nlngún alimento . S[ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . . . .o , . . . . . » No, . .« . . . . . . . • . . . . . . . . .« . , . . .« . . . . . . :R.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . S Menos de un mes de nac ido . , , . . M~s de um m~B de nacldo . . . . . . . S i . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . I No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . i ! R .R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 2_- - -~ 3 . la 2 -~ 3,2z 2--~, 3.21 -9 S~ . . . . . . . . . . . . . . . . . • . . . . . . • . . . . . . . . . 1 No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22 No recu2rd8 . « . . . . , . . . . . . . . . . . . . . . . . . (~ ~.R . , . , . . . . . « . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - 1 3 - 185 }.20b ¿Le inyectaron en la nalga a - (NOMBRE) algunB VBcunB para - prote9erlo contra le tosferlna, difteria V tét8noa, es Oeclr la triiRie? 3.20c ¿La dieron elouna vacunB por la boca pare protegerlo contra la pollo? 3.200 ¿La ap l i caron B (NOMBRE) BlgunB VaCUnB COntra el earemiRiOn? 3.21 ¿Qué edad ten la (NDMBIRE) cuenOo lo l l evÓ por pr lmera vez a l - - doctor? 3.22 FILTIRO Condiclón de muperviven- cla del hijo(e). (VEIR HISTOIRIA DE EMBAIRAZOS) 3.23e ¿(NOMBRE) h• ten ldo d iBrree (depos lc i6n) em las ú l t imas 2 semmne~? s i : ¿-Cuán t as veces? - Una vez . - Dos veceB°.o°,,,°$,,,.,,°,.,,oo,° - Ti-es vaca9 . - Cuatro vecea . - Cinco veces o más . . . . . . . . . . . . . . . . m NO recuerdB cuántas veCeSo , . . . . . . No,oo__ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , , . , . . ° , . No recuerda B i }0 VBcunB í~on. , . , , . ° . , N.IR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Sl: ¿~uántas VeCES? -- tJN a vez . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . " Oo8 vBcea . . . . , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - T rB a vetes , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Cuat rD veoEs . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , , - C inco vetes o m~s, . , . . . . . . . . . . . . , - rv O ~Ecue l -dB cu~ntBa vecEo , . . . . . . . NO . . . . . . . . . . . , , , . . . , . , , , . .H , . . . . . . . NO TeCUBí~dE] S~ 10 VacunarDr l . . , ° . . .o . N .R . . . . . . , o . . . . . . . o» , . . . . . , . . . . . . . . . S~ . . . . . . . . . . . . . . . . . , , . . . . » , . . ,» . . , ° . No. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . No recuerbB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . N.R . . . . . . . . . . . . . . . » . . . . . . . . . . . . . . . . . Meses . . . -- - - No recue?da . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 _s NO io ba llevado . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ 9 Menos de un mes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g N.IR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g9 AGtuB lmente v lvo . . . . . . . . . . . . . , . . . . . . Ac tua lmente fB1 lec ldo , , . , , . . . . . . . . . . S~ . . . . . . . . . . , ° , . ° , .o . ° . °° . ° : No . . . . . . , , , . , . . . . . . . . . . . . . . No sabe . . . . . . , . . . . , , . . . . . . . fRASE A: 1 2 _} 4_ _5 6 Z _B 2 _1 z Z _5 _6 2 _B 2 I 2 _8 9 i .11 2- " - ) " 3 .2~ i 1 -t 2 -- 3.24 3 - 1 4 - 186 PASE A: 3.23b &Be le dio e (NOMBRE) aloún tr~ tamlenta o h izo algo contra is diarreB? 3.23c ¿Qu~ Be la dlo a (NOMBRE) contra la diarrea? (CIRCLIE TODAS LAS R~SPUESTAS QUE MENCIONE) 3.2~ FILTRO Más de un hijo nacido vi_ vo B partir de enero çe 1982 (VER HISTORIA DE EM8ARAZOS) 3.25 ATENCION: VER HISTORIA DE EMBARAZOS Y CO- PIE NOM8DE Y NLr4ERO DE OROEN - DEL ~NLLTrMn HI30 NASIDO VIVO 3.26B Suando eBtBba u8tefl EmbarazadB Pe (NG48RE) ¿alqulen la revis~ o examiná Pe su emberezo? (ANOTE TOORS LAS PERSONAS QUE MENCIONE) 13.26b ¿Cuánto8 meses ten~B de embarezo cuando tuvo QU primer revielán? s ( . . . . . . . . . . . . . . . . . NO" " . . . . . . . . . . . . . . ' NO Babe, . . . , , . . . . . , Suero en la vene . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . T~atBrnlento medicamentosos: suspensión, pas t i l lBs , tnvecc ioneB. . SoPres de Beles V azúcar para pr2parBr 5uero 2n cBan.°° . . . . . . . . . . . 5uero V a preparaoo para tomar lo . . . . . Remedlos caseros; sopap té, jugos, fruta, agua de atroZ, atoles, dieta 1~quida, refreBcoa . . . . . . . . . . . . . . . . . . Ot~o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . NO Babe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Más fie un hiJo nacldo vivo . . . . . . . . . . . Otra situecián . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Nomare Númera de arflen No , . . ° . . ° , ° ° . . . . . S(: 6quián IB reviBó? . . . . . . 1 . . . . . . 27 - -3.2~ . . . . . . :3 1 -1 _z _3 6! --I _1 Doctor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .~~ Enfermera (Der tara) . . . . . . . . . . . . . . . . . . PBFte~B emp~?icB COmBd~OnB . . . . . . . . . . . 4 OtFo , , . . . . . , . . « , . . . . . o., . . . . . . • . . . . . . N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 B ) meaeB. . . , . . . . . . , , . . . . . , . . . . . . . . . ! B S mI~sBa. , . . .o . , , . . . . o . . . , . . . . . , , , 7 a 9 meses . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3_ ~o 8Bbe.° . * . . *H , . .»H , . . ,HH. . *° , * , .88 - 15 - 187 PABE A: 3.27 &Qui~n la atenpió en el momento en que nBcló (NOMBRE)? (ANOTE TODA5 LAS PERSONAS QUE MENCIONE) 3.28a &Em dónde Is BtenOieron cuando nacló (NOMBRE)? 3.28b LEI parto de (NO~BRE) fue nor- mal o is hlcleron cesárea? 3,29 ¿PeaBron a su ni~o cuando nBe ió? 3.30 ¿CuAnto tlempo despuéB de que n~ c16 (NOMBRE) is regresó su re- gla? 3.31 &Cu~nto tlempo deapu@s de que na c16 (NDMBRE) tuvo usted relBcl~ nes sexuale8 nuevBmente? ( ' ) (40 a 45 d~as) O~tor* - , - , * , , * ,o* ,o*o* , ** , * , , , , * - , . Enfe~era (parterB) . . . . . . . . . . . . . . . . . Partera emp(rlca cmmadronB. PBrlenteo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . (4 Oiro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Nad le . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~" N .R . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . « . . , . ° . . . . . . . SSA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o £ IMSS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _o _~ ISSSTE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O_ DIF . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . D -9 Otra instltuclón dei goblerno . O -9 Hospital particular . . . . . . . . . . . . . . . D _G Casa de la parteFa . . . . . . . . . . . . . . . . O ' / Casa de la mujer . . . . . . . . . . . . . . . . . . D _8 Otro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 0 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - -9 - -9 Normal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 CeaSte8 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _2 N,R . . . . . . . . . . . . ° ° .o . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 Si: ¿Cuánto pea6? TEXTUAL No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -91 No sebe s i l o pesaron . . . . . . . . . . . . . ~ Mese• . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . , . _ - - "No is ha regresado" . 97 No recuerda . -9 _8 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -99_ Me@ea . • . _ -- "Oespué8 de is cuBrentena" (') . 95 NO ba tenido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -9~ NO recuerda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 "7 Menos de un mes . _9 _8 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9_9 -~ 3.29 - 16 - 188 3. J2~ ¿Le 010 ueted e l pecho a (~RE)? }.}2b ¿Por qu6 no le dlo el pecho e su htJo? 3.33 ¿Dursnte cufinto tlerapo le dlo el pect~) B (NOVI3RE)? 3,3~e ¿Cufil fue el prlmer ellmento 11 quido diferente e la feche ma- teme que tomé ( NOMeRE)? 3.}6b ¿A los cuéntos dIss o meseB le empez5 e dar (LIQUIDO) a (NDM- BRE)? 3.35B ¿Cuél fue el prlmer alimento sólido que comló (NG~8RE)? ~~. . . . .o° , . ° °° , . ° °°°°° . ° . ° . . . . ~o°°° . ° . . . . . . . . . . . . . . . . . , ° ° . . ° N°R. . . . , ° . ° ° , . ° ° . °° . ° . . ° . . . °=° "Murl6 eles horas de nacldo" . ~- TEXTUAL P~E A: • -~7 ~ 3 . )3 ._2 • 9 # 3.¿ I -- ~ 3.36 i _92 _gB_ _99_ MeBeB. . . . . . . . . . . , . . . . . Aún Be lo dfi . . . . . . . . . . Menos de un mes. . . . . . . N,R . . . . . , , , , . . ° . . ° . . . . No le h@ dedo o no tomó oiro alimento liquido . ~ Leche en polvo . 0 2 Leche de v~ca . ~ 3 Atole . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O ce?é . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o Jugo Oe frut~8 . O Caldo de frljol o de pollo . O Refreeco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ OtFOB _09 (ESECIF IQ~) N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2~ Mese~. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . . . . . , . _ _ No recuerda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g Z MenoB de un mes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 B N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95 No le hB dado o no cod~ió B l imento B~l ido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pur~ de f ru t~s O verdurBs . . . .o . . , . . . Pur~ de cBrne . . . . . . . . . ° . . . . . . . . ° . . . . Tor t l l IB o pBn . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Huevo . . ° H ° ° , . ° H H . °° . , . . . . . . . . . . , , O i tos (E5PECIFIQUE) N.R, . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , , . . . . 2-qb ~.36 /4 _6 _9 - 1 7 - 189 PASE A : 3 .35b &A loe cu~ntae d~~a m maaas la empezó a dar (SOLIDO) a (NOM- aRE) ? MeBe@ . . . . . . . . . . . ° . ° . . . . . , . . . , , , . . ° _ _ No recuarda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 _7 Mano6 de un mes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 8 N,R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ° .9 3.~6 ¿H@n v@cunado (vacunaron) a au h i Jo? 3.}7a ¿La pua ieron a (NOMB9E) una ve- cune en el hombro contra la t~ bercu los l s (la que de ja C ica - t r i z )? ) . )Tb ¿La invectaron en la nalga B - (NOMB9E) •igunB vacuna para - proteger lo cont ra la t@afer lnB O l f tar la V t~tanaa, RB declr, la t r ip la? 3 .37c ¿La d leron e lgun8 vacuna por la boca para pro te9er lo cont ra la po l io? 3 .37d ¿La ap l l cs ron e (NOMBRE) a lguna vacune cont ra el eerampión? S i°°°°°° . ° . . . . . . . . . . . . . ° °°° . , . . . . . . ° ~o . . . . . . . . . . . . . ° °*°°°°° . . . . . . . . ° °°° . 2 - ~°R°°° . °° , ° . . . . . . . . . . . ° ° . , ° . . . . . . . . . S~°°° . °°° . . . . . . . . . . . . ° °°°° . ° . . . . . . . ° No . . . . . . . . . . . . ° °°°°° , , . . . . . ° °°° , °°° . No recusrda .° . . , ° . ° . ° . . . . . . . . . ° ° . . . . ~°~° ,° . ° . °°°° , - ° - ° - °° , °°*°° - - - , . - ° °° S i : ¿~uántaa vetes? - Una vez . , . . ° . . ° ° , ° . , ° . . .o . . ,« I - Doa vecea.° .o .° . . . . . . . . . . . .° .° .°° 2 - Tres vecea . . , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 - Cu@tro vecee, . . . . . , , .° . , . . . . . . ° ¿ - C inco vacas O m~e . . . . . . . . . . . . . . . . 5 - No recuerda ~uántas vacas . . . . . . . . _6 N__o . . . . . . . . . . . . . ~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 No recuerda ai 10 vacunaron . . . . . . . . . _8 N .R . . . . ° . .o , °°°° . . . . . . , ç ° . . . . . . . . . . . .9~ Sl: ¿'Eu6ntas veces? - Una VEZ. . . . . . ° . . ° . ° . . . . . . . ° . . . ° . I - Dos vecea. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 - Trea vetes . . . . . . , . . . . . . . . , . . . . . . , - Cuatro vetes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~[ - Cinco vecea o más . . . . . . . . . . . . . . . . - NO recuerda ~uánta@ vacas . . . . . . . . No. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . NO recuerda s i lo vacunaron . . . . . . . . . N .A«. . . , , , . . . . . . . . . . . . . ,,., . . . . . . ,. S~ . . . . . . . . . . . . « , , . . ° ° . ° . . ° . . .« . . °~°° NO, .o . , ° .« . . . . . . . . . . o« . , . , . . . ° . . . , . . ~o Pecuar0B~. . ° . ° .«° .« . . . . . . . « . .o~o« N«R.« .« , .« . . . . . . . . ° . , .«« . .« . . . . . . ° . ° -~ 3 .38 • - 16 - 190 PA5E A: 3.38 &Qu6 edad ten~m (NCMBRE) cuando Is llev6 por primera vez al - - doctor? MeaeB, . , . , o , . , . o.oo.o,°.,.°,., _ Na recuerda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ 6 NO la ha llevado . 9 __7 Menos de un mes . _9 _B N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . --9--9 3.39 FILTRO Condlci6n de auperv lven- Actualmente vivo . cla da l hl jo(a) - (VER HISTORIA DE EMBARAZO5) Actualmente muerto . . . . . . . . . . . . . . . . . . i 3.AOs ¿(NOMBRE) ha tenldo fllarrea S( . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( '~c i6n) en las últimas 2 semanas? No . ).AOb ASe la dio a (NOMBRE) algún tr~ temlento o hizo algo contra la diar~ea? ).ASo &Qu6 ae la dlo a (NOMBRE) contrl la d lar rea? (CIACULE TOOAS LAS RESPUESTRS QUE MENCIONE) 3.61 FILTRO Más de das hiJos naci-- doe vivos a par t i r de enero de 19(52. (VER HISTORIA DE EMBARAZOS) }.A2 ATENCION: VEA HISTORIA DE EMBARAZOS Y CO- PIE NOMBRE Y NUMERO DE ORDEN - DEL ANTEPENLLTIMO HIdO NACIDD VIVO ).~)a Cuan~o estBba uated e~¿arazada de (NOMBRE),¿algulen la reviaó O ex~ln6 de au embarazo? (ANOTE TOOR5 LAS PERSONAS QUE MENCIONE) No BaNe°° , °° , °° . °° , . . . . . ° . , . . . ° ° . . . . S~.°° . . . . . . . . . . ° ° . . . . . . . . . . . ° , °« No , . . . . . . . . , ° , ° °° . . . . . . . . . ° . .o°« No saOe. . . ° . . . . . . . . , . , , , . . . o , , . , 1 z -~, 3.AI i 1 z ,-- )~A1 _3 1 Z_ - 3.~1 Z i I I _2 Z zl P ! 2_- 4~ t,.ol i i 3 1 -~ 3A« Sueco efl la varia° . . . . ° ° . ° . . . . . . . . . . TratBmlento medicamentoso: Suspenal6n, pastlllaa, Inyecclones. Sobres de salee V ezúcar pare prep@rar suero en casa. . o Suero V a preparado para tomarlo . Remedios caseros; sopa, té, Jugos, f ruta, agua de ar roz , a to les , dieta l{Nulda, refreacoa . . . . . . . . . . . . . . . . . Otro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ I I NO sabe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Más de doa hl jos nacido• vivo• . . . . . . Otra sltua:16n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . NOM8RE NL~ERO DE ORDEN No. . . . . . . . . . . . . ° .o .o° . ° . . ° , . . . . . . . . ° si: ¿quI6n l a revia6? I O~tor . Enfermera (par te ra ) . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 Per te ra empi r i ca comadrona . . . . . . . . . . Ot ro . . . . . . . . , , . . , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . N .R . . . . . . . . . , . ° . . . , . . . »o . . . . . . . . . . . . - 19 - 191 PASE A: ] .&]b ¿Cu~ntos meses ten~a de embsrszo suando tuvo eu prlmers reviei6n' 3.&& &qut~n l a stendló ene l momen- to en que nscló (NDMBRE)? (ANOTE TODAS LAS PERSDM~S QUE ME~IO~E) 1 ~ ~ meses . , . , . . , . . , , , o , ° . , . ° , . . , ° ° .! & ~ 6mmses . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7 B 9meses . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 NO sebe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . B N-R.H-°°o . ° - ° - . - . . . ° . - . - . ° . . - ° °° . . . -9 Doctor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . E,fermerB (parters) . . . . . . . . . . . . . . . . . Z Psr ters empírica comsdron8 . . . . . . . . . . Psr lente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . . . . . . . . _¿ Otro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Nsd le . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6 N°Ro . . °° - ° - - - ° ° , ° , , - , ° - ° -=-o°° , . , , ° , 3.NSa ¿En d6nde la Btendleron suan- do nscló (NOMBRE)? S~. . . ° ° ° . . . . ° . ° ° ° ° °° ° o° . * . . . . o °° ° Q ~~ IMSS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _0 2_ ISSSTE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O_ 3_ OIF . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _o_~ OtrB Inst l tuci6n dei ~goblerno . . . . . D_ 5 Hospital pert lcu lsr . . . . . . . . . . . . . . . 06 C~sa de la psrtera . . . . . . . . . . . . . . . . O q l Casa de la muJer . . . . . . . . . . . . . . . . . . O (3 Otro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ! 0_. N .R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9_9 3. ,5b ¿El p~rto de (~OMBRE) fue nor- mal o is hlcleron ¢es~rea? 3.&6 ¿Pessran s BU niBo suando ns- c167 3.A? ¿CuPrite tiempo después de que naci6 (NI~MBRE) la regras~ su regla? Ces~rea . . . . . . . oo° . . . .o . ° . . . . . . . . . . • N.R . . . . . . . . . . . . ° ° . . . . . . . . . . . . . . . . . . S{: ¿Cu~nto pesó? TEXTUAL No°« . . °°°oo°«o°o° . °°° . . . . . . °o°°°°° ~ Z No sebe si 1o pe~eron . . . . . . . . . . . . . 9 Meses . . . . . »°°°o , , °«o .o°° .« , ,o°° , . . ~ "No la hs regrgs~do n . . . . . . . . . . . . . . ~ NO recuerde . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 N- Ao°-°Hoo°oooo°oo°°,°H-°°ooo°°o -9 -~ ».«6 - 20 - 192 PASE A: laclonas aexualea nuevan~nte? "Deapués Oe la cuarentene"(') . 9 5 No he ganido . ( ' ) («0 = A5 DIAS) 3.çSll ¿La dia usted el pecho a (N~BR£)? 3.¿9b ¿Por qu~ no le dtu el pecho a eu hlJo? 3.50 ¿Durante cuénto tlempo iR dlo el pecho a (NOMBR£)? 3.51a &DuAl fue el primer alimento l~quldo diferente B la le- che materna que tomó (NO_~M- aRE)? 3.51b LA loa cu~ntos d (as o meses 17 empez6 a dar (L I0U IDD) a (NOM~BRE)? No recuerda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . --gl Menos de un mea . 9 S N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ D~ . . . . . . . , , ,H , , . . . . . . . . . , o , ,o , . .o . . . NO, , , . . . , , . , , , o , , , , . . . . . , , , , o , ,o , , , , N ,R . , . . . . . , o , ,o , , ° , , . . . . . . , , . ,H , , ,o "Mur i6 a las ho~Ba de naclao" . ,. TEXTUAL ! -~3.~ 2 g ~3.58 i ~ - - 3.53 I Meses . . . . . . . . . . , . . . . . . . . . . , . . . . . . . ¿ún Be lo da . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Menos de un mes . . . . . . , . . . . . . . . . . . . N.R . . . . . . . . . , . . . . . . . . . . . . . , . . . . . . . --i 9?b ¸ I 9g! --! NO le ha dBflo O no tom~ ot~o al imento l~quido . O _11~~Db}.52a I Leehe en polvo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~~i i Leohe de vaca . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~3! i 3ugo de frutas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~~I Caldo de f r l j o l o de po l lo . . . . . . . . 0_7 1 DtroBRefresc° . . . . . . . . . ; . . . . . . . . . . . . . . . . O 8 o gl (ESR[CIFIqlE) ! N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 g í - - - - I i Meses . . . . . . . . . ° . . ° . ° . . . . . . . . . . . . . . - - - - i I No recueraa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ ! t 81 Menos de un mes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~- - i N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 i - 21 - 193 PASE A: ).52a ¿Cuél ?ue el prlmer alimento e6lldo que comlé (NOMBRE)? }.52~ LA los cuéntom G~mJ o meeee la empezé a dar (SOLIO0) a (NDMBRE)? 3.53 ¿Hen vacunado (vB~unBron) a eu hiJo? 3.54a ¿Le pueleron B (NOMBRE) une vBcuna ene l hombro cont ra la tuberculomie (la que Ge- ia ClcBtrlz)7 ) q4b ¿Le Invecta~on en la nalga B (NOMBRE) alguna vacunB DBIa protegerlo contra la tos fe r lna , d i f te r la V tét_e nos, es declr la trlple? NO la h8 dado o no comi~ ~l lmento B~l ido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Puré de f ru tas o verGuraB. . , . . . , . . . . 2 Puré de cBme . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Tor t i l lB o pan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ¿ HuevO,o . . . . ° . ° . ° . . . . . . . , . . , , ° , , , . . . , O&roB --6 (ESPECIFIQUE) NR.° . o ° , °°° . . . . . . . ° . ° ° , ° . . . . . . . . ° °° , 9 Meae~°o °° ° . . . . . . o°° , °o . . . °oo°° . . . . m - - NO recuerda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _97 MenoB Oe un mea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 -9 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -99 Si . . . . . . ° °° . °°° . . . . . ° . . . . . . . . . . ° °° . . .11 No° , ° . ° . ° , °° , ° . °°°°°° . °° . . ° , ° , . . . . . . 2 ¸ NR. , . ° oo°°o .° . °o .o°°° . °o ,o . ° . °° , °°°° 5~° ,°° , . . . . . . ° , ° °° , ° ,o . . ° . ° °°° .o . ° . ° No . . . . . . . . o . °o°o ,°° , ° ,o°o° , °°°° ,o° . . 2 No r~cue~GB . . . . . o°°°°° . . . . . . °o , °° . .o -9 N°R°o ,° , °°°° . . . . . . . °o°° . . . . . . . . o° , °° -9 S~: ¿'Cuántas remes7 - Una vez . , , , . . , , . . . . . . , ooo . , . . . . . o . 0o~ veceé , o .oooH. , . . . . . . , o , .H .o . T r~B veceéoo ,oH. . . . . . . . . , . . . , oH - CuBtro veŒeB. . . . . . . . o . . .o . . . . . o . . - C inco vacas o ma~. . . . . . . . . . . . . . , . - No recue~dB cuéntés ve=Rs . . . . . . . . No . .o , . . . . . . . . . , o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . No recuerdB si l o vacunaron , , , ,o . , . . -9 N.R, . . . . . . . o ,ç°°°°° , , . .o° , ° , ° . . . . . ° , -9 3.5) - 22 - 194 PP~SE A: 3.5~c ¿La dleron alguns vecune por la bOCa pers protegerlo conm t re l a pollo? ) .5~d ALe s~l l ceron 8 (NO~BRE) a lgu - ns VBcuns contra el sar~- plÓn? 3.55 ¿Qu~ eded tenle (NDMBE) suando lo l levó por prlmera vez al d~tor ? • .56 F ILTRO Cond lc lÓn de BupRrv iven- c lB dei h l jo(8) . (VER HISTORIA DE EMBRRAZDS) }.57a &(NOMBRE) ha ten ldo d la r rea (Oeposician) en i ce ú l t imas 2 @emanes? }.5~b ¿ge le dlo e (NDMBRE) Blgún t ra t8mlento o h izo algo contra la d ls r rea? 3.57c ¿Qué Be la d lo e (NOM8RE) con- tra 18 d l8rrB8? (CIRCUL[ TOOAS LAS R[SPUESTAg QUE MENCIONE) s i : ¿~u6ntas vecen? . Une vez , . . . . . . . ° * , °° . ° , ç . . . . . . . . . -Ooe VRCeB. . . . , . , , o°°o , . . ° . . . . , . , . Tres veceB. , . . . . , . ° . . . . . . . ° . . . . , - n - R i . Cuatro VaCaS. . ° , , . ° ° , , . , , . . . . . o . . A ! - Cinco veceso m~8 . . . . . . . . . . . . . . . . - No recuerda ¢u~tas veceg . . . . . . . . N.~D,,°°,ç°ç., . , .°°°. .°. ,ç.°. ,°.° . . . . Z NO recuerde e l lo vecuna i~n . . . . . . . . N .R . . . . . . . ,°. ,°.ç . . . . . . . . . . ° .° .°°.° , i i Si ,° . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . °° , . . ,ç . . °o No, , , . . °°° . . . . . . . . , , °° , . °°°° ,o° . .ç , ° NO recuerda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . N,R, . . . . . . . . . . . . . . °°° , ° .ço° . . . . °o . . . » i MeBee°° . , ° °°°° ,o° , . , . ° . . . . . . . °.o. _ -- No reou~rda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 No lo ha llevedo . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ ! Menos de un ~e . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~8 I I Actualmente v ivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Actua lmente fe l lec ldo . . . . . . . . . . . . . . ~- -~) .g f l i i g~°çç . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ° . °° . . . . . . . No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2~ No sabe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 -- 3.5B i t S~. . . . . . . , . . . , ° , , . . . . . . , . , . . . ° . . . . . . -} No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 m 3158 NO BBbe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 I l Susto en i s vens . . . . . . . . . . , . . . . ° . , . . Tratemlento medicamentoso: 5uspens lón, pes t I l l as , lnvecc lones . . . Sobres de se les V azúcar para preperer susto enceBs . . . . . . . . . . , . . Susto V s preperedo para tomer lo . . . Remedios ceseros; soda, t~, jugos, fruta, agua de atroz, atoles, 6 le te I~Quids, re f reecos . . . . . . . . . . . Otro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . No eeoe . . . . . . . . . . . . . . . ° . . ° . ° . . . . . . . . - z 3 - 195 PASE A: 3 .58 F ILTRO M~s de t rea h l Jos na¢ idoa v ivos a per t l r de enero de 1982. (VER HISTORIA DE EMBARAZOS) 3.59 ATENCION: VEA HISTORIA DE EMBANAZOS Y CO m PIE NOMBRE Y NUMERO DE ORDEN DEL HI30 riaCIDO VIVO ANTES DEL ANTE- ENL IT IMO ) .60B Cuando es tabB us ted emb@raz@ds de (NOMBRE),¿algulen is rev l s6 o ex~lnó de su Emberazo? (ANOTE TOOAO LAS FER5ONAS QUE MENCIONE) ) .600 LCuAntos meses Een(@ de e .~Br~ zo cusndo tuvo eU pr imer@ te m v i s lón? ).61 ¿Qulén la atendi6 enel momento en que nacIó (NOMBRE)? (ANOTE TODAS LAS RERSONAS QUE MENCIONE) 3.62e ¿En d6nde la BtenSieron cuanNo nacl6 (NOMBRE)? M~s de t reBh i Jo~ nBc iNos V IVOS . . . . . . l 0tre e i tuac i6n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~, NOMBN{ NUMERO DE ORŒN F~ NO., , . . . . . . . . .°. . . . . . . . . . ,o. , . . . . . . . ! ' SI: ZEulén la rev l sS? ooctor . . . . . . z i I Enfermera (perterm) . . . . . . . . . . . . . . . . ~1 Par tera emp(r i ca COmBdrons . . . . . . . . . & _ . . . . . .°. . . . . . . ° . . . . . . . °H . . . . . 5 OEro N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . . . . . . . I a ] meses . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . &B 6 mesms. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7 a 9 meses . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . NO Babe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . N.N . . . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . . D~tor , . . . . , . , , « . , ° . , . . o .« .«°° . °o .«° EnFermErB (portará) . . . . . . . . . . . . . . . . . Pa tear8 empí r i ca ~omadrona . , . - . • Par lente . . . . . . ° . . . . . . . . . . . . . . . . . ,. Otro . NBdle . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~,N . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .o. - -~ &.01 - )~ ».61 1 2 _9 _o1 SOA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . IMSS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o ISSSTC . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . E~ O IF . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~~ 0Era ins t i tuc lón Nel gob ie rno . -O Hosp i ta l par t l cu i8 r . . . . . . . . . . . . . . . -O Casa de la pBr tere . . . . . . . . . . . . . . . . O ! CBSe Os 18 mujer . . . . . . . . . . . . . . . . . . O Otro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ! N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~g - 2& - 196 PA5E A: Normal . CesArea . N.N . °.,°,ç°°°°,o,°.o°,.°°.ç. ).62b ¿EI perto de (NO~8RE) fue nor- mal @le hlc1~ron ceeárea? ).6) &PesBron a su nlflo euando nec16? ) .¿~ ¿Cu~nto t lempa despuéa de que nac16 (NOMBRE) le regres6 eu reglB? ).65 4Cuánto tlempo Oespu~s de que nBci6 (NOMBRE) tuvo usted re- l ee ionee aexue les nuevBmente? ( * ) (4D e 45 d~es) 3.66B &Le dia usted el pecho a (¾(]14- BRE)? ).66b ¿Por qué no le dlo e l pecho a au h l jo? 3.69 ¿Durante cuánto tlempo le dlo el pecho a (NOMBRE)? S~: ¿Cuánta pea67 TEXTUAL Na . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -9 2 NO Babe sl lo pesaron . g M~see . . . . . . . . . . . . . . . , . ° . , , . o , ° . . , , _ -- "no ie ba regFeBaoo" . . . . . . . . . . . . . . __9 Na recuerOa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 _B N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -9_9 Meses. . . . . . . . . . . . , . . . . . . . ° . , , . °» . . ~ - "Despuía de la euarenteaa" ( ' ) . . . . . 9 no ha ten ido . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 No recuerda . . . . . . . . L . . . . . . . . . . . . . . ~ 2 Menos de un mes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -9 N,R . . . . . . . . . . . . , . . . . . . . , I No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~i ! n,R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . £i "Mur l6 a las horas de nac ido" . . . . . . . ~! TEXTUAL Mese8~ . . . . . . . AÚn se lo da . _9-9 -~ 3.67 &.01 9? , Menos de u• mea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 81 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . £ -9 - -~- - ),?0 - 25 - 197 3.6Be ¿Cu~l f«e el prlmer alimento 11 quldo diferente a la leche ma- te rna que tom~ (N~BRE)? 3.68b ¿A los cuAntos d ias o meses le empez5 s dar (LIQUIDO) a (NOM- BRE)? 3.69a ¿Cuél fue el primer alimento a61 ido que comi~ (NOMBRE)? 3.69b ¿A los cuántos dfas o meses le PASE A: No le ha dado o no to~í o t ro a l imento l(quldo . . . . . . . . . . . . . . . . . ~~i Leche en po lvo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O Leche de vaca . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _D )--i i ~to~° . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~- ~-i Caf~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O 5, Sugo de frutas . O 6 i J Caldo de frijol o de pollo . 0 7! I Ref resco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . D.D " B! i I Otro~ i _o_9 (ESPECI FIQUE) N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _99 MeBe8 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ ~o recuerde . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _92: Menos de un mes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 _8 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9_9 No le hB dado O no c~i~ alimento sólido . li I Pur~ de f ru tas O verduras . . . . . . . . . . . ~I I Puré de carne . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~I I Tor t i l lB o pan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~i Huevo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Otro8 (ESPECIFIQUE) ~.R .° . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Meses . . . . . . . . . . . . . . . . . , , . » . . , . . « . . _ - empez5 a dar (SOLIO0) a (NOM- ORE)7 }.70 ¿Hen vacunado (vecunaron) a eu h i jo? ) . ? la ¿La pus ie ron • (NOMBRE) una v8cuna ~n a i hOmbPo contF@ la tubercu los ia ( la que de- Ja c i ca t r i z? No recuerda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Meno@ de un r~B. . . . . . . o .o . . . . . . . . . ~ N .~. , . . . . . . , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~~ / S~. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . , . » .« , , . . . I Na . . . . . . . . , . . « . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _~~ N.R . 9: --~,3.69a S~ No recuerda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81 N .R , . . . ° . .« . . . . . , . o .ç . . . . . . . . . . . . . . . 3.70 -~ 3 .T¿ - 26 - 198 PASE A: 3.71b ¿La invectaron en l a na lga a (NOMBRE) a lguna vacuna pare proteger lo cont ra la toafe- r lne, d l f te r la V tétanos, es Oec l r , la t r lp le? }.71c ¿Le d leron a lguns vacune por la boca pare Rroteger lo con- tra la po l io? }.? ld ¿te ap l l caron a (NOM8RE) alguns vecuna contra el eaIemplón? 3.72 ¿Qué edad tenl8 (NDMBRE) cuenOo lo l levó por prim~ra vez ai doctor? 5i: ¿'~u6ntas vetes? - UNa vez . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Dos vacas , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Tre 8 veceB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Cuet r O vece8 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Cinco veceDo m~e.o . . . . . . . . . ° . ° . . - NO recoBrO8 cu~nt~s veteS . . . . , . . . No . . . . . . , . , , * . . * ° . . . . . , . . , . . * . , , . . , , No recuerda si lo vacunBron . . . . . . . . . ~ .RH. . . . . . . . . ° . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Si: ¿-CuAntem vacas? - Una vez . . . ° . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - Dos vetes . o . . . . . . . ° . ° . . ° . . ° . - Tre 5 vecee. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ i . CuBtro veces . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ : - Cinco veceso m~s . . . . . . . . . . . . . . ~ i - No recueroB cuénta5 vacas . . . . . . . _6 NO. . . .H* . . . . ° . . * . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ ; ~0 FecuerO8 ai Io vacunal~o~ . . . . . . ~ ! N°R. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ i S i° . * . . . . . . . . . . . . ° . . . . . o . . . ° . . ° *° . . "1 NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ° . . . . . . 2 No recuerd8 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _8 N.A. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g Meses . . , .- . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ - i ) NO recuerda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 6 ! No lo Ra l levBdo . . . . . . . . . . . . . . . . . 97 Menos de un mes . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 _8 N R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9_9 }.7} FILTRO Condición de supervlven- Actualmente vivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . c le de1 h i jo(a) . ActuBlmente fal lecldo . . . . . . . . . . . . . . ~. ,~ .01 (VER HI5TORIA DE EMBARAZOS) } .? , s ¿(NDM8RE) ba tenldo dlarre8 51 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . (depes ic ión) en las ú l t imas 2 aem8n8B? No, , . * . . . . * , . . , . . . , . . * . . . . . . . • . . . . . No sebe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3_ - ¿ .01 - 2 7 - 199 P~E ~ : ) .?¿b ¿Se le d io a (N~BRE) s lgún t re tamlento o h l zo a lgo cont ra 18 d lar res7 3 .74c LQu6 Be le dlo a (NDMBE) con- trs iB d ia r re@? Sl . . . . . . . . . . . . o°°. . No.° , .o . , . °o . . . . . . . . . . No sabe . . . . . . . . . . . . . . . ! 2 ° 3_ SUB~O e~ i@ ven@. . . , , , . . . . . . . . . . , . . Tratamlento medlc@mentoso: (CIRCULE TOOAS LAS RESPUESTAS QUE MENCIONE) Suspensi6n, pas t l l l s s , invecciones. ~ Sobres de sales V ezúcar pmra pT~p3F8T SU~FO em C8Ba. . . . .« . . . . . . . Suero VB preparado pare tomar lo . Remedlos caseros; sopa, té, jugos, fruta, agua de atroz, atoles, d le te l fqulda, ref rescos. . Oiro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . «. . . . . . . . No sBbe. . . . . . . . . «o. . . . . . . . . . . . . . . . . - ~ .01 - 2B - 200 IV. ANTICON~EPCION R.01 Me gustar |e hacerle algunes preguntas sobre un tens d le t ln to , Exlsten varias medloB que p~de u@Br una parei@ p@~e no tene~ Mij{~s P~~a ~et~a@Br un e~B~8ZO, -¿Quis ier@ usted ~eclrme de ou~ casca O métodos h• o~da hablar? NOTR: - PARA CADA METODO QUE MENCIONE ESPONTANEAMENTE, CIRCULE EL O]DIGO 1. - PARA CADA METODO QUE NO MENCIONE ESPONTANEAMENTE, LEA SU DESCRIPCIOM Y DESPUE5 PREGUNTE: PARA CADA "Sl « EN ~.01PRE~U~TE: 6.02 LHa usado (p~Bcti¢@do) uated (o su compa~ero) (METODO) a~ guna v~z para no qu~_ dar embara- zada? - ¿Ha oldo hBbl~r de (METDDO)? , L A) PASTILLAS O PILDORAS 51, eBpontRneB~ente . . . . . . . . . . . . . . . . . . -1 Sl . . . . . . . . . . . . . . 'Una de 1Ba cabas Que una mujer puede hB- S[ t con svudB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 NO . . . . . . . . . . . . . . 2 i te r pBrB no Que~ar embarazaDA ee tomar una pBat l l l a todos los d~as ' , NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 N.R . . . . . . . . . . . . . 9 I I I r B) DISPOSITIVO, DIU O APARATITO I SI, eapontáneBmente . . . . . . . . . . . . . . . . . . _1 $I . . . . . . . . . . . . . . ~Una mujer puede ped i r le a un m~dica que 51, con avuda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 NO . . . . . . . . . . . . . . 2 , le coloque um BpBrBtlto de pl6stlco en lo -- -- : matr iz pare na quedar embaçaZBdB'. NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ N.R . . . . . . . . . . . . . _9 i I i i i C) INYECCIONES O AMPOLLETAS 5| , espont¿neBmente . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 51 . . . . . . . . . . . . . . 1 'Algunaa mujeres se ponen uns invecciRn- RI, con Bvuda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 No . . . . . . . . . . . . . . 2 C@dB mea o do~ meses para na quedBr emb@ -- -- razades ' . No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3_ N.R . . . . . . . . . . . . . g ! I I L I 0) OVULOS, 3ALEAS, ESPUMAS O DIAFRAGMA 51, e@pont¿neemente . . . . . . . . . . . . . . . . . . -1 51 . . . . . . . . . . . . . . q IUna muJeç puede co locarse un diafragma o usar tB~letBB espumantes, una crema u óv~ 5[ , COn eVUd@ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2- NO . . . . . . . . . . . . . . _2 los vBglnBles BMteS de tener rela=iones - eexuales para no quedar embBrBzada', i NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 N.R . . . . . . . . . . . . . g , E) PRESERVATIVOS O CONDOIk~_S I RI, espontaneamente . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ S~ . . . . . . . . . . . . . . ~ i 'Algunas hoFAbre@ uaBn un condRn o bo ls l - I ta de hule durante iBs relacioneB oexua- 51, con avuda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2. No . . . . . . . . . . . . . . -2 lea para que Bu muj~~ na quede ~~BrBZB- de' . ~o . ~ N.R . 9 I [ I F) OPEDA~ION FEMENINA O LIDADUDA 5| , e@pontáne¿~nte . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ 51 . . . . . . . . . . . . . . 'AigunaB mujBreB h@n B~da opeFadaB para 51, COn @vuda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2- NO . . . . . . . . . . . . . . 2_ na tener más h l josL NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ N.R . . . . . . . . . . . . . I I I G) OPERACION MASCULINA O VASECTOMIA 5(, eapont~neB~ente . . . . . . . . . . . . . . . . . . -1 Si . . . . . . . . . . . . . . 'Rlgunos honres han Bldo operados perB 51, con BVUdS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2- NO . . . . . . . . . . . . . . -2 no tener m~B h l joa ' . No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 N.R . . . . . . . . . . . . . 9 H) RITMO, DALENDARIO, ABOTINENCIA PERIDDIDA, 5(, eapontRneBmente . . . . . . . . . . . . . . . . . . _1 S~ . . . . . . . . . . . . . . TEFa4OMETRO O EL BILLINB5 'Algunas pateias no t lenen relaciones - $1, con BvudB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2_ NO . . . . . . . . . . . . . . 2- BeXUB~eB En c ler toB d(a@ del mea Da?B - NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 N.R . . . . . . . . . . . . . g que la muje~ no quede emb~~azedB'. -- - - I ) RETIRO O COITO INTERRUMPIDO ~~, eBpont~neBmente . _1 Sl . IAIQuno~ hc~b~e@ tleneD ~gldBdo durBnte e l acto ~exuol, y 9e re t l ran anteB de - R~, con eyud~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ NO . . . . . . . . . . . . . . 2 te~minB~ para que su mujer no Quede em- b@~@ZBd@ i . NO . __3 N.R . 9 O) OTR05 (Como t~a, yerbas, etc.) (ESPECIFIqUE) 5~, eapont&neBmente . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 5 f , con aVUde . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2_ NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . No . 2 N.R . _9 - 29 - 201 PADC A: ~.0) FILTRO Alguna vez usuarla de cualqulem método. (VER PREGUNTA A.O2) A.OA FILTRO Alguna vez usuarla de r i tmo, (VER PRE6UNTA 4.02) ~.05 ¿Cuando u8ó el ritmo por úl- tima vez, cómo 8abiB em quá dlas no pod~a temer faleci 2 mea aexuBlea? Ritmo: calendario, abatinencia periód~ - - ca, te~Smetro, Billings. A.O6 ¿Actualmente uateP o 8u pa- reja está haciendo algo para no temer hijoa? ¿.D7 ¿Qué está haciendo usted o su psreja para no temer h~ ide? (EN CASO DE QUE MENCIONE MAS DE UN METODO, ANOTE TODOS Y EN LAS PREGUNTAS SIGUIENTES REFIE RADC AL MAS EFECTIVO, ES DECIR, AL PRINER I4ETODO QUE APAREZEA MARCADO.) (SI MENCIONA INYECCIONES PREGUN- TE SI ESTAS SON CADA MES, CADA DOS O CADA TREm MESES). AiDuna vez usuaria . . . . . . . . . . . . . . . . . . Nunca uBuer ia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 - - -~A.61 Alguna vez uauerla de r i tmo . . . . . . . . . Nunca usuerla de r i tmo . . . . . . . . . . . . . . ~- - -~A.D6 Baaeda en celenderio . . . . . . . . . . . . . . . . Basada em temperatura baaal . . . . . . . . . Basada en meto cerv ica l . . . . . . . . . . . . . (MétoPo Pe Dilllngs} 8asada en temperatura V moco cerv ica l . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Otro (ESPECIFIQLE) N.R . No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ ~«.15 N,R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . OperBciCm fRmenlna (ligadura) . O Operación masculina (vaeectom~B) . ~ Pe8tllla8 . ~ Invemcinnea - MenBueles . Ç - Bimen8ualeB . . . . . . . . . . . . . . . . O - Trlme8trBlea . . . . . . . . . . . . . . . O DIU . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Œ Diafragma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Ç Condenes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O Ovulos, j a leaa o eapumaa . ~ -} Ritmo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ - - ¿ .Og Ret i ro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 2 Aborto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~E7 .ZSa L8ctBnc lB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Oiro 2 (ESPECIFIQUE) ~,R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 - )0 - ,202 PASE A: A.08 ¿OÓndR consioul¿ (METOOO MAS EFECTIVO) cuan~o la ~pez6 8 uaBr? (&Dónde la(la) operaron?) I Operaci5n: femenlne o masculina, Q.Og ¿Daade cu~ndo USe (METODO MAS EFECTIVO) ain interrupciOn, es Oecir, ah forma continua7 (¿CuAndo la(la) operarcn?) OpersciOn: femenlne o masculina. ¿.10 ¿Actualmente usa (METODO MAS - EFECTIVO) pare no que~Br emba- rBzada Bólo por un tlempo o p~ te V@ no quedar emb8r@zeda nu 2 CB més? (¿UsteO Be o_~er5 para no quedar embarBzeda Bl'¿~õopor un tiempo o pare V a no quedar en~~arazeda nunca más?) OperaciOn: femenlna o masculina. A.11 FILTRO M~todo actual (VER PREGUNTA Q.O?) A.12 ¿Ha teniOo elguna molestia o problema Os salud por el uso de (METOO0 MAS EFECTIVO)? IMOS - Cl[nio@ u hospital . . . . . . . . . . . . . . O - Ciinica Conasupo o Coplamar . . . . . 2~ I I SOA - Cent ro de S@iud u hospital . . . . . . 2 - EncargBd8 o auxiliar de c(~unid8d.O iSSSTE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22 OiF . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22 IEMEX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Z DEFERSA (SBnidBd Ml l l te r ) . . . . . . . . . 2 Otra inst l tuclón del goblerno (Hospital C iv i l o Unlver8ltarlo, Marina, SARH, ORA, DDF, Tlenda Conasupo , etc.) . . . . . . . . . . . . . . . . . . O -9 MEXFAM (antes FEPAC) . . . . . . . . . . . . . . ~0 F8iq~Bci@ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Con8ultorlo, cl~nica u hospital privado . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ PBrter8 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Pr{~otorB: ¿Os qu~ in8tituciÓn? 1L Oiro g __7 (E5ECIFIQUE) N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -9 -9 TEXTUAL Oólo por un tismpe (ESPACIAR) . No queOBr embBrBzBdB nunca mAS (LIMITAR). Otro (ESFECIFIQLE) N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -9 Dper8ción femenina o masoullna, ritmo o re t i ra . _1- CualQuler otro método . . . . . . . . . . . . . . 2 s i . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _2- ~~~, -~ 4.14 - 31 - 203 PASE A: h.13 ¿Cu~l es la prlnclpBl mole@- tle o problema de 8alud que ha tenido? (CIRCULE TODAS LAS RESPUESTAS DE LA ENTREVISTAOA) A.14 ¿Actualmente dónde lo cana ! oue? EN CASO DE OlU PREGUNTE; ¿A dónde fue a 8u última revtsl~n? Sanas de vomltar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 1 Vómito . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . D Dolor de cBbez8 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Ausencla de BBnOrBdo . . . . . . . . . . . . . . O Sangrado abundante o prolongado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 Sangrado intermen8trual . . . . . . . . . . . D ManchBdo intermenotruBl . . . . . . . . . . . _9~ CBr~blo5 ene l carActer . . . . . . . . . . . . O VArlces . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O Aumento o dlsminuclón de peso . . . . . ~ ReQIB dolorosa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~1 InfecclÓn vaginal . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Irrltaclón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Alergia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Ot ras 15 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9_9 IMSS - Cl~nlca u hoapltBl . . . . . . . . . . . . . . O - CllnlcB ConBBupo e OaplsmBr . . . . . O SSA - Centro de aolud u hc8pital . . . . . . O - EncargBdB O auxiliar de comunidad. D ISSSTE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ DIF . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O~ PEMEX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ 7 DEFENSA (SenldBd Mi l i ta r ) . O Otra in8tltuclón del goblerno (Hospital Civil o Unlverslt8rlo, MBr•na, SARH, SRA. DDF, TiendB ConB~upo, etc) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Ç MEXFAM (antes FEPAC) . . . . . . . . . . . . . . ~ FarmaclB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Consultorio, al(nicB u hospital privado . ! Pertere . ! Promotors: ¿De qu~ Institución? Otro (ESPECIFIQUE) N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . - 9 9 - 32 - - - 4 .21 204 PA@E ~i 4.15 &Qu~ fue lo último que hici~ ron uatad o @u p@reja para no tenar hlJos? (EN CASO OE QUE ~ENCIONfi MAS DE UN METODO ANOTE TODDS Y EN LAS PREBUNTA5 5IGUIENTES REFIERA5E AL MAS EFECTIVO, ES DECIR, EL PRIMER METDDO QUE PPANEZCA MAR CAOO. ) (SI MENCIONA INYEDCIONES PREGU_N TE Sl ESTAS ERAN CADA MES, DA- DA DOS O CADA TRES MESES) ¿.16 &Dónde conslguió (METODO MAS EFECTIVO) cuando lo empez5 B usar7 (&Dónde la(lo) operaronT) Operacl5n: MasculInB. Operaci8n ~scul lna (vaaectomla) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . D_ --1 PastillB~ . O 2 Inveccionea - Mensualea . ~ m 8imenBualea . ~4 - Trlmeetrale8 . ~ DIU . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O Diafragma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ CondoRes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ .aS Ovulo8, jBleas o espumas . ~ I Ritmo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Retl~o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 1 Aborto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~2"- Lactencla . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 3 Dtro I A N.R. (ESPECI FIQUE) 22 IM55 - Gllnlca u hospital . . . . . . . . . . . . . . ~ - Cllni¢a Conasupo o Coplamar . . . . . O SSA - Centro de @Blud u ho@pltal . . . . . . ~ - Encargad@ o Buxili@~ de comunidad. ~ I5SSTE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . E DIR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ PEMEX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ 2 DEFENSA (Sanldad Ml l l tBr) . . . . . . . . . ~ Otra instltuciAn dei goblerno (Hospital Civil o Unlversitario, Marlna, SARH, SRA, DDF, Tienda Conasupo, etc.) . . . . . . . . . . . . . . . . . . O g MEXFAM (BnteB FEPAC) . . . . . . . . . . . . . . 1 FarmBciB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Consultorlo, c l lnlca u hospital privado . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Partera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Promotora: ¿De qu~ inatituciÓn? Otro 22 (ESPECIFIQUE) N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g£ } - 4 . 1 7 ~ --Ao25a - 33 - 205 ¿. 17 ¿Cu~nOo empezó e usar ese método? (¿CuánOo lo operaron?) Operaclón: maaculina ~.IB ¿Haste cuéndo usó (METODO MAS EFECTIVO) ain interrupción, em Oecir, en forma cont inua? A.19 ¿Por qué deJó de uasrlo? (SI LA ENTREVISTADA CONTESTA QUE DE20 DE TENER RELACIONES SEXUA- LES INDAGUE LA RAZON Y CLASIFI- QLE SEOUN CDRRESPONDA) 4.20 &Se embarazo uated mlentras U@aNB (METODO MAS EFECTIVO)? 4.21 FILTRO Hljos nacldoB vivo@. (VER HISrORIA DE EMBARAZOS) : ~.22 ¿Aún la eatBba danOo el pecho • alguno de Bua hljos cuando empezó a usar (METODO MAS EFECTIVO)? I T q~o TEXTUAL T TEXTUAL Se emberazó . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O Quer~B embBrazBree . . . . . . . . . . . . . . . . O Prefer~a otro o qoer~a « aeacansar Oel metodo . ~~ ExpulBó el DIU . ~ _~ Se opuao eU pareJa O Blgún parlente . _0 No lo neceBlteba - por eQter en la menopauala . ~ - por ser Boltera, @operada, vluda o OlvorcladB . . . . . . . . . . . . . . ~ 7 - por aumencia temporal de eu pareis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O B - por eaterllid@d deblde a erra razón . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ - porque no tení@ relaciones sexualem, BunQue eateba uniOa. ~ Tlene alguns Rnfermedad V preflrió dejar de 'JSarlo . . . . . . . . . . ~ Temor a erecto@ colateraieB . ~ Tuvo erectos colateraleB o problema@ de Balud por el uso del método 1_3 (ESPECI FIQUE) OtroB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .99 ? i N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 991 I S I , . ,o ,o . . . , . . . . . . No . . . . . . . . . . . . . . . . N.R ( : . . . . . . . . . . . . . . ° o , H ° . ° . . . . . . . . . oo I • i Algun hl jo n~ido vivo . . . . . . . . . . . . . . 1 j Nimgún hiJo nBCIOO vivo . . . . . . . . . . . . . 2 - -~ ¿~.2¿~ I i I s t . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . I No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _2 ~ q.2¿ N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ,AS~ A; - 3h - 206 PADE A: A.2) ¿Qu6 edad tenls ese ni5o cuan- do empez6 a usar (METODO MAS EFECTIVO)? ANOS MESES TEXTUAL A.2A FILTRO Inicio Nel último Empezó a usar antes de 1982 . ~ --~~ &.36 @eDmento 08 USO (VER PREGUNTA ¿.09 6 ¿.17 5EGUN Empez6 a usar em 1982 o SEA EL CASO) después . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . s l . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ! -~ «2s ~.25a ¿Antes de (METODO MAS EFECTI- VO) hlzo usted o eu pateia alguns otr@ Cos8 psr@ no ta- nar hlJo@? No . NoR . O A.25b ¿0 sea que éat8 (asa) fue la Rr ! Si . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ -~ R.39 mete vez que hace (Hizo) algo para no tener hiJos? No . A.26 EMTREVISTADONA: VEA LA HISTORIA DE EMBARAZDS Y LA PR£GUNTA 2.25, V REVISE SI HUBO ALGUN EMBARAZO A PARTIR DE ENERO D~ 1982. SI LA ZNTREVISTADA TUVO ALGOR EMBARAZO EN ESTE PERIDDO RE- CUERDE QUE DEBE OSAR EL "CUAORO DE EVENTOS DE FECUNDIDAD V ANTICONUEPCION" SI NO TUVO EM@ARAZOS A PARTIR DE 19~ PADE DIRECTAMENTE A LA PRE- GUNTA A.27. ~ANTES DE PASAR A LA PREGUNTA 4.27 DE LA "HISTORIA DE OSG DE METODOS ANTI- CONCEPTIV05", EXPLIQUELE N LA ENTRE- VISTADA QUE CON EL FIN DE QUE RECUER DE MAS FACILMENTE AL6UNAS FECHAS DE SU VIDA REPRODUCTIVA Y ANTICONCEPTI- VAp VA USTED A LLENAR EL "CUAORO DE EVENTOS DE FECUNDIDAO Y ANTICONDEP- CION" CON LOS EMBARAZOS OOURRIDO5 A PARTIR DE ENERO DE 1982 V CON LA IN- FORMACION DEL LITIMO 5E[~~ENTO DE USO (PREGUNTAS A.09 Ó 4.17 v (*.18). POSTERIORMENTE UTILIDE EL CUADRO COMO APOVO PARA LA CAPTACION DE FECHAS DE LA HISTORIA DE USO, ACLARANDO CUAL- QUIER INORNSISTEf~CIA QUE APAREZCAo - 35 - 207 HISTORIA DE USO DE METOOOS ANTICONCEPTIVOS G.27 ¿Qu~ use antes de Dpernc l6n mascu l ina Ovu loo , Ja lass o espu- (METODO MAS EFECTIVO)? (vase¢tom[e) . . . . . . . . . . . . . ~ ! mes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Pest l l l ee . . . . . . . . . . . . . . . . ~ ~ Ri tmo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ I nyecc lonea Ret i ro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ! (SI ME&¢IONA INYE{~IONES ~- GONTE SI eSTAS ERAN CADA MES, OO~ O C~OA TI~S MES~S) 4.28 LD6nde csne l9u i6 este - Mensua les . . . . . . . . . . ~ Aborto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ! - Blmensua lee . . . . . . . . O Lo¢tenc ia . . . . . . . . . . . . . . . . ! - T r~meetra lea . . . . . . . O 5 - - - - Ot ro OIU . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ 6 (ESPECIFIQUE) Oim?raema . . . . . . . . . . . . . . . . O ~ N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . C~ndones . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ IM55 m~~odo cuando Is am- pez~ a usar? - C l~n lca u hosp i ta l . ~ ! ( ¿05nde lo upernron?) - C l |n ico Con leupo o Cop lamar . . . . . . . . . . . . . . . O ¤BA - Centro de ea ludu husp l te l . . . . . . . . . . . . . . . O - Encergsd l o eux i l l a r de comunl~ed . . . . . . . . . . . . ~ I5SSTE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O OIF . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ PEMEX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O 7 Operac i~m: maecullne OEFENSA (5ent~od Ml l i te r ) . . . . . . . . . . . . . . . . . O MES TEXTUAL MES TEXTL~L ~.sg ¿Cu~ndoempaz5 a usar sete m~todo? (¿Cu6ndo io~ernrun?) Opereci6n: msscullne ~.30 ¿Hoste cu6ndo us5 este méto- do eln Interrupcl~n, es de- clr, en furma contlnua? 4.31 ¿Por qu6 dei¿ de umarlo? (SI LA ENTREVISTAOA CONTESTA qUE DEi0 DE TENER F~LACIO~ES 5EXUALES INOA~E LA RAZON Y C~A5IFI~UE 5E~IJN CDRRE5PONOA) Oiro instltuci¿~ @el g{~la~no (Hospital C iv i l o t~Ivers l tmr la , M~ina, 5ARH, SRA, DDF, T ie n de ConaBupo ,atc.~ . . . . . . . . . . . 0_._~ ~EXFAH (antes FEPAC) . . . . . . . . . . . 10 Faltareis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . I _ I Consultorle, clInlca u hospital pr lv~du . . . . . . . . . . . . . . 12 Partere . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ! _~ Promotore: ¿De qu~ inetltucl6n? otrs _92 (E5PECIFIqLE) N*R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9_9 ANO ANO Se emberez6 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O ~ - por eatarilided debido e otra raz5n . _0 _g QuerIe embsrezeçse . . . . . . . . . . . . 0 2 - porque no tsn(a re lac iones Preferie oiro o queres sexueles, aunque estebB deeoenBa~ dei m6todu . . . . . . . . . ~3 unida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _10 Expulso el OIU . ~6 Tisne alguns enfermedsd y prefiri~ ds ja r de userlo . . . . . . 1 $e opuso so pare ja o alg~n psrlente . O--5 Temor s afectos coleterales. _1 2 NO lo necealtaba Tuvo efectos colstereles o - por estar en Is ~mopausia.00 6 problema de s8lud por el uso del m~tsdo - por ser solista, aeparaOa, vlude o d ivorc lodo . . . . . . . . . . D_--9 ~3 (ES~ClFI~JE) -- -- - por ausencia t~poral ~e eu pate ia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O f l Otroa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 _7 N,R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 2 ~.~2 ¿se er~boroz5 uatea mlant rss SI . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _1 usebo ente m~t~do? NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g i i I ¿ .}} FILTRO In lo lo dei segmento Empezfi e uEar entoa de 19B2 . . . . . ~E USO* Ert~oez~ 8 ooar on I~2 o (VER PRE~UNTA &.29) despu~s . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . I I I ¿.}6 ¿Antes de este m~tDdo hlZO S( . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . j os tedo ou pa£eje alguns- er ra caba para no t sner NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . h i joe? N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . l I l ~.}5 ¿Ueee qoe SBB ÇUB ]~B pç~r~ B~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 te vez que h lc le ron mlga p m ta no tener hlJos? NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Z . I - 3G - 208 E~TI~ SEGMENTO ANTEPENULTIMO SEI~[NTO EõlEh'TO ANTERIOR E{~~EI~rD ANTI[RIOR ~ * 2"/e 01 09 02 1~} p,OS£ A 03 11 ~,.29 I 014 12} PASE A 06 l& O? OB (E5PECI FIQUE ) ~g ¿ .2Fa Oq 12 02 13 03 P~~to~m O¿ ¿De qu6 Instltucl6n? 05 06 07 08 1~ 09 97 10 (ESPEClFIqUE) 11 99 ¿ .29a ~S NWO TEXTU~. ,.,o~ FF HE5 ANO TEXTUAL 01 Ef~ct08 O2 o p~oblemsB 03 de 881ud O¿ 05 06 09 08 (}9 10 11 12 13 (ESPEClFI~UE) 9? 99 01 09 02 10~PASE A 03 11 ; .29 b O¿ I~)pAsE A 05 ~ «.3¿ b 06 % O? 08 (ESEClFIQLIE ~.28b 01 12 OZ 03 P~omoto~m 04 ¿De qu6 lnBt l tuc l~n? O5 D6 07 08 % 09 ~. 10 (ESPEClFIQUE) 11 gg ¿ .29b L -29T TEXTUN. ~'~~ TEXTUAL ~.~1 b Ol Efectos colste~ales 02 o problems8 03 de salud 0¿ 05 06 07 DB 09 10 11 (£S~EClFIQUE) 9? 12 13 99 ¿+27c 01 09 02 IO]¿¿#.E A 03 . 11 .29 ¢ 12 A 05 13 © O6 % 07 08 (ESPECIFIQLEI ~.280 01 12 02 1) 03 PFo~otozm O¿ ¿De qu6 05 InstltuclSn? 06 "1 0? -i i 08 % O9 9"/ 1O (E,~PEClFIQLIE) I ~q 99 ! ~.29c L-27~ F21 TEXTUAL TEXTLI~L ~.31r D1 Efecto8 02 co la tera les o proble~8 03 @e 8~lud O~ 05 O6 07 08 09 1O 11 (ESEClFIQLE) 9? 12 13 99 I*, 2"/d 01 09 02 10 ~t~E A 03 11 .29 d Oi, 12~#~3E A 05 1~ .~¿ d 06 14 O? 08 {~~IF IQ~: 01 12 02 1) 0.3 Pr0~otoFa O~ ¿De qu~ 05 Initltuci~n? 06 O? 08 16 09 s % _ _ 1{] (ESPECIFI(~JE:) 13 99 ~.29ti L2-9 r-2n EXTL~L TEXTLI~L ¿.31d 01 Erectos g2 COl l t l r l l l l O prgblWnB$ OI I8lUd O~ 05 06 O? O8 09 1O 11 (ESPECIFI{~¢() 9? 12 13 99 ~.32e ¿.32b ¿,32c *,}2d S{ . . . . . 1 S~ . . . . . 1 SL , . ,1 51 , , . .1 NO. . . . .2 NO. . . . .2 NO. . . .2 NO. . . .2 N .R . . . . 9 N*R. . . . 9 N .R . . . 9 N.R.*o9 ' ,' ~~> g.33e ¿.33b I« .33c 1 (PASE A¿.36} 1 (PASE ~«.36~ 1 (PASE A « .3E 2 2 I 2 / ~.]¿= Si . . . . . I (PAEA~,Z?d) NO . . . . . 2 N.R . . . . 9 ¿:.34b Si . . . . . . I(PASE A ¿~. 2'7( NO . . . . . . 2 N.R . . . . . 9 ¿.35b S~ . . . . . . I (PASEA ¿ . ] ! NO . . . . . . 2(PASE A ¿.27c S~*,«**. I (PE A¿,2?b) NO . . . . . . 2 N.R . . . . . 9 ~.35c Si . . . . . 1 (PASE A ¿ .}9: No . . . . . 2(PASE A ~.27g) ¿ .35e S{ . . . . . . 1 (PASE A ~.)9) NO . . . . . . 2(P~S£ A &.2"7o) Sf 1 (PARE A {i ]7 ) r~ . . . . . 2 N.R . . . . 9 ~.35d $[ . . . . . 1 (PASE A ¿.39) No . . . . . 2 (PASE A ¿°3?) - 3? - 209 ~.36 LEsta fu~ la prlmera vez que h lzo algo para no tener h l - Jos? ~.37 ¿Cu~nOo lua la prlmera vez quE hlzD algo para no teu nar hijos? 4.3B ¿Qué fue Io prime~o que hizo para no tener hlJos? (Sl MENCIONA INYECCIONES PREGUN- TE 51 ESTAS ERAN CADA MES, CADA DOS O CADA TRES MESES) 4.}g ¿Cu6nEaa hljas a hijos Eeniu cuanOo empezó a usar este ~toOo? ~.~0 FILTRO USO actuai Oe algún n~toOo. (VER PMEGUNTA . .06) E~°.°*°.°°.°°°°*°.,°o°°.°.°°° ~- No.°°°°°°.°°.° . . . . . . ° ° . °°°° . . . . . . ° ° R°R°°°° . °°°°° , . , . . . . . . . ° °°° , °*° . . ° , TEXTUAL OperaoiSn masculina (vaaectom~a) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ _1 lPastillae . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Invacc~ones - Meneualee . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ 3- - B1mensuales . . . . . . . . . . . . . . . . . O - Trimestrales . . . . . . . . . . . . . . . . ~~ DIU . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O Dlafra~a . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O Con~onBa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ OVUIOB, jal~aS O e8pumsa . . . . . . . . . . O~ Ritmo . I_ Retiro . ~ Aborto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Lactencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ 3_ Otro 2 (E5PEEIFIQUE) Hljas e hlJoa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . - - _ N1nguno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9_9 S i . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ° . . . . . . PAEE A: .~5 .01 ¿ .¿ I FILTRO Emberazada actuelme~ Si . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . % ~ A.A3 te, (VER PREGUNTA 2.25) NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _2 - 38 - 210 PASE A: ¿.¿2 ¿Cu~l es Is rszÓn principal por la que no eeté haclen- do algo para no tener hl-- Joe? (SI LA ENTREVISTAOA CONTESTA QUE NO TIENE RELACIONES SEXUALES INDAGUE LA RAZON.Y O_ASIFIQUE SEGUN CORRESPONDA) ¿.4} ¿Durante los próximos 12 meaea plense usted usar algUn méto- do para no tener hlJoa? No consoe m~todos (o no sebe o~mo as usan o dÓnde SQ obtlenen) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O OpostciSn de su pereje o de algún parlente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O --2 NO la neceslta - por estar en 18 menopausls . . . . . . O~ - por ser soltera, separada, vluda o dlvorclada . O - por ausencta temporal de CU pareJs . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O--5 - por eater i l ldad dabldv e ot ra razSn . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O _6 - porque no ten[s releclones aexuelee, sunque eetsba unldg . O Desee més hljom . O B Tlene alguns enfermedad Y preflere no tomar nada . ~ NO eaté de acuerdo con usar métodos entlconceptlvos . ~0 Temor a afectos coleterales . _1 Tuvo afectos colateralea o problemas de sslud al usar algún método . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Eaté dando el pechn a alguns de sua hlJsa - V no conslderB neceaarlo usar un método . . . . . . . . . . . . . . . . . . j " V crae que puade habEr problemas de salud . ~ m Desldls . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _1 _5 Otro I 6 (ESF~CIFIQUE) N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 Si I . o . . . . . . . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . £ NO Baba. . . . , , , . . , , , , . . . . . . , . , . , , . . . , N.R . -~ 5,01 -~ 5,01 - -~ 5«01 } - 5,01 - 3g - 211 PASE A: ! i ~.66 ¿Que ~todo preferlrle usted uB~r? C~oeración femenlna ] (ligaOura) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O ~l I Operaci6n r~sculina I (vesect~~e) . O 21 } Pastillas . O 31 Inyecclones . O ~~ DIu . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o Condone8 . O ? Oisfra9ma . O 6 Ovulos, jaleas o espumas . ~ Aitmo . O Retiro . 10 Aborto . ~ 1 Lectsncle . ~ 2 Otro ~ (ES~~ECIFIQUE) N.A,«.° . . . . . . . . . . .°«°.«.«« . ~ - ¿o - 212 V. EX~SIG ION AL RIESGO ~ CON~BIR Qase a: 5.01 Ahora qulsiera preguntarle 8ceI~3a de eu eat•do conyu@al. ¿Actualmente uated vive en unl¿n l lbre? ea ca@8d@? es vtuda7 es dlvoFcleda? ea aeDerada? es eoltera? 5.02 Lha estado usted unida o casada alguna vez? SI "SI" PREGUNTE: enEancea, ¿vive en unl5n llbre o es separada, di_ vorclada o viuda? Y CORRI3A ESTADO CONYUGAL EN 5.01 5.03 5ln conter la unión actual (última unian), ¿cuántas vecea ha estado uated unida? 5 .04 ¿En qu~ mas V a~o Be tas~ a un ló (pa i p r lmera vez )? 5.05 ¿Antes de este momento hab(en vivldo Juntos algún tlempo? 5.06 ¿En qué mea y afio empezaran a vlvlr Juntos? 5.07 ¿Cuéntoe afloa tenle usted cuendo la baJ6 l a regla por prlmara vez? 5.08 ¿Hace cu~nto tlempo Euro usted su última rRgla? 5.09 FILTRO U l t tn~ menut ruac lón (VER PREGUNIA 5.08) I Uni6n l ib ra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 Cesad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Vluda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . D ivorc leda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Separada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 So l te re . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~.R°.ç.ç.ç°o.******.*. Núr18Fo de VeCee. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -- Ninguna . N*R** '** '* 'H ' ' 'H** 'H* '** ' ' ' ' * ' ' ' * TEXTUAL No . . . . . . . . • . . . . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~- N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . TEXTUAL AMOa- . . * . , . * . * . , . , . * ** . , * , .H , . . , . __ - - i "No l a hs bsJado" . ~ Z-- M e s e s . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Menoa de un mea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 Actue i .ente es té regendo . . . . . . . . . ~ TEXTUAL ~moB de 011 8~o. . o.*. 1-- Un a~a o más . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _2 -- 5.03 5.07 -~" 5.07 "~ 5 .12 - ) . 5.1~ - 41 - 213 PASE A: 5.10 Entonce@, ¿cu6ntos @~os cumpl~ dos ten~a us ted cuendo tuvo eu últlm8 reglm? 5.11 ¿Ueted deJá de reg la r so i s o poF ot?@ r@z~n? S.12 ¿A Quá eded tuvo ueted eu pFirmeru releci¿n sexual? 5.13 ¿H@ temido releciones sexumles en el último mea? 5 .16 ¿Cu6ntss veces hs ten leb re i s - c iones eexuale~ en e l ú l t imo mes? A~oS°.o . o., . ,° TEXTUAL sois . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Por otr8 raz6n: ¿cuá l? - está lac tanOoo en emenorrea . . . . . . - l e qutt@r@n la mat r i z o los ov@r io@. . . ° . . ° . . ° . °o . . . ° . . ° . ° . °« . ° . t iene diabete@, lupu=, tubercu los i s o cáncer . . . . . . . . . . . . . - rec ib ió rad iac iones en la pe lv i s . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Ot~BB. , . , . . ° ° , ° . ° , . , , , ° .o ,o , . ° ° , °° N.R , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . "Eu~rldO me cssá s com~Rcá B v iv i r con mi esposo (compa~ero)" . 9 Nunc@ h@ ten ido . . . . . . . . . . . . . . . . . . _9 _?- No sebe o no recuerda . . . . . . . . . . . . _9 _B N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22 - - S~.,. . . , ,°,. ,«°«o,.,H,,oo., . ,o., 1 No . ,,.°.,.°°,.,.,.oo., .~2 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g r - - -T - - -1 N~mero de vecsB . . . . . . . . ° , , ° . . ~ TEXTUAL 6.01 D" 6 .01 - - 6 .01 - ¿~2 - 214 VI. CARACIERISTIO~ SOCIOECONOMICAS PASE A: 6.01 FILTRO Ublcaclón dei suJeto @ocioeconómlco. (VER PREGUNTA 5.01 Y RELACION DE pARENTESCO EM EL CLIESTIO- NARIO DE HOGAR) 6.02 ¿Me poOrla declr, de Qui6n de- pende uBted económicemente? (¿Qulén la mentlene e ueted?) 6.03 ATENCION: ER LA5 5IGUIENTES PREGJJNTAS 5IEMPRE REFIERAOE R LA (PERSONA) REGISTRADA EN 6.01 ó 6.02. CIRCULE EL COOIGO DE LA (PER5ONA) ADECUAOA Y EONTINUE LA ENTREVIS- TA. 6.04e Me gustar~e que habláramos de - elQunas cer@cter~@ticas Oe (PER5ONA). ¿Flle e le escuela (PERSON~)? 6.0~b &~uTl fue el último grado que et3robó (PERSONA) en: COMPLETE LA PREGUNTA COR CADA UNA DE LAS OPCIONES. (LLENE Y SOLAMCNTE CIRCULE EL NIVEL DE E5TUDIOS MAS AVAN- ZADO) Est~ unida actuelmBnte (A¿'ILL(~L ESPOSO O COMP~J~ERO) . ~- Eetuvo unlde eleuna vez (ULTIHO ESPOSO O {:O#4P~AO) . ~- Nuncm estuv@ uniOa V el jefe dei ho9ar em Bl �ún perlente cerc~o de ell8 (JEFE OEL HO~R) . ~- Nunce e~tuvo unidQ V el Je?e del ho�er ee elle (OETERNINE CON 6.02) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Nunce estuvo unlde V el JeFe Oel hoger no es psrlente cerceno de elle (DETE~INE CON 6.02).; . 5 (PADRE) . _1 (MADRE) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . (HIJO(A) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _3 561o Oe 8 I miBrna (ENTREVISTADA) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Otro (ESPOCIFIQUE) EBpoeo o con~oa~e~o. . . _1 Exesposo o exc~anero . . . . . . . . . . . . . _2 Madre. 4 Hermeno(e) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -5 H i jo (e ) . Ot ro pBriente . ? i EntrevletBdB . 8-- ! Ot~o. . .99 r . . . . . . . . . . . . . . . . , 5~. . . . . . . . . . . . . . . . _1 No. . ~-- N.R . .=. - pr imsr lB? . _1- - secundBrle O prevocaclon~lT. 2--_ - preperstorle o vocecional7 . _3- - licencleture o profeslonel?. 4 - - pos9r@do? . 5 - N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 ~ID 6.03 • 6.oJ • 6.03 ~ID 6.07 6.06 - ¿ 3 - 215 P~E A: 6.05 &Reellzó otros estudios, por ejemplo, t6cnlcos o Oe algUn otro tipo? (LLEN£ Y CIRCULE) 0_[ ¿QU~ estud i~ neceslt6 como requisito y por cuénto tlempo estudia? - sin requisito prevlo . . . . . . . . . . . 1 - - prim@riB terra¿nade como requlsl to . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ -- - secundsria termlnada como requisito . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . }_ - - preparatoria terminsda como requisito . ¿_- - no sebe qué requisitos . . . . . . . . . 5 - N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 6.06 FILTRO Sujeto socioeconómico, i Exesposa o excompaRero . . . . . . . . . . . . . l - (VER PRE6UNTR 6.03) : i ' Otra persona . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6,07 ¿(PERSONA) trBbBja actualmente? 6.06 iEn los últimos 12 meses trBbaj6 (ERSONA)? SI RESPONDE "NO » PREOUNTE ¿Alguns vez ba trsbBjado? &.09 ¿Durante los últimos 12 meses que vlvieron juntos, trabaj6 su (PERSONA)? 61 RESPONDE "NO" PREGUNTE: ¿Alguns vez trabajó? A PARTIR DE ESTE MOMENTO REFIERASE AL TRABAJO PRINCIPAL ACTUAL, DEL ULTIMO ANO O AL DE LA ULTIMA VEZ QUE TRABAJD LA PERSONA. (VER PREGUN TA 6.07, 6.D0 ó 6.0g) 6.10 ¿En su trabajo pr inc lpal , cual es (era) el namore qe su ~u- pacIan? Ocupacian: Oficia o profesión. No.°. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . , . , . , . . . . . . aí trBOaJó en los últimos 12 meses . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 Na traoajó en los últimos 12 meses paro s( em e~os anteriores. 2 Nunca h@ trsOsjBdo . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 N .S . , . . , . . . . . . . . . . . . . . . . , . , , , , . . . . . 9 S~ trebej60urente los últimas 12 m@seB . . . . . . . . . . . . . . • . . . . . °« . . . . . j NO traOaJó durante los últimos 12 meses paro a í en B~OS entarlores . .,. . Nunca trabaj6 . 6.09 ~6.10 f -- 6.10 } -- 6.37 ,-- 6.37 - h& - 216 P#~SE A: 6.11 ¿CuAlea aon las BctivldBde@ o tmreas más importantes que de- aarrolla (deearroll8ba) en ave trabejo? (¿Qué hmce (hac(B) en ase t ra - bajo?) 6.12 ¿Cu~l es el nombre dei eeteble- cimiento o predio donde tr~Pe- jB (traOajaba)? Establec!miento: negocio, despacho, F~brlca, empresa, instltuciSn, com- pB~~m, etc. Predlo: rancho, finca, huerto, quinta, granja, etc. 6.13 LA que se dedica (dedlcabB) el estableclmlento o predlo don- de trabaJa (trabajab8)? Establecimiento: negocio, despacho, fabrica, empresa, Institución, com- paA~a, etc. Predlo: rancho, finca, huerto, quinta, granja, etc° 6.1A ¿D6nde se encuentrB (encontrebB) el trabBjo principal de (PER60- NA)? INDAGUE Y E$PECIFIQUE LA UBICA- CION DEL LU6AR. 6.15 FILTRO Tipo de sctivldad. (VER PREGUNTA6 6.10 Y 6.11) TEXTUAL No trsbaja en ningún eBtablec 1 miento o predlo . . . . . . . . . . . . . . . I En M~xico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ° . . . . . . . Fu8r8 del pa~@, en E.U.A . . . . . . . . . . . . Fuera dei pa(8, en otro ¡ dlst into de E.U.A . . . . . . . . . . . . . . . . . . . I N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . g Agricultura, ganader ia,recolec- : ciSn, corte, avlcultura, spicu~ i tura, e tc . . . . . . . . . . . . . . .». . . . . . . . . . i Pe~oa V I orla de peceB . . . . . . . . . . . . . . . ~- OtrBB Bctlvid8de8 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~, -~ 6.1t4 ~6.~6 6.26 - ~5 - 217 PASE A: 6, 16 LEn relacl6n a ase trabajo (PERSONA) es (era): LEA LAS OPCIONES SUBRAYADAS, H~S TA OBTEMER UNA REgPUE~TA AFIRMA~ TIVA y CIRCULE. DESPUES: LEA LAS ALTERNATIVAS CORRESPON- DIENTE5 A LA OPCION SUBRAYADA SELECCIONADA HASTA OBTENER UNA RESPLESTA AFIRMATIVA Y CIRCULE. PROPIETARIO DE TIERRA?: - ¿La trBbejB por 8U cuenta? . ¿Bóio la da en Brrlendo? . ~ I ¿La da en 8rrlendo V traPBja por salarlo o Jornal em eu propia parcela? . ¿TrBbBJB B medias, dando par- te Pe iB cosecha? . ¿Adem~a de trabejar i8s pro- piBa~ arrlendB otrBs tlerras? . ¿Otre Bituación? (ESPEC IFIQUE ) ~3IDATARIO?: ¿TrabBja la parcela ejidal por eu cuenta? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ¿5ó10 l@ dB en a~riendD? . . . . . . . . . . ¿La dB em erriendo y trabBjB por Balarlo o Jornal en ou propla parcela ejidBl? . ¿TrBbaja 8 medias, dando par- te de la cos~cha? . ¿AdemAB de tr~bBjBr eu parce- la eJldB1, arriendB erras tierraB? . ¿EB miembro de ejldo colectivo?. ¿Otre @ituaclón? (ESPECIFIQUE) ARRENDATARIO?: ¿Toma tierras en Brriendo COn pago en OInero? . ¿Toma tlerres en arrlendo con pago en especle {VO sea con parte de 18 cosecAa, com SQ- mllia, Bnlmales, etc.)? . ASALARIADO I PEON O JORNALERO?: 4 ¿Pare ejldB (InPividuBl o colectivo}? . . . . . . . . . . . . . . . ¿Pmra empresa o pBtrón? . ¿ÇBT8 un~ cooperativa oe producclón? . 3 4lEMBRO DE UNA COOPERATIVA?: ¿Menos de 10 cooperBtivlstaB? . ¿10 cooperBtlvlstas o m~s? . . . . . . . . (Contlnúa en la slgulente página) ~- 6 .35 -- 6 .19 - ¿6 - 218 PASE A : 6.17 &Cuánta tierra tlene o arriende (ten(a o errendaba)? PROCURE OBTENER LA RE5PUE5TA EU MECTAREA5, 51 NO ES POSIBLE REGISTRE TEXTUALMENTE LA MEDI- DA. 6.18 LCuánta de esta tierra trabaja (trabajaba)? PROCURE O8TENER LA RESPLESTA EN HECTAREAS, Sl NO ES POSI- aLE RE~ISTRE TEXTUALMENTE LA MEDIDA. 6.19 &La producción de este predio o estaUlecimiento se destina (destlnaba): LEER LAS OPCIONES Predlo: rancho, flncB, huerto, quinta, granja, etc. Estableclmiento: negocio, f~bFica, em- presa, etc. TRABA3ADOR I~R CUENTA PRDPIAT: 6 - ¿En un est8blecimiento dentro de su vivienda? . - ¿En un estebleclmiento fuere de su vlvlenda? . TRABAJADOR FAMILIAR?: - ¿Por un salBrlo, jornal, comisi6n o cualquier otra forma de pago? . - ¿Sin reclOir ning6n pago a csmolo? . OTRA SITU~CION?: (ESPECIFIQUE) TEXTUAL R TEXTUAL M en su tot@lidBd para el con- sumo f~ i l iB r? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . parclalmente pBrB BU venta en el marcado? . 2 en su totBlidBd (o en SU ma- vor parte) para BU venta ah el YFm~Icado? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . otra aiEuacl6n? & (ESPECIFIQUE) N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6.20 ¿En e~te trebajo (PZRSONA) 6~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 emplea o contrate (e.~oleaba a contrataba) trabajadores de No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 maneta permanente? ~.R. . . . . . . . . . . . . . . .H . . . ° .H . . . . . . ° . .9~ -- A7 -- - 6 .19 - 6.35 219 PASE A: 6.21 ¿£n este t r~s jo (PENSONA) ampla@ o contrmts (empleebB O contrstaba) trmbeJadores de manera t~pora l? 6.22 ¿En eu trmbBJo prlnclpBl (PER- SONA) es (era) propieterio de maquinaria o herrBmlent@,veh ! culo o instrumentos de tr@ba- jo? 6.23 &Qué tipo de maquinaris o he- rramienta, vehlculo o instru mentos de trabajo son (erBnT? INDAGUE Y CIRCULE TOOAO LAS - RESPUESTAS DE LA ENTR£VISTADA. 6.2& ¿En eu trabajo princlpBl (PER-, SOMA) es (era) propletBrlo de anlmBles? 6.25 6Estos Bnimales 8on (erBn): LEA TODAS LAS OPCIONES Y CIR- CULE TODA5 LAS RESPUESTAS AFIRMATIVAS S i° . ° , ° . ° . , . . . . ° . . . . . • . . . . . . . . . . . . . I No , . °° . . . . . . . . . . . . . ° . 2_. N IN° 'H ' ' ' 'O 'OH' ' ° ' °H° ' ° ' °H ' °° ' ç .9~ No. «. . . . ~- Industrial: (£lectr6nlca; Eléctrlc8; Motores de combuBtlón interna; MaQui- naria con energia de carbón, vapor u stra mBterls) . . . . . . . . . . . . . .1 MecánlcB: (CDn un ~ecBnlsmo interno que mumen ta FuerzsB nBturBleB, humana8 o animales) . . _2 Rudlmentaria: (Instrumentos o Herramlentaa) . 3 N.R . 9 NO . • . . . . ~- N.R . 1 mulas, burros D bueve8 RUa U@B psrB trSbBjBr? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . VBCBS, csballos o mulas psrB Vendar? . . . . . . . . . . ° . . . . . . . . . . . . . . . . • cardos, borregos o cabras para vendar? . . . . . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . con8jos pBrB vendar? . . . . . . . . . . . . . . . g8lllnas, guBjolotes O patos para vender? . . sbejBs Rara vendEr? . otro tipo de anímales? . Œ -h6.~s 6,35 - 48 - 220 PASE A: 6.26 ¿En reloci6n e ese tr~eJo (PERSOMA) es (ers): LEA LAS OPC!ONES HASTA 08TENER UNA RESPUESTA AFIRMATIVA Y CIR- CULE 5.27 ¿En el establectmtento o lugar donde trBbuJe (trebBjebe), uproxlm~damente ¢uGntes perso- nas trsbeJBn (trBb~jeben) per- manentemente, Incluvendo B (PEROONA)? [stebleclmtento: negocio, despacho, f~brlc~, empresa, tnstltuclón, com- 3ehls, etc. 5.28 FILTRO Posiclón en el trab~jo (VER PREGUNTA 6.26) !6.29 ¿Cu~ntBs de est~s perBon~s es- I tén (estBb~n) b~jo las órdenes de (PERSONA)? ps~r6n o e~oreserlo7 . O !. ~ 6.30 i profeslanel Independlente? . ~ ~ '~ 6.30 empleado7 . ~ obrero7 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O peón o jo rna le ro7 . . . . . . . . . . . . . . . . . O mlembro de une cooperstiv8 de Jproducclán7 . ~ tr8bejudor por cuente propiuT: I - en ls vi@ públlc~ (V~ sea en luger rijo o en forma ambu- lente)? . O ~-~ 5.30 - en un estWolectmlento fuers de eu vlvlende? . ~@-~ 6.30 - en un estableclmiento dentro de su vtvlende? . ~ g -~ 6.30 trebujudor no remunerado? (~prendlz, trabsjudor femiller Btn pego, etc.) . ~ empleudo doméstico7 . . . . . . . . . . . . . . . ~ ~-~ 6.35 otre sltuBclón7 (ESPECIFIqUE) Exclu@ivu~ente I . . . . . . . . . . . . . . . . . . De2b~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . De 5 u 10 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . De 11 s 50 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51 o más . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ i E~le~do . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Obrero . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Mlembro de una cooperütlvB de producc16n . ~ -~ 6.31 0ir« . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ - ~m, 6.35 l Ninguno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . E×clumlvemente I . . . . . . . . . . . . . . . . . . . De2~& . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . De 5 ~ 10 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ r-- 6 . )5 De 11 e 50 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51 o m~ . - 4g - 221 PASE A: 6 . )0 ¿gprox lmadaments cu6ntos t raba- Jedorms o empleados tisne ( ten(a) pe~manentemente- (PERSONA)? 6.31 &En eu trBbsjo principal (PER- SOMA) es (era) propietario de maquinaria o herramienta, veh~ culo o in@trumentoB Os trBPajo? 6.32 ¿Qué tipo Os ~qu inar i@ o he- rr~lenta, vehiculo o lnstru mentes de traPajo son (eranT? INDAGUE Y CIRCULE TODgS LAS gES- PLESTAS DE LA ENTREVI5TADA. 6.33 LEn nu trabajo pr inc ipa l , (PER- SONA) es (ara) p rop ie tar io del negocio o estsbleclmlenta? 6.3¿ ¿Qu~ tipo de negocio o eetBble- clmlento tiene (ten~a)? 6.)5 ¿En los últimos 12 meses (que - trabajó) (que vivieron juntos), (PERgONA) tuvo oos trabaJos ai n~emo tiempo, V@ @ee por su cuenta, a suelOo o en alguns otra forma? 6.36 ¿AlgunB vez, (PERSONA) ha ide (fue) B los Es tTo~ Unidos a trabaJer o a buscar trePaJo7 6.37 FILTRO 5uJeto socloeconómico. (VER PREGUNTA 6 .03) N inguno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 Ex~lus lv~nte 1 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . De 2B¿ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . De 5a 10 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ¿ De 11a 50 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51 o més . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . N.F~ . . . . . , . , . . . . . . . . . . , . . . . . , . . . , . , . . .~~ S l « « , . . . , . , . . « . , . , . . ° . . . . . * ° , , . . . . . . No . . . . . . . . . . . . ° , ° . ,« . . . . . . . . . . . . . . . . ~ .R« . . . . . . . . . . , . , . . , . . « . . . . . . . . . . .« . 1 _z ~ ---~.»5 , 1' " -~6.¿& I ndust r ie l : (ElectrSnicB; Eléctrica; Motores de combustión Interna; Maquina- ria con energia Oe carbón, va-- por u otra mBterla) . ~ec~nlcB: (Com un mecanismo interno ¿ue eume q ta fuerzaB naturales, humenas o an ime les ) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . IRu0imentaria: (Instrumentos o Herramientas) . ~( . . . . . . . . . . , . . . . . . . . . . , , . * ** . . . , . . , ~o . . . . . . . , . . . . . . . . . . . . . , . . . . , . . . , . . . TEXIUAL 3~, , . . . . . . . . . . . . . . . . . ° . .o , . . . . . . , , . . , .~I ~o . . , , . , . . . , , . , . . , . , . . . . . . . . . . . . . . , , , .~~ %J .R . . . , . . . . . . . . . . . . . , , . . . . . . . . . , ° , . . , .~~ ~~, . , ° . . , . , . , ° . . . . . . o , ~o. , . . . . . . . . . . . . . . . . . ° {nt rev is tBOB . . . . . . . . . . . . . . . . Ot rB personB. . .o . . , . . . . . . . . , 50 - 222 PA5E A: Ahorsmegustar i@ que haPl¿ramos de sue ectlvinBdee. 6.38 ¿Usted trBbaja @ctuslmente? 6.39 &En los últimos 12 meses trebaJó u@t@d? Sl RESPONDE "NO" PREGIJNTE: ¿Alguns vez h@ trsbsJedo? EN LA5 SIGUlENTES PREGUNTAS REFIERAGE AL TRABAJO PRINCIPAL ACTUAL, DEL ULTIMO P~NO O AL DE LA ULTIMA VEZ QUE TRABA30 LA EnTREVISTADA. (VER PREGUnTA 6.3B ó 6.39) 6.çO ¿En eu trBbajo princlp@l cuGl es (era) el nombre de su ocupaci¿n? OcupaciGn: oficio o profesión. 6.61 ¿Cu~las son les aotivlnaneB o Eareas més importantes Que de- earrolla (desBrrollabe) en ase PrabaJo? (LQué hace (hac~B) en ase trab~ jo?) 6,4G ¿Cu~l es el nombre dei estable- cimiento o predio donde trsba~ ja (trabejsba)? E@tableclmiento: negocio, despacho, f~r ice, empresa, insEituclón, com- psfi~e, etc. Pred5o: rancho, fIncB, huerEo, quinta, granja, etc. 6.43 ¿A nué Be dedica (d@dicsba) el estsbleclmiento o predlo non- de tr@baje (trabajaba)? ÇetBblecimiento: negocio, despacho, f¿brica, empresa, instituci6n, c~- pm~la, etc. P~edlo: rancho, finca, huerto, quints, grani@, etc. 6.AQ ¿D6nne es encuentre (encontrabe) su trabajo principsl? INDAGUE Y E5PECIFIQUE LA UBICA- CION DEL LUGAR. S~°°o° . . °° . . . ° . . . . . ° °°°° . ° . ° . . . . ° °° ~, )No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . N.n . . . . . . . . . . , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Gl trebeJ6 en los últimos 12 meses . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . No trebeJó em los últlmos 12 meses pero s~ en e~o~ anteriores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . nuncs trebaj6 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ . N.R. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ TEXTUAL no trabBja en ningún esteble- clmienEo o predlo . Iiiiiiiii)iiiii~i~)t~i~iii~i[iiiiii~i~) En México . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Fuere del pm(s, en E.U.A . . . . . . . . . . . . Fuero Uel pB1e,en oEro dis- tinto de E.U.A . N.n . .«. .°.°.H°. . .°. . . . . '~ 6,~0 - -~ 6.51 ~1~ 6.AA - 51 - 223 PA5E A: 6.~5 &En su trebaJo principal usted es (er@): LEA LAS OPClONES HASTA 08TENER UNA RESPUESTA AFIRMATIVA Y CIRCULE. patren o empreserio? . O 1 sub~ontratiste? . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ 2_ prof~sionel IndependIe~te? . O tra~ejador por cuente prople? . ~ traDaJsdor cooperBtivieta? . ~ 5 traDejaOor e sueldo fijo, selerIo o jornal? . 0.0 6 traDajador a comisi6n, propina o porcentaje? . Ç 2_ • 9 empleBdB bomesticB . O propletario de tierrs, srren- datsrlo o ejldatarlo?: - que contrate m~no Os obre? . O - que no contrata mano Os obra?. ~Ç trabaJBdor familiar no remu- neredo? . ~ tr•bajadsr no Familiar no re- munerado? . ~ otra sltuacl6n? 12 (ESPECIFIQUE) N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~~ 6.&6 ¿CuPrites horas diari@s ~edIca Horas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ---- (dedicaba) a este trabajo, incluvendo el tlEmpo Re trens N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~_9 porte? 6.h7a FILTRO Hijos nacldos vivos. Ningún hlje nacido vivo . . . . . . . . . . . . 1---]~ 6.¿¼ (VER PREGUNTA 2.07) AI menos un h l ja nocids vlvo . . . . . . . 2_ 6.&To ¿MientFas usted trabaja (trBbe- Jebe) qulén se encargo (encar- gaba) del cuidado de sus hljos? (CIRCULE TODAS LAS RESPUE5TA5 QUE DE LA ENTREVI5TADA) No tenla hlJos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _D l No necesitsn (neceslta~8n) cu i - dado; V a estén (estBb8n) grBn- ~e~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o 2_ UstE~ ml8mB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 0~] Sua hljos f~BVOFe9 . . . . . . . . . . . . . . . . O Su esposo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 0 2 Otros familiares o personBs sin remunerBción . __D 6 Cuidado institucionBl (escuela, guarder(a, etc.) . . . . . . . . . . . . . . . . . _D? Otra persons con remdneçacl6n . _0 N8dle los cuida (culdabm) . O N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 Nuno~ estuvo unldB . ~-- Alguma vez unida Y ai menos un hiJo nacido vivo . . . . . . . . . . . . . . . . [ Alguno vez unldB V sln hijos . ~-- S.&8 FILTRO AI una vez unida VBl m~nDs u~ h~Jo nBcido VIvo. (VER PREGUNTA5 5.01V 6.A?B) ~. 6,51 -]~ 6.5O - 52 - 27.4 PASE A: 6 .~9 &Trabs jó a lguna vez desde que se un15 (cas6) (por prlmera vez) hasta que Luva Gu prlmer hi jo? 6.50 &T~aba jó usted B lguna vez antes de un l rse (caearBe) (por pr lm~ ta vez)? 6 .51 FILTRO Usu@r ia Oe operec ión femenlna, (VER PREGUNTAS ¿,07 Y 4.08) S I - . - . ° °°°~.°°°° - . . . - - ° *Q. . *°°°°~°° No . . . . ° . * * . °° . ° . °°° . , . , ° °°° . . ° °° . ~,R . . . . . . , , °°° .°° .°° . . . . , . . . . . °.°°. ~~. , . . . ° , °~. . . .°°.°°, . . . . . . . . . . NO . . . . . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . N. R* -o .oo - , -o - - , -o , . .o , -~ . , - . - . -ooo U@uarlB de opereclón fem~nln@: - Nombre de i s Inst l tuc i6n donde se oper6 Ot rs sltuación . . . . . . . . . . . . . . I - -~ 7.01 _2 Termine le entrev ls tm. _ 53 _ 225 Vil ATENCIDN A USUARIAS DE METOOOS PERMANENTES PASE A: 7 .01Ahora qulslere hacerle alqunBs preguntas en relaclón a la operaci6n que le hicieron para no quedar emNarazeda. Para empezar, ¿@nteg de que la operaran habl6 con usted algu- na persona de (RESPUESTA 6.51) aceres de is opereclSn pare no tener m~s hijos? 7.02 ¿Qufén hBbló com usted? (ANOTE TODAS LAS RESPUESTA5 QUE MENCIONE LA ENTREVIS- TAOA) 7.03 EI ( la) (RE5PUESTA 7.02) Que hBbl6 con usted ¿la expll¢6 que exlsten otros métoous o medias para no tener hiJos7 7.04 FILTRO Razón de uso (VER PREGUNTA &.lO) 7.05 &Le explico que la opereción es para toda is vida, y que nunca más podr~a temer hl- jos? 7.06 &Cuando se opera, deseaba usted tener más hljos7 ~i . . . . . . . . . . . . . . . . . . . », . . . . . . J . . ° . ° No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . -2 - N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Médico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . --1 Enfermera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _2 T rBbBJadorB Soc ia l . . . . . . . . . . . . . . . . . _3 Otro ~_ (ESPECIFIQUE) N .N . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .99 Sl . 1 No . . . -2 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . EBpaelar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . l - L iml t@r . 2 OtrD . . . N.R . . . o.9~ S~ . -1- NO . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 NO estabB segura . ~-- N,R. . . 7.09 &Por Qué raz6n V e no quer l• Rszones de sa lud más nijos7 (0 recomendación médlc~) . (EIROULE TODAS LAS NESPUESTAS Nezones Económicas QUE MENCIONE LA ENTREVISTAOA) (está cara la vida, no ha V dinero, etc.) . -2 R~zones de bienest@r V futuro de los hiJas que VB tlene (pare que vivan mejor, vBv8n is escuela, etc.). . 3 R~zones de tiempo y carga de trabaJo (no ha V tlempo pare cuidar a los hljos, es mucho trebajo atender @ los hijos, etc.) . [ Otras r8ZDNES I 5 i (ESPECIFIOUE) N.N . . . I 9.06 b T.06 b 7.08 b 7.08 - 54 - 226 PA5E A: 7.08 ¿Qui6n de=idió que usted Be opereta? (ANOTE TODAS LAS RESPUESTAS QUE MENCIONE LA ENTREVIS- TADA) 7.09 ¿Se puso us tEd de acuerdo con (RESPUESTA 7.08) para Que la operBrBn? 7.10 ¿Por qué no se puso usted ~e acuerdo pare QUE l a opera - ran? 7,11 ¿Por Nu~ prefirió que la operBran V no usar algún otro métoNc? 7.12 &En qué amo •upo usted de la operacló» por primera vez7 7.1~ ¿Cu~nto tiempo pasó entre que Necidió operarse V el momento en que se operó? E l lB miam@ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O 1-- -~ 7.11 Su esposo o comp@Mero . _0 M6dlco . C) Enfermera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . O Trabajadora Social . . . . . . . . . . . . . . . ~ Encargada de com~nid@d . . . . . . . . . . . O La medra de la mujer . . . . . . . . . . . . . ~ La auegra de l@ muJer . . . . . . . . . . . . ~ No BaNe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ Otro i 0 (ESECIFIQUE) N.N . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 Sí,.,,,.,. . . . l- No . °,.,°.,.°. . .22 N.R . .°.*°.,.~9 TEXTUAL TEXTUAL AMo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . TEXTUAL MESES, . . . . . . . . * . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ De 1 a } d~as . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ De A e )1N(as . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 NO recuerda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ TEXTUAL ~7.11 > 7 .1A - 55 - 227 7.1A PBrB opersrla ¿Is pldleron que flrmBr8 o puslera su huells en BiDún documento o sollcitud de operBoiSn7 7.15 ¿Firm6 o puso su huell8 8ntes o después de la operacl6n7 7.16 £Ley6 usted o le leveron ese documento7 7.17 ACuánto •tempo después de que nacló su 61tlmo hlJo se ope- r6 usted? 7.18 &ParB operBrla is hicleron a usted: (L£A TODA LA LISTA) S~.,°,,,°°,o,°.,°,°,,.,, . No. . . . l . 2 i !N.R . 9 Antes de la operaclón. . _1 Después de la operaclOn . No firmo ni puso huellB . 3 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . S ~o. ,o , , . . . . , . , . . , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . N.A . . . . . .H . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 PASE A: ~ - 7.17 Meses . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _ No tlene hijos . 2 Menos de uns semana . 9 l~-~7.1S I TEXTL~L 5 I NO I B) un examen de or ina? . . . . . . . . . ~ ~ i una revislón de sus pechos?. I ~ i una revislSn de sus pBrtes O matriz? . j [ i i e) un examen detectar pBra , c~ncer o tumores en i@ f) mBtrlz (pBp8nlcolaou)7 . l [ . ¿Le tomarmn la preslón? . l I I D) ¿Le preguntaron cómo s8 I l l evaba con su esposo o I compaNero7 . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 [ I [ 7.19 &Cuánto tlempo estuvo usted ! Número de d~as en la cl[nica u hospital i ouBndo la operaron? I Menos de un dia . 2 I N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 2 7.20 Oespués de que la operaron , S i . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ¿le dleron una cita para que FegTeSB~8 a una DeVI- Blón? 7.21 ¿Tuvo alguns molestiB o pro- blemB de salud después de IB operBclón7 N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 No . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~ - I%R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 >7~5 - 56 - 228 PA5E A: 7.22 ¿Qu~ moleBtia tuvo? 7.23 ¿DánŒe me etendlá usted cuando tuvo esa moleatla? 7.2& ¿Por que no Be atendi6 de eaa molestiB? 7.25 ¿ Inmediet~ente despu~a de que la operaron, Be sintló usted satiBfecha (conforme) de que la hubieran operado? %26 ¿Po~ quá no se slntló u~ted eatisfecha (conforme) des- pués de Que la operaron7 7.2? FILTRO Lmida actualmente (VER PREGUNTA 5,01) TEXTUAL SSA•. . . . • . . . . . •• . . . . . . . . . . . . . , , ° ° . . .~1 IMS• . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . IS5STE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . } Otra dei gobierno . q_ Hoepltal partlcular . 0tros (ESPECIFIQUE) NO se atendi¿ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ! N .R . . . . . . . . . . . . . . • . . . , . . . . . . . . . . . . , . 9 No la conaiderá neceearlo . Está lejos de Is cllnlca . Razones econÓmicas.•.••.,.,. Desconfia dei aerviclo . No ie tratan bien . Otro - 7 .25 3 ! 6 • ~-) , 7.27 (E5PECIFIQUE) No . . ° . °° , . . . ° .• . . . . . • .• No está segura . . . . . . . . . N.R . . . . . . . . . . . . . • . . . . , . TEXTUAL n Unida actualmente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Otra e l tuac iÓn . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ~- 7.2B ¿Cree usted que au e@pmso (compa~ero) está satle- fecho (conforme) de QUe l a hevan operado? No está eegura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . No Babe que está operada,.- . ~' N.R.ç., . °,.,,• 7.31 ~7.31 - 57 - 229 PA5E A: 7.29 ¿Su esposo (compa~ero) sebe que usked está operada? 7.30 ¿Por quá cree usted que ál no Be atente satisfecho (confo~ me)? 7.31 LHa tenido algún problema par@anal, familiar o de algún oiro tipo por habe L se operado? 7.32 ¿Quá problemas he tenldo? 7.]3a Si no estuvlerm operada V en eBte momento tuvlerm que to- mar la dectsi6n de operarse, ¿la herla nuevemente? 9.3] P ¿Por qu~? 7 .34 m ¿La recomendmrla usted m otrms mujeres que ye no quleren tener más hlJos que =e operaran? 7.]Ab ¿Por quá? No. . , . . . . . . . . , . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . N.R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . TEXTUAL n 2 ~-) , 7.]1 2 N.N . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _91 M TEXTUAL No está segura . 3_ Depende de Io situación . _6 N.R . _.~ M TEXTUAL No . 22 No está segura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . _3 Depende de la situaclón . . . ¿ TEXTUAL - 58 - ~~0 OBSERV~CIONE5 ° 59 - 231 Primeras Pàginas Pàgina de título Pàgina de información Presentacion Equipo de Trabajo Contenido Lista de Cuadros Lista de Graficas Mapa de Mexico Capitulo 1 - Caracteristicas de la Encuesta Capitulo 2 - Dinamica Demografica y Politicas de Poblacion Capitulo 3 - Caracteristicas Generales de la Poblacion Capitulo 4 - Nupcialidad y Exposicion al Riesgo de Concebir Capitulo 5 - Niveles, Tendencias y Diferenciales de la Fecundidad Capitulo 6 - Regulacion de la Fecundidad Capitulo 7 - Preferencias Sobre Fecundidad Capitulo 8 - Caracteristicas de la Aceptacion de Metodos Quirurgicos Capitulo 9 - Mortalidad Infantil y Salud Anexo 1 - Revision Tematica de los Cuestionarios Anexo 2 - Diseño Muestral Anexo 3 - Caracterisitcas del Trabajo de Campo Anexo 4 - Procesamiento de la Informacion Anexo 5 - Cuestionario de Hogar Anexo 6 - Cuestionario Individual (mujer)

View the publication

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.