Mensajes Clave del Caucus Juvenil de la RHSC: Sobre acceso de jóvenes a insumos de salud reproductiva

Publication date:

Mensajes Clave del Caucus Juvenil de la RHSC Sobre acceso de jóvenes a insumos de salud reproductiva Photo: WomenDeliver/Flickr Actualmente la mitad de la población mundial—más de 3.5 billones de personas—tiene menos de 30 años y la mayoría vive en países en desarrollo (EuroMonitor, 2012). Estas personas jóvenes son una de las principales partes interesadas en el desarrollo social, político y económico mundial. La falta de acceso a insumos de salud reproductiva (SR) hace que las personas jóvenes sean vulnerables frente a infecciones de transmisión sexual (ITS) y embarazos no deseados. Cuando a las personas jóvenes se les niega información clara y correcta sobre salud sexual y reproductiva (SSR) y acceso a anticonceptivos, pueden quedar mal preparadas para el sexo, y sin posibilidades de protegerse de embarazos no deseados. Las personas jóvenes enfrentan un riesgo adicional dado que la planificación familiar es controversial porque el sexo está involucrado. Sin información correcta ni servicios de calidad, las personas jóvenes no serán capaces de definir su propio destino. Las creencias y decisiones de las personas jóvenes sobre planificación familiar son críticas para su salud y derechos sexuales y reproductivos. Demasiado seguido, las personas jóvenes enfrentan obstáculos que limitan su acceso a métodos anticonceptivos modernos. Algunas de las barreras más extendidas para el uso de anticonceptivos incluyen normas culturales sobre planificación familiar, falta de recursos financieros, desabastecimientos, barreras geográficas y la ausencia de voluntad política para hacer de esto una prioridad. La necesidad insatisfecha de anticonceptivos entre las personas jóvenes es mayor que entre cualquier otro grupo de edad. Los siguientes mensajes clave han sido formulados por el Caucus Juvenil de la RHSC. Pueden ser usados para incidir por apoyo político y financiero a nivel nacional (local, dentro de los países) e internacional para que las personas jóvenes adquieran información correcta (y habilidades para la vida) sobre salud y derechos sexuales y reproductivos (SDSR) apoyándolas para acceder a los métodos anticonceptivos modernos que elijan. Mensajes Clave Para asegurar el acceso universal a insumos anticonceptivos de alta calidad y asequibles para las personas jóvenes basados en sus necesidades, solicitamos a los gobiernos, OSCs, instituciones de investigación, el sector privado y la comunidad internacional como un todo a: 1. Empoderar a las personas jóvenes dándoles información correcta, amigable para jóvenes y apropiada para la edad sobre métodos en SSR y cómo encontrar centros de salud confiables, de manera que puedan tomar sus propias decisiones sobre métodos. 2. Invertir en soluciones tecnológicas y maneras innovadores de compartir información para asegurar que las personas jóvenes, especialmente aquellas más difícil de alcanzar, tengan conocimientos amplios sobre sexualidad, reproducción y anticonceptivos, y accedan al método que elijan. 3. Desarrollar estrategias nacionales sobre SSR y jóvenes y/o fortalecer las políticas existentes de SDSR y jóvenes para incluir lenguaje robusto sobre acceso a un amplio rango de insumos de SR para las personas jóvenes. 4. Incidir a favor de la implementación de políticas nuevas o existentes sobre insumos de SR y jóvenes, apoyadas con los fondos necesarios. 5. Difundir las políticas existentes relacionadas a insumos de SR y jóvenes hacia las partes interesadas, incluyendo organizaciones juveniles, para asegurar un conocimiento más amplio sobre la existencia de esas políticas, asegurar su implementación y usarlas como buenas prácticas para otros países. 6. Abordar los mitos e ideas falsas alrededor de los anticonceptivos y el placer sexual que surgen de normas sociales, creencias religiosas y barreras culturales (por ejemplo, la presión para tener un embarazo luego del matrimonio, creencias erróneas como que la anticoncepción incentiva el sexo extramatrimonial/ infidelidad, o que el DIU afecta la fertilidad futura, etc.). 7. Asegurar la disponibilidad de lineamientos para todos los proveedores y centros de salud para usar cuando proveen insumos a personas jóvenes, incluyendo situaciones específicas como contextos de asistencia humanitaria. 8. Continuar removiendo las barreras legales que limiten el acceso (por ejemplo, restricciones en aborto, consentimiento de padres/esposos, etc.) y continuar desarrollando políticas que fortalezcan el acceso (por ejemplo, servicios amigables para jóvenes, Educación Sexual Integral, etc.), pero también asumir el desafío para innovar con nuevos abordajes que remuevan las barreras para mujeres y varones jóvenes. 9. Reconocer que las personas jóvenes son quienes están mejor posicionadas para identificar barreras y soluciones así como desarrollar trabajo a nivel nacional para incrementar el acceso a insumos dentro de su grupo de edad. Por lo tanto, deberían estar involucradas y participar en todos los niveles incluyendo la planificación e implementación de políticas. Las personas jóvenes pueden apoyar en la recolección de datos, entrega de insumos, incidencia, monitoreo social, desarrollo de productos y seguimiento de desabastecimiento. 10. Invertir en capacitación, mentoría y oportunidades de liderazgo para personas jóvenes y organizaciones juveniles que puede incluir, entre otras, análisis de datos sobre insumos para la incidencia, y cómo conducir diálogos con tomadores de decisiones. 11. Establecer o difundir estándares y organizar capacitaciones para fabricantes, farmacéuticas y proveedores de servicios en los países para ayudarlos a tener un mejor entendimiento de las necesidades de las personas jóvenes y brindar servicios de insumos de SR más efectivos y consejería adaptada para jóvenes. 12. Aumentar la investigación para tener más y mejores datos desagregados sobre acceso de jóvenes a insumos de SR, incluyendo a las personas jóvenes en el proceso de recolección de datos e invertir en mecanismos apropiados para compartir y socializar estos datos. 13. Alcanzar a más personas jóvenes estableciendo espacios de salud confidenciales, asequibles, amigables para jóvenes y liderados por jóvenes en los que puedan acceder a insumos. No sólo a través de los tradicionales rincones amigables sino también con creatividad mediante ‘nuevos’ espacios a los que las personas jóvenes es más probable que asistan (escuelas, centros del sector privado, farmacias, clínicas móviles, etc.). 14. Comunicar la imagen de marca de los productos (branding) y adaptar el marketing hacia las personas jóvenes basándose en sus necesidades de manera de hacer productos más atractivos para ellas. 15. Integrar los servicios de SSR en los servicios de atención primaria de la salud y en la cobertura universal de salud (por ejemplo, integrar la vacunación con consejería/insumos de planificación familiar para aquellas personas jóvenes que lo necesiten). 16. Hacer que los productos para el cuidado menstrual estén disponibles y sean asequibles para todas las niñas y mujeres jóvenes, para minimizar problemas de salud y la ausencia de la escuela o el trabajo. 17. Fortalecer la colaboración inter-sectorial (salud, educación, empleo, etc.) para promover el acceso de las personas jóvenes a los insumos de SR. 18. Generar apoyo comunitario por el acceso de las personas jóvenes a los insumos de SR mediante el involucramiento de líderes religiosos, comunitarios, padres/madres y docentes, y recabando sus aportes en la planificación de programas. Más información Para más información, por favor contacte a Emilie Peeters, Advocacy & Youth Officer (epeeters@rhsupplies.org) o Milka Dinev, Facilitadora ForoLAC (mdinev@rhsupplies.org). Actualizado en mayo de 2017

View the publication

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.