Travelling in the Shadows (Spanish) / Viajando en las sombras

Publication date: 2022

Viajando en las sombras Miles de mujeres del Triángulo Norte de América Central (Honduras, El Salvador y Guatemala) corren peligro a diario en una región plagada de corrupción, narcotráfico, trata de personas y violencia de género. El abuso doméstico, que ya se encontraba generalizado, se vio agravado aún más por la pandemia y los confinamientos correspondientes. A partir del 2019, El Salvador y Honduras presentan estadísticas que indican que tienen las mayores tasas de feminicidios o asesinatos por motivos de género de mujeres y niñas mayores de quince años en todo América Latina.1 Los pandilleros obligan a las mujeres jóvenes y niñas a tener relaciones sexuales y la resistencia puede conducir a la muerte. Las pandillas (‘maras’) se vengan de sus rivales mediante la violación y el asesinato de hijas y hermanas.2 Tan insostenible es la vida en el hogar que cada año, miles de mujeres contratan a traficantes (llamados ‘coyotes’) para ayudarlas a hacer el largo viaje hacia la frontera de los Estados Unidos y cruzarla hacia la promesa de una nueva vida. En los últimos años ha habido una creciente feminización en la migración desde el Triángulo Norte hacia el norte reflejada en la proporción de mujeres migrantes detenidas en EE.UU. – en el año 2012, las detenciones de mujeres representaron el 14%, mientras que en el 2017 alcanzaron el 27%. Las niñas y adolescentes menores de 18 años constituyen la mayor parte de la población infantil arrestada en EE.UU. alcanzando un 32%.3 1 Cheatham, Amelia. “Central America’s Turbulent Northern Triangle” Council on Foreign Relations 1 July 2021 2 Hallock, Jeffrey, Soto, Ariel G. Ruiz, and Fix, Michael. “In Search of Safety, Growing Numbers of Women Flee Central America” Relief Web 30 May 2018 3 Pérez, Iliana Yazmín Flores “Migrant women and girls from the Northern Triangle and their journey through Mexico: A downward spiral of hazards” Research and Literature on the Americas, 15th February 2021 Trágicamente, al salir de casa, la mayoría de estas mujeres enfrentarán retos extremos al poner en riesgo sus vidas. Las mujeres migrantes que huyen del abuso y el peligro en el Triángulo Norte se enfrentan a nuevos horrores en el camino hacia la frontera de EE. UU., y pocas pueden acceder a los servicios y suministros de salud reproductiva que necesitan. Pero, ¿a alguien le importa? HONDURAS EL SALVADOR GUATEMALA 32% MENORES DE 18 AÑOS 2012 2017 27% 14% MUJERES INMIGRANTES ARRESTADAS EN LOS EE.UU https://www.cfr.org/backgrounder/central-americas-turbulent-northern-triangle https://reliefweb.int/report/el-salvador/search-safety-growing-numbers-women-flee-central-america https://openamericas.org/2021/02/15/migrant-women-and-girls-from-the-northern-triangle-and-their-journey-through-mexico-a-downward-spiral-of-hazards/ https://openamericas.org/2021/02/15/migrant-women-and-girls-from-the-northern-triangle-and-their-journey-through-mexico-a-downward-spiral-of-hazards/ La investigación de la RHSC 4 Money, Markets, Movement: Operationalizing the Coalition’s new workplan, Reproductive Health Supplies Coalition 5 Solving Challenges Through a ‘Supplies Lens’” Reproductive Health Supplies Coalition Un objetivo clave de la Coalición para Insumos de Salud Reproductiva (RHSC, por sus siglas en inglés) es garantizar que los insumos de salud reproductiva (SR) lleguen a las muchas mujeres y niñas que los necesitan, y especialmente a aquellas que, por una variedad de razones, son olvidadas o ignoradas por quienes ejercen poder. El plan de trabajo estratégico de la Coalición RHSC4 se compromete explícitamente a dirigir los recursos para satisfacer las necesidades de insumos de los países y las poblaciones en riesgo de quedarse en el olvido. ForoLAC, el foro de América Latina y el Caribe de la Coalición RHSC, intermedia en conversaciones de alto nivel, iniciativas de incidencia y actividades técnicas con sus casi 600 miembros. Está en una posición privilegiada para aprovechar sus alianzas regionales y hacer comprender a sus aliados por qué en el diálogo global se dedica tan poco tiempo a la difícil situación de las mujeres y niñas migrantes y sus necesidades de insumos. Apenas se piensa en las realidades de su explotación y abuso sexual. Una primera búsqueda bibliográfica puso de manifiesto que, si bien la preocupación por las luchas humanitarias de los inmigrantes y sus familias es habitual, es menos evidente la situación de las mujeres inmigrantes en su viaje hacia el norte. Y apenas se piensa en la realidad de su explotación y abuso sexual. Aplicando el “lente de insumos”5 a esta problemática situación, el ForoLAC se puso en contacto con más de 30 organismos que trabajan en la región y comenzó a reconstruir una imagen reveladora - y perturbadora - de la realidad del tema. Se profundizó en la experiencia de las agencias que trabajan con poblaciones migrantes en Centroamérica; se solicitaron ideas para apoyar el acceso a los anticonceptivos por parte de los migrantes; y se exploraron soluciones innovadoras con el potencial de ofrecer resultados a corto plazo Entre las organizaciones y personas con las que nos comunicamos se encuentran: MEXICO: MEXFAM, Servicios Humanitarios en SSR, INSAD, Erika Troncoso (Consultora), UNFPA-Mexico, Fundación Slim. GUATEMALA: Wings-Guatemala, OSAR, UNFPA- Guatemala, Red Cross-Guatemala, APROFAM, PSI, PASMO, Anabella Sanchez (Consultant), TANUX ÍL, Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (CONAMIGUA), ASOCIACION POP NO’J, Red Mesoamericana, Mujer, Salud y Migración. HONDURAS: UNFPA-Honduras, Centro de Derechos de Mujeres, ASHONPLAFA. EL SALVADOR: SECOMISCA, UNFPA-El Salvador, Asociación Demográfica Salvadoreña Profamilia Las siguientes conclusiones se obtuvieron a partir de una revisión de los estudios actuales, de entrevistas con aliados en el tema y de las respuestas a un cuestionario elaborado por el ForoLAC. Las mujeres migrantes que viajan desde el Triángulo Norte son un grupo altamente vulnerable, a merced de las autoridades. LA POBREZA Y LA DISCRIMINACIÓN POR GÉNERO PRIVAN A LAS MUJERES Y NIÑAS DE APOYO Y SEGURIDAD Las mujeres migrantes que viajan desde el Triángulo Norte son un grupo altamente vulnerable, a merced de las autoridades. Las autoridades políticas locales no han sido aliados efectivos para satisfacer las necesidades de los migrantes, en parte porque ellos mismos se benefician muy a menudo del status quo. Muchos en puestos de autoridad, como militares y policías, explotan sexualmente a quienes no tienen autoridad legal para estar en un país. Las rutas migratorias también están plagadas de pandillas, traficantes de personas y narcotraficantes. El Triángulo Norte es un corredor de drogas utilizado por los traficantes para transportar cocaína, opio y marihuana a los cárteles de la droga mexicanos y a los Estados Unidos. Las mujeres corren el riesgo constante de ser obligadas a participar en una red de tráfico de personas o de drogas. El resultado de esto es que, a menudo, es muy difícil para la comunidad dedicada a los insumos de salud reproductiva el obtener y construir alianzas con figuras de autoridad en las áreas geográficas mencionadas. LAS MUJERES SE MANTIENEN INVISIBLES Los migrantes viajan en grupos con un líder, el coyote, que tiene el control absoluto y obliga a sus viajeros a mantener un perfil bajo, casi inexistente. No deben dejar rastro de papel de ningún tipo, por lo que evitan los puntos de control. Deben permanecer invisibles incluso cuando están enfermos o necesitan asistencia médica, por lo que no buscarán servicios de salud o de emergencia para evitar identificarse. Este acto de desaparición se ve agravado por el objetivo singular de la mujer: “de llegar al norte”. Ella hará todo lo posible para no sobresalir, sino que intentará pasar desapercibida y mantener la cabeza gacha. Ir a un centro de salud aumenta el riesgo de que se denuncie al migrante, se le nieguen los servicios o simplemente se le retrase el viaje, en caso de que los demás se vayan. https://www.rhsupplies.org/uploads/tx_rhscpublications/Workplan_Brief_2021.pdf https://www.rhsupplies.org/fileadmin/uploads/rhsc/General_Membership_Meetings/Kathmandu_2019/Presentations/Day_2/YOUTH/Solving_challenges_through_a_%E2%80%9CSupplies_Lens%E2%80%9D_-_Brian_McKenna.pdf ¿Qué se puede hacer? Está claro que el problema debe abordarse desde una perspectiva novedosa, ya que las mejores prácticas habituales en materia de anticoncepción y planificación familiar no se aplican en estas circunstancias que son únicas. Los encuestados se mostraron más propensos a pensar en términos de prestación de servicios de salud tradicionales que en la entrega de insumos en las manos de las niñas y mujeres migrantes. La naturaleza clandestina de la experiencia de los migrantes dificulta concentrar los esfuerzos en instalaciones sanitarias habituales. Un enfoque exitoso necesitaría posicionar efectivamente los insumos o suministros con aquellos aliados que trabajan en el área, con la esperanza de que lleguen a las mujeres que más los necesitan. Estos aprendizajes sugieren formas específicas de avanzar: Aumentar la concientización sobre el problema fomentando un debate más amplio sobre esta cuestión, generando oportunidades de discusión a través de los medios de comunicación, artículos de opinión, seminarios web, paneles presenciales y blogs. Pensar de “forma innovadora”. Los retos descritos anteriormente no pueden ser abordados con un enfoque “habitual”, sino que exigen alternativas innovadoras a las nociones tradicionales de prestación de servicios. Asegurar el compromiso de los donantes a través de una promoción eficaz. Dado que muchos donantes, por muy bien intencionados que sean, son reacios a tocar el tema de la migración, será crucial desentrañar y, en última instancia, superar, esta reticencia. Apoyar a los grupos que trabajan en este campo para que proporcionen kits de insumos; ayudarlos a construir una red de distribución fiable. Abordar la situación a través de una “lente de insumos” de manera neutral, dirigiendo la conversación hacia temas de acceso y la oportunidad de elegir, en lugar de las polémicas de los intereses nacionales y la política migratoria en general. LA VIOLENCIA SEXUAL ESTA MUY EXTENDIDA Incluso ante la violación y la violencia física, las migrantes guardan silencio para no ser expulsadas de su grupo de viaje. De hecho, las mujeres migrantes se embarcan en estos viajes sabiendo perfectamente que serán violadas, que ser agredidas sexualmente es una parte inevitable del viaje a la frontera de EE. UU. La ruta está salpicada de pequeños alojamientos donde los coyotes llevan a mujeres y niñas para abusar de ellas. Además, los refugios a menudo alojan a hombres y mujeres migrantes en los mismos alojamientos, lo que proporciona otro escenario para que se produzcan agresiones sexuales. EL TABÚ Y PREOCUPACIONES DE SEGURIDAD HACEN DE ESTE UN TEMA COMPLICADO, INCLUSO PARA LOS QUE SI SE PREOCUPAN La Iglesia Católica es una de las organizaciones que tienen un papel principal en aliviar las crisis humanitarias en América Latina, pero como la planificación familiar y la anticoncepción de emergencia son temas tradicionalmente controvertidos, la Iglesia no es un aliado efectivo en estas situaciones. Además, las cuestiones de salud sexual y reproductiva pueden parecer a menudo una preocupación “superficial” frente a las cuestiones abrumadoras como del “pan de cada día”, la alimentación y el refugio, y por ello la salud sexual suele quedar en un segundo plano. Los entrevistados se mostraron circunspectos En consecuencia, es posible que muchos donantes no den prioridad a las necesidades de salud sexual y reproductiva. Además, muchas organizaciones de desarrollo son reacias a ayudar a los migrantes por miedo a ser incriminados por entrar en conflicto con las autoridades. Muchos de los entrevistados se mostraron circunspectos a la hora de citar las fuentes y los contactos por su nombre y prefirieron proporcionar información de manera tal que no pudiesen ser identificados. LOS KITS DE SUMINISTROS SON ESPORÁDICOS Diseñar un programa médico para migrantes es un desafío, ya que las mujeres y las niñas se mueven en grupos y se mantienen alejadas de las rutas de viaje legales, evitando en lo posible los puestos de control oficiales. Una forma en que las organizaciones, que trabajan en este campo, han tratado de abordar esta cuestión es dejando paquetes o kits de productos sanitarios, anticonceptivos de emergencia, profilaxis post exposición a infecciones de transmisión sexual, y otros artículos en los sitios por donde pasan las mujeres migrantes, donde éstas pueden recogerlos de forma anónima sin tener que establecer contacto interpersonal con las autoridades. Este enfoque tiene ventajas obvias, ya que ofrece conveniencia y anonimato. Pero pocas organizaciones, y ciertamente no las ONGs más pequeñas, pueden aprovechar las economías de escala necesarias para asegurar las cantidades necesarias de suministros y medicamentos a precios asequibles y sostenibles.      Si está interesado en colaborar con ForoLAC y la Coalición RHSC para lograr un cambio real y duradero para las mujeres migrantes en el Triángulo Norte, comuníquese con Monique Zegarra en mzegarra@rhsupplies.org. mailto:mzegarra%40rhsupplies.org?subject=

View the publication

Looking for other reproductive health publications?

The Supplies Information Database (SID) is an online reference library with more than 2000 records on the status of reproductive health supplies. The library includes studies, assessments and other publications dating back to 1986, many of which are no longer available even in their country of origin. Explore the database here.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.