Bolivia

Publication date: 2004

Bolivia ENCUESTA NACIONAL DE DEMOGRAFÍA Y SALUD 2003 Encuesta Nacional de Demografía y Salud ENDSA 2003 Mario Gutiérrez Sardán Luis Hernando Ochoa Walter Castillo Guerra Instituto Nacional de Estadística (INE) Ministerio de Salud y Deportes (MSD) Programa de Reforma de Salud (PRS) Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) Fondo de Fortalecimiento para la Salud - Canadá (FORSA – CANADA) Banco Mundial (BM) Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) Programa Mundial de Alimentos (PMA) Proyecto de Salud Integral (PROSIN) Programa MEASURE DHS+/ORC Macro (Asistencia Técnica) Noviembre 2004 El programa de Encuestas de Demografía y Salud (ahora conocido como MEASURE DHS+) es uno de cinco proyectos dentro del programa global MEASURE (Monitoring and Evaluation to ASsess and Use Results). Los otros cuatro son: MEASURE Evaluation, MEASURE Communication, BUCEN-SCILS, y CDC-DRH. Las agencias participantes (ORC Macro, Carolina Population Center, Population Reference Bureau, US Bureau of Census y CDC), proveen una gama completa de asistencia técnica a instituciones guberna-mentales y privadas en la recolección, análisis, diseminación y utilización de información sobre población, salud, y nutrición, con el objetivo último de mejorar las políticas y programas. Con financiamiento proveniente de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el programa MEASURE DHS+ es implementado por ORC Macro con sede en Maryland, USA. Los objetivos de este programa son a) proporcionar bases de datos y análisis a los organismos ejecutivos en el campo de la población para facilitar la consideración de alternativas y la toma de decisiones bien informadas; b) expandir la base internacional de datos en los campos de población y salud materno-infantil; c) aportar avances en la metodología de encuestas por muestreo; d) consolidar la capacidad técnica y los recursos para la realización de encuestas demográficas complejas en los países participantes. Encuestas realizadas en Bolivia: Encuesta Nacional de Demografía y Salud 1989 (ENDSA 89), Encuesta Nacional de Demografía y Salud 1994 (ENDSA 94), Encuesta Nacional de Demografía y Salud 1998 (ENDSA 98) y Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2003 (ENDSA 2003), Para información adicional sobre las encuestas favor dirigirse a: INE Dirección: Calle Carrasco No 1391, Miraflores Teléfono: (591-2) 222 2333 ; fax: (591-2) 222 2885 Página web: www.ine.gov.bo ORC Macro/MEASURE DHS+ 11785 Beltsville Drive, Suite 300, Calverton, MD 20705. Teléfono: (301) 572-0200; fax: (301) 572-0999 Página web: http://www.measuredhs.com CONTENIDO Página CONTENIDO . iii LISTA DE CUADROS . ix LISTA DE GRÁFICOS. xix PRESENTACIÓN. xxi AGRADECIMIENTOS.xxv RESUMEN DE RESULTADOS. xxvii INDICADORES BÁSICOS . xxxi MAPA DE BOLIVIA . xxxii CAPÍTULO 1 INTRODUCCIÓN. 1 1.1 Generalidades . 1 1.2 La Población Boliviana . 1 1.3 La Economía Boliviana. 2 1.4 Programas y Prioridades en Salud Materno Infantil . 3 1.5 La Dimensión Poblacional en el Plan General de Desarrollo Económico y Social . 4 1.6 Diseño de la ENDSA 2003 . 5 Objetivos . 5 Organización . 5 1.7 Diseño y Tamaño de la Muestra para la ENDSA 2003. 6 Diseño de la Muestra. 6 Objetivos del Diseño de la Muestra . 6 Marco Muestral . 7 1.8 Contenido de los Cuestionarios. 7 Cuestionario de Hogar. 7 Cuestionario Individual de Mujeres . 7 Cuestionario Individual de Hombres. 8 1.9 Aspectos Operativos de la ENDSA 2003. 8 Entrenamiento del Personal de Campo . 8 Operación de Campo. 9 Digitación, Crítica y Tabulación . 9 Informes y Análisis de la Información . 10 Cobertura de la Muestra . 10 CAPÍTULO 2 CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LOS HOGARES Y DE LA POBLACIÓN. 11 2.1 Características de los Hogares. 11 Disponibilidad de Servicios Básicos . 11 Disponibilidad de Bienes de Consumo Duradero . 13 Medición del Nivel Socio Económico. 14 2.2 Características de la Población. 15 Población por Edad, Sexo y Área de Residencia . 16 Composición de los Hogares. 17 Nivel de Educación y Asistencia a Centros de Enseñanza. 20 Asistencia, Repetición y Deserción Escolar. 22 Contenido | iii Página CAPÍTULO 3 CARACTERÍSTICAS Y SITUACIÓN DE MUJERES Y HOMBRES. 31 3.1 Características de Mujeres y Hombres . 31 3.2 Nivel de Educación de Mujeres y Hombres Entrevistados . 33 Nivel de Alfabetismo de las Personas Entrevistadas. 37 3.3 Acceso a Medios de Comunicación . 40 3.4 Trabajo de las Mujeres y de los Hombres. 41 Empleo y Tipo de Ocupación de las Personas Entrevistadas . 44 Tipo de Empleo y Formas de Remuneración. 49 3.5 Autonomía de la Mujer: Manejo de los Ingresos y Participación en la Toma de Desiciones . 50 3.6 Autonomia de la Mujer: Actitudes de la Mujer hacia comportamientos específicos. 55 CAPÍTULO 4 FECUNDIDAD . . .59 4.1 Niveles, Tendencias y Diferenciales de la Fecundidad . 59 4.2 Fecundidad Acumulada. 63 4.3 Intervalos entre Nacimientos. 65 4.4 Edad de la Madre al Nacimiento del Primer Hijo . 67 4.5 Fecundidad de Adolescentes . 69 CAPÍTULO 5 PLANIFICACIÓN FAMILIAR. . .71 5.1 Conocimiento de Métodos . 71 5.2 Uso de Métodos en el Pasado. 75 5.3 Uso Actual de Métodos . 77 Prevalencia en el Uso Actual . 77 Diferenciales en los Niveles de Uso Actual . 79 Uso Actual por Condición de la Mujer . 82 Número de Hijos al Iniciar el Uso de Anticonceptivos. 83 Edad al Momento de la Esterilización. 84 Conocimiento del Período Fértil . 85 Fuente de Suministro. 86 Información Suministrada . 89 5.4 Intenciones de Uso en el Futuro. 91 5.5 Mensajes Radiales y Televisivos sobre Planificación Familiar . 94 Exposición a Mensajes y Aceptabilidad. 94 Contacto de las No Usuarias con Proveedores de Planificación Familiar. 98 5.6 Discusión sobre Planificación Familiar entre las Parejas. 99 CAPÍTULO 6 NUPCIALIDAD Y EXPOSICIÓN AL RIESGO DE EMBARAZO. . .103 6.1 Estado Conyugal Actual. 103 6.2 Edad a la Primera Unión Conyugal. 105 6.3 Edad a la Primera Relación Sexual . 108 6.4 Actividad Sexual Previa y Reciente . 112 6.5 Infertilidad Postparto. 115 6.6 Menopausia entre las Mujeres de 30 y más Años . 117 | Contenido iv Página CAPÍTULO 7 PREFERENCIAS SOBRE FECUNDIDAD . 119 7.1 El Deseo de Más Hijos . 119 7.2 La Necesidad Insatisfecha y la Demanda de Servicios de Planificación Familiar . 123 7.3 Número Ideal de Hijos . 127 7.4 Planificación de la Fecundidad . 129 7.5 Tasas de Fecundidad Deseada. 131 7.6 Número Ideal de Hijos, Necesidad Insatisfecha y Situación de la Mujer . 132 CAPÍTULO 8 MORTALIDAD INFANTIL, EN LA NIÑEZ Y MORTALIDAD ADULTA Y MATERNA. . .135 8.1 Niveles y Tendencias de la Mortalidad Infantil y en la Niñez . 136 8.2 Diferenciales de la Mortalidad Infantil y en la Niñez . 138 8.3 Mortalidad y Situación de la Mujer . 142 8.4 Mortalidad Perinatal. 142 8.5 Grupos de Alto Riesgo Reproductivo . 144 8.6 Mortalidad Adulta y Materna. 148 Calidad de la Información . 148 Estimación de la Mortalidad Adulta. 149 Estimación de la Mortalidad Materna . 149 CAPÍTULO 9 SALUD MATERNO-INFANTIL . .153 9.1 Atención Prenatal . 153 Tipo y Frecuencia de la Atención Prenatal . 153 Calidad de la Atención Prenatal . 157 Toxoide Antitetánico. 158 9.2 Asistencia en Parto y el Postparto . 161 Lugar de Ocurrencia del Parto y Tipo de Asistencia. 161 Características del Parto . 164 Cuidado Postnatal de las Madres . 164 9.3 Vacunación. 167 Vacunación en Cualquier Momento. 167 Vacunación en el Momento Apropiado. 171 9.4 Enfermedades Respiratorias Agudas . 173 9.5 Diarrea: Prevalencia y Tratamiento . 176 Instalaciones y Medidas Sanitarias . 176 Prevalencia y Tratamiento de la Diarrea . 178 Conocimiento del Cuidado de la Diarrea . 178 Tratamiento de la Diarrea. 179 Practicas Alimenticias . 181 9.6 Cuidado de la Salud y la Situación de la Mujer . 182 Prueba del Papanicolau (PAP) . 185 9.7 Problemas en el Cuidado de Salud. 187 Problemas en el Acceso al Cuidado de Salud . 187 9.8 Salud Mental y Física de Hombres y Mujeres . 189 Salud Mental . 189 Actividad Física y Deportiva. 192 Uso de Cigarrillos. 196 Contenido | v Página CAPÍTULO 10 LACTANCIA Y NUTRICIÓN. . .197 10.1 Iniciación de la Lactancia. 197 10.2 Situación de la Lactancia por Edad . 199 10.3 Duración Mediana e Intensidad de la Lactancia . 201 10.4 Alimentación Complementaria en los Menores de Tres Años. 203 Tipos de Alimentos Consumidos en las Últimas 24 horas . 204 Frecuencia de Consumo de Alimentos. 204 10.5 Alimentación y Consumo de Micronutrientes. 209 Consumo de Vitamina A y Hierro entre los Niños . 210 Consumo de Alimentos y de Suplementos de Vitamina A en las Mujeres . 212 10.6 Nutrición de los Niños. 215 10.7 Nutrición de las Madres . 219 Estatura de las Madres. 220 Peso y Masa Corporal de las Mujeres . 220 10.8 Anemia en Niños y Mujeres. 221 Métodos . 223 Resultados . 224 10.9 Uso de Sal Yodada . 229 CAPÍTULO 11 EL SINDROME DE INMUNODEFICIENCIA ADQUIRIDA (SIDA) Y OTRAS ITS. 231 11.1 Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) . 231 11.2 Conocimiento del VIH/ SIDA. 232 Conocimiento de Formas para Evitar el SIDA. 234 Conocimiento de Asuntos Relacionados con el VIH/SIDA. 236 11.3 Aspectos Sociales del VIH/SIDA . 239 Conocimiento de la Transmisión de madre a Hijo Perinatal. 242 11.4 Prueba del Virus de SIDA entre los hombres . 245 11.5 Conocimiento de las ITS. 247 11.6 Comportamiento Sexual y Uso y Acceso de Condones . 250 CAPÍTULO 12 VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES Y LOS NIÑOS. . .267 12.1 Introducción. 267 La víctima . 267 El agresor . 268 Prevención. 268 Tratamiento . 268 12.2 Violencia Psicológica. 269 12.3 Violencia Física y Sexual . 273 12.4 Violencia por persona diferete a cónyugue. 277 12.5 Busca de ayuda y denuncia de la violencia . 281 Búsqueda de Ayuda en Caso de Violencia. 282 12.6 Maltrato a los Niños. 286 Resultado de las agresiones en la víctima. 288 Violencia en el hogar de origen . 292 Violencia en la Infancia . 292 Actitudes y Opiniones de los Hombres con respecto al uso de la Violencia en el Hogar. 295 | Contenido vi Página APÉNDICE A DISEÑO Y COBERTURA DE LA MUESTRA. 297 A.1 Introducción. 297 A.2 Objetivos del Diseño Muestral . 297 A.3 Marco Muestral. 297 A.4 Estratificación . 297 A.5 Mínimo Tamaño Muestral para Cada Dominio . 298 A.6 Asignación de la Muestra . 298 A.7 Selección de la Muestra . 299 A.8 Rendimiento de la Muestra . 300 APÉNDICE B LOS ERRORES DE MUESTREO. 303 APÉNDICE C LA CALIDAD DE LA INFORMACIÓN . 325 APÉNDICE D PERSONAL DE LA ENCUESTA. 335 APÉNDICE E CUESTIONARIOS. 339 CUESTIONARIO DE HOGAR . 341 CUESTIONARIO DE MUJER . 351 CUESTIONARIO DE HOMBRES . 389 Contenido | vii | Contenido viii LISTA DE CUADROS Página CAPÍTULO 1 Cuadro 1.1 Tamaño de la población por área de residencia según región y departamento .2 Cuadro 1.2 Composición y crecimiento del producto interno bruto .3 Cuadro 1.3 Resultados de la muestra para la encuesta de hogares, mujeres y hombres.10 CAPÍTULO 2 Cuadro 2.1 Características de las Vivienda.12 Cuadro 2.2 Bienes de Consumo duradero de los hogares .13 Cuadro 2.3. Distribución de los hogares por quintiles de riqueza .15 Cuadro 2.4. Composición de la población total por Edad .16 Cuadro 2.5 Composición de los hogares.17 Cuadro 2.6 Orfandad de los niños según sobrevivencia de los padres y situación de residencia.19 Cuadro 2.7.1 Nivel de Educación de la población de 6 años y más: hombres.22 Cuadro 2.7.2 Nivel de Educación de la población de 6 años y más: mujeres.23 Cuadro 2.8.1 Tasas de asistencia escolar para la escuela primaria.25 Cuadro 2.8.2 Tasas de asistencia escolar para la escuela secundaria .26 Cuadro 2.9.1 Tasas de repetición escolar .28 Cuadro 2.9.2 Tasas de deserción escolar.29 CAPÍTULO 3 Cuadro 3.1 Características de la población entrevistada.32 Cuadro 3.2.1 Educación alcanzada mujeres.35 Cuadro 3.2.2 Educación alcanzada hombres .36 Cuadro 3.3.1 Alfabetismo de las mujeres entrevistadas .38 Cuadro 3.3.2 Alfabetismo de los hombres entrevistados.39 Cuadro 3.4.1 Acceso a los medios de comunicación: mujeres.42 Cuadro 3.4.2 Acceso a los medios de comunicación: hombres.43 Cuadro 3.5. Situación de empleo de los entrevistados.45 Cuadro 3.6.1 Ocupación de las mujeres .47 Cuadro 3.6.2 Ocupación de los hombres.48 Cuadro 3.7.1 Tipo de Empleo de las mujeres .49 Cuadro 3.7.2 Tipo de empleo de los hombres.50 Cuadro 3.8 Persona que decide como gastar los ingresos y gastos del hogar que paga la entrevistada .51 Cuadro 3.9 Control de los ingresos para la contribución a los gastos del hogar.53 Cuadro 3.10 Participación de la mujer en decisiones del hogar .53 Cuadro 3.11 Participación de la mujer en desiciones del hogar .54 Cuadro 3.12 Actitud de la mujer hacia que el esposo golpee a la esposa .56 Cuadro 3.13.1 Actitud de la mujer hacia razones especificas para rehusar relaciones sexuales con el esposo por características demográfics seleccionadas .57 Cuadro 3.13.2 Actitud de la mujer hacia razones especificas para rehusar relaciones sexuales con el esposo por características socioeconómicas seleccionadas .58 CAPÍTULO 4 Cuadro 4.1 Niveles de Fecundidad para los tres años que precedieron a la encuesta.60 Cuadro 4.2 Fecundidad, paridez y embarazo .63 Cuadro 4.3 Tendencias en las tasas de fecundidad por edad.64 Cuadro 4.4 Número de nacidos vivos y sobrevivientes de las mujeres, por residencia y edad.64 Lista de Cuadros | ix Página Cuadro 4.5 Intervalos entre nacimientos.66 Cuadro 4.6 Edad al primer nacimiento.67 Cuadro 4.7 Edad mediana al primer nacimiento.68 Cuadro 4.8 Embarazo y Maternidad de Adolescentes.69 CAPÍTULO 5 Cuadro 5.1.1 Conocimiento de métodos específicos: mujeres .72 Cuadro 5.1.2 Conocimiento de métodos específicos: hombres.72 Cuadro 5.2 Conocimiento de métodos anticonceptivos.74 Cuadro 5.3.1 Uso alguna vez de métodos anticonceptivos entre las mujeres .76 Cuadro 5.3.2 Uso alguna vez métodos anticonceptivos entre los hombres .77 Cuadro 5.4 Uso actual de anticoncepción por edad de las mujeres.78 Cuadro 5.5 Uso actual de anticoncepción .80 Cuadro 5.6 Uso actual de anticoncepción por condición de la mujer .83 Cuadro 5.7 Número de hijos al usar anticoncepción por primera vez.84 Cuadro 5.8 Edad al momento de la esterilización.85 Cuadro 5.9 Conocimiento del período fértil.86 Cuadro 5.10 Fuente de suministro para métodos modernos.88 Cuadro 5.11 Información suministrada durante la prescripción de métodos modernos.90 Cuadro 5.12 Uso futuro de anticoncepción.91 Cuadro 5.13 Razones para no querer usar métodos anticonceptivos en el futuro.92 Cuadro 5.14 Método preferido de anticoncepción para uso futuro .93 Cuadro 5.15.1 Exposición a mensajes de planificación familiar en la radio, la televisión o en medios escritos : mujeres.96 Cuadro 5.15.2 Exposición a mensajes de planificación familiar en la radio, la televisión o en medios escritos: hombres.97 Cuadro 5.16 Contacto de mujeres no-usuarias con proveedores de planificación familiar.99 Cuadro 5.17 Actitud de las parejas sobre la planificación familiar .101 CAPÍTULO 6 Cuadro 6.1.1 Estado conyugal actual de las mujeres.104 Cuadro 6.1.2 Estado conyugal actual de los hombres .105 Cuadro 6.2 Edad a la primera unión .106 Cuadro 6.3 Edad mediana a la primera unión .107 Cuadro 6.4.1 Edad a la primera relación sexual por edad actual de las mujeres .109 Cuadro 6.4.2 Edad a la primera relación sexual de los hombres.110 Cuadro 6.5 Edad mediana a la primera relación .111 Cuadro 6.6.1 Actividad sexual reciente: mujeres.113 Cuadro 6.6.2 Actividad sexual reciente: hombres .114 Cuadro 6.7 Amenorrea, abstinencia e insusceptibilidad postparto.115 Cuadro 6.8 Duración mediana de la amenorrea, abstinencia e insusceptibilidad postparto .116 Cuadro 6.9 Menopausia .118 CAPÍTULO 7 Cuadro 7.1.1 Preferencias de fecundidad.120 Cuadro 7.1.2 Evolución de las preferencias de fecundidad.121 Cuadro 7.2 Deseo de limitar la reproducción.122 Cuadro 7.3 Necesidad de servicios de planificación familiar para las mujeres en unión .126 Cuadro 7.4 Número ideal de hijos.128 Cuadro 7.5 Promedio ideal de hijos .129 | Lista de Cuadros x Página Cuadro 7.6 Planificación de la fecundidad.130 Cuadro 7.7 Fecundidad deseada y observada .131 Cuadro 7.8 Número ideal de hijos y necesidad insatisfecha por status de la mujer.133 CAPÍTULO 8 Cuadro 8.1 Mortalidad infantil y en la niñez para varios quinquenios.136 Cuadro 8.2 Mortalidad infantil y en la niñez por características socioeconómicas seleccionadas.139 Cuadro 8.3 Mortalidad infantil y en la niñez por características demográficas seleccionadas.141 Cuadro 8.4 Mortalidad infantil y en la niñez por indicadores de estatus de la mujer .143 Cuadro 8.5 Mortalidad Perinatal .144 Cuadro 8.6 Categorías de alto riesgo reproductivo.146 Cuadro 8.7 Cobertura de la información sobre hermanos y hermanas .148 Cuadro 8.8 Tasas de mortalidad adulta para hombres y mujeres, por edad.149 Cuadro 8.9 Información básica para la estimación de mortalidad materna .150 Cuadro 8.10 Estimaciones de mortalidad materna con el método directo .151 CAPÍTULO 9 Cuadro 9.1 Atención prenatal .155 Cuadro 9.2 Número de visitas prenatales y momento de la primera visita .157 Cuadro 9.3 Contenido de la atención prenatal para mujeres con hijos nacidos vivos en los últimos cinco años .159 Cuadro 9.4 Vacuna contra el tetanos neonatal .160 Cuadro 9.5 Lugar de parto .162 Cuadro 9.6 Atención del parto.163 Cuadro 9.7 Características del parto.165 Cuadro 9.8 Cuidado postnatal .166 Cuadro 9.9 Vacunación en cualquier momento de los niños de 12-23 meses, por fuente de información .168 Cuadro 9.10 Vacunaciones en cualquier momento entre los niños de 12-23 meses .169 Cuadro 9.11 Vacunación en cualquier momento entre los niños de 18-29 meses.170 Cuadro 9.12 Vacunación en el momento apropiado.172 Cuadro 9.13.1 Prevalencia y tratamiento de infecciones respiratorias agudas (IRA) y/o fiebre .174 Cuadro 9.13.2 Fuente para el tratamiento de infecciones respiratorias agudas (IRA) y/o fiebre .175 Cuadro 9.14 Eliminación de las deposiciones de los niños .177 Cuadro 9.15 Prevalencia de diarrea entre los menores de cinco años y conocimiento de los paquetes de SRO entre madres.178 Cuadro 9.16 Conocimiento de paquetes de Sales de Rehidratación Oral (SRO).179 Cuadro 9.17 Tratamiento de la diarrea por lugar de residencia y educación .180 Cuadro 9.18 Prácticas Alimenticias durante la diarrea .181 Cuadro 9.19.1 Atención a la salud reproductiva por condición de la mujer .183 Cuadro 9.19.2 Cuidado de la salud del niño por condición de la mujer.184 Cuadro 9.20 Control de Cancer de cuello uterio en mujeres en edad fértil.186 Cuadro 9.21 Problemas en el acceso a los servicios de salud.188 Cuadro 9.22.1 Salud mental: mujeres.190 Cuadro 9.22.2 Salud mental: hombres .191 Cuadro 9.23.1 Actividades físicas y deportivas durante la semana antes de la entrevista: mujeres .194 Lista de Cuadros | xi Página Cuadro 9.23.2 Actividades físicas y deportivas durante la semana antes de la entrevista: hombres.195 Cuadro 9.24 Uso de tabaco.196 CAPÍTULO 10 Cuadro 10.1 Lactancia inicial .198 Cuadro 10.2 Situación de lactancia para niños menores de tres años .201 Cuadro 10.3 Duración mediana e intensidad de la lactancia .202 Cuadro 10.4 Alimentos recibidos por los niños el día o la noche anterior a la entrevista .205 Cuadro 10.5 Frecuencia de alimentos recibios por los niños el día o noche anterior a la entrevista .206 Cuadro 10.6 Frecuencia de los alimentos consumidos por los niños en los últimos siete días .208 Cuadro 10.7.1 Ingesta de micronutrientes entre los niños por características demográficas seleccionadas.211 Cuadro 10.7.2 Ingesta de micronutrientes entre los niños por características socioeconómicas seleccionadas.212 Cuadro 10.8 Ingesta de micronutrientes entre las madres .214 Cuadro 10.9.1 Indicadores de desnutrición para niños menores de cinco años por características demográficas seleccionadas.217 Cuadro 10.9.2 Indicadores de desnutrición para niños menores de cinco años por características socioeconómicas seleccionadas.218 Cuadro 10.9.3 Estado nutricional de las mujeres .222 Cuadro 10.10.1 Prevalencia de anemia enniños por características demográficas seleccionadas.225 Cuadro 10.10.2 Prevalencia de anemia en niños por características socioeconómicas seleccionadas.226 Cuadro 10.10.3 Prevalencia de anemia en niños por condición de anemia de las madres .227 Cuadro 10.10.4 Prevalencia de anemia en mujeres.228 Cuadro 10.11 Tipo de Sal utilizada en los hogares y uso de sal yodada .230 CAPÍTULO 11 Cuadro 11.1 Conocimiento sobre el VIH/SIDA .233 Cuadro 11.2 Conocimiento de formas de evitar VIH/SIDA.235 Cuadro 11.3.1 Creencias sobre el VIH/SIDA: mujeres .237 Cuadro 11.3.2 Creencias sobre el VIH/SIDA: hombres.238 Cuadro 11.4.1 Actitudes hacia personas que tienen VIH/SIDA: mujeres.240 Cuadro 11.4.2 Actitudes hacia personas que tienen VIH/SIDA: hombres .241 Cuadro 11.5 Conocimiento de asuntos relacionados con el VIH/SIDA .243 Cuadro 11.6.1 Discusión sobre VIH/SIDA con la pareja: mujeres .244 Cuadro 11.6.2 Discusión sobre VIH/SIDA con la pareja: hombres .245 Cuadro 11.7 Prueba del SIDA .246 Cuadro 11.8 1 Conocimiento de síntomas de infecciones de transmisión sexual (ITS): mujeres.248 Cuadro 11.8 2 Conocimiento de síntomas de infecciones de transmisión sexual (ITS): hombres.249 Cuadro 11.9 Actitud hacia la negociación par tener sexo seguro con la pareja .250 Cuadro 11.10.1 Relaciones monogamicas y numero de parejas sexuales de las mujeres .252 Cuadro 11.10.2 Relaciones monogamicas y numero de parejas sexuales de los hombres unidos y no unidos .253 Cuadro 11.11 Conocimiento de fuente de condones y acceso a ellos .254 Cuadro 11.12 Adolescentes que saben donde conseguir condones.255 Cuadro 11.13 Sexo de alto riesgo y uso de condones durante la última relación sexual de alto riesgo durante los últimos 12 meses.257 | Lista de Cuadros xii Página Cuadro 11.14 Sexo por paga durante el último año.259 Cuadro 11.15.1 Edad a la primera relación sexual de hombres y mujeres adolescentes por edad.260 Cuadro 11.15.2 Edad a la primera relación sexual de hombres y mujeres adolescentes .260 Cuadro 11.16 Uso de condones durante primera relación sexual entre los hombres adolescentes .261 Cuadro 11.17 Relaciones prematrimoniales en el último año entre los adolescentes y uso de condones.263 Cuadro 11.18 Hombres y mujeres adolescentes con más de una pareja sexual.264 Cuadro 11.19 Sexo de alto riesgo y uso de condones entre adolescentes de 15-24 años .265 CAPÍTULO 12 Cuadro 12.1.1 Violencia psicológica hacia las mujeres por parte de la pareja .271 Cuadro 12.1.2 Violencia psicológica hacia los hombres por parte de la pareja.272 Cuadro 12.2.1 Violencia física o sexual hacia las mujeres.275 Cuadro 12.2.2 Violencia física o sexual hacia los hombres .276 Cuadro 12.3 Violencia sexual hacia las mujeres por vìnculo con el agresor/a .278 Cuadro 12.4.1 Tipos de violencia hacia las mujeres por tipo de persona.280 Cuadro 12.4.2 Tipos de violencia hacia los hombres por tipo de pareja.281 Cuadro 12.5.1 Busca de ayuda entre mujeres que han experimentado violencia .284 Cuadro 12.5.2 Busqueda de ayuda entre hombres que han experimentado violencia .285 Cuadro 12.6 Persona que castiga o castigaba a los hijos en el hogar de la persona entrevistada .287 Cuadro 12.7. Consecuencias de la agresión por parte de lapareja: mujeres.289 Cuadro 12.8 Sanción al agresor de violencia física-psicológica y sexual .291 Cuadro 12.9 Violencia del padre contra la madre de lapersona entrevistada.293 Cuadro 12.10 En que forma castigan o castigaban al entrevistado los padtres o persona con las que se ha criado.294 Cuadro 12.11 Opinión sobre si se justifica que el padre o la madre pegue a sus hijos(as).296 APÉNDICE A Cuadro A.1 Asignación de la muestra. 298 Cuadro A.2 Implementación de la muestra de mujeres por departamento. 301 Cuadro A.3 Implementación de la muestra de hombres por departamento. 302 APÉNDICE B Cuadro B.1 Variables seleccionadas para el cálculo de los errores de muestreo . 306 Cuadro B.2.1 Errores de muestreo para el total de la población . 307 Cuadro B.2.2 Errores de muestreo para la población urbana. 308 Cuadro B.2.3 Errores de muestreo para la población rural . 309 Cuadro B.3.1 Errores de muestreo para la población de La Paz . 310 Cuadro B.3.2 Errores de muestreo para el total de la población de Oruro. 311 Cuadro B.3.3 Errores de muestreo para la población de Potosi . 312 Cuadro B.3.4 Errores de muestreo para la población de Chuquisaca . 313 Cuadro B.3.5 Errores de muestreo para la población de Cochabamba . 314 Cuadro B.3.6 Errores de muestreo para la población de Tarija . 315 Cuadro B.3.7 Errores de muestreo para la población de Santa Cruz . 316 Cuadro B.3.8 Errores de muestreo para la población de Beni/Pando . 317 Cuadro B.4 Errores de muestreo para la fecundidad en los tres años antes de la encuesta . 318 Cuadro B.5.1 Errores de muestreo para la mortalidad neonatal. 319 Lista de Cuadros | xiii Página Cuadro B.5.2 Errores de muestreo para la mortalidad postneonatal . 320 Cuadro B.5.3 Errores de muestreo para la mortalidad infantil. 321 Cuadro B.5.4 Errores de muestreo para la mortalidad postinfantil . 322 Cuadro B.5.5 Errores de muestreo para la mortalidad en la niñez. 323 APÉNDICE C Cuadro C.1 Distribución por edad de la población en hogares en la muestra total 327 Cuadro C.2 Distribución por edad de las personas elegibles y entrevistadas . 328 Cuadro C.3 Porcentaje de observaciones sin información en la muestra básica. 329 Cuadro C.4 Nacimientos a mujeres en la encuesta individual por año calendario. 329 Cuadro C.5 Edad al fallecimiento en días para menores de 1 mes . 330 Cuadro C.6 Edad al fallecimiento en meses. 331 Cuadro C.7 Calidad de los datos sobre peso y talla . 332 Cuadro C.8 Cobertura de la información antrpométrica para mujeres. 333 | Lista de Cuadros xiv LISTA DE GRÁFICOS Página CAPÍTULO 2 Gráfico 2.1 Porcentaje de Hogares con Acceso a Servicios Básicos por Área de Residencia .12 Gráfico 2.2 Porcentaje de Hogares Encabezados por Mujeres, por Área de Residencia y Departamento .18 Gráfico 2.3 Distribución de las Mujeres de 6 Años y Más por Nivel de Educación según Área de Residencia .21 Gráfico 2.4 Distribución de Hombres y Mujeres de 6 Años y Más por Nivel de Educación.21 Gráfico 2.5 Tasas de Asistencia Escolar por Sexo y Edad.27 CAPÍTULO 3 Gráfico 3.1 Porcentaje de Mujeres en Edad Fértil con Educación Superior, según Área de Residencia y Departamento.34 Gráfico 3.2 Mujeres de 15-49 Años y Hombres de 15-64 Años con Alfabetismo, según Área de Residencia y Departamento.40 CAPÍTULO 4 Gráfico 4.1 Tasa de Fecundidad por Edad para el Trienio Anterior a la Encuesta, según Área de Residencia .61 Gráfico 4.2 Tasa Global de Fecundidad (TGF) para el Trienio Anterior en la Encuesta, por Área de Residencia, Departamento y Educación.62 Gráfico 4.3 Porcentaje de Adolescentes Embarazadas o con Hijos, por Edad, Área de Residencia y Educación.70 CAPÍTULO 5 Gráfico 5.1 Conocimiento y Uso de Métodos de Planificación Familiar.79 Gráfico 5.2 Prevalencia de Métodos Anticonceptivos entre las Mujeres en Unión, según Área de Residencia y Departamento.81 Gráfico 5.3 Prevalencia de Métodos Anticonceptivos entre las Mujeres en Unión por Área de Residencia y Educación, 1998 y 2003 .82 Gráfico 5.4 Fuente de Suministro para Métodos Modernos de Planificación Familiar, por Sectores, 1998 y 2003.87 Gráfico 5.5 Intención de Uso futuro de Anticonceptivos, según Área de Residencia y Número de Hijos Sobrevivientes .93 Gráfico 5.6 Exposición a Mensajes de Planificación Familiar por Área de Residencia y Medio de Comunicación .95 Gráfico 5.7 Actitud de las Parejas sobre la Planificación Familiar, según Área de Residencia y Departamento .100 CAPÍTULO 6 Gráfico 6.1 Edad mediana a la primera unión de las mujeres de 25-49 años por área de residencia y educación .108 Gráfico 6.2 Porcentaje de hombres y mujeres que tuvieron su primera relación sexual antes de cierta edad .110 Gráfico 6.3 Duración del Período de no susceptibilidad postparto al riesgo de embarazo, según Área de residencia y educación.117 CAPÍTULO 7 Gráfico 7.1 Preferencias de Fecundidad de las Mujeres Casadas o Unidas .121 Lista de Gráficos | xv Gráfico 7.2 Componentes de la Necesidad Insatisfecha de Planificación Familiar .125 Página Gráfico 7.3 Porcentaje de Mujeres Casadas o Unidas con Necesidad Insatisfecha de Anticoncepción, según Departamento y Educación.125 CAPÍTULO 8 Gráfico 8.1 Evolución de la Mortalidad Infantil según Tres Encuestas.137 Gráfico 8.2 Mortalidad Infantil y en la Niñez por Área de Residencia, Departamento y Educación de la Madre.140 Gráfico 8.3 Nacimientos en Últimos Cinco Años y Mujeres en Unión, según Categorías de Riesgo de Mortalidad de los Niños .147 CAPÍTULO 9 Gráfico 9.1 Porcentaje de Mujeres que Tuvieron un Nacimiento en los Cinco Años Anteriores a la Encuesta, por Tipo de Atención .154 Gráfico 9.2 Visitas Prenatales de Control y Meses de Embarazo al Primer Control entre las Mujeres con Nacidos Vivos en los Cinco Años que Precedieron la Encuesta.156 Gráfico 9.3 Cobertura de Vacunación en Cualquier Momento entre los Niños de 12 a 23 Meses de Edad, según Encuestas .168 Gráfico 9.4 Cobertura de Vacunación Antes de los 18 Meses entre los Niños de 12 a 23 Meses de Edad y los Niños de 48-59 Meses .171 Gráfico 9.5 Porcentaje de Hombres y Mujeres que no Reportaron Síntomas de Desórdenes Emocionales por Área de Residencia y Departamento .192 Gráfico 9.6 Porcentaje de Hombres y Mujeres que Reportaron Actividad Física Recreativa por Área de Residencia y Departamento.193 CAPÍTULO 10 Gráfico 10.1 Iniciación de la Lactancia, según Área de Residencia, Educación y Departamento.199 Gráfico 10.2 Indicadores del Estado Nutricional de los Niños Menores de 5 Años, por Edad.219 CAPÍTULO 11 Gráfico 11.1 Conocimiento de Formas de Evitar el VIH/SIDA .234 Gráfico 11.2 Uso de Condón por Adolescentes Mujeres y Hombres, en su Última Relación Sexual de Alto Riesgo, según Lugar de Residencia y Educación .258 CAPÍTULO 12 Gráfico 12.1 Porcentaje de Mujeres Alguna Vez Casadas o Unidas según Tipo de Violencia que Han Sufrido por su Esposo Actual o Ex Esposo .274 Gráfico 12.2 Formas de Violencia Alguna Vez Experimentadas por las Mujeres de Parte del Esposo o Compañero.277 | Lista de Gráficos xvi PRESENTACIÓN El Ministerio de Salud y Deportes (MSD) y el Instituto Nacional de Estadística (INE) de Bolivia presentan los resultados finales de la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2003 (ENDSA 2003). Esta publicación tiene como objetivo principal proporcionar información actualizada en los ámbitos nacional y departamental sobre los niveles de fecundidad, salud en general y salud reproductiva, nutrición de los niños, mortalidad y morbilidad en los primeros años de vida, morbilidad y mortalidad materna. La ENDSA 2003 aporta nueva información estadística sobre los conocimientos, actitudes y prácticas relacionadas con el VIH/SIDA y la violencia contra la mujer. Estos datos permiten comparar la información sociodemográfica, las tendencias y los cambios registrados en materia de salud materna e infantil y en la fecundidad durante los últimos 15 años, sobre la base de los datos de las ENDSA’s anteriores y de otros estudios. En esta edición se incluye una descripción de los tópicos más importantes en materia de salud, incluidos principalmente del cuestionario de las mujeres en edad reproductiva. A este documento le seguirán, por una parte, los informes departamentales que presentarán los resultados de manera específica y desagregada, además de otros análisis con mayor detalle sobre temas específicos. Esta encuesta fue realizada con la participación del Ministerio de Salud y Deportes a través del Programa de Reforma de Salud (PRS) con fondos del Banco Mundial; del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA); del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF); del Programa Mundial de Alimentos (PMA); del Fondo de Fortalecimiento para la Salud - Canadá (FORSA - CANADA) y del Proyecto de Salud Integral (PROSIN). El operativo de la encuesta fue ejecutado por el INE y la asistencia técnica estuvo bajo la responsabilidad de ORC Macro dentro del Programa MEASURE/DHS+, financiado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Al entregar estos resultados finales, el Ministerio de Salud y Deportes y el Instituto Nacional de Estadística hacen pública su gratitud y expresan la satisfacción que sienten por el apoyo recibido y la acogida brindada por los 20,000 hogares en los cuales se recolectó la información, además de destacar el trabajo realizado por el personal que participó en las distintas fases de la ENDSA 2003. Fernando Antezana Aranibar Oscar Lora Rocha MINISTRO DE SALUD DIRECTOR EJECUTIVO Y DEPORTES INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA Presentación | xvii | Presentación xviii AGRADECIMIENTOS El Instituto Nacional de Estadística (INE) quiere dar constancia de su profundo agradecimiento al personal que trabajó en las diferentes fases de la ENDSA 2003. En primer lugar queremos agradecer al personal técnico, al personal de campo, supervisoras, entrevistadoras(es), choferes y actualizadores de cartografía; tambien nuestro agradecimiento particular a los responsables de crítica, codificación, digitación, y procesamiento. Expresamos especial gratitud a los funcionarios de Macro ORC quienes ofrecieron asesoria en las diferentes etapas de la encuesta. Es justo reconocer la satisfacción sentida por el apoyo recibido de las instituciones auspiciadoras y la acogida brindada por los hogares en los cuales se recolectó la información además la colaboración de los alcaldes municipales y otras autoridades locales, pues sin su decidido apoyo no se hubiese logrado penetrar en los lugares más inhóspitos del país, para que la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2003 concluyera con éxito. Deseamos reiterar nuestro agradecimiento a las instituciones auspiciadoras en las siguientes personas que dedicaron largas horas de su tiempo para la concreción de la ENDSA 2003: Rosario Quiroga (PAI) Cristian Pereira (PRS) Jorge Velasco (USAID) Antonio Gómez (UNFPA) Carlos Gutiérrez (UNICEF) Julio von Vacano (Forsa-Canadá) Martha Rivera (Viceministerio de la Mujer) Gladys Borja (MSD) Agradecimientos | xix | Agradecimientos xx RESUMEN DE RESULTADOS: BOLIVIA EN EL CONTEXTO LATINOAMERICANO Salud Materno-Infantil Atención Prenatal y del Parto • En Bolivia, el nivel de atención prenatal por personal calificado (médico o enfermera) alcanza el 79 por ciento. Este indicador si bien muestra una mejora importante en la cobertura con relación a 1998, sitúa a Bolivia entre los países con menor cobertura en la región en cuanto a atención profesional prenatal. Ate c –––––––––––––– País –––––––––––––– Rep. Dominicana Rep. Dominicana Colombia 2000 Colombia 1995 Nicaragua 2002 Nicaragua 1998 Perú 2000 Perú 1996 Brasil 1996 Haití 2000 Haití 1994-95 Bolivia 2003 Bolivia 1998 Guatemala 1998- Guatemala 1995 –––––––––––––– Atención con pe los últimos 5 año 1998). • También la atención del parto por profesional de salud, 61 por ciento, ha mejorado con relación a 1998. Sin embargo la cobertura es aún baja y sitúa a Bolivia entre los países con menor atención del parto por personal calificado. Lactancia • La duración de la lactancia en Bolivia es una de las más altas de América Latina (alrededor de 18 meses), cercana a la observada por Guatemala, Perú, Haití y Nicaragua y muy por encima de Colombia, Brasil y Republica Dominicana • El 62 por ciento de los niños bolivianos menores de 4 meses recibe lactancia exclusiva, lo cual representa un pequeño incremento con relación a 1998 cuando era 60 por ciento, lo cual sitúa a Bolivia como el país con mayor porcentaje de niños con lactancia exlusiva entre los países analizados. y ––––––––––––– País –––––––––––––– Guatemala 1998- Guatemala 1995 Perú 2000 Perú 1996 Bolivia 2003 Bolivia 1998 Haití 2000 Haití 1994-95 Nicaragua 2002 Nicaragua 1998 Colombia 2000 Colombia 1995 Brasil 1996 Rep. Dominicana Rep. Dominicana –––––––––––––– nd = no disponib La duración se r 35 meses). Lactancia exclus nción Prenatal y del Parto on Personal Capacitado –––––––––––––––––––––––––––––––– Atención Atención prenatal del parto –––––––––––––––––––––––––––––––– 2002 98 98 1996 98 96 93 86 83 85 86 67 82 65 84 59 66 55 81 78 79 58 68 46 79 61 65 57 99 60 41 53 35 –––––––––––––––––––––––––––––––– rsonal capacitado para nacimientos en s (3 años en Bolivia en 1994, 5 años en Lactancia Exclusiva Duración de la Lactancia –––––––––––––––––––––––––––––––– Duración Porcentaje en meses de niños con de la lactancia lactancia exclusiva ––––––––––––––––––––––––––––––– 99 20 45 20 50 22 73 20 61 20 62 18 60 19 32 18 nd 18 39 12 30 13 34 11 16 11 40 2002 11 13 1996 11 25 –––––––––––––––––––––––––––––––– le efiere a menores de 3 años (niños de 0- iva: para niños de 0-3 meses. Resumen de Resultados | xxi Nutrición • El nivel de retardo en el crecimiento o desnu- trición crónica (corta talla para la edad) entre los menores de 5 años en Bolivia es 27 por ciento y se ha mantenido constante desde 1998. Aunque la desnutrición crónica es bastante menor que la que presenta Guatemala (46 por ciento), es aún el doble de la observada en Colombia, Brasil o Republica Dominicana. • El 8 por ciento de los niños presenta desnutrición global (bajo peso para la edad). Este indicador es inferior al encontrado en Guatemala, Haití y Nicaragua y supera a Colombia, Brasil y República Dominicana. • De la observación de ambos indicadores, desnutrición crónica y global, se puede concluir que los niños bolivianos son de corta estatura pero no tienen mucha falta de peso por lo que resulta una adecuación en el peso para la talla. Desnutrición Crónica (corta talla para la edad) y Desnutrición Global (bajo peso para la edad) ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Porcentaje de niños con de niños con desnutrición desnutrición País crónica global –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Guatemala 1998/99 46 24 Guatemala 1995 50 27 Bolivia 2003 27 8 Bolivia 1998 27 8 Perú 2000 25 7 Perú 1996 27 8 Haití 2000 23 17 Haití 1994-95 32 28 Nicaragua 2002 20 10 Nicaragua 1998 25 12 Colombia 2000 14 7 Colombia 1995 15 8 Brasil 1996 11 5 Rep. Dominicana 2002 9 5 Rep. Dominicana 1996 11 6 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Niños 3-59 meses (3-35 meses en Bolivia 1994). Vacunación del Niño • Los niveles de vacunación completa para niños de 12-23 meses, han aumentado en años recientes al pasar del 40 por ciento de los niños en 1998 al 50 por ciento en el año 2003. Del grupo de países analizados, Bolivia es uno de los que tiene las más bajas coberturas de vacunación, con excepción de República Dominicana y Haití. Sin embargo la baja cobertura de vacunación completa en niños de 12 a 23 meses se debe en gran parte al cambio en el esquema de vacunación contra el Sarampión, vacuna que ahora se aplica entre los 12 a 23 meses de edad. Es así como entre los niños de 24 a 35 meses el 66 por ciento tiene todas las vacunas. Vacunación de Niños de 12-23 Meses: en Cualquier Momento y en el Primer Año –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Porcentaje con todas con todas las vacunas las vacunas en cualquier durante el País momento primer año –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Brasil 1996 73 59 Nicaragua 2002 63 nd Nicaragua 1998 73 56 Colombia 2000 52 56 Colombia 1995 66 56 Perú 2000 66 59 Perú 1996 63 53 Guatemala 1998-99 60 34 Guatemala 1995 43 29 Bolivia 2003 50 12 Bolivia 1998 26 6 Rep. Dominicana 2002 35 27 Rep. Dominicana 1996 39 31 Haití 2000 34 23 Haití 1994-1995 30 19 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– nd = No disponible Todas las vacunas: niños de 1 año (18-29 meses en Perú 2000) que han recibido BCG, sarampión y tres dosis de DPT y polio en cualquier momento. Las estimaciones están basadas en el carnet de vacunación y la informa- ción de la madre. • La cobertura de vacunación durante el primer año de vida es muy baja pero se ha duplicado en los últimos años, al pasar de 6 por ciento en 1998 a 12 por ciento en el 2003. | Resumen de Resultados xxii Tasas de Mortalidad Infantil y en la Niñez –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mortalidad Mortalidad País infantil en la niñez –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Haití 2000 80 119 Haití 1994-95 74 131 Bolivia 2003 54 75 Bolivia 1998 67 92 Guatemala 1998-99 45 59 Guatemala 1995 51 68 Perú 2000 33 47 Perú 1996 43 59 Nicaragua 2002 31 40 Nicaragua 1998 40 50 Brasil 1996 39 49 Rep. Dominicana 2002 31 38 Rep. Dominicana 1996 47 57 Colombia 2000 21 25 Colombia 1995 28 36 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Defunciones durante el primer año (infantil) y durante los primeros cinco años (en la niñez), por cada mil naci- mientos. Las tasas se refieren a los cinco años anteriores a la encuesta. Mortalidad Infantil y en la Niñez • En el año 2003, de cada mil nacidos vivos en Bolivia, 54 mueren antes de cumplir un año. Pese a los descensos de la mortalidad infantil (67 por mil en 1998), Bolivia presenta una de las tasas más altas de América, superada solamente por Haití. • Este nivel de mortalidad infantil es más del doble del observado en países como Colombia y aún está lejos de República Dominicana, Brasil, Nicaragua, Perú y Guatemala • También se observa una reducción importante de la mortalidad en los primeros cinco años de vida al pasar del 92 al 75 por mil. Este nivel apenas es superado por Haití y es mayor que la mortalidad en la niñez observada en los otros países de América Latina. Planificación Familiar • El uso de métodos de planificación familiar en Bolivia aumentó en forma importante desde 1998, de 48 al 58 por ciento entre las mujeres casadas o unidas. • El aumento en el uso de métodos ha sido básicamente el resultado del aumento en los métodos modernos, los cuales pasaron del 25 al 35 por ciento. Este nivel de uso de métodos modernos es en la actualidad mayor que el observado en Guatemala y Haití y es alrededor de la mitad de la prevalencia de uso en Brasil, Colombia, República Dominicana y Nicaragua. Uso Actual de Métodos de Planificación Familiar –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Cualquier Métodos País ––––––––––– Brasil 1996 Colombia 20 Colombia 19 Rep. Domini Rep. Domini Nicaragua 20 Nicaragua 19 Perú 2000 Perú 1996 Bolivia 2003 Bolivia 1998 Guatemala 1 Guatemala 1 Haití 2000 Haití 1994-9 ––––––––––– Cualquier m tradicionales método modernos ––––––––––––––––––––––––––––––––––– 77 70 00 77 64 95 72 59 cana 2002 70 66 cana 1996 64 59 02 69 67 98 60 57 69 50 64 41 58 35 48 25 998-99 38 31 995 31 27 28 22 5 18 13 ––––––––––––––––––––––––––––––––––– étodo, incluye los métodos modernos, los (naturales) y los folklóricos. Resumen de Resultados | xxiii Fecundidad Observada y Deseada • La fecundidad en Bolivia ha descendido lentamente en años recientes al pasar de 4.2 a 3.8 hijos por mujer entre 1998 y 2003. Continúa siendo superior a la observada en la mayoría de los países de América Latina y superada solamente por Guatemala y Haití. • Este nivel intermedio de fecundidad implica que el potencial de disminución de la fecundidad (la brecha entre la fecundidad deseada y observada) es grande (1.7 hijos) en comparación con países con baja fecundidad como Brasil y Colombia, donde la brecha apenas llega a un hijo. Fecundidad Deseada y Fecundidad Observada –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Tasa Tasa global de global de fecundidad fecundidad País observada deseada –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Guatemala 1998/99 5.0 4.1 Guatemala 1995 5.1 4.0 Haití 2000 4.7 2.7 Haití 1994-95 4.8 3.0 Bolivia 2003 3.8 2.1 Bolivia 1998 4.2 2.5 Nicaragua 2002 3.2 2.3 Nicaragua 1998 3.6 2.5 Perú 2000 2.9 1.8 Perú 1996 3.5 2.2 Rep. Dominicana 2002 3.0 2.3 Rep. Dominicana 1996 3.2 2.5 Colombia 2000 2.6 1.8 Colombia 1995 3.0 2.2 Brasil 1996 2.5 1.8 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Tasas de fecundidad: promedio de hijos por mujer al final del período reproductivo con las tasas actuales por edad. Las tasas se refieren a los tres años anteriores a la encuesta. | Resumen de Resultados xxiv Indicadores Básicos xx INDICADORES BÁSICOS 1998 2003 Población de la Muestra Mujeres de 15 a 49 años.11,187 17,654 Hombres de 15 a 64 años. . 3,780 6,230 Niños vivos de 12–23 meses .1,275 1,861 Fecundidad Tasa global de fecundidad para la población total1.4.2 3.8 Area urbana .3.3 3.1 Area rural .6.4 5.5 Deseo de Tener Hijos Porcentaje de mujeres en unión: Que no desea tener más hijos (excluyendo las mujeres esterilizadas) . .64.8 64.7 Desea esperar 2 o más años . .32 16.9 Planificación Familiar entre las Mujeres Actualmente Unidas Área urbana .57.6 64.0 Área rural.30.1 48.0 Métodos modernos.25.2 34.9 Esterilización femenina .6.5 6.5 Píldora . 3.8 3.6 Dispositivo intrauterino (DIU) .11.1 10.2 Inyección .1.1 8.0 Condón .2.6 3.9 Método de lactancia y amenorrea (MELA) .nd 2.5 Espuma/jalea .0.0 0.2 Métodos tradicionales .23.1 23.4 Ritmo.20.0 19.3 Retiro.2.3 3.8 Otros.0.8 0.3 Mortalidad Infantil Tasa de mortalidad infantil2 .67 54 Área urbana .50 44 Área rural .90 67 Atención Materna Porcentaje de nacimientos cuyas madres recibieron: Atención por médico en el embarazo más reciente3 .59.4 70.2 Por lo menos una vacuna antitetánica durante el embarazo más reciente3.47.5 54.2 Atención por médico durante el parto3 .52.9 55.9 Parto en establecimiento de salud3 .53.2 57.1 Vacunación Porcentaje de niños 12 a 23 meses de edad con carnet de salud infantil.40.2 78.6 Porcentaje de niños 12 a 23 meses de edad que ha recibido en cualquier momento:4 BCG.87.4 93.4 Penta/DPT (las tres dosis) .48.6 71.5 Polio (las tres dosis).39.1 68.1 Sarampión.50.8 63.9 Todas las vacunas5.25.5 50.4 Prevalencia de Enfermedades en Menores de 5 Años Porcentaje de niños con diarrea6.19.2 22.4 Niños con diarrea tratados con sobres de rehidratación oral (SRO) .30.2 28.8 Niños con diarrea que recibieron Terapia de Rehidratación Oral (TRO) .66.7 66.4 Enfermos con síntomas de IRA o con fiebre para quienes se buscó tratamiento .42.5 49.0 Lactancia y Nutrición en la Niñez Porcentaje de niños menores a 2 meses con lactancia exclusiva .68.5 69.5 Porcentaje de niños de 0 a 5 meses con lactancia exclusiva .50.3 53.6 Porcentaje de niños con desnutrición crónica7.26.8 26.5 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Para los tres años que precedieron la encuesta (estimación del número de hijos promedio por mujer al final del período reproductivo con las tasas actuales de fecundidad por edad) 2Defunciones durante el primer año por cada mil nacidos vivos para los cinco años anteriores a la encuesta 3Tomando como base los nacimientos ocurridos durante los cinco años anteriores a la encuesta 4Información obtenida del carnet de salud infantil y de la información proporcionada por la madre 5Incluye BCG, tres dosis de polio, tres dosis de DPT o de Pentavalente, y sarampión 6Menores de cinco años cuyas madres declararon que aquellos tuvieron diarrea durante las dos semanas anteriores a la encuesta 7Porcentaje de niños menores a cinco años con talla inferior a la esperada para su edad, basado en los porcentajes observados en una distribución estándar v| INTRODUCCIÓN 1 1.1 GENERALIDADES Bolivia se halla situada en el centro de América del Sur, entre los meridianos 69º 38' y 57º 26' de longitud occidental y entre los paralelos 9º 38' y 22º 53' de latitud sur, teniendo como países limítrofes al Brasil, al norte y al este; al Paraguay al sudeste; a la Argentina al sur; al Perú y Chile al oeste. En su territorio de 1,098,581 kilómetros cuadrados se distinguen tres zonas ecológicas predominantes: el Altiplano, al oeste del país, que ocupa el 28 por ciento del territorio; el Valle, en la región central, ocupa el 13 por ciento del territorio y, por último, en la región norte y oriental, el Llano constituye la región más extensa del país y abarca el 59 por ciento del territorio. Bolivia se divide política y administrativamente en nueve departamentos: La Paz, Oruro y Potosí en el Altiplano; Chuquisaca, Cochabamba y Tarija en el Valle; y Santa Cruz, Beni y Pando en el Llano. En el país también existe una importante diversidad étnica y cultural. Una proporción importante de la población conserva su lengua y, en gran medida, su herencia cultural. El idioma oficial es el español y según datos de la ENDSA 2003, cuatro de cada cinco mujeres en edad fértil hablan este idioma, pero hay un número importante de personas que hablan el quechua o el aymara, especialmente en la región del Altiplano y el Valle. Las características climáticas son muy diferentes, lo que da lugar a una diversidad en los tipos de cultivos predominantes. En el Altiplano los cultivos principales son: papa, avena, haba, beterraga y cebada. En el Valle el cultivo principal es el maíz, pero también hay cultivos de trigo, avena y otros cereales. También se encuentra una importante variedad de frutas (durazno, damasco, uva, higo, ciruela, etc.); verduras y hortalizas (tomate, cebolla, haba, poroto, beterraga, zanahoria, etc.) y coca. Se cultiva también café, cítricos y otras frutas semitropicales (plátanos, papayas, chirimoyas, etc.). En el Llano propiamente dicho los cultivos predominantes son: soya, yuca, maíz, maní, algodón, caña de azúcar y tabaco. Bolivia posee una reserva forestal importante y una gran diversidad de especies nativas de flora y fauna. Asimismo posee importantes recursos energéticos, mineros e hidráulicos. 1.2 LA POBLACIÓN BOLIVIANA El último censo nacional de población y vivienda, realizado en 2001, enumeró a 8.3 millones de personas. Según los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE), para el 2003 se estima la población en 9.0 millones, lo cual significa una densidad poblacional de aproximadamente 8.2 personas por kilómetro cuadrado. Continúa considerándose a Bolivia como uno de los países menos densamente poblados de América Latina, con una tasa de crecimiento anual promedio de 2.7 por ciento. La población está concentrada en el Altiplano y en el Valle, donde se encuentran el 42 y el 29 por ciento de los habitantes respectivamente, en tanto que en el Llano, la región de mayor extensión territorial, se encuentra solamente el 29 por ciento de la población (véase el Cuadro 1.1). Según el Censo de 2001, el 62 por ciento de la población reside en asentamientos de 2,000 o más habitantes (población urbana). Introducción | 1 Cuadro 1.1 Tamaño de la población por área de residencia, según región y departamento Número de habitantes (en miles) por área de residencia y porcentaje que vive en áreas urbanas, según región y departamento, Bolivia 2001 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia –––––––––––––– Porcentaje Región y Área Área en áreas departamento urbana rural Total urbanas –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Región Altiplano 2,027 1,424 3,451 58.7 Valle 1,322 1,056 2,378 55.6 Llano 1,816 629 2,445 74.3 Departamento Chuquisaca 218 313 532 41.0 La Paz 1,552 798 2,350 66.0 Cochabamba 856 599 1,456 58.8 Oruro 236 156 392 60.3 Potosí 239 470 709 33.7 Tarija 248 143 391 63.3 Santa Cruz 1,546 484 2,029 76.2 Beni/Pando 270 145 415 65.0 Total 5,165 3,109 8,274 62.4 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Fuente: INE. Censo Nacional de Población y Vivienda 2001, Bolivia 1.3 LA ECONOMÍA BOLIVIANA La economía boliviana experimentó un crecimiento en el año 2003 del 2.45 por ciento, mientras que la tasa de crecimiento de la población fue de 2.75. Las perspectivas de mayores ingresos generados por las exportaciones de gas natural podrían coadyuvar la lucha contra la pobreza, con la política de "puertas abiertas" hacia el resto del mundo orientada a cambiar la estructura económica del país. Como se aprecia en el Cuadro 1.2, las ramas de actividad económica que contribuyen en mayor porcentaje al PIB de Bolivia son las relacionadas al sector de servicios, la agricultura, la industria manufacturera y la minería. Aproximadamente el 50 por ciento del PIB se produce en la actividad comercial, el transporte, los establecimientos financieros, la administración pública y otros servicios. La agricultura al igual que la industria manufacturera contribuye con el 13 por ciento del PIB y la minería con el ocho por ciento. Las ramas de actividad más dinámicas en 2003 fueron la extracción de Minas y Canteras con un 6.4 por ciento, la agricultura 6.0 por ciento, los servicios de administración pública con 5.4 por ciento, transporte, almacenamiento y comunicaciones 3.7 por ciento; y actividades poco dinámicas como ser comercio, industrias manufactureras, servicios comunales, sociales personales y domésticos y otros. Las actividades económicas que registraron caída fueron: construcción, 18.4 por ciento; establecimientos financieros, seguros, bienes inmuebles y servicios prestados a las empresas, 1.3 por ciento; y la actividad restaurantes y hoteles, 0.3 por ciento. Los impuestos sobre los productos (Derechos sobre Importaciones, Impuesto al Valor Agregado no Deducible, Impuesto a las Transacciones y Otros Impuestos Indirectos) registraron crecimiento de 1.2 por ciento. Un factor positivo es la baja inflación registrada en el 2003, que alcanzó 3.9 por ciento; sin embargo, la inversión pública ha disminuido a 292 millones de $US en el mismo año. Otro aspecto desfavorable de la economía boliviana es el excesivo déficit fiscal que se encuentra en alrededor del 8 por ciento del PIB. | Introducción 2 Cuadro 1.2 Composición y crecimiento del producto interno bruto Distribución porcentual del producto interno bruto real por ramas de actividad económica y crecimiento porcentual, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Distribución Crecimiento Rama de actividad porcentual porcentual –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Producto Interno Bruto1 87.2 2.6 Agricultura, silvicultura, caza y pesca 13.0 6.0 Extracción de minas y canteras 7.6 6.4 Industrias manufactureras 13.0 2.7 Electricidad, gas y agua 3.0 1.0 Construcción 2.6 -18.4 Comercio 7.0 2.9 Transporte, almacenamiento y comunicaciones 11.8 3.7 Establecimientos financieros, seguros, y bienes inmuebles2 7.9 -1.3 Servicios comunales, sociales y personales y domésticos 5.4 2.6 Restaurantes y hoteles 3.1 -0.3 Servicios de la Administración Pública 12.9 5.4 Deducible, Impuestos indirectos 12.8 4.0 Total 100.0 4.2 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1A Precios Básicos 2Incluye otros servicios a las empresas Fuente: INE, Departamento de Cuentas Nacionales (Preliminar) 1.4 PROGRAMAS Y PRIORIDADES EN SALUD MATERNO INFANTIL La estrategia del Estado Boliviano en materia de salud materno-infantil tiene larga data: “En 1994, la Secretaría Nacional de Salud formuló el Plan Vida para la reducción acelerada de la mortalidad materna y de los niños menores de 5 años. En el año 1996 se creó el seguro Nacional de Maternidad y Niñez (SNMN), que complementaba las prestaciones de Plan Vida y las financiaba con recursos públicos. En 1999, el Seguro Básico de Salud (SBS) incorpora entre sus prestaciones la atención a las complicaciones hemorrágicas de la primera mitad del embarazo. Con la actual Ley del Seguro Universal Materno Infantil (SUMI), a partir del 2002, se amplían las prestaciones cubiertas a todas las patologías de la mujer durante el embarazo, parto, postparto hasta los seis meses y de la niñez hasta los cinco años de edad. En esta misión del Estado boliviano, el sistema nacional de servicios de salud, además de otorgar atención sin costo para los usuarios tal como lo determina la política nacional de salud, tendría que promover espacios asistenciales saludables y seguros, favorecer la atención individualizada, a partir del diálogo y el respeto a los valores y creencias, así como impulsar mejores prácticas sanitarias, es decir, aquellas basadas en las evidencias y que sean parte de las normas nacionales, para, de esa manera, proveer una atención calificada a la mujer embarazada y al recién nacido”1. Por otro lado, “Bolivia lleva muchos años realizando importantes esfuerzos para mejorar la salud sexual y reproductiva de la población, ya sea consiguiendo facilidades para una competente y extendida atención a las mujeres embarazadas o desarrollando servicios para una planificación adecuada de los embarazos, para la reducción de la prevalencia del cáncer del cuello uterino y las infecciones de transmisión sexual, entendiendo que estos aspectos de salud son elementos centrales del desarrollo humano. Sin embargo, estos esfuerzos han sido siempre limitados frente a las necesidades de atención de la población, especialmente campesina, indígena y originaria. Introducción | 3 1 Ministerio de Salud y Deportes. Plan Nacional de Maternidad y Nacimiento Seguros (2004-2008). La Paz, febrero 2004 El Gobierno está empeñado en promover la confluencia de esfuerzos y voluntades de la mayor cantidad de instituciones y actores sociales posibles para librar a Bolivia de la intolerable magnitud de la mortalidad materna e infantil. Un importante paso ha sido la creación y consolidación del Seguro Universal Materno Infantil (SUMI), tendiente a asegurar recursos humanos; técnicos y financieros, con base en el Tesoro General de la Nación y la Coparticipación Tributaria – vía la totalidad de municipios del país – para la atención adecuada, integral y sin costo, de embarazadas hasta los seis meses después del parto y de los niños y niñas menores de cinco años. Con la puesta en marcha del Programa de Salud Sexual y Reproductiva no solamente se pretende mejorar los mecanismos técnicos y normativos de las prestaciones del SUMI, para un eficiente y adecuado funcionamiento de los Directorios Locales de Salud y sus Redes de Servicios y Redes Sociales, de acuerdo al modelo de gestión vigente, sino, también se quiere, viabilizar las condiciones de accesibilidad y calidad, logrando que el conjunto de la población boliviana cuente con los servicios necesarios para el cuidado de la salud sexual y reproductiva, así como con información verídica y suficiente, sin distinciones de ningún tipo, venciendo toda forma de exclusiones y barreras económicas, geográficas y socioculturales. Todo esto, como elementos centrales de una política nacional basada en el acceso universal a los servicios básicos, en el marco de la Atención Primaria en Salud”2 1.5 LA DIMENSIÓN POBLACIONAL EN EL PLAN GENERAL DE DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL El Gobierno de Bolivia enfrenta otros desafíos, entre ellos resolver la grave crisis económica de una sociedad que está afrontando un problema muy serio: el déficit fiscal que hace que el gobierno no pueda atender a una población que exige una cantidad muy grande de gastos que no se pueden financiar y también ha frenado la inversión pública, que es un elemento clave para el crecimiento. Hoy, con ese déficit fiscal, Bolivia tiene que dar respuestas a una gran cantidad de demandas sobre salud, educación y aspectos que tienen que ver con la lucha contra la pobreza y el mejorar el nivel de vida de la población boliviana. Por otro lado, Bolivia, tiene mucho que ver con el mundo indígena: quechuas, aymaras, guaraníes y otras culturas que son parte de una totalidad y se está tratando de fortalecer la idea de unidad en la diversidad: “Desde esta visión integral del desarrollo, la población trasciende la perspectiva meramente demográfica y se constituye en el sujeto principal del Desarrollo Sostenible. En función a ello el gobierno de la República de Bolivia plantea: El desarrollo del capital humano nacional, facilitando la inclusión social y el acceso a los servicios sociales en igualdad de condiciones y oportunidades para hombres y mujeres, fortaleciendo sus capacidades plenas, mediante una educación democrática y participativa, que asegure la calidad, la pertinencia y permanencia de los y las jóvenes en sus centros de estudio. Asimismo, el mejoramiento de las condiciones de vivienda y la consolidación del seguro universal de salud, para contribuir a generar procesos de transformación productiva y competitiva, a fin de ejercer efectivamente y con equidad, sus derechos y obligaciones ciudadanas como actores centrales y beneficiarios del desarrollo. La consolidación y profundización del proceso de descentralización y participación popular, posibilitando el protagonismo de la sociedad civil y promoviendo una mayor participación de los actores sociales, tanto del Estado como de la sociedad civil, en los procesos de planificación nacional, departamental y municipal, permitirá ampliar los niveles de equidad social, optimizar la inversión social, priorizar los proyectos productivos y profundizar los mecanismos de descentralización, en la perspectiva del nuevo pacto social que generará un nuevo país. | Introducción 4 2 Ministerio de Salud y Deportes. Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva 2004-2008, La Paz 2004 La promoción e inclusión social de los pueblos indígenas y originarios a la vida económica, social y jurídica del país, en atención a su importancia demográfica y a su aporte a las tareas de desarrollo nacional, velando por el cumplimiento y aplicación de la legislación y convenios internacionales que promueven su desarrollo, y asumiendo la heterogeneidad étnica y la interculturalidad como elementos positivos. La dinamización de la economía, priorizando y promoviendo las cadenas productivas nacionales, generando competitividad, capacidad de absorción de mano de obra y generación de valor agregado; impulsando los procesos de integración regional en beneficio del país; promoviendo una mayor y mejor participación de la micro, pequeña y mediana empresa, así como de artesanos y artesanas, poblaciones indígenas y campesinas en el incremento de la oferta de bienes y servicios nacionales. La generación de empleo, que impacte efectivamente en la reducción de la pobreza, promoviendo y consolidando la transformación productiva del país, destinada a mejorar la calidad de vida de las y los bolivianos, a partir de una adecuada oferta de empleo productivo. El buen uso, manejo y conservación de los recursos naturales y mejoramiento de la calidad ambiental, mediante la aplicación estricta de la legislación ambiental existente, para evitar la contaminación y depredación de la naturaleza y promoción de un adecuado tratamiento de los residuos sólidos, respetando los usos y costumbres locales y de las comunidades”.3 1.6 DISEÑO DE LA ENDSA 2003 Objetivos La ENDSA 2003 fue diseñada para proveer análisis a diferentes niveles de desagregación geográfica, tales como el área de residencia de la población (urbano o rural), de la división departamental del país y por primera vez el estudio de áreas urbanas periféricas de las cuatro principales ciudades del país. El universo poblacional para el cuestionario individual de mujeres de la ENDSA 2003 se definió como la población femenina de 15 a 49 años de edad de todo el país para obtener niveles actuales de fecundidad y mortalidad; el conocimiento y uso de métodos de planificación familiar; los indicadores de salud materno-infantil; y educación y vivienda. Se pretende igualmente, con esta información, apoyar a los encargados de los programas de salud y planificación familiar y a aquellos que trabajan en las diversas áreas de población y desarrollo, en la evaluación y formulación efectiva de nuevos programas. Un objetivo complementario, pero de igual importancia que el primero, es el de establecer una línea de base para los nuevos programas de salud y de lucha contra la pobreza. La información obtenida en la ENDSA 2003 puede compararse con la proveniente del Censo Nacional de Población y Vivienda de 2001 y otras encuestas, especialmente las ENDSAS de 1989, 1994 y 1998 para examinar tendencias en la fecundidad, la mortalidad y el uso de la anticoncepción. Otro objetivo de la ENDSA 2003 es proporcionar información comparable a nivel internacional en los temas de fecundidad, mortalidad, regulación de la fecundidad, salud y otros. Organización Al igual que para las anteriores ENDSAS, para la ejecución de la ENDSA 2003 el INE estableció una división especial exclusiva para el proyecto, contando con la infraestructura, equipos computacionales y la logística para el trabajo de campo tanto en su oficina central en La Paz como en las direcciones Introducción | 5 3 Ministerio de Desarrollo Sostenible Viceministerio de Planificación. Declaración de Principios sobre Población y Desarrollo Sostenible, La Paz marzo 2004 departamentales en el interior del país. El personal directivo y técnico del proyecto trabajó con dedicación exclusiva. Por otra parte, participaron en la capacitación del personal de campo funcionarios de las siguientes instituciones: Ministerio de Salud y Deportes, Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), programa SIDA, Unidad de Atención a Personas (UNAP) y del Viceministerio de la Mujer. La ENDSA 2003 se realizó con la asistencia técnica y financiera del Ministerio de Salud y Deportes, vía el Programa de Reforma de Salud con fondos del Banco Mundial; de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID); del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA); del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF); del Programa Mundial de Alimentos (PMA); del Fondo de Fortalecimiento para la Salud – Canadá (FORSA-CANADA) y del Proyecto de Salud Integral (PROSIN). La ENDSA 2003 se enmarcó en la cuarta fase del Programa de Encuestas de Demografía y Salud (DHS) que ORC Macro, ejecuta en diversos países en desarrollo. ORC Macro brindó la asistencia y el soporte técnico para todas las fases de la encuesta. Miembros de su organización se desplazaron periódicamente a Bolivia para participar en el planeamiento y ejecución del diseño de la muestra, el trabajo de campo y el procesamiento de la información. 1.7 DISEÑO Y TAMAÑO DE LA MUESTRA PARA LA ENDSA 2003 Diseño de la Muestra El diseño de muestra para la ENDSA 2003 proporciona una muestra probabilística a nivel nacional, la cual es estratificada y bietápica, donde la estratificación se realizó a nivel de diferentes subdivisiones geográficas (regiones geográficas; y dentro de cada región por departamento; y dentro de cada departamento por grupos de residencia urbano-rural). En una primera etapa, las denominadas Áreas de Enumeración Censal fueron consideradas como las Unidades Primarias de Muestreo (UPM), de las cuales se seleccionaron 1000 UPMs en todo el país; y los hogares particulares listados en las UPMs seleccionadas fueron establecidos como las unidades secundarias de muestreo. Las unidades de análisis son las mujeres en edad fértil y sus correspondientes niños menores a cinco años localizados en los hogares seleccionados; y los hombres en una submuestra de estos mismos hogares. Objetivos del Diseño de la Muestra La muestra de la ENDSA 2003 fue diseñada para proveer análisis a diferentes niveles de desagregación geográfica tales como la residencia actual de la población (urbano o rural), para cada categoría de la regionalización geográfica y de la actual división departamental del país. Los mayores dominios de estudio para las tabulaciones del cuestionario individual y para sus correspondientes tabulaciones del cuestionario del hogar, son los siguientes: Total del país • • • • • Total del área urbana y del área rural, separadamente y para áreas periurbanas de las cuatro ciudades más grandes del país. Cada región geográfica por separado (Altiplano, Llano y Valle) y sus áreas urbano-rural. Cada departamento (Beni y Pando como uno solo). Grupos de municipios por nivel de pobreza. El universo poblacional para el cuestionario individual de mujeres de la ENDSA 2003 se definió como la población femenina de 15 a 49 años de edad de todo el país. La población entrevistada con el cuestionario individual fue identificada en alrededor de 17,654 hogares seleccionados, donde también se aplicó el cuestionario del hogar. Además, se seleccionaron aproximadamente 6,700 hogares ocupados (de los 19,207) y se aplicó el cuestionario individual de hombres. | Introducción 6 Marco Muestral El marco muestral utilizado para el diseño y selección de la ENDSA 2003 fue la Muestra Maestra preparada con información y material del último Censo Nacional de Población y Vivienda del año 2001, incluyendo la Sección Municipal. El total de sectores censales para la ENDSA 2003 fue actualizado cartográficamente y georeferenciado mediante GPS y los hogares fueron listados antes de la selección y entrevistas correspondientes. 1.8 CONTENIDO DE LOS CUESTIONARIOS Para la recolección de información en la ENDSA 2003 se utilizaron 3 cuestionarios, basados en los cuestionarios modelos diseñados para la cuarta ronda del programa DHS:4 • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • Un cuestionario de hogar en cada una de las viviendas seleccionadas (muestra total). Un cuestionario individual para mujeres de 15 a 49 años de edad en esos hogares. Un cuestionario individual para hombres de 15 a 64 años de edad en una submuestra de esos hogares. Cuestionario de Hogar El cuestionario de hogar fue completado en 19,207 hogares y comprende los siguientes temas: Residentes habituales y visitantes del hogar Relación de parentesco y lugar de residencia habitual Sexo y edad de cada miembro del hogar Educación y asistencia escolar de los miembros del hogar de 6 años o más de edad Supervivencia y residencia de los padres de los miembros menores a 15 años Datos de la vivienda y del hogar. Sal Yodada Peso y talla para mujeres y niños menores a cinco años Prueba de Hemoglobina para mujeres y niños menores a cinco años Cuestionario Individual de Mujeres El cuestionario individual de mujeres fue aplicado de manera completa a 17,654 mujeres y comprende los siguientes grandes temas: Antecedentes de la mujer entrevistada Reproducción e historia de nacimientos Anticoncepción Embarazo y lactancia para los hijos menores de 5 años Vacunación y salud para los hijos menores de 5 años Seguro de Salud Nupcialidad Preferencias de fecundidad Antecedentes del marido y trabajo de la mujer Sida: conocimiento y prevención Mortalidad materna Violencia contra la mujer y los niños Introducción | 7 4 Los cuestionarios de hogar, mujer y hombre se reproducen en el Apéndice E. Cuestionario Individual de Hombres El cuestionario individual de hombres fue aplicado de manera completa a 6,230 hombres y comprende los siguientes temas: Antecedentes del entrevistado • • • • • • • • Reproducción Anticoncepción Nupcialidad y actividad sexual Preferencias de fecundidad Participación en el cuidado de la salud Sida: conocimiento y prevención Violencia contra el hombre 1.9 ASPECTOS OPERATIVOS DE LA ENDSA 2003 Entrenamiento del Personal de Campo A la convocatoria de personal se presentaron 210 candidatas y 130 candidatos para los puestos de supervisores y encuestadores de los cuales se preseleccionaron un total de 300 para participar en los entrenamientos realizados en la ciudad de Cochabamba. Para el entrenamiento del personal de campo se adaptaron los cuestionarios y manuales preparados por el Programa DHS. También se diseñó un juego de formularios de control para la entrega y recepción de asignaciones de trabajo y para el monitoreo diario del rendimiento del personal de campo a nivel de encuestadoras(es) y de equipos. El taller de entrenamiento tuvo una duración de cuatro semanas, entre el 23 de junio y el 19 de julio de 2003, para garantizar el dominio total de los cuestionarios y proporcionar las capacitaciones complementarias requeridas para el óptimo desempeño del personal de campo. Debido al gran número de participantes fue necesario organizar el taller en cinco sesiones (aulas) simultáneas. El taller fue conducido por el equipo técnico del INE con la asesoría de ORC Macro y la participación del Ministerio de Salud y Deportes, Viceministerio de la Mujer y el UNFPA. En el entrenamiento se incluyeron sesiones especiales sobre SIDA, y de manera especial sobre violencia intrafamiliar y vacunas a cargo de equipos especializados en estas temáticas. También se incluyó la capacitación de anemia y peso y talla de mujeres elegibles y los niños menores de cinco años a las personas que desempeñarían estas funciones en los diferentes equipos. La estandarización de los técnicos en las mediciones tanto en anemia como en peso y talla se llevó a cabo en varios centros de atención a la niñez. Al finalizar la capacitación se realizó una prueba piloto para evaluación final del personal y la prueba de los cuestionarios. La evaluación en la zona urbana fue llevada a cabo en diferentes barrios de la ciudad de Cochabamba los días 15 y 16 de julio y en la zona rural en comunidades de Santiváñez, en la provincia Capinota, el día 17 de julio de 2003. Antes del inicio del trabajo de campo se realizó una jornada de entrenamiento adicional con las editoras, supervisoras y jefes de campo para instruirles en el manejo de los formularios de control y reforzar sus habilidades de crítica. | Introducción 8 Operación de Campo Para la actualización de la muestra se consideró que cada equipo de las diferentes regiones de Bolivia realizarán este trabajo, dejando como responsable de la selección de viviendas al Supervisor de Brigada, motivo por el cual se planteó el control de coberturas verificando los listados de actualización vs. Censo 2001. Para la recolección de la información de hogares, mujeres en edad reproductiva de 15 a 49 años y hombres de 15 a 64 años, se requirieron 30 equipos conformados para la ejecución del trabajo de campo y cada equipo contó con un vehículo de uso exclusivo y un chofer. También se designaron responsables en cada departamento y supervisores generales en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Estos funcionarios fueron seleccionados entre los participantes en el taller de capacitación. Cada uno de estos equipos o brigadas estuvo conformado en general por cuatro entrevistadoras para el cuestionario individual de mujeres, un entrevistador para el cuestionario individual de hombres y anemia, una responsable de peso y talla, una crítica de campo (encargada de la revisión de los cuestionarios en el mismo terreno), una supervisora (responsable de la conducción del equipo) y un chofer. El personal de campo estuvo constituido, en su gran mayoría, por residentes de las regiones donde se realizaba el trabajo; su adaptación al medio en términos culturales, de clima y ambiente, fue un factor importante para asegurar el contacto con las informantes, lo que permitió evitar el recelo natural que suscitan personas ajenas al lugar. Adicionalmente, el equipo técnico de la ENDSA 2003 hizo un seguimiento del trabajo de cada equipo, desplazándose periódicamente a los departamentos. El trabajo de campo se inició el 9 de agosto del 2003 y se extendió hasta el día 15 de enero de 2004 en todos los departamentos excepto La Paz donde concluyó el 23 de enero. Por lo anterior, la ENDSA 2003 puede ser centrada a fines de octubre del 2003. Digitación, Crítica y Tabulación La primera etapa del procesamiento de la información se implementó en el terreno, donde las supervisoras y editoras verificaban la consistencia de los cuestionarios. Una vez recibidos en la oficina central los cuestionarios fueron codificados, digitados y verificados para proceder con la crítica mediante microcomputadoras, con el programa interactivo CSPro, versión para Windows del programa ISSA (Sistema Integrado para Análisis de Encuestas). CSPro es un programa avanzado para micro- computadoras diseñado por Macro Internacional, el Census Bureau de Estados Unidos y la compañía SERPRO, específicamente para encuestas complejas como la ENDSA 2003. El ingreso de datos se realizó mediante una red interna bajo Windows para el almacenamiento interactivo de datos y se efectuó doble digitación en el 100 por 100 de los cuestionarios. CSPro permite agilizar el ingreso de información, crítica, corrección y elaboración de tabulaciones, lo que hace posible la presentación de resultados al poco tiempo del término del trabajo de campo. El programa también se utiliza para preparar tabulaciones de control de calidad de forma periódica con el objeto de realizar evaluaciones de la calidad de la información y rendimiento a partir de los primeros días de trabajo de campo, con retroalimentación a las supervisoras y entrevistadoras. CSPro se utilizó para completar las siguientes tareas: Control de entradas y asignaciones de lotes de cuestionarios (UPMs) • • • • • Consistencia de rangos y control de flujos y relaciones lógicas entre las variables Preparación periódica de tabulaciones de control de calidad Generación de las bases finales de datos a partir de la integración de todos los lotes de cuestionarios Preparación de tabulaciones de salida La digitación y verificación computarizada fue realizada por 28 digitadores en dos turnos de seis horas, con el apoyo de 16 codificadores y un supervisor por turno. El trabajo se inició en septiembre de 2003 y concluyó el 7 de febrero de 2004. Introducción | 9 Informes y Análisis de la Información re B te p C 2 en en p 5L 10 El Informe Preliminar de resultados fue publicado en marzo de 2003 y presentado ante presentantes del gobierno y de las agencias de cooperación en La Paz el 25 de marzo. La participación de olivia en cuatro rondas del programa DHS permitirá igualmente la preparación de un informe de ndencias de las principales variables demográficas y de salud y varios informes sobre temas en rofundidad. obertura de la Muestra En el Cuadro 1.3 se muestra el número de hogares seleccionados (potenciales) para la ENDSA 003, por área de residencia y para cada departamento.5 También se muestran el número de hogares contrados, las mujeres y hombres elegibles para entrevista y el número de personas que fueron trevistadas. Es necesario señalar que los hogares seleccionados para la encuesta de hombres y para la rueba de anemia son una submuestra del total de hogares. Cuadro 1.3 • • Para la entrevista individual de mujeres, un total de 19,942 hogares fueron seleccionados. De este total, 19,411 fueron encontrados y en 19,207 se logró realizar la entrevista, para una tasa de respuesta del 99 por ciento al excluir del cálculo las viviendas desocupadas, destruídas y no encontradas. De un total de 18,487 mujeres elegibles se logró entrevistar 17,654, obteniéndose una tasa de • respuesta del 96 por ciento. La tasa de respuesta combinada fue del 93 por ciento, bastante satisfactoria para este tipo de encuestas, considerando las difíciles condiciones que presenta Bolivia para el trabajo de campo. Para la muestra de hombres se encontraron 6,949 hombres elegibles y se entrevistaron 6,230, de donde resulta una tasa de respuesta de 90 por ciento. C uadro 1.3 Resultados de la muestra para la encuesta de hogares, mujeres y hombres Resultados de las entrevistas de hogares e individuales en la encuesta de mujeres, por área de residencia y departamento, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Departamento ––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Chuqui- Cocha- Santa Beni/ Resultado Urbana Rural La Paz Oruro Potosí saca bamba Tarija Cruz Pando Total –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Entrevistas de hogar Hogares seleccionados 12,077 7,865 4,002 1,620 2,201 1,900 3,141 1,647 3,747 1,684 19,942 Hogares ocupados 11,731 7,680 3,819 1,614 2,093 1,892 3,094 1,624 3,644 1,631 19,411 Hogares entrevistados 11,554 7,653 3,721 1,610 2,071 1,891 3,080 1,615 3,593 1,626 19,207 Tasa de respuesta 98.5 99.6 97.4 99.8 98.9 99.9 99.5 99.4 98.6 99.7 98.9 Entrevistas de mujeres Mujeres elegibles 12,239 6,248 3,342 1,380 1,836 1,758 3,006 1,627 3,779 1,759 18,487 Mujeres entrevistadas 11,603 6,051 3,030 1,351 1,743 1,729 2,906 1,574 3,598 1,723 17,654 Tasa de respuesta 94.8 96.8 90.7 97.9 94.9 98.4 96.7 96.7 95.2 98.0 95.5 Entrevistas de hombres Hombres elegibles 4,389 2,560 643 1,254 1,094 509 683 604 1,472 690 6,949 Hombres entrevistados 3,885 2,345 597 1,073 1,013 473 606 564 1,273 631 6,230 Tasa de respuesta 88.5 91.6 92.8 85.6 92.6 92.9 88.7 93.4 86.5 91.4 89.7 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La tasa de respuesta para los hogares se calcula con relación al número de hogares ocupados. as áreas urbanas están constituidas por localidades de 2,000 y más habitantes | Introducción CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LOS HOGARES Y DE LA POBLACIÓN 2 • • • • 2.1 CARACTERÍSTICAS DE LOS HOGARES La condiciones de la vivienda juegan un papel muy importante al influir en la calidad de vida de los hogares. El acceso a servicios básicos y características de la vivienda pueden determinar si las necesidades básicas satisfacen a los hogares en pro de una mejora de las condiciones de vida en general. La información recogida en el cuestionario del hogar de la ENDSA 2003 permite conocer la dis- ponibilidad de los servicios básicos y bienes de consumo duradero en las viviendas visitadas. Disponibilidad de Servicios Básicos El disponer y acceder a los servicios básicos como agua, electricidad y servicio de alcantarillado para eliminación de excretas, se encuentra asociado con mejores condiciones de supervivencia de la población y en consecuencia de los niños. Los resultados de la información recolectada en la ENDSA 2003 se presentan en el Cuadro 2.1 y Gráfico 2.1. Cuadro 2.1 y Gráfico 2.1 Servicio de electricidad La conexión de energía eléctrica es el menos deficitario de los servicios. A nivel del país, en comparación de la ENDSA 98, no se observa un incremento significativo considerándose que 7 de cada 10 hogares tienen la conexión de energía eléctrica; sin embargo, en el área rural se observa un aumento al pasar del 29 al 36 por ciento. Fuente de agua para beber El 72 por ciento de los hogares accede al agua potable (considerando las conexiones dentro o fuera de la vivienda, de los vecinos y aún en pilas públicas) mostrando una ligera disminución respecto a la ENDSA 98. En el área urbana el 87 por ciento de las viviendas dispone de conexiones directas del servicio en sus domicilios. En el área rural ya se usa más el agua de cañería (57 por ciento) aunque la conexión al interior de la vivienda es todavía muy baja (tres por ciento). Servicio higiénico A nivel nacional, un tercio de la población tiene el servicio sanitario con alcantarillado (32 por ciento). En el área urbana apenas el 49 por ciento tiene servicio sanitario con alcantarillado y todavía es alto el porcentaje de aquellos hogares que no tienen servicio sanitario (18 por ciento). En el área rural, casi dos de cada tres hogares (60 por ciento), aún no tiene el servicio sanitario. Apenas el tres por ciento accede a servicio sanitario con alcantarillado y el 34 por ciento utiliza el pozo ciego. Materiales del piso En las viviendas del 32 por ciento de los hogares predominan los pisos de tierra. Esta situación se acentúa en el área rural donde el 66 por ciento de los hogares tiene sus viviendas con pisos de tierra. En el área urbana en el 51 por ciento de las viviendas predominan los pisos de cemento y el 12 por ciento es de tierra. Características Generales de los Hogares y de la Población | 11 1 Gráfico 2.1 Porcentaje de Hogares con Acceso a Servicios Básicos, por Area de Residencia 12 18 23 49 53 34 94 66 60 34 3 43 3 36 Tierra MATERIAL DE CONSTRUCCIÓN DEL PISO No tiene servicio sanitario Pozo ciego Alcantarillado SERVICIO SANITARIO Fuera de la vivienda Dentro de la vivienda FUENTE DE AGUA PARA BEBER ENERGÍA ELÉCTRICA Área rural Área urbana 51 23 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Cemento Porcentaje Cuadro 2.1 Características de las viviendas Distribución porcentual de los hogares por características de la vivienda según área de residencia y departamento, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Departamento ––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Chuqui- Cocha- Santa Beni/ Característica Urbana Rural La Paz Oruro Potosí saca bamba Tarija Cruz Pando Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Con electricidad 94.0 35.7 75.0 75.3 53.1 53.4 74.4 73.6 80.1 65.9 72.3 Fuente de agua para beber Agua por cañería Dentro de la vivienda 33.7 3.2 16.9 17.8 8.1 21.6 22.5 27.6 34.9 20.6 22.3 Fuera de la vivienda 53.4 43.1 56.1 49.9 47.8 41.7 47.1 53.2 49.0 28.9 49.6 Fuera del lote 3.1 10.7 6.6 7.6 15.4 5.0 5.3 1.8 3.0 3.5 5.9 Pozo o noria con bomba 0.9 4.9 1.7 3.0 2.6 0.5 1.4 0.3 4.6 3.7 2.4 Pozo o noria sin bomba 4.2 15.0 11.2 18.3 8.4 5.0 4.6 3.0 4.2 25.7 8.2 Rio/vertiente/acequía 0.9 19.4 6.1 1.7 15.7 23.0 8.2 10.5 2.4 11.0 7.8 Lago/laguna/curiche 0.0 1.8 0.4 0.0 0.2 1.5 1.6 0.0 0.3 1.9 0.7 Agua del vecino 0.8 0.5 0.3 0.8 0.7 0.7 0.8 2.0 0.9 0.9 0.7 Carro repartidor 2.7 0.2 0.4 0.2 0.3 0.3 7.7 1.0 0.1 2.1 1.8 Otra 0.3 1.0 0.3 0.7 0.6 0.7 0.9 0.5 0.4 1.2 0.5 Sin información 0.1 0.2 0.0 0.1 0.1 0.1 0.0 0.0 0.2 0.5 0.1 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Fuente de agua a menos de 5 minutos 96.9 80.5 91.6 89.5 75.8 80.9 93.3 93.3 96.1 91.7 90.8 Servicio sanitario Alcantarillado 49.0 2.6 35.4 36.9 29.0 38.6 36.4 50.2 21.6 5.5 31.7 Cámara séptica 10.2 3.7 3.2 2.0 0.9 0.7 6.5 4.3 19.0 21.9 7.8 Pozo ciego 22.9 33.6 17.8 8.4 7.8 11.5 29.1 23.0 48.3 57.6 26.9 No tiene servicio sanitario 17.7 60.1 43.4 51.9 62.3 49.1 28.0 22.4 11.1 14.9 33.5 Sin información 0.2 0.1 0.2 0.7 0.1 0.1 0.1 0.1 0.1 0.1 0.1 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 2 | Características Generales de los Hogares y de la Población Disponibilidad de Bienes de Consumo Duradero Disponibilidad de Bienes de Consumo Duradero Además de las características analizadas anteriormente, los niveles de bienestar de la población p d d s o r s s, r e c e t l á s b Además de las características analizadas anteriormente, los niveles de bienestar de la población p d d s o r s s, r e c e t l á s b ueden ser medidos también según la disponibilidad de bienes de consumo en los hogares. La disponibilida e bienes de consumo duradero también es un indicador del nivel socioeconómico del hogar y ciertos biene frecen beneficios particulares. La posesión de ciertos bienes electrodomésticos, tales como radio y televiso irve como indicador de accesso a medios publicitarios e ideas innovadoras; y la posesión de otro efrigerador por ejemplo, puede servir como indicador para evaluar el almacenamiento y conservación d iertos alimentos. Además, durante la ENDSA 2003, se recolectó información sobre la posesión de medios d ransporte (bicicleta, motocicleta, carro) como indicador de accesso a servicios que se encuentran fuera de rea local de residencia. El Cuadro 2.2 contiene la distribución de hogares según la disponibilidad de esto ienes para el total del país y por área de residencia y por departamento. ueden ser medidos también según la disponibilidad de bienes de consumo en los hogares. La disponibilida e bienes de consumo duradero también es un indicador del nivel socioeconómico del hogar y ciertos biene frecen beneficios particulares. La posesión de ciertos bienes electrodomésticos, tales como radio y televiso irve como indicador de accesso a medios publicitarios e ideas innovadoras; y la posesión de otro efrigerador por ejemplo, puede servir como indicador para evaluar el almacenamiento y conservación d iertos alimentos. Además, durante la ENDSA 2003, se recolectó información sobre la posesión de medios d ransporte (bicicleta, motocicleta, carro) como indicador de accesso a servicios que se encuentran fuera de rea local de residencia. El Cuadro 2.2 contiene la distribución de hogares según la disponibilidad de esto ienes para el total del país y por área de residencia y por departamento. Cuadro 2.2 Cuadro 2.2 La población boliviana tiene acceso a los medios de comunicación hablada en una proporción aceptable, aunque con mayor fuerza en el área urbana, donde el 87 por ciento de los hogares cuenta con aparatos de radio y el 84 por ciento con televisores, sufriendo una disminución en relación a la La población boliviana tiene acceso a los medios de comunicación hablada en una proporción aceptable, aunque con mayor fuerza en el área urbana, donde el 87 por ciento de los hogares cuenta con aparatos de radio y el 84 por ciento con televisores, sufriendo una disminución en relación a la • • ENDSA 98 (93 y 89 por ciento, respectivamente). ENDSA 98 (93 y 89 por ciento, respectivamente). • • • • • • • • • • En el área rural el medio más común es la radio (75 por ciento) mostrando un ligero incremento en comparación a la ENDSA 98 que mostraba el 71 por ciento. El acceso a aparatos de televisión también ha sufrido un ligero incremento en las áreas rurales y muestra que el 21 por ciento de los hogares cuentan con aparatos de TV. En el área rural el medio más común es la radio (75 por ciento) mostrando un ligero incremento en comparación a la ENDSA 98 que mostraba el 71 por ciento. El acceso a aparatos de televisión también ha sufrido un ligero incremento en las áreas rurales y muestra que el 21 por ciento de los hogares cuentan con aparatos de TV. A nivel nacional, el 30 por ciento de los hogares tiene refrigeradores, 44 por ciento en el área urbana. A nivel nacional, el 30 por ciento de los hogares tiene refrigeradores, 44 por ciento en el área urbana. El 44 por ciento de los hogares posee bicicleta y no se observan diferencias entre las zonas urbana y rurales. El 44 por ciento de los hogares posee bicicleta y no se observan diferencias entre las zonas urbana y rurales. La tenencia de teléfonos se restringe a las áreas urbanas, donde el 26 por ciento de los hogares tiene teléfono, en contraste con las zonas rurales que no alcanzan al uno por ciento. La tenencia de teléfonos se restringe a las áreas urbanas, donde el 26 por ciento de los hogares tiene teléfono, en contraste con las zonas rurales que no alcanzan al uno por ciento. Un 12 por ciento de los hogares bolivianos posee un carro o un camión (17 por ciento en el áre urbana y solamente el cuatro por ciento en el área rural). Un 12 por ciento de los hogares bolivianos posee un carro o un camión (17 por ciento en el áre urbana y solamente el cuatro por ciento en el área rural). Cuadro 2.2 Bienes de consumo duradero de los hogares Porcentaje de hogares que poseen varios bienes de consumo duradero por área de residencia y departamento, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Departamento ––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Chuqui- Cocha- Santa Beni/ Bien de consumo Urbana Rural La Paz Oruro Potosí saca bamba Tarija Cruz Pando Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Radio 86.8 75.2 89.1 86.6 81.3 79.0 82.8 84.9 75.7 72.0 82.5 Televisión 84.0 20.5 59.7 63.9 43.7 44.3 60.5 67.1 70.9 54.2 60.3 Teléfono 28.5 0.8 12.7 23.5 8.9 16.6 25.6 22.2 21.5 14.5 18.2 Refrigerador 43.6 6.6 15.8 19.3 9.5 24.5 37.9 42.1 49.9 29.8 29.8 Bicicleta 43.7 43.3 36.2 61.1 40.6 31.9 51.0 52.3 44.5 48.7 43.6 Motocicleta 5.1 2.1 1.6 3.6 1.5 3.1 3.2 5.0 5.2 25.2 4.0 Carro/camión 17.0 4.2 8.5 11.7 7.2 9.9 14.1 17.4 17.9 8.2 12.3 Ninguno de las anteriores 4.3 18.0 8.1 5.8 15.0 16.5 9.7 7.2 7.7 11.1 9.4 Número de hogares 12,046 7,161 5,499 1,040 1,678 1,317 3,632 899 4,423 720 19,207 Características Generales de los Hogares y de la Población | 13 Medición del Nivel Socio-económico Al igual que en la ENDSA 1998, en el presente informe se clasifican los resultados por un indicador que mide el grado de pobreza del municipio donde residen los entrevistados: pobreza alta, media, y baja. Se incluyen por separado el municipio del Alto y los municipios que son capital de departamento como una categoría especial. Además del indicador anterior, a la información recolectada en la ENDSA 2003 se le ha aplicado una metodología desarrollada por el Banco Mundial para el estudio de las diferencias en salud, nutrición y población entre individuos pertenecientes a distintos grupos socio-económicos. La metodología se aplicó inicialmente en los 44 países que participaron en la segunda y la tercera ronda del Programa de Encuestas de Demografía y Salud (DHS). La metodología también se ha aplicado a los países que han participado en la cuarta ronda iniciada a fines en 1998 y la cual está concluyendo en el 2004. En el enfoque utilizado, el nivel socio-económico se define en términos de activos o riqueza en los hogares encuestados, en vez de ingresos o consumo. En la ENDSA 2003 se recolectó información detallada sobre características de la vivienda y sobre la disponibilidad de ciertos bienes de consumo duradero que se relacionan directamente con el nivel socio-económico. A cada hogar se le asigna un valor que es generado mediante la metodología de analisis de componentes principales, dependiendo de la disponibilidad de bienes y las características de la vivienda. A los residentes de un determinado hogar se les asigna el valor del hogar en el cual residen. Esto permite crear quintiles poblacionales de "bienestar" o de "riqueza", es decir, cinco grupos con el mismo número de personas en cada uno.1 Es entonces posible generar, para cada quintil, los diversos indicadores (tasas, porcentajes y distribuciones porcentuales) a partir de la información recolectada en la ENDSA 2003. A continuación se listan los bienes de consumo duradero y las características de las viviendas que se utilizaron para la división de la población de los hogares en quintiles de "bienestar" o "riqueza". • Disponibilidad de bienes en el hogar: electricidad, cocina, radio, televisor, refrigeradora, lavadora de ropa, aire acondicionado, computadora, teléfono, • Disponibilidad en el hogar de carro, bicicleta, motocicleta. • Fuente de agua potable: agua por cañeria dentro de la vivienda, fuera de la vivienda pero dentro del terreno, puesto público, puesto privado, pozo público, pozo privado, río o quebrada, agua de vecino, carro repartidor, agua de lluvia. • Almacenamiento de agua potable: pila con tapa o sin tapa; bidones con tapa o sin tapa; baldes con tapa o sin tapa; barriles con tapa o sin tapa; otros recipientes. • Fuente de agua para otros usos: agua dentro de la vivienda, fuera de la vivienda pero dentro del terreno, puesto público, puesto privado, pozo público, pozo privado, río o quebrada, manantial u ojo de agua, agua de lluvia. • Servicio sanitario: alcantarillado, cámara séptica, pozo ciego; otro tipo de servicio. • Eliminación de basura: camión recolector; queman; entierran; carretón de limpieza; pagan para botarla; contenedor o basurero autorizado; patio o solar; otra forma. • Material del piso: madera o tambo; embaldosado; ladrillo de barro; ladrillo de cemento, mosaico o terrazo; tierra; otros materiales. • Material de las paredes: ladrillo o bloque de barro; bloque de cemento o concreto; adobe o taquezal; piedra cantera; barul, caña o palma; madera; minifalda; lámina de plycem o nicalit; ripio o desechos; otros materiales. • Material del techo: zinc; teja de barro o cemento; lámina de plycem o nicalit; paja, palma y similares; ripio o desechos; otros materiales. 14 | Características Generales de los Hogares y de la Población 1Para una descripción detallada de los procedimientos, alcances y limitaciones, al igual que los resultados a partir de la ENDSA 1998, véase D. R. Gwatkin, S. Rutstein, K. Johnson, R. P. Pande y A. Wagstaff. Socio-Economic Differences in Health, Nutrition and Population in Bolivia. The World Bank, Mayo 2000. • Combustible para cocinar: leña; gas butano o propano; gas o kerosene; carbón; electricidad; otros combustibles. • Combustible para cocinar: leña; gas butano o propano; gas o kerosene; carbón; electricidad; otros combustibles. • Tipo de vivienda: casa; quinta; cuarto o cuartería; rancho o choza; vivienda improvisada; apartamento o pieza; negocio o bodega usado como vivienda; otro tipo de vivienda. • Tipo de vivienda: casa; quinta; cuarto o cuartería; rancho o choza; vivienda improvisada; apartamento o pieza; negocio o bodega usado como vivienda; otro tipo de vivienda. • Propiedad de la vivienda: propia con escritura; propia sin escritura; propia con amortización; alquilada; cedida o prestada; otra tenencia. • Propiedad de la vivienda: propia con escritura; propia sin escritura; propia con amortización; alquilada; cedida o prestada; otra tenencia. • Otros indicadores: número de personas por cuarto; posesión de tierra agrícola. • Otros indicadores: número de personas por cuarto; posesión de tierra agrícola. La distribución de los hogares por quintiles de riqueza se presenta en el Cuadro 2.3 por residencia urbana-rural y departamento. La distribución de los hogares por quintiles de riqueza se presenta en el Cuadro 2.3 por residencia urbana-rural y departamento. Cuadro 2.3 Cuadro 2.3 La distribución de hogares por quintiles no da exactamente el 20 por ciento para cada quintil debido a que la clasificación en quintiles se hizo para la población de los hogares, no para los hogares en sí. La distribución de hogares por quintiles no da exactamente el 20 por ciento para cada quintil debido a que la clasificación en quintiles se hizo para la población de los hogares, no para los hogares en sí. • • to es to es til je til je • • • • • • En la zona urbana el 31 por ciento de los hogares se encuentran en el quintil superior y el uno por cien en el quintil inferior, mientras que en la zona rural se tiene lo contrario, el 48 por ciento de los hogar se ubican en el quintil inferior y menos del uno por ciento en el quintil superior. En la zona urbana el 31 por ciento de los hogares se encuentran en el quintil superior y el uno por cien en el quintil inferior, mientras que en la zona rural se tiene lo contrario, el 48 por ciento de los hogar se ubican en el quintil inferior y menos del uno por ciento en el quintil superior. Un poco más de la tercera parte de los hogares en Potosí y Chuquisaca se encuentran en el quin inferior de riqueza. Tarija, Santa Cruz y Cochabamba son los departamentos con un mayor porcenta de hogares en el quintil superior de riqueza, 27 por ciento en promedio. Un poco más de la tercera parte de los hogares en Potosí y Chuquisaca se encuentran en el quin inferior de riqueza. Tarija, Santa Cruz y Cochabamba son los departamentos con un mayor porcenta de hogares en el quintil superior de riqueza, 27 por ciento en promedio. El departamento más balanceado en términos de los quintiles de riqueza es Oruro. El departamento más balanceado en términos de los quintiles de riqueza es Oruro. Cuadro 2.3 Distribución de los hogares por quintiles de riqueza Distribución de los hogares por quintiles de riqueza, según área de residencia y departamento, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Departamento ––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Chuqui- Cocha- Santa Beni/ Quintil Urbana Rural La Paz Oruro Potosí saca bamba Tarija Cruz Pando Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Inferior 1.4 47.7 15.5 19.0 36.9 35.6 19.1 11.3 10.3 27.0 18.7 Segundo 10.2 37.1 27.0 20.0 22.7 19.3 17.7 19.6 12.7 24.9 20.2 Intermedio 25.6 11.8 25.2 24.8 17.3 10.6 17.5 14.0 21.8 18.5 20.4 Cuarto 31.8 2.8 18.3 20.1 16.0 16.9 19.9 27.2 28.3 15.3 21.0 Superior 30.9 0.7 14.0 16.0 7.2 17.6 25.7 27.9 26.9 14.3 19.6 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de hogares 12,046 7,161 5,499 1,040 1,678 1,317 3,632 899 4,423 720 19,207 2.2 CARACTERÍSTICAS DE LA POBLACIÓN 2.2 CARACTERÍSTICAS DE LA POBLACIÓN En la muestra seleccionada para la ENDSA 2003, en cada una de las viviendas se aplicó el cuestionario del hogar, en el cual se registraron las características más significativas de cada uno de los miembros del hogar como ser: relación de parentesco con el jefe del hogar, si la residencia del miembro es de jure o de facto (de derecho o de hecho), sexo, edad, idiomas que habla, supervivencia y residencia de los padres; educación, asistencia a la educación formal, datos de la vivienda y el hogar. Los datos que aquí se presentan se refieren principalmente a la residencia de facto, con el objetivo de hacerlos comparables con los censos de población que establecen el marco de referencia obligado para la adecuada interpretación de los cuadros y análisis que se incluyen en este informe. En la muestra seleccionada para la ENDSA 2003, en cada una de las viviendas se aplicó el cuestionario del hogar, en el cual se registraron las características más significativas de cada uno de los miembros del hogar como ser: relación de parentesco con el jefe del hogar, si la residencia del miembro es de jure o de facto (de derecho o de hecho), sexo, edad, idiomas que habla, supervivencia y residencia de los padres; educación, asistencia a la educación formal, datos de la vivienda y el hogar. Los datos que aquí se presentan se refieren principalmente a la residencia de facto, con el objetivo de hacerlos comparables con los censos de población que establecen el marco de referencia obligado para la adecuada interpretación de los cuadros y análisis que se incluyen en este informe. Características Generales de los Hogares y de la Población | 15 Población por Edad, Sexo y Área de Residencia s áreas urbana Poblac La 1 y la EN nor de 15 • • • La : el 38 po l. Para ed n al 48 po En el total de nto es sim d fértil res ive en es res en ed 16 | C En el Cuadro 2.4 se muestra la distribución de la población por sexo y grupos de edad para la y rural. Se presenta esta información por grupos quinquenales y para grandes grupos de edad. Cuadro 2.4 ión por edad, sexo y residencia distribución de la población por grandes grupos de edad en la ENDSA 98, el Censo 200 DSA 2003 no presenta grandes diferencias. La población es bastante joven (41 por ciento me años) y sólo el 5 por ciento tiene 65 años o más. estructura por edad de la población según área de residencia muestra diferencias importantes r ciento de la población es menor a 15 años en el área urbana y 45 por ciento en el área rura ades activas, 15-64 años, en el área urbana alcanza el 58 por ciento, cifra alta en comparació r ciento en el área rural, no existiendo grandes variaciones al comparar con la ENDSA 98. cuanto a las mujeres en edad fértil (15 a 49 años), las cuales constituyen el 47 por ciento d la población femenina y el 24 por ciento respecto a la población total, el comportamie ilar a lo encontrado en la ENDSA 98. Por otro lado, el 66 por ciento de las mujeres en eda ide en áreas urbanas. Si se considera a las mujeres de todas las edades, el 62 por ciento v tas áreas, resultado del fenómeno de la migración rural-urbana el cual es selectivo de muje ad fértil y relacionado con el empleo doméstico en las grandes ciudades. Cuadro 2.4 Composición de la población total por edad Distribución porcentual de la población total de facto por grupos quinquenales de edad, según área de residencia y sexo, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Área urbana Área rural Total Grupo ––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––– de edad Hombres Mujeres Total Hombres Mujeres Total Hombres Mujeres Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Grupos quinquenales <5 13.2 11.7 12.4 15.3 14.6 15.0 14.0 12.8 13.4 5-9 13.4 12.1 12.7 16.0 16.5 16.2 14.4 13.7 14.1 10-14 12.9 12.2 12.6 14.5 13.9 14.2 13.5 12.9 13.2 15-19 10.7 11.3 11.0 9.4 8.5 8.9 10.2 10.3 10.2 20-24 9.4 9.6 9.5 5.8 6.0 5.9 8.0 8.2 8.1 25-29 7.8 8.0 7.9 5.5 5.4 5.5 6.9 7.1 7.0 30-34 6.5 7.2 6.9 5.1 5.0 5.1 5.9 6.4 6.2 35-39 5.9 6.0 5.9 4.9 5.3 5.1 5.5 5.7 5.6 40-44 5.0 5.3 5.2 4.7 4.5 4.6 4.9 5.0 5.0 45-49 4.1 4.0 4.0 3.9 3.9 3.9 4.0 3.9 4.0 50-54 3.4 3.9 3.7 3.5 4.0 3.8 3.4 4.0 3.7 55-59 2.2 2.5 2.4 3.1 3.2 3.1 2.6 2.8 2.7 60-64 1.6 1.9 1.7 2.3 2.6 2.5 1.9 2.2 2.0 65-69 1.3 1.6 1.5 2.5 2.6 2.5 1.8 2.0 1.9 70-74 1.1 1.1 1.1 1.8 1.8 1.8 1.4 1.3 1.4 75-79 0.8 0.9 0.8 0.9 1.2 1.1 0.8 1.0 0.9 80 + 0.5 0.7 0.6 0.8 1.0 0.9 0.6 0.8 0.7 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Grandes grupos 0-14 39.5 36.0 37.7 45.8 45.0 45.4 41.9 39.4 40.7 15-49 49.4 51.4 50.4 39.3 38.6 39.0 45.4 46.6 46.1 50-64 7.2 8.3 7.8 8.9 9.8 9.4 7.9 9.0 8.4 65+ 3.7 4.3 4.0 6.0 6.6 6.3 4.6 5.1 4.9 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número 23,945 25,301 49,247 14,918 15,185 30,103 38,863 40,486 79,349 aracterísticas Generales de los Hogares y de la Población Composición de los Hogares Composición de los Hogares El Cuadro 2.5 presenta información sobre la composición de los hogares: el porcentaje de hogares encabezados por mujeres, la distribución porcentual de los hogares por tamaño del hogar y el tamaño promedio de los hogares, por área de residencia y departamento. La composición del hogar afecta la estructura del gasto, la propensión y capacidad de ahorro; un mismo ingreso brinda diferente bienestar a hogares de distinta composición o tamaño. El Gráfico 2.2 compara por área de residencia y departamento los resultados en cuanto a hogares encabezados por mujeres. El Cuadro 2.5 presenta información sobre la composición de los hogares: el porcentaje de hogares encabezados por mujeres, la distribución porcentual de los hogares por tamaño del hogar y el tamaño promedio de los hogares, por área de residencia y departamento. La composición del hogar afecta la estructura del gasto, la propensión y capacidad de ahorro; un mismo ingreso brinda diferente bienestar a hogares de distinta composición o tamaño. El Gráfico 2.2 compara por área de residencia y departamento los resultados en cuanto a hogares encabezados por mujeres. La condición de residencia familiar de los niños menores de 15 años en términos de adopción y orfandad se detalla en el Cuadro 2.6. La condición de residencia familiar de los niños menores de 15 años en términos de adopción y orfandad se detalla en el Cuadro 2.6. Cuadros 2.5 y 2.6; Gráfico 2.2 Cuadros 2.5 y 2.6; Gráfico 2.2 Jefatura y tamaño del hogar Jefatura y tamaño del hogar • A nivel nacional, el 20 por ciento de los hogares cuenta con una mujer como jefe del hogar, prácticamente sin ningún cambio desde la ENDSA 98 (19 por ciento). Esta proporción es mayor en el área urbana que en la rural (22 y 17 por ciento, respectivamente). La baja proporción de hogares que declararon como jefe a una mujer podría estar subestimada por aspectos más de carácter cultural que económicos. • A nivel nacional, el 20 por ciento de los hogares cuenta con una mujer como jefe del hogar, prácticamente sin ningún cambio desde la ENDSA 98 (19 por ciento). Esta proporción es mayor en el área urbana que en la rural (22 y 17 por ciento, respectivamente). La baja proporción de hogares que declararon como jefe a una mujer podría estar subestimada por aspectos más de carácter cultural que económicos. • En lo que se refiere al número de personas por hogar, a nivel nacional el número promedio de miembros es de cuatro y según áreas de residencia no existen diferencias notables. El promedio de miembros muestra una pequeña disminución en relación a la ENDSA 98. • En lo que se refiere al número de personas por hogar, a nivel nacional el número promedio de miembros es de cuatro y según áreas de residencia no existen diferencias notables. El promedio de miembros muestra una pequeña disminución en relación a la ENDSA 98. • A nivel del total del país, alrededor del 40 por ciento de los hogares tienen 4 miembros o menos y no hay muchas diferencias por departamento con la excepción de Oruro (49 por ciento) y Beni/Pando (32 por ciento). Por esta razón, estos departamentos tienen los promedios extremos de personas por hogar: 3.9 en Oruro y 4.9 en Beni/Pando. • A nivel del total del país, alrededor del 40 por ciento de los hogares tienen 4 miembros o menos y no hay muchas diferencias por departamento con la excepción de Oruro (49 por ciento) y Beni/Pando (32 por ciento). Por esta razón, estos departamentos tienen los promedios extremos de personas por hogar: 3.9 en Oruro y 4.9 en Beni/Pando. Cuadro 2.5 Composición de los hogares Porcentaje de hogares con mujeres como jefe de hogar y distribución porcentual de los hogares por tamaño del hogar, según área de residencia y departamento, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Departamento ––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Chuqui- Cocha- Santa Beni/ Característica Urbana Rural La Paz Oruro Potosí saca bamba Tarija Cruz Pando Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Hogares con mujer como jefe del hogar 22.0 17.1 19.2 20.4 21.7 23.8 21.6 22.3 18.2 19.9 20.2 Número de residentes habituales 0 0.2 0.2 0.2 0.2 0.1 0.6 0.0 0.2 0.1 0.3 0.2 1 11.4 13.2 13.6 12.9 13.0 10.9 12.0 12.3 10.5 9.8 12.1 2 12.4 15.1 14.8 17.9 15.2 12.4 13.3 11.5 11.6 8.9 13.4 3 16.3 13.2 16.1 18.0 14.3 14.9 14.6 15.9 14.2 13.3 15.1 4 19.5 14.0 17.3 17.5 15.7 15.2 17.6 18.2 18.7 16.9 17.4 5 15.3 14.4 14.2 11.3 14.1 16.4 16.9 15.3 15.1 13.7 14.9 6 11.0 11.0 10.5 8.4 9.9 11.9 11.4 10.9 12.0 12.1 11.0 7 6.8 8.6 6.6 7.7 8.7 8.2 7.6 7.3 7.6 8.9 7.5 8 3.1 5.2 3.2 2.9 4.6 4.5 3.4 4.9 4.4 5.5 3.9 9+ 3.9 5.2 3.5 3.1 4.5 5.0 3.1 3.6 5.8 10.7 4.4 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Tamaño promedio 4.2 4.3 4.0 3.9 4.2 4.4 4.2 4.2 4.5 4.9 4.2 Número de hogares 12,046 7,161 5,499 1,040 1,678 1,317 3,632 899 4,423 720 19,207 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Este cuadro está basado en la población de-jure (residentes habituales). Características Generales de los Hogares y de la Población | 17 20 18 22 22 24 22 20 19 17 22 20 0 5 10 15 20 25 Porcentaje de hogares Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosí Oruro La Paz DEPARTAMENTO Rural Urbana AREA DE RESIDENCIA TOTAL PAÍS Gráfico 2.2 Porcentaje de Hogares Encabezados por Mujeres, por Área de Residencia y Departamento Cuadro 2.6 Orfandad y condición de residencia familiar de los hijos • Al igual que la ENDSA 98, tres de cada cuatro niños menores a 15 años viven con sus dos padres (75 por ciento) y ha habido una ligera disminución en el área urbana. El cuatro por ciento de los niños no vive con ninguno de sus padres. El porcentaje de niños menores a 15 años que viven con la madre pero no con el padre cuando el padre está vivo, muestra un incremento en comparación a la ENDSA 98, existiendo además una diferencia considerable por área urbana-rural (17 y 10 por ciento, respectivamente). • A nivel departamental, en La Paz y Potosí alrededor del 80 por ciento de los niños menores a 15 años viven con ambos padres y los departamentos de Beni/Pando siguen teniendo la menor proporción (68 por ciento). • El porcentaje de menores a 15 años que viven sólo con la madre es mucho mayor al que vive sólo con el padre (16 y 3 por ciento), mostrando un ligero incremento con relación a la ENDSA 98. • Los jóvenes que viven con ambos padres son una mayor proporción en el quintil inferior de riqueza (79 por ciento) y menor porcentaje en el quintil superior (69 por ciento). Aquellos que viven con la madre aún teniendo al padre vivo representan el 18 por ciento de los niños en el quintil superior versus el 10 por ciento en el quintil inferior. 18 | Características Generales de los Hogares y de la Población Cuadro 2.6 Orfandad de los niños según sobrevivencia de los padres y situación de residencia Distribución porcentual de la población de jure menor de 15 años por sobrevivencia de los padres y su situación de residencia, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Vive con la Vive con el madre pero no padre pero no Niño no vive con Niño con el padre con la madre ninguno de los padres Sin infor- vive ––––––––––––– –––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––– mación Total Total con Tiene Tiene Tiene Tiene Ambos Sólo el Sólo la Ambos del Número niños niños ambos padre padre madre madre padres padre madre padres padre o de huer- de Característica padres vivo muerto viva muerta vivos vivo viva muertos madre Total niños fanos crianza ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad <2 79.1 18.5 0.4 0.2 0.0 1.2 0.1 0.1 0.0 0.4 100.0 4,018 0.6 1.4 2-4 79.5 13.9 1.0 1.0 0.5 3.3 0.2 0.1 0.1 0.4 100.0 6,738 1.9 3.7 5-9 76.1 12.7 2.2 1.8 1.4 4.4 0.4 0.3 0.2 0.7 100.0 11,260 4.5 5.3 10-14 69.2 13.4 4.1 2.4 2.0 6.2 0.5 0.8 0.4 1.0 100.0 10,605 7.8 7.9 Sexo Hombre 74.6 13.7 2.2 1.9 1.3 4.5 0.4 0.5 0.2 0.8 100.0 16,479 4.6 5.6 Mujer 75.3 14.0 2.4 1.3 1.2 4.3 0.4 0.3 0.2 0.6 100.0 16,143 4.5 5.2 Residencia Urbana 72.6 16.7 1.8 2.0 1.1 4.3 0.3 0.3 0.2 0.8 100.0 18,765 3.7 5.1 Periurbana 80.0 11.7 2.0 1.7 0.7 2.6 0.1 0.1 0.1 0.9 100.0 2,402 3.0 2.9 Resto urbano 71.5 17.4 1.8 2.0 1.2 4.5 0.3 0.4 0.2 0.8 100.0 16,363 3.9 5.4 Rural 78.2 10.1 3.0 1.1 1.4 4.5 0.4 0.5 0.3 0.6 100.0 13,857 5.6 5.7 Región Altiplano 78.8 11.8 2.1 1.4 1.4 3.0 0.4 0.4 0.3 0.5 100.0 13,193 4.6 4.1 Valle 73.0 14.1 3.1 1.6 1.3 5.0 0.4 0.4 0.3 0.8 100.0 9,995 5.5 6.1 Llano 71.6 16.5 1.7 2.0 0.9 5.7 0.2 0.4 0.1 0.9 100.0 9,433 3.3 6.4 Departamento La Paz 79.1 11.7 1.7 1.4 1.7 2.7 0.5 0.4 0.3 0.4 100.0 8,660 4.6 3.9 Oruro 74.4 14.5 2.0 2.6 0.9 3.9 0.4 0.5 0.2 0.6 100.0 1,515 4.0 5.0 Potosí 80.2 10.6 3.3 0.7 0.9 3.1 0.3 0.3 0.0 0.5 100.0 3,019 4.8 3.7 Chuquisaca 72.9 13.3 2.8 1.7 1.4 5.9 0.4 0.5 0.4 0.9 100.0 2,518 5.5 7.2 Cochabamba 73.9 13.8 3.4 1.6 1.1 4.7 0.3 0.3 0.3 0.6 100.0 5,994 5.4 5.6 Tarija 69.4 16.9 2.8 1.5 2.0 4.8 0.8 0.4 0.1 1.3 100.0 1,483 6.1 6.1 Santa Cruz 72.3 16.2 1.7 1.9 0.9 5.3 0.2 0.4 0.1 1.0 100.0 7,857 3.3 6.0 Beni/Pando 68.0 18.2 1.6 2.3 0.8 7.8 0.4 0.4 0.1 0.4 100.0 1,575 3.3 8.7 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 78.1 10.8 2.4 1.2 1.7 4.0 0.5 0.5 0.3 0.5 100.0 9,600 5.4 5.3 Pobreza media 76.0 12.3 2.4 1.4 1.2 5.2 0.4 0.3 0.3 0.6 100.0 8,152 4.6 6.2 Pobreza baja 68.2 18.4 2.5 2.3 1.1 5.7 0.3 0.6 0.0 1.0 100.0 3,076 4.5 6.6 Capital departamento 71.9 17.1 2.3 2.2 0.9 4.1 0.3 0.3 0.1 0.9 100.0 10,175 3.9 4.8 El Alto 82.6 11.0 1.6 0.9 0.7 1.9 0.1 0.4 0.3 0.4 100.0 1,618 3.1 2.7 Quintil de riqueza Quintil inferior 79.0 9.8 3.3 0.9 1.8 3.8 0.4 0.3 0.2 0.6 100.0 7,808 6.0 4.7 Segundo quintil 74.8 13.3 2.3 1.4 1.3 4.7 0.7 0.5 0.3 0.7 100.0 7,247 5.1 6.2 Quintil intermedio 76.6 14.0 2.0 1.4 0.9 3.7 0.2 0.5 0.2 0.5 100.0 6,972 3.8 4.6 Cuarto quintil 72.2 16.9 2.0 2.2 1.0 4.1 0.3 0.3 0.1 0.9 100.0 5,991 3.7 4.8 Quintil superior 69.2 17.5 1.7 2.6 0.8 6.3 0.2 0.5 0.2 0.9 100.0 4,605 3.4 7.2 Total 74.9 13.9 2.3 1.6 1.2 4.4 0.4 0.4 0.2 0.7 100.0 32,6221 4.5 5.4 Características Generales de los Hogares y de la Población | 19 Nivel de Educación y Asistencia a Centros de Enseñanza La educación como un elemento básico de formación y desarrollo de recursos humanos supone la intervención de un conjunto de agentes educativos y de sistemas de enseñanza. En consecuencia, el nivel de educación de la población de un país es uno de los factores utilizados con más frecuencia en los análisis socioeconómicso por su influencia en los ingresos en el hogar, control de la fecundidad, número de hijos, disminución de la mortalidad materno infantil, la salud de sus hijos y la familia. Asimismo influye en las relaciones económicas y sociales. En Bolivia, el sistema educativo ha sufrido tres cambios de importancia en los últimos 30 años. En el primer sistema educativo, el primer nivel (Primaria) y el segundo nivel (Secundaria) constaban de 6 años, sumando un total de 12 años. En el segundo sistema vigente hasta 1995, el nivel Primario era de 5 años, el Intermedio de 3 años y Medio de 4 años. El sistema actual se ha iniciado en 1996 con un nivel Primario de 8 años y otro nivel Secundario de 4 años, para el mismo total de 12 años. Para un mejor análisis, los resultados se presentan en los Cuadros 2.7.1 y 2.7.2 con la desagregación de primaria incompleta y completa, secundaria incompleta y completa y por último el nivel superior. Cuadros 2.7.1 y 2.7.2; Gráficos 2.3 y 2.4 • El siete por ciento de los hombres entrevistados afirmó no haber alcanzado nivel alguno de educación, situación que se presenta en algo más del doble porcentual en el caso de las mujeres entrevistadas (15 por ciento), Entre los dos extremos de la escala de los quintiles de riqueza, en el caso de los hombres, se observa una diferencial de 12 puntos porcentuales, mientras que entre las mujeres esa diferencia es de 27 puntos. • Tanto la mitad de las mujeres como la mitad de los hombres se clasifican con primaria incompleta, con pocas diferencias entre las mujeres a nivel departamental. Sin embargo, en Potosí y Chuquisaca alrededor del 60 por ciento de los hombres tienen primaria incompleta. • En cuanto se refiere a la mediana de años de escolaridad se presenta una diferencia importante entre hombres y mujeres (5.7 y 4.5 años, respectivamente). Las diferencias por área de residencia son notables para ambos sexos, pues entre los hombres la diferencia entre áreas urbana y rural es de 3.6 años de escolaridad a favor del área urbana y en mujeres esta diferencia es de 3.8 años. • Es evidente la importancia del estrato de riqueza en los años de escolaridad. Existe una diferencia de 8.5 años entre las mujeres del quintil inferior (1,8 años de escolaridad) y las del quintil superior de riqueza (10.3 años de escolaridad). En el caso de los hombres la diferencia es ligeramente menor, 8.0 años. Sin embargo, en general para todas las categorías la mediana de años de escolaridad de los hombres supera la mediana para mujeres. • Por departamento se puede observar que la mediana de años de escolaridad más alta, para los hombres, se encuentra en el departamento de Oruro (7.1 años) y para las mujeres en el departamento de Santa Cruz (5.5 años). Las medianas más bajas, tanto para hombres como mujeres, se encuentran en los departamentos de Chuquisaca y Potosí. • El 10 por ciento de los hombres y el nueve por ciento de las mujeres afirmaron haber alcanzado algún nivel de educación superior y también en ambos sexos las mayores diferencias se presentan por quintiles de riqueza, 32 puntos porcentuales entre un extremo y otro de la escala para los hombres y 27 puntos porcentuales en el caso de las mujeres. 20 | Características Generales de los Hogares y de la Población Gráfico 2.3 Distribución de las Mujeres de 6 Años y Más, por Nivel de Educación, según Area de Residencia 1 3 6 4 62 24 13 13 15 6 44 9 0 10 20 30 40 50 60 70 Superior Secundaria Completa Secundaria Incompleta Primaria Completa Primaria Incompleta Sin educación Porcentaje de población Área urbana Área rural Gráfico 2.4 Distribución de Hombres y Mujeres de 6 Años y Más, por Nivel de Educación 9 10 11 5 51 15 10 12 14 6 51 7 0 10 20 30 40 50 60 Superior Secundaria Completa Secundaria Incompleta Primaria Completa Primaria Incompleta Sin educación Porcentaje de población Hombres Mujeres Características Generales de los Hogares y de la Población | 21 Cuadro 2.7.1 Nivel de educación de la población de 6 años y más: hombres Distribución porcentual de la población masculina de facto de 6 años y más por nivel de educación alcanzado o completado, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nivel más alto alcanzado o completado Mediana –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de años Sin Primaria Primaria Secundaria Secundaria No sabe/ de de Característica educación incompleta completa incompleta completa Superior faltante Total hombres educación ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 6-9 23.3 76.1 0.0 0.0 0.0 0.0 0.6 100.0 4,584 0.9 10-14 0.6 86.8 8.5 3.9 0.0 0.0 0.2 100.0 5,254 4.8 15-19 0.4 23.4 12.6 50.9 9.4 3.2 0.2 100.0 3,961 8.7 20-24 0.7 22.2 6.6 17.2 29.9 22.8 0.7 100.0 3,122 11.1 25-29 0.8 29.5 6.7 13.9 24.4 23.8 1.0 100.0 2,698 10.7 30-34 1.4 36.4 8.5 13.7 21.0 17.9 1.0 100.0 2,312 8.8 35-39 0.9 42.6 6.8 14.2 17.8 16.5 1.1 100.0 2,139 7.9 40-44 3.5 42.8 5.9 14.4 16.2 15.7 1.6 100.0 1,899 7.5 45-49 4.1 46.9 5.2 12.7 12.7 16.9 1.4 100.0 1,563 6.5 50-54 5.2 53.9 2.9 9.5 12.4 14.7 1.5 100.0 1,340 5.1 55-59 9.6 60.6 2.5 6.7 7.6 11.5 1.5 100.0 998 4.1 60-64 14.2 58.6 2.7 4.3 7.6 10.7 2.0 100.0 720 3.3 6 5+ 29.1 50.1 1.4 3.5 5.7 7.5 2.8 100.0 1,808 2.1 Residencia Urbana 4.6 40.5 6.6 16.4 15.8 15.1 1.0 100.0 20,210 7.6 Periurbana 6.5 46.1 7.6 18.2 14.9 5.4 1.2 100.0 2,369 6.3 Resto urbano 4.4 39.8 6.4 16.2 15.9 16.4 0.9 100.0 17,842 7.8 R ural 9.8 67.5 5.3 9.8 4.5 2.3 0.8 100.0 12,197 4.0 Región Altiplano 6.4 49.1 6.6 15.0 12.4 9.8 0.6 100.0 13,253 5.9 Valle 6.7 55.0 5.0 11.7 8.7 11.8 1.0 100.0 9,731 4.9 L lano 6.6 48.4 6.5 14.8 13.2 9.4 1.2 100.0 9,423 6.1 Departamento La Paz 5.8 46.7 6.9 16.4 14.4 9.2 0.6 100.0 8,881 6.5 Oruro 3.9 45.1 5.5 16.9 11.8 16.3 0.5 100.0 1,682 7.1 Potosí 10.1 59.6 6.5 9.1 6.1 7.8 0.7 100.0 2,691 4.2 Chuquisaca 10.4 60.5 3.4 8.5 4.0 12.4 0.8 100.0 2,227 4.2 Cochabamba 5.3 53.0 5.2 13.1 10.5 11.8 1.1 100.0 5,996 5.4 Tarija 6.9 54.9 6.2 11.0 8.9 11.2 0.9 100.0 1,508 5.0 Santa Cruz 6.5 48.0 6.5 14.6 13.2 10.0 1.2 100.0 7,959 6.2 B eni/Pando 7.6 50.2 6.5 15.8 13.0 5.8 1.1 100.0 1,464 5.7 Grado de pobr del municipio eza Pobreza alta 8.8 60.9 5.9 12.2 7.9 3.5 0.7 100.0 8,573 4.4 Pobreza media 8.0 63.5 5.6 11.6 6.8 3.6 0.8 100.0 7,320 4.5 Pobreza baja 5.2 48.5 7.2 16.8 11.9 9.4 1.0 100.0 3,108 6.2 Capital de departamento 4.6 37.1 6.0 15.5 16.0 19.8 0.9 100.0 11,758 8.3 E l Alto 4.9 41.7 7.3 16.8 18.5 9.1 1.7 100.0 1,648 7.4 Quintil de riqueza Quintil inferior 13.9 72.4 3.6 6.2 2.4 0.5 1.0 100.0 6,229 3.1 Segundo quintil 7.7 63.9 7.1 12.4 5.7 2.2 1.0 100.0 6,499 4.4 Quintil intermedio 5.2 52.2 7.8 17.4 11.6 4.6 1.2 100.0 6,422 5.9 Cuarto quintil 4.1 40.9 7.2 18.5 18.4 10.1 0.8 100.0 6,611 7.6 Quintil superior 2.3 25.7 4.7 14.9 18.8 33.0 0.6 100.0 6,647 11.1 Total 6.6 50.7 6.1 13.9 11.5 10.3 0.9 100.0 32,407 5.7 Asistencia, Repetición y Deserción Escolar Aparte del nivel de educación, el cual refleja la educación adquirida por la población a través del tiempo, es importante analizar las tasas actuales de asistencia escolar a los diferentes niveles, para la población de 6 a 24 años, al igual que las tasas de repetición de grado y las tasas de retiro. En los Cuadros 2.8.1 y 2.8.2 se resume primero la asistencia para la escuela primaria y secundaria, por características seleccionadas. La tasa neta de asistencia (TNA) es el porcentaje de población en las edades escolares (6-12 años para la escuela primaria y 13-17 para la secundaria) que asiste a la escuela primaria o secundaria según el caso, y por definición no puede exceder el 100 por ciento. La tasa neta de asistencia es un indicador de la participación escolar entre la población en edad escolar oficial. 22 | Características Generales de los Hogares y de la Población Cuadro 2.7.2 Nivel de educación de la población de 6 años y más: mujeres Distribución porcentual de la población femenina de facto de 6 años y más por nivel de educación alcanzado o completado, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nivel más alto alcanzado o completado Mediana –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de años Sin Primaria Primaria Secundaria Secundaria No sabe/ de de Característica educación incompleta completa incompleta completa Superior faltante Total mujeres educación ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 6-9 23.4 76.0 0.0 0.1 0.0 0.0 0.4 100.0 4,473 0.8 10-14 1.0 86.3 8.3 4.4 0.0 0.0 0.1 100.0 5,211 4.8 15-19 0.7 25.8 10.5 48.7 10.5 3.9 0.0 100.0 4,150 8.7 20-24 2.7 31.8 5.8 13.1 24.2 22.0 0.3 100.0 3,339 10.1 25-29 4.5 40.5 5.7 9.9 19.6 19.6 0.3 100.0 2,855 7.9 30-34 5.7 46.4 6.9 8.3 17.1 15.4 0.2 100.0 2,589 6.4 35-39 9.2 51.2 5.7 8.8 12.6 12.3 0.2 100.0 2,306 4.8 40-44 14.5 49.8 4.2 9.6 10.8 10.6 0.5 100.0 2,029 4.3 45-49 20.2 47.2 4.3 7.1 9.7 11.3 0.3 100.0 1,589 3.5 50-54 30.2 44.0 1.8 4.8 8.5 9.9 0.8 100.0 1,602 2.4 55-59 38.1 41.9 1.3 3.6 6.5 7.4 1.1 100.0 1,120 1.5 60-64 47.2 34.8 1.3 2.0 5.5 7.6 1.5 100.0 878 0.4 65+ 64.3 24.8 1.3 2.0 3.6 2.7 1.4 100.0 2,067 0.0 Residencia Urbana 9.0 44.0 5.8 14.6 13.4 12.7 0.5 100.0 21,740 6.3 Periurbana 12.8 54.9 6.3 13.7 8.0 3.5 0.8 100.0 2,359 4.4 Resto urbano 8.5 42.6 5.8 14.8 14.1 13.8 0.4 100.0 19,382 6.7 Rural 24.2 62.2 4.0 5.5 2.6 1.2 0.2 100.0 12,475 2.5 Región Altiplano 16.8 50.5 5.3 10.8 9.4 6.8 0.3 100.0 14,009 4.3 Valle 16.4 51.2 3.9 9.5 8.0 10.7 0.3 100.0 10,555 4.1 Llano 9.2 50.1 6.4 14.1 11.2 8.4 0.6 100.0 9,652 5.4 Departamento La Paz 14.2 51.1 5.8 11.6 10.7 6.2 0.4 100.0 9,309 4.6 Oruro 13.3 46.1 4.6 14.1 9.7 11.9 0.2 100.0 1,734 5.0 Potosí 27.2 51.4 4.1 6.4 5.0 5.7 0.1 100.0 2,966 2.6 Chuquisaca 21.9 51.6 3.1 6.5 4.9 11.7 0.4 100.0 2,425 3.3 Cochabamba 14.6 51.4 3.7 10.5 9.0 10.5 0.3 100.0 6,525 4.2 Tarija 15.2 50.0 5.8 10.0 8.7 10.0 0.2 100.0 1,605 4.6 Santa Cruz 9.2 49.9 6.4 13.9 11.2 8.8 0.6 100.0 8,232 5.5 Beni/Pando 9.2 51.4 6.4 15.3 10.9 6.3 0.5 100.0 1,420 5.2 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 22.1 57.8 4.4 7.8 5.3 2.2 0.4 100.0 9,077 2.9 Pobreza media 17.6 60.3 4.7 9.1 5.1 3.0 0.2 100.0 7,373 3.5 Pobreza baja 11.1 50.5 5.8 13.8 10.9 7.7 0.2 100.0 3,356 5.1 Capital de depto. 8.5 40.1 5.6 14.3 14.2 16.7 0.5 100.0 12,730 7.2 El Alto 12.8 49.8 6.3 12.3 12.4 6.0 0.5 100.0 1,680 4.8 Quintil de riqueza Quintil inferior 30.6 62.9 2.7 2.5 0.9 0.2 0.3 100.0 6,382 1.8 Segundo quintil 20.7 62.5 5.0 7.7 2.7 0.9 0.4 100.0 6,586 2.9 Quintil intermedio 11.9 56.0 6.4 13.8 8.3 3.0 0.6 100.0 6,666 4.6 Cuarto quintil 8.1 45.8 7.0 16.9 14.2 7.7 0.3 100.0 6,954 6.2 Quintil superior 4.0 29.8 4.6 14.6 19.2 27.4 0.4 100.0 7,627 10.3 Total 14.6 50.6 5.2 11.3 9.5 8.5 0.4 100.0 34,215 4.5 La tasa bruta de asistencia (TBA) se expresa como el cociente entre el número total de estudiantes que asiste a primaria (o secundaria), sin importar la edad, y la población oficial en edad escolar en cada caso. Si hay un número considerable de estudiantes por debajo o por encima de las edades oficiales, la tasa bruta puede exceder el 100 por ciento y la diferencia entre las dos tasas indica la incidencia de asistencia en edades por fuera del rango oficial. Los resultados de asistencia reflejan, por una parte el déficit de cobertura del sistema educativo boliviano y por otra, el abandono de los estudios entre quienes acceden al nivel primario. Las tasas de asistencia escolar sin importar el nivel se presentan en el Gráfico 2.5 para hombres y mujeres, por edad. La tasa bruta de asistencia (TBA) se expresa como el cociente entre el número total de estudiantes que asiste a primaria (o secundaria), sin importar la edad, y la población oficial en edad escolar en cada caso. Si hay un número considerable de estudiantes por debajo o por encima de las edades oficiales, la tasa bruta puede exceder el 100 por ciento y la diferencia entre las dos tasas indica la incidencia de asistencia en edades por fuera del rango oficial. Los resultados de asistencia reflejan, por una parte el déficit de cobertura del sistema educativo boliviano y por otra, el abandono de los estudios entre quienes acceden al nivel primario. Las tasas de asistencia escolar sin importar el nivel se presentan en el Gráfico 2.5 para hombres y mujeres, por edad. Características Generales de los Hogares y de la Población | 23 Cuadro 2.8.1 • La Tasa Neta de Asistencia (TNA) para la escuela primaria asciende al 82 por ciento para todo el país, lo cual también indica que 18 de cada 100 niños en edad de asistir, no asisten a la escuela primaria. • No se distinguen diferencias significativas en hombres y mujeres según las tasas netas de asistencia en el nivel primario. Se puede ver que la TNA en el área rural está por debajo del nivel de la TNA para el país, tanto para hombres como para mujeres (77 y 75 por ciento, respectivamente). A nivel regional el Altiplano tiene un bajo porcentaje de asistencia en hombres y mujeres (74 y 73 por ciento, respectivamente). • En La Paz y en Potosí, alrededor de 30 de cada 100 niños no asisten a la escuela primaria en comparación con apenas el 2 por ciento en Oruro. Según grado de pobreza cuanto más alta es la pobreza, existe menor tasa de asistencia. • La Tasa Bruta de Asistencia (116 por ciento) es resultado de niños por encima de la edad que asisten a la escuela primaria, posiblemente por efecto de la repetición y/o ingreso tardío a la enseñanza regular. • La TBA para dos departamentos del Altiplano, La Paz y Potosí es ligeramente inferior al 100 por ciento mientras que para el resto de departamentos (con la excepción de Chuquisaca) es cercana a 130 por ciento. • El índice de paridad de género no revela disparidades importantes en la asistencia a la escuela primaria entre hombres y mujeres. Cuadro 2.8.2 • La Tasa Neta de Asistencia (TNA) en la escuela secundaria (38 por ciento) no es tan alentadora como en la escuela primaria, mostrando la estrecha relación con el nivel de educación alcanzado. • La brecha en la asistencia entre el área urbana y el área rural es bastante amplia (48 y 22 por ciento, respectivamente). • A nivel departamental, Chuquisaca y Potosí muestran las tasas de asistencia a secundaria más bajas (27 y 31 por ciento, respectivamente). Según el grado de pobreza de los municipios encuestados, las capitales de departamento muestran una TNA mayor (54 por ciento) mientras que en municipios de pobreza alta ésta es apenas del 22 por ciento. • Tanto en Beni/Pando como en El Alto, las mujeres muestran una mayor asistencia a secundaria que los hombres (43 por ciento versus 38 por ciento en Beni/Pando; y 56 por ciento versus 48 por ciento en El Alto). • La tasa neta de asistencia al nivel secundario tiene mayores brechas para hombres y mujeres entre el quintil inferior (17 por ciento para hombres y 10 por ciento para mujeres) y el quintil superior (60 por ciento y 57 por ciento para hombres y mujeres, respectivamente). Las brechas son mayores a 40 puntos entre estos dos extremos. 24 | Características Generales de los Hogares y de la Población Cuadro 2.8.1 Tasas de asistencia escolar para la escuela primaria Tasas netas y brutas de asistencia a la escuela primaria de la población de jure de los hogares por sexo, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Tasa neta de asistencia Tasa bruta de asistencia Índice de ––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––– paridad Característica Hombres Mujeres Total Hombres Mujeres Total de género 1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 86.1 87.4 86.8 121.0 124.7 122.8 1.03 Periurbana 96.9 96.8 96.9 137.2 134.4 135.9 0.98 Resto urbano 84.5 86.0 85.3 118.6 123.3 120.8 1.04 Rural 77.2 75.2 76.2 109.8 105.0 107.4 0.96 Región Altiplano 73.6 73.0 73.3 101.6 102.5 102.1 1.01 Valle 88.1 87.3 87.7 125.8 125.1 125.4 0.99 Llano 88.7 89.2 88.9 126.6 125.5 126.0 0.99 Departamento La Paz 69.2 70.4 69.8 95.2 99.4 97.3 1.04 Oruro 98.5 96.8 97.7 131.8 131.6 131.7 1.00 Potosí 72.6 68.6 70.6 103.9 97.1 100.5 0.93 Chuquisaca 83.8 84.2 84.0 116.5 115.4 116.0 0.99 Cochabamba 90.0 88.4 89.3 129.2 128.4 128.8 0.99 Tarija 87.4 88.0 87.7 127.7 127.8 127.7 1.00 Santa Cruz 88.5 88.6 88.5 124.4 124.1 124.2 1.00 Beni/Pando 89.6 92.5 91.0 137.3 132.6 135.1 0.97 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 66.6 64.8 65.7 90.3 90.3 90.3 1.00 Pobreza media 83.5 84.6 84.0 122.7 119.4 121.1 0.97 Pobreza baja 79.1 79.4 79.2 116.0 115.8 115.9 1.00 Capital de departamento 96.6 96.5 96.6 134.4 138.1 136.2 1.03 El Alto 87.0 88.6 87.8 123.9 117.8 120.8 0.95 Quintil de riqueza Quintil inferior 78.5 77.5 78.0 110.4 104.7 107.6 0.95 Segundo quintil 75.4 73.3 74.4 109.7 104.6 107.1 0.95 Quintil intermedio 78.8 79.9 79.3 112.4 118.5 115.2 1.05 Cuarto quintil 91.5 90.8 91.2 128.8 129.8 129.3 1.01 Quintil superior 93.1 95.1 94.1 125.6 132.1 128.8 1.05 Total 82.4 82.1 82.2 116.3 116.0 116.2 1.00 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1El Índice de Paridad de Género para la escuela primaria es la razón entre la tasa bruta de asistencia de mujeres y la de hombres Características Generales de los Hogares y de la Población | 25 26 | Características Generales de los Hogares y de la Población Cuadro 2.8.2 Tasas de asistencia escolar para la escuela secundaria Tasas netas y brutas de asistencia a la escuela secundaria de la población de jure de los hogares por sexo, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Tasa neta de asistencia Tasa bruta de asistencia Índice de ––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––– paridad Característica Hombres Mujeres Total Hombres Mujeres Total de género 1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 48.3 47.1 47.7 55.8 53.4 54.5 0.96 Periurbana 50.7 55.9 53.3 61.8 64.7 63.2 1.05 Resto urbano 48.0 46.0 47.0 55.0 52.0 53.4 0.95 Rural 24.0 19.0 21.6 28.3 21.3 24.9 0.75 Región Altiplano 39.9 35.0 37.4 45.6 38.9 42.1 0.85 Valle 36.6 36.7 36.7 42.8 42.4 42.6 0.99 Llano 40.5 41.8 41.2 47.6 47.3 47.4 0.99 Departamento La Paz 38.0 33.8 35.8 43.3 37.6 40.4 0.87 Oruro 57.3 56.5 56.9 64.5 61.5 63.0 0.95 Potosí 35.3 26.4 30.8 40.9 29.8 35.2 0.73 Chuquisaca 26.7 26.6 26.7 31.9 31.3 31.6 0.98 Cochabamba 41.1 40.5 40.8 47.6 46.3 46.9 0.97 Tarija 34.4 35.3 34.9 40.7 42.0 41.3 1.03 Santa Cruz 41.0 41.6 41.3 47.3 47.2 47.3 1.00 Beni/Pando 38.2 42.7 40.4 48.8 47.5 48.2 0.97 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 24.8 18.3 21.5 28.3 20.3 24.3 0.72 Pobreza media 29.9 29.8 29.9 36.0 33.6 34.9 0.94 Pobreza baja 40.1 38.4 39.2 48.0 44.2 46.1 0.92 Capital de departamento 54.1 53.1 53.6 61.7 59.8 60.7 0.97 El Alto 47.9 56.2 51.9 56.3 65.9 60.9 1.17 Quintil de riqueza Quintil inferior 16.8 9.9 13.6 20.8 11.2 16.3 0.54 Segundo quintil 26.0 23.8 25.0 31.3 26.9 29.2 0.86 Quintil intermedio 38.4 36.7 37.5 47.2 42.4 44.7 0.90 Cuarto quintil 52.3 50.2 51.2 59.8 57.0 58.4 0.95 Quintil superior 59.9 56.6 58.1 65.2 62.8 63.9 0.96 Total 39.1 37.5 38.3 45.3 42.4 43.9 0.94 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1El Índice de Paridad de Género para la escuela secundaria es la razón entre la tasa bruta de asistencia de mujeres y la de hombres Gráfico 2.5 Tasas de Asistencia Escolar, por Sexo y Edad 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 Hombre Mujer Por otro lado, la deserción escolar y la repetición son fenómenos multicausales, considerando aspectos intrafamiliares hasta gubernamentales; y la repetición de alguna manera influye en la deserción de los alumnos. Las tasas de deserción y repetición por grado se muestran en los Cuadros 2.9.1 y 2.9.2, respectivamente. Por otro lado, la deserción escolar y la repetición son fenómenos multicausales, considerando aspectos intrafamiliares hasta gubernamentales; y la repetición de alguna manera influye en la deserción de los alumnos. Las tasas de deserción y repetición por grado se muestran en los Cuadros 2.9.1 y 2.9.2, respectivamente. Cuadros 2.9.1 y 2.9.2 Cuadros 2.9.1 y 2.9.2 • La tasa de repitencia del nivel primario va disminuyendo según sean mayores los grados de escolaridad alcanzados. No se identifican grandes diferencias entre hombres y mujeres. • La tasa de repitencia del nivel primario va disminuyendo según sean mayores los grados de escolaridad alcanzados. No se identifican grandes diferencias entre hombres y mujeres. • La tasa de deserción va aumentando según los grados de escolaridad alcanzada. No existen diferencias significativas entre hombres y mujeres. • La tasa de deserción va aumentando según los grados de escolaridad alcanzada. No existen diferencias significativas entre hombres y mujeres. • La tasa de repetición es mayor en los quintiles inferiores en comparación a los quintiles superiores. Sin embargo, los mayores niveles de deserción se encuentran en el segundo quintil. • La tasa de repetición es mayor en los quintiles inferiores en comparación a los quintiles superiores. Sin embargo, los mayores niveles de deserción se encuentran en el segundo quintil. Características Generales de los Hogares y de la Población | 27 28 | Características Generales de los Hogares y de la Población Cuadro 2.9.1 Tasas de repetición escolar Tasas de repetición para la población de jure de los hogares de 5-24 años por grado escolar, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Grado escolar ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Característica 1 2 3 4 5 6 7 8 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sexo Hombre 4.1 2.4 2.4 1.6 1.4 1.6 1.0 0.7 Mujer 4.7 2.3 1.4 1.3 1.1 1.1 1.0 0.8 Residencia Urbana 3.5 2.1 1.8 1.2 1.6 1.2 1.0 0.6 Periurbana 4.8 1.3 1.6 0.0 2.7 0.7 3.5 0.7a Resto urbano 3.3 2.2 1.9 1.4 1.4 1.3 0.8 0.6 Rural 5.4 2.7 2.0 1.8 0.8 1.6 0.9 0.9 Región Altiplano 4.0 1.9 0.6 0.9 0.6 0.8 0.5 1.0 Valle 3.8 2.2 2.2 1.6 1.6 2.4 1.0 0.6 Llano 5.4 3.1 3.4 1.9 1.8 1.0 1.8 0.5 Departamento La Paz 3.0 1.6 0.5 0.5 0.3 0.4 0.4 0.5 Oruro 5.4 2.9 1.3 1.1 1.2 2.4 1.2 2.6 Potosí 5.7 2.3 0.5 2.3 1.2 1.4 0.3 1.5 Chuquisaca 3.5 2.4 1.9 2.3 2.6 2.4 1.7 1.1 Cochabamba 3.3 2.1 1.9 1.7 1.6 2.1 0.7 0.1 Tarija 6.9 2.3 4.0 0.6 0.3 3.4 1.3 2.0 Santa Cruz 4.6 3.2 3.6 1.9 2.0 0.7 1.9 0.4 Beni/Pando 9.2 2.9 2.4 2.2 1.1 2.2 1.2 0.7 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 4.4 1.9 1.1 0.5 0.5 0.8 0.4 0.3 Pobreza media 5.0 3.0 2.4 2.4 1.6 2.1 1.4 0.7 Pobreza baja 3.3 3.3 1.1 2.7 0.6 2.7 0.8 1.1 Capital de departamento 3.9 2.1 2.8 1.3 2.0 0.9 1.0 0.8 El Alto 5.9 2.1 0.7 1.2 0.0 1.1 2.0 1.0 Quintil de riqueza Quintil inferior 6.4 3.3 2.8 1.2 1.4 1.4 1.9 0.3 Segundo quintil 5.1 1.7 1.4 2.7 0.4 1.7 0.7 1.2 Quintil intermedio 3.7 3.5 0.9 0.5 1.8 1.8 0.7 0.4 Cuarto quintil 2.4 1.3 2.4 2.4 1.4 1.1 1.6 0.9 Quintil superior 2.2 1.4 1.8 0.0 1.5 0.5 0.4 0.6 Total 4.4 2.4 1.9 1.5 1.2 1.4 1.0 0.7 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La tasa de repitencia es el porcentaje de estudiantes en un determinado grado que lo están repitiendo. Las tasas se refieren a la población de 5-24 años. Cuadro 2.9.2 Tasas de deserción escolar Tasas de deserción para la población de jure de los hogares de 5-24 años por grado escolar, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Grado escolar –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Característica 1 2 3 4 5 6 7 8 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sexo Hombre 14.3 15.8 14.8 16.2 15.9 21.6 20.2 20.2 Mujer 14.7 13.7 17.3 17.3 20.4 19.2 18.8 19.1 Residencia Urbana 11.7 11.0 11.1 12.5 13.3 16.9 13.6 14.5 Periurbana 0.6 0.6 1.2 0.6 4.0 2.2 3.8 4.4a Resto urbano 13.3 12.8 12.6 14.2 14.6 19.0 14.6 15.9 Rural 17.7 19.1 22.0 22.4 24.9 26.6 31.1 32.0 Región Altiplano 23.0 24.3 25.5 27.9 27.6 29.8 30.6 29.0 Valle 9.0 9.4 11.2 11.0 11.8 14.2 10.4 11.1 Llano 8.5 8.4 8.4 8.4 11.0 12.6 10.8 13.4 Departamento La Paz 26.5 28.5 26.0 32.5 31.1 37.2 36.7 34.5 Oruro 0.3 0.0 2.6 1.2 2.3 1.2 1.8 4.3 Chuquisaca 10.9 13.0 13.5 15.4 18.8 23.2 10.9 10.5 Cochabamba 8.4 7.7 10.3 9.5 9.1 11.6 10.6 10.9 Tarija 8.6 10.9 11.2 10.1 11.0 13.0 8.9 12.9 Santa Cruz 9.4 8.4 9.3 9.4 12.1 13.8 11.7 14.4 Beni/Pando 4.6 8.7 4.1 3.2 5.5 6.6 5.3 7.9 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 28.9 29.7 31.1 34.4 36.7 46.9 44.6 46.2 Pobreza media 11.0 11.5 14.7 14.4 15.9 15.7 18.5 20.3 Pobreza baja 20.5 18.2 21.9 20.0 19.1 19.4 19.5 21.8 Capital de departamento 1.7 2.0 1.5 1.6 3.9 4.6 2.5 4.6 El Alto 7.3 7.2 8.7 12.0 12.8 5.2 17.7 10.5 Quintil de riqueza Quintil inferior 14.9 15.9 19.2 18.8 22.2 28.7 21.5 31.0 Segundo quintil 22.7 23.0 24.7 26.8 24.8 29.3 35.1 30.4 Quintil intermedio 17.4 17.9 19.7 17.3 22.1 23.5 25.7 25.2 Cuarto quintil 6.4 5.6 7.6 9.6 11.6 9.7 8.8 13.2 Quintil superior 3.7 1.9 2.2 5.8 5.5 9.9 5.2 8.1 Total 14.5 14.8 16.0 16.8 18.1 20.4 19.5 19.7 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La tasa de deserción es el porcentaje de estudiantes en un determinado grado en el año anterior que ya no asisten a la escuela. Potosí 23.9 24.6 33.9 27.8 30.7 20.6 27.8 24.7 Características Generales de los Hogares y de la Población | 29 30 | Características Generales de los Hogares y de la Población CARACTERÍSTICAS Y SITUACIÓN DE MUJERES Y HOMBRES 3 El propósito de este capítulo es describir la situación de las mujeres en edad reproductiva y de los hombres de 15 a 64 años en el país. Esta información es de utilidad para entender el contexto de la reproducción y de la salud y para el cálculo de indicadores de la situación de la mujer que se espera que sirvan como punto de referencia para la interpretación de los resultados presentados en el resto de los capítulos. Se incluyen en este capítulo las distribuciones porcentuales para toda la muestra de las principales características demográficas y socioeconómicas, entre las cuales conviene mencionar, la edad, el estado conyugal, área de residencia, región, departamento, grado de pobreza del municipio en que viven, quintil de riqueza y nivel de educación alcanzado. Igualmente se presenta información sobre empleo, situación laboral, acceso a medios de comunicación, y participación de la mujer en la toma de decisiones que atingen al hogar. 3.1 CARACTERÍSTICAS DE MUJERES Y HOMBRES En el Cuadro 3.1 se presenta la distribución de las mujeres de 15 a 49 años y hombres de 15-64 años, por grupos quinquenales de edad, por estado conyugal, residencia, región, departamento grado de pobreza del municipio en que viven, quintil de riqueza y nivel de educación. Esta información se considera de vital importancia para interpretar los resultados que se presentan en este informe. Para cada característica se muestran el número de casos ponderados y sin ponderar como puntos de referencia para el análisis del resto del informe. Los números sin ponderar son el número de entrevistas efectivamente realizadas en cada grupo (departamento, por ejemplo) mientras que los ponderados reflejan el ajuste que se requiere debido a los diferentes tamaños de muestra y tasas de respuesta. Como se puede observar, las diferencias son importantes, particularmente a nivel de departamento, debido al hecho de que el diseño muestral no es autoponderado, es decir, proporcional al tamaño poblacional de los departamentos. Para determinar la edad se hicieron dos preguntas a las personas entrevistadas: “¿En qué mes y año nació usted?” y “¿Cuántos años cumplidos tiene usted?” Las entrevistadoras fueron entrenadas en las técnicas de sondeo, en caso que se encontraran en una situación donde el informante no conocía su edad o fecha de nacimiento. Se les instruyó hacer la estimación de la edad sólo como método de último recurso. Cuadro 3.1 Edad • El 22 por ciento de las mujeres entrevistadas tienen entre 15 y 19 años. La participación por grupos de edad desciende hasta el 8 por ciento entre las mujeres de 45 a 49 años. Casi el 40 por ciento de las mujeres tiene menos de 25 años. • Sucede lo mismo en el caso de los hombres donde por rangos quinquenales de edad desciende desde 19 por ciento entre los de 15 a 19 años a apenas tres por ciento entre aquellos de 60 a 64 años. Estado conyugal • Casi el 60 por ciento de las mujeres vive actualmente en unión (40 por ciento casadas y 19 por ciento unidas). • Los hombres que viven actualmente en unión representan un porcentaje similar a las mujeres (44 por ciento casados y 17 por ciento unidos). Características y Situación de Mujeres y Hombres | 31 Cuadro 3.1 Características de la población entrevistada Distribución porcentual de mujeres en edad fértil y hombres entrevistados por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mujeres Hombres ––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––––– Lugar • E den e 32 | • P ano c 7 c Número Número Porcen- –––––––––––––––––– Porcen- –––––––––––––––––– taje Pon- Sin taje Pon- Sin Característica ponderado derado ponderar ponderado derado ponderar –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 21.9 3,874 3,859 19.2 1,199 1,206 20-24 17.7 3,133 3,155 15.4 961 941 25-29 15.1 2,673 2,680 12.9 806 817 30-34 14.0 2,469 2,456 10.5 655 669 35-39 12.1 2,141 2,162 11.2 696 627 40-44 10.7 1,887 1,861 8.4 526 554 45-49 8.4 1,477 1,481 7.8 483 482 50-54 na na na 6.2 385 397 55-59 na na na 5.0 310 313 6 0-64 na na na 3.3 207 224 Estado conyugal Nunca casada(o)/unida(o) 32.0 5,649 5,600 32.9 2,050 2,071 Casada(o) 41.3 7,293 7,177 44.1 2,750 2,679 Unida(o) 18.6 3,276 3,449 17.2 1,073 1,121 Divorciada(o)/separada(o) 6.9 1,212 1,183 4.6 284 271 V iuda(o) 1.3 224 245 1.2 74 88 Residencia Urbana 68.9 12,172 11,603 65.4 4,076 3,885 Periurbana 7.4 1,298 960 7.6 471 346 Resto urbano 61.6 10,874 10,643 57.9 3,604 3,539 R ural 31.1 5,482 6,051 34.6 2,154 2,345 Región Altiplano 40.0 7,065 6,124 39.5 2,463 2,152 Valle 30.5 5,377 6,209 30.3 1,887 2,174 L lano 29.5 5,212 5,321 30.2 1,880 1,904 Departamento La Paz 27.1 4,782 3,030 26.8 1,669 1,073 Oruro 5.2 915 1,351 4.9 304 473 Potosí 7.7 1,368 1,743 7.9 490 606 Chuquisaca 6.6 1,160 1,729 6.5 405 597 Cochabamba 19.0 3,353 2,906 18.9 1,179 1,013 Tarija 4.9 863 1,574 4.9 303 564 Santa Cruz 25.4 4,488 3,598 25.8 1,607 1,273 Beni/Pando 4.1 724 1,723 4.4 273 631 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 23.9 4,227 3,321 24.4 1,519 1,213 Pobreza media 19.9 3,514 4,714 21.9 1,366 1,796 Pobreza baja 9.9 1,756 2,103 9.7 605 706 Capital departamental 40.9 7,225 6,753 39.1 2,437 2,270 E l Alto 5.3 932 763 4.9 304 245 Quintil de riqueza Quintil inferior 14.9 2,635 2,626 16.8 1,048 1,021 Segundo quintil 17.1 3,025 3,341 18.6 1,157 1,287 Quintil intermedio 20.3 3,576 3,669 19.9 1,242 1,234 Cuarto quintil 23.0 4,063 4,025 22.1 1,375 1,401 Q uintil superior 24.7 4,355 3,993 22.6 1,407 1,287 Educación Sin educación 6.2 1,088 1,120 1.5 90 111 Primaria 46.5 8,201 8,176 44.0 2,740 2,757 Secundaria 34.6 6,103 6,002 38.9 2,424 2,380 S uperior 12.8 2,262 2,356 15.7 976 982 Total 100.0 17,654 17,654 100.0 6,230 6,230 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Educación se refiere al nivel más alto alcanzado, sin importar si el nivel fue completado. na = No aplicable de residencia l 69 por ciento de las mujeres en edad fértil y el 65 por ciento de los hombres 15-64 años resi n el área urbana. or regiones, el Altiplano concentra el 40 por ciento de las mujeres y tanto Valle como Ll Características y Situación de Mujeres y Hombres oncentran el 30 por ciento cada una. La Paz, Santa Cruz y Cochabamba concentran alrededor del 0 por ciento de la población entrevistada. El 41 por ciento de las mujeres entrevistadas residen en apitales departamentales y una de cada cuatro (24 por ciento) en municipios de pobreza alta. Nivel de educación • El seis por ciento de las mujeres no tiene educación, el 13 por ciento tiene educación superior y algo más del 80 por ciento se encuentra en algún nivel de los dos ciclos de educación escolarizada (46 por ciento en primaria y 35 por ciento en secundaria). • El 16 por ciento de los hombres tiene educación superior y por cada tres mujeres sin educación hay un hombre sin educación (seis y dos por ciento, respectivamente). Quintil de riqueza • Tanto la población entrevistada de hombres como de mujeres se concentra en los dos quintiles superiores de riqueza (48 por ciento las mujeres y 45 por ciento los hombres). Estos quintiles cobijan casi toda la población en las capitales departamentales (41 por ciento de las mujeres y 39 por ciento de los hombres). 3.2 NIVEL DE EDUCACIÓN DE MUJERES Y HOMBRES ENTREVISTADOS Se sabe que el nivel de educación de las mujeres influye de manera importante en sus actitudes y prácticas relacionadas con la salud y el comportamiento reproductivo, sus actitudes hacia el tamaño ideal de la familia, la práctica de la planificación familiar y la violencia intrafamiliar. Por otro lado, el nivel de educación está positivamente asociado con la situación socioeconómica. Dada la importancia de este factor, se analiza a continuación el nivel de educación y sus diferenciales para varias características de las mujeres y hombres entrevistados. El nivel educativo más alto alcanzado y el promedio de años de escolaridad se detallan en los Cuadros 3.2.1 y 3.2.2 para mujeres y hombres, respectivamente. Cuadros 3.2.1 y 3.2.2; Gráfico 3.1 Nivel de escolaridad • Apenas el 29 por ciento de las mujeres ha completado educación secundaria o superior (16 y 13 por ciento, respectivamente. • El 40 por ciento de las mujeres entrevistadas no ha completado su educación primaria, en gran parte como resultado del alto nivel prevalente en el área rural, 62 por ciento, nivel que es más del doble del observado en el área urbana. El 68 por ciento de las mujeres que se encuentran en el quintil más pobre no han alcanzado a terminar la primaria, en comparación con apenas 13 por ciento en el superior. • A nivel departamental, el predominio de la primaria incompleta se encuentra en Potosí y Chuquisaca (46 y 45 por ciento, respectivamente), en comparación con apenas 32 por ciento en Oruro, 36 por ciento en Beni/Pando y 36 en Santa Cruz. Potosí y Chuquisaca son también los departamentos con mayores niveles de mujeres sin educación (15 y 12 por ciento, respectivamente). • El 37 por ciento de los hombres entrevistados no ha completado su educación primaria, 3 puntos porcentuales por debajo de lo observado para las mujeres. Sin embargo, en el quintil más pobre, un porcentaje mayor de hombres que de mujeres no han terminado la primaria (74 y 68 por ciento, respectivamente) • La primaria incompleta se presenta en casi el triple de los hombres en el área rural con respecto a la urbana (62 y 23 por ciento, respectivamente). Educación superior • La relación entre área de residencia y nivel educativo de las mujeres se manifiesta aún con mayor evidencia cuando se trata de educación superior, pues en el área urbana el porcentaje de mujeres en edad fértil que ha alcanzado la educación superior es casi nueve veces el del área rural (18 y dos por ciento, respectivamente). Lo propio sucede con relación al grado de pobreza municipal (23 por ciento en capitales departamentales y cuatro por ciento en municipios de pobreza media y alta). • Apenas el tres por ciento de los hombres en el área rural no tiene educación en comparación con el 14 por ciento de las mujeres. Esta diferencia a favor de los hombres se reproduce también en el área urbana. Características y Situación de Mujeres y Hombres | 33 Años promedio de escolaridad • Los años promedio de escolaridad, también se ven determinados, aunque en menor grado, por la ruralidad y el grado de pobreza del municipio donde vive la entrevistada. El promedio de escolaridad asciende a nueve años en el área urbana y cuatro en la rural, a 10 años en los municipios Capital y cinco años en los de pobreza media y alta. • Es evidente que a menor edad mayor es el promedio de años de escolaridad: entre las mujeres de 20 a 24 años el promedio es de 10 años y entre las de 45 a 49 años el promedio es de tres, lo cual demuestra que los años de escolaridad han mejorado con el tiempo, particularmente en años recientes. • En los departamentos de Potosí y Chuquisaca, las mujeres de 15-49 años no llegan a cinco años de escolaridad; en Santa Cruz y Beni/Pando superan los ocho años y en Oruro se alcanza la mayor escolaridad con 9 años. • Los años promedio de escolaridad en los hombres también se ven determinados por la ruralidad: los hombres alcanzan diez años de escolaridad en el área urbana y apenas cinco en la rural. • Al igual que para las mujeres, los hombres en los departamentos de Potosí y Chuquisaca tienen los menores niveles de escolaridad (menos de siete años) y los mayores niveles se observan en Oruro. 10 13 15 15 18 10 20 9 2 18 13 0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 20 Porcentaje de mujeres Beni/Pando Tarija Chuquisaca Oruro DEPARTAMENTOS Urbana TOTAL Gráfico 3.1 Porcentaje de Mujeres en Edad Fértil con Educación Superior, según Área de Residencia y Departamento 34 | Características y Situación de Mujeres y Hombres Cuadro 3.2.1 Educación alcanzada: mujeres Distribución porcentual de las mujeres por nivel educativo más alto asistido o alcanzado y mediana del número de años de escolaridad, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nivel más alto alcanzado o completado –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mediana Primaria Secundaria Número de años Sin incom- Primaria incom- Secundaria de de Característica educación pleta completa pleta completa Superior Total mujeres educación ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 0.5 25.5 11.3 48.6 11.4 2.7 100.0 3,874 8.7 20-24 1.9 32.0 5.6 13.6 26.5 20.4 100.0 3,133 10.3 25-29 4.4 40.6 6.1 10.2 19.4 19.3 100.0 2,673 7.8 30-34 4.8 47.7 6.6 8.6 17.3 15.0 100.0 2,469 6.3 35-39 8.9 51.2 5.5 9.2 12.7 12.5 100.0 2,141 4.8 40-44 14.8 50.7 3.8 9.7 10.7 10.3 100.0 1,887 4.2 45-49 20.5 47.9 3.7 7.5 8.6 11.7 100.0 1,477 3.3 Residencia Urbana 2.7 29.9 6.9 22.2 20.7 17.6 100.0 12,172 9.4 Periurbana 4.7 45.4 8.5 22.8 13.1 5.6 100.0 1,298 7.0 Resto urbano 2.5 28.0 6.7 22.2 21.6 19.0 100.0 10,874 9.7 Rural 13.9 61.6 6.3 10.5 5.6 2.2 100.0 5,482 4.0 Región Altiplano 6.2 41.5 6.8 18.5 16.2 10.7 100.0 7,065 7.3 Valle 9.1 41.1 5.5 15.0 13.9 15.4 100.0 5,377 6.9 Llano 3.1 36.0 7.9 22.4 17.7 12.9 100.0 5,212 8.4 Departamento La Paz 3.9 42.0 7.1 19.7 18.1 9.2 100.0 4,782 7.6 Oruro 3.8 32.6 6.5 21.6 16.1 19.5 100.0 915 9.1 Potosí 15.9 45.7 6.2 12.2 9.7 10.4 100.0 1,368 4.6 Chuquisaca 12.8 44.5 4.2 10.4 9.8 18.3 100.0 1,160 4.9 Cochabamba 8.4 40.1 5.5 16.2 15.4 14.5 100.0 3,353 7.3 Tarija 6.8 40.6 7.0 16.3 14.0 15.3 100.0 863 7.4 Santa Cruz 3.2 36.1 7.7 22.0 17.7 13.3 100.0 4,488 8.4 Beni/Pando 2.5 35.1 9.2 24.8 17.9 10.4 100.0 724 8.4 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 10.7 53.5 6.1 14.4 11.0 4.3 100.0 4,227 4.6 Pobreza media 9.1 53.8 7.2 15.5 9.8 4.7 100.0 3,514 5.0 Pobreza baja 4.3 34.8 7.7 22.7 19.3 11.1 100.0 1,756 8.5 Capital departamental 2.8 26.2 6.4 21.3 20.5 22.8 100.0 7,225 9.9 El Alto 4.6 38.3 7.9 20.6 20.3 8.3 100.0 932 7.9 Quintil de riqueza Quintil inferior 19.7 68.0 4.6 5.3 2.1 0.3 100.0 2,635 2.9 Segundo quintil 10.4 59.4 8.3 14.4 5.6 2.0 100.0 3,025 4.5 Quintil intermedio 3.9 45.9 8.5 22.4 14.4 4.9 100.0 3,576 7.0 Cuarto quintil 2.1 30.1 8.4 25.1 22.8 11.4 100.0 4,063 9.1 Quintil superior 0.7 12.9 3.9 20.4 26.5 35.7 100.0 4,355 11.5 Total 6.2 39.7 6.7 18.6 16.0 12.8 100.0 17,654 7.6 Características y Situación de Mujeres y Hombres | 35 Cuadro 3.2.2 Educación alcanzada: hombres Distribución porcentual de los hombres por nivel educativo más alto asistido o alcanzado y mediana del número de años de escolaridad, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nivel más alto alcanzado o completado –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mediana Primaria Secundaria Número de años Sin incom- Primaria incom- Secundaria de de Característica educación pleta completa pleta completa Superior Total hombres educación ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 0.1 18.7 14.3 54.5 10.1 2.3 100.0 1,199 8.8 20-24 0.0 21.6 7.6 17.1 31.7 22.0 100.0 961 11.1 25-29 0.5 30.5 5.0 16.9 20.8 26.2 100.0 806 10.5 30-34 0.9 37.1 7.8 15.9 18.6 19.7 100.0 655 9.0 35-39 0.3 46.2 8.8 13.8 14.9 16.0 100.0 696 7.4 40-44 1.9 45.7 5.3 15.8 13.6 17.7 100.0 526 7.4 45-49 2.9 47.5 4.2 16.5 11.6 17.2 100.0 483 6.8 50-54 3.2 57.5 1.7 10.7 12.2 14.8 100.0 385 5.2 55-59 6.9 66.2 1.6 5.7 9.9 9.7 100.0 310 3.9 60-64 8.7 68.6 1.1 5.9 5.2 10.4 100.0 207 2.9 Residencia Urbana 0.6 23.3 7.0 25.7 21.3 22.0 100.0 4,076 10.2 Periurbana 1.0 28.8 9.7 27.0 23.6 9.9 100.0 471 9.2 Resto urbano 0.6 22.5 6.7 25.6 21.0 23.6 100.0 3,604 10.4 Rural 3.0 61.9 8.0 15.8 7.7 3.7 100.0 2,154 5.0 Región Altiplano 0.7 35.2 7.8 24.0 17.6 14.7 100.0 2,463 8.8 Valle 2.2 41.2 7.0 18.0 14.0 17.6 100.0 1,887 7.9 Llano 1.7 33.9 7.1 24.4 18.0 14.9 100.0 1,880 8.8 Departamento La Paz 0.6 32.6 7.6 25.9 19.3 13.9 100.0 1,669 9.0 Oruro 0.5 26.6 4.4 25.5 18.9 24.0 100.0 304 10.2 Potosí 1.1 49.4 10.7 16.3 10.9 11.6 100.0 490 6.9 Chuquisaca 4.3 46.9 4.6 17.1 6.7 20.4 100.0 405 6.5 Cochabamba 1.5 39.5 7.5 18.6 16.5 16.4 100.0 1,179 8.3 Tarija 2.3 39.9 8.5 16.8 13.7 18.8 100.0 303 7.9 Santa Cruz 1.5 34.5 6.8 23.7 18.0 15.5 100.0 1,607 8.8 Beni/Pando 2.4 30.6 8.5 28.6 18.2 11.6 100.0 273 8.9 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 1.5 52.9 7.1 20.6 11.6 6.3 100.0 1,519 6.2 Pobreza media 2.9 51.8 8.9 19.4 10.5 6.6 100.0 1,366 6.4 Pobreza baja 1.7 32.2 9.6 25.9 16.1 14.5 100.0 605 8.8 Capital departamental 0.6 20.0 6.5 23.6 22.3 26.9 100.0 2,437 10.9 El Alto 1.3 28.9 4.0 25.8 24.4 15.6 100.0 304 9.9 Quintil de riqueza Quintil inferior 3.8 74.0 5.4 11.8 4.0 1.1 100.0 1,048 4.2 Segundo quintil 2.7 52.0 10.4 21.5 9.2 4.3 100.0 1,157 6.3 Quintil intermedio 0.8 39.5 9.8 27.1 16.0 6.9 100.0 1,242 8.0 Cuarto quintil 0.7 22.0 8.1 28.1 24.9 16.2 100.0 1,375 9.9 Quintil superior 0.0 8.0 3.5 20.9 24.6 43.1 100.0 1,407 11.7 Total 1.5 36.6 7.4 22.3 16.6 15.7 100.0 6,230 8.6 36 | Características y Situación de Mujeres y Hombres Nivel de Alfabetismo de las Personas Entrevistadas La condición de alfabetismo es de gran importancia a nivel individual y de la sociedad por estar asociada con resultados positivos tales como mejores condiciones de vida incluyendo la situación nutricional de la mujer y sus hijos. Dada la complejidad del concepto, en las encuestas tipo ENDSA se incluyen tres variables que pueden proporcionar información sobre el alfabetismo. A las personas entrevistadas: 1) se les pregunta cuál fue el último grado que cursaron y completaron; 2) a ciertas personas se les pide que lean una oración sencilla que trata de la vida cotidiana; y 3) a quienes no pueden leer se les pregunta sobre su participación en programas de alfabetismo. En la ENDSA 2003 se preguntó a las personas sin educación o con apenas uno o dos años de primaria si podían leer toda o parte de una frase, o no podían leerla. Los resultados se presentan en los Cuadros 3.3.1 y 3.3.2. Cuadros 3.3.1 y 3.3.2; Gráfico 3.2 Alfabetismo, edad y pobreza • El 91 por ciento de las mujeres sabe leer, pues el 86 por ciento alcanzó tres o más años de escolaridad y de las que no llegaron a este nivel educativo, el tres por ciento pudo leer la frase completa y el dos por ciento una parte de la misma frase. • Entre los hombres el 97 por ciento sabe leer pues el 93 por ciento alcanzó tres o más años de escolaridad y el cuatro por ciento pudo leer una frase completa o parcialmente. • El porcentaje de mujeres que sabe leer desciende paulatinamente con la edad hasta producirse una diferencia de 25 puntos porcentuales entre un extremo y otro de los rangos (99 por ciento entre las mujeres de 15 a 19 años y 74 por ciento entre aquéllas de 45 a 49 años). • Para los hombres, la diferencia entre las edades extremas es menor —13 puntos porcentuales (100 por ciento para 15 a 19 años y 87 por ciento para 60 a 64 años). • Existe también una brecha apreciable en el nivel de alfabetismo por grado de ruralidad y pobreza del área de residencia de la mujer. El porcentaje de mujeres que saben leer en los municipios de alta pobreza es de 84 por ciento y en el área rural es de 80 por ciento, mientras que en el área urbana y los municipios capital de departamento es de 96 por ciento. En el caso de los hombres, la brecha de alfabetismo es notablemente menor: el porcentaje de hombres que saben leer en el área rural es de 93 por ciento y en el área urbana es de 99 por ciento. • En los departamentos, se tiene un mayor grado de analfabetismo en Potosí y Chuquisaca donde las mujeres que saben leer constituyen el 78 y el 83 por ciento, respectivamente, a diferencia de Oruro, Santa Cruz y Beni/Pando donde son el 95 por ciento. • El analfabetismo en todos los grupos analizados es menor en los hombres que en las mujeres. En área urbanas el uno por ciento de hombres no sabe leer frente al cuatro por ciento de las mujeres. En el área rural los hombres analfabetos son el siete por ciento y las mujeres el 20 por ciento. Características y Situación de Mujeres y Hombres | 37 Cuadro 3.3.1 Alfabetismo de las mujeres entrevistadas Distribución porcentual de las mujeres entrevistadas por nivel de alfabetismo y porcentaje de alfabetismo, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sin educación o sólo con uno o dos años de escuela primaria Tres ––––––––––––––––––––––––––– Porcen- o más Puede taje años de leer Puede No No sabe/ Número de escuela la frase leer puede sin infor- de alfabe- Característica primaria completa parte leer mación Total mujeres tismo1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 97.7 0.5 0.4 1.0 0.4 100.0 3,874 98.6 20-24 93.7 1.3 1.1 3.8 0.1 100.0 3,133 96.1 25-29 88.2 2.0 2.5 7.0 0.2 100.0 2,673 92.7 30-34 86.0 3.4 2.5 7.9 0.1 100.0 2,469 91.9 35-39 79.5 3.7 4.0 12.5 0.3 100.0 2,141 87.2 40-44 70.6 5.3 4.3 19.6 0.2 100.0 1,887 80.1 45-49 63.4 6.1 4.1 25.8 0.5 100.0 1,477 73.6 Residencia Urbana 92.2 2.2 1.5 3.9 0.2 100.0 12,172 95.8 Periurbana 86.0 4.1 2.1 7.4 0.4 100.0 1,298 92.2 Resto urbano 92.9 1.9 1.5 3.5 0.2 100.0 10,874 96.3 Rural 72.1 3.7 4.0 19.8 0.3 100.0 5,482 79.8 Región Altiplano 84.9 2.8 3.1 8.8 0.3 100.0 7,065 90.8 Valle 81.1 3.3 2.3 13.0 0.3 100.0 5,377 86.7 Llano 92.3 1.7 1.2 4.6 0.2 100.0 5,212 95.2 Departamento La Paz 88.0 2.7 2.9 6.1 0.3 100.0 4,782 93.6 Oruro 88.9 3.9 2.1 4.5 0.5 100.0 915 95.0 Potosí 71.5 2.5 4.3 21.4 0.1 100.0 1,368 78.3 Chuquisaca 76.4 3.2 3.3 16.8 0.2 100.0 1,160 83.0 Cochabamba 81.5 3.2 2.2 12.8 0.3 100.0 3,353 86.9 Tarija 86.0 3.7 1.6 8.5 0.3 100.0 863 91.2 Santa Cruz 92.1 1.8 1.3 4.6 0.1 100.0 4,488 95.2 Beni/Pando 93.2 1.1 0.9 4.4 0.4 100.0 724 95.2 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 76.4 3.2 4.5 15.7 0.2 100.0 4,227 84.0 Pobreza media 80.9 2.9 2.8 13.0 0.4 100.0 3,514 86.6 Pobreza baja 89.0 2.4 1.8 6.8 0.1 100.0 1,756 93.1 Capital departamental 93.0 2.1 1.0 3.7 0.2 100.0 7,225 96.0 El Alto 88.3 3.7 2.0 5.6 0.4 100.0 932 94.0 Quintil de riqueza Quintil inferior 63.3 3.3 4.4 28.5 0.4 100.0 2,635 71.1 Segundo quintil 76.5 3.9 5.0 14.2 0.4 100.0 3,025 85.3 Quintil intermedio 87.8 3.6 2.2 6.2 0.2 100.0 3,576 93.6 Cuarto quintil 93.9 2.1 1.2 2.7 0.2 100.0 4,063 97.1 Quintil superior 97.3 1.0 0.3 1.2 0.1 100.0 4,355 98.6 Total 85.9 2.6 2.3 8.8 0.2 100.0 17,654 90.9 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––1Se refiere a mujeres que asistieron a tres años de escuela o más y a mujeres que pueden leer una frase completa o parte de la frase 38 | Características y Situación de Mujeres y Hombres Cuadro 3.3.2 Alfabetismo de los hombres entrevistados Distribución porcentual de los hombres entrevistados por nivel de alfabetismo y porcentaje de alfabetismo, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sin educación o sólo con uno o dos años de escuela primaria Tres ––––––––––––––––––––––––––– Porcen- o más Puede taje años de leer Puede No No sabe/ Número de escuela la frase leer puede sin infor- de alfabe- Característica primaria completa parte leer mación Total hombres tismo1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 99.0 0.2 0.3 0.3 0.1 100.0 1,199 99.5 20-24 98.3 0.4 0.5 0.7 0.0 100.0 961 99.3 25-29 96.9 1.2 0.3 1.5 0.1 100.0 806 98.4 30-34 94.2 1.7 1.5 2.1 0.6 100.0 655 97.3 35-39 94.4 1.2 2.5 1.7 0.2 100.0 696 98.1 40-44 90.3 3.0 1.8 4.9 0.0 100.0 526 95.0 45-49 88.0 3.4 3.2 5.2 0.1 100.0 483 94.7 50-54 84.0 6.0 3.0 6.8 0.2 100.0 385 93.0 55-59 77.2 4.5 6.5 11.6 0.1 100.0 310 88.3 60-64 67.9 11.3 7.3 13.4 0.0 100.0 207 86.6 Residencia Urbana 96.9 1.1 0.8 1.0 0.1 100.0 4,076 98.9 Periurbana 93.4 2.5 2.4 1.7 0.0 100.0 471 98.3 Resto urbano 97.4 1.0 0.6 0.9 0.2 100.0 3,604 98.9 Rural 85.5 3.8 3.7 6.9 0.2 100.0 2,154 92.9 Región Altiplano 94.6 1.9 1.5 1.8 0.1 100.0 2,463 98.1 Valle 89.6 2.6 2.6 5.0 0.2 100.0 1,887 94.9 Llano 94.1 1.7 1.3 2.8 0.1 100.0 1,880 97.1 Departamento La Paz 95.7 1.7 1.1 1.4 0.1 100.0 1,669 98.5 Oruro 96.3 1.7 0.8 0.6 0.6 100.0 304 98.8 Potosí 89.9 3.0 3.4 3.8 0.0 100.0 490 96.2 Chuquisaca 86.1 2.9 2.3 8.8 0.0 100.0 405 91.2 Cochabamba 91.2 2.2 2.9 3.5 0.2 100.0 1,179 96.3 Tarija 88.2 3.8 2.1 5.7 0.2 100.0 303 94.1 Santa Cruz 94.0 1.7 1.3 2.9 0.1 100.0 1,607 97.0 Beni/Pando 94.8 2.0 0.8 2.1 0.2 100.0 273 97.6 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 89.6 3.1 3.2 3.9 0.2 100.0 1,519 95.9 Pobreza media 88.9 2.5 2.2 6.2 0.2 100.0 1,366 93.6 Pobreza baja 93.5 1.7 1.6 3.1 0.1 100.0 605 96.8 Capital departamental 97.0 1.2 0.9 0.9 0.1 100.0 2,437 99.0 El Alto 94.9 2.9 0.3 1.9 0.0 100.0 304 98.1 Quintil de riqueza Quintil inferior 80.4 4.5 5.0 9.8 0.3 100.0 1,048 89.9 Segundo quintil 89.9 2.9 2.3 4.8 0.1 100.0 1,157 95.1 Quintil intermedio 94.3 2.1 1.7 1.6 0.2 100.0 1,242 98.2 Cuarto quintil 97.1 1.3 0.8 0.7 0.1 100.0 1,375 99.2 Quintil superior 99.6 0.3 0.0 0.1 0.0 100.0 1,407 99.9 Total 93.0 2.1 1.8 3.0 0.1 100.0 6,230 96.8 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––1Se refiere a hombres que asistieron a tres años de escuela o más y a hombres que pueden leer una frase completa o parte de la frase Características y Situación de Mujeres y Hombres | 39 Gráfico 3.2 Mujeres de 15-49 años y hombres de 15-64 años con alfabetismo, según Áreas de residencia y Departamento 95 95 91 87 83 78 95 94 80 96 91 98 97 94 96 91 96 99 99 93 99 97 0 20 40 60 80 100 Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosí Oruro La Paz Área rural Área urbana BOLIVIA Hombres Mujeres 3.3 ACCESO A MEDIOS DE COMUNICACIÓN El acceso a los medios de comunicación es muy importante porque complementa las enseñanzas recibidas en la educación formal, prolonga indefinidamente el proceso de aprendizaje, culturización e información y permite la transmisión de conocimientos actualizados sobre aspectos de salud, saneamiento ambiental y planificación familiar. En la ENDSA 2003 se preguntó a las personas entrevistadas si leían el periódico, veían televisión o escuchaban radio al menos una vez por semana. Los resultados se presentan en el Cuadro 3.4.1 para mujeres y en el Cuadro 3.4.2 para hombres. 40 | Características y Situación de Mujeres y Hombres Cuadros 3.4.1 y 3.4.2 Acceso a medios de comunicación en general • Apenas el 35 por ciento de los hombres y el 46 por ciento de las mujeres tienen acceso a los tres medios de comunicación. Estos niveles están determinados en gran parte por los bajos niveles de acceso a los periódicos (41 por ciento entre las mujeres y 53 por ciento entre los hombres) en comparación con los otros medios (71 por ciento de acceso en el caso de la televisión). Acceso a medios de comunicación y edad • La edad parece ser un elemento de importancia que determina el acceso o el interés por recurrir a los medios de comunicación. Es así que entre las mujeres de 15 a 19 años sólo el cinco por ciento está marginada de los tres medios, en cambio en el rango de 45 a 49 años éste porcentaje sube a 13. • Como era de esperar, el medio de mayor accesibilidad es la radio. El periódico es, obviamente, el de menor acceso por su costo y relación con el alfabetismo y niveles de educación. • De los tres medios estudiados (radio, televisión y periódico), entre los hombres la radio confirma su accesibilidad con el 90 por ciento. La accesibilidad desciende al 71 por ciento en el caso de la televisión y en el periódico al 53 por ciento. Acceso a medios de comunicación y nivel de educación • Si bien apenas el ocho por ciento del total de mujeres no tiene acceso a ninguno de los tres medios investigados (periódico, radio y televisión), la falta de acceso a los tres medios es más de cuatro veces mayor (35 por ciento) para las mujeres sin educación. • Entre los hombres, el cinco por ciento no tienen acceso a ninguno de los medios, pero se cuadriplica para los hombres sin educación entre los cuales llega al 20 por ciento. Acceso a medios de comunicación, área de residencia y grado de pobreza municipal • Por lugar de residencia, los hombres presentan las mayores diferencias especialmente cuando se trata de la televisión y el periódico. La accesibilidad a la televisión en el área urbana llega al 93 por ciento, mientras apenas es 31 por ciento en el área rural. La accesibilidad al periódico en el área urbana llega al 70 por ciento y en el área rural a apenas el 20 por ciento. • Si bien por departamento no existen mayores diferencias entre los hombres en el acceso a los medios masivos de comunicación, llama la atención la relativa menor accesibilidad al periódico en los departamentos de Chuquisaca, Potosí y Beni/Pando (25, 28 y 32 por ciento, respectivamente). • Es evidente que el uso de medios masivos de comunicación está fuertemente determinado por la capacidad económica de los hogares. El 76 por ciento de los hombres del quintil superior de riqueza hacen uso de los tres medios, frente al tres por ciento entre aquellos del quintil inferior (65 y uno por ciento, respectivamente, para las mujeres). • En comparación con el periódico y la televisión, el uso de la radio no muestra grandes diferencias según quintil de riqueza o educación. En el quintil inferior, por ejemplo, el 62 por ciento de las mujeres escuchan la radio, pero apenas el 6 por ciento leen el periódico o miran televisión (78 y 11 por ciento, respectivamente, para los hombres). 3.4 TRABAJO DE LAS MUJERES Y DE LOS HOMBRES Al igual que en muchos países, los cambios económicos, sociales y culturales en la sociedad boliviana han condicionado que la mujer tenga que trabajar también fuera del hogar, situación que, aparte de constituir una sobrecarga de actividad puesto que las obligaciones que demanda la marcha del hogar no pueden descuidarse, influye en el desarrollo de los hijos, la integración del hogar, las relaciones con la pareja y en la propia salud de la mujer. En la ENDSA 2003 se ha incluido una sección que indaga acerca del trabajo que realizan las mujeres en edad fértil fuera del hogar. Características y Situación de Mujeres y Hombres | 41 Si e debido a que frecue y por esta razón no en parcela familiar, t empleo, a las mujere ctual y la continuida 42 | Cara n embargo, la medición del empleo de las mujeres ofrece dificultades, mayorment ntemente las mujeres mismas no perciben algunos tipos de trabajos como empleo lo reportan. Esto ocurre principalmente con trabajos tales como el trabajo agrícola rabajo en negocios familiares, o en el sector informal. Para evitar la subestimación del s se les hizo una serie de preguntas para obtener información sobre el estado a d de empleo en los 12 meses antes de la encuesta. Cuadro 3.4.1 Acceso a los medios masivos de comunicación: mujeres Porcentaje de mujeres entrevistadas que leen el periódico, miran televisión, o escuchan la radio por lo menos una vez a la semana, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje que al menos una vez por semana: –––––––––––––––––––––––––––––––– Los Número Lee Mira Escucha tres Ningún de Característica el periódico televisión la radio medios medio mujeres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 51.6 75.1 89.3 43.8 5.4 3,874 20-24 45.6 73.8 87.0 39.6 6.7 3,133 25-29 40.2 71.7 83.3 33.1 8.0 2,673 30-34 38.7 71.3 81.9 32.2 8.3 2,469 35-39 33.3 65.8 79.5 27.9 11.3 2,141 40-44 32.5 65.7 78.8 26.6 11.9 1,887 45-49 32.5 65.6 78.8 27.8 12.6 1,477 Residencia Urbana 53.5 90.0 88.0 46.7 2.4 12,172 Periurbana 43.8 84.6 87.5 38.2 4.3 1,298 Resto urbano 54.6 90.7 88.1 47.8 2.1 10,874 Rural 13.8 28.4 74.3 8.0 21.9 5,482 Región Altiplano 38.1 68.1 88.3 32.7 7.7 7,065 Valle 40.1 68.0 84.8 35.3 9.6 5,377 Llano 46.3 77.6 76.5 36.7 8.2 5,212 Departamento La Paz 41.0 71.9 91.0 35.3 4.9 4,782 Oruro 44.9 74.8 90.1 38.3 5.1 915 Potosí 23.6 50.3 77.7 20.0 19.1 1,368 Chuquisaca 27.0 52.7 80.8 23.9 16.2 1,160 Cochabamba 45.9 70.7 85.1 40.4 8.4 3,353 Tarija 35.4 78.3 89.0 31.0 5.3 863 Santa Cruz 48.5 79.2 76.3 38.5 7.9 4,488 Beni/Pando 33.1 67.8 78.2 25.3 10.1 724 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 23.1 45.1 82.5 17.7 15.0 4,227 Pobreza media 23.9 50.6 77.0 18.2 16.2 3,514 Pobreza baja 40.0 80.1 83.5 34.2 6.2 1,756 Capital departamental 59.5 91.7 86.9 51.9 2.0 7,225 El Alto 47.6 85.2 91.4 41.3 3.2 932 Quintil de riqueza Quintil inferior 6.2 6.4 61.9 1.3 35.5 2,635 Segundo quintil 19.9 41.7 82.4 10.7 10.8 3,025 Quintil intermedio 36.6 83.7 85.6 29.9 4.4 3,576 Cuarto quintil 51.9 94.0 89.7 46.3 1.4 4,063 Quintil superior 70.8 98.1 91.0 64.7 0.3 4,355 Educación Sin educación 0.6 24.8 60.3 0.5 34.7 1,088 Primaria 23.0 56.6 79.8 17.1 12.6 8,201 Secundaria 59.4 88.9 90.3 51.3 1.3 6,103 Superior 77.4 96.3 92.0 70.2 0.2 2,262 Total 41.2 70.9 83.8 34.7 8.4 17,654 cterísticas y Situación de Mujeres y Hombres Características y Situación de Mujeres y Hombres | 43 Cuadro 3.4.2 Acceso a los medios masivos de comunicación: hombres Porcentaje de hombres entrevistados que leen el periódico o miran televisión o escuchan la radio por lo menos una vez a la semana, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje que al menos una vez por semana: –––––––––––––––––––––––––––––––– Los Número Lee Mira Escucha tres Ningún de Característica el periódico televisión la radio medios medio hombres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 54.7 75.2 92.6 47.4 3.6 1,199 20-24 62.3 77.8 91.1 53.5 4.1 961 25-29 55.3 72.6 91.3 47.7 3.7 806 30-34 54.2 75.3 90.6 47.5 4.2 655 35-39 55.7 70.6 90.0 47.9 5.8 696 40-44 49.5 66.4 86.9 43.0 7.5 526 45-49 47.2 72.3 87.8 42.3 6.8 483 50-54 50.7 66.1 85.5 41.4 7.9 385 55-59 36.2 55.6 87.1 31.0 8.6 310 60-64 27.3 50.5 83.2 20.5 10.6 207 Residencia Urbana 70.1 92.6 92.5 63.5 1.2 4,076 Periurbana 65.9 90.3 92.4 59.1 1.5 471 Resto urbano 70.6 92.9 92.5 64.1 1.1 3,604 Rural 20.4 31.3 84.8 11.7 13.2 2,154 Región Altiplano 52.8 69.8 93.5 45.8 3.5 2,463 Valle 51.1 68.3 90.5 44.3 6.1 1,887 Llano 54.8 76.8 84.3 46.6 6.9 1,880 Departamento La Paz 58.8 74.7 94.9 50.9 1.4 1,669 Oruro 59.6 76.7 95.3 54.3 3.0 304 Potosí 28.2 48.6 87.6 22.9 10.8 490 Chuquisaca 25.2 51.0 81.4 21.3 14.7 405 Cochabamba 59.2 72.4 92.5 51.2 4.2 1,179 Tarija 54.2 75.2 94.9 48.1 2.3 303 Santa Cruz 58.6 77.8 84.0 49.8 6.9 1,607 Beni/Pando 32.4 70.9 85.8 27.5 7.4 273 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 37.9 45.0 91.1 30.0 7.2 1,519 Pobreza media 32.0 52.8 84.3 24.4 12.3 1,366 Pobreza baja 50.6 80.7 87.9 44.3 4.6 605 Capital departamental 73.5 93.6 91.9 66.1 0.9 2,437 El Alto 61.8 90.3 95.2 56.4 1.6 304 Quintil de riqueza Quintil inferior 11.6 10.6 77.9 3.0 20.4 1,048 Segundo quintil 32.1 49.6 91.2 21.6 6.0 1,157 Quintil intermedio 56.9 86.0 92.5 50.8 2.7 1,242 Cuarto quintil 67.4 95.3 94.1 62.8 0.8 1,375 Quintil superior 83.2 98.5 90.9 75.7 0.2 1,407 Educación Sin educación 0.4 23.6 71.5 0.0 26.1 90 Primaria 32.0 51.8 86.4 24.9 9.7 2,740 Secundaria 66.3 85.9 93.8 59.0 1.6 2,424 Superior 83.1 95.0 91.3 74.7 0.3 976 Total 52.9 71.4 89.8 45.6 5.3 6,230 En esta sección se cubren los siguientes temas: • Trabajo en los últimos doce meses y situación actual. • Tipo de ocupación y de trabajo, tipo de empleador, continuidad en el trabajo y forma de remuneración. • Control de los ingresos y la percepción de la contribución relativa de los ingresos en los gastos del hogar. En virtud a la utilidad de establecer comparaciones entre hombres y mujeres en el aspecto laboral, se incluye y analiza también la información recabada de la muestra de hombres. Los resultados se presentan en los Cuadros 3.5 a 3.7. Igualmente, en esta sección se incluyen los resultados relacionados con preguntas sobre la toma de ciertas decisiones en el hogar, según estado conyugal; y los niveles de autonomía de las mujeres sobre cuestiones del hogar, incluyendo bajo qué circunstancias se justifica el negarse a tener relaciones sexuales con el esposo. Empleo y Tipo de Ocupación de las Personas Entrevistadas El Cuadro 3.5 presenta la distribución porcentual de las personas entrevistadas por situación de empleo. La distribución por tipo de ocupación para aquellas personas con empleo se presenta en el Cuadro 3.6.1 para las mujeres y en el Cuadro 3.6.2 para los hombres, según características seleccionadas. Cuadro 3.5 Trabajo y estado conyugal • Casi el 60 por ciento de las mujeres entrevistadas trabajaba en el momento de la encuesta. El aspecto que parece tener más incidencia es el estado conyugal, puesto que el 82 por ciento de mujeres divorciadas o separadas trabajaba en el momento de la encuesta, en comparación con 63 por ciento entre las mujeres en unión. • Los hombres que trabajaban en el momento de la encuesta son el 80 por ciento, 20 puntos porcentuales más que las mujeres. Al igual que para las mujeres, el estado conyugal está muy relacionado con el trabajo actual, si bien en la dirección opuesta, pues el 95 por ciento de los casados están trabajando, frente al 52 por ciento de aquellos nunca casados. Trabajo, área de residencia y grado de pobreza • Por área de residencia y grado de pobreza se observan diferencias de alrededor 10 puntos porcentuales a favor de la ruralidad y los municipios de alta pobreza, lo cual probablemente se debe a la alternativa laboral que representa la agricultura en esos sitios. Los hombres participan más en la actividad laboral que las mujeres y las diferencias entre áreas de residencia son también mayores. • Los departamentos donde mayor participación laboral tienen las mujeres son Cochabamba y La Paz (67 y 66 por ciento, respectivamente). En Chuquisaca y Beni/Pando, apenas 4 de cada 10 mujeres trabaja en la actualidad. Para los hombres, la participación laboral por empleo es más uniforme, desde el 71 por ciento en Oruro hasta el 84 por ciento en La Paz. • Tanto para los hombres como para las mujeres, los niveles de trabajo actual son mayores a medida que es mayor la pobreza. Sin embargo, el diferencial entre las mujeres no es tan notable como entre los hombres: los hombres que trabajan actualmente alcanzan al 94 por ciento en el quintil inferior de riqueza pero apenas al 65 por ciento en el quintil superior. 44 | Características y Situación de Mujeres y Hombres Cuadro 3.5 Situación de empleo de los entrevistados Distribución porcentual de las mujeres y los hombres por situación de empleo, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mujeres Hombres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Empleada en los Empleado en los últimos 12 meses No últimos 12 meses No ––––––––––––––– empleada ––––––––––––––– empleado Actual- Sin en los Número Actual- Sin en los Número mente empleo últimos de mente empleo últimos de Característica empleada actual 12 meses Total mujeres empleado actual 12 meses Total hombres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 38.3 9.4 52.3 100.0 3,874 43.9 10.7 45.1 100.0 1,199 20-24 52.5 10.8 36.7 100.0 3,133 72.9 9.1 17.7 100.0 961 25-29 62.9 9.1 27.9 100.0 2,673 87.2 6.7 5.6 100.0 806 30-34 66.3 8.0 25.7 100.0 2,469 94.6 3.5 1.9 100.0 655 35-39 72.0 6.3 21.6 100.0 2,141 96.8 1.8 1.4 100.0 696 40-44 74.7 4.5 20.8 100.0 1,887 97.5 2.4 0.1 100.0 526 45-49 77.6 3.4 19.0 100.0 1,477 96.8 1.6 1.6 100.0 483 50-54 na na na na na 94.3 2.8 2.9 100.0 385 55-59 na na na na na 86.8 3.8 9.4 100.0 310 60-64 na na na na na 82.1 6.0 11.9 100.0 207 Estado conyugal Nunca casada/unida 48.5 9.1 42.4 100.0 5,649 52.4 11.2 36.0 100.0 2,050 Casada/unida 62.8 7.7 29.5 100.0 10,569 94.9 2.6 2.4 100.0 3,823 Divorc./separada/viuda 81.6 6.3 12.1 100.0 1,436 85.4 8.7 5.9 100.0 358 Número de hijos vivos 0 47.9 9.4 42.7 100.0 5,690 56.9 10.4 32.2 100.0 2,299 1-2 62.2 8.9 28.9 100.0 5,381 93.0 3.6 3.2 100.0 1,431 3-4 66.6 6.6 26.8 100.0 3,779 95.1 2.3 2.6 100.0 1,331 5+ 69.8 5.5 24.7 100.0 2,804 94.2 3.2 2.5 100.0 1,169 Residencia Urbana 58.0 9.1 33.0 100.0 12,172 74.4 7.5 17.8 100.0 4,076 Periurbana 59.3 8.8 31.9 100.0 1,298 76.4 8.1 15.2 100.0 471 Resto urbano 57.8 9.1 33.1 100.0 10,874 74.2 7.4 18.2 100.0 3,604 Rural 63.7 5.7 30.7 100.0 5,482 91.6 2.6 5.8 100.0 2,154 Región Altiplano 64.7 5.9 29.4 100.0 7,065 82.6 5.7 11.5 100.0 2,463 Valle 61.4 8.0 30.6 100.0 5,377 80.0 4.9 14.8 100.0 1,887 Llano 51.3 10.8 37.8 100.0 5,212 77.8 6.7 15.4 100.0 1,880 Departamento La Paz 66.1 5.6 28.2 100.0 4,782 84.4 5.0 10.3 100.0 1,669 Oruro 59.9 7.2 33.0 100.0 915 71.2 6.8 21.7 100.0 304 Potosí 62.9 6.1 31.0 100.0 1,368 83.4 7.7 8.9 100.0 490 Chuquisaca 42.3 7.4 50.2 100.0 1,160 77.3 6.2 16.4 100.0 405 Cochabamba 67.4 7.8 24.8 100.0 3,353 80.5 4.3 14.8 100.0 1,179 Tarija 63.5 9.6 26.9 100.0 863 81.8 5.6 12.6 100.0 303 Santa Cruz 52.5 11.5 36.0 100.0 4,488 77.4 6.7 15.9 100.0 1,607 Beni/Pando 43.9 6.9 49.2 100.0 724 80.1 7.3 12.5 100.0 273 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 67.6 5.6 26.8 100.0 4,227 92.1 1.3 6.5 100.0 1,519 Pobreza media 55.0 6.5 38.5 100.0 3,514 85.9 4.4 9.7 100.0 1,366 Pobreza baja 55.9 10.0 34.1 100.0 1,756 77.3 6.5 16.1 100.0 605 Capital departamental 58.4 9.8 31.8 100.0 7,225 71.1 8.4 20.1 100.0 2,437 El Alto 59.1 7.4 33.5 100.0 932 77.6 11.5 10.4 100.0 304 Quintil de riqueza Quintil inferior 64.3 5.3 30.3 100.0 2,635 94.4 2.2 3.4 100.0 1,048 Segundo quintil 62.9 6.3 30.8 100.0 3,025 89.5 3.7 6.8 100.0 1,157 Quintil intermedio 56.0 9.6 34.4 100.0 3,576 83.2 5.7 10.9 100.0 1,242 Cuarto quintil 57.7 9.2 33.1 100.0 4,063 74.9 8.7 16.3 100.0 1,375 Quintil superior 59.8 8.4 31.8 100.0 4,355 65.2 7.4 26.8 100.0 1,407 Educación Sin educación 71.6 4.6 23.8 100.0 1,088 89.2 4.9 5.9 100.0 90 Primaria 63.9 6.8 29.2 100.0 8,201 90.4 3.3 6.3 100.0 2,740 Secundaria 50.5 9.9 39.6 100.0 6,103 71.7 7.6 20.5 100.0 2,424 Superior 63.7 9.0 27.3 100.0 2,262 72.8 8.5 18.1 100.0 976 Total 59.7 8.0 32.2 100.0 17,654 80.4 5.8 13.7 100.0 6,230 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– na = No aplicable Características y Situación de Mujeres y Hombres | 45 Cuadros 3.6.1 y 3.6.2 Tipo de ocupación • Basado en el trabajo realizado en los 12 meses anteriores a la encuesta, las dos fuentes de ocupación, que juntan casi al 60 por ciento de las mujeres que trabajan son ventas y servicios (34 por ciento) y agricultura (24 por ciento). Esta última actividad ocupa, en el área rural al 68 por ciento de las mujeres que trabajan, siendo la única fuente de trabajo en la que el área rural absorbe más mano de obra que el área urbana. • Llama la atención el elevado porcentaje de mujeres (43 por ciento) que trabajan en agricultura y tienen más de cinco hijos vivos. • La tercera parte de los hombres entrevistados (32 por ciento) trabajó en agricultura, 28 por ciento hizo un trabajo manual calificado y 24 por ciento un trabajo profesional, técnico o gerencial. • En el departamento de Potosí es donde la mujer se ocupa más en labores agrícolas (56 por ciento) y al mismo tiempo es donde menos se ocupa en “ventas y servicios” (19 por ciento). • En el caso de los hombres, por área de residencia es, por supuesto, donde se observan las mayores diferencias en trabajo profesional (32 por ciento en el área urbana versus nueve por ciento en la rural). En el caso del seis por ciento de hombres que trabaja en agricultura en el área urbana, probablemente se trata de trabajo en fuentes familiares o de población que vive en pequeñas áreas urbanas (2000 habitantes) y que trabajan en tierras cercanas. • Entre las mujeres, son similares los porcentajes que trabajan con rango profesional/técnico/gerente (11 por ciento) y las que trabajan en el servicio doméstico (12 por ciento). La actividad de “ventas y servicios”, que ocupa a la tercera parte de las mujeres que trabajan (34 por ciento), envuelve a casi la mitad de las mujeres alteñas (49 por ciento). • El nivel educativo de los hombres es también determinante para el tipo de trabajo que desempeña. En este sentido llama la atención que el cuatro por ciento de hombres sin educación trabajan en la categoría de “profesional/técnico o gerentes”. • A nivel departamental es en Chuquisaca y Potosí donde los hombres se ocupan principalmente en la agricultura (54 y 49 por ciento, respectivamente). En trabajo muy calificado es alta la proporción en Oruro y La Paz (37 y 33 por ciento, respectivamente). A nivel profesional/técnico/gerente, los mayores niveles se encuentran en Tarija, Beni/Pando y Santa Cruz con alrededor del 30 por ciento de hombres en esta categoría de ocupación. • Como era de esperar, los quintiles de riqueza establecen importantes diferencias en la estructura de ocupación. En el caso de los hombres, en el quintil de riqueza muy baja el 89 por ciento trabaja en agricultura mientras que en el quintil de riqueza muy alta, el 53 por ciento trabaja bajo esta categoría y el dos por ciento realiza trabajo agrícola. • Las mujeres que se ocupan de las ventas y servicios en su mayoría están ubicadas en hogares del cuarto quintil de riqueza (50 por ciento), y en contraposición a apenas el 6 por ciento entre las que provienen de hogares del quintil de riqueza inferior. • La gran mayoría (79 por ciento) de las mujeres en el quintil de riqueza inferior se dedica a la agricultura, en comparación con apenas el uno por ciento de aquéllas en el quintil de riqueza superior. • El 89 por ciento de los hombres del quintil inferior de riqueza trabajan en labores agrícolas y el 53 por ciento del quintil superior, trabajan como profesionales, técnicos o gerentes. 46 | Características y Situación de Mujeres y Hombres Cuadro 3.6.1 Ocupación de las mujeres Distribución porcentual de las mujeres que trabajaron en los 12 meses antes de la encuesta, por tipo de ocupación, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Profesional/ Ventas Manual Servicio No sabe/ Número técnico/ Ofici- y Manual no domés- Agri- sin infor- de Característica gerente nista servicios calificado calificado tico cultura mación Total mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 1.9 5.0 37.6 6.6 1.0 18.1 29.4 0.4 100.0 1,846 20-24 9.0 9.5 34.9 11.0 1.4 16.0 18.0 0.2 100.0 1,984 25-29 15.1 8.1 31.9 11.9 1.8 10.6 20.3 0.5 100.0 1,926 30-34 15.8 6.3 33.6 10.7 2.8 9.4 20.9 0.6 100.0 1,834 35-39 13.9 4.0 32.9 10.6 2.2 9.0 27.2 0.3 100.0 1,677 40-44 11.7 4.0 32.4 10.7 2.0 9.0 29.8 0.4 100.0 1,494 45-49 13.3 2.8 37.4 9.7 2.0 5.9 28.9 0.1 100.0 1,197 Estado conyugal Nunca casada/unida 11.8 9.6 32.5 7.5 1.0 15.9 21.1 0.5 100.0 3,252 Casada/unida 11.1 4.1 34.3 11.4 2.0 9.0 27.9 0.3 100.0 7,445 Divorc./separada/viuda 11.7 7.9 38.6 10.1 3.1 15.8 12.6 0.2 100.0 1,262 Número de hijos vivos 0 12.3 9.4 32.6 7.8 1.1 15.4 21.0 0.4 100.0 3,259 1-2 15.9 7.6 36.1 10.8 1.6 10.4 17.1 0.4 100.0 3,825 3-4 10.6 3.6 36.8 12.0 2.1 9.8 24.8 0.4 100.0 2,764 5+ 2.7 0.7 30.3 10.6 3.2 10.0 42.5 0.1 100.0 2,111 Residencia Urbana 14.8 8.4 43.5 11.7 2.1 14.9 4.2 0.5 100.0 8,158 Periurbana 4.8 2.6 48.3 21.6 2.9 14.7 4.7 0.3 100.0 883 Resto urbano 16.0 9.1 42.9 10.5 2.0 14.9 4.1 0.5 100.0 7,275 Rural 4.1 0.7 14.6 6.9 1.2 4.4 67.9 0.1 100.0 3,801 Región Altiplano 9.1 4.1 33.1 12.2 1.3 7.2 32.7 0.4 100.0 4,989 Valle 12.3 5.2 32.5 9.6 2.0 9.8 28.4 0.3 100.0 3,730 Llano 13.7 9.7 38.2 7.9 2.5 20.4 7.1 0.5 100.0 3,240 Departamento La Paz 8.3 4.1 36.0 14.2 1.0 8.0 27.9 0.5 100.0 3,432 Oruro 14.1 5.2 38.5 9.3 3.0 5.9 23.9 0.2 100.0 613 Potosí 8.9 3.4 19.0 6.8 1.1 5.0 55.6 0.2 100.0 944 Chuquisaca 18.3 4.6 32.3 13.3 1.0 13.9 16.1 0.6 100.0 577 Cochabamba 10.9 5.2 31.1 8.8 2.0 7.9 33.7 0.2 100.0 2,522 Tarija 12.6 5.6 37.9 9.0 2.9 13.4 18.3 0.3 100.0 631 Santa Cruz 13.3 9.8 39.1 8.2 2.2 20.5 6.6 0.5 100.0 2,872 Beni/Pando 16.8 9.2 31.1 6.1 4.7 20.2 11.7 0.3 100.0 368 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 5.8 1.5 23.0 10.1 0.9 5.2 53.2 0.2 100.0 3,094 Pobreza media 7.6 2.8 24.1 8.4 2.6 8.0 46.3 0.2 100.0 2,161 Pobreza baja 11.8 8.2 40.0 10.6 2.7 14.2 12.3 0.3 100.0 1,157 Capital departamental 16.9 9.9 42.6 8.8 2.1 16.9 2.4 0.5 100.0 4,926 El Alto 6.9 4.0 49.1 27.5 0.2 8.9 2.3 1.1 100.0 620 Quintil de riqueza Quintil inferior 1.2 0.1 6.4 6.8 0.9 5.2 79.2 0.2 100.0 1,836 Segundo quintil 3.4 0.6 24.5 10.6 2.3 9.2 49.2 0.1 100.0 2,091 Quintil intermedio 5.6 2.6 44.0 14.9 2.9 15.6 13.9 0.6 100.0 2,346 Cuarto quintil 11.0 7.5 49.8 12.0 2.1 14.2 3.1 0.3 100.0 2,717 Quintil superior 28.1 14.7 36.5 6.7 1.0 11.6 0.9 0.6 100.0 2,969 Educación Sin educación 0.0 0.2 18.7 8.9 2.4 8.6 61.3 0.0 100.0 829 Primaria 1.3 0.8 34.0 11.9 2.1 14.1 35.5 0.4 100.0 5,801 Secundaria 8.3 11.5 44.8 10.7 2.1 13.1 9.1 0.3 100.0 3,686 Superior 59.3 14.9 19.5 3.8 0.2 0.6 1.0 0.6 100.0 1,644 Total 11.4 6.0 34.3 10.2 1.8 11.6 24.4 0.4 100.0 11,959 Características y Situación de Mujeres y Hombres | 47 Cuadro 3.6.2 Ocupación de los hombres Distribución porcentual de los hombres que trabajaron en los 12 meses antes de la encuesta, por tipo de ocupación, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Profesional/ Ventas Manual Servicio No sabe/ Número técnico/ Ofici- y Manual no domés- Agri- sin infor- de Característica gerente nista servicios calificado calificado tico cultura mación Total hombres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 5.6 2.5 13.6 30.6 5.8 1.4 38.9 1.7 100.0 654 20-24 20.7 4.4 9.5 37.0 3.9 1.0 23.4 0.3 100.0 787 25-29 29.8 4.8 6.6 29.5 3.2 0.2 25.8 0.0 100.0 757 30-34 30.5 1.9 11.0 26.7 2.3 0.1 27.5 0.0 100.0 643 35-39 29.0 2.7 6.9 22.8 4.2 0.1 34.3 0.0 100.0 686 40-44 29.0 2.8 6.2 27.6 2.7 0.1 31.3 0.3 100.0 526 45-49 23.5 2.4 7.0 31.8 2.8 0.3 31.4 0.9 100.0 475 50-54 22.9 2.4 8.4 25.2 6.2 0.3 34.7 0.0 100.0 374 55-59 24.2 1.9 6.0 16.6 2.1 0.0 49.2 0.0 100.0 281 60-64 14.1 2.7 9.2 15.4 2.9 0.0 55.6 0.0 100.0 183 Estado conyugal Nunca casado/ unido 17.6 4.1 11.3 30.9 4.9 1.1 29.0 1.0 100.0 1,303 Casado/unido 25.5 2.7 7.5 27.0 3.1 0.2 33.9 0.1 100.0 3,728 Divorc./separado/viudo 25.3 3.2 10.8 29.1 5.5 0.1 25.7 0.3 100.0 337 Número de hijos vivos 0 20.1 4.0 10.3 29.6 4.7 1.0 29.5 0.8 100.0 1,548 1-2 30.3 4.0 9.9 27.6 3.7 0.4 23.9 0.3 100.0 1,383 3-4 28.1 2.9 7.8 27.2 2.7 0.1 31.2 0.1 100.0 1,297 5+ 15.0 0.9 5.6 27.6 3.6 0.1 47.2 0.1 100.0 1,139 Residencia Urbana 32.3 4.7 12.4 38.4 4.9 0.6 6.1 0.6 100.0 3,337 Periurbana 23.5 3.0 13.6 51.1 3.4 0.6 4.6 0.3 100.0 399 Resto urbano 33.5 4.9 12.3 36.7 5.1 0.6 6.3 0.6 100.0 2,939 Rural 9.1 0.4 2.3 11.1 1.7 0.1 75.2 0.0 100.0 2,030 Región Altiplano 20.9 2.9 9.0 31.2 2.8 0.3 32.2 0.6 100.0 2,176 Valle 21.3 3.0 7.6 25.5 3.1 0.3 38.9 0.3 100.0 1,603 Llano 29.4 3.3 9.1 26.5 5.5 0.7 25.4 0.1 100.0 1,589 Departamento La Paz 20.5 3.3 10.7 32.8 2.4 0.4 29.1 0.7 100.0 1,491 Oruro 25.6 2.1 6.2 36.9 7.2 0.1 20.9 1.0 100.0 238 Potosí 19.9 1.8 4.6 22.7 1.9 0.2 48.8 0.0 100.0 447 Chuquisaca 15.6 2.8 6.0 18.5 1.6 0.0 54.4 1.1 100.0 338 Cochabamba 21.1 3.0 7.7 27.6 3.7 0.3 36.7 0.0 100.0 1,000 Tarija 29.6 3.6 9.5 26.6 2.6 0.4 27.5 0.2 100.0 265 Santa Cruz 29.4 3.7 9.6 26.5 5.6 0.7 24.5 0.1 100.0 1,350 Beni/Pando 29.6 1.2 6.5 26.3 4.7 0.7 30.8 0.2 100.0 238 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 12.0 0.9 5.8 22.5 1.8 0.0 56.5 0.5 100.0 1,419 Pobreza media 16.0 1.0 3.7 18.4 3.4 0.3 57.2 0.0 100.0 1,233 Pobreza baja 26.3 3.9 8.9 31.0 4.9 0.6 24.1 0.3 100.0 507 Capital de departamento 35.9 5.6 12.7 35.0 5.4 0.6 4.2 0.5 100.0 1,937 El Alto 25.0 3.9 15.9 46.5 0.7 1.2 6.9 0.0 100.0 271 Quintil de riqueza Quintil inferior 2.8 0.0 0.5 6.9 1.2 0.1 88.6 0.0 100.0 1,012 Segundo quintil 12.9 1.2 4.2 25.6 4.0 0.2 51.8 0.0 100.0 1,078 Quintil intermedio 19.7 1.8 9.8 46.4 4.6 0.7 17.0 0.1 100.0 1,105 Cuarto quintil 29.6 3.9 13.1 41.2 5.1 0.8 5.5 0.8 100.0 1,150 Quintil superior 52.8 8.5 14.9 17.2 3.3 0.3 2.2 0.8 100.0 1,022 Educación Sin educación 3.8 0.0 0.0 9.1 8.9 0.0 77.0 1.2 100.0 85 Primaria 10.6 0.8 5.8 27.5 3.6 0.3 51.4 0.0 100.0 2,567 Secundaria 24.7 4.0 12.5 36.8 4.5 0.7 16.3 0.6 100.0 1,922 Superior 64.7 8.4 9.5 11.0 1.5 0.4 4.0 0.7 100.0 793 Total 23.6 3.1 8.6 28.1 3.7 0.4 32.2 0.3 100.0 5,367 48 | Características y Situación de Mujeres y Hombres Tipo de Empleo y Formas de Remuneración La distribución porcentual de mujeres y hombres que trabajaron durante los últimos 12 meses anteriores a la encuesta se presenta en los Cuadros 3.7.1 y 3.72 por tres características del trabajo: forma de remuneración, tipo de empleador y continuidad en el trabajo. Los resultados se presentan según tipo de trabajo (agrícola y no agrícola) y área de residencia. Cuadros 3.7.1 y 3.7.2 • Si bien el 72 por ciento de las mujeres recibe pago en dinero por el trabajo desempeñado a nivel del país, la proporción se reduce al 42 por ciento en el área rural. Por otro lado, si bien un 20 por ciento no recibe ningún tipo de remuneración a nivel del país, el porcentaje se duplica en el área rural (42 por ciento). El 44 por ciento de las mujeres trabaja por cuenta propia y el 38 por ciento es empleada por una persona que no es familiar. • Llama la atención que la opción “no le pagan” concentra al 60 por ciento de las mujeres que trabajan en agricultura lo cual pueda quizás explicarse por el “tipo de empleador” de las mujeres en el sector agrícola, que se concentra en las opciones “empleada por un familiar” (43 por ciento) y “trabaja por cuenta propia” (51 por ciento). • Entre las mujeres que trabajan en labores no agrícolas, el 88 por ciento lo hace por dinero solamente, el 48 por ciento concentra a las que son empleadas por otra persona (distinta a un familiar) y las que trabajan por cuenta propia son el 42 por ciento. • En cuanto a la temporada del año en que se trabaja, las dos terceras partes de las mujeres que trabajan en la agricultura declararon estar ocupadas todo el año, resultado no muy diferente en el sector no agrícola (67 por ciento). • En el caso de los hombres, tanto en el área urbana como rural, en las labores no agrícolas se observa el predominio casi total de “dinero solamente” como tipo de ingreso. En el área rural un alto porcentaje (33 por ciento) de entrevistados afirman que “no le pagan”. • El 70 por ciento de los hombres declararon trabajar todo el año, con pequeñas variaciones según sea el empleo agrícola (73 por ciento), o no agrícola (69 por ciento). Por temporadas indicaron trabajar el 24 por ciento. Cuadro 3.7.1 Tipo de empleo de las mujeres Distribución porcentual de las mujeres que trabajaron durante los últimos 12 meses anteriores a la encuesta por formas de remuneración, tipo de empleador y continuidad en el trabajo, según tipo de empleo (agrícola y no agrícola) y área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Área urbana Área rural Total ––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––– No No No Agri- agri- Agri- agri- Agri- agri- Característica del trabajo cultura cultura Total cultura cultura Total cultura cultura Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Tipo de ingreso Dinero solamente 39.4 88.5 86.4 21.5 85.4 42.0 23.5 88.1 72.3 Dinero y especie 12.0 3.5 3.9 10.6 5.6 9.0 10.8 3.8 5.5 Especie solamente 6.3 1.1 1.3 5.2 0.9 3.8 5.3 1.1 2.1 No le pagan 42.4 6.8 8.4 62.8 8.1 45.2 60.4 7.0 20.1 T otal 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Tipo de empleador Empleada por un familiar 27.5 10.4 11.1 44.7 8.8 33.2 42.7 10.2 18.2 Empleada por otra persona 14.8 48.5 47.1 5.0 42.4 17.0 6.1 47.7 37.5 Trabaja por cuenta propia 57.7 41.0 41.7 50.3 48.5 49.7 51.2 42.0 44.2 S in información 0.0 0.1 0.1 0.0 0.4 0.1 0.0 0.1 0.1 T otal 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Temporada del año que trabaja Todo el año 57.0 67.8 67.2 63.9 64.6 64.1 63.1 67.3 66.2 Temporada 31.6 18.5 19.1 28.8 21.0 26.4 29.2 18.8 21.4 Ocasional 11.5 13.6 13.5 7.1 14.5 9.4 7.6 13.7 12.2 S in información 0.0 0.1 0.1 0.2 0.0 0.1 0.1 0.1 0.1 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 339 7,781 8,158 2,582 1,214 3,801 2,920 8,995 11,959 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: El total por área de residencia incluye a mujeres sin información en la variable tipo de empleo Características y Situación de Mujeres y Hombres | 49 Cuadro 3.7.2 Tipo de empleo de los hombres Distribución porcentual de los hombres que trabajaron durante los últimos 12 meses anteriores a la encuesta por forma de remuneración y continuidad en el trabajo, según tipo de empleo (agrícola y no agrícola) y área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Área urbana Área rural Total ––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––– No No No Agri- agri- Agri- agri- Agri- agri- Característica del trabajo cultura cultura Total cultura cultura Total cultura cultura Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Tipo de ingreso Dinero solamente 64.3 94.9 92.9 44.9 89.2 55.9 47.2 94.1 78.9 Dinero y especie 12.3 1.7 2.3 17.2 3.8 13.9 16.6 2.0 6.7 Especie solamente 5.8 0.2 0.5 5.0 2.1 4.3 5.1 0.5 2.0 No le pagan 17.6 3.1 4.0 32.8 4.9 25.9 31.0 3.4 12.3 S in información 0.0 0.1 0.2 0.1 0.0 0.0 0.1 0.1 0.1 otal 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 T Temporada del año que trabaja Todo el año 71.3 70.1 69.9 73.3 63.4 70.8 73.1 69.1 70.3 Temporada 24.7 22.5 22.8 23.8 32.0 25.9 23.9 23.8 23.9 Ocasional 4.0 7.3 7.1 2.7 4.7 3.2 2.8 6.9 5.6 S in información 0.0 0.1 0.2 0.1 0.0 0.1 0.1 0.1 0.2 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de hombres 203 3,116 3,337 1,526 504 2,030 1,729 3,620 5,367 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: El total por área de residencia incluye a hombres sin información en la variable tipo de empleo (19 casos) 3.5 AUTONOMÍA DE LA MUJER: MANEJO DE LOS INGRESOS Y PARTICIPACIÓN EN LA TOMA DE DECISIONES Además de la información sobre educación y empleo, la ENDSA 2003 recogió información que da cuenta del grado de autonomía que goza la mujer en los diferentes contextos. A las mujeres empleadas, con remuneración, se les preguntó sobre quién toma las decisiones respecto al uso de sus ingresos con el fin de determinar el grado de control de los ingresos. Además se les preguntó qué proporción de los gastos del hogar creen que cubren estos ingresos. Se espera que el hecho de trabajar y recibir ingresos beneficia la autonomía de la mujeres si ellas perciben al importancia de sus ingresos para satisfacer las necesidades del hogar. Los resultados se presentan en el Cuadro 3.8 por características seleccionadas y en el Cuadro 3.9 en forma detallada por estado conyugal. Cuadros 3.8 y 3.9 Decisión en el uso del dinero (Cuadro 3.8) • Siete de cada diez entrevistadas afirmó que sólo ella decide cómo se gasta el dinero que ha ganado trabajando, sin embargo en el área rural, entre las mujeres del quintil inferior de riqueza y en los municipios de pobreza alta este porcentaje baja considerablemente a 5 de cada diez. La característica más asociada a que solamente la mujer decida sobre el uso del dinero es el estado conyugal, pues mientras que el 99 por ciento de las mujeres alguna vez unidas lo hace, apenas el 57 por ciento de las casadas decide sola. En lo que se refiere al quintil de riqueza, el 77 por ciento de las mujeres del quintil superior deciden sólo ellas a diferencia de apenas el 52 por ciento entre las mujeres ubicadas en hogares del quintil de riqueza inferior. • Entre las tres regiones ecológicas, en el Llano decide sólo la entrevistada en un 80 por ciento de los casos, en el Valle el 73 por ciento y en el Altiplano el 60 por ciento. • El 21 por ciento de las mujeres indicó que la decisión de cómo gastar los ingresos es compartida con otra persona (con su pareja u otra persona). La proporción es relativamente más alta en ciertos grupos analizados: el 32 por ciento de las mujeres casadas, el 35 por ciento de las mujeres en la zona rural, el 37 por ciento de las residentes en los municipios más pobres y el 38 por ciento de las mujeres ubicadas en el quintil inferior de riqueza. 50 | Características y Situación de Mujeres y Hombres Cuadro 3.8 Persona que decide cómo gastar los ingresos y gastos del hogar que paga la entrevistada Distribución porcentual de mujeres con remuneración en dinero por persona que decide sobre los gastos; y distribución porcentual según la proporción de gastos del hogar que paga la entrevistada, por características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Persona que decide Proporción de gastos del hogar cómo gastar el dinero que paga la entrevistada –––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número Sólo Junto Nada Menos La de la entre- con Alguien o de mitad Ella mujeres vistada alguien más casi la o paga con remu- Característica decide más1 decide2 Total nada mitad más todo Total neración ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 80.3 9.9 9.6 100.0 39.5 16.3 29.3 14.3 100.0 1,129 20-24 74.2 17.6 8.1 100.0 23.3 17.3 40.5 18.7 100.0 1,575 25-29 69.7 23.1 7.2 100.0 12.3 17.6 43.5 26.6 100.0 1,604 30-34 66.3 26.4 7.3 100.0 8.9 13.7 41.2 36.1 100.0 1,512 35-39 66.6 25.0 8.2 100.0 5.6 13.2 42.9 38.0 100.0 1,358 40-44 69.6 21.3 9.0 100.0 4.7 10.3 42.1 42.6 100.0 1,187 45-49 65.5 25.8 8.7 100.0 4.2 12.7 41.6 41.5 100.0 935 Estado conyugal Nunca casada/unida 89.6 3.8 6.4 100.0 36.2 19.8 29.7 13.9 100.0 2,286 Casada/unida 57.3 32.4 10.3 100.0 7.4 14.0 46.2 32.2 100.0 5,866 D ivorc./separada/viuda 98.7 0.5 0.7 100.0 4.8 7.8 32.4 55.1 100.0 1,148 Número de hijos vivos 0 84.7 7.7 7.5 100.0 35.6 20.0 31.2 12.9 100.0 2,309 1-2 67.9 24.9 7.2 100.0 8.9 13.7 45.8 31.5 100.0 3,248 3-4 62.8 27.9 9.2 100.0 6.7 13.7 42.3 37.2 100.0 2,272 5+ 64.6 25.4 9.9 100.0 3.7 10.0 40.2 45.9 100.0 1,471 Residencia Urbana 74.7 18.0 7.2 100.0 15.8 14.9 39.9 29.2 100.0 7,363 Periurbana 74.5 18.3 7.2 100.0 11.6 13.6 43.8 30.4 100.0 795 Resto urbano 74.8 17.9 7.2 100.0 16.3 15.0 39.4 29.1 100.0 6,568 Rural 53.5 34.6 11.8 100.0 8.0 13.9 42.5 35.5 100.0 1,937 Región Altiplano 59.6 29.2 11.3 100.0 10.6 13.6 38.4 37.3 100.0 3,543 Valle 73.2 19.5 7.2 100.0 13.9 17.0 43.9 24.8 100.0 2,793 Llano 80.5 14.0 5.4 100.0 18.6 13.8 39.6 27.8 100.0 2,964 Departamento La Paz 57.5 30.5 12.0 100.0 9.3 12.1 37.9 40.6 100.0 2,771 Oruro 70.2 24.8 5.0 100.0 19.6 16.2 32.9 31.3 100.0 348 Potosí 63.9 24.1 12.0 100.0 11.8 21.4 46.0 20.6 100.0 425 Chuquisaca 70.9 18.0 11.1 100.0 11.7 18.0 46.1 24.2 100.0 495 Cochabamba 74.1 19.1 6.6 100.0 13.8 17.1 45.8 22.8 100.0 1,773 Tarija 72.1 22.4 5.5 100.0 16.4 15.8 35.7 32.2 100.0 525 Santa Cruz 80.6 13.5 5.7 100.0 18.7 13.6 39.2 28.3 100.0 ,644 Beni/Pando 79.7 17.4 3.0 100.0 17.9 15.7 42.4 24.0 100.0 320 2 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 50.0 36.7 3.3 100.0 6.8 11.8 40.0 41.4 100.0 1,828 Pobreza media 65.4 25.9 8.5 100.0 10.5 14.7 43.6 30.8 100.0 1,447 1 Pobreza baja 75.7 18.4 5.9 100.0 13.9 16.8 41.0 28.3 100.0 1,021 Capital d 78.9 14.7 6.2 100.0 18.7 15.3 39.6 26.2 100.0 ,448 El Alto 71.0 18.3 10.7 100.0 11.9 15.8 39.0 33.1 100.0 556 epartamental 4 Quintil de riqueza Quintil inferior 51.7 34.5 13.7 100.0 8.5 15.3 41.2 34.9 100.0 753 Segundo quintil 60.5 30.3 9.2 100.0 6.5 13.2 43.0 37.3 100.0 1,381 Quintil intermedio 70.2 21.3 8.5 100.0 10.3 14.1 39.7 35.7 100.0 1,999 Cuarto quintil 74.6 17.7 7.7 100.0 13.7 13.9 42.2 29.8 100.0 2,479 Quintil superior 76.7 16.7 6.4 100.0 23.0 16.4 37.7 22.7 100.0 2,688 Educación Sin educación 61.0 26.9 12.1 100.0 5.1 11.5 37.4 45.8 100.0 475 Primaria 65.1 25.6 9.2 100.0 9.4 13.0 41.3 36.0 100.0 4,222 Secundari 76.4 16.2 7.3 100.0 18.9 16.1 39.9 24.9 100.0 3,088 Superior 75.4 18.6 5.9 100.0 20.5 17.5 40.0 21.9 100.0 1,515 a Total 70.3 21.4 8.2 100.0 14.2 14.7 40.4 30.5 100.0 9,300 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Los totales incluyen 0.1 por ciento sin información sobre 'quién decide'; y 0.2 por ciento sin información sobre la 'proporción de os gastos' los cuales no se presentan por características. l 1Con esposo/compañero o con alguien más 2Incluye el esposo/compañero Características y Situación de Mujeres y Hombres | 51 • En el ocho por ciento de los casos otra persona decide como gastar el dinero. Los porcentajes más altos se encuentran en la zona rural; en el Altiplano; en La Paz, Potosí y Chuquisaca; en los municipios de pobreza alta; y el Alto. Entre las mujeres que se clasifican en el quintil inferior de riqueza y las sin educación, los porcentajes de casos en los que otra persona decide como gastar el dinero se concentran entre el 11 y 13 por ciento. Proporción de gastos del hogar que cubre la entrevistada (Cuadro 3.8) • El 40 por ciento de las entrevistadas que trabajan afirmó contribuir con sus ingresos en la mitad o más de los gastos que demanda el hogar, mientras que el 30 por ciento afirmó cubrirlos en su totalidad. Los porcentajes más altos de mujeres que no cubren en absoluto o muy poco de los gastos del hogar con sus ingresos están entre las de menor edad (40 por ciento), las nunca casadas (36 por ciento) y las que no tienen hijos vivos (36 por ciento). • En el área urbana el 16 por ciento de las entrevistadas cubre muy poco o nada de los gastos del hogar frente a ocho por ciento en la rural. La proporción es mayor en el Llano (19 por ciento) que en el Valle o en el Altiplano (14 y 11 por ciento, respectivamente). A nivel departamental, en La Paz se encuentra el menor porcentaje (9 por ciento) de mujeres en edad fértil que afirmaron no cubrir los gastos del hogar o apenas un poco, mientras los mayores porcentajes se observan en Oruro y Santa Cruz (alrededor del 20 por ciento). • Las mayores diferencias en la proporción de mujeres que no cubren los gastos del hogar o apenas un poco se dan entre las mujeres “sin educación” (cinco por ciento) y las de “educación superior” (21 por ciento). Control sobre el salario de la entrevistada (Cuadro 3.9) • El 57 por ciento de las entrevistadas actualmente unidas afirmó que decide sola el destino de su salario, el 32 por ciento toma las decisiones con la participación del esposo o compañero y el restante 10 por ciento deja en manos del cónyuge el destino de sus ingresos personales. Entre las no casadas casi el 93 por ciento decide sola. Una proporción mayor de mujeres unidas decide sola en la zona urbana que en la rural (63 y 40 por ciento, respectivamente). Con el fin de determinar el grado de autonomía de la mujer en cuanto a la toma de decisiones, en la ENDSA 2003 se recolectó información sobre la participación de la mujer en la toma de cinco decisiones importantes: su propia salud, grandes compras del hogar, las compras diarias, el visitar familiares y qué alimentos cocinar cada día. En el Cuadro 3.10 se presentan los resultados detallados por estado conyugal y en el Cuadro 3.11 por características seleccionadas. Cuadros 3.10 y 3.11 Participación de la mujer en la toma de decisiones • El aspecto de la vida cotidiana en el que interviene sola la mujer entrevistada casada o unida con mayor frecuencia, es la decisión de qué alimentos cocinar cada día (79 por ciento). Las grandes compras del hogar es el aspecto en que interviene sola con menor frecuencia (10 por ciento). • El 20 por ciento de las mujeres unidas afirmó que las grandes compras del hogar las decide exclusivamente el esposo o compañero y el 67 por ciento de manera conjunta con él. En el caso de las mujeres actualmente no unidas, los aspectos de la vida en que deciden con mayor autonomía son los relacionados con su propia salud (60 por ciento) y las visitas a familiares (51 por ciento). • Llama la atención que, tanto las mujeres unidas como no unidas no ejerzan plena autodeterminación cuando se trata de su propia salud, pues apenas el 53 por ciento de las mujeres unidas y el 60 por ciento de las mujeres no unidas reportaron que sólo ellas deciden. También llama la atención el bajo porcentaje (59 por ciento) de mujeres nunca casadas o unidas o las mujeres nulíparas que, solas o con la participación de otra persona, toman decisiones acerca de su propia salud, debido en parte al hecho de que probablemente son mujeres muy jóvenes. 52 | Características y Situación de Mujeres y Hombres Características y Situación de Mujeres y Hombres | 53 Cuadro 3.10 Participación de la mujer en decisiones del hogar Distribución porcentual de mujeres por persona que tiene la última palabra en la toma de decisiones específicas en el hogar, según estado marital, tipo de decisión y área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mujeres en unión Mujeres no en unión –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sólo Junto No Sólo No la con el Junto Sólo el decisión/ la Junto decisión/ entre- esposo/ con esposo/ no entre- con no vistada compa- alguien compa- Alguien apli- vistada alguien Alguien apli- Decisión decide pañero más ñero más cable decide más más cable ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Su propia salud 57.0 32.6 0.2 8.7 1.3 0.1 63.1 5.4 31.0 0.4 Grandes compras del hogar 11.3 66.6 0.4 18.6 2.6 0.4 25.8 6.5 67.1 0.6 Compras diarias del hogar 65.4 26.4 0.5 4.3 3.3 0.1 30.1 6.0 63.6 0.2 Visitar familiares 21.0 65.6 0.3 10.8 1.0 1.3 53.6 6.3 38.7 1.3 Qué alimentos cocinar cada día 77.6 14.2 0.8 2.1 4.5 0.7 35.9 7.0 55.8 1.3 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Su propia salud 45.2 38.8 0.7 13.6 0.9 0.8 52.0 5.6 40.9 1.5 Grandes compras del hogar 6.2 68.1 1.0 21.5 2.1 1.2 21.6 5.6 70.9 1.8 Compras diarias del hogar 41.9 43.3 1.1 11.0 2.5 0.2 26.0 5.5 68.3 0.1 Visitar familiares 15.0 66.7 0.9 15.4 0.9 1.1 41.1 7.0 50.7 1.1 Qué alimentos cocinar cada día 81.9 12.8 0.9 2.2 2.2 0.0 38.6 6.7 54.0 0.5 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Su propia salud 52.8 34.8 0.4 10.4 1.2 0.3 60.4 5.5 33.4 0.7 Grandes compras del hogar 9.5 67.1 0.6 19.6 2.4 0.7 24.8 6.3 68.0 0.9 Compras diarias del hogar 57.1 32.4 0.7 6.7 3.0 0.1 29.1 5.9 64.7 0.2 Visitar familiares 18.9 66.0 0.5 12.4 1.0 1.2 50.6 6.5 41.6 1.3 Qué alimentos cocinar cada día 79.1 13.7 0.8 2.1 3.7 0.5 36.5 6.9 55.4 1.1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Los resultados se basan en 10,569 mujeres en unión con hijos (6,824 en área urbana y 3,744 en área rural); y 7,085 mujeres no en unión con hijos (5,318 en área urbana y 1,737 en área rural) Cuadro 3.9 Control de los ingresos para la contribución a los gastos del hogar Distribución porcentual de mujeres con remuneración en dinero en los últimos 12 meses, por persona que decide sobre los gastos, según estado marital, proporción de gastos del hogar que son sufragados con dicha remuneración y área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mujeres en unión No en unión ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sólo Junto Número Sólo Número la con el Junto Sólo el de la Junto de entre- esposo/ con esposo/ mujeres entre- con mujeres Contribución a vistada compa- alguien compa- Alguien con remu- vistada alguien Alguien con remu- los gastos del hogar decide pañero más ñero más Total neración decide más más Total neración ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nada/casi nada 74.7 20.5 0.4 3.9 0.1 100.0 365 92.6 2.2 5.1 100.0 798 Menos de la mitad 63.6 27.0 0.2 8.9 0.3 100.0 623 96.1 2.2 1.7 100.0 472 La mitad o más 60.6 30.5 0.0 8.7 0.1 100.0 2,076 92.8 3.2 4.0 100.0 860 T odo 62.4 26.2 0.0 11.2 0.2 100.0 1,400 93.8 2.2 3.7 100.0 753 Total 62.7 27.9 0.1 9.1 0.2 100.0 4,472 93.3 2.5 4.1 100.0 2,892 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nada/casi nada 49.3 35.9 0.0 14.8 0.0 100.0 71 88.8 3.0 8.2 100.0 83 Menos de la mitad 46.7 40.2 0.6 12.4 0.0 100.0 200 87.1 6.6 6.3 100.0 70 La mitad o más 39.6 47.1 0.1 13.1 0.0 100.0 632 89.4 5.1 5.5 100.0 192 Todo 35.9 49.4 0.2 14.4 0.2 100.0 489 89.4 2.4 8.2 100.0 198 Total 39.8 46.2 0.2 13.5 0.1 100.0 1,394 89.0 4.0 7.0 100.0 542 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nada/casi nada 70.5 23.0 0.3 5.7 0.1 100.0 436 92.3 2.3 5.4 100.0 881 Menos de la mitad 59.5 30.2 0.3 9.7 0.2 100.0 823 94.9 2.8 2.3 100.0 542 La mitad o más 55.7 34.3 0.1 9.8 0.1 100.0 2,708 92.2 3.5 4.3 100.0 1,052 Todo 55.5 32.2 0.0 12.0 0.2 100.0 1,889 92.9 2.2 4.7 100.0 951 Total 57.3 32.2 0.1 10.2 0.2 100.0 5,866 92.6 2.7 4.5 100.0 3,434 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: No en unión incluye las mujeres nunca unidas y las divorciadas, separadas o viudas. Los totales incluyen 0.1 por ciento de mujeres en unión y 0.1 por ciento no en unión sin información sobre quién decide. El total incluye 8 casos sin información en el área urbana 54 | Cuadro 3.11 Participación de la mujer en decisiones del hogar Porcentaje de mujeres que dicen que ellas solas o conjuntamente con otra persona tienen la última palabra en decisiones específicas del hogar, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sola o con otra persona tiene la última palabra en: Tiene No –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– la última tiene Grandes Compras Qué palabra la última Su compras diarias alimentos en todas palabra Número propia del del Visitar cocinar las cinco en ninguna de Característica salud hogar hogar familiares cada día decisiones de ellas mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 50.9 15.8 21.4 41.5 32.1 10.8 32.4 3,874 20-24 79.4 50.6 59.0 73.8 66.8 38.1 6.8 3,133 25-29 89.5 68.5 78.4 83.2 83.4 56.8 1.7 2,673 30-34 88.9 77.1 88.0 85.8 89.6 63.2 1.0 2,469 35-39 89.3 79.0 90.8 86.4 93.6 65.9 0.7 2,141 40-44 88.9 80.2 92.4 87.7 95.1 68.4 0.8 1,887 45-49 90.3 83.0 92.8 87.7 94.9 70.6 0.5 1,477 Estado conyugal Nunca casada/unida 59.0 19.1 23.5 48.7 33.4 12.4 26.0 5,649 Casada/unida 88.0 77.2 90.1 85.3 93.7 63.8 0.8 10,569 Divorciada/separada/viuda 92.8 77.8 80.4 90.2 82.9 68.6 1.6 1,436 Número de hijos vivos 0 59.4 22.4 26.6 50.3 36.4 14.7 5.3 5,690 1-2 89.1 73.8 83.4 85.4 85.7 61.4 1.9 5,381 2 3-4 89.0 78.7 92.0 86.5 95.2 66.5 0.5 3,779 5+ 86.7 76.4 90.1 83.2 96.2 63.5 0.6 2,804 Residencia Urbana 80.5 58.1 67.6 75.0 70.7 46.8 8.6 12,172 Periurbana 78.1 56.6 71.2 71.5 75.0 46.1 9.5 1,298 Resto urbano 80.8 58.3 67.2 75.5 70.2 46.9 8.4 10,874 Rural 76.1 60.1 68.9 71.7 79.7 50.0 9.8 5,482 Región Altiplano 78.1 60.1 68.5 73.7 74.8 49.7 9.4 7,065 Valle 82.3 60.0 67.9 73.8 73.5 48.7 7.5 5,377 Llano 77.3 55.4 67.4 74.5 71.8 44.1 9.8 5,212 Departamento La Paz 78.4 60.6 69.4 73.3 75.0 51.2 0.1 782 Oruro 78.8 56.2 65.1 71.2 71.1 43.8 7.7 915 1 4, Potosí 76.6 61.0 67.6 76.7 76.6 48.5 8.2 1,368 Chuquisaca 84.8 62.2 69.6 74.4 77.1 52.6 6.8 1,160 Cochabamba 82.1 59.2 67.4 72.8 73.1 47.3 7.5 3,353 Tarija 79.8 60.4 67.7 77.1 70.2 48.7 8.7 863 Santa Cruz 76.9 54.1 67.0 74.3 71.7 42.9 9.7 4,488 Beni/Pando 79.8 63.5 70.1 76.1 72.6 51.6 10.6 724 Grado de pob del municipio reza Pobreza alta 78.1 63.1 70.4 74.0 79.4 53.4 9.4 4,227 Pobreza media 75.2 57.5 68.2 71.1 76.6 47.1 10.5 3,514 Pobreza baja 78.3 58.5 68.8 74.0 72.5 47.1 9.5 1,756 Capital departamental 81.8 56.8 66.0 75.8 68.5 44.8 7.8 7,225 E l Alto 79.2 58.6 70.6 70.7 76.1 49.0 8.8 932 Quintil de rique Quintil inferior 76.3 59.3 68.7 70.5 82.2 49.4 8.9 2,635 za Segundo quintil 77.6 62.4 72.7 73.5 79.5 51.6 9.0 3,025 Quintil intermedio 77.3 59.4 71.8 73.7 76.9 48.6 9.5 3,576 Cuarto quintil 80.3 60.2 70.4 74.4 72.9 48.8 8.7 4,063 Quintil superior 82.4 53.8 59.1 76.2 61.9 42.4 8.7 4,355 Educación Sin educación 81.4 72.6 82.9 79.4 93.7 59.0 2.7 1,088 Primaria 80.2 65.1 76.6 75.7 82.7 54.2 7.4 8,201 Secundaria 73.3 46.5 55.0 66.9 60.5 37.2 14.1 6,103 S uperior 89.6 61.8 64.7 84.4 65.8 47.7 3.7 2,262 Trabajo No trabaja 72.4 47.6 58.2 66.6 66.9 39.2 14.2 7,096 Trabaja por dinero 87.3 70.5 78.9 82.2 79.9 57.0 3.2 8,050 No trabaja por dinero 72.1 52.2 60.9 68.4 71.7 42.3 12.4 2,493 Total 79.1 58.7 68.0 74.0 73.5 47.8 8.9 17,654 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Se dice que la mujer participa en una decisión si ella sola o junto con el esposo/compañero o alguna otra persona tiene la última palabra en esa decisión. El total incluye 15 mujeres sin información sobre trabajo para las cuales no se muestran los porcentajes. Características y Situación de Mujeres y Hombres • El 93 por ciento de las mujeres divorciadas o separadas afirmó que ella sola o conjuntamente con otra persona toma las decisiones con respecto a su propia salud, mientras que las nunca casadas o unidas no llegan al 60 por ciento. • Si se consideran todas las mujeres (Cuadro 3.11), los mayores niveles de autonomía de las mujeres se presentan en las decisiones relacionadas con el cuidado de su propia salud (79 por ciento), el visitar familiares y qué alimentos cocinar (74 por ciento en ambos casos). Si se incluyen las decisiones de compras en los hogares, apenas el 48 por ciento de las mujeres tienen la última palabra en las cinco decisiones estudiadas. • Según quintil de riqueza, la decisión que muestra mayores diferencias es la relativa a qué alimentos cocinar cada día, pues el 82 por ciento de las mujeres del quintil inferior de riqueza tiene la última palabra frente al 62 por ciento de las que se encuentran en el quintil superior. Es decir cuanto más pobre el hogar es mayor la responsabilidad de la mujer sobre qué cocinar cada día. 3.6 AUTONOMÍA DE LA MUJER: ACTITUDES DE LA MUJER HACIA COMPORTAMIENTOS ESPECÍFICOS Aunque en la ENDSA 2003 se ha incluido un módulo detallado que recoge información con respecto a la violencia intrafamiliar y cuyos resultados se discuten en el Capitulo 13, en la presente sección se trata tangencialmente el tema por su vínculo con el grado de autonomía de la mujer con respecto a varias responsabilidades domésticas y las relaciones sexuales con el cónyuge. A las mujeres se les preguntó sobre la aceptabilidad de que los maridos golpeen a las esposas por razones específicas como quemar los alimentos, discutir con él, salir sin decirle, castigar a los niños o por rechazar tener relaciones con él. Los resultados se presentan en el Cuadro 3.12. También se pidió la opinión de las entrevistadas respecto a si están de acuerdo en que una mujer se niegue a tener relaciones sexuales con su marido en situaciones que afectan su salud e integridad moral. Los resultados se presentan en los Cuadro 3.13.1 y 31.3.2. Las primeras cuatro razones (ella sabe que el esposo tiene ITS, ella sabe que él tiene otras relaciones, ella ha dado a luz recientemente, o ella está cansada o no está dispuesta) se muestran por separado para efectos de comparabilidad con otros países, pues las recomendadas por el programa DHS. Las otras cuatro razones fueron agregadas en el cuestionario de Bolivia. Cuadro 3.12 Actitud de la mujer con relación a la potencial violencia física por parte del cónyuge • El 22 por ciento de las mujeres entrevistadas está de acuerdo con por lo menos una de las cinco “razones que justifican el ejercicio de la violencia física por parte del cónyuge”. La razón con la que un mayor porcentaje de mujeres se manifiesta de acuerdo es castigar/descuidar los niños (17 por ciento) y la que concentra menos mujeres que manifiestan estar de acuerdo es Rechazar tener relaciones con él (tres por ciento). • A nivel departamental, apenas el 13 por ciento de las mujeres en Tarija y Chuquisaca aceptan la razón castigar/descuidar los niños como justificación de los esposos para golpear a las esposas, en comparación con el 24 por ciento en Beni/Pando. Las mujeres de Beni/Pando también aceptan en mayores porcentajes que otras mujeres que el esposo golpee la esposa por las otras razones específicas, especialmente quemar los alimentos (11 por ciento) y discutir con él (13 por ciento) • La característica que mayor incidencia tiene en que la mujer esté de acuerdo en por lo menos una razón para que el esposo pegue a la mujer son la educación y el quintil de riqueza, pues el 28 por ciento de las mujeres sin educación están de acuerdo, en al menos una razón, frente al ocho por ciento de aquéllas con educación superior. Por otro lado, un 28 por ciento del quintil inferior de riqueza frente al 12 por ciento de las que sen encuentran en el quintil superior están de acuerdo en por lo menos una razón. Características y Situación de Mujeres y Hombres | 55 56 | Cuadro 3.12 Actitud de la mujer hacia que el esposo golpee a la esposa Porcentaje de mujeres que está de acuerdo con que el esposo golpee o castigue su esposa por razones específicas, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Razones que justifican que el esposo golpee la esposa: Porcentaje ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– de acuerdo Castigar/ Rechazar con Quemar Discutir Salir descuidar tener por lo Número los con sin los relaciones menos de Característica alimentos él decirle niños con él una razón mujeres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 6.2 6.4 8.5 18.7 2.5 24.0 3,874 20-24 3.8 5.0 8.0 14.9 2.0 19.6 3,133 25-29 4.8 6.3 7.9 16.2 2.3 21.2 2,673 30-34 5.4 6.1 10.6 17.0 3.3 22.0 2,469 35-39 5.3 6.7 9.2 16.2 2.7 22.0 2,141 40-44 5.6 8.0 9.4 15.4 3.3 22.6 1,887 5-49 7.0 8.0 10.9 18.8 3.9 23.8 1,4774 Estado conyugal Nunca casada/ 4.9 5.0 6.7 15.9 2.1 20.5 5,649 1 1 unida Casada/unida 5.5 7.2 0.1 17.1 3.1 22.8 0,569 ivorciada/separada/viuda 6.0 6.3 9.7 17.4 2.8 23.2 1,436D mero de hijos vivos Nú 0 4.8 5.0 6.9 15.7 2.0 20.4 5,690 1-2 4.6 6.1 8.8 16.2 2.5 21.2 5,381 3-4 4.8 7.3 10.1 17.1 2.6 22.9 3,779 5 + 8.5 8.9 12.1 19.4 4.8 26.2 2,804 cia Residen Urbana 3.6 4.9 7.2 15.3 1.9 19.7 12,172 Periurbana 5.4 6.8 0.1 22.3 3.6 27.9 1,298 urbano 1 1 Resto 3.4 4.7 6.9 14.5 1.7 18.7 0,874 ural 9.2 9.9 12.9 19.9 4.5 27.5 5,482R Región no 1Altipla 6.4 8.4 0.3 17.9 3.2 24.3 7,065 Valle 3.8 4.3 6.7 13.8 1.6 18.0 5,377 L lano 5.5 6.1 9.5 18.2 3.3 23.4 5,212 mento Departa La Paz 5.5 7.8 9.6 17.3 2.7 23.1 4,782 Oruro 6.9 7.5 10.6 18.7 3.0 25.2 915 Potosí 9.4 1.0 2.9 19.6 5.3 27.5 1,368 Chuquisaca 4.2 6.3 8.0 13.3 2.2 18.8 1,160 1 1 Cochabamba 3.8 3.6 6.3 14.3 1.3 18.1 3,353 Tarija 3.2 4.3 6.5 12.6 1.7 16.9 863 Santa Cruz 4.6 5.1 8.7 17.2 2.3 22.5 4,488 B eni/Pando 11.3 12.5 14.5 24.2 9.1 28.8 724 eza Grado de pobr o del municipi Pobreza alta 6.6 9.1 10.3 16.8 2.9 23.5 4,227 Pobreza media 9.3 8.5 3.2 20.9 5.2 27.1 3,514 1 Pobreza baja 4.1 4.5 9.2 17.4 1.9 22.8 1,756 Capital departamental 3.0 4.1 6.2 14.3 1.6 18.3 7,225 E l Alto 5.2 8.4 8.1 19.2 2.9 25.7 932 za Quintil de rique Quintil inferior 10.7 11.1 13.2 20.0 5.5 28.1 2,635 Segundo quintil 8.1 9.4 12.2 20.0 4.2 27.2 3,025 Quintil interme 5.3 6.9 1.1 20.4 2.6 26.8 3,576 Cuarto quintil 3.6 5.0 8.0 16.2 1.7 20.9 4,063 dio 1 Q uintil superior 1.9 2.5 3.4 10.1 1.1 12.3 4,355 Educación ción 1 1Sin educa 0.1 1.7 12.2 19.2 5.7 27.5 1,088 Primaria 7.4 8.8 12.6 20.1 3.6 27.1 8,201 Secundari 3.3 4.2 6.2 5.3 1.8 9.5 6,103 uperior 1.0 1.7 1.8 7.1 0.8 8.4 2,262 a 1 1 S Trabajo No trabaja 5.3 5.8 8.8 16.7 2.6 21.6 7,096 Trabaja por dinero 4.5 6.2 8.5 16.3 2.5 21.6 8,050 No trabaja por dinero 8.3 9.1 11.3 18.2 4.0 25.3 2,493 Número de decisiones en que la 0 6.2 6.6 9.0 18.2 2.5 24.4 1,579 mujer tiene la última palabra1 1-2 5.7 6.1 8.2 18.2 2.9 23.3 3,471 3-4 6.2 7.0 0.9 18.6 2.8 24.7 4,172 4.6 6.3 8.3 15.0 2.7 19.9 8,432 1 5 Total 5.4 6.4 9.0 16.8 2.7 22.1 17,654 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: El total incluye 15 mujeres sin información sobre trabajo para las cuales no se muestran los porcentajes. 1Sólo la entrevistada o junto con alguien más. Ver la razones detalladas en el Cuadro 3.10. Características y Situación de Mujeres y Hombres Cuadros 3.13.1 y 3.13.2 Actitud de la mujer hacia razones para rehusar relaciones con el cónyuge • Todas las razones o justificativos para rechazar relaciones sexuales con el compañero concentran altos porcentajes de respuestas (entre 80 y 91 por ciento). Es igualmente alto el porcentaje de mujeres que está de acuerdo con las cuatro razones (70 por ciento), y muy bajo el porcentaje de mujeres que no están de acuerdo con ninguna de ellas (tres por ciento). El 59 por ciento de las mujeres manifestó estar de acuerdo con todas las ocho razones. • El nivel educativo parece ser un factor importante en la autonomía sexual de las mujeres, pues se observa que a mayor nivel educativo se incrementa también el porcentaje de mujeres que justifica cada una de razones como justificación para rechazar el contacto sexual con el cónyuge. El 79 por ciento de las mujeres con nivel de educación superior está de acuerdo con las primeras cuatro razones, mientras que entre las mujeres sin educación sólo en el 51 por ciento de los casos expresan su acuerdo con las cuatro opciones. Para los ocho razones, los porcentajes correspondientes son 65 y 45. • El porcentaje de mujeres que están de acuerdo con las cuatro razones planteadas es notoriamente más bajo entre las que viven en el área rural y en los municipios de alta pobreza (58 por ciento en ambos casos), en comparación con las mujeres del área urbana (75 por ciento) y las capitales departamentales (77 por ciento). • Las mujeres ubicadas en hogares del quintil de riqueza superior, en su mayoría justifican que la esposa rehúse tener relacione sexuales. Entre estas mujeres, el 78 por ciento justifican las cuatro razones, en comparación con el 55 por ciento de las mujeres del quintil inferior. Cuadro 3.13.1 Actitud de la mujer hacia razones específicas para rehusar relaciones sexuales con el esposo, por características demográficas seleccionadas Porcentaje de mujeres que está de acuerdo en que una esposa se niegue a tener relaciones sexuales con el esposo por razones específicas, según características demográficas seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Primeras cuatro razones Segundas cuatro razones ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Porcentaje Sabe que Ella que está No de que está Sabe esposo Ella está de acuerdo de acuerdo No de que tiene ha dado cansada acuerdo con Ella Ella con acuerdo esposo relaciones a luz o no con todas ninguna está no quiere Él El todas las con Número tiene con otras reciente- está las cuatro de las con la salir la está ocho ninguna de Característica ITS mujeres mente dispuesta razones cuatro regla embarazada golpea borracho razones razón mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 85.0 90.7 88.5 81.0 70.4 4.1 84.2 81.5 91.7 91.2 60.5 3.1 3,874 20-24 89.9 91.8 91.1 80.1 71.6 2.7 84.5 82.3 92.5 91.5 59.9 2.4 3,133 25-29 88.6 92.3 92.7 81.9 71.9 2.7 84.3 82.0 92.1 91.7 59.9 1.9 2,673 30-34 89.5 91.9 93.4 80.9 71.5 2.4 85.3 83.7 93.4 92.1 61.4 1.7 2,469 35-39 87.2 91.2 91.1 79.8 68.5 1.8 83.5 85.4 92.9 92.2 58.5 1.3 2,141 40-44 86.5 89.9 89.9 77.4 66.1 2.3 83.5 82.6 91.0 90.9 57.5 1.8 1,887 45-49 82.6 88.8 89.8 79.2 64.9 4.0 80.8 82.1 89.7 89.0 55.3 3.0 1,477 Estado conyugal Nunca casada/unida 87.2 91.6 89.5 81.5 72.3 3.8 83.6 81.5 92.1 91.8 60.7 2.9 5,649 Casada/unida 86.8 90.7 91.2 79.7 68.2 2.6 84.0 83.1 91.8 90.9 58.5 2.0 10,569 Divorc./separada/viuda 91.0 92.7 93.5 80.0 72.0 1.8 85.4 84.1 93.5 93.2 61.2 1.5 1,436 Número de hijos vivos 0 87.5 91.4 89.0 81.0 71.6 3.7 83.6 81.2 92.3 91.6 60.0 2.8 5,690 1-2 89.2 92.5 92.9 81.0 71.6 2.2 84.8 83.2 92.6 92.1 60.9 1.8 5,381 3-4 87.9 90.9 92.4 80.4 69.5 2.6 84.6 83.2 92.2 91.8 59.5 2.0 3,779 5+ 82.2 88.2 88.5 77.4 63.2 3.1 82.4 84.0 90.1 88.8 55.3 2.2 2,804 Total 87.3 91.1 90.9 80.3 69.8 2.9 84.0 82.7 92.0 91.4 59.4 2.2 17,654 Características y Situación de Mujeres y Hombres | 57 Cuadro 3.13.2 Actitud de la mujer hacia razones específicas para rehusar relaciones sexuales con el esposo, por características socioeconómicas seleccionadas Porcentaje de mujeres que está de acuerdo en que una esposa se niegue a tener relaciones sexuales con el esposo por razones específicas, según características socioeconómicas seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Primeras cuatro razones Segundas cuatro razones ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Porcentaje Sabe que Ella que está No de que está Sabe esposo Ella está de acuerdo de acuerdo No de que tiene ha dado cansada acuerdo con Ella Ella con acuerdo esposo relaciones a luz o no con todas ninguna está no quiere Él El todas las con Número tiene con otras reciente- está las cuatro de las con la salir la está ocho ninguna de Característica ITS mujeres mente dispuesta razones cuatro regla embarazada golpea borracho razones razón mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 92.0 93.4 93.5 82.6 75.2 2.0 86.1 83.2 93.8 93.2 63.4 1.5 12,172 Periurbana 90.6 92.3 91.1 81.4 73.8 2.8 82.1 83.2 91.9 91.4 59.6 2.5 1,298 Resto urbano 92.2 93.6 93.8 82.8 75.4 1.9 86.5 83.2 94.0 93.5 63.9 1.4 10,874 R ural 76.7 86.1 85.0 75.1 57.8 5.1 79.3 81.4 88.2 87.2 50.6 3.8 5,482 Región Altiplano 81.0 90.0 87.5 76.9 63.4 4.0 79.8 82.6 88.6 88.3 54.0 3.0 7,065 Valle 89.8 93.8 93.2 85.5 76.7 2.3 85.0 87.3 94.4 93.8 66.4 1.8 5,377 L lano 93.2 89.9 93.0 79.6 71.4 2.1 88.5 78.0 94.2 92.9 59.6 1.7 5,212 Departamento La Paz 81.8 90.9 88.8 78.3 64.2 3.1 80.5 83.9 89.3 89.2 54.8 2.5 4,782 Oruro 91.4 93.9 92.3 87.4 80.1 2.1 86.5 86.8 92.4 92.5 69.0 1.5 915 Potosí 71.4 84.3 79.5 65.1 49.3 8.3 73.1 75.3 83.6 82.5 41.5 5.9 1,368 Chuquisaca 89.7 89.1 88.3 79.6 72.6 5.4 82.8 80.7 89.1 87.4 63.6 4.0 1,160 Cochabamba 89.6 95.4 94.6 87.0 78.0 1.5 84.2 89.4 96.3 96.1 66.5 1.2 3,353 Tarija 90.5 93.7 94.7 87.6 77.5 1.3 91.4 87.8 94.5 93.9 69.4 1.1 863 Santa Cruz 93.4 90.0 93.1 78.3 70.1 2.0 87.7 76.3 94.5 93.0 57.2 1.5 4,488 B eni/Pando 92.1 89.7 92.2 87.4 79.3 3.1 93.0 88.5 92.6 92.5 74.4 2.5 724 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 76.2 89.8 87.5 77.0 58.3 3.2 79.4 83.2 88.0 88.2 50.3 2.4 4,227 Pobreza media 84.4 87.8 88.1 78.1 66.6 4.7 83.1 82.5 90.3 89.1 58.6 3.6 3,514 Pobreza baja 92.2 91.8 93.9 84.4 74.3 1.1 88.2 84.1 96.5 95.6 64.8 0.4 1,756 Capital departamental 94.1 93.6 93.8 82.5 77.0 2.1 86.4 81.9 94.5 93.6 64.0 1.6 7,225 E l Alto 86.3 90.0 88.2 79.2 70.5 5.1 81.1 84.1 89.6 88.6 58.9 4.5 932 Quintil de riqueza Quintil inferior 73.3 83.8 83.8 74.4 54.6 5.9 77.0 80.2 85.7 84.7 47.6 4.5 2,635 Segundo quintil 80.2 88.3 87.2 76.5 62.2 3.6 82.3 83.7 90.0 89.2 55.5 2.4 3,025 Quintil intermedio 87.4 92.5 90.8 82.2 71.2 2.6 85.2 83.6 91.9 91.0 61.1 2.3 3,576 Cuarto quintil 93.4 93.0 93.8 81.5 75.2 2.2 86.1 82.4 94.0 93.5 63.6 1.8 4,063 Q uintil superior 94.9 94.8 95.0 83.8 78.1 1.6 86.3 82.9 95.6 95.3 64.1 1.1 4,355 Educación Sin educación 68.8 83.6 82.1 71.4 51.0 7.5 76.4 78.2 85.0 84.1 44.5 5.8 1,088 Primaria 82.7 88.8 88.1 77.2 64.1 3.8 81.8 82.4 89.7 88.9 55.4 2.8 8,201 Secundaria 93.2 94.3 94.3 84.8 77.6 1.5 87.9 84.1 94.8 94.3 65.5 1.2 6,103 S uperior 96.7 94.8 95.6 83.5 78.7 1.5 85.0 82.1 96.5 95.8 65.0 1.4 2,262 Trabajo No trabaja 88.8 91.6 91.7 80.7 71.5 2.9 84.8 81.9 92.5 91.8 60.7 2.3 7,096 Trabaja por dinero 89.1 92.0 91.9 80.8 70.8 2.1 84.4 83.4 93.0 92.2 59.8 1.6 8,050 No trabaja por dinero 77.1 87.3 85.1 77.8 61.9 5.7 80.2 82.7 87.8 87.7 54.5 4.2 2,493 Número de decisiones en que la mujer tiene la última palabra1 0 80.5 85.2 83.8 78.5 66.7 7.7 81.2 78.7 88.0 87.7 58.6 5.9 1,579 1-2 88.3 92.6 90.2 80.3 71.3 3.0 84.1 81.1 91.7 91.2 59.1 2.3 3,471 3-4 87.2 91.1 91.2 80.1 68.5 2.1 84.3 82.2 92.0 91.3 57.9 1.4 4,172 5 88.2 91.7 92.3 80.7 70.4 2.4 84.3 84.3 93.0 92.2 60.5 1.9 8,432 Número de razones que justifican que se le pegue a la esposa2 0 88.1 92.3 92.0 81.7 72.1 2.8 84.9 83.9 93.2 92.8 62.0 2.2 13,752 1-2 85.5 88.0 88.4 75.9 62.9 3.0 81.9 78.7 89.6 87.5 51.3 1.9 3,082 3-4 78.0 84.6 78.4 70.1 54.6 5.6 74.7 75.6 81.2 81.2 43.7 4.2 595 5 83.8 81.8 84.8 80.1 67.2 4.3 80.2 80.7 84.4 83.7 59.0 4.3 225 Total 87.3 91.1 90.9 80.3 69.8 2.9 84.0 82.7 92.0 91.4 59.4 2.2 17,654 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Solamente la entrevistada o junto a alguien más. Ver las razones detalladas en el Cuadro 3.10 2Ver las razones detalladas en el Cuadro 3.12 58 | Características y Situación de Mujeres y Hombres FECUNDIDAD 4 La fecundidad es una de las variables demográficas más importantes para evaluar la tendencia de crecimiento de la población. Esta variable ha venido descendiendo en forma importante en Bolivia, pero su nivel es todavía elevado en muchas zonas del país. La reducción de la fecundidad es considerada importante ahora más que nunca porque constituye parte de la estrategia para la disminución de la mortalidad infantil y materna. En la ENDSA 2003 se recolectó información detallada sobre el comportamiento reproductivo de la mujer. Para cada entrevistada se cuenta con datos sobre la historia de nacimientos: el número de hijos nacidos vivos, la fecha de nacimiento y el sexo de cada uno de los hijos, su condición de supervivencia al momento de la entrevista y la edad al morir de los fallecidos. Esta información permite obtener estimaciones de los niveles actuales y las tendencias de la fecundidad y la mortalidad. Este capítulo consta de cinco secciones. En la primera se describe la fecundidad actual, sus diferenciales según características de la entrevistada y las tendencias durante los últimos veinte años (1983- 2003). Luego se analiza la fecundidad acumulada, en términos del promedio de hijos nacidos vivos y sobrevivientes de todas las mujeres y de aquéllas alguna vez unidas. Las secciones tres y cuatro examinan dos variables claves en el estudio de la fecundidad: intervalos entre nacimientos y la edad al primer nacimiento. La última sección describe la fecundidad de las adolescentes. 4.1 NIVELES, TENDENCIAS Y DIFERENCIALES DE LA FECUNDIDAD La estimación del nivel de fecundidad más reciente está referido a los tres años precedentes a la encuesta. Como la operación de campo de la encuesta se desarrolló entre el 8 de agosto de 2003 y el 25 de enero de 2004, los resultados así obtenidos se pueden considerar aplicables al período 2001-2003. Para el análisis es conveniente el empleo de un período de referencia de tres años en vez de uno (el último año, por ejemplo), porque así se atenúan las fluctuaciones aleatorias que pueden afectar los valores anuales y se reducen los errores muestrales al tener una muestra de mayor tamaño. En el Cuadro 4.1 se presentan las tasas de fecundidad por edad y por área de residencia. Un indicador sintético de los niveles de fecundidad que facilita las comparaciones es la Tasa Global de Fecundidad (TGF). La TGF combina las tasas de fecundidad de todos los grupos de edad durante un período determinado y puede ser interpretada como el promedio de hijos nacidos vivos que tendrían las mujeres durante toda su vida reproductiva, si las tasas de fecundidad por edad obtenidas en la encuesta se mantuviesen invariables en el tiempo y las mujeres sobrevivieran todo su período reproductivo. La TGF se calcula como la suma de las tasas específicas de fecundidad para los grupos quinquenales, multiplicada por cinco. Otros indicadores calculados en el Cuadro 4.1 son la Tasa de Fecundidad General (TFG), la cual muestra el número de nacimientos que anualmente ocurren, en promedio, por cada mil mujeres de 15 a 49 años y la Tasa Bruta de Natalidad (TBN), la cual indica el número de nacimientos que ocurren anualmente, en promedio, por cada mil personas. Fecundidad | 59 Cuadro 4.1 y Gráfico 4.1 La Tasa Global de Fecundidad (TGF) para el total de la población boliviana para el período de tres años 2001-2003 es de 3.8 hijos por mujer. Este resultado indica un descenso de casi medio hijo si se compara con los encontrados en la ENDSA 98, en la cual la TGF para los tres años anteriores a la encuesta se estimó en 4.2 hijos por mujer (aproximadamente para el período 1995-1998). • • • • • • El descenso de la fecundidad entre las dos encuestas es producto de la mayor disminución en áreas rurales (de casi un hijo) que en áreas urbanas (donde permaneció casi constante) Con las tasas actuales de fecundidad, las mujeres del área rural tendrían 5.5 hijos al final de su vida reproductiva, casi el doble de los hijos que tendrían las mujeres en el área urbana (3.1). Las tasas de fecundidad por edad, también llamadas tasas específicas de fecundidad son relativamente bajas al comienzo de la vida reproductiva pero alcanzan su mayor nivel en el grupo de 20-24 años de edad. La fecundidad desciende rápidamente a partir de los 30-34 años. Tanto en el área urbana como en el área rural la fecundidad por edad alcanza su cúspide en el grupo de 20 a 24 años. En el área urbana la fecundidad tiende a concentrarse en el grupo de 20 a 34 años de edad, que aporta un 68 por ciento de la fecundidad total. En cambio, en el área rural este aporte es ligeramente menor, 64 por ciento. La Tasa Bruta de Natalidad (TBN), es decir, el número de nacimientos que en promedio ocurren anualmente por cada mil habitantes, es de 28 por mil para el total del país, con un nivel más bajo en el área urbana (26 por mil) que en el área rural (32 por mil). Cuadro 4.1 Niveles de fecundidad para los tres años que prece- dieron la encuesta Tasas específicas por edad, tasas acumuladas de fecundidad y tasa bruta de natalidad para los tres años que precedieron la encuesta, por área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Área de residencia –––––––––––––––– Total Total Edad e indicador Urbana Rural 2003 1998 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 68 124 84 84 20-24 151 265 183 207 25-29 151 247 179 201 30-34 124 189 145 165 35-39 91 159 114 117 40-44 30 90 51 57 45-49 9 18 12 15 Tasa Tasa Global de Fecundidad 3.1 5.5 3.8 4.2 Tasa General de Fecundidad 107 182 130 142 Tasa Bruta de Natalidad 26 32 28 30 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1La tasa global está expresada en nacimientos por mujer 2La tasa general (nacimientos divididos por número de mujeres 15-44) está expresada en nacimientos por 1,000 mujeres 3La tasa bruta está expresada en nacimientos por 1,000 habitantes | Fecundidad 60 Gráfico 4.1 Tasas de Fecundidad por Edad para el Trienio Anterior a la Encuesta, según Area de Residencia 0 50 100 150 200 250 300 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 Grupo de edad Ta sa (p or m il m uj er es ) Total país Urbana Rural Los diferenciales en las tasas globales de fecundidad, la paridez completa (medida como el promedio de nacidos vivos a mujeres 40-49) y el porcentaje de mujeres de 15-49 años actualmente embarazadas se presentan en el Cuadro 4.2 por características del lugar de residencia, nivel de educación y quintiles de riqueza. La comparación de las tasas de fecundidad y el promedio de nacidos vivos a las mujeres al final de su vida reproductiva en el cuadro permite identificar grupos en los cuales la fecundidad ha iniciado su descenso. Los diferenciales por lugar de residencia se resumen en el Gráfico 4.1 Cuadro 4.2 y Gráfico 4.2 Existe poca diferencia en los niveles de fecundidad entre las regiones pero si a nivel departamental, por nivel de educación, según el grado de pobreza de los municipios y según el quintil de riqueza en el que se encuentran las mujeres entrevistadas. • • • • Con los niveles actuales de fecundidad, las mujeres de Potosí tendrán más de cinco hijos al final del período reproductivo, dos más de los que tendrían las mujeres en Tarija y Santa Cruz, que presentan los menores niveles de fecundidad. De continuar los niveles actuales de reproducción, las mujeres sin educación tendrían al final de su vida reproductiva más de tres veces el número de hijos que aquéllas con educación superior (6.8 en comparación con 2.1, una brecha de casi cinco hijos). Por otro lado, las mujeres que viven en municipios con grado de pobreza alta tendrían cinco hijos, en comparación con algo menos de tres entre quienes viven en las capitales de los departamentos. Fecundidad | 61 La tasa global de fecundidad también muestra que en los hogares del quintil de riqueza inferior las mujeres tienen cerca de siete hijos en contraste con apenas dos hijos entre aquéllas en los hogares del quintil de riqueza superior. • • • Una confirmación adicional de la disminución de la fecundidad en casi todos los ámbitos del territorio nacional puede observarse al comparar la TGF con el número medio de hijos nacidos vivos estimado para las mujeres de 40-49. Los descensos han sido importantes, especialmente en las áreas rurales y en las peri-urbanas de las ciudades de La Paz y El Alto. A nivel departamental, la mayor reducción se observa en Tarija, pero también han sido importantes en Beni/Pando y Santa Cruz. Gráfico 4.2 Tasa Global de Fecundidad (TGF) para el Trienio Anterior a la Encuesta, por Área de Residencia, Departamento y Educación 2,1 2,7 4,9 6,8 4,2 3,3 3,1 3,8 4,5 5,1 3,6 3,9 5,5 3,1 0 1 2 3 4 5 6 7 8 Superior Secundaria Primaria Sin educación EDUCACIÓN Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosí Oruro La Paz DEPARTAMENTOS Rural Urbana AREA DE RESIDENCIA TGF (Hijos por Mujer) | Fecundidad 62 Fecundidad | 63 Cuadro 4.2 Fecundidad, paridez y embarazo Tasa global de fecundidad (TGF), número promedio de hijos nacidos vivos a mujeres de 40-49 años y porcentaje de mujeres embarazadas, por características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Promedio Porcentaje Tasa de nacidos de mujeres global vivos actualmente de a mujeres embarazadas Característica fecundidad1 40-49 15-49 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 3.1 4.5 4.5 Periurbana 4.0 5.6 5.7 Resto urbano 3.0 4.4 4.4 Rural 5.5 6.5 7.0 Región Altiplano 4.1 5.3 5.4 Valle 3.8 5.3 5.4 Llano 3.5 5.0 5.1 Departamento La Paz 3.9 5.1 5.2 Oruro 3.6 4.9 5.2 Potosí 5.1 6.0 6.4 Chuquisaca 4.5 5.8 5.5 Cochabamba 3.8 5.2 5.6 Tarija 3.1 5.0 4.2 Santa Cruz 3.3 4.9 4.9 Beni/Pando 4.2 6.0 6.2 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 5.1 6.0 7.2 Pobreza media 4.8 6.1 5.7 Pobreza baja 3.2 5.2 5.3 Capital departamental 2.8 4.2 4.0 El Alto 3.5 5.2 5.3 Quintil de riqueza Quintil inferior 6.7 7.2 8.5 Segundo quintil 5.0 6.0 6.1 Quintil intermedio 4.0 5.7 6.0 Cuarto quintil 2.9 4.6 4.3 Quintil superior 2.0 3.4 3.2 Educación Sin educación 6.8 6.8 7.3 Primaria 4.9 5.7 6.1 Secundaria 2.7 4.0 4.2 Superior 2.1 2.7 4.6 Total 2003 3.8 5.3 5.2 Total 1998 4.2 5.1 5.7 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Tasas para los tres años que precedieron la encuesta Con el fin de tener una mejor idea de la dinámica de los cambios es posible evaluar la tendencia de la fecundidad mediante el análisis retrospectivo a partir de las historias de nacimientos recolectadas en la ENDSA 2003.1 El Cuadro 4.3 muestra las tasas específicas de fecundidad por edad para varios quinquenios anteriores a la encuesta. La disposición de los datos en esta forma permite apreciar si efectivamente se han producido cambios en los niveles de fecundidad a través del tiempo. Debe señalarse que las tasas entre corchetes son parcialmente truncadas, pues no reflejan la experiencia de todas las mujeres en esos grupos de edades en los quinquenios señalados. Para observar la experiencia completa del grupo de 45-49 en los cinco años anteriores a la encuesta hubiese sido necesario incluir en la ENDSA 2003 a mujeres de 50-54 años. Cuadro 4.3 En los últimos 15 años la fecundidad ha dismi- nuido en todos los grupos de edad, pero ésta se ha dado con mayor intensidad en los grupos de 25-29 y de 30-34 años de edad ( 27 y 34 por ciento, respectivamente), entre los períodos 0-4 y 15-19 años antes de la encuesta. • 4.2 FECUNDIDAD ACUMULADA En esta sección se examina el número promedio de hijos tenidos por mujer, indicador frecuentemente usado en el análisis del compor- tamiento reproductivo de una población. En las mujeres de mayor edad, este promedio indica la fecundidad acumulada en los últimos 20 o 25 años, así como también la descendencia completa promedio. El Cuadro 4.4 contiene la distribución porcentual de todas las mujeres entrevistadas y de aquéllas actualmente en unión, por el número de hijos tenidos según la edad actual. Para entender mejor la evolución de la fecundidad acumulada se presta mayor atención a la información de las mujeres que actualmente viven en unión conyugal. 1En ciertos países con encuestas dentro del Programa DHS, no es recomendable emplear para el análisis períodos de 5 años debido a los posibles sesgos que pudieran introducir los equipos de campo al trasladar hacia los 6 años los nacimientos ocurridos 5 años antes de la encuesta, reduciendo su carga de trabajo al no tener que recolectar información sobre salud y antropometría en las secciones 4 y 9 del cuestionario individual. Otros estudios han mostrado esta tendencia en algunos países pero en el caso de las encuestas en Bolivia hay indicaciones de que el traslado no ha sido significativo, como se puede concluir del análisis que se hace en el Apéndice C. Cuadro 4.4 Cuadro 4.3 Tendencias en las tasas de fecundidad por edad 6 • • • Tasas específicas de fecundidad para períodos quinquenales que precedieron la encuesta, por edad de la madre al momento del nacimiento, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de años antes de la encuesta Edad de la madre –––––––––––––––––––––––––––––––––– al nacimiento 0-4 5-9 10-14 15-19 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 97 111 114 110 20-24 193 234 255 251 25-29 191 231 255 262 30-34 156 192 217 [ 238 35-39 118 155 [ 177 na 40-44 54 [ 93 na na 45-49 [ 14 na na na ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Tasas de fecundidad por 1,000 mujeres [ : Tasas truncadas parcialmente na = No aplicable Las mujeres actualmente unidas tienen en promedio 3.7 hijos nacidos vivos, en comparación con 5.8 hijos entre aquéllas que están concluyendo su período reproductivo (mujeres de 45-49 años). La diferencia en el número de nacidos vivos entre el área urbana y la rural es de casi hijo y medio (4.6 y 3.2 nacidos vivos, respectivamente). Cerca de la mitad de las mujeres actual- mente unidas tiene cuatro o más hijos nacidos vivos y casi el 15 por ciento tiene 7 o más. Entre las mujeres de 45-49 años, el 14 por ciento tienen 10 o más hijos nacidos vivos. Cuadro 4.4 Número de nacidos vivos y sobrevivientes de las mujeres, por residencia y edad Distribución porcentual de todas las mujeres y las mujeres en unión, por número de hijos nacidos vivos y promedio de hijos nacidos vivos y sobrevivientes, según área de residencia y edad, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Promedio Promedio Número de hijos nacidos vivos Número de de Residencia/ –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– de nacidos hijos edad 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10+ Total mujeres vivos vivos ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL DE MUJERES ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 34.7 15.6 15.4 12.0 8.3 4.9 3.5 2.1 1.5 0.9 1.2 100.0 12,172 2.08 1.87 Rural 24.7 10.9 11.1 10.8 8.9 8.3 6.6 6.1 4.8 2.7 5.0 100.0 5,482 3.42 2.90 Edad 15-19 87.4 10.4 1.8 0.5 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 100.0 3,874 0.15 0.15 20-24 41.3 29.0 19.0 8.1 2.2 0.4 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 100.0 3,133 1.02 0.94 25-29 18.7 20.2 23.7 18.2 11.2 5.4 1.9 0.6 0.1 0.0 0.0 100.0 2,673 2.11 1.92 30-34 7.9 12.3 20.1 17.8 14.7 13.3 7.4 4.0 1.4 0.8 0.3 100.0 2,469 3.25 2.90 35-39 4.2 6.8 16.6 16.8 14.8 10.8 10.3 7.2 6.3 2.4 3.9 100.0 2,141 4.28 3.75 7.8 5.3 7.5 100.0 1,887 4.99 4.25 8.2 6.0 12.3 100.0 1,477 5.49 4.57 2.5 1.5 2.3 100.0 17,654 2.50 2.19 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 2.2 1.4 1.9 100.0 6,824 3.18 2.85 6.6 3.7 7.0 100.0 3,744 4.60 3.90 0.0 0.0 0.0 100.0 427 0.92 0.87 0.0 0.0 0.0 100.0 1,624 1.67 1.53 0.1 0.0 0.0 100.0 1,950 2.59 2.36 1.7 0.6 0.3 100.0 2,032 3.58 3.19 7.2 2.7 4.6 100.0 1,818 4.63 4.04 8.2 6.0 8.7 100.0 1,536 5.35 4.57 9.0 6.6 14.1 100.0 1,183 5.84 4.86 3.8 2.2 3.7 100.0 10,569 3.69 3.22 4 40-44 3.3 5.9 10.3 15.9 14.9 10.0 10.3 8.8 45-49 3.7 5.6 9.0 13.1 11.3 10.1 9.6 11.0 Total 31.6 14.1 14.0 11.6 8.5 6.0 4.5 3.4 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– MUJERES EN UNIÓN ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 5.0 18.2 23.1 18.5 12.8 7.9 5.7 3.2 Rural 4.1 9.6 13.8 14.2 12.2 11.2 9.2 8.3 Edad 15-19 29.9 52.5 13.3 4.1 0.2 0.0 0.0 0.0 20-24 9.8 38.5 32.6 14.2 4.1 0.7 0.0 0.0 25-29 4.8 19.7 27.7 22.5 14.5 7.2 2.6 0.8 30-34 2.7 9.4 21.1 19.1 16.5 15.4 8.7 4.5 35-39 1.6 4.4 15.8 17.2 15.2 11.9 11.4 8.1 40-44 0.8 3.1 9.9 16.4 15.7 10.4 11.6 9.1 45-49 1.7 4.2 8.5 13.2 10.8 10.1 10.3 11.5 Total 4.7 15.2 19.8 17.0 12.6 9.1 6.9 5.0 | Fecundidad 4.3 INTERVALOS ENTRE NACIMIENTOS Otro aspecto relacionado con los niveles y tendencias en la fecundidad tiene que ver con el tiempo transcurrido entre los nacimientos (espaciamiento de los hijos). La ocurrencia en la población de intervalos Intergenésicos de mayor duración no sólo puede significar menor número promedio de hijos, sino también cambios en la distribución de este número a lo largo del período reproductivo. El Cuadro 4.5 contiene la distribución de nacimientos para los cinco años anteriores a la ENDSA 2003 por intervalo desde el nacimiento vivo previo, según características demográficas, del lugar de residencia y por nivel de educación de las madres. Cuadro 4.5 En el país, el 10 por ciento de los nacimientos ocurren sin un espaciamiento adecuado, es decir, entre los 7 y 17 meses luego del nacimiento anterior. Este hecho se dá con mayor intensidad entre las madres menores de 20 años (32 por ciento) y entre los nacimientos que están precedidos por la defunción del nacimiento anterior (26 por ciento). • • • • • • El intervalo intergenésico más frecuente con el que han ocurrido los nacimientos en los últimos cinco años es de 24 a 35 meses (34 por ciento). En el caso de madres menores a 20 años y nacimientos precedidos por niño fallecido, la frecuencia mayor corresponde a intervalos intergenésicos de 7 a 17 meses. Al otro extremo, los intervalos de 48 y más meses se observan en mujeres de áreas urbanas no periféricas o resto urbano (32 por ciento), del Llano (30 por ciento), y con educación secundaria y superior (35 y 47 por ciento, respectivamente). Con intervalo intergenésico de 24-35 meses destacan especialmente las mujeres que residen en Chuquisaca (42 por ciento), Potosí (39 por ciento), en los municipios más pobres, es decir aquellos con pobreza alta (39 por ciento), y las mujeres sin educación (40 por ciento). La mediana del intervalo, es decir, el valor por debajo del cual ha ocurrido el 50 por ciento de los nacimientos es de 31 meses, la misma que aumenta con la edad, con la sobrevivencia del hijo anterior, con la residencia urbana, con la disminución de la pobreza (en los municipios menos pobres es mayor el intervalo) y con el nivel educativo. Los mayores niveles de espaciamiento (mediana más alta), se encuentra en las mujeres del quintil superior y con educación superior (50 y 45 meses, respectivamente) y la más baja entre la mujeres de 15 a 19 años (22 meses). A nivel de departamento, los mayores niveles de espaciamiento intergenésico se presentan entre las mujeres de Tarija donde la mediana del intervalo es de 33 meses, en contraste con 29 meses en Chuquisaca y Potosí. Fecundidad | 65 | Fecundidad 66 Cuadro 4.5 Intervalos entre nacimientos Distribución porcentual de nacimientos no primerizos en los cinco años anteriores a la encuesta por número de meses desde el nacimiento anterior, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número Mediana Número de meses desde el nacimiento anterior de del ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– nacimientos intervalo Característica 7-17 18-23 24-35 36-47 48+ Total no primerizos en meses –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 31.9 33.2 27.5 6.6 0.8 100.0 107 21.7 20-29 13.0 22.1 35.7 13.8 15.4 100.0 3,215 27.4 30-39 7.8 14.3 32.8 14.8 30.4 100.0 3,386 33.5 40-49 5.7 12.6 29.8 17.5 34.4 100.0 1,036 36.7 Orden de nacimiento 2-3 11.2 18.6 28.2 13.3 28.8 100.0 3,704 31.1 4-6 8.7 16.5 36.8 15.0 22.9 100.0 2,595 31.1 7+ 9.2 16.9 41.1 17.5 15.2 100.0 1,445 29.9 Sexo del nacimiento anterior Hombre 9.9 16.5 34.1 14.5 25.0 100.0 3,945 31.3 Mujer 10.1 18.7 32.9 14.8 23.5 100.0 3,798 30.4 Sobrevivencia del nacimiento anterior Vivo 8.3 17.2 34.4 14.8 25.3 100.0 7,001 31.5 Muerto 26.2 20.7 25.1 13.1 14.9 100.0 742 24.6 Residencia Urbana 9.8 16.9 28.2 13.8 31.3 100.0 4,088 33.0 Periurbana 9.2 17.5 33.5 14.0 25.8 100.0 584 31.1 Resto urbano 9.9 16.8 27.3 13.7 32.2 100.0 3,504 33.4 Rural 10.2 18.3 39.4 15.6 16.4 100.0 3,656 29.3 Región Altiplano 9.4 18.7 36.0 14.1 21.8 100.0 3,294 29.9 Valle 10.2 16.6 35.0 15.2 23.0 100.0 2,349 31.0 Llano 10.8 16.8 27.9 14.9 29.6 100.0 2,100 32.4 Departamento La Paz 9.4 18.7 35.6 12.9 23.4 100.0 2,105 29.9 Oruro 10.3 15.2 32.0 14.6 27.9 100.0 370 32.5 Potosí 8.7 20.3 38.9 17.0 15.2 100.0 819 29.2 Chuquisaca 9.9 16.6 42.4 12.5 18.6 100.0 623 29.1 Cochabamba 10.9 16.5 32.8 16.8 23.0 100.0 1,438 31.5 Tarija 7.2 16.9 30.3 13.3 32.3 100.0 289 33.3 Santa Cruz 11.2 16.6 27.1 15.0 30.2 100.0 1,725 32.4 Beni/Pando 9.1 17.8 31.8 14.7 26.7 100.0 376 32.3 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 10.4 18.5 39.2 15.1 16.7 100.0 2,561 28.9 Pobreza media 9.1 18.6 35.7 15.2 21.4 100.0 2,014 30.5 Pobreza baja 11.1 17.0 28.7 14.9 28.3 100.0 667 30.8 Capital departamental 9.9 15.6 26.0 13.6 34.9 100.0 2,111 35.0 El Alto 10.5 17.6 33.2 13.8 24.8 100.0 391 31.0 Quintil de riqueza Quintil inferior 9.8 17.7 42.0 16.4 14.1 100.0 2,260 29.3 Segundo quintil 11.1 19.2 36.7 14.9 18.1 100.0 1,860 29.0 Quintil intermedio 10.1 20.7 29.4 14.5 25.3 100.0 1,727 30.0 Cuarto quintil 9.9 13.6 27.7 13.2 35.6 100.0 1,196 35.2 Quintil superior 7.7 11.6 17.5 11.2 51.9 100.0 700 50.0 Educación Sin educación 10.2 16.7 40.1 15.5 17.5 100.0 883 29.5 Primaria 9.8 18.2 35.7 15.3 21.1 100.0 5,129 30.0 Secundaria 11.1 18.4 23.8 12.2 34.5 100.0 1,361 33.6 Superior 8.6 8.5 23.2 12.5 47.2 100.0 370 45.3 Total 2003 10.0 17.6 33.5 14.7 24.3 100.0 7,743 30.9 Total 1998 11.7 16.6 33.1 14.3 24.2 100.0 5,265 39.5 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Se excluyen los nacimientos de primer orden. El intervalo para nacimientos múltiples es el número de meses desde el embarazo anterior que culminó en un nacido vivo. 4.4 EDAD DE LA MADRE AL NACIMIENTO DEL PRIMER HIJO La edad a la cual las mujeres comienzan su vida reproductiva constituye uno de los factores demográficos determinantes de la fecundidad de una población. En el Cuadro 4.6 se presenta, para cada grupo de edad, el porcentaje de mujeres nulíparas (que no han tenido hijos) y las proporciones de mujeres que han tenido su primer hijo antes de edades exactas seleccionadas. De esta distribución se puede calcular la edad mediana al primer nacimiento. Este indicador se utiliza en el Cuadro 4.7 para mostrar las diferencias en el inicio de la procreación para distintos subgrupos poblacionales, según características del lugar de residencia, grado de pobreza del municipio, quintil de riqueza y nivel de educación. Cuadro 4.6 La información de la ENDSA 2003 confirma que en el país la edad mediana al nacimiento del primer hijo no ha cambiado mucho en los últimos 25 años y se ha mantenido en alrededor de los 21 años. • • Las proporciones de mujeres con primer nacimiento antes de edades exactas seleccionadas son prácticamente invariables para todas las cohortes. Solamente en la cohorte de las mujeres de 45-49 años se aprecian menores proporciones antes de las edades seleccionadas, por lo que la edad mediana al primer nacimiento es superior en un año (22 años) con relación a las mujeres más jóvenes. Es posible que este resultado esté más relacionado a declaración de estas mujeres sobre su primer nacimiento que a cambios en este indicador. Cuadro 4.6 Edad al primer nacimiento Porcentaje de mujeres que ha tenido hijos antes de ciertas edades exactas, porcentaje que no ha tenido hijos y edad mediana al primer nacimiento, según área de residencia y edad actual, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Edad Porcentaje de mujeres que dio a luz antes de cumplir: que nunca Número mediana Residencia y ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ha tenido de al primer edad actual 15 años 18 años 20 años 22 años 25 años hijos mujeres nacimiento ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 0.6 na na na na 89.8 2,692 a 20-24 1.3 15.8 35.1 na na 47.7 2,279 a 25-29 2.1 16.8 36.3 51.9 69.3 22.5 1,902 21.7 30-34 1.9 17.9 37.7 55.1 71.7 9.1 1,747 21.3 35-39 2.4 18.4 36.4 56.8 76.3 4.7 1,386 21.3 40-44 2.4 18.0 38.3 57.4 75.2 3.6 1,235 21.2 45-49 2.8 14.1 33.5 51.1 71.2 2.8 931 21.9 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 2.2 na na na na 81.8 1,182 a 20-24 2.8 27.5 56.1 na na 24.2 853 19.5 25-29 2.9 25.7 52.9 72.3 86.1 9.4 771 19.8 30-34 2.7 25.1 51.4 73.3 86.9 4.9 722 19.9 35-39 3.4 25.2 47.7 67.4 83.5 3.4 755 20.2 40-44 3.6 17.9 42.2 64.2 80.6 2.7 652 20.8 45-49 2.7 17.9 32.4 52.6 76.0 5.3 546 21.7 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 1.1 na na na na 87.4 3,874 a 20-24 1.7 19.0 40.8 na na 41.3 3,133 a 25-29 2.3 19.3 41.1 57.8 74.1 18.7 2,673 20.9 30-34 2.2 20.0 41.7 60.4 76.1 7.9 2,469 20.8 35-39 2.8 20.8 40.4 60.5 78.8 4.2 2,141 21.0 40-44 2.8 17.9 39.6 59.8 77.1 3.3 1,887 21.0 45-49 2.7 15.5 33.1 51.6 73.0 3.7 1,477 21.8 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– na = No aplicable a = Se omite pues menos del 50 por ciento de las mujeres han tenido un nacimiento antes del comienzo del grupo de edad Fecundidad | 67 La mitad en las ár grandes d • • • • • • A nivel d las del Ll En los de comparac No es mu municipio más de ed Las muje años fren La edad educación | Fecundid68 Cuadro 4.7 de las mujeres del área urbana tiene su primer hijo antes de los 22 años frente a los 20 años eas rurales. Las mujeres que viven en las áreas peri-urbanas de las cuatro ciudades más e Bolivia tienen un comportamiento más cercano a áreas rurales que urbanas. e región, la mediana más alta se encuentra entre las mujeres del Altiplano y la menor entre ano. partamentos de La Paz y Potosí la edad mediana al primer nacimiento es de 22 años, en ión con 19 en los departamentos de Beni/Pando. y clara la relación entre la edad mediana al primer nacimiento y el grado de pobreza del donde habitan las mujeres, aunque en los municipios capital y El Alto presentan un año ad que en las otras categorías. res que se encuentran en hogares del quintil de riqueza inferior tienen su primer hijo a los 20 te a 23 años entre las mujeres de hogares del quintil de riqueza superior. al primer nacimiento aumenta con el nivel educativo, de 21 años entre las mujeres sin a 22 años entre las que tienen secundaria. Cuadro 4.7 Edad mediana al primer nacimiento Edad mediana al primer nacimiento entre las mujeres de 25-49 años, por edad actual, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mujeres Característica 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 25-49 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 21.7 21.3 21.3 21.2 21.9 21.5 Periurbana 20.5 20.4 21.2 21.3 20.8 20.7 Resto urbano 21.9 21.5 21.4 21.2 22.1 21.6 R ural 19.8 19.9 20.2 20.8 21.7 20.3 Región Altiplano 21.4 21.0 21.6 21.6 22.7 21.6 Valle 21.0 20.9 21.1 21.0 21.7 21.1 L lano 20.3 20.2 19.8 20.1 20.5 20.1 Departamento La Paz 21.3 21.3 21.5 21.7 22.9 21.7 Oruro 22.3 21.0 21.1 20.4 21.6 21.3 ad Potosí 21.1 20.4 22.1 21.6 22.6 21.5 Chuquisaca 20.9 20.3 21.2 20.5 21.9 20.8 Cochabamba 21.0 21.6 21.2 21.4 21.9 21.4 Tarija 21.0 20.4 20.5 20.1 20.7 20.5 Santa Cruz 20.5 20.3 20.0 20.4 20.7 20.3 B eni/Pando 19.1 19.3 18.6 18.9 19.6 19.0 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 20.7 20.5 20.9 21.4 22.7 21.1 Pobreza media 19.6 19.6 20.0 20.1 21.2 20.0 Pobreza baja 20.7 20.1 20.2 20.5 20.8 20.5 Capital departamental 22.1 21.8 21.5 21.3 21.9 21.7 E l Alto 21.6 21.9 22.2 21.3 20.8 21.7 Quintil de riqueza Quintil inferior 19.6 19.9 20.0 20.9 21.5 20.2 Segundo quintil 19.6 19.8 20.2 20.9 21.5 20.2 Quintil intermedio 20.4 20.2 20.5 20.6 21.4 20.5 Cuarto quintil 20.9 21.0 21.1 20.8 21.6 21.0 Q uintil superior a 24.0 22.3 22.0 22.6 23.3 Educación Sin educación 19.7 19.4 20.1 21.0 21.4 20.6 Primaria 19.5 19.9 20.2 20.5 21.4 20.1 Secundaria 21.7 21.5 21.4 21.0 21.8 21.5 Superior a 26.3 24.3 25.5 25.2 a Total 2003 20.9 20.8 21.0 21.0 21.8 21.0 Total 1998 21.0 21.5 21.2 21.6 22.5 21.5 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– a = Se omite pues menos del 50 por ciento de las mujeres han tenido un nacimiento antes de los 25 años 4.5 FECUNDIDAD DE ADOLESCENTES Para los efectos de este informe se consideran como adolescentes las mujeres de 15 a 19 años. La conducta reproductiva de las adolescentes es un tópico de reconocida impor- tancia, no sólo en lo concerniente con embara- zos no deseados y abortos, sino también en relación con las consecuencias económicas y de salud. Los embarazos a muy temprana edad forman parte del patrón cultural de algunas regiones y grupos sociales, pero en las grandes ciudades generalmente no son deseados y se dan en parejas que no han iniciado una vida en común; o tienen lugar en situaciones de unión consensual, lo que generalmente termina con el abandono de la mujer y del hijo, configurando así el problema social de la 'madre soltera', como es conocido en Bolivia. Muchos de estos embarazos terminan en abortos practicados por personas empíricas y en condiciones sanitarias inadecuadas, ya que los servicios médicos especializados son escasos y costosos porque el aborto es ilegal en Bolivia. Si bien las tasas de fecundidad de las adolescentes han descendido en la mayoría de los llamados países en vías de desarrollo durante los últimos 20 años, aún así la conducta reproductiva de este grupo es una gran preocu- pación. En comparación con los cambios en fecundidad observados en los grupos de mujeres de mayor edad, en gran parte como resultado del uso de métodos de planificación familiar, las reducciones en la fecundidad de adolescentes son principalmente obtenidas mediante la postergación de la primera unión. El Cuadro 4.8 contiene el porcentaje de adolescentes con al menos un hijo nacido vivo o que estaban embarazadas por primera vez al momento de la encuesta, según características seleccionadas; y en el Gráfico 4.3 se presenta el porcentaje de adolescentes alguna vez embara- zadas, por edad, lugar de residencia y educación. Cuadro 4.8 y Gráfico 4.3 El 16 por ciento de las mujeres de 15 a 19 añ porque ya son madres (13 por ciento) o es proporción es relativamente baja entre las muj promedio a partir de los 18 años (26 por ciento). • Cuadro 4.8 Embarazo y maternidad de adolescentes Porcentaje de adolescentes (15-19 años) que ya son madres o que están embarazadas por primera vez, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Adolescentes alguna vez embarazadas ––––––––––––––––––––––––––––––– Número Ya Embarazadas Total de son con el alguna vez adoles- Característica madres primer hijo embarazadas centes –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15 2.7 1.0 3.8 866 16 5.0 1.9 6.9 852 17 11.2 3.1 14.3 801 18 21.0 4.7 25.7 723 19 28.7 5.2 33.9 632 Residencia Urbana 10.2 2.7 12.9 2,692 Periurbana 8.8 4.2 13.0 285 Resto urbano 10.4 2.5 12.9 2,407 Rural 18.2 3.7 21.9 1,182 Región Altiplano 9.3 2.3 11.6 1,577 Valle 11.6 3.7 15.3 1,129 Llano 18.1 3.3 21.4 1,169 Departamento La Paz 8.4 2.2 10.7 1,090 Oruro 10.5 3.3 13.8 211 Potosí 12.1 1.8 13.9 275 Chuquisaca 12.1 3.7 15.9 231 Cochabamba 10.7 4.1 14.8 726 Tarija 14.7 1.8 16.4 172 Santa Cruz 16.7 3.1 19.8 990 Beni/Pando 25.8 4.4 30.3 179 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 12.1 3.3 15.4 940 Pobreza media 21.1 3.1 24.2 798 Pobreza baja 12.5 2.9 15.4 408 Capital departamental 9.8 2.9 12.6 1,546 El Alto 2.8 2.7 5.5 182 Quintil de riqueza Quintil inferior 24.8 4.4 29.3 498 Segundo quintil 17.4 4.3 21.7 670 Quintil intermedio 11.9 3.0 14.9 793 Cuarto quintil 10.9 2.8 13.7 925 Quintil superior 5.5 1.6 7.2 988 Educación Sin educación * * * * Primaria 20.8 4.4 25.2 1,428 Secundaria 7.7 2.2 9.9 2,324 Superior 7.4 0.0 7.4 104 Total 2003 12.6 3.0 15.7 3,874 Total 1998 11.5 2.3 13.7 1,805 Nota: No se muestran los porcentajes basados en menos de 25 casos sin ponderar (*) os de edad alguna vez estuvo embarazada, bien sea tán gestando por primera vez (3 por ciento). Esta eres de 15 y 16 años y se incrementa por arriba del Fecundidad | 69 Entre las mujeres de 19 años, ya una de cada tres (34 por ciento) han estado embarazadas alguna vez y el 29 por ciento ya son madres. • • • • Los mayores porcentajes de adolescentes que son madres o están embarazadas se presentan entre las mujeres sin educación (47 por ciento). Entre las mujeres sin educación una de cada diez estaba embarazada con el primer hijo en el momento de la encuesta. Por residencia, los mayores porcentajes se encuentran entre las adolescentes que residen en el área rural (22 por ciento), en el Llano (21 por ciento) y en los departamentos de Beni/Pando (30 por ciento). Al otro extremo se encuentran las adolescentes del municipio de El Alto con apenas el seis por ciento alguna vez embarazadas, igualmente divididas entre adolescentes que ya son madres o que están embarazadas por primera vez. Por quintil de riqueza, las mujeres que ya son madres representan el 25 por ciento en el quintil inferior en comparación con el seis por ciento en el quintil superior. De la misma manera, las mujeres que alguna vez estuvieron embarazadas son 29 por ciento en el quintil inferior y en el quintil superior siete por ciento. Gráfico 4.3 Porcentaje de Adolescentes Embarazadas o con Hijos, por Edad, Área de Residencia, Departamento y Educación 7 10 25 47 30 20 16 15 16 14 14 11 22 13 34 26 14 7 4 0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 Superior Secundaria Primaria Sin educación EDUCACIÓN Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosi Oruro La Paz DEPARTAMENTO Rural Urbana AREA DE RESIDENCIA 19 18 17 16 15 EDAD Porcentaje de adolescentes | Fecundidad 70 PLANIFICACIÓN FAMILIAR 5 Los administradores de los programas de planificación familiar y los responsables de la formulación de políticas de población y salud del país, encontrarán en este capítulo información relevante sobre los niveles actuales de uso de la anticoncepción, que podrán ser examinados a luz de las tres anteriores Encuestas Nacionales de Demografía y Salud realizadas en 1989, 1994 y 1998. El adecuado conocimiento del nivel de uso y la mezcla de métodos empleados permitirá también evaluar la efectividad de los programas desarrollados en el pasado reciente e identificar los grupos menos favorecidos por las acciones de los proveedores de los servicios de orientación, comercialización o distribución. En la primera parte de este capítulo se analizan las condiciones previas para el uso de alguna forma de planificación familiar, tales como el conocimiento de los métodos. En una segunda parte se analiza el uso alguna vez en el pasado y el uso actual de métodos. Se consideran luego las razones de no uso, las intenciones futuras de uso y las actitudes hacia la planificación familiar. Finalmente, se analiza la exposición a y aceptabilidad de mensajes sobre planificación familiar. 5.1 CONOCIMIENTO DE MÉTODOS Al igual que las ENDSAS de 1989, 1994 y 1998, el cuestionario de ENDSA 2003 incluyó una sección completa sobre el conocimiento, el uso pasado y el uso actual de métodos de planificación familiar. La medición del conocimiento se hizo preguntando a la entrevistada y al entrevistado sobre qué métodos conocía o de cuáles había oído hablar para demorar o evitar un embarazo. Por cada método no mencionado se le leía el nombre del método, se hacía una breve descripción y se indagaba nuevamente si había oído hablar de él. En este sentido, "conocer un método" no significa necesariamente que la mujer o el hombre tenga un buen nivel de información sobre el método; basta con que por lo menos lo conozca de nombre o tenga una idea de cómo se emplea. Los niveles de conocimiento de métodos específicos de planificación familiar se presentan en los Cuadros 5.1.1 y 5.1.2 para distintos grupos de exposición de mujeres y hombres. El conocimiento de métodos en general y de métodos modernos en particular se detalla en el Cuadro 5.2 para las mujeres y hombres en unión, por características seleccionadas (edad, área de residencia, región, departamento, nivel de educación, quintil de riqueza y grado de pobreza del municipio). Cuadros 5.1.1 y 5.1.2 El conocimiento de métodos para la regulación de la reproducción es relativamente alto entre las mujeres y los hombres. El 93 por ciento de las mujeres en edad fértil conoce algún método (89 por ciento en 1998). El nivel de conocimiento es similar entre los hombres (94 por ciento). • • • • • • Entre las mujeres actualmente casadas/unidas, el 94 por ciento conoce algún método. El 92 por ciento conoce un método moderno y el 80 por ciento conoce algún método tradicional. Entre los hombres actualmente casados/unidos, el 93 por ciento conoce algún método y el 91 por ciento conoce un método moderno. Casi la totalidad (99 por ciento) de las mujeres que no están en unión pero que son sexualmente activas declararon conocer algún método. El 98 por ciento declaró conocer algún método moderno y el 94 por ciento de ellas señaló la pastilla y al condón como el método moderno más conocido. El 95 por ciento de los hombres que no están en unión pero que son sexualmente activos declararon conocer algún método. El 94 por ciento declaró conocer algún método moderno y el 92 por ciento de ellos señaló al condón como el método moderno más conocido. El dispositivo intrauterino (DIU), las pastillas, la inyección y el condón son los métodos más conocidos, por alrededor del 80 por ciento de las mujeres unidas. Planificación Familiar | 71 | Planificación Familiar 72 Cuadro 5.1.1 Conocimiento de métodos específicos: mujeres Porcentaje de mujeres que conocen algún método anticonceptivo, por nivel de exposición marital y sexual, según métodos específicos, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Total mujeres 15-49 Actualmente unidas ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––– Mujeres nunca unidas Mujeres con experiencia sexual nunca Mujeres ––––––––––––––––––– unidas Todas actual- Sexual- No activas sin las mente mente sexual- experiencia Área Área Método anticonceptivo mujeres unidas activas1 mente2 sexual urbana Rural ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– A lgún método 93.2 94.4 98.8 93.2 89.0 98.3 87.3 Algún método moderno 91.4 92.0 98.2 92.4 88.1 97.0 82.9 Esterilización femenina 63.4 64.9 79.8 65.3 55.5 74.3 47.8 Esterilización masculina 35.5 34.8 55.2 38.3 32.6 42.7 20.4 Pastilla 82.1 82.1 94.2 82.6 80.2 89.4 68.8 DIU 81.5 83.9 92.9 83.3 71.8 91.3 70.5 Inyección 77.7 80.2 88.6 78.5 68.4 86.1 69.5 Implantes 9.7 9.7 16.4 10.6 7.8 12.8 4.2 Condón 80.4 78.5 94.2 83.4 81.6 88.4 60.5 Condón femenino 43.2 36.5 67.3 49.9 53.8 46.1 18.9 Espuma/jalea 45.3 43.6 66.1 48.7 44.5 53.9 25.0 MELA 47.0 52.9 55.6 45.4 30.5 60.5 39.1 A nticoncepción de emergencia 15.2 13.3 26.9 17.0 17.5 17.5 5.7 Algún método tradicional 76.7 79.7 88.5 77.1 66.1 87.1 66.3 Abstinencia periódica 73.4 76.1 85.9 74.3 63.6 83.5 62.6 Retiro 39.6 43.7 62.8 42.0 23.1 52.9 27.0 Collar 15.4 14.3 25.1 18.1 14.9 18.6 6.5 F olclórico 3.0 3.2 4.0 3.3 2.3 3.3 2.9 Promedio de métodos conocidos 7.1 7.2 9.2 7.4 6.5 8.2 5.3 Número de mujeres 17,654 10,569 550 2,729 3,806 6,824 3,744 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Mujeres no en unión que han tenido relaciones en los 30 días que precedieron la encuesta 2Mujeres que no tuvieron relaciones sexuales en los 30 días que precedieron la encuesta Cuadro 5.1.2 Conocimiento de métodos específicos: hombres Porcentaje de hombres que conocen algún método anticonceptivo, por nivel de exposición marital y sexual, según métodos específicos, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Hombres nunca unidos Hombres con experiencia sexual nunca Hombres ––––––––––––––––––– unidos Todos actual- Sexual- No activos sin los mente mente sexual- experiencia Método anticonceptivo hombres unidos activos 1 mente 2 sexual ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– A lgún método 93.8 93.4 99.8 93.7 89.5 Algún método moderno 91.9 90.6 98.8 92.9 89.4 Esterilización femenina 54.7 56.0 65.8 51.8 39.0 Esterilización masculina 35.4 33.3 49.5 39.8 26.1 Pastilla 73.0 69.9 87.4 78.6 67.2 DIU 73.2 73.7 84.4 73.8 58.5 Injección 63.6 63.9 74.5 64.5 49.8 Implantes 11.3 11.0 15.0 12.0 8.0 Condón 87.4 84.8 97.8 89.7 86.3 Condón femenino 46.0 39.6 70.3 54.5 42.6 Espuma/jalea 45.3 43.3 60.1 49.1 35.6 MELA 35.9 41.9 34.6 29.4 15.1 A nticoncepción de emergencia 16.0 13.8 27.8 19.4 10.6 Algún método tradicional 80.0 81.8 93.3 80.3 57.0 Abstinencia periódica 77.1 79.7 89.2 76.6 52.4 Retiro 51.9 52.4 71.9 51.9 28.0 Collar 15.9 16.1 24.5 13.7 8.0 F olklórico 1.8 2.0 2.5 0.9 0.7 Promedio de métodos conocidos 6.9 6.8 8.6 7.1 5.3 Número de hombres 6,230 3,823 881 701 825 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1 Hombres no en unión que han tenido relaciones en los 30 días que precedieron la encuesta 2 Hombres que no tuvieron relaciones sexuales en los 30 días que precedieron la encuesta Dos terceras partes de las mujeres unidas conocen la esterilización femenina y apenas un 13 por ciento la anticoncepción de emergencia. • • • • • • El condón, el dispositivo intrauterino (DIU) y las pastillas son los métodos modernos más conocidos por los hombres en unión (84, 74 y 70 por ciento, respectivamente). Cuadro 5.2 En función de la edad se observa que más del 93 por ciento (90 por ciento en 1998) de las mujeres en unión de 20 a 44 años de edad, es decir, en las edades de mayor fecundidad, tienen conocimiento de métodos anticonceptivos en general. El conocimiento de métodos modernos alcanza al 93 por ciento de las mujeres en las mismas edades (88 por ciento en 1998). En esta mismas edades (20 a 44 años) más del 95 por ciento de los hombres en unión tienen conocimiento de métodos anticonceptivos en general. El conocimiento de métodos modernos está entre 91 y 98 por ciento de los hombres en las mismas edades y claramente mejora en las edades más jóvenes. Dadas las diferencias que existen en Bolivia entre el área urbana y el área rural en términos de acceso a servicios de educación, salud y vivienda, se puede esperar que el conocimiento de métodos anticonceptivos sea mayor en el área urbana. Los datos de la ENDSA 2003 confirman esa expectativa. El 98 por ciento de las mujeres que residen en el área urbana tienen conocimiento de métodos anticonceptivos, frente al 87 por ciento de las mujeres en el área rural. Ha habido una mejoría de 13 puntos porcentuales en el área rural con relación a 1998. El conocimiento de métodos modernos es menor que el de métodos en general, pero las diferencias urbano-rurales se acentúan de cierta manera: en el área urbana el 97 por ciento de las mujeres conocen métodos modernos y en el área rural el 83 por ciento (67 por ciento en 1998). A nivel regional, el mayor conocimiento de métodos anticonceptivos corresponde a las mujeres del Llano (98 por ciento), en contraste con 93 por ciento en el Valle y 87 por ciento en el Altiplano. Planificación Familiar | 73 74 Cuadro 5.2 Conocimiento de métodos anticonceptivos Porcentaje de mujeres y hombres actualmente en unión que conocen algún método y que conocen por lo menos un método moderno, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mujeres Hombres –––––––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––––––– Conoce Conoce algún Número Conoce Conoce algún Número algún método de algún método de Característica método moderno1 mujeres método moderno1 hombres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 94.9 92.1 427 100.0 94.9 40 20-24 94.5 93.0 1,624 98.5 97.5 335 25-29 95.9 93.9 1,950 96.9 95.0 562 30-34 96.4 94.8 2,032 97.8 96.5 571 35-39 95.1 92.9 1,818 97.3 94.7 623 40-44 93.6 90.3 1,536 94.9 90.8 477 45-49 88.3 83.7 1,183 94.1 88.1 425 50-54 na na na 84.1 82.7 346 55-59 na na na 77.9 75.3 272 60-64 na na na 79.7 74.2 173 Residencia Urbana 98.3 97.0 6,824 98.1 96.8 2,334 Periurbana 95.4 93.8 812 98.2 97.0 278 Resto urbano 98.7 97.5 6,013 98.1 96.7 2,056 Rural 87.3 82.9 3,744 86.0 81.0 1,489 Región Altiplano 91.6 87.1 4,260 92.1 87.5 1,580 Valle 94.8 93.1 3,127 91.2 89.2 1,134 Llano 97.9 97.6 3,183 97.6 96.6 1,108 Departamento La Paz 92.1 87.1 2,881 91.7 87.0 1,069 Oruro 93.8 90.4 515 92.8 92.1 186 Potosí 88.5 84.9 863 93.1 86.8 326 Chuquisaca 93.2 92.7 679 82.9 81.2 240 Cochabamba 94.1 91.6 1,946 92.5 90.3 711 Tarija 99.7 99.5 502 97.3 95.6 183 Santa Cruz 98.1 97.8 2,705 97.9 96.9 939 Beni/Pando 96.9 96.4 477 95.5 94.6 169 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 88.6 83.0 2,758 85.2 80.0 1,047 Pobreza media 93.4 91.8 2,346 93.4 89.9 891 Pobreza baja 97.5 96.3 1,037 96.9 96.1 352 Capital de departamento 98.3 97.7 3,862 97.9 97.2 1,330 El Alto 94.8 90.4 565 100.0 96.7 203 Quintil de riqueza Quintil inferior 83.9 78.2 1,892 80.4 74.0 741 Segundo quintil 91.6 88.3 2,022 92.0 87.7 798 Quintil intermedio 96.2 94.3 2,259 96.4 94.6 781 Cuarto quintil 98.9 97.4 2,354 98.5 97.8 769 Quintil superior 99.9 99.8 2,042 99.7 99.0 734 Educación Sin educación 79.8 75.2 909 67.7 54.4 70 Primaria 93.4 90.0 5,894 89.3 84.9 2,059 Secundaria 99.5 99.0 2,672 99.3 98.6 1,128 Superior 100.0 99.7 1,094 100.0 100.0 565 Total 94.4 92.0 10,569 93.4 90.6 3,823 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– na = No aplicable 1Esterilización femenina, esterilización masculina, píldora, DIU, inyecciones, implantes, condón masculino, condón femenino, diafragma, espuma o jalea, método amenorrea por lactancia (MELA), y anticoncepción de emergencia | Planificación Familiar El 98 por ciento de los hombres que residen en el área urbana tienen conocimiento de métodos anticonceptivos, frente al 86 por ciento en el área rural. Con relación al conocimiento de métodos modernos éste no difiere mucho del general —97 por ciento en el área urbana y 81 por ciento en la rural. De manera general el conocimiento es muy similar entre hombres y mujeres. • • • • • • • Respecto al grado de pobreza del municipio, alrededor del 98 por ciento de las mujeres de las capitales de departamento declaró conocer algún método moderno en contraste con el 83 por ciento de las mujeres de los municipios con pobreza alta. Muy cerca del 100 por ciento de los hombres que viven en municipios con bajo índice de pobreza (menos pobres) declaró conocer algún método moderno en contraste con el 80 por ciento de los hombres en los municipios con índice alto de pobreza. Las mujeres del quintil superior de riqueza, en su totalidad (100 por ciento) conocen tanto cualquier método como algún método moderno, en cambio entre las mujeres del quintil inferior, 84 por ciento conocen algún método y 78 por ciento algún método moderno. Los hombres que tienen mayor conocimiento de métodos anticonceptivos son los del quintil de riqueza superior que llegan al 100 por ciento, en contraposición a los del quintil inferior que llegan a un 80 por ciento. De la misma manera sucede con algún método moderno (99 y 74 por ciento, respectivamente). 5.2 USO DE MÉTODOS EN EL PASADO Con el objeto de evaluar la práctica pasada y actual de métodos anticonceptivos en la ENDSA 2003, a todas las mujeres que declararon conocer algún método se les preguntó si lo habían usado alguna vez y si lo estaban usando actualmente. Esta información permite medir la práctica pasada y actual de la anticoncepción. Los resultados, por grupos de edad y por método, se presentan en el Cuadro 5.3.1 para mujeres y en el Cuadro 5.3.2 para los hombres. La información se presenta para todos los entrevistados en el panel superior y para las personas actualmente unidas en el segundo. También se incluye la información para el total de personas sin actividad sexual. Cuadros 5.3.1 y 5.3.2 Se puede apreciar que cerca del 78 por ciento de las mujeres en unión han usado alguna vez o están usando métodos anticonceptivos, en comparación con 69 por ciento en 1998. El método más utilizado es la abstinencia periódica: el 32 por ciento del total de mujeres y el 43 por ciento de las mujeres en unión lo habían usado. Los métodos modernos más utilizados entre todas las mujeres en algún momento son el DIU y el Condón. Respecto a las mujeres en unión y su utilización de los métodos modernos se destacan la pastilla, DIU, la inyección y el condón que fueron utilizados alguna vez por alrededor del 20 por ciento. Se puede apreciar que el 76 por ciento de los hombres en unión han usado alguna vez o están usando métodos anticonceptivos. El método más utilizado es la abstinencia periódica: el 52 por ciento del total de hombres y el 63 por ciento de los hombres en unión lo habían usado. El método moderno más utilizados entre todos los hombres en algún momento es el condón —38 por ciento. Planificación Familiar | 75 Cuadro 5.3.1 Uso alguna vez de métodos anticonceptivos entre las mujeres Porcentaje del total de mujeres y de mujeres actualmente unidas que alguna vez han usado anticoncepción, por método usado y edad; y porcentaje de mujeres sexualmente activas que han usado anticoncepción, por método usado, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Métodos modernos Métodos tradicionales –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––– Total Este- Antic. méto- rili- Esteri- Con- Con- de Total Absti- Mé- Cual- dos zación lización Im dón dón emer- tradi- nencia todos Número quier moder- feme- mascu- Píl- Inyec- plan- mascu- feme- Vagi- gen- cio- perió- folcló- de Edad método nos nina lina dora DIU ción tes lino nino nales MELA cia nales dica Retiro Collar ricos mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TODAS LAS MUJERES ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 15.3 10.2 0.0 0.0 2.2 0.9 3.0 0.0 5.7 0.4 0.3 1.4 0.1 9.3 7.7 3.2 0.2 0.3 3,874 20-24 55.8 41.6 0.2 0.0 11.0 10.1 15.5 0.0 19.4 0.9 2.2 8.8 0.8 35.5 29.8 13.7 1.2 0.3 3,133 25-29 74.3 55.1 1.5 0.1 16.7 19.3 18.1 0.1 22.6 1.0 3.0 13.3 0.8 48.8 42.8 18.5 1.5 0.6 2,673 30-34 78.6 60.7 4.7 0.0 21.1 25.2 19.9 0.0 22.3 0.9 3.9 16.3 0.8 50.0 43.4 17.7 1.2 0.8 2,469 35-39 76.0 56.8 8.8 0.1 22.3 23.8 17.9 0.0 16.9 0.7 5.3 12.9 0.8 47.8 40.2 18.0 1.8 0.7 2,141 40-44 71.0 50.3 13.5 0.1 18.4 20.5 13.2 0.1 11.6 0.6 4.2 10.9 0.5 44.5 39.5 12.5 1.1 0.9 1,887 45-49 63.7 40.9 10.5 0.1 16.3 17.4 6.3 0.1 9.6 0.4 4.3 10.6 0.4 43.4 38.1 11.1 1.1 1.7 1,477 Total 57.6 42.2 4.3 0.0 14.0 15.0 13.0 0.0 15.3 0.7 2.9 9.8 0.6 36.9 31.8 12.9 1.1 0.6 17,654 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 68.9 45.7 0.0 0.0 11.5 6.0 19.8 0.0 15.4 1.2 0.8 11.0 0.7 40.5 33.5 13.6 1.5 0.7 427 20-24 76.7 58.0 0.3 0.0 14.5 16.6 23.2 0.1 22.0 0.7 2.2 15.1 0.9 47.4 39.2 18.4 1.6 0.6 1,624 25-29 82.9 61.6 2.0 0.1 18.1 24.0 21.1 0.1 22.4 0.9 3.3 16.6 0.8 54.1 46.9 21.1 1.3 0.7 1,950 30-34 82.8 64.0 5.4 0.0 22.0 27.4 21.4 0.0 22.8 0.7 3.6 18.5 0.7 52.9 46.1 18.3 1.2 0.9 2,032 35-39 79.5 59.1 9.6 0.1 22.3 25.1 18.7 0.0 16.7 0.7 4.4 13.1 0.9 50.0 42.1 19.0 1.7 0.7 1,818 40-44 74.8 52.6 15.2 0.1 19.0 21.0 12.9 0.1 12.2 0.6 4.3 12.2 0.5 47.7 42.2 13.7 1.0 0.9 1,536 45-49 66.6 42.1 10.7 0.1 16.9 19.0 6.2 0.0 8.9 0.3 4.2 10.8 0.5 45.6 40.1 11.9 1.3 1.5 1,183 Total 77.7 57.0 6.5 0.1 18.8 22.0 18.2 0.1 18.2 0.7 3.5 14.6 0.7 49.7 42.8 17.4 1.4 0.8 10,569 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– MUJERES SEXUALMENTE ACTIVAS1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Total 82.7 65.2 1.3 0.0 25.1 15.5 20.5 0.1 45.7 2.8 7.2 6.7 1.8 58.2 50.3 26.1 1.9 0.5 550 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– MELA = Método de la amenorrea de lactancia 1Mujeres que tuvieron relaciones sexuales en el mes antes de la encuesta | Planificación Familiar 76 Cuadro 5.3.2 Uso alguna vez de métodos anticonceptivos entre los hombres Porcentaje de todos los hombres y los hombres actualmente unidos que alguna vez han usado anticoncepción, por método usado y edad; y porcentaje de hombres no en unión sexualmente activos que han usado anticoncepción, por método usado, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Métodos modernos Métodos tradicionales –––––––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––– Algún Esteri- Esteri- Algún Absti- Número Cualquier método lización lización método nencia de Edad método moderno femenina masculina Condón tradicional periódica Retiro hombres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TODOS LOS HOMBRES ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 32.3 23.4 0.3 0.6 23.0 21.6 18.2 11.4 1,199 20-24 78.2 56.3 0.7 0.1 55.9 62.6 55.1 36.2 961 25-29 85.4 56.7 1.1 0.0 56.3 73.7 65.7 40.8 806 30-34 84.4 52.6 4.2 1.7 50.6 73.2 69.6 38.6 655 35-39 82.8 44.3 6.5 0.1 41.8 75.6 69.5 36.3 696 40-44 76.6 37.6 8.5 0.0 32.7 68.7 64.9 32.5 526 45-49 72.2 37.7 12.9 0.0 31.7 63.8 60.1 29.4 483 50-54 64.4 33.0 12.1 0.1 25.8 53.0 49.0 22.1 385 55-59 52.7 20.8 10.3 0.0 12.9 46.0 42.8 19.9 310 60-64 44.5 20.3 5.5 0.0 17.4 39.3 36.4 15.2 207 Total 67.6 40.9 4.6 0.3 38.4 57.1 52.1 29.1 6,230 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– HOMBRES EN UNIÓN ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 69.6 33.9 0.0 0.0 33.9 56.9 51.3 17.8 40 20-24 82.7 50.0 0.4 0.0 49.7 68.5 61.9 39.9 335 5.3 Pre e la entr un emb de anti das (pan anel infe uye la i ser sex os. 25-29 84.6 50.1 1.2 0.0 49.5 74.7 68.1 37.5 562 30-34 85.1 50.7 3.2 1.0 49.4 74.9 71.2 38.9 571 35-39 84.0 43.0 7.3 0.1 40.2 78.6 72.9 36.9 623 40-44 76.2 36.3 9.1 0.0 31.2 68.4 65.1 31.4 477 45-49 73.3 36.0 13.4 0.0 29.3 65.3 61.7 29.5 425 50-54 65.3 31.5 12.6 0.1 23.8 53.9 49.4 22.0 346 55-59 52.8 21.4 10.4 0.0 12.9 45.2 41.9 18.2 272 60-64 44.7 22.0 5.7 0.0 19.4 39.1 36.5 15.7 173 Total 76.1 40.6 6.6 0.2 37.0 67.2 62.6 32.2 3,823 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– HOMBRES NO EN UNIÓN SEXUALMENTE ACTIVOS ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Total 91.0 74.2 2.5 0.1 73.5 75.1 67.1 46.8 881 USO ACTUAL DE MÉTODOS valencia en el Uso Actual A todas las mujeres que habían usado métodos y que no estaban embarazadas en el momento d evista se les preguntó si ellas o el esposo o compañero estaban usando algún método para evitar arazo, con el objetivo de evaluar el uso actual de la anticoncepción. La prevalencia del uso conceptivos según edad de la mujer se presenta en el Cuadro 5.4 para el grupo total de entrevista el superior) y para las mujeres en unión legal o consensual en el momento de la entrevista (p rior). La información se presenta para todos los métodos y por métodos específicos. También se incl nformación por grandes grupos de edad para el total de mujeres no unidas pero que declararon ualmente activas. En el Gráfico 5.1 se resume el conocimiento, uso en el pasado y uso actual de métod Planificación Familiar | 77 Cuadro 5.4 El 58 por ciento de las mujeres en unión estaban usando métodos anticonceptivos en el momento de la encuesta, en comparación con 48 por ciento en 1998. El 35 por ciento del uso en 2003 corresponde a métodos modernos y el 23 por ciento a métodos tradicionales (25 y 22 por ciento en 1998, respectivamente). Entre las mujeres que usaban métodos modernos, el mayor porcentaje corresponde al dispositivo intrauterino 10 por ciento. En contraste, no se han tenido casos en la esterilización masculina, condón femenino y un porcentaje insignificante en el método de espuma o jalea. Entre las mujeres que usan métodos tradicionales, el mayor porcentaje corresponde a la abstinencia periódica (19 por ciento) y los menores porcentajes en los métodos de collar y folclóricos. • Cuadro 5.4 Uso actual de anticoncepción por edad de las mujeres Distribución porcentual de las mujeres entrevistadas por método usado actualmente, según edad y nivel de exposición, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Métodos modernos Métodos tradicionales –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––– Total Total Absti- méto- Esteri- Con- méto- nen-- Cual- dos lización dón dos tra- cia Otros Número quier moder- feme- Píl- Inyec- mas- Espuma/ dicio- perió- Reti- mé- No de Edad método nos nina dora DIU ción culino jalea MELA nales dica ro Collar todos usa mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TODAS LAS MUJERES –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 8.3 4.6 0.0 0.6 0.6 1.5 1.2 0.0 0.6 3.7 3.1 0.6 0.0 0.0 91.7 3,874 20-24 35.9 23.3 0.2 2.8 6.1 7.4 4.3 0.0 2.5 12.6 10.6 1.8 0.1 0.1 64.1 3,133 25-29 52.0 31.7 1.5 3.2 10.7 8.5 5.3 0.1 2.4 20.3 16.1 3.9 0.1 0.3 48.0 2,673 30-34 57.8 36.0 4.7 4.0 11.9 7.9 4.6 0.1 2.7 21.8 18.7 2.9 0.1 0.0 42.2 2,469 35-39 57.3 33.2 8.8 4.1 9.7 6.3 2.8 0.3 1.2 24.1 19.6 4.1 0.2 0.2 42.7 2,141 40-44 50.1 30.0 13.5 2.3 7.0 3.7 2.4 0.3 0.7 20.1 17.4 2.4 0.1 0.3 49.9 1,887 45-49 33.7 17.7 10.5 1.1 3.7 1.0 0.8 0.2 0.3 16.0 13.2 2.6 0.0 0.2 66.3 1,477 Total 39.3 23.7 4.3 2.5 6.7 5.3 3.1 0.1 1.6 15.6 13.0 2.4 0.1 0.1 60.7 17,654 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– MUJERES ACTUALMENTE UNIDAS –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 45.6 26.3 0.0 3.4 4.0 10.5 3.4 0.0 5.0 19.3 15.4 3.9 0.0 0.0 54.4 427 20-24 55.2 36.1 0.3 4.0 10.1 12.0 5.1 0.0 4.6 19.1 16.0 3.0 0.1 0.1 44.8 1,624 25-29 63.6 38.8 2.0 3.5 13.7 10.7 5.6 0.1 3.2 24.8 19.3 5.0 0.1 0.4 36.4 1,950 30-34 64.7 39.7 5.4 4.2 12.8 9.0 4.7 0.2 3.3 25.0 21.5 3.3 0.1 0.0 35.3 2,032 35-39 64.2 37.1 9.6 4.7 10.8 7.2 2.9 0.4 1.5 27.2 22.0 4.8 0.1 0.2 35.8 1,818 40-44 58.4 34.7 15.2 2.8 8.2 4.4 2.8 0.4 0.8 23.8 20.4 2.9 0.1 0.4 41.6 1,536 45-49 38.6 18.8 10.7 1.3 4.1 1.1 1.1 0.1 0.3 19.8 16.4 3.2 0.0 0.2 61.4 1,183 Total 58.4 34.9 6.5 3.6 10.2 8.0 3.9 0.2 2.5 23.4 19.3 3.8 0.1 0.2 41.6 10,569 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– MUJERES NO UNIDAS SEXUALMENTE ACTIVAS1 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 49.7 18.7 0.0 4.3 0.6 4.3 8.8 0.0 0.4 31.0 27.6 2.7 0.0 0.8 50.3 129 20-24 68.6 45.1 0.0 7.3 8.4 11.0 17.2 0.3 0.8 23.5 20.9 2.5 0.2 0.0 31.4 187 25-29 72.9 43.1 1.0 8.3 9.8 8.4 15.6 0.0 0.0 29.7 25.3 4.5 0.0 0.0 27.1 115 30-34 81.8 58.6 0.0 17.9 17.2 10.9 12.6 0.0 0.0 23.2 17.0 6.2 0.0 0.0 18.2 54 35-39 [65.8 [35.9 [6.4 [2.6 [6.8 [8.6 [11.4 [0.0 [0.0 [29.9 [29.9 [0.0 [0.0 [0.0 [34.2 34 40-44 [46.4 [27.5 [6.5 [0.0 [6.6 [6.5 [ 7.9 [0.0 [0.0 [18.9 [18.9 [0.0 [0.0 [0.0 [53.6 25 45-49 * * * * * * * * * * * * * * 7 Total 65.3 38.9 1.3 7.1 7.7 8.5 13.5 0.4 0.4 26.4 23.2 3.0 0.1 0.2 34.7 550 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Si la mujer usa más de un método, solamente se considera el más efectivo en este cuadro. Los porcentajes precedidos de un corchete están basados en 25-49 casos no ponderados. No se muestran los porcentajes basados en menos de 25 casos no ponderados. MELA = Método de la amenorrea de lactancia 1Mujeres que tuvieron relaciones sexuales en el mes anterior a la entrevista | Planificación Familiar 78 Gráfico 5.1 Conocimiento y Uso de Métodos de Planificación Familiar entre Mujeres 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Retiro Ritmo Collar TRADICIONALES Anticoncepción de emergencia MELA Espuma/Jalea Condon femenino Condón masculino Inyección DIU Píldora Esterilización Masculina Esterilación Femenina MODERNOS Uso actual Uso alguna vez Conocimiento Conocimiento Uso actual Gráfico 5.1 Conocimiento y Uso de Métodos de Planificación Familiar entre Mujeres 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Retiro Ritmo Collar TRADICIONALES Anticoncepción de emergencia MELA Espuma/Jalea Condon femenino Condón masculino Inyección DIU Píldora Esterilización Masculina Esterilación Femenina MODERNOS Uso actual Uso alguna vez Conocimiento Conocimiento Uso actual Uso alguna vezUso alguna vez Diferenciales en los Niveles de Uso Actual La información recolectada en las ENDSAS muestra en qué medida la prevalencia de la práctica contraceptiva varía de un sector a otro de la población boliviana. El Cuadro 5.5 detalla los diferenciales actuales en los niveles de uso de métodos específicos para distintos subgrupos poblacionales dependiendo de las características del lugar de residencia (incluyendo el grado de pobreza del municipio), quintil de riqueza, el nivel de educación de las mujeres y el número de hijos vivos. La prevalencia de uso de anticoncepción se resume en el Gráfico 5.2, por área de residencia y departamento. Cuadro 5.5 y Gráficos 5.2 y 5.3 Los mayores niveles de uso de métodos se encuentran entre las mujeres de mayor nivel de educación (73 por ciento), las residentes en las áreas urbanas (64 por ciento), en Tarija (68 por ciento) y Santa Cruz (67 por ciento). Como era de esperar, los menores niveles de uso se encuentran en el área rural y entre las mujeres sin educación (48 y 34 por ciento, respectivamente). • • A nivel regional, el mayor nivel de uso se encuentra en el Llano (66 por ciento), varios puntos por encima del Altiplano y el Valle (54 y 57 por ciento, respectivamente). Más de tres cuartas partes del uso en el Llano es de métodos modernos en comparación con dos terceras partes en el Valle y menos de la mitad en el Altiplano, debido básicamente al mayor uso de la esterilización femenina y el dispositivo intrauterino en el Llano. Planificación Familiar | 79 Cuadro 5.5 Uso actual de anticoncepción Distribución porcentual de las mujeres entrevistadas por método usado actualmente, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Métodos modernos Métodos tradicionales ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––– Total Total Absti- méto- Esteri- Con- méto- nen-- Cual- dos lización dón dos tra- cia Otros Número quier moder- feme- Píl- Inyec- mas- Espuma/ dicio- perió- mé- No de Característica método nos nina dora DIU ción culino jalea MELA nales dica Retiro Collar todos usa mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 64.0 40.3 8.1 4.3 13.0 7.0 5.4 0.3 2.2 23.7 19.6 3.7 0.1 0.2 36.0 6,824 Periurbana 57.2 26.6 5.3 1.8 10.0 4.9 2.8 0.1 1.6 30.6 24.5 5.6 0.4 0.1 42.8 812 Resto urbano 65.0 42.2 8.5 4.7 13.4 7.3 5.8 0.3 2.3 22.8 19.0 3.5 0.1 0.2 35.0 6,013 Rural 48.0 25.0 3.6 2.2 5.2 9.7 1.1 0.0 3.1 23.0 18.8 3.9 0.0 0.2 52.0 3,744 Región Altiplano 53.7 22.2 1.9 1.3 6.8 7.1 2.8 0.1 2.2 31.5 26.1 5.3 0.0 0.2 46.3 4,260 Valle 57.1 35.7 6.5 1.8 12.8 7.3 4.5 0.2 2.6 21.4 17.4 3.8 0.2 0.1 42.9 3,127 Llano 65.8 51.2 12.7 8.4 12.2 9.7 4.7 0.3 2.9 14.6 12.3 1.8 0.1 0.4 34.2 3,183 Departamento La Paz 56.1 21.9 1.9 1.6 6.6 6.6 3.0 0.2 2.0 34.2 28.2 5.8 0.0 0.2 43.9 2,881 Oruro 48.7 18.3 1.3 0.2 8.0 4.6 2.7 0.0 1.6 30.3 25.9 4.3 0.2 0.0 51.3 515 Potosí 48.6 25.3 2.0 0.7 6.5 10.6 2.0 0.0 3.3 23.3 18.9 4.2 0.0 0.2 51.4 863 Chuquisaca 50.6 35.1 5.0 0.7 10.4 12.6 3.7 0.1 2.6 15.5 14.3 1.0 0.0 0.1 49.4 679 Cochabamba 56.7 32.4 6.6 1.7 12.5 4.6 3.9 0.2 2.8 24.4 19.1 5.0 0.2 0.1 43.3 1,946 Tarija 67.6 49.6 8.2 3.4 17.3 10.7 8.0 0.2 1.8 18.0 15.0 3.0 0.0 0.0 32.4 502 Santa Cruz 66.5 51.2 12.7 8.0 13.3 8.6 5.2 0.3 2.9 15.3 12.7 2.0 0.2 0.4 33.5 2,705 Beni/Pando 61.9 50.9 12.6 10.8 6.2 16.1 2.0 0.4 2.7 11.0 10.2 0.4 0.1 0.4 38.1 477 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 48.2 18.9 2.2 1.3 3.4 8.5 1.1 0.1 2.4 29.4 23.8 5.4 0.0 0.1 51.8 2,758 Pobreza media 56.0 34.7 6.7 4.3 7.7 10.7 1.6 0.1 3.6 21.3 17.6 3.3 0.1 0.4 44.0 2,346 Pobreza baja 65.3 43.7 9.9 6.0 11.9 8.9 5.0 0.0 1.9 21.6 17.6 3.7 0.1 0.2 34.7 1,037 Capital de departamento 65.3 45.6 9.4 4.5 16.3 6.2 6.7 0.3 2.2 19.7 16.7 2.6 0.2 0.2 34.7 3,862 El Alto 57.4 24.6 1.0 0.9 9.6 4.6 6.2 0.0 2.4 32.7 26.2 6.3 0.0 0.2 42.6 565 Quintil de riqueza Quintil inferior 41.8 22.5 2.4 1.9 3.1 10.0 1.0 0.0 4.2 19.2 15.4 3.5 0.0 0.3 58.2 1,892 Segundo quintil 53.9 27.7 4.1 3.8 6.4 9.8 0.9 0.0 2.7 26.2 22.3 3.7 0.0 0.2 46.1 2,022 Quintil intermedio 58.4 31.5 5.5 3.1 8.3 9.0 3.1 0.1 2.4 26.9 21.3 5.2 0.2 0.2 41.6 2,259 Cuarto quintil 64.6 41.8 7.6 3.9 14.1 7.9 5.8 0.3 2.2 22.7 19.0 3.5 0.1 0.1 35.4 2,354 Quintil superior 70.9 49.3 12.6 5.1 18.2 3.3 8.2 0.4 1.3 21.6 18.3 3.0 0.1 0.2 29.1 2,042 Educación Sin educación 33.6 17.8 4.0 1.0 2.6 7.7 0.7 0.2 1.6 15.8 12.4 2.8 0.0 0.5 66.4 909 Primaria 55.1 30.2 5.6 3.2 7.8 8.7 1.9 0.1 2.8 24.8 20.6 4.1 0.0 0.1 44.9 5,894 Secundaria 68.1 44.7 7.8 4.8 14.3 8.0 6.9 0.4 2.5 23.4 18.9 4.0 0.1 0.2 31.9 2,672 Superior 73.0 50.4 10.2 4.6 19.4 4.2 9.5 0.1 2.2 22.6 19.5 2.5 0.4 0.2 27.0 1,094 Número de hijos vivos 0 26.4 12.2 0.0 2.8 1.8 3.3 4.2 0.1 0.0 14.2 12.1 2.1 0.0 0.0 73.6 565 1-2 62.0 37.7 2.5 4.0 13.8 7.9 6.1 0.2 3.2 24.3 19.6 4.3 0.2 0.3 38.0 4,065 3-4 64.8 39.5 10.1 4.2 11.1 8.9 2.8 0.1 2.3 25.3 21.3 3.7 0.1 0.2 35.2 3,375 5+ 51.2 29.5 9.6 2.3 5.3 7.9 1.6 0.3 2.5 21.7 18.0 3.5 0.0 0.2 48.8 2,564 Total 58.4 34.9 6.5 3.6 10.2 8.0 3.9 0.2 2.5 23.4 19.3 3.8 0.1 0.2 41.6 10,569 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Si la mujer usa más de un método, solamente se considera el más efectivo en este cuadro. MELA = Método de la amenorrea de lactancia A nivel regional, el mayor nivel de uso se encuentra en el Llano (66 por ciento), varios puntos por encima del Altiplano y el Valle (54 y 57 por ciento, respectivamente). Más de tres cuartas partes del uso en el Llano es de métodos modernos en comparación con dos terceras partes en el Valle y menos de la mitad en el Altiplano, debido básicamente al mayor uso de la esterilización femenina y el dispositivo intrauterino en el Llano. • • A nivel departamental, los menores niveles de uso se encuentran en Potosí y Oruro (49 por ciento) y los mayores en Santa Cruz y Tarija (67 y 68 por ciento, respectivamente). | Planificación Familiar 80 El mayor diferencial en el uso de métodos se encuentra según los niveles de educación: las mujeres con nivel de educación superior tienen una prevalencia de uso del 73 por ciento, casi una tercera parte de ellas como usuarias del DIU. Entre las mujeres sin educación, apenas una de cada tres mujeres en unión está usando métodos, casi la mitad de ellos tradicionales. • • El porcentaje de mujeres que usan métodos modernos de anticoncepción, excepto la inyección y MELA, sube a medida que sube también el quintil de riqueza. El 71 por ciento de las mujeres del quintil superior usa actualmente algún método en contraste con apenas el 42 por ciento de las mujeres del quintil inferior. El 13 por ciento de las mujeres en el quintil de riqueza más alto ha optado por un método definitivo como la esterilización femenina, el mismo porcentaje observado en los departamentos de Santa Cruz y Beni/Pando o de la región del Llano. Gráfico 5.2 Prevalencia de Métodos Anticonceptivos entre las Mujeres en Unión, según Área de Residencia y Departamento 62 67 67 57 51 49 49 56 48 64 58 0 10 20 30 40 50 60 70 80 Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosí Oruro La Paz DEPARTAMENTO Rural Urbana ÁREA DE RESIDENCIA TOTAL Porcentaje de mujeres en unión Planificación Familiar | 81 Gráfico 5.3 Prevalencia de Métodos Anticonceptivos entre las Mujeres en Unión, por Área de Residencia y Educación, 1998 y 2003 73 68 55 34 48 64 58 65 53 38 19 30 58 48 0 10 20 30 40 50 60 70 80 Superior Secundaria Primaria Sin educación EDUCACIÓN Rural Urbana AREA DE RESIDENCIA TOTAL Porcentaje ENDSA 1998 ENDSA 2003 Uso Actual por Condición de la Mujer El uso actual de anticoncepción según indicadores de estatus de la mujer, tales como el número de razones para rehusar relaciones sexuales y el número de razones que justifican que la mujer sea golpeada, se presenta en el Cuadro 5.6. La capacidad de la mujer para controlar su propia fecundidad y el método anticonceptivo seleccionado depende del estatus de la mujer y su propia imagen. Una mujer que se siente incapaz de controlar estos aspectos de su vida tal vez tendrá menos probabilidad de sentirse capaz de tomar y ejecutar decisiones con relación a su fecundidad. Cuadro 5.6 Existe una relación positiva entre el uso de métodos—particularmente modernos—y condiciones que favorecen la situación de la mujer. El 59 por ciento de uso de métodos se dá cuando la mujer tiene la última palabra en tres o más de las siguientes situaciones: cuidado de su salud, compras diarias de la casa, comprar algo caro en la casa, visitas a amigos o familia y que alimentos cocinará en el día). • • • De igual manera, si la mujer expresa que se niega a tener relaciones sexuales en ciertas situaciones que no la favorecen, cuantas más razones expresa mayor es el porcentaje de uso de métodos. Llama la atención que no se encuentre una relación entre uso de métodos de anticoncepción y razones que justifiquen que se le pegue a la esposa. | Planificación Familiar 82 Cuadro 5.6 Uso actual de anticoncepción por condición de la mujer Distribución porcentual de las mujeres en unión por método usado actualmente, según condición de la mujer, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Métodos modernos Métodos tradicionales –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––– Total Total Absti- méto- Esteri- Con- méto- nen- Número Cual- dos lización dón Es- dos tra- cia Otros de quier moder- feme- Píl- Inyec- mascu- puma/ dicio- perió- Reti- mé- No mujeres Característica método nos nina dora DIU ción lino jalea MELA nales dica ro Collar todos usa en unión –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de decisiones en que la mujer tiene la última palabra 0 34.2 22.8 1.8 3.6 4.9 5.9 2.4 0.0 4.2 11.5 8.1 3.3 0.0 0.0 65.8 89 1-2 49.2 26.1 4.1 2.3 7.8 6.4 2.5 0.3 2.8 23.0 17.3 5.4 0.0 0.3 50.8 731 3-4 59.6 35.9 6.7 3.9 10.5 8.1 3.8 0.3 2.4 23.7 19.0 4.4 0.1 0.3 40.4 3,003 5 59.1 35.6 6.7 3.6 10.4 8.1 4.1 0.2 2.5 23.5 19.9 3.4 0.1 0.2 40.9 6,746 Número de razones que justifican que la mujer se niegue a tener relaciones 0 31.7 18.9 0.7 1.0 4.6 8.2 2.8 0.0 1.4 12.9 10.2 2.7 0.0 0.0 68.3 209 1-2 37.1 18.0 4.5 2.5 5.7 2.7 2.1 0.0 0.4 19.0 17.6 1.5 0.0 0.0 62.9 194 3-4 42.9 18.3 4.0 2.6 3.9 4.9 0.8 0.0 2.0 24.6 19.7 4.3 0.0 0.6 57.1 481 5+ 60.1 36.4 6.8 3.7 10.7 8.2 4.1 0.2 2.6 23.7 19.6 3.8 0.1 0.2 39.9 9,685 Número de razones que justifican que se le pegue a la esposa 0 59.1 35.9 6.6 3.6 10.5 7.9 4.3 0.2 2.6 23.2 19.2 3.7 0.1 0.2 40.9 8,160 1-2 57.9 33.8 6.8 3.4 10.0 8.6 2.9 0.1 2.0 24.1 19.2 4.6 0.1 0.2 42.1 1,868 3-4 46.7 21.0 3.6 3.2 5.9 5.3 0.9 0.3 1.9 25.7 23.7 1.9 0.0 0.0 53.3 387 5 53.3 31.7 4.6 4.1 6.0 9.5 0.6 0.2 6.1 21.6 19.0 2.6 0.0 0.0 46.7 155 Total 58.4 34.9 6.5 3.6 10.2 8.0 3.9 0.2 2.5 23.4 19.3 3.8 0.1 0.2 41.6 10,569 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Los indicadores de estatus de la mujer se definen detalladamente en el Capítulo 3, Cuadros 3.10-3.13. Los porcentajes no necesariamente suman los subtotales o el 100 por ciento debido a redondeo. Si la mujer usa más de un método, solamente se considera el más efectivo en este cuadro. MELA = Método de la amenorrea de lactancia Número de Hijos al Iniciar el Uso de Anticonceptivos El análisis de la relación entre el número de hijos vivos que tenían las mujeres cuando usaron por primera vez un método para distintas cohortes permite conocer cuán temprano en la vida reproductiva las mujeres adoptan la planificación familiar, y si lo hacen para limitar o espaciar los hijos, al igual que las tendencias en el proceso de adopción con fines de espaciamiento. Al analizar esta información debe recordarse que para las cohortes jóvenes el proceso todavía no ha concluido. Cuadro 5.7 Cerca de un tercio de las mujeres usaron métodos por primera vez después del primer hijo y casi un quinto después del cuarto hijo. • • • Entre las mujeres de más edad del área rural, el uso de métodos por primera vez es alto después del cuarto hijo. Si se tiene en cuenta que cuando estas mujeres decidieron usar métodos por primera vez los programas de planificación familiar apenas se iniciaban en las zonas rurales, estos resultados son indicativos de la fuerte motivación por el espaciamiento de los nacimientos y por la limitación del tamaño de la familia existente en algunos grupos poblacionales del país. Entre las cohortes más jóvenes, la mayoría de las mujeres empiezan a usar métodos antes de tener hijos. Por ejemplo, entre las mujeres de 15 a 19 años, siete de cada 10 mujeres usa métodos de anticoncepción antes de tener el primer hijo y cuatro de cada 10 mujeres del grupo 20-24 años de edad. Estas situaciones son más marcadas en la zona urbana que rural. Planificación Familiar | 83 Cuadro 5.7 Número de hijos al usar anticoncepción por primera vez Distribución porcentual de mujeres que alguna vez han usado anticoncepción, por número de hijos sobrevivientes al usar anticoncepción por primera vez, según edad actual y área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de hijos al usar por primera vez No sabe/ Número –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– sin infor- de Edad actual 0 1 2 3 4+ mación Total mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 77.1 19.8 2.6 0.1 0.0 0.4 100.0 418 20-24 50.1 35.7 11.1 2.5 0.6 0.0 100.0 1,301 25-29 32.7 34.0 18.6 9.6 5.0 0.0 100.0 1,500 30-34 23.1 32.5 20.7 9.6 14.0 0.2 100.0 1,440 35-39 14.8 29.9 21.2 13.7 20.4 0.0 100.0 1,147 40-44 11.2 26.8 17.7 15.6 28.7 0.0 100.0 958 45-49 15.6 25.1 19.8 13.9 25.6 0.0 100.0 670 Total 29.3 30.8 17.2 9.6 13.0 0.1 100.0 7,434 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 60.4 28.8 6.1 4.2 0.4 0.0 100.0 176 20-24 24.9 41.7 23.3 7.8 2.1 0.1 100.0 448 25-29 13.0 27.0 24.0 21.0 14.8 0.2 100.0 485 Edad sta la fecha abido camb d a la esteri y de acuer se ha calcu ciento de las o más años a, por lo cua s que fuero | 84 30-34 5.1 18.1 21.8 19.2 35.5 0.3 100.0 500 35-39 3.2 18.2 13.1 16.7 48.8 0.0 100.0 480 40-44 2.8 12.4 13.9 10.1 60.2 0.6 100.0 383 45-49 4.0 25.4 9.7 9.9 50.9 0.0 100.0 271 Total 12.5 24.2 17.6 14.1 31.4 0.2 100.0 2,743 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 72.1 22.5 3.7 1.3 0.1 0.3 100.0 594 20-24 43.7 37.2 14.3 3.9 1.0 0.0 100.0 1,749 25-29 27.9 32.3 19.9 12.4 7.4 0.1 100.0 1,985 30-34 18.4 28.8 21.0 12.1 19.5 0.2 100.0 1,940 35-39 11.4 26.5 18.8 14.6 28.8 0.0 100.0 1,628 40-44 8.8 22.7 16.7 14.1 37.7 0.2 100.0 1,340 45-49 12.2 25.2 16.9 12.8 32.9 0.0 100.0 941 Total 24.8 29.0 17.3 10.8 17.9 0.1 100.0 10,177 al Momento de la Esterilización Si se relaciona la edad de la mujer al momento de la operación con el tiempo transcurrido ha de la entrevista, es posible estudiar tendencias en la adopción de la esterilización, es decir, si ha h ios en la edad de las mujeres a la aceptación del método; específicamente, en qué medida la eda lización ha estado aumentando o disminuyendo. En el Cuadro 5.8 se clasifican las mujeres según la edad en el momento de la esterilización do con el número de años transcurridos desde la operación. Para cada uno de estos subgrupos lado la edad mediana a la operación, es decir, la edad a la cual se habían hecho operar el 50 por mujeres. En la ENDSA 2003 no se tiene información de las mujeres que se esterilizaron a los 40 de edad hace más de 10 años, puesto que ellas tendrían 50 o más años al momento de la encuest l, para evitar sesgos, se excluyen de los cálculos en el Cuadro 5.8 todas las mujeres entrevistada n esterilizadas después de los 40 años. Planificación Familiar Cuadro 5.8 La edad mediana a la esterilización femenina parece haberse mantenido invariable en los últimos 10 años entre 32 y 34 años de edad. La edad mediana se sitúa en 32 años y medio, no se encuentran diferencias por área de residencia urbana o rural. • • • • • De la distribución por edad se puede observar que la proporción de esterilizaciones entre los 30 y 34 años de edad alcanza el 33 por ciento. Son importantes las proporciones de esterilizaciones entre los 25-29 y 35-39 años (23 y 29 por ciento respectivamente). Cuadro 5.8 Edad al momento de la esterilización Distribución porcentual de mujeres esterilizadas por edad en el momento de la esterilización; y edad mediana a la esterilización, según el número de años desde la operación y área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad al momento de la esterilización Número ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– de Edad Característica <25 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 Total mujeres mediana1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Años desde la operación <2 4.8 20.0 30.5 31.8 12.9 0.0 100.0 143 33.0 2-3 3.8 18.8 22.4 40.4 11.8 3.0 100.0 136 34.6 4-5 10.9 15.1 32.0 35.8 6.3 0.0 100.0 85 33.6 6-7 7.0 24.7 31.5 30.2 6.7 0.0 100.0 105 32.7 8-9 5.0 22.5 39.2 33.3 0.0 0.0 100.0 89 33.1 10+ 13.7 29.6 41.4 15.3 0.0 0.0 100.0 201 a Residencia Urbana 7.5 22.5 32.3 30.5 6.6 0.7 100.0 615 32.5 Rural 10.3 23.4 37.3 24.5 4.5 0.0 100.0 143 32.2 Total 8.0 22.7 33.3 29.4 6.2 0.5 100.0 758 32.4 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– a = No se calculó por tratarse de información truncada 1La edad mediana se calculó únicamente para mujeres esterilizadas antes de los 40 años para evitar problemas de truncamiento de información Conocimiento del Período Fértil El conocimiento del período fértil en el ciclo ovulatorio es de particular importancia en Bolivia dado el alto nivel de uso del ritmo y el retiro. Para evaluar este conocimiento, en la ENDSA 2003 se preguntó a las usuarias del ritmo en qué momento del ciclo menstrual creían que existe mayor riesgo de quedar embarazada. El Cuadro 5.9 resume los resultados sobre el conocimiento del ciclo reproductivo por parte de las mujeres que estaban usando la abstinencia periódica. Cuadro 5.9 Aproximadamente una de cada dos usuarias de abstinencia periódica respondieron que la mitad del ciclo es el momento de mayor riesgo para quedar embarazada. Lo anterior indica que casi la mitad de usuarias está utilizando el método del ritmo en forma incorrecta. El conocimiento del período fértil durante el ciclo menstrual es mejor en el área urbana (60 por ciento de usuarias) en comparación con el área rural (44 por ciento). Entre las no usuarias, apenas el 36 por ciento (22 por ciento en el área rural) conoce en qué momento del ciclo hay una mayor probabilidad de quedar embarazada. Planificación Familiar | 85 Cuadro 5.9 Conocimiento del período fértil Distribución porcentual de mujeres por conocimiento del período fértil durante el ciclo ovulatorio, según si son usuarias o no usuarias de abstinencia periódica, por área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Usuarias No usuarias de absti- de absti- Todas nencia nencia las Residencia y percepción del período fértil periódica periódica mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Justo antes de que comience la menstruación 3.7 6.0 5.7 Durante la menstruación 1.6 2.0 2.0 Fuente de Sumi A las muj la encuesta se les preguntó s ales se les preguntó dónde ha ales fuentes de abastecimiento , donde se compara con los re | Planificación86 Justo después de que termina la menstruación 18.3 18.9 18.8 A mediado de dos períodos 60.2 42.2 44.4 Otra percepción 0.2 0.4 0.3 No especificó tiempo 8.6 13.5 12.9 No sabe 7.4 17.0 15.8 Sin información 0.1 0.1 0.1 Total 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 1,542 10,631 12,172 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Justo antes de que comience la menstruación 3.0 4.0 3.9 Durante la menstruación 2.8 2.2 2.3 Justo después de que termina la menstruación 22.3 17.7 18.3 A mediado de dos períodos 43.9 21.9 24.9 Otra percepción 0.6 0.2 0.3 No especificó tiempo 12.3 20.0 19.0 No sabe 14.9 33.8 31.3 Sin información 0.0 0.1 0.1 Total 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 748 4,733 5,482 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Justo antes de que comience la menstruación 3.4 5.4 5.1 Durante la menstruación 2.0 2.1 2.1 Justo después de que termina la menstruación 19.6 18.5 18.7 A mediado de dos períodos 54.9 35.9 38.4 Otra percepción 0.3 0.3 0.3 No especificó tiempo 9.8 15.5 14.8 No sabe 9.9 22.2 20.6 Sin información 0.0 0.1 0.1 Total 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 2,290 15,364 17,654 nistro eres que estaban utilizando algún anticonceptivo moderno en el momento de obre el lugar dónde lo había obtenido. A las usuarias de métodos tradicion bían conseguido la información sobre su uso. Los resultados para las princip de métodos modernos se presentan en el Cuadro 5.10 y en el Gráfico 5.4 sultados obtenidos en 1998. Familiar Cuadro 5.10 y Gráfico 5.4 El sector privado en Bolivia desempeña un papel predominante en el suministro de anticonceptivos, con una cobertura del 41 por ciento de las usuarias actuales de métodos modernos de planificación familiar, de acuerdo a la ENDSA 2003, el sector público ha subido su participación hasta el 57 por ciento, en comparación al 42 por ciento que señalaba la Endsa 98. • • Las clínicas/hospitales y las farmacias contribuyen con el 13 y 24 por ciento, respectivamente, como fuentes en el sector privado. Como era de esperarse, las farmacias constituyen la principal fuente para los llamados métodos de suministro (condón, pastilla e inyección) y las clínicas/hospitales (esterilización masculina y femenina). Los hospitales públicos tienen el mayor porcentaje, más del 50 por ciento de esterilizaciones femeninas . Gráfico 5.4 Fuente de Suministro para Métodos Modernos de Planificación Familiar, por Sectores, 1998 y 2003 19 20 50 8 63 31 74 69 8 70 79 79 50 79 37 67 25 31 84 28 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 Píldora Inyección DIU Condón Masculino Esterilización Porcentaje femenina Público 1998 Público 2003 Privado 1998 Privado 2003 Planificación Familiar | 87 Cuadro 5.10 Fuente de suministro para métodos modernos Distribución porcentual de usuarias actuales de métodos modernos por fuente de suministro, según método y área de residencia, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Esteri- Total Área de residencia y lización Condón métodos fuente de suministro femenina Píldora DIU Inyección masculino modernos –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sector público 67.5 23.3 66.2 64.0 4.4 50.3 Hospital público 50.8 7.7 24.2 25.7 1.5 24.0 Hospital de la seguridad social 10.5 2.5 8.8 1.0 0.7 5.6 Hospital de ONG's o Iglesia 1.0 0.0 1.4 1.7 0.4 1.0 Centro o puesto de salud público 2.3 10.8 21.4 31.8 1.8 14.7 Centro de ONG's o Iglesia 0.3 1.4 6.7 3.7 0.0 3.1 Policlínica 2.6 0.9 3.7 0.0 0.0 1.8 Sector privado 30.4 74.7 32.8 34.3 87.3 47.0 Clínica privada 29.8 1.9 22.3 4.1 0.0 14.3 Consultorio/médico privado 0.6 0.0 0.1 0.0 0.0 0.2 Promotor 0.0 1.1 9.3 2.0 0.6 3.6 Medicina tradicional 0.0 0.0 0.0 0.3 0.0 0.1 Farmacia 0.0 71.7 1.1 27.9 86.7 28.9 Amigo/familiar 0.0 1.0 0.0 1.4 1.8 0.7 Otros 0.2 0.0 0.3 0.0 1.5 0.4 No sabe/sin información 1.9 0.9 0.7 0.2 5.1 1.6 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 615 357 983 548 502 3,034 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sector público 82.5 64.3 79.3 89.3 36.9 80.2 Hospital público 75.2 25.1 47.6 27.1 13.7 38.8 Hospital de la seguridad social 3.1 1.1 1.8 0.8 0.0 1.4 Hospital de ONG's o Iglesia 1.5 0.0 1.3 0.7 0.0 0.9 Centro o puesto de salud público 2.3 38.2 23.3 57.6 23.2 36.4 Centro de ONG's o Iglesia 0.0 0.0 4.2 2.7 0.0 2.2 Policlínica 0.3 0.0 1.1 0.4 0.0 0.5 Sector privado 15.7 33.8 20.5 10.6 51.0 18.5 Clínica privada 15.7 0.0 15.3 2.2 0.0 7.2 Consultorio/médico privado 0.0 0.0 1.1 0.3 0.0 0.4 Promotor 0.0 7.3 3.1 3.2 3.2 3.0 Farmacia 0.0 26.5 1.0 4.9 47.8 7.9 Amigo/familiar 0.0 0.7 0.0 0.1 0.0 0.1 Otros 0.6 1.1 0.0 0.0 1.3 0.3 No sabe/sin información 1.2 0.0 0.2 0.0 10.8 0.9 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 143 85 206 383 53 872 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sector público 70.3 31.2 68.5 74.4 7.5 57.0 Hospital público 55.5 11.0 28.3 26.3 2.7 27.3 Hospital de la seguridad social 9.1 2.2 7.6 0.9 0.6 4.6 Hospital de ONG's o Iglesia 1.1 0.0 1.4 1.3 0.4 1.0 Centro o puesto de salud público 2.3 16.1 21.7 42.5 3.8 19.6 Centro de ONG's o Iglesia 0.2 1.2 6.2 3.3 0.0 2.9 Policlínica 2.2 0.7 3.3 0.2 0.0 1.5 Sector privado 27.6 66.9 30.6 24.5 83.8 40.6 Clínica privada 27.1 1.6 21.1 3.4 0.0 12.7 Consultorio/médico privado 0.5 0.0 0.3 0.1 0.0 0.2 Promotor 0.0 2.3 8.2 2.5 0.9 3.5 Farmacia 0.0 63.0 1.1 18.4 83.0 24.2 Amigo/familiar 0.0 1.0 0.0 0.9 1.6 0.6 Otros 0.3 0.2 0.3 0.0 1.5 0.4 No sabe/sin información 1.8 0.7 0.6 0.1 5.5 1.5 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 758 442 1,189 931 555 3,906 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: No se muestra la distribución para las usuarias de esterilización masculina (4 casos), condón (24), e implantes (2). | Planificación Familiar 88 Información Suministrada La selección informada de métodos es un componente muy necesario en los programas de planificación familiar. Los proveedores de esterilización deben informar a los posibles usuarios que la esterilización es un método permanente e irreversible y también deben informar sobre métodos alternativos. Además, los proveedores de planificación familiar deben informar a todos los usuarios sobre los efectos secundarios de los métodos y qué hacer en estos casos. Esta información ayuda al usuario a afrontar los efectos colaterales a la vez que disminuye la discontinuación innecesaria de métodos temporales. Los usuarios de estos métodos deben ser informados de las opciones que tienen respecto a otros métodos. Se debe analizar el consentimiento informado según el tipo de método y el tipo de proveedor para mejorar las políticas y las prácticas de los programas. Es útil ver si existen diferenciales por zona de residencia o nivel de educación del cliente. Los resultados se presentan en el Cuadro 5.11. Cuadro 5.11 A la mitad de mujeres que comenzaron a usar el método actual en los últimos cinco años se les informó sobre posibles efectos secundarios. Casi tres de cada diez usuarias de esterilización recibieron información frente a siete de cada diez usuarias de inyección. De manera general, más mujeres fueron informadas en Chuquisaca que en Cochabamba. • • • • • A casi la mitad de las mujeres usuarias les dijeron que hacer en caso de experimentar efectos secundarios diferencias por residencia y educación. Entre las usuarias de esterilización, solamente a una de cada cinco le dijeron que hacer si experimentaba efectos secundarios. A seis de cada diez mujeres les informaron sobre otros métodos. Destacan Chuquisaca (75 por ciento) y El Alto (70 por ciento) por la alta proporción de mujeres que fueron informadas. Al otro extremo con baja proporción están las usuarias de esterilización (29 por ciento) y, a nivel de residencia, las que viven en el departamento de Cochabamba (53 por ciento) y en los municipios capital de departamento (57 por ciento). Al 91 por ciento de usuarias de esterilización le informaron que este método es irreversible. La mayor proporción de mujeres que recibieron esta información se encuentra en el área periurbana de las cuatro ciudades más grandes de Bolivia (97 por ciento), en el Llano (93 por ciento), en el departamento de Santa Cruz (95 por ciento), y en los municipios capitales de departamento ( 94 por ciento) y con educación superior (95 por ciento). Las mujeres del quintil inferior de riqueza reportaron en mayor porcentaje haber sido informadas con respecto al método que estaban usando que las mujeres del quintil de riqueza superior. Acerca de la irreversibilidad de la esterilización, las mujeres del quintil superior reportaron en mayor porcentaje haber recibido información. Planificación Familiar | 89 | Planificación Familiar 90 Cuadro 5.11 Información suministrada durante la prescripción de métodos modernos Entre las usuarias actuales de métodos específicos de anticoncepción que empezaron a usar en los 5 años antes de la encuesta, porcentaje de mujeres a quienes se informó de ciertas características del método prescrito, incluyendo que la esterilización es permanente, efectos secundarios del método y qué hacer en estos casos, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Le informaron: ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sobre los Qué hacer efectos si hay Sobre Que la secundarios del efectos otros esterilización Característica método usado1 secundarios1 métodos2 es permanente3 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Método Esterilización femenina 27.4 23.0 28.6 90.8 Pastilla 55.1 50.6 62.1 na DIU 58.5 55.7 64.3 na Inyección 70.2 59.6 79.3 na Otro4 na na 63.7 na Residencia Urbana 52.4 47.3 59.3 91.8 Periurbana 55.6 51.0 61.6 96.9 Resto urbano 52.1 47.0 59.1 91.4 Rural 59.8 52.9 63.5 86.5 Región Altiplano 56.2 49.6 64.7 84.0 Valle 54.1 49.6 60.2 88.7 Llano 53.3 47.6 58.2 93.1 Departamento La Paz 57.3 50.3 66.1 82.6 Oruro 50.8 42.0 55.1 81.7 Potosí 55.2 50.8 65.0 88.9 Chuquisaca 66.8 60.4 74.9 88.7 Cochabamba 49.2 44.7 53.0 87.7 Tarija 54.3 51.4 64.5 91.7 Santa Cruz 52.1 45.5 57.3 94.9 Beni/Pando 60.2 59.1 63.2 83.1 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 61.2 53.5 67.4 79.4 Pobreza media 57.7 52.0 61.4 89.2 Pobreza baja 51.7 49.3 61.3 88.8 Capital de departamento 51.5 45.6 56.9 93.9 El Alto 52.6 49.8 70.1 84.0 Quintil de riqueza Quintil inferior 65.6 56.0 67.5 88.3 Segundo quintil 59.3 53.7 65.2 85.0 Quintil intermedio 57.6 51.2 61.7 93.2 Cuarto quintil 51.3 46.6 62.4 87.5 Quintil superior 47.8 43.5 51.7 94.0 Educación Sin educación 50.2 47.3 51.4 90.3 Primaria 54.2 47.9 60.3 89.0 Secundaria 52.7 47.1 61.1 91.3 Superior 58.8 54.9 61.9 95.0 Total 54.2 48.7 60.4 90.8 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Sólo para usuarias de esterilización femenina, píldoras, DIU, inyecciones e implantes. 2Sólo para usuarias de esterilización femenina, píldoras, DIU, inyecciones, implantes, condón femenino, diafragma, espuma o jalea, y amenorrea por lactancia (MELA) 3Mujeres esterilizadas a quienes se les dijo que no podrían tener más hijos 4Condón femenino, diafragma, espuma o jalea, y amenorrea por lactancia (MELA) na= No aplicable 5.4 INTENCIONES DE USO EN EL FUTURO A las mujeres que conocían o habían oído hablar de los métodos, pero que no estaban usando ninguno, se les preguntó sobre sus intenciones de uso futuro de alguna forma de anticoncepción. Si la respuesta era afirmativa se preguntó a la mujer si pensaba usar en los próximos 12 meses o después y cuál método pensaba usar. En el Cuadro 5.12 y Gráfico 5.5 se presentan los resultados sobre intenciones de uso para aquellas mujeres que no usan actualmente, según el número de hijos y el área de residencia. En el Cuadro 5.13 se detallan las razones aducidas por las mujeres que manifestaron que no intentaban usar, para dos grandes grupos de edad: de 15 a 29 años y de 30 a 49 años. El método preferido se presenta en el Cuadro 5.14 para grandes grupos de edad y por área de residencia. Cuadro 5.12 Uso futuro de anticoncepción Distribución porcentual de mujeres en unión que no usan actualmente métodos anticonceptivos por intención de uso futuro, según número de hijos sobrevivientes y área de residencia, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de hijos sobrevivientes1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––– Intención 0 1 2 3 4+ Total –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Intenta usar 48.1 70.8 58.1 52.6 43.0 54.3 Insegura 3.9 5.1 9.1 8.2 10.3 8.2 No intenta usar 48.0 23.8 32.1 38.5 46.2 37.0 Sin información 0.0 0.3 0.7 0.7 0.5 0.5 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 135 511 549 467 793 2,454 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Intenta usar 28.0 52.0 51.6 56.0 42.6 46.3 Insegura 13.7 16.1 14.1 18.1 13.9 14.8 No intenta usar 58.4 31.9 34.1 25.8 43.3 38.7 Sin información 0.0 0.0 0.2 0.1 0.2 0.2 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 99 231 282 295 1,040 1,947 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Intenta usar 39.6 65.0 55.9 53.9 42.8 50.7 Insegura 8.0 8.6 10.8 12.0 12.4 11.1 No intenta usar 52.4 26.3 32.8 33.6 44.6 37.8 Sin información 0.0 0.2 0.5 0.5 0.3 0.3 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 234 741 831 762 1,833 4,401 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Incluye el embarazo actual Cuadros 5.12 y 5.13; y Gráfico 5.5 Uso futuro de anticoncepción El 51 por ciento de las mujeres en unión y que no practican la anticon- cepción manifestaron su intención de hacerlo en el futuro y un 11 por ciento no están seguras. Entre las mujeres con un hijo, el 65 por ciento señalan la intención de uso futuro de anticon- cepción. • • • • • La intención de uso futuro es ligeramente mayor entre las mujeres residentes en el área urbana en comparación con la rural (54 y 46 por ciento, respectivamente). Razones de no uso en el futuro Más de la mitad de las mujeres que no usan métodos mencionan razones relacionadas con la fecundidad como justificación para no uso futuro. La mayor parte de estas mujeres se declaran menopáu-sica/histerectomizada o infértil/infecunda. La mayoría de esta mujeres pertenecen al grupo 30-49 años. Los tipos de razones de no uso actual de métodos anticonceptivos están muy relacionadas con la edad. Así, para las mujeres de 30-49 años, las razones principales están relacionadas con la fecundidad (61 por ciento). Para las mujeres de 15-29 años las razones principales de no uso están relacionadas con el método (34 por ciento) y destacan el miedo a efectos secundarios con el 21 por ciento. La falta de conocimiento es una razón más importante en el área rural en comparación con el área urbana (13 y 3 por ciento, respectivamente) y es más notable entre las mujeres menores de 30 años (24 por ciento). Planificación Familiar | 91 Cuadro 5.13 Razones para no querer usar métodos anticonceptivos en el futuro Distribución porcentual de mujeres en unión que no usan actualmente métodos anticonceptivos y que no intentan usar en el futuro, por razón para no querer usar, según dos grupos de edad, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad –––––––––––––––– Residencia y razón 15-29 30-49 Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Método preferido para Las mujeres cas ncia de uso futuro por el método d en las mujeres de 15-29 años en co ectivamente). • • El segundo mét 2 por ciento de las mujeres y la abs mujeres entre 30 | Planificación F92 ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Razones relacionadas con la fecundidad 29.4 63.8 59.2 Oposición al uso 19.4 8.9 10.3 Falta de conocimiento 6.1 2.0 2.5 Razones relacionadas con el método 32.1 16.5 18.6 Otras respuestas 6.8 5.0 5.3 No sabe 6.2 3.5 3.9 S in información 0.0 0.3 0.2 Total 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 122 786 909 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Razones relacionadas con la fecundidad 9.4 57.0 47.9 Oposición al uso 26.8 11.5 14.4 Falta de conocimiento 24.1 10.4 13.0 Razones relacionadas con el método 34.6 17.4 20.6 Otras respuestas 0.3 1.0 0.9 No sabe 4.1 2.4 2.7 S in información 0.7 0.3 0.4 Total 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 143 611 754 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Razones relacionadas con la fecundidad 18.6 60.8 54.1 Sexo poco frecuente/ no sexo 2.0 8.8 7.7 Menopáusica/histerectomizada 1.4 22.8 19.4 Infértil/infecunda 6.4 24.2 21.4 Infertilidad del esposo 0.5 0.9 0.8 Quiere mas hijos 8.4 4.2 4.8 Oposición al uso 23.4 10.0 12.1 Entrevistada se opone 10.7 4.9 5.8 Esposo se opone 7.7 2.9 3.7 Prohibición religiosa 5.0 2.2 2.7 Falta de conocimiento 15.8 5.7 7.3 No conoce método 15.2 5.5 7.0 No conoce fuente 0.6 0.2 0.2 Razones relacionadas con el método 33.5 16.9 19.5 Razones de salud 7.4 5.5 5.8 Miedo a efecto secundario 21.1 10.4 12.1 Falta de acceso/muy lejos 0.7 0.1 0.2 Muy costoso 0.9 0.3 0.4 Incomodo de usar 1.0 0.4 0.5 Interfiere con procesos normales del cuerpo 2.3 0.3 0.6 Otras respuestas 8.8 6.6 7.0 Otras razones 3.3 3.3 3.3 No sabe 5.1 3.0 3.4 S in información 0.4 0.3 0.3 Total 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 265 1,397 1,663 Cuadro 5.13 y Gráfico 5.5 uso futuro adas/unidas que no están usando métodos manifestaron su prefere e inyección (28 por ciento), con un ligeramente mayor porcentaje mparación con quienes tienen entre 30-49 (30 y 26 por ciento, resp odo por preferencia es el dispositivo intrauterino indicado por un 2 tinencia periódica por un 15 por ciento, siendo este último método el preferido por las -49 años. amiliar NÚMERO DE HIJ R Urb AREA DE RESIDEN TOT Gráfico 5.5 Intención de Uso Futuro de Anticonceptivos, según Área de Residencia y Número de Hijos Sobrevivientes 56 65 40 46 54 51 33 26 52 39 37 38 2 1 0 OS ural ana CIA AL No intenta usarIntenta usar Insegura 43 54 45 34 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 4+ 3 Porcentaje de mujeres Cuadro 5.14 Método preferido de anticoncepción para uso futuro Distribución porcentual de las mujeres actualmente casadas o unidas que no están usando métodos pero tienen la intención de usar en el futuro, por método preferido, según edad y área de residencia, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad Área de residencia ––––––––––––––– –––––––––––––––– Método preferido 15-29 30-49 Urbana Rural Total –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Esterilización femenina 4.3 12.0 7.7 5.5 6.8 Esterilización masculina 0.0 0.4 0.2 0.0 0.1 Pastilla 10.2 9.7 9.9 13.1 11.2 DIU 29.0 23.2 26.4 14.2 21.5 Inyección 27.8 22.3 25.4 32.1 28.1 Implantes 0.0 0.2 0.1 0.5 0.2 Condón 4.1 4.3 4.2 2.1 3.4 Condón femenino 0.2 0.2 0.2 0.2 0.2 Diafragma 0.1 0.0 0.1 0.0 0.0 Espuma/jalea 1.6 0.6 1.1 0.1 0.7 MELA 0.3 0.4 0.3 0.2 0.3 Abstinencia periódica 12.6 16.4 14.3 15.3 14.7 Retiro 2.1 1.1 1.7 0.4 1.1 Otro método 0.7 0.7 0.7 1.0 0.8 Insegura 6.8 7.7 7.2 15.0 10.3 Sin información 0.2 0.7 0.4 0.4 0.4 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 738 594 1,332 901 2,234 Planificación Familiar | 93 5.5 MENSAJES RADIALES Y TELEVISIVOS SOBRE PLANIFICACIÓN FAMILIAR Exposición a Mensajes y Aceptabilidad A continuación de la sección sobre intenciones de uso de anticoncepción, en el cuestionario individual de mujeres de la ENDSA 2003 se incluyeron preguntas referentes a mensajes sobre planificación familiar escuchados en los seis meses antes de la entrevista y el medio a través del cual fueron escuchados. Se incluyeron además preguntas referentes a mensajes impresos sobre planificación familiar recibidos en los 12 meses antes de la entrevista y el medio a través del cual fueron leídos. Dichas preguntas también se incluyeron en el cuestionario de hombres. En el Cuadro 5.15.1 se presentan los resultados sobre exposición a los tres tipos de mensajes para distintos grupos poblacionales de mujeres y en el Cuadro 5.15.2 para los hombres. Cuadros 5.15.1 y 5.15.2; Gráfico 5.6 Exposición a mensajes radiales y televisivos La exposición a mensajes radiales y televisivos sobre planificación familiar es claramente superior entre los hombres que entre las mujeres, independientemente de las características consideradas. • • • • • • • • El 50 por ciento de las mujeres escucharon mensajes sobre planificación familiar por la radio y por la televisión el 43 por ciento. Como era de esperar, las mujeres que residen en las áreas urbanas tienen una mayor probabilidad de escuchar mensajes por televisión. En efecto, las mujeres que escucharon mensajes por televisión en las zonas urbanas llegan al 56 por ciento mientras que en las zonas rurales alcanzan solamente al 14 por ciento. Para la radio, los niveles alcanzan el 54 por ciento en el área urbana y en la rural 40 por ciento. El 71 por ciento de los hombres recibieron mensajes sobre planificación familiar por cualquiera de los tres medios (radio, televisión o impresos). El medio más utilizado es la radio: 61 por ciento, tanto en el área urbana (67 y 50 por ciento, respectivamente). Todos los medios bajan su importancia en el área rural, especialmente la televisión que baja de 67 por ciento en el área urbana a 21 por ciento en el área rural. En las regiones, casi no existen diferencias en los porcentajes de mujeres que escucharon mensajes sobre planificación familiar por radio (alrededor del 50 por ciento). Respecto a la televisión, el mayor porcentaje lo tiene el Llano con un 51 por ciento, seguido por el Valle y Altiplano (42 y 39 por ciento, respectivamente). El mayor porcentaje de hombres que escucharon mensajes sobre planificación familiar por radio corresponde al Altiplano y Valle (66 y 63 por ciento respectivamente) y el menor al Llano (53 por ciento). Respecto a las diferencias según el grado de pobreza de los municipios, se puede observar que los mayores porcentajes se encuentran en los municipios capitales de departamento y los menores porcentajes de mujeres informadas por estos medios se encuentran en los municipios con grado de pobreza alta. De acuerdo a los quintiles de riqueza, el 68 por ciento de las mujeres del quintil inferior reportó no haber leído, escuchado o visto mensajes sobre planificación familiar a través de alguno de los medios investigados (radio, televisión, periódico /revista). La mayoría de los hombres que se encuentran en el quintil superior están expuestos a los tres medios (radio, televisión y periódico/revista). La mayor brecha entre el quintil inferior y el superior la tiene la televisión (63 puntos porcentuales), dado que la exposición a ese medio en estos quintiles es 13 y 76 por ciento, respectivamente. | Planificación Familiar 94 Gráfico 5.6 Exposición a Mensajes de Planificación Familiar por Area de Residencia y Medio de Comunicación 49 48 51 51 48 44 52 52 40 54 50 44 53 46 44 31 30 47 40 15 56 43 31 31 22 27 19 14 27 19 8 32 24 0 10 20 30 40 50 60 Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosí Oruro La Paz DEPARTAMENTO Rural Urbana AREA DE RESIDENCIA TOTAL Porcentaje de mujeres Periódico/Revista Televisión Radio La lectura de mensajes de planificación familiar es mucho mayor en el caso de los hombres que de las mujeres, independientemente de las características observadas. Las diferencias son más marcadas que para otros medios de comunicación. • • • El 24 por ciento de las mujeres y el 39 por ciento de los hombres leyeron sobre planificación familiar en un periódico o revista en los 12 meses anteriores a la encuesta. Las mujeres y hombres que residen en las áreas urbanas tienen una mayor probabilidad de leer mensajes en cualquier medio impreso. En efecto, las mujeres que han leído algún periódico/revista en las zonas urbanas alcanza un 32 por ciento, mientras que en las zonas rurales solo alcanza al 8 por ciento; los porcentajes para los hombres son del 49 y 20 por ciento, respectivamente. Planificación Familiar | 95 Cuadro 5.15.1 Exposición a mensajes de planificación familiar en la radio, la televisión o en medios escritos: mujeres Porcentaje de mujeres entrevistadas que ha escuchado o visto mensajes de planificación familiar en la radio, en la televisión (TV), o en medios escritos, en los meses anteriores a la encuesta, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje de mujeres expuestas a Ninguno mensajes de planificación familiar en: de –––––––––––––––––––––––––––––––– estos Número La La Periódico/ tres de Característica radio televisión revista medios mujeres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 37.5 35.4 20.9 47.1 3,874 20-24 51.0 46.8 26.4 33.1 3,133 25-29 54.9 47.7 25.2 32.2 2,673 30-34 55.2 48.6 27.8 30.9 2,469 35-39 54.3 44.4 24.0 33.9 2,141 40-44 51.2 40.3 22.5 40.0 1,887 45-49 49.4 42.4 22.5 41.3 1,477 Residencia Urbana 53.9 56.3 31.6 28.6 12,172 Periurbana 49.7 54.4 26.4 32.9 1,298 Resto urbano 54.4 56.5 32.3 28.1 10,874 Rural 39.8 14.5 7.6 56.5 5,482 Región Altiplano 50.2 38.7 19.3 40.5 7,065 Valle 50.3 41.7 24.4 38.4 5,377 Llano 47.9 51.4 30.6 31.7 5,212 Departamento La Paz 51.5 39.7 19.3 38.6 4,782 Oruro 52.2 46.5 26.9 36.6 915 Potosí 44.2 29.7 14.0 49.7 1,368 Chuquisaca 48.3 30.5 18.8 45.3 1,160 Cochabamba 50.8 44.3 26.9 36.9 3,353 Tarija 50.6 46.4 22.2 34.7 863 Santa Cruz 47.8 52.6 30.5 30.6 4,488 Beni/Pando 48.7 43.5 31.1 38.3 724 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 44.3 21.4 8.8 51.0 4,227 Pobreza media 45.5 27.5 16.1 47.8 3,514 Pobreza baja 47.9 49.3 25.6 34.3 1,756 Capital de departamento 54.4 61.3 36.6 25.2 7,225 El Alto 53.1 51.5 24.7 34.3 932 Quintil de riqueza Quintil inferior 30.0 4.4 3.8 68.2 2,635 Segundo quintil 46.5 20.1 10.1 48.1 3,025 Quintil intermedio 48.1 44.9 20.1 37.9 3,576 Cuarto quintil 57.4 61.3 32.0 24.8 4,063 Quintil superior 57.2 64.9 42.3 22.1 4,355 Educación Sin educación 30.3 12.2 0.6 66.7 1,088 Primaria 43.4 30.3 12.3 47.9 8,201 Secundaria 55.9 56.5 33.8 26.1 6,103 Superior 63.7 70.0 52.6 14.7 2,262 Total 49.5 43.3 24.2 37.3 17,654 | Planificación Familiar 96 Cuadro 5.15.2 Exposición a mensajes de planificación familiar en la radio, la televisión o en medios escritos: hombres Porcentaje de hombres entrevistados que ha escuchado o visto mensajes de planificación familiar en la radio, en la televisión (TV), o en medios escritos, en los meses anteriores a la encuesta, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje de hombres expuestos Ninguno a mensajes de planificación familiar en: de –––––––––––––––––––––––––––––––– estos Número La La Periódico/ tres de Característica radio televisión revista medios hombres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual 15-19 46.1 38.8 30.1 40.0 1,199 20-24 63.9 58.1 43.7 22.2 961 25-29 68.6 57.5 40.6 22.4 806 30-34 69.2 59.3 44.1 22.7 655 35-39 68.0 53.5 43.0 24.1 696 40-44 67.8 56.0 43.7 26.0 526 45-49 63.3 55.1 38.3 27.8 483 50-54 61.4 53.4 40.4 30.4 385 55-59 54.1 36.7 27.8 39.7 310 60-64 50.3 35.5 26.6 45.1 207 Residencia Urbana 67.1 67.4 48.7 20.0 4,076 Periurbana 68.5 65.8 54.2 16.5 471 Resto urbano 67.0 67.6 48.0 20.5 3,604 Rural 50.2 21.1 19.7 45.5 2,154 Región Altiplano 66.2 51.6 34.2 25.6 2,463 Valle 62.8 50.3 44.1 28.7 1,887 Llano 53.2 52.3 39.0 33.2 1,880 Departamento La Paz 72.0 55.6 34.1 20.5 1,669 Oruro 53.8 51.3 36.2 33.0 304 Potosí 54.5 38.0 33.4 38.3 490 Chuquisaca 54.2 37.7 32.8 37.3 405 Cochabamba 62.5 51.5 44.5 27.9 1,179 Tarija 75.9 62.3 57.6 20.3 303 Santa Cruz 54.9 54.8 40.7 31.1 1,607 Beni/Pando 43.4 37.1 29.3 45.3 273 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 61.9 33.9 18.5 34.4 1,519 Pobreza media 47.1 29.7 25.1 45.4 1,366 Pobreza baja 59.4 56.2 42.8 30.7 605 Capital de depto. 66.9 70.6 55.6 17.9 2,437 El Alto 80.8 72.5 56.1 9.5 304 Quintil de riqueza Quintil inferior 44.7 12.5 14.6 52.8 1,048 Segundo quintil 56.7 31.3 23.1 37.8 1,157 Quintil intermedio 62.2 54.9 38.5 28.5 1,242 Cuarto quintil 69.4 69.7 50.2 18.5 1,375 Quintil de riqueza 68.7 75.9 58.3 14.0 1,407 Educación Sin educación 26.6 14.1 10.9 72.1 90 Primaria 51.9 33.1 23.1 41.5 2,740 Secundaria 68.5 62.6 47.3 20.2 2,424 Superior 72.9 78.5 63.3 10.4 976 Total 61.3 51.4 38.7 28.8 6,230 Planificación Familiar | 97 Por departamentos, el mayor nivel de exposición de las mujeres a mensaje impresos se observa en Santa Cruz y Beni/Pando (31 por ciento) y el menor en Potosí (14 por ciento). Entre los hombres, el mayor nivel de exposición a mensajes impresos se observa en Tarija (58 por ciento) y el menor en Beni/Pando (29 por ciento). • • • • • • • Las diferencias son notables respecto al nivel de educación de las entrevistadas, desde un 53 por ciento de mujeres con nivel de educación superior que leyeron algún mensaje sobre planificación familiar, hasta apenas un 12 por ciento entres las mujeres con educación primaria. El 63 por ciento de hombres con nivel de educación superior leyeron algún mensaje sobre planificación familiar en contraste con apenas el 11 por ciento entre los hombres sin educación. Contacto de las No Usuarias con Proveedores de Planificación Familiar Otra pregunta incluida para las mujeres que no usan ningún método anticonceptivo fue la relativa al contacto con trabajadores de planificación familiar durante una visita al domicilio de la entrevistada, o si las mujeres hablaron sobre planificación familiar con el personal de un establecimiento de salud en los 12 meses previos a la entrevista. El Cuadro 5.16 presenta los resultados según las características más importantes de las encuestadas. Cuadro 5.16 En los doce meses anteriores a la encuesta, el 80 por ciento de las mujeres no usuarias no discutieron planificación familiar ni cuando fueron visitadas por un trabajador de planificación familiar ni cuando ellas mismas visitaron un establecimiento de salud. Entre quienes discutieron sobre planificación familiar, 10 por ciento lo hicieron durante las visitas de un trabajador de planificación familiar y 14 por ciento durante la visita a un establecimiento de salud. Tomando en cuenta el área de residencia, existe una diferencia importante en cuanto al porcentaje de mujeres visitadas por trabajador de salud en el área rural y que discutieron planificación familiar (15 por ciento), en contraste con el área urbana (8 por ciento). En las regiones, el Llano presenta un porcentaje ligeramente mayor de mujeres no usuarias que visitó un establecimiento de salud y conversó o discutió sobre planificación familiar (16 por ciento), en contraste con el 13 y 14 por ciento en el Altiplano y Valle. Los mayores porcentajes de mujeres que reportaron haber discutido sobre planificación familiar con un promotor se encuentran en los quintiles de riqueza inferior y disminuyen conforme estos se elevan. | Planificación Familiar 98 Cuadro 5.16 Contacto de mujeres no usuarias con proveedores de planificación familiar Porcentaje de mujeres que no usa anticoncepción que durante los 12 meses antes de la encuesta discutieron planificación familiar durante la visita de un promotor o durante la visita a un establecimiento de salud; porcentaje que no discutió planificación familiar durante la visita a un establecimiento; y porcentaje total que no discutió planificación familiar con promotor(a) o en establecimiento, por características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Discutió No discutió planificación familiar (PF) planificación familiar (PF) ––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––– Durante Durante Durante Total que no la visita de la visita a un la visita a un discutió PF con Número un promotor establecimiento establecimiento promotor o en de Característica de PF de salud de salud establecimiento mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 5.6 ctitud positi de las entrev puede indica so de planif nocen métod en de la act Edad 15-19 8.1 6.9 23.6 87.3 3,552 20-24 10.1 16.9 30.7 77.7 2,007 25-29 12.5 21.3 33.0 72.7 1,283 30-34 12.0 22.4 35.4 71.9 1,043 35-39 12.8 17.3 28.9 75.4 914 40-44 11.3 13.9 31.9 79.4 941 4 5-49 10.5 11.8 25.0 81.5 979 Residencia Urbana 7.8 13.6 31.1 81.9 7,137 Periurbana 7.2 12.8 25.9 82.1 809 Resto urbano 7.9 13.7 31.8 81.8 6,328 R ural 15.2 14.6 23.4 76.3 3,582 Región Altiplano 10.8 13.0 22.7 80.8 4,618 Valle 10.1 13.9 31.0 79.8 3,339 L lano 9.5 15.6 35.2 78.9 2,762 Departamento La Paz 8.3 11.9 19.1 83.5 3,060 Oruro 9.5 13.1 29.4 82.2 635 Potosí 20.1 16.8 30.3 70.7 923 Chuquisaca 15.5 15.7 36.7 74.7 768 Cochabamba 8.4 13.1 28.1 81.5 2,106 Tarija 9.0 14.3 35.0 80.6 465 Santa Cruz 8.6 14.6 36.4 80.2 2,369 B eni/Pando 15.3 21.8 28.0 70.8 393 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 13.5 13.4 20.4 78.8 2,832 Pobreza media 13.9 17.3 27.6 75.0 2,102 Pobreza baja 10.8 16.9 31.9 76.8 971 Capital de departamento 6.9 12.4 35.0 83.3 4,224 E l Alto 5.7 11.0 19.1 85.2 590 Quintil de riqueza Quintil inferior 17.4 14.0 20.1 74.7 1,815 Segundo quintil 13.2 15.7 25.6 77.7 1,866 Quintil intermedio 8.6 15.6 25.7 80.0 2,160 Cuarto quintil 7.7 13.7 30.7 81.1 2,339 Q uintil superior 6.9 11.4 37.1 84.5 2,540 Educación Sin educación 15.3 11.0 23.4 78.9 776 Primaria 11.4 15.6 25.9 78.1 4,774 Secundaria 8.7 12.3 28.6 82.3 3,943 S uperior 7.6 14.9 41.6 80.8 1,227 Total 10.3 14.0 28.5 80.0 10,719 DISCUSIÓN SOBRE PLANIFICACIÓN FAMILIAR ENTRE LAS PAREJAS El uso de métodos anticonceptivos efectivos se facilita cuando las parejas disponen de una a va hacia planificación familiar, por lo cual en la ENDSA 2003 se preguntó sobre la percepción istadas con respecto a la actitud de los esposos sobre la planificación familiar. Esta información r hasta qué punto se requiere educación y promoción adicional para mejorar la aceptación del u icación familiar. En el Cuadro 5.17 se clasifican las mujeres en unión no esterilizadas que co os anticonceptivos por la actitud de ellas hacia la planificación familiar y la percepción que tien itud del esposo hacia la planificación familiar, según características Planificación Familiar | 99 Cuadro 5.17 y Gráfico 5.7 El 91 por ciento de las mujeres en unión no esterilizadas aprueba la práctica de la planificación familiar por la pareja. Una proporción igualmente importante de ellas (79 por ciento), percibe que el esposo comparte esta actitud. • • • En todos los grupos de población, la mayoría de las mujeres aprueban que las parejas usen la planificación familiar. Sin embargo, existe un nivel mayor entre las mujeres del área urbana (83 por ciento) respecto a las del área rural (71 por ciento). De igual forma es mayor en las entrevistadas del Llano (82 por ciento) que entre las entrevistadas del Altiplano o Valles. El nivel de aprobación también es mayor entre las mujeres con más educación (94 por ciento) que entre las mujeres sin educación (62 por ciento). La coincidencia entre esposo y mujer entrevistada en cuanto se refiere a la aprobación de la planificación familiar se presenta con mayor frecuencia entre las mujeres de los quintiles superiores de riqueza. Entre las mujeres del quintil superior de riqueza, 90 por ciento aprueban en comparación con apenas el 65 por ciento entra las mujeres del quintil inferior de riqueza. Gráfico 5.7 Actitud de las Parejas sobre la Planificación Familiar, según Área de Residencia y Departamento 81 82 83 77 72 72 77 80 71 83 79 5 7 6 6 9 9 7 4 7 6 6 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosí Oruro La Paz DEPARTAMENTO Rural Urbana AREA DE RESIDENCIA TOTAL Ella Aprueba pero Esposo No Ambos Aprueban PF | Planificación Familiar 100 Cuadro 5.17 Actitud de las parejas sobre la planificación familiar Distribución porcentual de mujeres en unión que conocen un método de planificación familiar (PF), por aprobación de la planificación familiar y la percepción que tiene de la actitud del esposo/compañero hacia la planificación familiar; y porcentaje de casos en que uno de ellos aprueba, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– La mujer aprueba PF La mujer desaprueba PF Uno de ellos aprueba –––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––– La ––––––––––––––– El Pero el No conoce Pero El No conoce mujer cónyuge cónyuge actitud el cónyuge actitud no La El Número también desa- del cónyuge desa- tud del está mujer cónyuge de Característica aprueba prueba cónyuge aprueba prueba cónyuge segura1 Total aprueba aprueba mujeres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 74.9 5.5 9.8 2.3 2.0 0.7 4.8 100.0 90.2 77.2 405 20-24 80.5 6.3 5.9 1.9 1.7 0.9 2.6 100.0 92.7 82.4 1,534 25-29 82.9 5.9 4.1 1.8 1.3 0.8 3.0 100.0 92.9 84.7 1,870 30-34 82.9 4.7 5.0 2.2 1.5 0.6 3.2 100.0 92.6 85.1 1,959 35-39 77.9 6.7 5.3 2.3 2.3 0.9 4.7 100.0 89.9 80.2 1,728 40-44 74.5 7.2 7.4 1.6 2.5 1.5 5.3 100.0 89.1 76.1 1,438 45-49 69.8 7.4 7.9 2.8 2.5 1.6 8.1 100.0 85.1 72.6 1,045 Residencia Urbana 82.8 6.0 4.7 1.7 1.5 0.6 2.6 100.0 93.5 84.5 6,710 Periurbana 75.0 7.7 6.1 2.3 1.8 1.1 5.9 100.0 88.8 77.3 775 Resto urbano 83.8 5.8 4.5 1.6 1.5 0.6 2.2 100.0 94.1 85.4 5,935 Rural 70.5 6.6 8.3 2.8 2.7 1.6 7.5 100.0 85.4 73.3 3,270 Región Altiplano 77.7 5.3 5.7 2.4 1.9 1.4 5.6 100.0 88.7 80.1 3,900 Valle 77.0 6.9 6.9 1.7 2.2 0.9 4.5 100.0 90.8 78.7 2,963 Llano 81.9 6.6 5.1 2.0 1.6 0.5 2.3 100.0 93.6 83.9 3,116 Departamento La Paz 79.6 3.9 6.2 2.3 1.8 1.3 4.8 100.0 89.7 81.9 2,653 Oruro 76.5 7.0 5.5 2.4 1.9 1.8 4.9 100.0 89.0 78.9 Potosí 71.8 9.1 3.8 2.8 2.1 1.5 8.8 100.0 84.7 74.6 764 Chuquisaca 71.5 8.6 8.5 2.1 3.6 1.5 4.1 100.0 88.6 73.6 633 Cochabamba 77.1 6.4 6.8 1.8 2.0 0.7 5.2 100.0 90.3 78.9 1,830 Tarija 83.4 6.4 5.4 0.8 1.2 0.8 2.1 100.0 95.2 84.2 501 Santa Cruz 82.1 6.8 4.8 2.0 1.7 0.3 2.2 100.0 93.7 84.1 2,653 Beni/Pando 80.7 5.2 7.1 2.0 1.0 1.3 2.6 100.0 93.0 82.7 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 75.0 5.4 7.4 2.5 2.0 1.8 6.0 100.0 87.8 77.5 2,444 Pobreza media 73.8 6.3 7.7 2.4 2.4 1.0 6.4 100.0 87.8 76.2 2,192 Pobreza baja 82.4 6.1 4.6 2.4 1.7 0.5 2.3 100.0 93.1 84.8 1,011 Capital de departamento 83.2 6.7 4.4 1.4 1.5 0.5 2.3 100.0 94.3 84.6 3,797 El Alto 78.5 5.7 4.3 3.1 2.6 1.6 4.3 100.0 88.5 81.6 535 Quintil de riqueza Quintil inferior 65.4 7.4 9.8 2.7 3.0 1.7 10.0 100.0 82.6 68.1 1,588 Segundo quintil 73.3 6.5 7.5 2.6 2.4 1.7 6.0 100.0 87.3 75.9 1,851 Quintil intermedio 78.1 7.5 6.3 2.0 2.3 0.9 2.8 100.0 91.9 80.1 2,173 Cuarto quintil 83.0 6.1 4.5 1.9 1.4 0.5 2.6 100.0 93.6 84.9 2,328 Quintil superior 90.1 3.6 2.4 1.4 0.7 0.4 1.5 100.0 96.1 91.5 2,040 Educación Sin educación 61.5 7.7 9.6 2.8 4.0 2.2 12.2 100.0 78.8 64.3 726 Primaria 74.1 7.0 7.4 2.6 2.4 1.3 5.3 100.0 88.5 76.7 5,503 Secundaria 87.2 5.4 3.5 1.2 1.0 0.4 1.3 100.0 96.1 88.4 2,658 Superior 93.5 2.9 1.8 1.0 0.1 0.2 0.5 100.0 98.2 94.5 1,093 Total 78.8 6.2 5.9 2.1 1.9 1.0 4.2 100.0 90.9 80.9 9,979 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––1Incluye mujeres inseguras sobre su propia actitud pero que conocen la actitud del esposo/compañero. Planificación Familiar | 101 | Planificación Familiar 102 NUPCIALIDAD Y EXPOSICIÓN AL RIESGO DE EMBARAZO 6 En este capítulo se analizan otros determinantes próximos de la fecundidad, diferentes de la anticoncepción, como son la nupcialidad, la actividad sexual, la duración de la amenorrea de postparto, la abstinencia de postparto y la no susceptibilidad al riesgo de embarazo asociada con la amenorrea y la abstinencia. Dentro del tópico de la nupcialidad, se analiza primero la formación de uniones legales o consensuales, lo cual se considera como un indicador básico de la exposición al riesgo de embarazo y cuyas características tienen implicaciones sobre el curso de la fecundidad. También es de particular importancia la estructura y la edad a la primera unión como una primera indicación del comienzo de la vida reproductiva. Seguidamente se estudia el concepto de exposición al riesgo de embarazo dentro del marco de exposición a las relaciones sexuales. Posteriormente, se analizan los períodos de infertilidad postparto para distintos subgrupos poblacionales, bien sea por amenorrea o por abstinencia de postparto como factores que, en ausencia del uso de la anticoncepción, constituyen el determinante más importante de los intervalos entre nacimientos. 6.1 ESTADO CONYUGAL ACTUAL En la sección sobre nupcialidad de ENDSA 2003 se preguntó a cada persona entrevistada si había estado alguna vez en unión legal o consensual, y en caso afirmativo, cual era su estado conyugal en el momento de la entrevista. En el Cuadro 6.1.1 se presenta la distribución de mujeres en edad fértil según estado conyugal, clasificadas por edad y área de residencia y en el Cuadro 6.1.2 se presenta información por edad para los hombres. En el Gráfico 6.1 se resumen los resultados para las mujeres. Cuadro 6.1.1 Estado conyugal de las mujeres de 15-49 años En 2003, el 60 por ciento (59 por ciento en 1998) de las mujeres en edad fértil vive en estado de unión conyugal: formalmente casadas el 41 por ciento y en situación de convivencia el 19 por ciento. • • • • Al inicio de la vida fértil, entre los 15 y 19 años, casi 9 de cada 10 mujeres son solteras, pero más de la mitad (51 por ciento) de las mujeres en el grupo 20-24 ya vive en unión conyugal (68 por ciento en el área rural). Después de los 40 años, apenas alrededor del 4 por ciento de las mujeres permanecen solteras. Casi un siete por ciento de las mujeres en edad fértil han disuelto su unión conyugal, básicamente por separación, debido a que el divorcio todavía no es común en Bolivia. Las disoluciones se presentan desde temprana edad: entre los 20 y 24 años ya existe un seis por ciento de mujeres separadas y por encima de los cuarenta años un 11 por ciento de las mujeres son divorciadas o separadas. Al igual que en 1998, solamente en los grupos de 15-19 y 20-24 años es menor la proporción de mujeres casadas en comparación con las convivientes, proporciones que disminuyen rápidamente con la edad. Esto confirma la importancia de las uniones consensuales como forma de iniciar la vida en pareja y la consolidación, con el transcurso del tiempo, de su estructura jurídica a través del matrimonio. Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo | 103 Cuadro 6.1.1 Estado conyugal actual de las mujeres Distribución porcentual de las mujeres entrevistadas por estado conyugal actual, según edad y área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Estado conyugal –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número Nunca Divor- de Edad casada/unida Casada Unida ciada Separada Viuda Total mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 89.5 1.4 7.9 0.1 1.1 0.0 100.0 2,692 20-24 47.5 19.0 26.9 0.7 5.8 0.1 100.0 2,279 25-29 21.9 42.6 26.4 1.8 6.9 0.3 100.0 1,902 30-34 8.7 58.1 21.5 3.0 8.2 0.4 100.0 1,747 35-39 5.2 64.5 18.3 2.7 8.1 1.2 100.0 1,386 40-44 4.5 62.6 14.7 6.7 8.2 3.4 100.0 1,235 45-49 2.5 69.7 8.2 6.3 7.6 5.7 100.0 931 Total 34.6 37.9 18.2 2.4 5.9 1.0 100.0 12,172 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 83.2 3.1 12.0 0.0 1.7 0.1 100.0 1,182 20-24 27.1 31.7 36.1 0.0 5.2 0.0 100.0 853 25-29 12.1 54.5 28.1 1.0 3.7 0.7 100.0 771 Estado E ados el • • • A ro al co So en co e las re 104 | 30-34 5.7 67.9 21.1 0.8 3.2 1.3 100.0 722 35-39 4.5 72.9 15.8 1.7 3.1 2.0 100.0 755 40-44 4.9 76.9 12.3 1.0 1.6 3.2 100.0 652 45-49 4.2 75.6 8.2 1.6 2.3 8.2 100.0 546 Total 26.2 48.9 19.4 0.8 3.0 1.8 100.0 5,482 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 87.6 1.9 9.1 0.1 1.3 0.0 100.0 3,874 20-24 41.9 22.5 29.4 0.5 5.6 0.1 100.0 3,133 25-29 19.0 46.1 26.9 1.6 6.0 0.4 100.0 2,673 30-34 7.8 61.0 21.4 2.4 6.8 0.7 100.0 2,469 35-39 4.9 67.5 17.4 2.4 6.3 1.5 100.0 2,141 40-44 4.6 67.6 13.8 4.7 5.9 3.3 100.0 1,887 45-49 3.1 71.9 8.2 4.6 5.6 6.6 100.0 1,477 Total 32.0 41.3 18.6 1.9 5.0 1.3 100.0 17,654 Cuadro 6.1.2 conyugal de los hombres de 15 a 64 años de edad l 61 por ciento de los hombres entrevistados vive en estado de unión conyugal: formalmente cas 44 por ciento y en situación de convivencia el 17 por ciento. l inicio de la vida fértil, entre los 15 y 19 años, casi la totalidad (96 por ciento) son solteros, pe ncluir los 34 años, sólo el nueve por ciento no vive en unión conyugal. lamente en el grupo etáreo de 15-19 años es menor la proporción de hombres casados mparación con los convivientes, proporciones que cambian rápidamente con la edad a favor d laciones legalmente constituidas al igual que en el caso de las mujeres. Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo Cuadro 6.1.2 Estado conyugal actual de los hombres Distribución porcentual de los hombres entrevistados por estado conyugal actual, según edad y área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Estado conyugal –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número Nunca Divor- de Edad casado/unido Casado Unido ciado Separado Viudo Total hombres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 96.0 0.6 2.7 0.7 0.0 0.0 100.0 1,199 20-24 58.9 12.1 22.7 6.2 0.0 0.1 100.0 961 25-29 25.3 39.6 30.1 4.6 0.3 0.1 100.0 806 30-34 8.7 58.7 28.5 3.4 0.5 0.3 100.0 655 35-39 4.1 66.4 23.0 6.0 0.3 0.2 100.0 696 40-44 3.6 74.4 16.2 2.8 1.7 1.3 100.0 526 45-49 3.1 75.8 12.3 4.1 2.4 2.3 100.0 483 50-54 0.9 78.5 11.3 4.6 1.5 3.2 100.0 385 55-59 1.7 80.2 7.2 5.1 0.2 5.6 100.0 310 60-64 0.2 73.3 10.2 5.7 0.4 10.3 100.0 207 Residencia Urbano 36.4 40.5 16.7 4.5 0.8 1.0 100.0 4,076 Rural 26.3 51.0 18.1 3.0 0.1 1.5 100.0 2,154 Total 32.9 44.1 17.2 4.0 0.6 1.2 100.0 6,230 6.2 EDAD A LA PRIMERA UNIÓN CONYUGAL La edad a la primera unión constituye una primera aproximación al comienzo de la exposición al riesgo de embarazo y al inicio de la vida reproductiva y tiene por lo tanto un efecto importante sobre la fecundidad porque cuanto más joven forma pareja la mujer, mayor será su tiempo de exposición y mayor su potencial de hijos a lo largo de su vida. En condiciones extremas hipotéticas se ha estimado como promedio una tasa de fecundidad natural de 15 hijos por mujer. La prolongación de la soltería y el celibato reducen este potencial e influyen en la disminución de los niveles de fecundidad en una población. La proporción de personas que se han casado o han entrado en convivencia antes de ciertas edades exactas (15, 18, 20, 22 y 25) se presenta en el Cuadro 6.2 según la edad al momento de la entrevista (cohortes de mujeres y hombres). Para ciertas cohortes se ha calculado además la edad mediana a la primera unión, es decir, edad a la cual ya ha formado pareja el 50 por ciento de la cohorte. La comparación de las proporciones acumuladas a cada edad permite hacer inferencias sobre posibles tendencias en la edad a la primera unión entre las distintas cohortes. Cuadro 6.2 Edad a la primera unión por grupos de edad La edad mediana a la primera unión de las mujeres de 25-49 es 21 años. Este indicador casi no ha variado en los últimos 25 años. • • En el caso de los hombres de 25 a 64 años, la edad mediana a la primera unión es 23 años, dos años más que para las mujeres. Al observar las cohortes de edades, se aprecia que esta edad no ha variado, al igual que en las mujeres, en los últimos 25 años. Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo | 105 Cuadro 6.2 Edad a la primera unión Porcentaje de personas entrevistadas que se unió por primera vez antes de los 15, 18, 20, 22 y 25 años y edad mediana a la primera unión, por grupos de edad actual, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje de personas que se unieron Edad por primera vez antes de cumplir: Porcentaje Número mediana a ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– nunca de la primera Edad 15 18 20 22 25 en unión personas unión ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– MUJERES ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 2.4 na na na na 87.6 3,874 a 20-24 3.7 25.8 42.8 na na 41.9 3,133 a 25-29 3.7 23.9 42.8 59.4 74.9 19.0 2,673 20.8 30-34 5.5 27.6 46.3 61.4 76.9 7.8 2,469 20.4 35-39 6.3 26.4 43.9 61.3 76.8 4.9 2,141 20.6 40-44 4.7 24.8 46.1 61.3 75.3 4.6 1,887 20.5 45-49 4.3 23.1 40.6 56.3 74.2 3.1 1,477 21.0 25-49 4.9 25.3 44.1 60.2 75.7 8.8 10,647 20.6 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– HOMBRES ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 0.2 na na na na 96.0 1,199 a 20-24 1.0 10.7 23.4 na na 58.9 961 a 25-29 0.6 6.8 23.8 41.1 64.0 25.3 806 23.0 30-34 0.7 9.2 23.6 45.9 66.0 8.7 655 22.5 35-39 0.8 9.1 24.6 45.4 67.9 4.1 696 22.7 40-44 1.7 8.2 25.6 42.8 69.1 3.6 526 22.9 45-49 0.1 5.7 18.3 38.7 65.7 3.1 483 23.2 50-54 0.5 10.3 22.8 38.2 63.4 0.9 385 23.1 55-59 0.6 6.6 14.9 34.6 57.4 1.7 310 23.9 60-64 0.1 7.7 15.8 35.8 57.3 0.2 207 24.0 25-64 0.7 8.0 22.3 41.5 64.9 8.2 4,070 23.0 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– na = No aplicable a = Se omite pues menos del 50 por ciento de las mujeres se ha unido antes del comienzo del grupo de edad Para estudiar los diferenciales socioeconómicos en la edad a la primera unión se presenta la mediana según diversas características en el Cuadro 6.3. Entre las diferentes características, se espera que tanto los niveles de educación como el grado de marginalidad y riqueza, al igual que el sitio de residencia generen diferencias importantes en la edad a la primera unión. Los diferenciales por área de residencia y educación se resumen en el Gráfico 6.1 para las mujeres. Cuadro 6.3; Gráfico 6.1 Edad mediana a la primera unión por características seleccionadas Los resultados de ENDSA 2003 confirman que el nivel de educación tiene un influencia notoria en cuanto a la edad a la que se establece la primera unión de pareja. En el total de mujeres de 25-49 años, aquéllas con educación superior se casaron o empezaron a convivir un año más tarde que las mujeres con menor nivel de educación (primaria o sin educación). Esta diferencia es mucho más notoria en las medianas parciales de cada rango de edad actual, donde se advierten diferencias de hasta seis años entre las mujeres de 30-34 años con educación superior y aquéllas sin educación, con medianas a la primera unión de 25.2 y 19.2 años, respectivamente. • • Los hombres con educación superior iniciaron su unión tres años antes que los hombres sin educación (25 años y 22 años de edad mediana, respectivamente). Al igual que entre las mujeres, esta diferencia se hace más notoria en las medianas de cada rango de edad, pues se advierten diferencias de hasta seis años para la edad actual de 30-34 años (26.8 y 20.9 años para los hombres con educación superior y sin educación, respectivamente). 106 | Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo Al igu área d embar unión • • • • En el depart En lo r primer quintil Existe hombr al que en 1998, no existen diferencias importantes en la edad mediana a la primera unión por e residencia y en la ENDSA 2003 estas diferencias tampoco se presentan por región. Sin go, es notoria la diferencia, de casi tres años, en cuanto se refiere a la edad mediana a la primera entre los departamentos de Oruro y Potosí con relación a Beni y Pando. caso de los hombres, no se presentan diferencias importantes por área de residencia ni amento. eferente a quintiles de riqueza, es notoria la diferencia, de casi tres años, en la edad mediana a la a unión entre las mujeres de hogares del quintil de riqueza inferior en contraposición a las del superior. una diferencia de 2.4 años en cuanto se refiere a la edad mediana a la primera unión entre los es del quintil inferior y superior. Cuadro 6.3 Edad mediana a la primera unión Edad mediana a la primera unión entre las mujeres de 20-49 años, por edad actual y características seleccionadas; y entre los hombres de 20-64 años, por características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual de las mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mujeres Hombres Característica 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 25-49 25-64 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 21.4 21.0 20.8 20.6 21.2 21.0 23.5 Periurbana 19.9 19.9 20.4 20.5 19.9 20.0 23.1 Resto urbano 21.6 21.2 20.9 20.6 21.4 21.1 23.5 Rural 19.7 19.3 20.0 20.3 20.8 20.0 22.3 Región Altiplano 20.8 20.8 20.9 20.8 21.6 20.9 23.1 Valle 21.2 20.9 20.9 21.0 21.6 21.1 23.3 Llano 20.2 19.6 19.6 19.3 19.7 19.7 22.5 Departamento La Paz 20.6 20.9 20.8 20.7 21.6 20.8 23.3 Oruro 22.5 21.0 21.1 20.6 22.1 21.5 23.2 Potosí 21.0 20.4 21.6 21.2 21.2 21.1 21.8 Chuquisaca 21.1 20.3 21.4 20.6 21.5 20.9 23.3 Cochabamba 21.1 21.3 20.8 21.8 21.7 21.2 23.3 Tarija 21.7 20.5 20.8 20.5 21.1 20.9 23.5 Santa Cruz 20.3 19.7 19.8 19.5 19.8 19.8 22.6 Beni/Pando 19.1 18.5 18.6 18.0 18.8 18.6 21.9 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 20.2 19.9 20.3 20.5 21.6 20.4 22.6 Pobreza media 19.7 19.3 19.7 20.1 20.5 19.8 22.4 Pobreza baja 20.4 19.8 20.5 19.9 20.7 20.2 22.9 Capital de departamento 22.0 21.3 21.3 20.7 21.3 21.4 23.6 El Alto 20.7 21.6 22.0 21.1 19.7 21.1 23.3 Quintil de riqueza Quintil inferior 19.4 19.3 19.7 20.3 20.3 19.8 22.2 Segundo quintil 19.3 19.3 19.9 20.7 20.9 19.9 22.2 Quintil intermedio 20.2 19.5 20.0 19.7 20.7 19.9 22.6 Cuarto quintil 20.7 21.0 21.0 19.7 20.6 20.7 23.3 Quintil superior 24.9 23.2 21.8 21.9 22.1 22.7 24.6 Educación Sin educación 19.4 19.2 19.5 20.4 20.4 19.9 22.9 Primaria 19.2 19.3 20.0 19.9 20.5 19.7 22.1 Secundaria 21.5 20.9 20.9 20.5 21.4 21.0 22.9 Superior a 25.2 24.2 25.0 24.3 a a Total 20.8 20.4 20.6 20.5 21.0 20.6 23.0 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– a = Se omite pues menos del 50 por ciento de las personas se han unido por primera vez antes de los 25 años Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo | 107 Gráfico 6.1 Edad Mediana a la Primera Unión de las Mujeres de 25-49 Años, por Área de Residencia y Educación 24.5 21.0 19.7 19.9 20.0 21.0 20.6 0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 20 22 24 26 Superior Secundaria Primaria Sin educación EDUCACIÓN Rural Urbana AREA DE RESIDENCIA TOTAL Edad mediana (años) 6.3 EDAD A LA PRIMERA RELACIÓN SEXUAL Como se sabe que la edad a la primera unión no necesariamente coincide con el comienzo de las relaciones sexuales, la proporción de mujeres que han tenido relaciones hasta ciertas edades exactas (15, 18, 20, 22 y 25) se presenta en el Cuadro 6.4.1 según la edad al momento de la entrevista, por lugar de residencia. Para los hombres esta información se presenta en el Cuadro 6.4.2. La edad mediana a la primera relación por edad de la mujer según características seleccionadas se presenta en el Cuadro 6.5. El mismo cuadro presenta también esta misma información para los hombres, si bien no por edad. Se pueden comparar estos resultados con los del Cuadro 6.3 sobre la edad a la primera unión para concluir si los diferenciales de la edad a la primera relación sexual entre categorías educacionales y por sitio de residencia son tan importantes como en el caso de la edad a la primera unión. Del análisis de los resultados por edad y por características también es posible, en algunos casos, sacar conclusiones sobre cambios en el tiempo. Cuadro 6.4.1 y 6.4.2; Gráfico 6.2 La edad mediana a la primera relación sexual de las mujeres de 25-49 es 19 años. Este valor es dos años menor que su edad mediana a la primera unión conyugal. • • • La edad mediana a la primera relación sexual de los hombres de 25-49 es 17 años, seis años menor que su edad mediana a la primera unión conyugal (23 años). Entre las mujeres, la edad mediana a la primera relación sexual se ha mantenido constante en los últimos 25 años, pero, entre las menores de 30 años ha disminuido más la proporción de mujeres que tiene su primera relación a edades tempranas. Es así como la proporción de mujeres de 20-24 años que tuvieron su primera relación sexual antes de los 18 años es menor, en cuatro puntos porcentuales en comparación con las mujeres de 35-39 años (41 y 45 por ciento, respectivamente). 108 | Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo Entre los hombres, la edad mediana a la primera relación sexual se ha mantenido mas o menos constante en los últimos 25 años. Sin embargo, en relación a la proporción de hombres que tuvieron su primera relación antes de los 18 años ocurre lo contrario a lo observado en las mujeres, pues esta proporción es mayor en las cohortes más jóvenes de hombres. • Cuadro 6.4.1 Edad a la primera relación sexual por edad actual de las mujeres Porcentaje de mujeres que ha tenido relaciones sexuales antes de ciertas edades exactas, porcentaje que no ha tenido relaciones y edad mediana a la primera relación, según edad actual y área de residencia, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje de mujeres que Porcentaje Edad ha tenido relaciones antes de cumplir: que nunca Número mediana Residencia –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ha tenido de a la primera y edad actual 15 18 20 22 25 relaciones mujeres relación –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 4.6 na na na na 74.0 2,692 a 20-24 4.9 36.2 59.0 na na 26.0 2,279 19.0 25-29 5.5 37.3 59.6 73.7 84.3 8.1 1,902 18.9 30-34 8.5 40.7 61.2 73.6 86.5 1.8 1,747 18.7 35-39 8.3 39.9 60.4 76.0 86.4 1.5 1,386 18.9 40-44 7.6 38.2 62.4 75.2 85.2 1.3 1,235 18.9 45-49 7.2 36.2 57.6 70.7 82.0 0.8 931 19.2 25-49 7.3 38.6 60.4 74.0 85.1 3.2 7,201 18.9 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 9.8 na na na na 67.2 1,182 a 20-24 11.5 54.5 73.8 na na 13.9 853 17.7 25-29 9.5 50.0 70.9 80.9 87.0 4.6 771 18.0 30-34 13.6 54.4 72.8 84.0 89.8 1.2 722 17.7 35-39 13.9 54.2 71.4 81.6 88.5 1.4 755 17.6 40-44 11.4 49.1 72.5 81.6 87.5 1.2 652 18.1 45-49 9.3 42.9 61.5 73.3 83.0 2.7 546 18.7 25-49 11.7 50.6 70.2 80.6 87.4 2.2 3,446 18.0 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 6.2 na na na na 72.0 3,874 a 20-24 6.7 41.2 63.1 na na 22.7 3,133 18.7 25-29 6.6 41.0 62.8 75.7 85.1 7.1 2,673 18.7 30-34 10.0 44.7 64.6 76.6 87.4 1.6 2,469 18.4 35-39 10.3 44.9 64.3 78.0 87.1 1.5 2,141 18.4 40-44 8.9 42.0 65.9 77.4 86.0 1.3 1,887 18.6 45-49 8.0 38.7 59.1 71.7 82.4 1.5 1,477 19.0 25-49 8.7 42.5 63.6 76.1 85.8 2.9 10,647 18.6 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– na = No aplicable a = Se omite pues menos del 50 por ciento de las mujeres han tenido la primera relación antes de los 20 años Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo | 109 1 10 | Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo Cuadro 6.4.2 Edad a la primera relación sexual de los hombres Porcentaje de hombres que ha tenido relaciones sexuales antes de ciertas edades exactas, porcentaje que no ha tenido relaciones y edad mediana a la primera relación, según edad actual, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje de hombres que Porcentaje Edad ha tenido relaciones antes de cumplir: que nunca Número mediana –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ha tenido de a la primera Edad actual 15 18 20 22 25 relaciones hombres relación –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 15.3 na na na na 58.8 1,199 a 20-24 21.4 62.3 83.1 na na 9.8 961 17.1 25-29 21.3 67.8 86.8 93.1 96.4 1.3 806 16.7 30-34 20.3 63.3 83.5 89.7 94.0 0.9 655 17.1 35-39 17.7 60.5 82.0 89.7 93.5 0.6 696 17.4 40-44 15.9 57.8 81.4 91.6 95.2 0.2 526 17.5 45-49 16.7 58.1 83.2 92.4 95.1 0.5 483 17.5 50-54 13.1 55.3 81.1 ¿?? -¿?? 0.7 385 17.7 55-59 8.9 44.4 72.1 84.1 91.6 0.0 310 18.3 60-64 7.6 37.9 66.4 78.6 87.1 0.0 207 18.6 20-64 17.7 59.5 81.9 89.6 93.3 2.4 5,031 17.4 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– na = No aplicable a = Se omite pues menos del 50 por ciento de los hombres han tenido un nacimiento antes del comienzo del correspondiente grupo de edad 15 18 20 22 25 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Po rc en ta je Edad Exacta Gráfico 6.2 Porcentaje de Hombres y Mujeres que Tuvieron su Primera Relación Sexual Antes de Cierta Edad Hombres 15 18 20 22 25 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Po rc en ta je Edad Exacta Gráfico 6.2 Porcentaje de Hombres y Mujeres que Tuvieron su Primera Relación Sexual Antes de Cierta Edad Hombres MujeresMujeres Cuadro 6.5 La edad mediana a la primera relación sexual es de 18.6 años para todas las mujeres de 20 a 49 años y como se desprende de los resultados por grupos de edad, ha permanecido casi constante en los últimos 25 años. Por nivel educativo se presentan las mayores diferencias, de cuatro y cinco años entre los grupos extremos: la edad mediana a la cual las mujeres sin ninguna educación inician las relaciones sexuales es de 17.8 años, en contraste con 21.7 años entre quienes alcanzaron la educación superior. • • • Por regiones y departamentos la iniciación más tardía de la actividad sexual femenina se da en el Altiplano y los departamentos altiplánicos con respecto a los ubicados en los Llanos. Esta relación se presenta casi constante en todos los rangos de edad actual de las entrevistadas. Por área de residencia y en todos los rangos de edad actual de las entrevistadas, la diferencial de edad a la primera relación sexual se mantiene casi constante, alrededor de un año más temprana en el área rural con respecto al área urbana. Cuadro 6.5 Edad mediana a la primera relación Edad mediana a la primera relación entre las mujeres de 20-49 años, por edad actual y características seleccionadas; y entre los hombres de 20-64 años, por características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual de las mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mujeres Hombres Característica 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 20-49 20-64 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 19.0 18.9 18.7 18.9 18.9 19.2 18.9 17.1 Periurbana 18.7 19.0 18.3 18.5 19.0 18.4 18.7 17.6 Resto urbano 19.1 18.9 18.8 18.9 18.9 19.3 19.0 17.1 R . ural 17.7 18.0 17.7 17.6 18.1 18.7 17 9 17.9 Región Altiplano 19.5 19.2 18.9 19.5 18.9 19.4 19.2 18.3 Valle 18.8 18.6 18.3 18.3 18.6 19.1 18.6 17.5 L . lano 17.8 18.0 17.8 17.5 18.1 18.2 17 9 15.9 Departamento La Paz 19.6 19.3 19.0 19.6 18.8 19.4 19.3 18.5 Oruro a 19.6 19.0 18.8 18.8 19.4 19.3 18.1 Potosí 19.0 18.8 18.7 19.5 19.2 19.6 19.0 17.8 Chuquisaca 19.0 18.9 18.1 18.7 18.4 19.4 18.7 17.8 Cochabamba 18.9 18.7 18.5 18.4 18.8 19.4 18.7 17.6 Tarija 18.4 17.8 17.9 17.8 18.2 17.9 18.0 16.7 Santa Cruz 18.1 18.1 17.9 17.6 18.3 18.2 18.0 16.0 B . eni/Pando 16.0 17.3 17.3 16.3 17.0 18.1 16 9 15.4 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 18.7 18.8 18.3 18.5 18.5 19.3 18.6 18.4 Pobreza media 17.6 17.6 17.3 17.5 17.8 18.5 17.6 17.0 Pobreza baja 18.2 18.2 18.1 18.4 18.2 18.4 18.2 16.6 Capital del departamento 19.2 19.2 18.7 18.8 19.2 19.3 19.0 16.9 E . l Alto 19.7 19.7 20.4 20.2 19.0 18.5 19 7 18.4 Quintil de riqueza Quintil inferior 17.4 17.8 17.4 17.3 18.2 18.5 17.7 18.1 Segundo quintil 17.5 17.7 17.6 17.9 18.1 18.1 17.8 17.7 Quintil intermedio 18.4 18.5 18.2 17.9 18.0 18.5 18.3 17.4 Cuarto quintil 19.0 18.6 18.7 18.7 18.5 18.9 18.7 17.0 Q uintil superior a 20.6 19.8 19.8 19.9 20.2 20.01 17.0 Educación Sin educación 17.2 17.1 17.1 17.9 18.0 18.4 17.8 18.3 Primaria 17.3 17.6 17.6 17.6 18.2 18.5 17.7 17.7 Secundaria 18.9 19.0 19.1 19.2 18.8 19.8 19.0 17.0 S . uperior a 22.4 21.2 20.8 21.7 22.1 21 71 17.4 Total 18.7 18.7 18.4 18.4 18.6 19.0 18.6 17.4 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– a = Se omite pues menos del 50 por ciento de las personas se han unido por primera vez antes de los 20 años 1Mediana para mujeres de 25-49 años Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo | 111 La edad mediana a la primera relación sexual de los hombres de 25 a 49 años es de 17 años. Por departamentos se presentan las mayores diferencias, de hasta casi cuatro años, como es el caso de Beni/Pando y La Paz (15 y 19 años, respectivamente). • • • • • • • • • Tomando en cuenta el quintil de riqueza, la iniciación más tardía de la actividad sexual femenina se da en las mujeres que provienen de hogares del quintil de riqueza superior. 6.4 ACTIVIDAD SEXUAL PREVIA Y RECIENTE La probabilidad de una mujer quedar embarazada es función de la frecuencia de relaciones sexuales en ausencia de protección anticonceptiva. En esta sección se discuten los resultados con relación a la experiencia y actividad sexual de las mujeres en edad fértil. En el Cuadro 6.6.1 se presenta información sobre tal frecuencia como un refinamiento de la medición de la exposición al riesgo de embarazo, según diversas características, incluyendo método de anticoncepción usado en la actualidad. El cuadro se ha elaborado sobre la base de todas las mujeres en edad fértil y en él se presenta la proporción global sexualmente activa en las últimas cuatro semanas. Los resultados correspondientes para los hombres se presentan en el Cuadro 6.6.2. Cuadros 6.6.1 y 6.6.2 Actividad sexual previa y reciente por características demográficas El 78 por ciento de las mujeres en edad fértil ha tenido relaciones sexuales alguna vez en su vida. En las cuatro semanas que precedieron al día de la entrevista 49 por ciento estuvo activa sexualmente y un 18 por ciento adicional tuvo actividad sexual en el último año. El 87 por ciento de los hombres ha tenido relaciones sexuales alguna vez y el 57 por ciento estuvo activo sexualmente en las cuatro semanas anteriores a la encuesta. Un 20 por ciento adicional estuvo activo entre 1 y 11 meses antes de la entrevista. La actividad sexual reciente es menor entre las mujeres de 15-19 años (11 por ciento) pero aumenta con la edad hasta el rango de 30-34 años (69 por ciento), para descender nuevamente. Entre las mujeres de 45- 49 años, apenas la mitad de las mujeres tuvo actividad sexual en las últimas cuatro semanas. El 72 por ciento de las mujeres menores de 20 años declaró nunca haber tenido relaciones sexuales. Al igual que en las mujeres, la actividad sexual reciente es menor entre los hombres de 15-19 años (16 por ciento) pero aumenta con la edad hasta el rango de 35-39 años que llega al 80 por ciento, luego desciende nuevamente con la edad hasta el rango de 60-64 años en que poco más de un tercio de los hombres (36 por ciento) tuvo actividad sexual en las últimas cuatro semanas. El 59 por ciento de los hombres menores de 20 años declaró nunca haber tenido relaciones sexuales. La actividad sexual reciente guarda relación con el tiempo de duración de la unión. Con relación a la actividad sexual en las cuatro semanas que precedieron la encuesta, esta primero se incrementa de 76 por ciento entre las mujeres unidas hace 0-4 años hasta el 81 por ciento entre las unidas hace 10-14 años. Luego la actividad sexual disminuye hasta alcanzar el 61 por ciento entre las mujeres con más de 25 años de unión. También en los hombres, la actividad sexual reciente guarda relación con el tiempo de duración de la unión. Primero se incrementa de 79 por ciento entre los hombres unidos hace 0- 4 años hasta un 83 por ciento entre los unidos hace 15-19 años, para disminuir luego hasta el 51 por ciento entre los hombres con más de 25 años de unión. La gran mayoría (más del 80 por ciento) de las mujeres que usan métodos anticonceptivos son activas sexualmente. Entre las mujeres esterilizadas, este nivel es ligeramente menor (73 por ciento). 112 | Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo Cuadro 6.6.1 Actividad sexual reciente: mujeres Distribución porcentual de las mujeres entrevistadas por momento de la última relación sexual, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Momento de la última relación –––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nunca Últimas Hace ha Número cuatro Último un año Sin infor- tenido de Característica semanas año1 o más mación relaciones Total mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual 15-19 10.7 12.5 4.3 0.6 72.0 100.0 3,874 20-24 46.9 19.4 8.6 2.4 22.7 100.0 3,133 25-29 63.5 18.8 8.7 1.9 7.1 100.0 2,673 30-34 69.1 17.6 9.9 1.8 1.6 100.0 2,469 35-39 66.8 19.5 10.3 2.0 1.5 100.0 2,141 40-44 58.5 22.5 15.7 2.1 1.3 100.0 1,887 4 5-49 50.6 21.9 23.3 2.7 1.5 100.0 1,477 Estado conyugal Nunca casada/unida 6.6 13.3 11.5 1.2 67.4 100.0 5,649 Casada/unida 75.9 19.8 3.0 1.3 0.0 100.0 10,569 D ivorciada/separada/viuda 12.3 24.3 56.2 7.2 0.0 100.0 1,436 Duración matrimonia2 Casada/unida sólo una vez 0-4 años 76.4 20.9 0.9 1.7 0.0 100.0 2,063 5-9 años 79.7 17.3 1.7 1.4 0.0 100.0 2,179 10-14 años 80.6 16.6 1.6 1.2 0.0 100.0 1,766 15-19 años 78.4 18.6 2.1 0.9 0.0 100.0 1,581 20-24 años 68.7 24.3 5.6 1.4 0.0 100.0 1,237 25+ años 61.3 25.1 12.4 1.1 0.0 100.0 857 Casada/unida más de una vez 75.4 20.7 2.2 1.7 0.0 100.0 887 Residencia Urbana 46.6 18.2 10.5 1.6 23.1 100.0 12,172 Periurbana 46.8 19.2 8.6 2.4 23.1 100.0 1,298 Resto urbano 46.5 18.1 10.7 1.5 23.1 100.0 10,874 R ural 52.9 17.8 9.1 2.2 18.1 100.0 5,482 Región Altiplano 44.5 18.4 10.5 1.9 24.6 100.0 7,065 Valle 47.1 18.9 10.5 1.7 21.8 100.0 5,377 L lano 55.5 16.9 8.9 1.6 17.2 100.0 5,212 Departamento La Paz 44.7 18.5 10.2 1.8 24.9 100.0 4,782 Oruro 38.4 20.1 12.1 2.3 27.0 100.0 915 Potosí 47.9 16.9 10.7 2.2 22.2 100.0 1,368 Chuquisaca 46.7 19.1 10.5 2.8 20.9 100.0 1,160 Cochabamba 46.2 18.9 10.4 1.5 23.1 100.0 3,353 Tarija 51.6 18.6 11.0 1.0 17.9 100.0 863 Santa Cruz 54.8 17.0 9.2 1.6 17.5 100.0 4,488 B eni/Pando 59.5 16.5 6.8 1.9 15.3 100.0 724 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 47.9 18.7 10.1 1.7 21.6 100.0 4,227 Pobreza media 55.7 16.4 8.6 1.9 17.3 100.0 3,514 Pobreza baja 50.3 18.5 9.6 1.0 20.6 100.0 1,756 Capital del departamento 45.6 18.4 10.9 1.8 23.4 100.0 7,225 E l Alto 43.9 18.8 9.4 2.8 25.1 100.0 932 Quintil de riqueza Quintil inferior 54.1 19.5 9.0 2.8 14.6 100.0 2,635 Segundo quintil 51.2 18.7 10.2 2.1 17.8 100.0 3,025 Quintil intermedio 48.9 18.3 9.4 2.3 21.1 100.0 3,576 Cuarto quintil 48.4 17.3 10.5 1.4 22.4 100.0 4,063 Q 100.0 4,355 uintil superior 43.1 17.4 10.6 0.9 28.0 Educación Sin educación 55.5 22.2 15.8 4.0 2.5 100.0 1,088 Primaria 55.8 18.9 9.8 2.1 13.4 100.0 8,201 Secundaria 38.5 16.0 8.7 1.3 35.5 100.0 6,103 S uperior 46.0 18.8 11.9 0.8 22.5 100.0 2,262 Método anticonceptivo actual Esterilización femenina 73.4 16.5 9.3 0.8 0.0 100.0 758 Pastilla 88.0 11.1 0.6 0.1 0.2 100.0 442 DIU 85.3 10.4 3.8 0.5 0.0 100.0 1,189 Condón 76.8 21.6 0.8 0.8 0.0 100.0 555 Abstinencia periódica 79.1 19.1 1.2 0.6 0.0 100.0 2,290 Otro método 84.5 12.7 1.6 1.0 0.2 100.0 1,701 No método 27.4 19.8 14.9 2.5 35.5 100.0 10,719 Total 48.5 18.1 10.0 1.8 21.6 100.0 17,654 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1 Excluye mujeres que han tenido relaciones en las últimas cuatro semanas 2 Excluye mujeres que no están unidas actualmente Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo | 113 11 4 | Cuadro 6.6.2 Actividad sexual reciente: hombres Distribución porcentual de los hombres entrevistados por momento de la última relación sexual, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Momento de la última relación –––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nunca Últimas Hace ha Número cuatro Último un año Sin infor- tenido de Característica semanas año1 o más mación relaciones Total hombres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual 15-19 16.3 19.0 6.0 0.0 58.8 100.0 1,199 20-24 52.6 29.0 8.5 0.2 9.8 100.0 961 25-29 73.9 20.1 4.6 0.0 1.3 100.0 806 30-34 77.3 18.3 3.5 0.0 0.9 100.0 655 35-39 79.8 14.6 4.8 0.2 0.6 100.0 696 40-44 76.2 15.9 7.7 0.0 0.2 100.0 526 45-49 65.7 22.1 11.7 0.0 0.5 100.0 483 50-54 61.9 16.5 20.7 0.3 0.7 100.0 385 55-59 45.3 17.8 36.6 0.3 0.0 100.0 310 60-64 35.9 18.5 45.5 0.0 0.0 100.0 207 Estado conyugal Nunca casado/unido 24.9 24.9 9.8 0.1 40.3 100.0 2,050 Casado/unido 74.8 16.4 8.7 0.1 0.0 100.0 3,823 Divorciado/separado/viudo 44.4 28.0 27.5 0.0 0.0 100.0 358 Duración matrimonial2 Casado/unido sólo una vez 0-4 años 79.2 19.0 1.8 0.0 0.0 100.0 633 5-9 años 83.2 14.8 2.0 0.0 0.0 100.0 581 10-14 años 82.0 15.8 2.0 0.3 0.0 100.0 505 15-19 años 82.8 12.4 4.8 0.0 0.0 100.0 451 20-24 años 72.2 16.4 11.4 0.0 0.0 100.0 409 25+ años 50.8 19.1 29.8 0.3 0.0 100.0 652 Casado/unido más de una vez 78.1 15.8 6.1 0.0 0.0 100.0 593 Residencia Urbana 57.8 19.8 8.4 0.1 14.0 100.0 4,076 Periurbana 48.5 21.1 12.2 0.0 18.2 100.0 471 Resto urbano 59.0 19.6 7.9 0.1 13.4 100.0 3,604 Rural 54.5 20.1 13.5 0.1 11.8 100.0 2,154 Región Altiplano 44.5 18.4 10.5 1.9 24.6 100.0 7,065 Valle 47.1 18.9 10.5 1.7 21.8 100.0 5,377 Llano 55.5 16.9 8.9 1.6 17.2 100.0 5,212 Departamento Chuquisaca 55.5 20.4 9.7 0.0 14.4 100.0 405 La Paz 51.0 19.8 14.0 0.1 15.1 100.0 1,669 Cochabamba 52.5 20.4 11.6 0.1 15.4 100.0 1,179 Oruro 43.3 24.7 16.1 0.0 15.9 100.0 304 Potosí 49.4 27.8 10.3 0.2 12.3 100.0 490 Tarija 64.6 16.6 6.1 0.0 12.7 100.0 303 Santa Cruz 65.9 17.3 6.1 0.1 10.6 100.0 1,607 Beni/Pando 75.5 16.3 2.7 0.0 5.5 100.0 273 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 47.9 18.7 10.1 1.7 21.6 100.0 4,227 Pobreza media 55.7 16.4 8.6 1.9 17.3 100.0 3,514 Pobreza baja 50.3 18.5 9.6 1.0 20.6 100.0 1,756 Capital del departamento 45.6 18.4 10.9 1.8 23.4 100.0 7,225 El Alto 43.9 18.8 9.4 2.8 25.1 100.0 932 Quintil de riqueza Quintil inferior 50.3 21.9 15.4 0.0 12.5 100.0 1,048 Segundo quintil 56.2 19.5 13.3 0.2 10.9 100.0 1,157 Quintil intermedio 55.3 19.7 11.1 0.0 14.0 100.0 1,242 Cuarto quintil 58.2 18.6 6.6 0.0 16.6 100.0 1,375 Quintil superior 61.5 20.1 6.3 0.2 11.9 100.0 1,407 Educación Sin educación 36.4 22.4 37.0 1.1 3.0 100.0 90 Primaria 56.7 18.7 13.9 0.0 10.7 100.0 2,740 Secundaria 51.9 21.1 7.1 0.1 19.9 100.0 2,424 Superior 70.3 19.8 4.8 0.1 4.9 100.0 976 Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo Total 56.7 19.9 10.1 0.1 13.2 100.0 6,230 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1 Excluye hombres que han tenido relaciones en las últimas cuatro semanas 2 E l h b tá id t l t Actividad sexual reciente por características socioeconómica Los menores niveles de actividad sexual reciente se secundaria (38 por ciento), en contraste con las mu muestran los mayores porcentajes de mujeres con ac • • • • • • • El 70 por ciento de los hombres con educación supe semanas, en comparación con el 36 por ciento entre El nivel de actividad sexual reciente entre las mujer área urbana (53 y 47 por ciento, respectivamente). L presentan entre las residentes en el Llano (Ben comparación con el resto del país. A nivel de grado de marginación del municipio, e últimas semanas se observa en los municipios con municipio de El Alto (58 y 44 por ciento, respectiva Los mayores niveles de actividad sexual reciente e Beni/Pando (76 por ciento) y los niveles más bajos Se observan los menores niveles de actividad se hogares del quintil de riqueza superior (43 por cie hogares con quintil de riqueza inferior (54 por ci veces mas probabilidad de nunca haber tenido re inferior (28 y 15 por ciento, respectivamente). En el caso de los hombres la actividad sexual e hombres del quintil superior que entre aquel respectivamente). Con relación a los porcentajes d observa una tendencia clara por quintiles de riqueza 6.5 INFERTILIDAD POSTPARTO El riesgo de embarazo inmediatamente después del nacimiento de un hijo depende en parte de la práctica de la lactancia y de la duración de la abstinencia sexual postparto. En la ENDSA 2003 se preguntó a todas las mujeres que habían tenido un hijo en los cinco años anteriores a la encuesta si continuaban amamantando al último hijo, si habían reiniciado las relaciones sexuales y si habían tenido su menstruación. También se averiguó la duración de la lactancia, de la abstinencia y de la amenorrea. Con esta información es posible realizar estimaciones de la duración de la amenorrea, de la abstinencia postparto, y del período de no suscep- tibilidad al riesgo de embarazo, según el tiempo transcurrido, en meses, desde el nacimiento del último hijo. El Cuadro 6.7 presenta, para distintas duraciones desde el nacimiento, la proporción de niños cuyas madres están en cada uno de los estados mencionados. También se muestra la mediana y el promedio para el total. Para el cálculo de la mediana primero se suaviza la distribución y se asume que ella equivale a la función de sobrevivencia lx de una tabla de mortalidad. El promedio directo del Cuadro 6.7 se s observan entre las mujeres con nivel de educación jeres sin educación o educación primaria, quienes tividad sexual reciente (56 por ciento). rior tuvieron actividad sexual en las últimas cuatro los hombres sin ninguna educación. es es mayor en el área rural en comparación con el os mayores niveles de actividad sexual reciente se i/Pando, Santa Cruz) y Tarija en el Valle, en l nivel más alto de actividad sexual en las cuatro grado de pobreza media, en contraposición con el mente). ntre los hombres se observa en el departamento de en Oruro (43 por ciento). xual reciente entre las mujeres que provienen de nto), con respecto a las mujeres que provienen de ento). Las mujeres del quintil superior tienen dos laciones que las mujeres en hogares en el quintil n las últimas cuatro semanas es mayor entre los los del quintil inferior (62 y 50 por ciento, e hombres que nunca han tenido relaciones, no se . Cuadro 6.7 Amenorrea, abstinencia e insusceptibilidad de postparto Porcentaje de niños nacidos en los últimos tres años cuyas madres están en amenorrea, abstinencia, o insusceptibilidad de postparto, por meses desde el nacimiento, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje de nacimientos cuyas madres están en: Número ––––––––––––––––––––––––––– de Meses desde Ameno- Absti- Insuscep- naci- el nacimiento rrea nencia tibilidad1 mientos ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– < 2 95.4 89.5 99.7 275 2-3 84.2 42.7 89.1 313 4-5 70.5 32.2 77.7 363 6-7 62.2 17.9 65.6 319 8-9 58.5 17.3 66.2 308 10-11 44.0 11.9 49.6 317 12-13 33.5 17.0 42.2 348 14-15 24.8 16.9 38.2 349 16-17 16.4 13.1 26.9 291 18-19 10.6 13.9 23.3 315 20-21 4.7 4.4 8.8 317 22-23 2.9 7.4 10.2 322 24-25 3.8 8.1 11.5 316 26-27 3.4 4.9 8.1 333 28-29 1.8 6.7 8.4 372 30-31 0.5 6.9 7.4 348 32-33 2.4 1.4 3.8 325 34-35 0.7 2.6 3.3 350 Total 28.1 16.8 34.7 5,882 Mediana 9.5 2.7 11.0 5,882 Promedio 10.7 6.6 13.0 na –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Las estimaciones se basan en la situación de la mujer en el momento de la encuesta. na = No aplicable 1Incluye las madres que están bien en amenorrea de postparto, en abstinencia o en ambas Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo | 115 obtuvo ponderando cada duración en el cuadro con la proporción correspondiente de mujeres. Cuadro 6.7 Al momento de la entrevista, un 28 por ciento de las madres con niños menores de tres años estaban en amenorrea de postparto y 17 por ciento en abstinencia sexual postparto. • • • • • • • Como estas categorías no se excluyen una a otra, el 35 por ciento de las madres se encontraban insusceptibles al riesgo de embarazo (insusceptibilidad de postparto) por estar en alguna, o en ambas, de las condiciones antes citadas (amenorrea o abstinencia). No se notan grandes cambios con relación a lo observado en 1998: 29 por ciento para amenorrea, 18 por ciento para abstinencia y 35 por ciento en insusceptibilidad. Las duraciones medianas de la ameno- rrea, la abstinencia y la insusceptibilidad de postparto se presentan en el Cuadro 6.8 para características seleccionadas. Cuadro 6.8 y Gráfico 6.3 La duración, en el país, para la amenorrea es de 9.5 meses promedio; sin embargo, entre las mujeres del área rural, de Chuquisaca, Potosí, municipios de mediana pobreza y sin educación, ésta se prolonga hasta completar los 12 meses. La abstinencia postparto dura 2.7 meses promedio y por características el promedio se mantiene entre dos y tres meses de duración. Sin embargo, en el departamento de Oruro se estima algo más de cuatro meses promedio de abstinencia sexual postparto. El período de insusceptibilidad al riesgo del embarazo desde el nacimiento del hijo ante- rior, en promedio es de de 13 meses. La mediana se sitúa en los 11 meses. En la ENDSA 2003, la duración mediana de amenorrea en el área rural es de 11.6 meses, en contraste con 8.2 meses en el área urbana. La mediana de la insusceptibilidad postparto en el área urbana se sitúa en 9.5 meses y en el área rural en 12.7 meses. También hay diferencias importantes en la duración de la amenorrea por nivel de educación y área de residencia. El promedio del período de amenorrea de las madres sin educación (12.3 meses), es casi ocho meses mayor que de las madres con nivel superior de educación (4.7 meses). Existe también una diferencia de cinco meses en la duración de la amenorrea entre las mujeres de Potosí (11.3 meses) y las de Beni/Pando (5.9 meses). Cuadro 6.8 Duración mediana de la amenorrea, abstinencia e insusceptibilidad de postparto Duración mediana en meses de la amenorrea, abstinencia, o insusceptibilidad de postparto correspondiente a los nacimientos en los tres años que precedieron la encuesta, por características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número Ameno- Absti- Insuscep- de Característica rrea nencia tibilidad1 nacimientos ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-29 9.3 2.6 10.8 3,488 3 0-49 9.7 2.9 11.5 2,393 Residencia Urbana 8.2 3.0 9.5 3,368 Periurbana 9.1 3.3 10.1 450 Resto urbano 7.9 3.0 9.3 2,918 R ural 11.6 2.4 12.7 2,514 Región Altiplano 9.8 3.3 11.7 2,428 Valle 10.2 2.4 11.1 1,781 L lano 7.7 2.4 9.4 1,673 Departamento La Paz 9.7 3.4 11.6 1,567 Oruro 7.8 4.1 10.1 268 Potosí 11.3 2.7 12.3 593 Chuquisaca 11.0 2.6 11.5 444 Cochabamba 10.1 2.3 11.6 1,101 Tarija 9.5 3.1 9.8 236 Santa Cruz 8.0 2.4 9.3 1,386 B eni/Pando 5.9 2.2 9.9 287 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 10.6 3.2 12.0 1,783 Pobreza media 11.4 2.2 12.6 1,473 Pobreza baja 9.1 3.1 10.3 514 Capital departamental 7.5 2.5 8.3 1,801 E l Alto 9.2 3.0 9.9 310 Quintil de riqueza Quintil inferior 12.3 2.8 13.2 1,531 Segundo quintil 10.0 2.5 11.5 1,247 Quintil intermedio 9.8 2.9 11.7 1,331 Cuarto quintil 7.0 2.6 8.9 1,053 Q uintil superior 6.0 2.6 6.7 720 Educación Sin educación 12.3 2.9 13.9 494 Primaria 10.8 2.7 12.0 3,500 Secundaria 8.0 3.2 9.0 1,437 S uperior 4.7 2.1 5.6 450 Total 9.5 2.7 11.0 5,882 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Las estimaciones se basan en la condición de la mujer en el omento de la encuesta. m1Incluye las madres que están, bien en amenorrea de postparto, en abstinencia o en ambas 116 | Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo Respecto al quintil de riqueza, la mayor duración para la amenorrea es de 12.3 meses promedio entre las mujeres del quintil de riqueza inferior, a diferencia de las mujeres del quintil superior entre quienes la duración de la amenorrea alcanza apenas a 6 meses promedio. Una diferencia casi similar por quintiles existe en la insusceptibilidad post parto. • Gráfico 6.3 Duración del Período de no Susceptibilidad Postparto al Riesgo de Embarazo, según Area de Residencia y Educación 5.6 9.0 12.0 13.9 9.9 9.3 9.8 11.6 11.5 12.3 10.1 11.6 12.7 9.5 11.0 0 2 4 6 8 10 12 14 16 Superior Secundaria Primaria Sin educación EDUCACIÓN Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosí Oruro La Paz DEPARTAMENTO Rural Urbana AREA DE RESIDENCIA TOTAL Duración mediana (meses) 6.6 MENOPAUSIA ENTRE LAS MUJERES DE 30 Y MÁS AÑOS A partir de cierta edad, la exposición al riesgo de embarazo disminuye rápidamente por la ausencia del período menstrual durante 6 meses entre mujeres que no están ni embarazadas ni en amenorrea de postparto o que reportaron ser menopáusicas; por la ausencia de nacimientos vivos en los últimos cinco años entre mujeres que estuvieron continuamente en unión y que no usaron alguna forma de anticoncepción (infertilidad terminal); y por la abstinencia prolongada, es decir, la ausencia de relaciones sexuales en los últimos tres años entre mujeres en unión. Los niveles de mujeres menopáusicas, el más importante indicador de terminación de la exposición al riesgo de embarazo, se muestran en el Cuadro 6.9 para las mujeres de 30 y más años, por área de residencia. Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo | 117 Cuadro 6.9 El 13 por ciento de las mujeres de 30-49 años en el país se encuentran en menopausia, es decir, no están embarazadas ni en amenorrea de postparto y su último período menstrual ocurrió 6 meses o más antes de la entrevista. La proporción de mujeres en esta condición es dos puntos porcentuales mayor en el área rural (14 por ciento) con respecto al área urbana (12 por ciento). • • La condición de menopausia aumenta rápidamente con la edad de la mujer, desde apenas 4 por ciento entre aquéllas con 30-34 años, hasta más de la mitad al final del período reproductivo (55 por ciento). Cuadro 6.9 Menopausia Porcentaje de mujeres de 30-49 años que son menopáusicas, por edad, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Número de mujeres de Edad menopáusicas1 mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 30-34 4.4 2,469 35-39 4.3 2,141 40-41 8.3 777 42-43 12.0 746 44-45 20.3 714 46-47 37.5 539 48-49 55.2 588 Total 12.9 7,974 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Porcentaje de mujeres con ausencia del período menstrual durante 6 meses, entre mujeres que no están ni embarazadas ni en amenorrea de postparto 118 | Nupcialidad y Exposición al Riesgo de Embarazo PREFERENCIAS SOBRE FECUNDIDAD 7 En este capítulo se presenta el análisis de la información recolectada en ENDSA 2003 sobre preferencias reproductivas a tres niveles: • Información en cuanto al deseo de (más) hijos en general y para las mujeres que desean más, el tiempo que les gustaría esperar antes de tener otro hijo. Esta información permite clasificar a las mujeres en dos grupos: las que desean espaciar, y las que desean limitar los nacimientos. Esta información es de relevancia para el estudio de la demanda total e insatisfecha de servicios de planificación familiar. • Información recolectada sobre el tamaño ideal de la familia, o el promedio ideal de hijos, que al compararse con el promedio de nacidos vivos permite obtener una primera idea del exceso de fecundidad prevalente en el país. • Información sobre la fecundidad deseada en los años inmediatamente anteriores a la encuesta, como indicador del grado de cumplimiento de las preferencias reproductivas. El complemento, la fecundidad no deseada, permite estimar el posible impacto que la prevención de esos nacimientos podría tener sobre las necesidades de planificación familiar y las tasas de fecundidad. 7.1 EL DESEO DE MÁS HIJOS Durante mucho tiempo, los administradores de programas de planificación familiar se preocuparon únicamente por las mujeres que deseaban limitar la fecundidad, prestando muy poca atención a aquéllas que deseaban espaciar los nacimientos. Se reconoce ya que hay un grupo grande de mujeres que quieren espaciar, especialmente si se tiene en cuenta que los nacimientos muy seguidos inciden en la salud y bienestar de los hijos. Por lo tanto en la ENDSA 2003 se ha preguntado a aquellas mujeres que deseaban más hijos, cuánto tiempo les gustaría esperar para tener otro (o tener el primero para aquéllas sin hijos). Específicamente, a las nulíparas se les preguntó si deseaban tener hijos; al resto, si deseaban más hijos. A aquéllas que deseaban más hijos se les preguntaba sobre cuánto tiempo deseaban esperar para tener el próximo. El análisis detallado de la información, junto con los datos referentes al uso o no de anticonceptivos, permite estudiar la necesidad insatisfecha de planificación familiar tanto para espaciar la descendencia, como para limitarla. La distribución de las mujeres en unión de acuerdo con el deseo o no de más hijos se presenta por número de hijos sobrevivientes y área de residencia en el Cuadro 7.1.1 y se resume en el Gráfico 7.1 para el total del país. La evolución del deseo de más hijos en las cuatro ENDSAS realizadas en el país se resume en el Cuadro 7.1.2 Cuadros 7.1.1 y 7.1.2; Gráfico 7.1 Preferencias de fecundidad según el número de hijos sobrevivientes En el país el 65 por ciento de las mujeres en unión indicaron su deseo de no tener más hijos. Si se agregan las usuarias de esterilización este porcentaje llega al 72 por ciento. • • • Casi ocho de cada diez mujeres de las áreas rurales manifestaron su deseo de no tener más hijos en comparación con apenas siete de cada diez en el área urbana. El deseo de no tener más hijos aumenta rápidamente con la paridez, desde apenas el 6 por ciento en las mujeres nulíparas hasta 75 por ciento y más entre las que tienen 3 o más hijos sobrevivientes. Preferencias sobre Fecundidad | 119 • • • • 12 Incluyendo las mujeres esterilizadas, alrededor del 92 por ciento de las entrevistadas con cuatro o más hijos no desearían tener más hijos. Apenas el 8 por ciento del total de entrevistadas desea tener un hijo dentro de los próximos dos años, en contraste con el 53 por ciento entre las mujeres sin hijos. El deseo de tener hijos pronto disminuye al cuatro por ciento entre las que ya tienen tres hijos y se reduce al tres por ciento o menos entre las que tienen cuatro o más hijos. Alrededor del 17 por ciento de las mujeres desean tener un hijo después de dos años. Dicho deseo se dá en mayor proporción entre quienes ya tienen un hijo —49 por ciento; y entre las personas nulíparas —28 por ciento. Luego, disminuye a menos del cuatro por ciento entre las que tienen cuatro o más hijos. El deseo de no tener más hijos aumenta rápidamente con la paridez, desde apenas el 6 por ciento en las mujeres nulíparas hasta 75 por ciento y más entre las que tienen 3 o más hijos sobrevivientes. Cuadro 7.1.1 Preferencias de fecundidad Distribución porcentual de las mujeres en unión por preferencias de fecundidad, según número de hijos sobrevivientes y área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de hijos sobrevivientes 1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Preferencia 0 1 2 3 4 5 6+ Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Desea más hijos Desea tener otro pronto 55.8 17.9 7.2 5.1 3.1 2.5 1.4 9.2 2 Desea tener otro después 31.2 49.7 24.2 9.4 3.9 3.3 1.1 19.9 3 Desea otro, no sabe cuándo 2.8 0.8 0.4 0.1 0.2 0.0 0.0 0.4 I ndecisa 0.1 0.7 0.9 0.4 0.2 0.0 0.3 0.5 No desea más hijos No quiere más 4.0 27.1 60.2 70.5 75.3 78.0 77.1 58.7 Este rilizada 0.2 1.1 4.7 10.9 14.8 13.1 15.7 8.1 4 Se declara infecunda 5.8 2.7 2.4 3.5 2.4 3.0 4.5 3.1 Si n información 0.0 0.0 0.1 0.1 0.0 0.0 0.0 0.0 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 250 1,359 1,720 1,410 892 515 678 6,824 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Desea más hijos Desea tener otro pronto 48.5 14.1 4.5 2.8 1.3 1.6 1.2 5.1 2 Desea tener otro después 20.7 46.2 18.5 8.8 3.0 2.5 0.8 11.2 3 Desea otro, no sabe cuándo 2.9 1.7 0.8 0.2 0.6 0.0 0.8 0.7 I ndecisa 1.0 0.0 0.8 0.3 0.6 0.5 0.1 0.4 No desea más hijos No quiere más 10.8 34.6 72.7 83.9 86.6 87.8 86.0 75.6 Este rilizada 0.0 0.3 1.6 3.5 6.1 4.5 5.3 3.6 4 Se declara infecunda 16.0 3.2 1.1 0.6 1.7 3.1 5.8 3.3 Si n información 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 133 403 610 644 508 483 963 3,744 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Desea más hijos Desea tener otro pronto 53.3 17.0 6.5 4.4 2.5 2.1 1.3 7.8 2 Desea tener otro después 27.5 48.9 22.7 9.2 3.6 2.9 1.0 16.8 3 Desea otro, no sabe cuándo 2.9 1.0 0.5 0.1 0.4 0.0 0.5 0.5 I ndecisa 0.4 0.6 0.8 0.4 0.4 0.2 0.2 0.5 No desea más hijos No quiere más 6.4 28.8 63.5 74.7 79.4 82.7 82.3 64.7 Este rilizada 0.1 0.9 3.9 8.6 11.6 8.9 9.6 6.6 4 Se declara infecunda 9.4 2.8 2.0 2.6 2.2 3.1 5.2 3.2 Si n información 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 383 1,761 2,330 2,054 1,401 999 1,641 10,569 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1 Incluye el embarazo actual Desea otro hijo antes de dos años Desea esperar dos o más años 2 3 4 Incluye esterilización femenina y masculina | Preferencias sobre Fecundidad 0 72 8 17 25 NO DESEA MÁS HIJOS Desea otro pronto Desea otro después DESEA MÁS HIJOS Gráfico 7.1 Preferencias de Fecundidad de las Mujeres Casadas o Unidas 72 8 17 25 NO DESEA MÁS HIJOS Desea otro pronto Desea otro después DESEA MÁS HIJOS Gráfico 7.1 Preferencias de Fecundidad de las Mujeres Casadas o Unidas Los por Cuadro 7.2 po características En todos tener más entre las d que del L • • Las mayo alcanza 3 superior q 65 7 0 10 20 30 40 50 60 70 80 Porcentaje de mujeres No quiere más Esterilizada 65 7 0 10 20 30 40 50 60 70 80 Porcentaje de mujeres No quiere más Esterilizada Cuadro 7.1.2 Evolución de las preferencias de fecundidad Distribución porcentual de las mujeres en unión por preferencias de fecundidad, según varias encuestas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Encuesta ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Preferencia ENDSA 89 ENDSA 94 ENDSA 98 ENDSA 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Desea más hijos Desea 19.6 20.7 22.6 25.1 Indecisa 4.0 2.7 2.2 0.5 No desea más hijos No quiere más 67.8 67.6 64.8 64.7 Esterilizada 4.5 4.7 6.5 6.6 1 Se declara infecunda 4.2 4.2 3.6 3.2 n información 0.0 0.1 0.4 0.0 Si Total 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 4,941 5,334 6,649 10,569 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Incluye esterilización femenina y masculina centajes de mujeres que no desean más hijos o que están esterilizadas se presentan en el r número de hijos sobrevivientes y según características seleccionadas, incluyendo del lugar de residencia y nivel de educación. Cuadro 7.2 los ámbitos del territorio nacional, la mayoría de las mujeres (71 por ciento) no desean hijos. Sin embargo, este deseo es mayor entre las mujeres del área rural (79 por ciento) que el área urbana (67 por ciento). Asimismo, es mayor entre las mujeres del Altiplano y Valle lano. res diferencias entre subgrupos poblacionales se encuentran según el nivel de educación y 5 puntos porcentuales al comparar las mujeres sin educación y las que tienen educación ue no quieren tener más hijos (86 y 51 por ciento, respectivamente). Preferencias sobre Fecundidad | 121 Las diferencias observadas guardan relación con la diferente composición de las mujeres en unión por edad de cada grupo o ámbito poblacional, la que es más joven en el área rural que en el área urbana. • • • • De igual forma, es menor el deseo de no tener hijos entre las mujeres con estudios superiores, sin hijos o con sólo uno, porque ellas postergaron su ingreso a la unión marital y en su oportunidad estarían deseando tener un hijo, dado que son relativamente menos jóvenes que las mujeres sin educación. En Chuquisaca y Potosí, los departamentos más pobres, el 77 por ciento de las mujeres unidas expresaron su deseo de no tener más hijos. En los departamentos del Llano, Santa Cruz y Tarija, dicha proporción es menor al 64 por ciento. Con relación al índice de riqueza, el 81 por ciento de las mujeres del quintil de riqueza inferior no desean tener hijos, a diferencia del 61 por ciento de las mujeres del quintil de riqueza superior. Cuadro 7.2 Deseo de limitar la reproducción Porcentaje de mujeres en unión que no desea más hijos o que está esterilizada, por número de hijos sobrevivientes y según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de hijos sobrevivientes 1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Característica 0 1 2 3 4 5 6+ Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 4.2 28.2 64.9 81.4 90.1 91.1 92.8 66.8 Periurbana * 32.5 68.5 88.8 87.2 95.4 93.6 73.4 Resto urbano 4.8 27.7 64.5 80.5 90.6 90.5 92.6 65.9 Rural 10.8 34.8 74.4 87.4 92.7 92.3 91.3 79.2 Región Altiplano 9.1 33.0 75.4 89.0 94.2 92.1 95.2 76.1 Valle 5.3 31.5 66.7 84.6 91.0 93.2 89.4 72.0 Llano 5.2 23.8 57.0 74.4 87.1 89.5 89.7 64.0 Departamento La Paz 12.6 31.3 76.4 90.1 96.3 93.9 94.9 76.3 Oruro [ 2.1 47.0 67.2 81.9 89.4 88.8 93.2 73.0 Potosí [ 2.2 28.4 76.7 89.1 89.6 89.3 96.6 77.2 Chuquisaca [12.6 29.5 68.3 85.5 89.8 94.0 97.9 76.6 Cochabamba 4.3 34.4 68.5 86.8 91.7 92.2 84.6 72.4 Tarija [ 0.0 24.4 58.5 74.6 90.1 96.2 91.9 64.3 Santa Cruz 3.5 22.5 57.3 75.1 87.8 91.0 89.3 63.6 Beni/Pando 16.2 32.5 55.6 69.9 83.2 82.3 91.4 66.3 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 12.1 33.7 79.5 90.8 95.6 93.5 93.4 79.4 Pobreza media 9.8 32.8 65.6 78.7 89.2 89.9 87.5 72.3 Pobreza baja [ 2.2 21.0 65.5 79.3 88.0 90.0 94.1 67.9 Capital dedepartamento 3.3 28.4 61.8 80.9 89.9 91.4 94.4 65.1 El Alto * 27.9 75.4 89.7 89.6 [ 95.6 95.3 74.6 Quintil de riqueza Quintil inferior 9.4 38.8 74.4 86.9 91.9 93.3 90.8 80.8 Segundo quintil 12.9 37.9 78.5 89.8 94.9 90.9 93.5 80.2 Quintil intermedio 2.7 27.4 70.9 83.8 90.9 90.3 92.1 71.8 Cuarto quintil 6.7 29.8 60.0 80.6 87.7 93.1 93.9 64.3 Quintil superior 2.3 22.9 63.0 78.7 89.9 90.9 84.5 60.9 Educación Sin educación * 50.7 85.4 89.5 88.4 94.1 90.8 86.2 Primaria 9.9 36.3 70.4 84.7 92.0 92.4 92.4 77.8 Secundaria 4.1 27.4 65.1 79.3 88.8 86.3 91.1 60.0 Superior 0.0 17.5 58.5 82.1 93.2 [ 85.9 * 50.5 Total 6.5 29.7 67.4 83.3 91.1 91.7 91.9 71.2 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Los porcentajes precedidos por un paréntesis están basados en 25-49 casos sin ponderar. No se muestran los porcentajes basados en menos de 25 casos sin ponderar (*). 1Incluye el embarazo actual | Preferencias sobre Fecundidad 122 7.2 LA NECESIDAD INSATISFECHA Y LA DEMANDA DE SERVICIOS DE PLANIFICACIÓN FAMILIAR En la sección anterior se indicó que la proporción de mujeres que desean espaciar los nacimientos y/o limitar la familia, puede considerarse, en principio, como un indicador de la demanda potencial por servicios de planificación familiar en Bolivia. Una mejor aproximación al análisis de la necesidad de planificación familiar se presenta en esta sección. Primero se calcula la llamada necesidad insatisfecha de planificación familiar, tanto para espaciar como para limitar, a la cual se le agrega la estimación de mujeres que en la actualidad usan métodos, para obtener así la demanda total de planificación familiar en el país. Para los cálculos de esta sección, no se consideran con necesidad insatisfecha de planificación familiar las siguientes categorías de mujeres:1 Mujeres que no están actualmente en unión. • • • • • • Mujeres que están practicando la planificación familiar. Mujeres actualmente embarazadas o amenorréicas que estaban empleando alguna forma de anticoncepción cuando quedaron embarazadas. Mujeres actualmente embarazadas o amenorréicas cuyo último embarazo fue deseado. Mujeres infértiles, es decir, aquéllas sin hijos nacidos vivos en los últimos cinco años a pesar de haber estado en unión y no haber usado la anticoncepción. Mujeres fértiles que desean un hijo en los próximos 2 años. Quienes no están en ninguna de estas categorías forman parte del grupo con necesidad insatisfecha de planificación familiar: • • Necesidad insatisfecha para limitar: Mujeres actualmente embarazadas o amenorréicas cuyo último embarazo no fue deseado. Mujeres fértiles que no están ni embarazadas ni amenorréicas y que manifestaron que no desean más hijos. • • • • • Necesidad insatisfecha para espaciar: Mujeres actualmente embarazadas o amenorréicas cuyo último embarazo si fue deseado, pero más tarde. Mujeres fértiles que no están ni embarazadas ni amenorréicas y que manifestaron que sí desean más hijos pero prefieren esperar por lo menos dos años. Los niveles de necesidad insatisfecha presentados en la sección anterior revelan sólo en parte el potencial de la demanda de planificación familiar en el país. La información de ENDSA 2003 permite estimar la demanda total de tales servicios, tanto para espaciar como para limitar. La demanda total incluye tres componentes: Las mujeres con necesidad insatisfecha de planificación familiar; Las mujeres que actualmente están usando métodos anticonceptivos (necesidad satisfecha); Las mujeres embarazadas o amenorréicas que quedaron embarazadas mientras usaban un método (falla de método). 1Los procedimientos se detallan en Charles F. Westoff y Luis H. Ochoa. 1991. Unmet Need and the Demand for Family Planning. Estudio Comparativo DHS No. 5. Columbia, Maryland: Institute for Resource Development. Preferencias sobre Fecundidad | 123 Las estimaciones de la necesidad insatisfecha, la necesidad (o demanda) satisfecha y la demanda total de planificación familiar (para espaciar, para limitar y total) se presentan en el Cuadro 7.3. Un indicador grueso del éxito alcanzado por los programas de planificación familiar se obtiene calculando el porcentaje de demanda satisfecha con respecto a la demanda total. Los componentes detallados de la necesidad insatisfecha de planificación familiar se muestran en el Gráfico 7.2. Los niveles de necesidad insatisfecha por departamento y educación se resumen en el Gráfico 7.3. Cuadro 7.3 y Gráfico 7.2 y 7.3 Necesidad insatisfecha de planificación familiar En el país, el 23 por ciento de las mujeres en unión tienen necesidad insatisfecha de planificación familiar, 17 por ciento para limitar el tamaño de su familia y 6 por ciento por espaciar el nacimiento de sus hijos. • • • • • • • • • • • • La necesidad para limitar los nacimientos es relativamente similar por grupos de edad, variando entre el 11 por ciento para las mujeres de 15-19 y 45-49 hasta el 19 por ciento (mujeres 30-39). En cambio, la necesidad para espaciar disminuye con la edad: es mayor entre las mujeres de 15-19 años (22 por ciento) y disminuye a menos del 1 por ciento entre las mujeres de 45-49 años. Son los departamentos más pobres los que presentan los más altos niveles de necesidad insatisfecha, destacándose entre ellos Chuquisaca y Potosí (30 por ciento). La necesidad insatisfecha de planificación familiar es mayor en el área rural que en el área urbana (30 y 18 por ciento, respectivamente). De igual forma, es mayor en el Altiplano (25 por ciento) que en el Llano (19 por ciento). Entre las mujeres sin educación, la necesidad insatisfecha es casi tres más veces la de las mujeres unidas con educación superior (31 por ciento en comparación con 9 por ciento). La necesidad para limitar es mayor en las mujeres del quintil de riqueza inferior (30 por ciento) versus las del quintil de riqueza superior (siete por ciento), si bien la brecha entre quintiles en la necesidad para espaciar es mucho menor. Demanda total de planificación familiar La demanda total de planificación familiar entre las mujeres en unión se estima a nivel nacional en el 81 por ciento: 59 por ciento para limitar el tamaño de la familia y 22 por ciento para espaciar los nacimientos. Mientras que la necesidad satisfecha (el uso de métodos) para espaciar disminuye con la edad, la necesidad satisfecha para limitar aumenta con ella. Sólo entre las menores de 25 años, la demanda de métodos para espaciar supera a la demanda por limitar. El menor nivel de demanda (50 por ciento) se encuentra entre las mujeres de mayor edad (45-49 años), casi en su totalidad con propósitos de limitar el tamaño familiar. Los mayores niveles de la demanda total se presentan entre las mujeres con educación secundaria (85 por ciento) y entre las que residen en las capitales de departamento y los municipios que tiene un grado de pobreza baja (83 por ciento) y en los departamentos de Santa Cruz (85 por ciento), Tarija (83 por ciento) y Beni/Pando (82 por ciento). De otro lado, los menores niveles de la demanda total de planificación familiar se encuentran entre las mujeres sin educación (65 por ciento) y las que residen en los departamentos de Oruro (77 por ciento) y La Paz (78 por ciento). En el país, el 72 por ciento de la demanda total de planificación familiar puede considerarse como demanda satisfecha. Este nivel es mayor entre las mujeres con educación superior (89 por ciento), entre las residentes en municipios donde existe pobreza baja (79 por ciento) y de los departamentos de Santa Cruz (78 por ciento) y Beni/Pando (75 por ciento). En lo referente a quintil de riqueza, los mayores niveles de la demanda total satisfecha se presentan entre las mujeres del quintil superior de riqueza (87 por ciento). Y los menores niveles se encuentran entre las mujeres del quintil inferior de riqueza (53 por ciento). | Preferencias sobre Fecundidad 124 Gráfico 7.2 Componentes de la Necesidad Insatisfecha de Planificación Familiar MUJERES EN UNIÓN QUE NO ESTÁN USANDO ANTICONCEPCIÓN: 41.6% ▼ Mujeres embarazadas o amenorréicas: 16.9% Mujeres ni embarazadas ni amenorréicas: 24.7% ▼ Mujeres fértiles: 15.0% Infértiles ▼ ▼ Embarazo planeado o falló el método 5.6% Embarazo no planeado o imprevisto 4.0% (espaciar) Embarazo no deseado 7.3% (limitar) No desea tener más hijos 9.3% (limitar) Desea tener hijos pero más tarde 2.1% (espaciar) Desea tener hijos pronto 3.6% Mujeres infértiles 9.7% ▼ ▼ ▼ ▼ NECESIDAD INSATISFECHA: 22.7% Gráfico 7.3 Porcentaje de Mujeres Casadas o Unidas con Necesidad Insatisfecha de Anticoncepción, según Departamento y Educación 0 2 4 6 8 Superior Secundaria Primaria Sin educación EDUCACIÓN Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosí Oruro La Paz DEPARTAMENTO TOTAL 9 17 2 6 3 1 2 1 19 16 2 4 3 0 3 0 2 9 2 2 2 3 10 12 14 16 18 20 22 24 26 28 30 Porcentaje de mujeres Preferencias sobre Fecundidad | 125 Cuadro 7.3 Necesidad de servicios de planificación familiar para las mujeres en unión 12 Porcentaje de mujeres en unión con necesidad insatisfecha, con necesidad satisfecha de planificación familiar y con demanda total de planificación familiar, por características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Necesidad satisfecha de Necesidad insatisfecha de planificación familiar Demanda total de Porcentaje planificación familiar1 (usuarias actuales)2 planificación familiar3 de ––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––– demanda Número Para Para Para Para Para Para satis- de Característica espaciar limitar Total espaciar limitar Total espaciar limitar Total fecha4 mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 22.0 11.1 33.0 27.7 17.8 45.6 49.7 28.9 78.6 58.0 427 20-24 15.3 14.9 30.1 28.8 26.5 55.2 44.0 41.3 85.4 64.7 1,624 25-29 8.1 16.1 24.2 27.3 36.2 63.6 35.4 52.4 87.8 72.4 1,950 30-34 4.4 19.0 23.4 17.1 47.6 64.7 21.5 66.5 88.1 73.4 2,032 35-39 1.7 19.4 21.1 8.3 55.9 64.2 10.0 75.3 85.3 75.3 1,818 40-44 1.1 18.6 19.7 2.9 55.5 58.4 4.0 74.1 78.1 74.8 1,536 45-49 0.4 10.8 11.2 0.8 37.8 38.6 1.2 48.6 49.8 77.5 1,183 Residencia Urbana 6.0 12.5 18.4 20.0 44.0 64.0 25.9 56.5 82.5 77.7 6,824 Periurbana 9.3 15.9 25.2 14.0 43.2 57.2 23.2 59.1 82.4 69.5 812 Resto urbano 5.5 12.0 17.5 20.8 44.2 65.0 26.3 56.2 82.5 78.8 6,013 Rural 6.3 24.1 30.4 8.2 39.8 48.0 14.5 63.9 78.4 61.2 3,744 Región Altiplano 5.6 19.0 24.6 12.2 41.5 53.7 17.8 60.4 78.3 68.6 4,260 Valle 6.0 18.1 24.1 14.8 42.4 57.1 20.7 60.4 81.2 70.4 3,127 Llano 6.8 12.0 18.8 21.7 44.1 65.8 28.5 56.1 84.6 77.8 3,183 Departamento La Paz 5.8 16.4 22.2 12.7 43.4 56.1 18.5 59.8 78.3 71.7 2,881 Oruro 4.5 24.1 28.6 13.0 35.7 48.7 17.5 59.8 77.2 63.0 515 Potosí 5.7 24.5 30.2 10.1 38.5 48.6 15.8 63.0 78.8 61.7 863 Chuquisaca 6.1 24.3 30.4 12.1 38.5 50.6 18.2 62.8 81.0 62.4 679 Cochabamba 6.2 17.8 24.0 13.9 42.8 56.7 20.1 60.6 80.7 70.3 1,946 Tarija 5.0 10.8 15.7 21.7 45.9 67.6 26.7 56.6 83.3 81.1 502 Santa Cruz 6.8 11.6 18.5 22.2 44.3 66.5 29.0 55.9 85.0 78.3 2,705 Beni/Pando 6.4 14.1 20.5 18.9 43.0 61.9 25.3 57.1 82.4 75.1 477 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 6.1 23.4 29.5 8.0 40.3 48.2 14.1 63.7 77.8 62.0 2,758 Pobreza media 6.2 18.2 24.4 13.8 42.2 56.0 20.0 60.4 80.4 69.7 2,346 Pobreza baja 6.3 11.5 17.7 19.2 46.1 65.3 25.5 57.5 83.0 78.6 1,037 Capital dedepartamento 5.7 12.2 18.0 21.5 43.7 65.3 27.2 56.0 83.2 78.4 3,862 El Alto 7.6 15.8 23.4 17.2 40.2 57.4 24.7 56.0 80.7 71.1 565 Quintil de riqueza Quintil inferior 7.4 30.4 37.8 6.3 35.5 41.8 13.7 65.9 79.5 52.5 1,892 Quintil intermedio 7.7 16.0 23.7 16.4 42.0 58.4 24.1 58.0 82.1 71.1 2,259 Cuarto quintil 6.4 11.7 18.1 21.3 43.2 64.6 27.7 55.0 82.7 78.1 2,354 Quintil superior 3.5 6.9 10.4 24.3 46.7 70.9 27.8 53.6 81.4 87.2 2,042 Educación Sin educación 2.7 28.6 31.3 1.3 32.2 33.6 4.0 60.9 64.9 51.7 909 Primaria 6.2 20.1 26.4 10.4 44.7 55.1 16.6 64.8 81.4 67.6 5,894 Secundaria 7.3 9.8 17.1 25.9 42.2 68.1 33.2 51.9 85.1 80.0 2,672 Superior 5.2 4.2 9.3 32.5 40.4 73.0 37.7 44.6 82.3 88.7 1,094 Total 6.1 16.6 22.7 15.8 42.5 58.4 21.9 59.1 81.0 72.0 10,569 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1La necesidad insatisfecha para limitar incluye mujeres actualmente embarazadas o amenorreicas cuyo último embarazo no fue deseado y mujeres fértiles que no están ni embarazadas ni amenorreicas que no desean más hijos. Necesidad insatisfecha para espaciar: mujeres actualmente embarazadas o amenorreicas cuyo último embarazo sí fue deseado, pero más tarde y mujeres fértiles que no están ni embarazadas ni amenorreicas que sí desean más hijos pero prefieren esperar por lo menos dos años. 2La necesidad satisfecha para espaciar se refiere a las mujeres que usan algún método de planificación familiar porque desean espaciar los nacimientos (respondieron que desean tener más hijos o están indecisas al respecto). La necesidad satisfecha para limitar se refiere a aquellas mujeres que están usando porque desean limitar los nacimientos (respondieron que no desean más hijos). 3La demanda total incluye mujeres embarazadas o amenorreicas que quedaron embarazadas mientras usaban un método (falla de método) 4[(Necesidad satisfecha)+(falla de método)]/(demanda total) Segundo quintil 5.2 19.9 25.1 9.1 44.8 53.9 14.3 64.6 79.0 68.2 2,022 | Preferencias sobre Fecundidad 6 7.3 NÚMERO IDEAL DE HIJOS En las secciones anteriores se analizó el deseo futuro de más hijos, el cual obviamente, estaba influenciado por el número de hijos ya tenidos. También se preguntó en la entrevista por el número ideal de hijos, independientemente de la situación actual; es decir, el número de hijos que a la mujer le hubiera o habría gustado tener si ella pudiera comenzar de nuevo su vida reproductiva. Usualmente existe una alta asociación entre el número ideal y el real de hijos tenidos, especialmente en las mujeres de mayor edad. Por una parte, las parejas que desean familias numerosas terminan con buen número de hijos; por otra, al responder en la encuesta a la pregunta correspondiente, las mujeres pueden ajustar su descendencia ideal a la real, en un proceso de racionalización. Es posible también que las mujeres con alta paridez sean, en promedio, de más edad que las que tienen familia pequeña; esto no sólo debido al menor tiempo de exposición al riesgo del embarazo, sino también a los cambios en las actitudes en las generaciones más jóvenes con respecto a la planificación familiar. La distribución de las mujeres entrevistadas, en la encuesta según el número de hijos sobrevivientes se encuentra en el Cuadro 7.4. En este cuadro se presenta además el promedio ideal para todas las mujeres y para las actualmente unidas. El Cuadro 7.4 permite la clasificación de las mujeres en tres grupos: tamaño ideal mayor que el observado; tamaño ideal menor que el observado; y tamaño ideal igual al observado. Se espera que la suma de estas dos últimas categorías sea similar a los porcentajes de mujeres que no desean más hijos en los Cuadros 7.1.1 y 7.2. El grupo de mujeres con tamaño ideal menor que el observado es de particular interés por constituir un indicador de exceso de fecundidad, tema que se amplía en siguiente sección. Cuadro 7.4 Número ideal de hijos por número de hijos sobrevivientes Dos hijos es el número ideal manifestado por una proporción creciente de mujeres, desde el 38 por ciento de las mujeres que indicó este número ideal de hijos en 1989, el 41 en 1994, y el 44 por ciento en 1998 y el 2003. • • • • • • El número promedio ideal de hijos preferido por todas las entrevistadas es 2.4 y el promedio ideal de las mujeres actualmente casadas/unidas es 2.7. Las diferencias son mínimas cuando se considera el área de residencia. El promedio ideal de hijos aumenta con el número de hijos sobrevivientes, desde 2.1 entre las mujeres sin hijos o con un hijo hasta 3.3 en las que tienen 6 o más hijos. Si bien es cierto, tal como se ha verificado en encuestas anteriores, que las diferencias en los promedios del número ideal de hijos según área de residencia y otras características son relativamente pequeñas, el número promedio ideal de hijos se presenta por edad y características seleccionadas en el Cuadro 7.5. Cuadro 7.5 Número medio ideal de hijos por características seleccionadas El número medio ideal de hijos aumenta con la edad de la entrevistada, desde dos hijos en las mujeres de 15-19 a tres entre las que tienen más de 45-49 años. El número medio ideal de hijos casi es similar en todos los ámbitos del territorio nacional. Los mayores promedios ideales de hijos se presentan entre las entrevistadas sin educación y entre quienes residen en los departamentos de Santa Cruz y Beni/Pando. En estos ámbitos, el número medio ideal de hijos es mayor de 2.7. Preferencias sobre Fecundidad | 127 Contrariamente, entre las entrevistadas con estudios superiores y las residentes en los departamentos de Chuquisaca, La Paz, Cochabamba, Oruro y Potosí, dicho promedio es menor de 2.5 hijos. Cuadro 7.4 Número ideal de hijos Distribución porcentual de mujeres entrevistadas por número ideal de hijos y promedio ideal para todas las mujeres entrevistadas y para las actualmente en unión, según número de hijos sobrevivientes y área de residencia, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de hijos sobrevivientes1 Residencia y –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– número ideal de hijos 0 1 2 3 4 5 6+ Total –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 0 6.6 4.0 3.9 3.4 4.2 4.2 3.5 4.8 1 10.2 15.3 7.7 9.8 6.9 4.1 3.9 9.6 2 55.6 52.5 46.1 31.4 43.7 39.8 30.2 47.0 3 19.5 20.0 25.9 32.2 10.0 23.1 26.3 22.2 4 6.0 5.7 12.5 15.6 26.2 11.0 18.7 11.0 5 0.9 0.8 1.4 3.4 2.3 8.0 2.7 1.9 6+ 0.7 1.1 1.6 3.2 4.4 6.8 11.6 2.5 Respuestas no numéricas 0.4 0.6 0.8 1.0 2.2 3.1 3.1 1.0 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 4,091 2,076 2,041 1,611 1,003 592 757 12,172 Promedio del número ideal de hijos2 Todas las mujeres 2.1 2.2 2.5 2.7 2.8 2.9 3.3 2.4 Número 4,074 2,063 2,023 1,596 981 574 734 12,046 Actualmente en unión 2.3 2.2 2.5 2.7 2.8 2.9 3.3 2.6 Número 250 1,353 1,710 1,396 870 498 657 6,734 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 0 17.5 8.0 5.4 6.4 8.0 6.9 6.5 9.4 1 11.6 22.4 7.7 8.7 6.0 3.2 3.8 9.3 2 47.1 42.8 54.8 29.9 35.8 36.8 22.6 38.7 3 12.6 16.8 16.8 32.2 11.3 21.6 24.7 19.1 4 5.2 6.2 8.3 14.3 26.2 15.3 21.4 12.9 5 0.7 1.5 1.6 2.3 5.1 6.3 5.4 2.9 6+ 1.4 0.7 0.7 2.3 2.9 5.7 10.0 3.5 Respuestas no numéricas 4.0 1.7 4.7 3.9 4.8 4.3 5.6 4.2 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 1,326 671 705 704 543 518 1,015 5,482 Promedio del número ideal de hijos2 Todas las mujeres 1.8 2.0 2.2 2.6 2.7 2.8 3.3 2.5 Número 1,273 660 672 677 517 495 958 5,252 Actualmente en unión 2.3 2.2 2.3 2.6 2.8 2.9 3.3 2.7 Número 128 393 582 618 486 462 910 3,578 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 0 9.3 5.0 4.3 4.3 5.5 5.4 5.3 6.2 1 10.6 17.0 7.7 9.5 6.5 3.7 3.8 9.5 2 53.5 50.1 48.3 31.0 41.0 38.4 25.8 44.4 3 17.8 19.2 23.6 32.2 10.5 22.4 25.4 21.2 4 5.8 5.8 11.4 15.2 26.2 13.0 20.3 11.6 5 0.8 1.0 1.4 3.1 3.3 7.2 4.2 2.2 6+ 0.9 1.0 1.4 2.9 3.9 6.3 10.7 2.8 Respuestas no numéricas 1.3 0.9 1.8 1.8 3.1 3.6 4.5 2.0 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de mujeres 5,418 2,747 2,746 2,315 1,546 1,110 1,772 17,654 Promedio del número ideal de hijos2 Todas las mujeres 2.1 2.1 2.4 2.7 2.8 2.9 3.3 2.4 Número 5,347 2,723 2,695 2,273 1,498 1,070 1,692 17,298 Actualmente en unión 2.3 2.2 2.4 2.7 2.8 2.9 3.3 2.7 Número 378 1,745 2,292 2,014 1,356 960 1,567 10,312 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Incluye el embarazo actual 2Los promedios se calculan excluyendo las mujeres que dieron respuestas no numéricas | Preferencias sobre Fecundidad 128 El número promedio de hijos entre mujeres de 15–19 años en hogares del quintil de riqueza inferior es 1.8, a diferencia de los hogares del quintil de riqueza superior entre cuyas mujeres el ideal es 2.2 hijos. • Cuadro 7.5 Promedio ideal de hijos Promedio ideal de hijos para todas las mujeres por edad, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual de la mujer Todas ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– las Característica 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 2.1 2.2 2.3 2.6 2.7 2.9 3.1 2.4 Periurbana 1.9 2.1 2.3 2.4 2.4 2.7 2.8 2.3 Resto urbano 2.1 2.2 2.3 2.6 2.7 3.0 3.1 2.5 R ural 1.9 2.1 2.4 2.7 2.8 2.9 3.0 2.5 Región Altiplano 1.9 2.0 2.3 2.4 2.5 2.7 2.8 2.3 Valle 1.9 2.2 2.3 2.5 2.5 2.8 2.8 2.3 7.4 tual, cuand iera desea e la inform ntas sobre de verac tiva. A pes a en el con obre la fec subes años a Llano 2.3 2.4 2.6 3.0 3.2 3.4 3.6 2.8 Departamento La Paz 1.8 2.0 2.3 2.3 2.4 2.7 2.8 2.2 Oruro 1.8 1.9 2.2 2.2 2.5 2.6 2.9 2.2 Potosí 2.0 1.9 2.3 2.7 2.8 2.8 2.8 2.4 Chuquisaca 1.9 2.2 2.2 2.4 2.4 2.7 2.8 2.3 Cochabamba 1.8 2.1 2.3 2.5 2.5 2.9 2.7 2.3 Tarija 2.0 2.3 2.5 2.5 2.8 2.9 3.2 2.5 Santa Cruz 2.3 2.4 2.5 3.0 3.2 3.3 3.5 2.8 B eni/Pando 2.3 2.6 2.8 3.1 3.7 3.8 4.1 3.0 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 1.8 2.0 2.3 2.5 2.6 2.9 2.8 2.3 Pobreza media 2.1 2.3 2.6 2.9 3.2 3.1 3.2 2.6 Pobreza baja 2.1 2.4 2.4 2.9 3.0 3.0 3.1 2.6 Capital departamental 2.1 2.2 2.3 2.5 2.6 2.9 3.0 2.4 E l Alto 1.9 2.1 2.2 2.2 2.3 2.8 3.5 2.3 Quintil de riqueza Quintil inferior 1.8 2.1 2.4 2.8 2.9 3.2 3.0 2.5 Segundo quintil 1.9 2.1 2.4 2.6 2.8 2.7 3.0 2.4 Quintil intermedio 2.0 2.1 2.4 2.6 2.7 2.9 3.0 2.4 Cuarto quintil 2.0 2.1 2.3 2.6 2.5 3.0 3.2 2.4 Q uintil superior 2.2 2.3 2.4 2.5 2.7 2.9 2.9 2.5 Educación Sin educación 1.5 1.8 2.1 2.5 2.7 3.0 2.9 2.7 Primaria 1.9 2.1 2.4 2.7 2.8 2.9 3.0 2.5 Secundaria 2.1 2.1 2.3 2.5 2.6 2.9 3.1 2.3 S uperior 2.3 2.4 2.4 2.5 2.7 3.1 3.0 2.5 Total 2.0 2.2 2.4 2.6 2.7 2.9 3.0 2.4 PLANIFICACIÓN DE LA FECUNDIDAD Para cada hijo nacido en los cinco años anteriores a la encuesta, y para el embarazo ac o era aplicable, se preguntó a la mujer si ese embarazo, en particular, fue planeado, o lo hub do para algún tiempo posterior, o definitivamente fue un embarazo no deseado. A diferencia d ación ya presentada sobre deseo futuro de más hijos o tamaño ideal de la familia, las pregu fecundidad deseada se refieren al pasado y por lo tanto conllevan riesgos de memoria y idad o de racionalización de la respuesta frente a hechos ya consumados y de trascendencia afec ar de estas limitaciones, es posible obtener un indicador del grado de éxito logrado por la parej trol reproductivo en los años recientes. La información también es útil para calibrar el efecto s undidad de la prevención de los nacimientos no deseados, aunque éstos probablemente estén timados. En el Cuadro 7.6 se presenta la distribución de todos los nacimientos ocurridos durante los cinco ntes de la encuesta según intenciones reproductivas de la mujer al embarazarse. Preferencias sobre Fecundidad | 129 Cuadro 7.6 Planificación de la fecundidad Un 40 por ciento de los nacimientos ocurridos en los últimos cinco años no eran deseados, es decir, no fueron deseados en el momento en que la madre quedó embarazada. • • El porcentaje de nacimientos no deseados en los últimos cinco años aumenta con la edad de la madre y el orden de nacimiento, siendo superior al 60 por ciento cuando el nacimiento es de cuarto o más orden o la madre es mayor de 34 años de edad (35 o más años). | Preferencias sobre Fecundidad 130 Cuadro 7.6 Planificación de la fecundidad Distribución porcentual de nacimientos en los cinco años que precedieron la encuesta (incluyendo embarazos actuales), por intención reproductiva de la madre, según orden de nacimiento y edad de la madre, por área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Intención reproductiva de la madre ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número Lo quería Lo quería No Sin infor- de Característica entonces más tarde lo quería mación Total nacimientos ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Orden de nacimiento 1 54.3 36.0 9.5 0.2 100.0 1,983 2 49.8 31.4 18.3 0.5 100.0 1,502 3 37.3 24.3 38.3 0.1 100.0 1,057 4 + 22.9 12.6 63.9 0.7 100.0 1,902 Edad al nacimiento <20 40.6 39.9 19.0 0.5 100.0 1,051 20-24 42.7 34.3 22.9 0.1 100.0 1,860 25-29 43.4 24.1 31.8 0.8 100.0 1,603 30-34 42.7 15.6 41.5 0.2 100.0 1,069 35-39 33.7 9.0 57.0 0.3 100.0 652 40-44 29.2 5.2 64.7 0.9 100.0 188 4 5-49 * * * * * 19 Total 41.2 26.1 32.3 0.4 100.0 6,444 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Orden de nacimiento 1 53.8 32.7 13.2 0.3 100.0 873 2 48.3 24.0 27.7 0.1 100.0 790 3 33.4 20.7 45.9 0.0 100.0 694 4 + 21.3 9.6 68.8 0.4 100.0 2,482 Edad al nacimiento <20 47.6 32.1 20.1 0.2 100.0 754 20-24 41.3 25.3 33.2 0.2 100.0 1,205 25-29 32.2 16.3 51.4 0.2 100.0 1,048 30-34 25.2 10.5 63.7 0.6 100.0 864 35-39 19.9 6.8 73.0 0.3 100.0 631 40-44 21.4 1.7 76.8 0.0 100.0 304 45-49 [ 24.5 [ 0.0 [ 73.8 [ 1.7 [ 100.0 34 Total 33.3 17.7 48.8 0.3 100.0 4,841 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Orden de nacimiento 1 54.2 35.0 10.6 0.2 100.0 2,857 2 49.2 28.8 21.5 0.4 100.0 2,292 3 35.8 22.8 41.3 0.1 100.0 1,751 4 + 22.0 10.9 66.7 0.5 100.0 4,385 Edad al nacimiento <20 43.5 36.7 19.4 0.4 100.0 1,805 20-24 42.2 30.8 27.0 0.1 100.0 3,065 25-29 38.9 21.0 39.5 0.5 100.0 2,652 30-34 34.8 13.3 51.4 0.4 100.0 1,934 35-39 26.9 7.9 64.9 0.3 100.0 1,283 40-44 24.4 3.1 72.2 0.4 100.0 492 4 5-49 28.2 2.9 66.5 2.4 100.0 54 Total 37.8 22.5 39.4 0.3 100.0 11,284 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: No se presentan las distribuciones basadas en menos de 25 casos sin ponderar (*). Las distribuciones porcentuales precedidas de un corchete están basadas en 25-49 casos sin ponderar. 7.5 TASAS DE FECUNDIDAD DESEADA Con el fin de medir el impacto de los nacimientos no planeados sobre el nivel de la fecundidad, se calcula una tasa global de fecundidad considerando solamente los nacimientos deseados.2 Las tasas de fecundidad deseada están basadas en los nacimientos ocurridos en los 36 meses anteriores a la encuesta, excluyendo el mes de la entrevista. Las tasas de fecundidad deseada expresan el nivel de fecundidad que teóricamente resultaría si todos los nacimientos no deseados pudiesen ser prevenidos. Las tasas globales de fecundidad deseada y observada se presentan en el Cuadro 7.7. Cuadro 7.7 Fecundidad deseada y observada Tasa global de fecundidad deseada y observada para los tres años que precedieron la encuesta, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Tasa Tasa de global fecundidad de Característica deseada fecundidad –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 1.9 3.1 Periurbana 2.1 4.0 Resto urbano 1.8 3.0 Rural 2.6 5.5 Región Altiplano 2.1 4.1 Valle 2.0 3.8 Llano 2.2 3.5 Departamento La Paz 2.0 3.9 Oruro 1.7 3.6 Potosí 3.0 5.1 Chuquisaca 2.0 4.5 Cochabamba 2.0 3.8 Tarija 1.9 3.1 Santa Cruz 2.1 3.3 Beni/Pando 2.6 4.2 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 2.4 5.1 Pobreza media 2.6 4.8 Cuadro 7.7 Tasas de fecundidad deseada • • • • La tasa global de fecundidad en el país sería de 2.1 hijos en promedio por mujer si todos los naci- mientos no deseados pudiesen ser prevenidos. Como a la fecha no lo son, la tasa global observada es de 3.8 hijos en promedio por mujer, 1.7 hijos más que los deseados, es decir un 44 por ciento más alta que la tasa global de fecundidad deseada. Si se pudiesen prevenir todos los nacimientos no deseados, las mayores reducciones en el nivel de fecundidad, en términos absolutos, se darían entre las mujeres que residen en los municipios con alto grado de pobreza, en los departamentos de Chuqui- saca y Potosí, aquéllas sin educación y entre las mujeres que residen en el área rural. Entre estas mujeres y las sin educación, la reducción sería igual o mayor a tres hijos en promedio por mujer. Pobreza baja 2.0 3.2 Capital dedepartamento 1.7 2.8 El Alto 2.2 3.5 Quintil de riqueza Quintil inferior 3.0 6.7 Segundo quintil 2.3 5.0 Quintil intermedio 2.2 4.0 Cuarto quintil 1.9 2.9 Quintil superior 1.6 2.0 Educación Sin educación 3.1 6.8 Primaria 2.5 4.9 Secundaria 1.8 2.7 Superior 1.8 2.1 Total 2.1 3.8 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Las tasas se calcularon a partir de los nacimientos ocurridos a las mujeres de 15-49 años durante el período de 1-36 meses antes de la encuesta. Las tasas globales de fecundidad observadas son las mismas presentadas en el Cuadro 4.2. De otro lado, por ser casi similar la tasa global deseada con la observada, los menores niveles de reducción se presentarían entre las mujeres con educación superior, entre las residentes de las capi- tales departamentales, en las áreas urbanas y en los departamentos de Tarija, Santa Cruz y Oruro, dis- minución que sería menos o alrededor de un hijo en promedio por mujer. La tasa de fecundidad deseada para las mujeres del quintil de riqueza inferior es tres hijos; en contraposición se encuentran la tasa de fecundidad deseada de las mujeres del quintil de riqueza superior, 1.6 hijos. 2Para la definición de si el nacimiento fue deseado o no se sigue el método de Lightbourne, mediante el cual un nacimiento se considera deseado si el número de hijos sobrevivientes en el momento del embarazo era menor que el número ideal de hijos tal como lo informó la entrevistada (véase R. E. Lightbourne. 1985. Desired Number of Births and Prospects for Fertility Decline in 40 Countries. International Family Planning Perspectives 11(2):34-39). Preferencias sobre Fecundidad | 131 7.6 NÚMERO IDEAL DE HIJOS, NECESIDAD INSATISFECHA Y SITUACIÓN DE LA MUJER En la ENDSA 2003 se incorporaron ciertas preguntas tendentes a calificar el empoderamiento de la mujer dentro del hogar, visto en las decisiones y opiniones acerca de la relación de pareja. En el primer caso se preguntó a la mujer quién tenía la última palabra en su casa, en actividades y acciones cotidianas; en el segundo tema investigado se pregunta sobre el derecho de una mujer a negarse a tener relaciones sexuales con su esposo o compañero y en el tercer tema se recaba la opinión de las mujeres sobre los motivos que ella cree, justifican que el cónyuge golpee a su esposa o compañera (para más detalles, en el Capítulo 3, se definen los indicadores sobre el estatus de la mujer). Se puede cuantificar entonces: • Número de decisiones en las cuales la mujer tiene la última palabra. Este indicador, con valores entre 0 y 5, está positivamente relacionado con el empoderamiento de la mujer y refleja el grado de control que las mujeres tienen en áreas que afectan sus propias vidas y entornos. • Número de razones por las cuales la mujer puede rehusarse a tener relaciones con su pareja, con valores entre 0 y 8 por provenir de una lista de 8 circunstancias. El indicador refleja las percepciones de los roles sexuales y los derechos de la mujer sobre su propio cuerpo y se relaciona positivamente con la autoestima de la mujer. • Número de razones por las cuales la entrevistada cree que se justifique que el hombre golpee a su pareja. Este indicador, con valores entre 0 y 5 por provenir de una lista de 5 circunstancias. Entre más bajo sea el indicador, mayor es el nivel de autoestima y estatus de la mujer. En el Cuadro 7.8 se vinculan estos aspectos con el número ideal de hijos y la necesidad de anticoncepción. Se supone que el mayor o menor empoderamiento de la mujer tiene sus consecuencias en el ideal de hijos y en el mayor o menor acceso a la anticoncepción, visto en la necesidad insatisfecha de planificación familiar. Cuadro 7.8 En general no existen diferencias importantes en cuanto al número ideal de hijos y la educación de la mujer. • • • • En la primera parte queda en evidencia que aquellas mujeres que tienen algún poder de decisión en el hogar presentan el valor más elevado en cuanto al número ideal de hijos. Dado que en general este promedio de hijos está influenciado por los hijos ya tenidos, estas mujeres deben ser mayoritariamente del área rural, ámbito de residencia en que es más limitado el poder de decisión de la mujer. Casi todas las mujeres (96 por ciento) informan de tres o cuatro razones que justifican que la mujer se niegue a tener relaciones y no se encuentra una clara relación entre el manejo de su sexualidad y el número ideal de hijos. Con respecto a las razones que justificarían que la esposa sea golpeada, más del 80 por ciento declararon que no hay ninguna razón para ser tratada de esa manera. También, se advierte que en la medida en que se acepta alguna razón, aumenta, aunque muy poco, el ideal de hijos y se presentan porcentajes más elevados, con necesidades insatisfechas de planificación familiar, aspectos relacionados, como en el primer caso. | Preferencias sobre Fecundidad 132 Cuadro 7.8 Número ideal de hijos y necesidad insatisfecha por estatus de la mujer Promedio ideal de hijos y necesidad insatisfecha de planificación familiar ) para espaciar y para limitar, por indicadores de estatus de la mujer, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Necesidad insatisfecha Ideal de hijos de planificación familiar 2 –––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––– Número Número Prome- de Para Para de Residencia y estatus de la mujer medio mujeres espaciar imitar Total mujeres 1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de decisiones en que la mujer tiene la última palabra 3 0 2.4 45 5.7 27.4 33.2 45 1-2 2.7 363 8.3 15.3 23.6 369 3-4 2.6 1,977 6.5 13.5 20.0 2,000 5+ 2.6 4,349 5.5 11.6 17.1 4,410 Número de razones para negarse a tener relaciones con el esposo 0 2.3 88 13.8 23.5 37.3 91 1-2 2.6 105 16.2 21.2 37.5 108 3-4 2.7 203 6.9 17.8 24.8 208 5 -8 2.6 6,338 5.6 12.0 17.6 6,417 Número de razones que justifican que esposa sea golpeada 0 2.6 5,351 5.9 11.6 17.4 5,424 1-2 2.6 1,149 6.4 14.7 21.1 1,157 3-4 2.8 173 5.7 21.4 27.1 178 5 2.6 62 6.2 21.6 27.9 65 Total 2.6 6,734 6.0 12.5 18.4 6,824 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de decisiones en que la mujer tiene la última palabra 3 0 2.3 38 13.6 23.4 37.1 43 1-2 2.6 335 10.6 26.1 36.6 363 3-4 2.8 953 5.1 24.9 30.0 1,002 5+ 2.7 2,251 6.0 23.5 29.5 2,336 Número de razones para negarse a tener relaciones con el esposo 0 2.7 103 15.0 23.6 38.6 118 1-2 3.3 77 9.1 26.0 35.1 86 3-4 2.8 256 6.4 27.7 34.1 273 5 -8 2.7 3,140 5.9 23.8 29.7 3,268 Número de razones que justifican que esposa sea golpeada 0 2.7 2,605 6.1 24.6 30.6 2,736 1-2 2.8 685 7.0 22.2 29.2 710 3-4 2.8 201 5.6 27.7 33.3 209 5 3.0 87 8.5 18.0 26.5 90 Total 2.7 3,578 6.3 24.1 30.4 3,744 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de decisiones en que la mujer tiene la última palabra 3 0 2.4 83 9.6 25.5 35.1 89 1-2 2.7 699 9.4 20.7 30.1 731 3-4 2.7 2,931 6.0 17.3 23.4 3,003 5+ 2.7 6,600 5.7 15.7 21.4 6,746 Número de razones para negarse a tener relaciones con el esposo 0 2.5 192 14.5 23.6 38.1 209 1-2 2.9 182 13.1 23.4 36.4 194 3-4 2.7 460 6.6 23.4 30.0 481 5 + 2.7 9,478 5.7 16.0 21.7 9,685 Número de razones que justifican que esposa sea golpeada 0 2.7 7,955 5.9 15.9 21.9 8,160 1-2 2.7 1,834 6.6 17.6 24.2 1,868 3-4 2.8 374 5.7 24.8 30.4 387 5 2.8 149 7.5 19.5 27.1 155 Total 2.7 10,312 6.1 16.6 22.7 10,569 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Los indicadores de estatus de la mujer se definen detalladamente en el Capítulo 3, Cuadro 3.10-3.13. 1Los promedios se calculan excluyendo las mujeres con respuestas no numéricas 2Veáse el Cuadro 7.3 para la definición de necesidad insatisfecha por planificación familiar 3Bien ella misma o conjuntamente con otros Preferencias sobre Fecundidad | 133 MORTALIDAD INFANTIL, EN LA NIÑEZ, ADULTA Y MATERNA 8 Al igual que en las ENDSAs anteriores de 1989, 1994 y 1998, en la ENDSA 2003 se obtuvo la historia de nacimientos de cada una de las mujeres entrevistadas, en la que se averiguó el sexo, fecha de nacimiento, edad actual y la condición de sobrevivencia de cada hijo nacido vivo. En el caso de los nacidos vivos que fallecieron se registraba la edad a la que había ocurrido el deceso, con tres variantes: En días para niños que murieron durante el primer mes de vida; • • • • • • • En meses para los que perecieron entre uno y 23 meses; y En años para los que fallecieron después de cumplir los dos años. Estos datos permiten calcular, para períodos determinados, las siguientes probabilidades de morir:1 Mortalidad neonatal: probabilidad de morir durante el primer mes de vida (MN); Mortalidad infantil: probabilidad de morir durante el primer año de vida (1q0); Mortalidad post-infantil: probabilidad condicional de morir entre el primero y el quinto aniversario (4q1); Mortalidad en la niñez: probabilidad de morir antes de cumplir 5 años (5q0). También se calcula la mortalidad neonatal como la diferencia entre la mortalidad infantil y la neonatal. Todas las tasas de mortalidad se expresan por 1,000 nacidos vivos, excepto la tasa de mortalidad postinfantil la cual se expresa por 1,000 niños que han alcanzado los 12 meses de edad. Al igual que las otras variables demográficas, la mortalidad está sujeta a errores de declaración. La confiabilidad de las estimaciones de la mortalidad depende de los niveles de omisión de hijos que han fallecido al poco tiempo de nacer, especialmente cuando la defunción ha ocurrido bastante tiempo antes de la encuesta. Es importante, de igual manera, la calidad diferencial de la declaración de las fechas de nacimiento de hijos sobrevivientes e hijos muertos. Otro error que puede ocurrir es la declaración errónea de la edad al morir o de la fecha de defunción del hijo. En encuestas de otros países se ha observado una tendencia en las madres a redondear hacia "un año" (12 meses) como edad del hijo al morir, aún cuando el niño hubiera fallecido no exactamente a los 12 meses sino en meses próximos a esa edad. Este redondeo hace que en el mes 12 se produzca una gran concentración de defunciones. Cuando el traslado de las muertes ocurridas a los 10 u 11 meses de vida, hacia el año, es grande, se origina una subestimación de la mortalidad infantil y la sobreestimación de la mortalidad postinfantil. En el caso de la ENDSA 2003 y al igual que en las ENDSAS anteriores no hay evidencias significativas de desplazamientos de edades al fallecer de menores de un año hacia los 12 meses o más en las declaraciones referidas a los 5 años anteriores a la encuesta (véase el Cuadro C.6 del Apéndice C). 1Las estimaciones de mortalidad en las ENDSAS no son, estrictamente hablando, tasas sino probabilidades calculadas siguiendo los procedimientos estándar para construcción de tablas de mortalidad del llamado método directo de estimación. Para cada período calendario se tabulan las muertes y las personas expuestas para los intervalos de edad en meses: 0, 1-2, 3-5, 6-11, 12-23, 24-35, 36- 47 y 48-59, para luego calcular probabilidades de sobrevivencia en cada intervalo de edad. Finalmente se calculan las probabilidades de morir multiplicando las respectivas probabilidades de sobrevivir y restando de 1. Una descripción detallada del método para calcular las probabilidades de morir se encuentra en Shea Rutstein.1984. Infant and Child Mortality: Levels, Trends and Demographic Differentials. Rev. ed. Estudios Comparativos WFS No. 43. Voorburg, Netherlands: International Statistical Institute. Mortalidad Infantil, en la Niñez y Mortalidad Adulta y Materna | 135 8.1 NIVELES Y TENDENCIAS DE LA MORTALIDAD INFANTIL Y EN LA NIÑEZ En el Cuadro 8.1 se presentan estimaciones de la mortalidad infantil y en la niñez para los tres quinquenios anteriores a la ENDSA 2003, calculadas utilizando métodos directos de estimación a partir de las historias de nacimientos y defunciones obtenidas en las entrevistas a mujeres en edad reproductiva. rtalidad neonata l primer mes de s de las defunci nómicos imperan Seg rieron dur 1988- 199 es sin edu ón de polí de la pob pob • • • • • La vivo últi Los may Ade del La pue | 136 Especial atención debe prestarse a la mortalidad durante el primer mes de vida (mo l), pues cuando desciende la mortalidad se espera que los riesgos tiendan a concentrarse en e vida, por provenir ellos fundamentalmente de razones congénitas. En cambio, las causa ones a partir del segundo mes de vida son atribuibles a los condicionantes socio-eco tes en los hogares y en su entorno. Cuadro 8.1 ún la ENDSA 2003, de cada 1,000 niños que nacieron en Bolivia durante 1998-2003, 54 mu ante el primer año en comparación con 82 para el período 1993-1998 y 94 para el período 3. Las estimaciones parecen razonables si se tiene en cuenta la disminución de mujer cación, la adopción de prácticas modernas de planificación familiar y la implementaci ticas de salud en favor de las madres y los niños. El notable proceso de concentración lación en las ciudades principales en los últimos años, por otra parte, ha aumentado el acceso de la lación a los servicios de salud. mortalidad en la niñez, medida como muertes antes del quinto cumpleaños por cada 1,000 nacidos s, alcanzó durante el último quinquenio la cifra de 75. Los descensos han sido importantes en los mos 10 años (período 1993-98 a 1998-2003). descensos son igualmente importantes en la mortalidad neonatal y post-neonatal, que tienen or relación con el entorno de salud, en especial la mortalidad neonatal. más, como se verá en el Capitulo 9, han mejorado los niveles en la atención profesional prenatal y parto, que tienen influencia positiva sobre la mortalidad infantil. disminución de la fecundidad también ha tenido un rol importante en el descenso de la mortalidad, s ha diminuido la proporción de embarazos de alto riesgo. Cuadro 8.1 Mortalidad infantil y en la niñez para varios quinquenios Mortalidad neonatal, postneonatal, infantil, postinfantil y en la niñez para varios quinquenios anteriores a la encuesta, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Años Años Mortalidad Post- Mortalidad Post- En la antes de calendario neonatal neonatal2 infantil infantil niñez la encuesta aproximados1 (MN) (MPN) (1q0) (4q1) (5q0) ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 0-4 1998-2003 27 27 54 23 75 5-9 1993-1998 41 41 82 31 110 10-14 1988-1993 49 45 94 41 131 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Como el trabajo de campo se realizó entre el 9 de agosto y el 15 de enero del año 2003, las tasas para el período 1998-2003 se refieren aproximadamente al período noviembre 1998-noviembre 2003 (en forma similar para los otros períodos) 2Calculada como la diferencia entre la tasa de mortalidad infantil y la de mortalidad neonatal Mortalidad Infantil, en la Niñez, y Mortalidad Adulta y Materna Procede señalar aquí que los valores de las probabilidades de morir a las diferentes edades consideradas son especialmente susceptibles a los errores y variaciones aleatorias propios de las encuestas por muestreo, dada la baja frecuencia relativa de estos eventos en la población total. Esta situación conlleva la necesidad de ser cautelosos en la interpretación de las tendencias observadas, sean éstas dadas por una encuesta en particular o establecidas mediante la comparación de valores puntuales derivados de diferentes investigaciones. Los intervalos de confianza de las estimaciones de mortalidad se presentan en el Apéndice B. Con el fin de ilustrar lo apuntado en el párrafo anterior se presentan en el Gráfico 8.1 las probabilidades de morir durante el primer año de vida, resultantes para los tres quinquenios que precedieron a la ENDSA 2003 y para períodos similares referentes a las otras encuestas de demografía y salud realizadas en el país en 1989, 1994 y 1998. Gráfico 8.1 Evolución de la Mortalidad Infantil según Tres Encuestas 94 82 54 91 80 67 105 99 75 40 60 80 100 120 1979 1981 1983 1985 1987 1989 1991 1993 1995 1997 1999 2001 2003 Ta sa p or m il na ci do s vi vo s ENDSA 2003 ENDSA 1998 ENDSA 1994 Mortalidad Infantil, en la Niñez y Mortalidad Adulta y Materna | 137 8.2 DIFERENCIALES DE LA MORTALIDAD INFANTIL Y EN LA NIÑEZ Si bien para el análisis de los diferenciales de la mortalidad es recomendable ampliar el período de referencia hacia los 10 años anteriores a la encuesta, debido a que el tamaño de la muestra puede ser insuficiente para proporcionar estimaciones confiables para un período de cinco años para muchas de las características estudiadas, las estimaciones presentadas para la ENDSA 2003 en el Cuadro 8.2 por características socioenconómicas y en el Cuadro 8.3 por características demográficas se refieren a un período de cinco años. Los niveles de la mortalidad infantil y en la niñez se resumen en el Gráfico 8.2 por área de residencia, departamento y nivel de educación. Al final del capítulo se presentan las estimaciones para los diez años anteriores a la encuesta y en el Apéndice B se presentan los errores de muestreo para los dos conjuntos de estimaciones. Cuadro 8.2 y Gráfico 8.2 Mortalidad por características socioeconómicas La tasa de mortalidad infantil (TMI) rural asciende a 67 y la urbana a 44 por mil nacidos vivos. Los descensos respecto a las tasas estimadas en la ENDSA 98 han sido importantes, en especial en el área rural donde bajó de 90 a 67. Para el área urbana la ENDSA 98 mostraba una TMI de 50 por mil. • • • • • La mortalidad en la niñez es mayor en la zona rural que en la urbana (96 versus 59). La diferencia es mayor en este indicador que en la mortalidad infantil, pues se sabe que la mortalidad después del primer año está más relacionada con las condiciones socioeconómicas y ambientales imperantes, que son más deficitarias en la zona rural. Al igual que en las encuestas anteriores, los resultados de la ENDSA 2003 corroboran que el nivel educativo alcanzado por la madre es la característica que conlleva las mayores diferencias en los riesgos de mortalidad infantil: los niños de madres sin educación tienen una probabilidad de morir durante el primer año de vida tres veces mayor que aquellos con madres con nivel de educación superior (87 versus 33 por mil). En lo que respecta a la región de residencia, el riesgo de mortalidad infantil continúa siendo mayor en el Altiplano y en los Valles que en el Llano. Los niños que nacen en aquellas regiones tienen el 50 por ciento más de probabilidad de morir durante el primer año en comparación con los que nacen en el Valle (tasas de 61-58 por mil versus 38, respectivamente). Y por departamento, los riesgos de morir durante el primer año de vida en Oruro y Potosí son más del doble que en Beni/Pando. El poder económico de la familia y la madre entrevistada es determinante en las cinco categorías de mortalidad: el nivel de mortalidad es elevado en el quintil inferior de riqueza y disminuye paulatinamente en dirección al quintil superior. Así por ejemplo, la mortalidad en la niñez en el quintil inferior es 105 por mil nacidos vivos y en el quintil superior apenas la tercera parte, 32 por mil. | Mortalidad Infantil, en la Niñez, y Mortalidad Adulta y Materna 138 Cuadro 8.2 Mortalidad infantil y en la niñez por características socioeconómicas seleccionadas Mortalidad neonatal, postneonatal, infantil, postinfantil y en la niñez para los cinco años anteriores a la encuesta, por características socioeconómicas seleccionadas , Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mortalidad Post- Mortalidad Post- En la neonatal neonatal1 Infantil infantil niñez Característica (MN) (MPN) ( q ) ( q ) ( q ) 1 0 4 1 5 0 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 21 23 44 16 59 Periurbana 24 31 54 17 70 Resto urbano 21 21 42 16 57 Rural 35 32 67 31 96 Región Altiplano 32 29 61 25 85 Valle 30 28 58 26 82 Llano 16 23 38 15 53 Departamento La Paz 27 25 52 21 72 Oruro 43 46 88 25 111 Potosí 41 31 72 37 107 Chuquisaca 35 32 67 20 85 Cochabamba 32 29 61 30 89 Tarija 13 16 29 18 47 Santa Cruz 16 24 39 14 53 Beni/Pando 16 17 33 19 52 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 42 31 73 28 99 Pobreza media 24 29 54 32 84 Pobreza baja 14 20 35 22 57 Capital de departamento 17 20 38 10 48 El Alto [ 28 [ 33 [ 61 [ 16 [ 76 Quintil de riqueza Quintil inferior 41 31 72 35 105 Segundo quintil 24 33 56 30 85 Quintil intermedio 22 26 48 17 65 Cuarto quintil 23 24 47 14 61 Quintil superior 16 11 27 5 32 Educación Sin educación 52 35 87 45 128 Primaria 26 31 56 26 81 Secundaria 22 17 39 9 47 Superior 22 12 33 3 37 Total 27 27 54 23 75 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Las tasas basadas en 250 a 499 personas expuestas están precedidas de un corchete. 1Calculada como la diferencia entre la tasa de mortalidad infantil y la de mortalidad neonatal Mortalidad Infantil, en la Niñez y Mortalidad Adulta y Materna | 139 Gráfico 8.2 Mortalidad Infantil y en la Niñez por Área de Residencia, Departamento y Educación de la Madre 37 47 81 128 52 53 47 89 85 107 111 72 96 59 33 39 56 87 33 39 29 61 67 72 88 52 67 44 0 20 40 60 80 100 120 140 Superior Secundaria Primaria Sin educación EDUCACIÓN Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosí Oruro La Paz DEPARTAMENTOS Rural Urbana ÁREA DE RESIDENCIA Tasa de mortalidad (por mil nacidos vivos) Mortalidad Infantil Mortalidad en la Niñez Cuadro 8.3 Mortalidad por características demográficas Como era de esperar, la tasa de mortalidad infantil de los niños es mayor que la de las niñas (57 versus 50 por mil). Los diferenciales de mortalidad se incrementan según la edad de la madre, el orden del nacimiento del niño y la menor amplitud del tiempo transcurrido entre un nacimiento y otro. • • Cuando se analizan los resultados por edad de la madre se encuentra el tradicional comportamiento: alto riesgo de mortalidad para niños de madres jóvenes, los menores riesgos para aquellos cuyas madres tienen entre 20 y 29 años y, luego, aumento importante de los riesgos con la edad. El riesgo de mortalidad infantil es alto para los niños de madres adolescentes (66 por mil), más alto aún que cuando la madre tiene entre 40 y 49 años de edad (59 por mil). | Mortalidad Infantil, en la Niñez, y Mortalidad Adulta y Materna 140 Igualmente, los riesgos aumentan con el número de orden de los nacimientos, especialmente a partir del cuarto nacimiento, desde tasas de mortalidad infantil de 46 por mil para nacimientos de orden 2 y 3, a tasas de 58 por mil para niños de orden 4 y 5. Cuando el nacimiento es orden séptimo o mayor, el riesgo de muerte durante el primer año es 74 por mil. • • • El análisis de los resultados por la duración del período intergenésico permite apreciar otro aspecto en el que se vinculan estrechamente la fecundidad y la mortalidad infantil. De cada mil niños nacidos vivos primer cumpl os. Esta es la m Cuand antes de cumpl medio o mayor de intervalos intergenésicos menores a un año y medio, 79 mueren antes de su eaños, frente a 30 por mil de niños que tienen un intervalo intergenésico mayor a tres añ ayor diferencia encontrada por características demográficas. o el tamaño del niño al nacer fue muy pequeño o pequeño, su probabilidad de morir ir su primer año de vida es más del doble que la de los niños con un peso igual al pro (88 versus 40 por mil). Cuadro 8.3 Mortalidad infantil y en la niñez por características demográficas seleccionadas Mortalidad neonatal, postneonatal, infantil, postinfantil y en la niñez para los cinco años anteriores a la encuesta, por características demográficas seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mortalidad Post- Mortalidad Post- En la neonatal neonatal1 Infantil infantil niñez Característica (MN) (MPN) ( q ) ( q ) ( q ) 1 0 4 1 5 0 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sexo del niño Hombre 28 29 57 20 76 Mujer 26 24 50 26 74 Edad de la madre al nacimiento <20 26 39 66 22 87 20-29 25 24 50 23 72 40-49 [ 34 [ 25 [ 59 [ 38 [ 95 Orden de nacimiento 1 23 25 48 16 63 2-3 23 23 46 21 66 4-6 33 25 58 27 84 7+ 31 43 74 29 101 Meses desde el nacimiento anterior2 7-17 35 44 79 32 109 18-23 30 23 53 30 81 24-35 29 27 56 22 77 30-39 29 24 53 19 71 36-47 17 13 30 9 39 Tamaño al nacer Muy pequeño/pequeño 48 40 88 na na Promedio o más grande 20 20 40 na na Total 27 27 54 23 75 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Las tasas basadas en 250 a 499 personas expuestas están precedidas de un corchete. na = No aplicable 1Calculada como la diferencia entre la tasa de mortalidad infantil y la de mortalidad neonatal 2Excluye nacimientos de primer orden Mortalidad Infantil, en la Niñez y Mortalidad Adulta y Materna | 141 8.3 MORTALIDAD Y SITUACIÓN DE LA MUJER El Cuadro 8.4 muestra como varían los niveles de mortalidad infantil y en la niñez según indicadores de empoderamiento de la mujer: el número de decisiones en las cuales la mujer tiene la última palabra, el número de razones por las cuales la mujer puede rehusarse a tener relaciones con su pareja, y el número de razones por las cuales la entrevistada cree que se justifique que el hombre golpee a su pareja. Se asume que a mayor empoderamiento de la mujer, mayor es el nivel de salud y sobrevivencia de sus niños. En la ENDSA 2003 se indaga algunos aspectos de relaciones en el hogar que se viven entre parejas y que dan pistas de las condiciones de la mujer con respecto a algunas situaciones que pueden influir de alguna manera en el comportamiento de la mortalidad infantil como el hecho de tomar decisiones en cuanto una serie de tópicos como el cuidado de la salud, visitas a amigos y/o parientes, la compra de bienes, educación de los hijos, uso de anticonceptivos, entre otros. Adicionalmente se indagó si los esposos tenían suficiente justificación para golpear a su cónyuge si sucediesen algunas situaciones como salir de la casa sin comunicarle al esposo o descuidar a los hijos o negarse a tener relaciones sexuales con él, la encuesta también permite indagar con relación a los deberes y derechos de los conyuges, respecto a si la esposa o compañera debe negarle sexo a su compañero si éste tiene una ITS, o si ella sabe que anda con otra mujer, si ha dado luz recientemente, si está cansada, anda con la regla, si él la golpea o él está borracho. Cuadro 8.4 Cuando la mujer tiene la última palabra en al menos una decisión (1 ó 2 razones), la mortalidad de los hijos desciende en comparación de aquellos de madres sin poder de decisión en el hogar. • • • El comportamiento diferencial de la mortalidad es más evidente cuando se comparan los niveles en relación a si un esposo o compañero tiene válidas justificaciones para golpear a su esposa: es mucho menor la mortalidad (la mitad) de los niños de mujeres que consideran que no hay justificación de ser golpeadas por su compañero, en comparación con la de aquéllas que sí consideran que hay al menos una o más acciones que justifican que sean maltratadas o golpeadas por sus compañeros. La mortalidad infantil disminuye a medida que la mujer manifiesta más razones para negarse a tener relaciones sexuales con su pareja. 8.4 MORTALIDAD PERINATAL La mortalidad perinatal es un indicador de los riesgos de muerte ligados a la reproducción y es muy importante porque permite tener reflejo de la atención prenatal, durante el parto y postparto, actuando como demarcador tanto de la calidad del servicio de salud materno infantil como de la condición nutricional de la madre y del entorno en que ésta vive. Tanto los nacidos muertos como las defunciones neonatales muy tempranas son difíciles de identificar y es por ello que el cálculo de este indicador es complicado por falta de datos precisos. A esto se suma el hecho de no contar con un buen sistema de estadísticas vitales que proporcione información confiable, de allí que las estimaciones de la tasa de mortalidad perinatal dependen de encuestas como la ENDSA 2003. La distinción entre un nacido muerto y una muerte neonatal no es fácil de hacer y requiere que la madre recuerde a menudo signos débiles de vida después del parto. Las causas de mortinatos y muertes neonatales están correlacionadas y si sólo se examina una de ellas se puede subestimar el nivel de la mortalidad perinatal. Por esta razón las muertes alrededor del alumbramiento se combinan en la tasa de mortalidad perinatal. | Mortalidad Infantil, en la Niñez, y Mortalidad Adulta y Materna 142 Cuadro 8.4 Mortalidad infantil y en la niñez por indicadores de estatus de la mujer Mortalidad neonatal, postneonatal, infantil, postinfantil y en la niñez para los cinco años anteriores a la encuesta, por indicadores de estatus de la mujer, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mortalidad Post- Mortalidad Post- En la Indicador de neonatal neonatal1 Infantil infantil niñez estatus de la mujer (MN) (MPN) ( q ) ( q ) ( q ) 1 0 4 1 5 0 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de decisiones en que la mujer tiene la última palabra2 0 * * * * * 1-2 23 23 46 18 63 3-4 27 30 56 27 82 5 28 26 53 21 73 Número de razones que justifican que la mujer se niegue a tener relaciones 0 * * * * * 1-2 [ 33 [ 25 [ 58 [ 3 [ 60 3-4 25 18 42 34 74 5-8 27 27 54 23 76 Número de razones que justifican que se le pegue a la esposa 0 28 24 51 23 73 1-2 24 33 57 21 77 3-4 [ 23 [ 48 [ 70 [ 34 [ 102 5 * * * * * Total 27 27 54 23 75 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Los indicadores de estatus de la mujer se definen en detalle en el Capítulo 3, Cuadros 3.10-3.13. Las tasas basadas en menos de 250 personas expuestas no se muestran (*). Las tasas basadas en 250 a 499 personas expuestas están precedidas por un paréntesis. 1Calculada como la diferencia entre la tasa de mortalidad infantil y la de mortalidad neonatal 2Bien ella misma o conjuntamente con otros En la ENDSA 2003 se recolectó información sobre mortinatos a partir de enero de 1998, en el calendario reproductivo incluido al final del cuestionario. En el Cuadro 8.5 se detallan los resultados: se incluye el número de nacidos muertos (muertes fetales en embarazos de 7 o más meses de duración), las muertes neonatales tempranas (aquellas ocurridas entre nacidos vivos durante la primera semana), el número de embarazos de 28 semanas (7 meses) o más de gestación y la tasa de mortalidad perinatal. Ésta se calcula como la suma de nacidos muertos y muertes neonatales tempranas dividida por los embarazos de siete o más meses de duración. Los resultados se presentan por características seleccionadas. Cuadro 8.5 La tasa de mortalidad perinatal es de 31 defunciones por mil embarazos de siete o más meses de duración, con un componente menor de nacidos muertos que de muertes tempranas. La mortalidad perinatal para los nacimientos de madres que tenían 40-49 años en el momento del nacimiento es alta (39 por mil), comparación con los otros grupos de edad, en particular respecto a las madres menores de 20 años y aquéllas de 20-29 años de edad (25 y 28 por mil, respectivamente). • • Los niveles más bajos de mortalidad perinatal lo presentan las mujeres que tuvieron un intervalo entre 15-26 y 27-38 meses entre la concepción y el término del embarazo previo (27 por mil) en tanto que es casi el doble cuando el intervalo es menor a 15 meses (60 defunciones por mil embarazos de siete o más meses). Estas duraciones corresponden a intervalos intergenésicos de 36 meses o más y menos de 24 meses si se agregan los nueve meses de embarazo. Mortalidad Infantil, en la Niñez y Mortalidad Adulta y Materna | 143 Entre las mujeres sin educación, los riesgos de tener un nacido muerto o una muerte perinatal son casi dos veces más que de las mujeres con educación secundaria (59 y 25 por mil, respectiva- mente). Según el lugar de residencia, la mortalidad perinatal en el área rural es superior a la del área urbana (36 y 26 por mil, respectivamente). • • En las tres categorías de mortalidad en etapas próximas al nacimiento, por quintiles de riqueza se produce el mismo fenómeno de las cinco categorías de mortalidad infantil y en la niñez, es decir que es elevada en los quintiles inferiores y desciende paulatinamente en los superiores. Debe llamar la atención la gran diferencia por quintiles que se presenta en la categoría de “número de muertes neonatales tempranas”, quintil inferior 75 muertes, quintil superior 18 muertes. 8.5 GRUPOS DE ALTO RIES- GO REPRODUCTIVO Con el fin de sintetizar los diversos aspectos antes presentados, el estudio de la mortalidad también puede emprenderse a través de las categorías de alto riesgo de mortalidad en la población, no solo desde el punto de vista de los niños nacidos vivos, sino también desde el punto de vista del grupo de mujeres cuyos hijos se encuentran en categorías de riesgo de mortalidad en el futuro. El Cuadro 8.6 contiene el porcen- taje de niños nacidos en los últimos cinco años en grupos de alto riesgo de mortalidad, y el porcentaje de mujeres en unión en riesgo de concebir un niño con alto riesgo de mortalidad, según categorías de riesgo. La razón de riesgo en la segunda columna del Cuadro 8.6 se define como el cociente de (1) la proporción de niños muertos entre aquellos nacidos en una categoría específica de riesgo, y (2) la proporción de niños muertos entre aquellos nacidos a mujeres en ninguna categoría de riesgo elevado. Los primeros nacimientos a mujeres entre 18 y 34 años constituyen una categoría especial de riesgo no evitable. Cuadro 8.5. Mortalidad perinatal Número de mortinatos y muertes neonatales tempranas; y tasa de mor- talidad perinatal para el período de 5 años antes de la encuesta, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de Número de Tasa embarazos Número muertes de de 7 o más de neonatales mortalidad meses de Característica mortinatos1 tempranas2 perinatal3 duración –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad de la madre al nacimiento <20 7 35 25 1,682 20-29 54 93 28 5,282 30-39 53 59 37 2,996 40-49 10 10 39 514 Intervalo del embarazo anterior en meses Primer embarazo 17 51 28 2,465 <15 17 27 60 733 15-26 22 57 27 2,910 27-38 24 30 27 1,979 39+ 43 32 31 2,386 Residencia Urbana 67 91 26 5,958 Periurbana 5 12 22 789 Resto urbano 61 79 27 5,169 Rural 57 106 36 4,515 Región Altiplano 62 94 36 4,378 Valle 31 67 31 3,155 Llano 30 36 22 2,940 Departamento La Paz 43 53 34 2,834 Oruro 1 14 31 491 Potosí 18 28 43 1,053 Chuquisaca 8 19 34 805 Cochabamba 22 42 33 1,924 Tarija 2 5 17 426 Santa Cruz 26 30 23 2,444 Beni/Pando 3 5 18 496 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 45 97 44 3,238 Pobreza media 26 41 26 2,585 Pobreza baja 8 8 17 939 Capital departamental 31 39 22 3,167 El Alto 12 11 43 543 Quintil de riqueza Quintil inferior 37 75 41 2,701 Segundo quintil 24 37 27 2,315 Quintil intermedio 22 30 22 2,338 Cuarto quintil 23 37 32 1,887 Quintil superior 18 18 29 1,232 Educación Sin educación 21 36 59 964 Primaria 71 110 29 6,338 Secundaria 24 36 25 2,420 Superior 7 14 29 752 Total 123 197 31 10,473 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Mortinatos: muertes fetales en embarazos de 7 ó más meses de duración 2Muertes neonatales tempranas son aquéllas que ocurren durante los prime- ros siete días (0-6 días), entre niños nacidos vivos 3La suma del número de mortinatos y muertes neonatales tempranas divi- dida por el número de embarazos de siete o más meses de duración | Mortalidad Infantil, en la Niñez, y Mortalidad Adulta y Materna 144 Normalmente se consideran como de riesgo elevado los nacimientos que ocurren en las siguientes condiciones: La madre tiene menos de 18 años al momento del nacimiento del niño; • • • • • • • • • • La madre tiene más de 34 años al momento del nacimiento del niño; El intervalo intergenésico es menos de 24 meses; El orden del nacimiento es mayor de 3. Tomando en cuenta estos grupos se construyen categorías especiales de riesgo combinando dos o más de ellos. Por otro lado, las mujeres se asignan a una categoría dada dependiendo de la situación en que se encontrarían en el momento del nacimiento del niño si éste fuese concebido en el mes de la entrevista: edad actual menor de 17 años y 3 meses; edad actual mayor de 34 años y 3 meses; el nacimiento anterior ocurrió hace menos de 15 meses; el nacimiento anterior fué de orden 3 o superior. Las mujeres y niños en diferentes categorías de riesgo reproductivo se presentan en el Cuadro 8.6 y se resumen en el Gráfico 8.3. Cuadro 8.6 y Gráfico 8.3 Categorías de alto riesgo reproductivo En Bolivia el 58 por ciento de los nacimientos se encuentran en alguna categoría de riesgo y éste es 65 por ciento más alto que para los nacimientos fuera de riesgo según la categorización indicada. El 69 por ciento de los nacimientos del área rural se encuentran en alguna categoría de riesgo elevado de mortalidad en comparación con el 50 por ciento en el áre urbana. Dos categorías concentran el 28 por ciento de los nacimientos: aquellos nacimientos de orden tres y mayor (18 por ciento) e intervalo de nacimiento menor de 24 meses (10 por ciento). Otro 11 por ciento de nacimientos se consideran de alto riesgo por ser de orden mayor de tres a madres que tienen 35 o más años. Y un siete por ciento adicional por ser de orden mayor de tres e intervalo menor de 24 meses. La razón de riesgo más alto (2.5 veces mayor que el riesgo normal), se presenta para los nacimientos ocurridos con la combinación de edad de la madre mayor a 34 años, intervalo menor a 24 meses y orden de nacimiento mayor a tres. Entre las categorías únicas de riesgo, la de orden de nacimiento mayor a tres muestra una sobre mortalidad de 43 por ciento y es la que más nacimientos aporta (18 por ciento). El 71 por ciento de las mujeres actualmente unidas está en posibilidades de concebir hijos con alto riesgo reproductivo. Un 15 por ciento de las mujeres está en riesgo elevado por haber concebido nacimientos de orden mayor de tres y un 29 por ciento de las mujeres unidas está en riesgo por tener 35 años o más y haber tenido tres o más hijos. Mortalidad Infantil, en la Niñez y Mortalidad Adulta y Materna | 145 | Morta146 Cuadro 8.6 Categorías de alto riesgo reproductivo Porcentaje de niños nacidos en los cinco años anteriores a la encuesta en categorías de riesgo elevado de mortalidad y su razón de riesgo; y porcentaje de mujeres en unión a riesgo de concebir un hijo con riesgo elevado de mortalidad, por categoría de riesgo, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nacimientos en los 5 años antes de la encuesta Porcentaje –––––––––––––––––––––– de Porcentaje Razón mujeres de de actualmente Categoría de riesgo nacimientos riesgo unidas –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– E n ninguna categoría de riesgo 26.4 1.00 31.0 C ategorías de riesgo inevitable 1 24.1 1.06 4.2 En alguna categoría de riesgo evitable 49.5 1.65 64.9 En una categoría de riesgo elevado 33.0 1.60 30.8 Madre menor de 18 años 6.1 1.01 0.4 Madre mayor de 34 años 2.9 1.25 8.8 Intervalo de nacimiento < 24 meses 10.1 2.12 8.3 O rden de nacimiento mayor de 3 13.9 1.56 13.1 En varias categorías de riesgo elevado 16.6 1.75 34.1 Edad <18 & intervalo de nacimiento <24 meses2 0.5 0.82 0.2 Edad >34 & intervalo <24 meses 0.2 1.72 0.4 Edad >34 & orden de nacimiento >3 8.1 1.47 26.3 Edad >34 & intervalo <24 meses & orden de nac. >3 2.2 3.25 2.2 I ntervalo <24 meses & orden de nacimiento >3 5.5 1.64 5.1 Total 100.0 na 100.0 Número 5,891 na 6,824 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– E n ninguna categoría de riesgo 18.5 1.00 16.0 C ategorías de riesgo inevitable 1 12.7 1.30 2.9 En alguna categoría de riesgo evitable 68.8 1.43 81.2 En una categoría de riesgo elevado 39.4 1.38 29.4 Madre menor de 18 años 5.6 1.89 0.5 Madre mayor de 34 años 1.4 0.88 4.4 Intervalo de nacimiento < 24 meses 9.2 1.70 6.6 O rden de nacimiento mayor de 3 23.1 1.16 17.9 En varias categorías de riesgo elevado 29.4 1.50 51.8 Edad <18 & intervalo de nacimiento <24 meses2 1.1 0.63 0.6 Edad >34 & intervalo <24 meses 0.1 0.00 0.2 Edad >34 & orden de nacimiento >3 15.3 1.09 34.2 Edad >34 & intervalo <24 meses & orden de nac. >3 3.4 1.80 6.0 Intervalo <24 meses & orden de nacimiento >3 9.6 2.18 10.9 Total 100.0 na 100.0 Número 4,458 na 3,744 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– E n ninguna categoría de riesgo 23.0 1.00 25.6 C ategorías de riesgo inevitable 1 19.2 1.12 3.7 En alguna categoría de riesgo evitable 57.8 1.65 70.7 En una categoría de riesgo elevado 35.7 1.57 30.3 Madre menor de 18 años 5.9 1.53 0.5 Madre mayor de 34 años 2.2 1.06 7.3 Intervalo de nacimiento < 24 meses 9.7 1.96 7.7 Orden de nacimiento mayor de 3 17.8 1.43 14.8 En varias categorías de riesgo elevado 22.1 1.77 40.4 Edad <18 & intervalo de nacimiento <24 meses2 0.7 0.78 0.4 Edad >34 & intervalo <24 meses 0.2 1.03 0.3 Edad >34 & orden de nacimiento >3 11.2 1.36 29.1 Edad >34 & intervalo <24 meses & orden de nac. >3 2.7 2.53 3.5 I ntervalo <24 meses & orden de nacimiento >3 7.3 2.24 7.1 Total 100.0 na 100.0 Número 10,350 na 10,569 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– na = No aplicable aIncluye las mujeres esterilizadas 1 lidad Infantil, en la Niñez, y Mortalidad Adulta y Materna Nacimientos de primer orden a mujeres 18-34 años 2Incluye la categoría combinada edad<18 y orden de nacimiento>3 Gráfico 8.3 Nacimientos en Ultimos Cinco Años y Mujeres en Unión, según Categorías de Riesgo de Mortalidad de los Niños 40 0,5 7 8 15 30 4 26 22 18 10 2 6 36 19 23 0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 DE RIESGO ELEVADO EN VARIAS CATEGORIAS Orden de nacimiento > 3 Intervalo < 24 meses Madre mayor de 24 años Madre menor de 18 años DE RIESGO ELEVADO EN UNA CATEGORIA RIESGO INEVITABLE NINGUN RIESGO Porcentaje Nacimientos Mujeres en unión Mortalidad Infantil, en la Niñez y Mortalidad Adulta y Materna | 147 8.6 MORTALIDAD ADULTA Y MATERNA La mortalidad materna, lo mismo que la adulta, es un fenómeno de rara ocurrencia, si se compara con la mortalidad infantil, aún en países con altos niveles de mortalidad. En la ENDSA 2003 se incluyó un módulo especial con el propósito de evaluar los niveles de mortalidad materna a partir de información de la sobrevivencia de las hermanas de las mujeres entrevistadas, utilizando métodos directos e indirectos de estimación. A todas las mujeres de 15-49 años entrevistadas en los hogares visitados se formularon las siguientes preguntas sobre todos y cada uno de sus hermanos y hermanas de parte de la misma madre: • Nombre, sexo y condición de supervivencia • Edad para los sobrevivientes; y edad al fallecimiento y cuánto hace que murió para aquellos que fallecieron • Para las hermanas que fallecieron con 12 años o más de edad se recolectó información sobre paridez • Si estaba embarazada cuando murió, si murió durante un mal parto o aborto, o si murió durante los dos meses siguientes después de un parto o aborto • Si el fallecimiento se debió a complicaciones de un embarazo o el parto Calidad de la Información Las estimaciones de mortalidad adulta y materna se basan en supuestos con relación a la cobertura de los hermanos y hermanas de las personas entrevistadas, la condición de sobrevivencia, y para los fallecidos, las circunstancias en las cuales murieron, implícitos en el método utilizado, llamado método de las hermanas. En el Cuadro 8.7 se presentan indicadores sobre la cobertura de la información recolectada lo cual permite una primera evaluación de la calidad de la información. En general, no se evidencian sesgos en la información recolectada. Cuadro 8.7 Cobertura de la información sobre hermanos y hermanas Número de hermanos y hermanas informados por las mujeres entrevistadas y cobertura de la información sobre edad, edad al morir (EM) y años transcurridos desde el fallecimiento (ADF), Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Hermanas Hermanos Total ––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––– Distribución Distribución Distribución Característica Número porcentual Número porcentual Numero porcentual –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Total hermanos(as) 45,780 100.0 48,432 100.0 94,212 100.0 Vivos(as) 37,742 82.4 39,003 80.5 76,744 81.5 Muertos(as) 7,981 17.4 9,366 19.3 17,347 18.4 Información faltante 57 0.1 63 0.1 120 0.1 Vivos(as) 37,742 100.0 39,003 100.0 76,744 100.0 Edad informada 36,668 97.2 37,743 96.8 74,411 97.0 Edad faltante 1,073 2.8 1,260 3.2 2,333 3.0 Muertos(as) 7,981 100.0 9,366 100.0 17,347 100.0 EM y ADF informada 6,679 83.7 7,642 81.6 14,321 82.6 Sólo falta EM 95 1.2 200 2.1 295 1.7 Sólo falta ADF 960 12.0 1,142 12.2 2,102 12.1 Faltan EM y ADF 246 3.1 383 4.1 629 3.6 | Mortalidad Infantil, en la Niñez, y Mortalidad Adulta y Materna 148 Estimación de la Mortalidad Adulta El Cuadro 8.7 ilustra los cálculos para el período de 10 años que precedió la ENDSA 2003. En realidad, los cálculos de las tasas se hacen en términos de meses-persona de exposición (vividos), no número de personas. Cada persona contribuye con meses de exposición a los diferentes grupos o intervalos de edad por los cuales pasa dicha persona durante el período de estimación, en este caso los últimos 10 años. Quien muera durante el período contribuye, con meses de exposición, para el denominador de la tasa, hasta el mes del fallecimiento, y por supuesto contribuye con una muerte al numerador de la tasa. En los Cuadros 8.8 y 8.9 se han dividido los meses-persona por 12 para expresar los denominadores en años-persona. Cuadro 8.8 Tasas de mortalidad adulta para hombres y mujeres, por edad Estimación directa de tasas de mortalidad específicas por edad para hombres y mujeres 15-49 años a partir de información suministrada por las entrevistadas sobre la sobrevivencia de los hermanos y hermanas para el período de 10 años antes de la encuesta, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Informantes Mortalidad para hombres Mortalidad para mujeres –––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––– Distribución Años- Tasas de Años- Tasas de Mujeres porcen- Defun- persona mortalidad Defun- persona de mortalidad Edad entrevistadas tual ciones de exposición (por mil) ciones exposición (por mil) ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 3,874 21.9 57.9 25,393.4 2.28 35.0 25,501.6 1.37 20-24 3,133 17.7 79.3 29,748.9 2.67 32.6 28,610.1 1.14 25-29 2,673 15.1 65.0 26,376.2 2.46 37.9 25,837.6 1.47 E q p e i a l q p t e e 2 I 30-34 2,469 14.0 51.5 22,781.5 2.26 32.5 22,039.8 1.48 35-39 2,141 12.1 63.1 20,225.1 3.12 43.5 18,400.0 2.36 40-44 1,887 10.7 55.5 13,143.2 4.21 45.5 12,535.9 3.63 45-49 1,477 8.4 40.8 8,609.4 4.74 47.9 8,470.8 5.65 Total 17,654 100.0 413.0 146,277.8 2.82 274.8 141,395.7 1.94 Tasa ajustada1 2.89 2.08 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Ajustada con la distribución por edad de las mujeres entrevistadas stimación de la Mortalidad Materna Una de las ventajas del método de las hermanas para la estimación de la mortalidad materna es ue si las estimaciones de mortalidad adulta, particularmente la femenina, parecen razonables (y éste arece ser el caso en la ENDSA 2003), las estimaciones de mortalidad materna, un componente de las stimaciones de la mortalidad adulta, también pueden serlo.2 Con la información recolectada en la ENDSA 2003, la mortalidad materna puede estimarse ndirectamente a partir de la sobrevivencia de las hermanas o directamente si se dispone de información dicional sobre edad de las hermanas sobrevivientes, edad a la muerte y fecha de la defunción, al igua ue la paridez de las hermanas que murieron. A diferencia del método indirecto, el método directo ermite hacer estimaciones para varios períodos, incluyendo el quinquenio anterior a la encuesta si el amaño muestral lo permite. Por estas y otras razones, se prefiere presentar en este informe las stimaciones realizadas con el método directo y en este caso para el período de 5 años antes de la ncuesta. Los procedimientos de estimación de la mortalidad adulta y materna se detallan en A. M. Marckwardt. 1994. llustrative Analysis: Maternal Mortality in Peru. DHS Illustrative Analysis Series. Mortalidad Infantil, en la Niñez y Mortalidad Adulta y Materna | 149 La información básica para los cálculos de la mortalidad materna se presenta en el Cuadro 8.9 por grupos quinquenales de edad: el número de personas entrevistadas, el número de hermanas que cumplieron 15 años, el número de hermanas que murieron después de los quince años, el número de muertes por causas maternas y el porcentaje que murieron de causas maternas. Cuadro 8.9 Información básica para la estimación de mortalidad materna Número de informantes, número de hermanas que llegaron a los 15 años, número que fallecieron después de los 15 años, número total de muertes maternas y porcentaje de muertes de hermanas que fueron atribuibles a causas maternas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número Hermanas Hermanas Número de muertes maternas Porcentaje de de que que murieron ––––––––––––––––––––––––––– hermanas que Edad actual de infor- cumplieron a los 15 años Sin Ajus- murieron de la entrevistada mantes 15 años o después Total información1 tadas causas maternas –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 3,874 8,532 72 9.0 2.9 9.3 13.0 20-24 3,133 6,899 89 17.7 7.6 19.2 21.6 25-29 2,673 5,887 107 26.9 16.6 31.1 28.9 30-34 2,469 5,507 191 33.9 21.6 37.7 19.7 35-39 2,141 4,696 223 50.2 17.0 54.0 24.2 40-44 1,887 4,250 268 51.0 20.2 54.8 20.4 45-49 1,477 3,178 260 40.5 24.0 44.2 17.0 Total 17,654 38,948 1,211 229.1 110.0 249.9 20.6 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Para estas muertes no se tiene información de cuando ocurrieron: durante el embarazo, parto o en los dos meses siguientes al parto. Un análisis detallado de esa información permite asignar ciertas de esas muertes (alrededor de 20 en este caso) al total de muertes maternas. Con la información adicional recolectada en la ENDSA 2003 sobre edad de las hermanas sobrevivientes, edad a la muerte y fecha de la defunción, el método directo permite estimar los niveles de mortalidad materna para varios períodos. Sin embargo, en esta ocasión sólo se presentan las estimaciones p os r or e n c la p as h o d as m la d es e c n g m L m 1 ara el período de 0-4 años que precedió la ENDSA 2003, aproximadamente el período 1998-2003. L esultados se detallan en el Cuadro 8.10. En la columna 4 del Cuadro 8.10 se presentan las tasas de mortalidad materna específicas p dad, expresadas por cada 100,000 mujeres, calculadas directamente dividiendo el número de muertes e ada grupo de edad por los años-persona de exposición. El resultado es una estimación insesgada de robabilidad de muerte por causas maternas siempre y cuando el riesgo de mortalidad para todas l ermanas sea igual. A diferencia del método indirecto, las estimaciones por grupos de edad del métod irecto son tasas anuales a partir de las cuales se puede calcular la tasa de mortalidad materna para l ujeres de 15-49 años, para lo cual es aconsejable estandarizar las tasas específicas utilizando istribución por edad de la población femenina representada por la distribución de las mujer ntrevistadas. Esta distribución se muestra en la última columna del Cuadro 8.10. La mortalidad materna estimada en el Cuadro 8.10 está expresada en muertes maternas por ada 100,000 mujeres. Para expresar el nivel de mortalidad materna, no en términos de mujeres sino de acidos vivos, se divide la tasa de mortalidad materna (expresada por 100,000 mujeres), por la tasa eneral de fecundidad (por 1,000 mujeres) y se multiplica luego por 1,000, obteniendo así la razón de ortalidad materna, interpretada como el número de defunciones maternas por 100,000 nacidos vivos. as estimaciones de fecundidad utilizadas para convertir la tasa de mortalidad materna en la razón de ortalidad materna se muestran en la penúltima columna del Cuadro 8.10. | Mortalidad Infantil, en la Niñez, y Mortalidad Adulta y Materna 50 Cuadro 8.10 La tasa de mortalidad materna que se estima para los cinco años anteriores a la ENDSA 2003 asciende a 29 defunciones por 100,000 mujeres. No se observa un patrón claro de mortalidad materna por edad, si bien parecería ser ligeramente mayor entre las mujeres de 25-29 años. • • • La correspondiente razón de mortalidad materna que se estima para los cinco años anteriores a la encuesta (período 1998-2003) equivale a 229 defunciones maternas por cada 100,000 nacimientos. Esta cifra proviene de dividir la tasa de mortalidad materna por la tasa general del fecundidad para el mismo período (29.3 dividido por 128 y multiplicado por 1,000 en el Cuadro 8.10). Esta estimación contrasta con la realizada previamente en la ENDSA 1994 y equivalente a 390 muertes maternas por cada 100,000 nacimientos. Dada la magnitud de los errores de muestreo de las estimaciones de mortalidad materna a partir de encuestas por muestreo, no es prudente comparar direct rna. Por ejemp r del 18 por ci 29 se le suma ha sido consid amente las dos cifras para estimar la magnitud de la reducción de la mortalidad mate lo, el error estándar relativo para la estimación a partir de la ENDSA 2003 es alrededo ento. El intervalo de confianza para la estimación sería 147-311 si a la estimación de 2 y resta 2 veces el error estándar (2*229*0.18). Es obvio sin embargo que la reducción erable y significativa. Cuadro 8.10 Estimaciones de mortalidad materna con el método directo Tasas de mortalidad materna por edad para el período de cinco años antes de la encuesta, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Muertes Tasa de Fecundidad Distribución Total maternas Años- mortalidad para el por edad de para el persona materna período de las muertes período de- (por 100,000 (por 1,000 mujeres Edad maternas 0-4 años exposición mujeres) mujeres) informantes ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 15-19 9.3 6.2 25,501.5 24.5 97 21.9 20-24 19.2 3.9 28,610.1 13.8 193 17.7 25-29 31.1 13.6 25,837.6 52.5 191 15.1 30-34 37.7 6.4 22,039.8 29.1 156 14.0 35-39 54.0 8.7 18,400.0 47.3 118 12.1 40-44 54.8 2.4 12,535.9 19.1 54 10.7 45-49 44.2 1.7 8,470.8 20.5 14 8.4 Total 15-49 249.9 43.0 141,395.7 30.4 134 100.0 Tasa estandarizada na na na 29.3 128 na –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La tasa de fecundidad para el total 15-49 (134) es la llamada tasa general de fecundidad y equivale a una tasa global de fecundidad de 4.1. Sin embargo, para el cálculo de la Razón de Mortalidad Materna es conveniente estandarizar las tasas de mortalidad y fecundidad. Las tasas estandarizadas se obtienen ponderando las tasas específicas por edad con la distribución por edad de las mujeres entrevistadas en la última columna, la cual proviene del Cuadro 3.1 en el Capítulo 3. na = No aplicable Mortalidad Infantil, en la Niñez y Mortalidad Adulta y Materna | 151 SALUD MATERNO-INFANTIL Y SALUD MENTAL Y FÍSICA DE ADULTOS 9 La información estadística sobre la salud materno-infantil es de vital importancia debido a su relación con dos grupos de población estratégicos en el contexto de las políticas de desarrollo humano: madres e hijos menores de edad. Afortunadamente, Bolivia dispone ya de cuatro Encuestas Nacionales de Demografía y Salud (ENDSAS), realizadas en 1989, 1994, 1998 y 2003 que proporcionan puntos de referencia de importancia y validez trascendental para el diseño de políticas en el sector. La ENDSA 2003 contiene una cantidad apreciable de información sobre aspectos relacionados con la salud materno-infantil que no sólo permiten evaluar aspectos del pasado inmediato en la materia, sino también proyectar las tendencias futuras. En este capítulo se presentan los resultados referidos a temas tales como la atención prenatal y asistencia durante el parto, la cobertura de las vacunas, la prevalencia y tratamiento de ciertas enfermedades, especialmente la diarrea e infecciones de las vías respiratorias. La situación nutricional de los niños y de las madres se discute posteriormente en el Capítulo 10. 9.1 ATENCIÓN PRENATAL La cobertura y calidad de la atención prenatal y durante el parto constituyen factores estrechamente ligados a la salud materno-infantil y son, por lo tanto, elementos que deben ser tomados en cuenta al evaluar la situación general de salud del país. En ENDSA 2003 se averiguó, para los nacimientos ocurridos a partir de enero de 1998, si la madre había recibido el toxoide antitetánico y si había tenido atención prenatal, durante el parto y postparto, al igual que el sitio de ocurrencia del parto. Tipo y Frecuencia de la Atención Prenatal En el Cuadro 9.1 se presentan los resultados sobre el tipo de cuidado prenatal para los nacimientos en los cinco años que precedieron la encuesta, según características seleccionadas incluyendo la edad de la madre y orden de nacimiento. En el Cuadro 9.2 se presenta información sobre las visitas prenatales y los meses de embarazo a la primera visita por características seleccionadas. Los resultados se resumen en el Gráfico 9.1. Cuadro 9.1 y Gráfico 9.1 Según la ENDSA 2003, el 70 por ciento de las futuras madres recibieron cuidado prenatal médico, en comparación con 59 por ciento en 1998. Si bien apenas el nueve por ciento de los nacimientos recibieron atención prenatal brindada por enfermeras, auxiliares de enfermería o sanitarios, esto representa un aumento de lo observado en 1998, en gran parte debido a la importancia en los departamentos de Potosí (26 por ciento) y Chuquisaca (19 por ciento). Los avances en la cobertura respecto al año 1998 fueron mayores en la zona rural (12 puntos) que en la urbana (7 puntos). • • • La ENDSA 2003 muestra que para algunos embarazos para los cuales los riesgos de complicaciones son altos (madres menores de 20), el cuidado prenatal por parte de un médico es ligeramente mayor que en el caso de madres de 20 a 34 años (75 versus 73 por ciento), mantienéndose la línea de lo observado en la ENDSA 98. La cobertura por parte de un médico también mejoró (en nueve puntos porcentuales) en las madres con nacimientos de orden seis o mayor (49 por ciento). Las diferencias de atención prenatal por personal de salud según área de residencia son importantes, ya que en las áreas urbanas casi duplican la cobertura de atención de las áreas rurales. Al nivel de las regiones, el Altiplano presenta las coberturas más bajas (59 por ciento) y al otro extremo se encuentra el Llano donde más de ocho de cada 10 nacimientos recibieron atención, aunque esta Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 153 situación está explicada por el peso del departamento de Santa Cruz donde, además, la atención prenatal es casi exclusivamente efectuada por el médico. La región de El Valle se encuentra en un nivel intermedio entre las otras dos regiones. Las diferencias más acentuadas de cobertura en la atención prenatal por personal de salud se encuentran según el quintil de riqueza, el grado de pobreza de los municipios y los niveles de educación: el mayor porcentaje de mujeres que no recibió atención prenatal durante su último embarazo se ubica en el quintil inferior de riqueza (37 por ciento) mientras que casi la totalidad de las mujeres del quintil superior recibieron atención prenatal por un médico (98 por ciento). En el caso del tipo de municipio en el que residen las mujeres, las diferencias son acentuadas ya que la atención prenatal por parte de un médico es mucho mayor en las capitales de departamentos que en los municipios con grado de pobreza alta (88 y 50 por ciento, respectivamente), si bien esta diferencia es menos acentuada que en el año 1998. El nivel de atención prenatal por médico entre las mujeres con educación superior es más del doble del nivel de aquéllas que no tienen educación (98 versus 40 por ciento, respectivamente). • Gráfico 9.1 Porcentaje de Mujeres que Tuvieron un Nacimiento en los Cinco Años Anteriores a la Encuesta, por Tipo de Atención 70 79 56 61 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Doctor Doctor o Enfermera Po rc en ta je Prenatal Al Parto | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 154 Cuadro 9.1 Atención prenatal Distribución porcentual de mujeres que tuvieron nacimientos en los cinco años que precedieron la encuesta, por persona que proporcionó el cuidado prenatal para el último nacimiento, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Persona que proporcionó la atención prenatal ––––––––––––––––––––––––––– No Partera/ recibió Sin Número otra atención infor- de Característica Doctor Enfermera persona prenatal mación Total mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad al nacimiento <20 75.0 9.1 0.2 15.3 0.5 100.0 1,055 20-34 72.6 8.4 0.3 18.5 0.2 100.0 4,872 35-49 57.4 10.3 0.2 31.7 0.4 100.0 1,333 Orden de nacimiento 1 83.3 5.6 0.2 10.5 0.3 100.0 1,766 2-3 77.4 6.9 0.1 15.4 0.2 100.0 2,641 4-5 62.4 10.1 0.1 27.0 0.4 100.0 1,387 6+ 48.6 15.2 0.7 35.1 0.4 100.0 1,467 Residencia Urbana 84.7 1.4 0.0 13.5 0.4 100.0 4,410 Periurbana 71.0 2.1 0.0 26.3 0.7 100.0 560 Resto urbano 86.6 1.3 0.1 11.7 0.3 100.0 3,850 Rural 47.7 20.4 0.6 31.0 0.2 100.0 2,851 Región Altiplano 59.2 10.0 0.1 30.6 0.2 100.0 2,972 Valle 71.8 11.7 0.3 16.0 0.2 100.0 2,184 Llano 84.0 4.4 0.5 10.6 0.6 100.0 2,105 Departamento La Paz 61.5 5.2 0.0 33.2 0.1 100.0 1,952 Oruro 73.8 6.2 0.2 19.8 0.0 100.0 348 Potosí 44.7 25.7 0.4 28.6 0.6 100.0 671 Chuquisaca 66.4 19.0 0.5 13.7 0.3 100.0 526 Cochabamba 71.3 9.3 0.3 18.9 0.2 100.0 1,331 Tarija 82.5 9.7 0.0 7.9 0.0 100.0 328 Santa Cruz 85.6 3.9 0.5 9.4 0.7 100.0 1,757 Beni/Pando 76.0 6.8 0.1 17.0 0.0 100.0 347 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 50.1 14.5 0.2 35.1 0.2 100.0 2,077 Pobreza media 65.4 15.3 0.8 18.3 0.2 100.0 1,705 Pobreza baja 83.7 6.0 0.0 10.3 0.0 100.0 688 Capital de departamento 87.9 1.3 0.1 10.2 0.6 100.0 2,406 El Alto 64.4 2.5 0.0 33.1 0.0 100.0 384 Quintil de riqueza Quintil inferior 39.6 22.4 0.6 37.3 0.1 100.0 1,639 Segundo quintil 58.0 13.5 0.3 27.7 0.6 100.0 1,501 Quintil intermedio 77.3 3.3 0.2 18.9 0.2 100.0 1,609 Cuarto quintil 89.2 1.1 0.1 9.1 0.5 100.0 1,476 Quintil superior 97.9 0.3 0.0 1.7 0.1 100.0 1,036 Educación Sin educación 39.6 17.5 0.5 41.5 0.9 100.0 583 Primaria 61.7 11.7 0.3 26.0 0.4 100.0 4,152 Secundaria 89.0 2.7 0.2 8.0 0.0 100.0 1,904 Superior 97.7 0.7 0.0 1.3 0.3 100.0 622 Total 70.2 8.9 0.3 20.4 0.3 100.0 7,261 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Si la mujer mencionó más de una persona, solamente la más capacitada se considera en el cuadro. Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 155 Entre las normas vigentes del Ministerio de Salud y Deportes está brindar como mínimo cuatro controles a un embarazo de bajo riesgo, teniendo que realizarse el primero en el primer trimestre de embarazo, el segundo en las semanas 20-24, el tercero en las semanas 28-32 y el cuarto en las semanas 36-38. La ventaja de tener el primer control temprano radica en que ésto permite establecer una línea de base del embarazo y así los trabajadores de la salud tienen más facilidades para detectar cualquier anormalidad. El número de visitas prenatales y el número de meses de embarazo a la primera visita de control se presentan en el Cuadro 9.2 por residencia y departamento. Cuadro 9.2 y Gráfico 9.2 Según la ENDSA 2003, el 58 por ciento de mujeres tienen al menos cuatro controles, situación que es mejor en el área urbana (68 por ciento) que en el área rural (43 por ciento). • • • El número de visitas de control varía ampliamente por departamento. Mientras 75 por ciento de las mujeres tienen cuatro o más controles en Tarija, en La Paz apenas llega al 46 por ciento y una de cada tres mujeres no tuvo ninguna visita. Más del 50 por ciento de las mujeres asiste a su primera visita antes del cuarto mes. De la misma manera que para el número de controles, el indicador de oportunidad de la primera visita es más favorable en el área urbana que en el área rural (58 y 42 por ciento, respectivamente). 2 8 17 51 21 58 0 10 20 30 40 50 60 Porcentaje de mujeres A los 8 meses o más A los 6-7 meses A los 4-5 meses Menos de 4 meses AL PRIMER CONTROL MESES DE EMBARAZO Ningún control Cuatro o más visitas NÚMERO DE VISITAS Gráfico 9.2 Visitas Prenatales de Control y Meses de Embarazo al Primer Control entre las Mujeres con Nacidos Vivos en los Cinco Años que Precedieron la Encuesta | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 156 Cuadro 9.2 Número de visitas prenatales y momento de la primera visita Distribución porcentual de mujeres que tuvieron nacimientos en los cinco años que precedieron la encuesta, por número de visitas de atención prenatales (APN) para el último nacimiento y por el momento de la primera visita, según residencia y departamento, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Departamento Número de visitas/ ––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– meses de embarazo Peri- Resto Chuqui- Cocha- Santa Beni/ al primer control Urbana urbana urbano Rural La Paz Oruro Potosí quisaca bamba Tarija Cruz Pando Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de visitas Ninguna 13.9 26.7 12.0 31.0 33.2 19.8 28.6 13.9 19.0 7.9 10.0 17.0 20.6 1 3.4 4.0 3.3 7.3 5.2 6.8 6.9 6.1 6.0 3.5 3.0 2.9 4.9 2-3 14.1 21.9 13.0 18.3 15.2 16.3 12.9 17.0 18.7 12.6 16.0 13.2 15.8 4+ 67.6 46.4 70.7 42.8 46.0 56.8 51.3 61.3 56.0 75.0 69.4 66.6 57.9 No sabe/sin información 1.0 1.1 1.0 0.6 0.5 0.4 0.3 1.7 0.4 1.0 1.6 0.3 0.8 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Meses de embarazo a la primera visita No atención prenatal 13.9 26.7 12.0 31.0 33.2 19.8 28.6 13.9 19.0 7.9 10.0 17.0 20.6 <4 58.3 42.1 60.6 40.8 40.3 51.1 47.7 55.6 51.4 61.0 61.5 55.1 51.4 4-5 17.5 14.3 18.0 16.5 16.0 17.5 15.1 17.9 17.3 21.7 17.9 17.3 17.1 6-7 8.2 14.5 7.3 7.7 8.0 9.4 5.8 8.7 8.7 7.9 8.0 7.7 8.0 8+ 2.0 2.3 2.0 2.8 2.2 1.9 2.3 2.3 3.2 0.9 2.1 2.5 2.3 No sabe/sin información 0.2 0.0 0.2 1.0 0.3 0.3 0.5 1.7 0.4 0.6 0.5 0.3 0.5 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Promedio de meses de embarazo a la primera visita de control 3.3 3.7 3.3 3.7 3.6 3.5 3.4 3.4 3.5 3.3 3.3 3.4 3.4 Número de mujeres 4,410 560 3,850 2,851 1,952 348 671 526 1,331 328 1,757 347 7,261 Calidad de la Atención Prenatal Calidad de la Atención Prenatal Uno de los problemas más sentidos en los servicios maternos es la calidad de la atención recibida por las mujeres en sus controles. El control prenatal debe garantizar el cumplimiento efectivo de todas las actividades que fomenten la protección, recuperación y rehabilitación de la salud materno-infantil a través de una atención integral a la mujer embarazada. Uno de los problemas más sentidos en los servicios maternos es la calidad de la atención recibida por las mujeres en sus controles. El control prenatal debe garantizar el cumplimiento efectivo de todas las actividades que fomenten la protección, recuperación y rehabilitación de la salud materno-infantil a través de una atención integral a la mujer embarazada. Entre los principales componentes de control prenatal se encuentra el interrogatorio (para conocer los antecedentes en salud, familiares y personales y la evolución del embarazo en curso), el examen clínico general, el examen odontológico, los exámenes de laboratorio (sangre, orina y Papanicolau), el suministro de micronutrientes, de inmunizaciones y de consejería. En la ENDSA 2003, la información sobre los suplementos en hierro a la madre se recolectó para el nacimiento más reciente en los cinco años anteriores a la encuesta, haya la mujer tenido o no control prenatal. Entre los principales componentes de control prenatal se encuentra el interrogatorio (para conocer los antecedentes en salud, familiares y personales y la evolución del embarazo en curso), el examen clínico general, el examen odontológico, los exámenes de laboratorio (sangre, orina y Papanicolau), el suministro de micronutrientes, de inmunizaciones y de consejería. En la ENDSA 2003, la información sobre los suplementos en hierro a la madre se recolectó para el nacimiento más reciente en los cinco años anteriores a la encuesta, haya la mujer tenido o no control prenatal. La consejería se ha tomado muchas veces como una actividad menor, pero en los últimos tiempos ha cobrado mayor importancia y se considera indispensable para que la mujer dé un seguimiento apropiado a su embarazo e identifique cualquier signo de anormalidad, principalmente en el caso de las mujeres con embarazo de alto riesgo. Según las normas del Ministerio de Salud y Deportes, en el primer trimestre se debe entregar lo relacionado con: La consejería se ha tomado muchas veces como una actividad menor, pero en los últimos tiempos ha cobrado mayor importancia y se considera indispensable para que la mujer dé un seguimiento apropiado a su embarazo e identifique cualquier signo de anormalidad, principalmente en el caso de las mujeres con embarazo de alto riesgo. Según las normas del Ministerio de Salud y Deportes, en el primer trimestre se debe entregar lo relacionado con: Higiene Higiene • • • • • • • • Signos y síntomas de complicaciones más frecuentes durante los primeros tres meses, explicando lo que debe hacer Signos y síntomas de complicaciones más frecuentes durante los primeros tres meses, explicando lo que debe hacer La importancia del control del embarazo La importancia del control del embarazo Orientación para una mejor nutrición con alimentos disponibles Orientación para una mejor nutrición con alimentos disponibles Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 157 Durante el segundo y tercer trimestre del embarazo debe hacerse énfasis en: Importancia de cumplir con las indicaciones y el tratamiento • • • • • • • • • • • Preparación para el amamantamiento Ejercicios de flexibilidad Signos de alerta o complicaciones en este período y sobre todo lo que se debe hacer. Preparación para el parto, cómo se inicia, cuándo y dónde acudir según su riesgo y circunstancias (acceso, distancia, etc.). En la ENDSA 2003 se solicitó información sobre las actividades que pueden ser más fácilmente reconocibles y recordadas por las mujeres, con el fin de hacer una especie de evaluación indirecta de la calidad de los controles prenatales recibidos. En lo que concierne a la consejería en particular, se ha preguntado si le han hablado a la entrevistada de posibles complicaciones y lo que debe hacer en caso de que éstas ocurran. En el Cuadro 9.3 se presenta el contenido de la atención prenatal para mujeres con hijos nacidos vivos en los últimos cinco años por características seleccionadas. Cuadro 9.3 Según declaración de las mujeres, para casi la totalidad de los embarazos de nacidos vivos con atención prenatal (entre un 90-94 por ciento), las mujeres recibieron las actividades del examen clínico (mujeres pesadas, talladas, con toma de presión arterial) en sus controles prenatales; al 56 y al 62 por ciento le tomaron exámenes de sangre y de orina, respectivamente, mientras que tan sólo el 62 por ciento recibió hierro y el 65 por ciento consejería en cuanto a los síntomas de las complicaciones del embarazo . Las actividades de los exámenes clínicos son bastante bien cumplidas en la mayoría de las categorías de mujeres, salvo en Chuquisaca y Potosí, donde no se cumplen algunas de las actividades tan extensamente, especifícamente una menor proporción de mujeres medidas y pesadas. La consejería es igualmente suministrada en menor proporción a las mujeres de menor educación y a las residentes en La Paz y Oruro. Los exámenes de laboratorio, por su parte, se hicieron para menos de la mitad de residentes en la zona rural y mujeres sin educación. El suministro de hierro tiene un perfil similar al de los exámenes clínicos, y es menor en La Paz. En todos lo cuidados que corresponden a un control prenatal adecuado, los mayores porcentajes de mujeres se concentran en los quintiles superiores de riqueza. Toxoide Antitetánico Como parte de la información sobre las condiciones de salud de los niños de las mujeres entrevistadas, se preguntó a las madres si ellas recibieron vacuna contra el tétanos durante la etapa gestacional y el número de veces durante ese embarazo. Las condiciones de higiene e inmunización que rodean el parto, sobre todo en lo que se refiere a los instrumentos utilizados para el corte del cordón umbilical, hacen que sea necesaria la aplicación de la vacuna antitetánica durante la gestación, para prevenir al niño de contraer el tétanos neonatal al momento del alumbramiento. Por estas razones es importante identificar los grupos de riesgo para orientar las campañas y reducir así la morbimortalidad infantil. En el Cuadro 9.4 se presenta la información de acuerdo con el número de dosis para grandes grupos de edad, por orden de nacimiento, área, región y departamento de residencia, grado de pobreza del municipio, quintiles de riqueza de hogares y nivel educativo. | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 158 Cuadro 9.3 Contenido de la atención prenatal para mujeres con hijos nacidos vivos en los últimos cinco años Entre las mujeres con nacidos vivos en los últimos cinco años que recibieron atención prenatal para el último nacimiento, porcentaje que recibió contenidos específicos de la atención ; y porcentaje de mujeres con un nacido vivo en los últimos cinco años que recibieron pastillas de hierro/ácido fólico para el último nacimiento, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Entre las mujeres que recibieron atención prenatal (APN), Entre todas las mujeres contenido de la atención para el último nacimiento1 con un nacido vivo ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––– Explicaron Número Porcentaje síntomas de Tomaron Tomaron Tomaron de recibió Número complica- la muestra muestra mujeres pastillas/ de ciones de Fue Fue presión de de con jarabe naci- Característica embarazo pesada medida arterial orina sangre APN de hierro mientos ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad al nacimiento <20 64.4 92.4 89.3 93.7 64.8 57.8 889 66.9 1,055 20-34 64.7 94.3 90.2 95.4 62.4 56.4 3,962 62.9 4,872 35-49 64.8 92.1 89.6 93.8 58.3 51.5 905 52.7 1,333 Orden de nacimiento 1 69.3 94.3 90.3 96.0 73.0 68.7 1,575 68.3 1,766 2-3 63.7 95.4 91.1 95.4 63.5 57.2 2,228 65.6 2,641 4-5 62.9 92.8 89.1 95.3 55.9 48.7 1,007 57.4 1,387 6+ 61.1 89.4 87.5 91.4 47.4 38.9 945 50.2 1,467 Residencia Urbana 67.6 96.3 92.2 97.2 74.5 69.1 3,796 66.6 4,410 Periurbana 55.1 92.8 88.8 95.0 66.5 64.7 409 52.1 560 Resto urbano 69.1 96.7 92.6 97.5 75.4 69.7 3,388 68.7 3,850 Rural 58.9 88.5 85.5 90.5 38.2 30.1 1,960 53.9 2,851 Región Altiplano 58.5 93.4 93.2 95.4 64.2 53.7 2,057 52.7 2,972 Valle 64.3 92.2 88.3 93.7 54.9 51.4 1,830 63.0 2,184 Llano 71.8 95.3 88.0 95.5 66.8 62.6 1,869 72.7 2,105 Departamento La Paz 56.2 95.3 95.5 96.1 71.2 58.6 1,303 50.4 1,952 Oruro 58.2 93.1 92.1 95.5 55.2 52.1 279 56.8 348 Potosí 64.9 88.4 87.5 93.6 50.3 41.4 475 57.3 671 Chuquisaca 69.7 87.3 83.1 92.0 40.3 32.8 452 66.7 526 Cochabamba 60.4 92.8 89.7 93.6 57.2 55.1 1,076 58.9 1,331 Tarija 70.0 97.7 90.8 96.9 68.9 66.2 302 73.7 328 Santa Cruz 70.8 95.4 87.5 95.3 65.8 61.7 1,581 72.1 1,757 Beni/Pando 77.3 95.0 90.8 96.7 72.6 67.0 288 75.6 347 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 57.8 90.0 89.9 92.4 50.0 37.2 1,344 51.1 2,077 Pobreza media 63.4 91.7 87.5 93.7 50.3 42.9 1,389 64.2 1,705 Pobreza baja 67.2 95.3 90.6 96.5 71.2 70.0 618 70.5 688 Capital de departamento 69.5 96.2 90.6 96.6 73.4 70.2 2,148 68.6 2,406 El Alto 60.6 98.4 96.6 97.2 73.4 69.5 257 47.1 384 Quintil de riqueza Quintil inferior 58.8 85.5 83.5 88.2 30.2 21.4 1,026 47.7 1,639 Segundo quintil 56.5 93.2 90.3 94.6 52.0 42.3 1,077 57.7 1,501 Quintil intermedio 63.8 95.1 91.9 95.7 65.5 61.9 1,301 63.0 1,609 Cuarto quintil 67.4 96.4 92.5 97.2 75.3 68.0 1,334 67.5 1,476 Quintil superior 76.7 96.8 90.1 98.1 83.4 81.3 1,018 78.7 1,036 Educación Sin educación 57.8 84.9 86.4 88.0 32.8 25.9 336 40.1 583 Primaria 59.4 91.6 88.3 93.5 53.7 45.5 3,058 55.2 4,152 Secundaria 69.9 97.4 93.4 97.8 74.4 69.9 1,751 75.0 1,904 Superior 80.1 98.2 89.8 97.6 84.8 84.0 612 83.4 622 Total 64.7 93.7 89.9 94.9 62.1 55.8 5,756 61.6 7,261 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Solamente incluye el nacimiento más reciente en los cinco años antes de la encuesta Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 159 Cuadro 9.4 Vacunación contra el tétano neonatal El 44 por ciento de las madres de niños menores de cinco años no recibieron ninguna dosis de vacuna contra el tétanos, una mejora importante con relación a 1998 (51 por ciento). También se registró un aumento entre 1998 y 2003 en el número de madres que recibieron dos vacunas o más (25 y 29 por ciento, respectivamente). • • • Los niveles de cobertura de la vacunación antitetánica son más bajos para los niños de madres mayores, de mayor orden de nacimiento, que residen en el Altiplano y, más claramente, cuanto más baja es la educación y mayor es la pobreza del municipio en el que residen. Los mayores porcentajes de mujeres que no recibieron inyección antitetánica se encuentra entre las mujeres del quintil inferior de riqueza (quintil inferior, 59 por ciento en contraste con el quintil superior, 34 por ciento). Cuadro 9.4 Vacuna contra el tétanos neonatal Distribución porcentual de mujeres que tuvieron nacidos vivos en los cinco años que precedieron la encuesta, por número de vacunas del toxoide tetánico recibidas durante el embarazo para el nacimiento más reciente, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Dos No sabe/ Número Por lo menos Ninguna Una dosis sin infor- de una Característica inyección dosis o más mación Total mujeres inyección ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad al nacimiento <20 37.8 26.8 32.9 2.5 100.0 1,055 59.7 20-34 43.7 24.3 29.4 2.6 100.0 4,872 53.7 35-49 49.4 25.0 21.9 3.7 100.0 1,333 46.9 Orden de nacimiento 1 39.4 22.9 35.3 2.3 100.0 1,766 58.2 2-3 41.6 25.6 30.1 2.7 100.0 2,641 55.7 4-5 46.9 26.6 23.1 3.5 100.0 1,387 49.7 6+ 50.6 23.8 22.6 2.9 100.0 1,467 46.4 Residencia Urbana 38.0 26.8 32.1 3.2 100.0 4,410 58.9 Periurbana 44.9 25.7 25.1 4.4 100.0 560 50.8 Resto urbano 37.0 26.9 33.1 3.0 100.0 3,850 60.0 Rural 53.1 21.7 22.9 2.3 100.0 2,851 44.6 Región Altiplano 52.7 22.4 22.6 2.3 100.0 2,972 45.0 Valle 48.3 24.5 25.1 2.0 100.0 2,184 49.6 Llano 26.9 28.4 40.4 4.3 100.0 2,105 68.8 Departamento La Paz 55.2 21.0 21.4 2.4 100.0 1,952 42.4 Oruro 44.7 26.0 27.3 2.0 100.0 348 53.3 Potosí 49.4 24.9 23.3 2.4 100.0 671 48.2 Chuquisaca 53.0 24.0 21.2 1.8 100.0 526 45.2 Cochabamba 50.1 24.2 24.0 1.6 100.0 1,331 48.2 Tarija 33.6 26.5 35.7 4.2 100.0 328 62.2 Santa Cruz 27.7 28.4 39.1 4.8 100.0 1,757 67.5 Beni/Pando 22.9 28.3 47.0 1.8 100.0 347 75.3 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 58.3 22.4 17.4 1.9 100.0 2,077 39.8 Pobreza media 39.0 25.6 32.8 2.6 100.0 1,705 58.4 Pobreza baja 32.9 25.9 37.9 3.3 100.0 688 63.8 Capital de departamento 36.8 26.6 33.0 3.6 100.0 2,406 59.6 El Alto 51.4 21.4 24.5 2.7 100.0 384 45.9 Quintil de riqueza Quintil inferior 58.9 18.9 20.2 2.1 100.0 1,639 39.1 Segundo quintil 46.5 24.8 25.5 3.2 100.0 1,501 50.3 Quintil intermedio 39.1 29.7 28.5 2.7 100.0 1,609 58.2 Cuarto quintil 36.6 26.0 35.0 2.4 100.0 1,476 61.0 Quintil superior 34.3 24.7 36.9 4.1 100.0 1,036 61.6 Educación Sin educación 61.2 18.7 17.0 3.1 100.0 583 35.7 Primaria 47.1 25.7 24.7 2.5 100.0 4,152 50.4 Secundaria 33.2 27.0 36.5 3.2 100.0 1,904 63.5 Superior 38.9 17.8 40.1 3.2 100.0 622 57.9 Total 43.9 24.8 28.5 2.8 100.0 7,261 53.3 | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 160 9.2 ASISTENCIA EN PARTO Y EL POSTPARTO Lugar de Ocurrencia del Parto y Tipo de Asistencia La información sobre el lugar de ocurrencia del parto para los niños nacidos en los cinco años anteriores a la encuesta se resume en el Cuadro 9.5 para características seleccionadas, incluyendo la presencia de visitas de atención prenatal. La información sobre la persona que asistió durante el parto se presenta en el Cuadro 9.6 para características seleccionadas. Cuadros 9.5 y 9.6 Lugar de ocurrencia del parto El 42 por ciento de los nacimientos en los cinco años antes de la encuesta tuvieron lugar en la casa, nivel que es cuatro puntos inferior al registrado en la ENDSA 98. Las proporciones de partos en la casa son particularmente altas para las madres de 35 años y más y para los nacimientos de orden cuarto y más (53 y 60 por ciento, respectivamente). • • • • • • • • Los departamentos que presentan las mayores frecuencias de partos en casa son Potosí y La Paz con porcentajes superiores al 55 por ciento, en contraste con Santa Cruz, donde apenas una sexta parte (17 por ciento) de los partos son domiciliarios. El 78 por ciento de los nacidos vivos en los últimos 5 años, cuyas madres se ubican en el quintil inferior de riqueza nacieron en la casa, frente al uno por ciento de los nacidos de mujeres del quintil superior. Por lugar de residencia, existen notables diferencias en la atención del parto por tipo de establecimiento de salud. Así por ejemplo, en el área urbana 63 por ciento de los partos son atendidos en el sector público y 12 por ciento en el sector privado. De la misma manera, en el área rural 31 por ciento son atendidos en el sector público y apenas dos por ciento en el privado. A nivel de región ecológica, es el Llano donde el parto en los establecimientos de salud tiene mayor frecuencia ( cerca a 8 de cada 10), frente a 4 de cada 10 en el Altiplano, mientras que el Valle se encuentra en una situación intermedia con 6 de cada 10 nacimientos. Las cifras muestran una relación inversa entre el número de visitas prenatales y la atención del parto por los establecimientos de salud. Así, el 81 por ciento de las embarazadas que tuvieron cuatro o más consultas prenatales asistieron a los establecimientos de salud para la atención de su parto y tan sólo el 16 por ciento lo hizo entre aquéllas que no tuvieron ninguna consulta prenatal. Tipo de asistencia durante el parto Con relación al tipo de atención durante el parto, la situación casi se mantiene con respecto a 1998: el 61 por ciento de los nacimientos son actualmente atendidos por profesionales de la salud (doctores y enfermeras) en comparación con 57 por ciento en 1998. La mejoría se dá más en el área rural (ocho puntos). El 39 por ciento del total de los nacimientos no recibieron atención de personal de salud, el 31 por ciento fueron asistidos por familiares o amigas y tan sólo el seis por ciento por parteras. La atención por personal de salud es mayor para los primeros nacimientos (79 por ciento), en tanto que en los de orden sexto o más, llega sólo al 39 por ciento. Las diferencias por residencia son importantes: en las zonas urbanas, cuatro de cada cinco nacimientos recibió asistencia del personal de salud frente a dos de cada cinco de la zona rural. En las regiones ecológicas los extremos se encuentran en el Altiplano (46 por ciento) y en el Llano (82 por ciento). A nivel de los departamentos, Potosí y La Paz son los departamentos con menor asistencia de partos por personal médico (43 y 45 por ciento, respectivamente) y Santa Cruz presenta la situación más favorable con el 84 por ciento de partos atendidos por personal de salud. Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 161 Cuadro 9.5 Lugar del parto Distribución porcentual de nacimientos en los cinco años que precedieron la encuesta, por lugar de ocurrencia del parto; y porcentaje en establecimientos de salud, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Establecimiento de salud Total en –––––––––––––––––––– En En No sabe/ Número estable- Del sector Del sector la otro sin infor- naci- cimiento Característica público privado casa lugar mación Total mientos de salud –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad al nacimiento <20 59.5 7.3 31.9 0.9 0.4 100.0 1,675 66.8 20-34 48.9 8.7 41.4 0.8 0.2 100.0 6,983 57.6 3 5-49 40.2 5.0 53.4 0.9 0.4 100.0 1,692 45.2 1 Orden de nacimiento 1 64.1 11.7 22.9 1.0 0.3 100.0 2,596 75.8 2-3 52.6 10.0 36.6 0.7 0.2 100.0 3,714 62.6 4-5 40.7 5.2 53.1 0.7 0.3 100.0 1,953 45.9 6 + 32.7 1.7 64.1 1.1 0.5 100.0 2,087 34.4 Residencia Urbana 63.4 12.1 23.3 0.8 0.4 100.0 5,891 75.5 Periurbana 47.9 8.5 40.7 2.2 0.7 100.0 783 56.4 Resto urbano 65.7 12.7 20.6 0.6 0.3 100.0 5,108 78.4 R ural 30.5 2.2 66.3 0.8 0.2 100.0 4,458 32.7 Región Altiplano 37.5 3.7 58.1 0.5 0.2 100.0 4,316 41.2 Valle 49.9 9.3 40.0 0.7 0.1 100.0 3,123 59.2 L lano 65.9 12.5 19.7 1.4 0.6 100.0 2,910 78.4 Departamento La Paz 37.0 3.7 58.6 0.5 0.2 100.0 2,790 40.7 Oruro 48.6 5.3 45.4 0.6 0.1 100.0 490 53.9 Potosí 33.6 2.7 62.8 0.5 0.5 100.0 1,036 36.3 Chuquisaca 49.1 1.4 48.1 1.2 0.2 100.0 797 50.5 Cochabamba 44.9 13.7 40.7 0.6 0.1 100.0 1,902 58.6 Tarija 73.6 4.7 21.6 0.1 0.0 100.0 424 78.3 Santa Cruz 66.2 14.7 17.1 1.3 0.6 100.0 2,417 80.9 B eni/Pando 63.9 1.6 32.1 2.0 0.3 100.0 493 65.5 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 27.8 1.0 70.5 0.4 0.2 100.0 3,192 28.8 Pobreza media 49.2 4.9 44.7 1.0 0.2 100.0 2,559 54.1 Pobreza baja 64.7 11.1 23.6 0.6 0.0 100.0 931 75.8 Capital de departamento 67.5 16.8 14.3 1.1 0.4 100.0 3,135 84.3 E l Alto 42.9 4.7 50.1 1.4 0.9 100.0 531 47.6 Quintil de riqueza Quintil inferior 21.1 0.4 77.5 0.7 0.2 100.0 2,665 21.5 Segundo quintil 42.7 2.4 53.9 0.7 0.3 100.0 2,291 45.1 Quintil intermedio 59.7 5.8 32.9 1.2 0.4 100.0 2,316 65.5 Cuarto quintil 73.5 12.0 13.4 0.8 0.3 100.0 1,864 85.5 Q uintil superior 65.8 32.1 1.4 0.5 0.2 100.0 1,215 97.9 Educación de la madre Sin educación 24.7 0.9 71.8 1.7 0.9 100.0 943 25.6 Primaria 42.2 4.1 52.7 0.8 0.2 100.0 6,266 46.3 Secundaria 71.2 14.1 13.8 0.7 0.2 100.0 2,395 85.3 S uperior 68.9 27.8 2.7 0.4 0.2 100.0 745 96.7 Número de visitas para controles prenatales Ninguna 15.8 1.6 81.0 0.7 0.8 100.0 1,496 17.4 1-3 48.3 6.0 44.8 0.9 0.0 100.0 1,503 54.3 4+ 68.7 12.4 18.1 0.8 0.0 100.0 4,203 81.1 No sabe/sin información 61.3 12.6 14.6 8.2 3.3 100.0 59 73.9 Total 49.2 7.9 41.8 0.8 0.3 100.0 10,350 57.1 Se encuentran aún mayores brechas en la asistencia al parto médico cuando se comparan las cifras correspondientes a las mujeres con educación superior con aquéllas que no tienen educación (96 y 24 por ciento, respectivamente). • • Otro tanto sucede cuando se examina la asistencia al parto según el grado de pobreza del municipio de residencia. Del total de nacimientos ocurridos en los cinco años anteriores a la entrevista en las capitales de departamento, el 84 por ciento fueron asistidos por médicos, en comparación con el 28 por ciento de los ocurridos en los municipios con pobreza alta. | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 62 Casi la totalidad (97 por ciento) de los nacidos vivos de mujeres del quintil superior de riqueza, nacieron con la asistencia de un médico, frente al 19 por ciento de los hijos de mujeres del quintil inferior. La asistencia de parientes y otros en el parto se presenta en 63 por ciento de los nacidos vivos de mujeres que pertenecen al quintil inferior de riqueza, frente al uno por ciento de los nacidos de mujeres del quintil superior. Casi la totalidad (97 por ciento) de los nacidos vivos de mujeres del quintil superior de riqueza, nacieron con la asistencia de un médico, frente al 19 por ciento de los hijos de mujeres del quintil inferior. La asistencia de parientes y otros en el parto se presenta en 63 por ciento de los nacidos vivos de mujeres que pertenecen al quintil inferior de riqueza, frente al uno por ciento de los nacidos de mujeres del quintil superior. • Cuadro 9.6 Atención del parto Distribución porcentual de mujeres que tuvieron un nacimiento en los cinco años que precedieron la encuesta, por persona que proporcionó el cuidado prenatal, según caracterídticas seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Persona que proporcionó la atención del parto No ––––––––––––––––––––––––––––––––––––– recibió Gine- Pariente/ atención Sin Número cólogo/ otra del infor- de Característica Doctor enfermera Partera persona parto mación Total mujeres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad al nacimiento <20 64.8 6.3 5.5 22.8 0.2 0.4 100.0 1,675 20-34 56.6 4.4 6.3 31.0 1.4 0.2 100.0 6,983 3 5-49 44.3 5.5 5.2 41.4 3.2 0.4 100.0 1,692 Orden de nacimiento 1 74.9 4.2 5.2 15.3 0.2 0.2 100.0 2,596 2-3 61.2 4.2 5.6 27.6 1.2 0.2 100.0 3,714 4-5 46.0 4.9 6.1 41.1 1.6 0.3 100.0 1,953 6 + 32.3 6.9 7.7 48.8 3.7 0.5 100.0 2,087 Residencia Urbana 75.5 2.2 5.1 16.1 0.9 0.4 100.0 5,891 Periurbana 59.3 1.4 9.0 28.4 1.5 0.5 100.0 783 Resto urbano 78.0 2.3 4.5 14.2 0.8 0.3 100.0 5,108 R ural 30.1 8.5 7.3 51.6 2.3 0.2 100.0 4,458 Región Altiplano 41.1 4.8 7.4 44.6 2.0 0.2 100.0 4,316 Valle 57.4 4.9 4.8 31.4 1.5 0.1 100.0 3,123 L lano 76.5 5.1 5.4 11.8 0.8 0.5 100.0 2,910 Departamento La Paz 41.6 3.2 9.2 43.8 2.0 0.2 100.0 2,790 Oruro 53.5 4.8 5.6 33.4 2.5 0.1 100.0 490 Potosí 33.6 8.9 3.1 52.0 1.9 0.5 100.0 1,036 Chuquisaca 47.3 6.5 7.0 36.7 2.3 0.2 100.0 797 Cochabamba 57.8 4.3 3.4 33.1 1.3 0.1 100.0 1,902 Tarija 74.7 4.5 6.9 13.2 0.6 0.0 100.0 424 Santa Cruz 78.8 5.4 4.3 10.3 0.6 0.6 100.0 2,417 B eni/Pando 65.3 3.5 10.6 18.9 1.5 0.3 100.0 493 Grado de pob del municipio reza Pobreza alta 28.1 5.1 8.5 55.5 2.6 0.2 100.0 3,192 Pobreza media 51.5 8.4 6.5 32.0 1.3 0.2 100.0 2,559 Pobreza baja 75.0 3.8 4.7 15.9 0.6 0.0 100.0 931 Capital de departamento 83.5 2.6 3.0 9.7 0.8 0.4 100.0 3,135 E l Alto 48.5 1.4 9.4 38.5 1.4 0.9 100.0 531 Quintil de riqueza Quintil inferior 18.9 7.7 7.8 62.6 2.7 0.3 100.0 2,665 Segundo quintil 42.8 6.9 7.6 40.5 1.9 0.3 100.0 2,291 Quintil intermedio 66.4 3.5 7.1 21.5 1.2 0.3 100.0 2,316 Cuarto quintil 85.3 2.3 3.8 7.5 0.7 0.3 100.0 1,864 Q uintil superior 97.0 1.4 0.5 0.8 0.1 0.2 100.0 1,215 Educación de la madre Sin educación 23.7 6.1 5.4 59.3 4.5 0.9 100.0 943 Primaria 45.2 5.7 7.4 39.8 1.7 0.2 100.0 6,266 Secundaria 84.5 3.1 4.3 7.7 0.3 0.2 100.0 2,395 S uperior 95.7 2.1 0.5 1.3 0.2 0.2 100.0 745 Total 55.9 4.9 6.0 31.4 1.5 0.3 100.0 10,350 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Si la mujer mencionó más de una persona, solamente la más capacitada se considera en el cuadro. Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 163 Características del Parto En la ENDSA 2003 se preguntó, para cada nacimiento ocurrido después de enero de 1998, sobre el peso y el tamaño del niño al nacer; si el nacimiento fue prematuro o por cesárea; y por complicaciones presentadas durante el parto. La distribución de nacimientos en los últimos cinco años por peso y tamaño al nacer se detalla en el Cuadro 9.7 por características seleccionadas. El Cuadro 9.7 también incluye el porcentaje de partos por cesáreas para cada característica seleccionada. Cuadro 9.7 El 15 por ciento de los nacimientos ocurrieron por intervención cesárea, un punto porcentual más que el año 1998. El 34 por ciento de los niños no fueron pesados al nacer, pero entre los niños con información, el cuatro por ciento de niños pesaron menos de 2.5 kilogramos, el mismo porcentaje que en 1998. El 78 por ciento de las madres consideraron que el niño era de tamaño promedio o más grande que el promedio. • • • En las capitales de departamento, uno de cada cuatro nacimientos tuvo lugar a través de una operación cesárea, en tanto que en los municipios de alta pobreza tan sólo uno de cada 25 nacimientos tuvo lugar con dicho procedimiento. Llama la atención la diferencia, por quintiles de riqueza, de la práctica de la cesárea como método de alumbramiento pues se supone que ello obedece a razones médicas, no económicas. En el quintil superior, el 47 por ciento de los nacidos son por cesárea frente al tres por ciento del quintil inferior. Prácticamente la totalidad (99 por ciento) de los niños nacidos vivos cuyas madres se ubican en el quintil superior de riqueza fueron pesados, en comparación con solamente el 35 por ciento de los nacimientos de mujeres del quintil inferior. Cuidado Postnatal de las Madres Período postnatal (o puerperio) se le llama al período de transformaciones progresivas anatómicas, metabólicas y hormonales en el que evolucionan todas las modificaciones acaecidas durante la gestación, con la sola excepción de la glándula mamaria. Su duración es de aproximadamente sesenta días, teniendo una etapa inmediata (las primeras 24 horas), otro período de 10 días, un período alejado que comprende del 11º al 45º día y por último un período tardío que comienza a los 45 días y concluye con el retorno definitivo de la regla. El período postnatal, principalmente los dos primeros días, es susceptible a infecciones u otros trastornos de la salud que pueden llevar hasta la muerte por problemas originados durante el parto o por deficientes cuidados postnatales generales y locales. La atención postnatal a las mujeres también ayuda a la vigilancia del recién nacido, al apoyo de la lactancia natural y a la elección de un método de planificación familiar adecuado. La atención en salud calificada en este período, a pesar de no ser una práctica muy corriente, debe entonces continuar. En la ENDSA 2003 se investigó la cobertura del control del puerperio por medio de una pregunta directa hecha a las mujeres entrevistadas sobre el tiempo transcurrido después del parto para su primer control puerperal. Según las normas del Ministerio de Salud y Deportes, la mujer que ha tenido un parto normal puede tener su primer control durante la etapa inmediata (cuando el parto es institucional forma parte de los requisitos para dar de alta a las mujeres) y otros tres controles en los siguientes 42 días. Por efectos prácticos, en los países de baja accesibilidad a los servicios de salud se acepta un período de una semana para que las mujeres que no han tenido su parto en una institución acudan para su primer control puerperal. Los resultados se presentan en el Cuadro 9.8. | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 164 Cuadro 9.7 Características del parto Porcentaje de los nacidos vivos en los últimos 5 años que ocurrieron por cesárea; distribución porcentual por peso del niño al nacer; y distribución porcentual de la estimación de la madre del tamaño del niño al nacer, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Peso del niño al nacer Tamaño del niño al nacer Naci- ––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––– Número miento No Menos 2.5 kg. No sabe/ Muy Menor Prome- No sabe/ de por fue de o sin infor- pe- que dio o sin infor- naci- Característica cesárea pesado 2.5 kg. más mación Total queño promedio mayor mación Total mientos ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad al nacimiento <20 14.0 25.0 4.4 65.1 5.6 100.0 3.3 21.0 75.1 0.6 100.0 1,675 20-34 14.9 33.8 3.5 57.2 5.5 100.0 2.8 17.2 79.2 0.8 100.0 6,983 3 5-49 13.9 45.1 2.5 44.7 7.6 100.0 4.1 20.3 74.2 1.4 100.0 1,692 Orden de nacimiento 1 21.6 19.3 4.8 70.7 5.2 100.0 3.4 19.7 76.5 0.4 100.0 2,596 2-3 17.7 29.0 3.5 62.2 5.3 100.0 2.9 16.8 79.5 0.8 100.0 3,714 4-5 8.8 44.0 2.3 47.9 5.8 100.0 2.7 16.9 79.5 0.9 100.0 1,953 6 + 5.9 52.9 2.9 36.4 7.9 100.0 3.4 20.6 74.5 1.5 100.0 2,087 Residencia Urbana 21.3 19.3 4.3 70.1 6.2 100.0 3.1 17.4 78.8 0.7 100.0 5,891 Periurbana 12.0 33.4 4.2 48.7 13.8 100.0 2.8 20.9 75.2 1.1 100.0 783 Resto urbano 22.8 17.1 4.4 73.4 5.1 100.0 3.2 16.8 79.3 0.7 100.0 5,108 R ural 5.8 53.9 2.3 38.3 5.4 100.0 3.0 19.5 76.4 1.1 100.0 4,458 Región Altiplano 7.9 50.7 2.2 39.6 7.5 100.0 2.7 18.3 78.0 0.9 100.0 4,316 Valle 15.4 32.9 4.3 57.6 5.2 100.0 3.6 19.5 76.7 0.2 100.0 3,123 L lano 23.8 11.2 4.6 80.1 4.2 100.0 3.2 17.0 78.4 1.5 100.0 2,910 Departamento La Paz 8.1 52.7 1.9 38.5 7.0 100.0 2.6 18.9 77.4 1.0 100.0 2,790 Oruro 9.3 33.8 3.6 52.7 9.9 100.0 4.3 17.2 77.6 0.9 100.0 490 Potosí 6.8 53.2 2.4 36.6 7.8 100.0 2.1 17.3 79.8 0.9 100.0 1,036 Chuquisaca 8.6 35.7 3.5 55.2 5.6 100.0 2.8 17.4 79.3 0.5 100.0 797 Cochabamba 17.6 36.6 4.6 53.0 5.8 100.0 3.4 20.4 76.1 0.1 100.0 1,902 Tarija 18.3 10.9 4.4 82.7 2.0 100.0 5.7 19.3 74.8 0.2 100.0 424 Santa Cruz 26.0 11.0 4.3 80.3 4.5 100.0 3.1 17.0 78.4 1.5 100.0 2,417 B eni/Pando 12.8 12.6 5.9 79.0 2.5 100.0 3.7 17.0 78.3 1.0 100.0 493 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 4.0 62.5 1.3 31.0 5.1 100.0 2.6 19.9 76.6 0.9 100.0 3,192 Pobreza media 11.1 32.9 3.6 58.3 5.2 100.0 3.2 18.4 77.3 1.0 100.0 2,559 Pobreza baja 21.3 16.8 4.5 74.7 4.0 100.0 3.8 17.4 78.4 0.3 100.0 931 Capital de depto. 27.2 10.2 5.4 78.4 6.0 100.0 3.1 16.7 79.4 0.7 100.0 3,135 E l Alto 9.0 42.7 2.7 38.4 16.2 100.0 3.7 19.0 75.3 2.1 100.0 531 Quintil de riqueza Quintil inferior 2.7 65.0 2.0 27.8 5.2 100.0 3.7 22.1 73.0 1.2 100.0 2,665 Segundo quintil 6.8 43.2 3.0 47.5 6.3 100.0 2.8 18.1 77.9 1.1 100.0 2,291 Quintil intermedio 13.6 26.2 3.5 63.0 7.3 100.0 2.6 17.3 79.5 0.6 100.0 2,316 Cuarto quintil 21.4 10.4 3.6 79.3 6.7 100.0 2.7 15.4 81.1 0.7 100.0 1,864 Q uintil superior 47.1 1.4 7.7 88.4 2.4 100.0 3.6 16.7 79.3 0.4 100.0 1,215 Educación de la madre Sin educación 4.9 61.2 1.5 27.2 10.1 100.0 3.3 23.0 71.7 2.0 100.0 943 Primaria 8.7 43.0 2.9 47.7 6.4 100.0 3.0 18.3 77.7 0.9 100.0 6,266 Secundaria 23.6 10.7 4.6 80.7 4.1 100.0 2.7 18.3 78.4 0.5 100.0 2,395 S uperior 48.4 1.6 7.7 88.8 1.9 100.0 4.7 12.0 83.1 0.2 100.0 745 Total 14.6 34.2 3.5 56.4 5.9 100.0 3.1 18.3 77.7 0.9 100.0 10,350 Cuadro 9.8 Cuadro 9.8 Los resultados indican que el 75 por ciento de las mujeres del país que tuvieron su último parto fuera de una institución reportaron no haber tenido ningún control puerperal, mientras que entre quienes tuvieron control prenatal, el 13 por ciento lo tuvo en la primera semana y el 11 por ciento después de una semana. Los resultados indican que el 75 por ciento de las mujeres del país que tuvieron su último parto fuera de una institución reportaron no haber tenido ningún control puerperal, mientras que entre quienes tuvieron control prenatal, el 13 por ciento lo tuvo en la primera semana y el 11 por ciento después de una semana. • • Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 165 A pesar de las bajas coberturas, se observan diferencias geográficas y sociales en la cobertura del control puerperal. Entre las mujeres con partos no institucionales, más del 40 por ciento de aquéllas con educación superior se hicieron al menos un control puerperal, así como las mujeres residentes en Santa Cruz, Oruro y Chuquisaca. • • El 60 por ciento de los nacimientos de mujeres del quintil superior recibió chequeo postnatal, frente al 21 por ciento de los nacidos vivos de mujeres del quintil inferior. Cuadro 9.8 Cuidado postnatal Distribución porcentual de las mujeres que tuvieron hijos que no nacieron en establecimiento de salud en los 5 años anteriores a la encuesta, por momento del primer control postnatal para el nacimiento más reciente, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Momento del primer control postnatal –––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Primeros No 2 días 3-6 días 7-41 días No sabe/ recibió Número después después después sin infor- cuidado de Característica del parto del parto del parto mación postnatal1 Total nacimientos –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad al nacimiento <20 16.0 4.3 15.1 0.9 63.8 100.0 276 20-34 8.8 3.4 11.8 0.2 75.8 100.0 1,777 3 5-49 7.8 3.4 8.9 1.1 78.8 100.0 679 Orden de nacimiento 1 10.6 5.2 13.2 0.2 70.7 100.0 323 2-3 11.6 3.1 11.9 0.2 73.2 100.0 821 4-5 7.2 3.1 11.6 0.3 77.9 100.0 683 6 + 8.3 3.6 10.2 0.9 77.0 100.0 905 Residencia Urbana 6.3 3.0 12.4 1.0 77.2 100.0 915 Periurbana 5.4 1.3 12.9 0.0 80.4 100.0 228 Resto urbano 6.7 3.6 12.2 1.3 76.2 100.0 688 R ural 10.8 3.7 10.9 0.2 74.4 100.0 1,816 Región Altiplano 8.1 3.4 8.9 0.4 79.2 100.0 1,589 Valle 11.0 3.0 13.0 0.1 72.9 100.0 770 L lano 10.7 5.1 18.9 1.3 64.1 100.0 373 Departamento La Paz 5.1 2.5 8.4 0.6 83.4 100.0 1,047 Oruro 16.3 7.8 9.6 0.6 65.7 100.0 144 Potosí 13.2 3.9 10.0 0.0 72.9 100.0 399 Chuquisaca 16.9 3.3 11.7 0.4 67.7 100.0 234 Cochabamba 7.8 2.2 12.5 0.0 77.4 100.0 475 Tarija 13.1 8.0 21.4 0.0 57.5 100.0 62 Santa Cruz 11.2 5.8 19.4 1.7 61.9 100.0 271 B eni/Pando 9.4 3.1 17.3 0.0 70.1 100.0 101 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 7.4 2.5 9.5 0.6 80.0 100.0 1,355 Pobreza media 12.7 4.8 13.2 0.2 69.1 100.0 718 Pobreza baja 16.1 6.9 18.0 0.0 59.0 100.0 136 Capital de departamento 8.3 4.5 15.7 1.0 70.5 100.0 338 E l Alto 6.4 1.7 5.5 0.0 86.4 100.0 184 Quintil de riqueza Quintil inferior 8.3 3.2 9.6 0.1 78.9 100.0 1,237 Segundo quintil 12.5 4.2 13.6 0.5 69.2 100.0 776 Quintil intermedio 7.2 1.7 11.1 1.3 78.7 100.0 495 Cuarto quintil 8.1 4.2 14.4 0.8 72.4 100.0 205 Q uintil superior * * * * * * 19 Educación Sin educación 5.8 1.5 8.5 0.2 84.0 100.0 422 Primaria 9.6 3.4 11.8 0.5 74.8 100.0 2,041 Secundaria 12.6 7.4 13.1 0.2 66.6 100.0 256 S uperior * * * * * * 13 Total 9.3 3.5 11.4 0.5 75.4 100.0 2,732 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Las distribuciones porcentuales basadas en menos de 25 casos sin ponderar no se muestran (*). 1Incluye mujeres que recibieron atención postnatal después de 41 días | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 166 9.3 VACUNACIÓN En la ENDSA 2003 se averiguó también sobre la historia de vacunación de los niños nacidos a partir de enero de 1998. Se prestó atención a vacunas contra las enfermedades que configuran los principales cuadros de morbilidad infantil: tuberculosis (BCG), PENTA/DPT (Difteria, Tos ferina, Tétanos, enfermedades invasivas causadas por Haemo Philus Influenzae Tipo B y Hepatitis B), polio y sarampión. A las entrevistadas que tuvieron hijos nacidos vivos en ese período se les pidió mostrar el carnet de salud de cada uno de ellos a fin de registrar las vacunas que el niño había recibido y las fechas en que habían sido administradas. Cuando la madre no tenía el carnet, o por algún motivo no lo mostraba, la encuestadora sondeaba cuidadosamente para saber si el niño había recibido las principales vacunas. Obviamente, los datos captados por este último medio son menos confiables por estar sujetos a posibles errores de memoria y declaración. Este hecho y el que la información provenga de encuestas en hogares representativos de la población en vez de registros de personas o de eventos, exige extrema cautela al hacer comparaciones con otras estimaciones de la cobertura de vacunación. Para poder evaluar la situación reciente de la cobertura de las vacunaciones se presenta la información para los niños de 12 a 23 meses. Se supone que a esa edad ya se debe haber recibido la mayoría de las vacunas recomendadas (BCG, tres dosis de PENTA/DPT, tres dosis contra la polio y una contra el sarampión) y se conocería la situación alcanzada en el pasado próximo. El análisis se hace para la vacunación a cualquier edad (Cuadros 9.9 a 9.11) y en el momento apropiado, es decir, antes de la edad recomendada (Cuadros 9.12 y 9.13). Vacunación en Cualquier Momento En el Cuadro 9.10 se presenta la información básica para el cálculo de la cobertura de vacunación: del total de niños de 1 año (12-23), el porcentaje vacunado en cualquier momento para cada vacuna y por fuente de información. Las cifras del Cuadro 9.10 se refieren al total del país. Los resultados de cobertura de vacunación en cualquier momento para los diversos grupos poblacionales estudiados en este informe se presentan en los Cuadros 9.11 y 9.12. El Cuadro 9.11 presenta las coberturas para los niños de 12-23 meses, tal como se hace tradicionalmente cuando el esquema de vacunación completo se aplica durante el primer año de vida. Pero como en Bolivia se ha cambiado el esquema de vacunación para el sarampión de los 9 meses a después de cumplir el primer año, en el Cuadro 9.12 se muestran también los resultados para los niños de 18-29 meses, bajo el supuesto de que a los 18 meses ya los niños deben haber recibido las vacunas recomendadas. Cuadro 9.9 y Gráfico 9.3 En la ENDSA 2003, el 79 por ciento de los datos sobre inmunización provienen del carnet de salud . El resto (21 por ciento) proviene del recuerdo que la madre tenía sobre el particular . • • Al combinar las dos fuentes de información, los resultados indican que las coberturas se han incrementado a 50 por ciento en comparación a 1998 donde se llegaba solamente al 26 por ciento del total de niños de 12-23 meses que estarían protegidos con todas las vacunas. En el caso de dosis múltiples, como polio y PENTA/DPT las coberturas de primeras dosis, ligeramente mayores al 90 por ciento, se deterioran al pasar a la tercera dosis hasta el 65 por ciento en el caso de la PENTA/DPT y hasta el 62 por ciento en el de la polio. La vacuna PENTA/DPT en su primera dosis presenta la mayor cobertura con un 94 por ciento, mientras que la tercera dosis de polio presenta la menor cobertura con el 68 por ciento. Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 167 Cuadro 9.9 Vacunación en cualquier momento de los niños de 12-23 meses, por fuente de información Entre los niños de 12-23 meses, porcentaje que recibió cada vacuna en cualquier momento, según la tarjeta de salud o el informe de la madre, por fuente de información, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje de niños que ha recibido: ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Pentavalente/DPT1 Polio Anti- Todas Número ––––––––––––––––– ––––––––––––––––– saram- las va- Nin- de Fuente de información BCG 1 2 3 1 2 3 pionosa cunas2 guna niños –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Según tarjeta de vacunación 76.0 77.4 72.1 62.8 77.4 71.9 62.9 53.5 47.4 0.0 1,463 Reportada por la madre 17.4 17.0 12.7 8.7 16.0 12.2 5.2 10.4 2.9 3.0 397 Cualquier fuente 2003 93.4 94.4 84.9 71.5 93.5 84.1 68.1 63.9 50.4 3.0 1,861 Cualquier fuente 1998 87.4 81.6 66.8 48.6 84.4 63.0 39.1 50.8 25.5 8.5 1,275 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La cobertura total estimada (‘cualquier fuente) es la suma de la cobertura proveniente de la tarjeta de salud o vacunación y la información de la madre. Los porcentajes para cada vacuna según fuente se calculan sobre el total de niños (1,861). 1La cobertura de Pentavalente/DPT para niños sin tarjeta se asume la misma que para la Polio, sobre la cual se preguntó specíficamente a las madres e 2Niños con vacunación completa (i.e., aquellos que han recibido BCG, tres dosis de DPT o de Pentavalente, tres de polio y la vacuna antisarampionosa/MMR) Grafico 9.3 Cobertura de Vacunación en Cualquier Momento entre los Niños de 12 a 23 Meses de Edad, según Encuesta 26 87 82 50 93 94 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Todas BCG DPT 1 S 168 67 49 84 63 39 51 85 72 94 84 68 64 DPT 2 DPT 3 Polio 1 Polio 2 Polio 3 arampión Porcentaje vacunado ENDSA 1998 ENDSA 2003 | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos Cuadro 9.10 Cuadro 9.10 En el área urbana, el Valle, en los departamentos de Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz, el nivel de vacunación al considerar los niños de 12-23 meses es mayor que el promedio nacional del 50 por ciento. Alrededor del 70 por ciento de los niños de Tarija y Chuquisaca estarían vacunados en comparación con alrededor del 40-50 por ciento en los otros departamentos. La cobertura de vacunación en La Paz apenas llega al 37 por ciento y en El Alto al 35 por ciento. En el área urbana, el Valle, en los departamentos de Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz, el nivel de vacunación al considerar los niños de 12-23 meses es mayor que el promedio nacional del 50 por ciento. Alrededor del 70 por ciento de los niños de Tarija y Chuquisaca estarían vacunados en comparación con alrededor del 40-50 por ciento en los otros departamentos. La cobertura de vacunación en La Paz apenas llega al 37 por ciento y en El Alto al 35 por ciento. • • • • Los niveles de vacunación disminuyen con el orden de nacimiento, el grado de pobreza del municipio de residencia y el nivel de educación. Los niveles de vacunación disminuyen con el orden de nacimiento, el grado de pobreza del municipio de residencia y el nivel de educación. Cuadro 9.10 Vacunación en cualquier momento entre los niños de 12-23 meses Entre los niños de 12-23 meses, porcentaje con tarjeta de salud vista por la entrevistadora y porcentaje que recibió cada vacuna en cualquier momento, según la tarjeta de salud o el informe de la madre, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje de niños que han recibido: –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Pentavalente/DPT1 Polio Anti- Todas con Número ––––––––––––––––– ––––––––––––––– saram- las va- Nin- tarjeta de de Característica BCG 1 2 3 1 2 3 pionosa cunas2 guna vacunación niños –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sexo Hombre 94.0 93.9 84.2 69.9 92.7 83.3 66.2 64.6 49.6 3.1 77.4 961 M ujer 92.8 95.0 85.6 73.2 94.3 85.0 70.2 63.2 51.2 2.9 79.9 900 Orden de nacimiento 1 98.3 97.7 94.1 86.5 97.1 92.9 80.9 74.6 63.7 0.8 81.6 488 2-3 93.6 93.0 84.8 71.2 91.7 84.0 68.2 62.8 48.9 3.8 76.7 667 4-5 90.5 92.7 77.9 63.6 91.1 78.5 59.5 56.6 44.8 4.9 77.6 341 6 + 89.4 94.1 79.2 59.6 94.1 77.8 59.0 58.3 40.4 2.8 79.1 365 Residencia Urbana 95.0 94.8 85.3 74.3 93.4 83.6 69.2 66.5 52.1 2.2 78.6 1,101 Periurbana 89.8 91.2 75.3 63.9 89.2 77.4 58.9 63.3 46.6 4.3 71.1 135 Resto urbano 95.7 95.3 86.7 75.7 94.0 84.5 70.7 66.9 52.9 1.9 79.6 966 R ural 91.2 93.9 84.3 67.5 93.5 84.8 66.5 60.2 47.8 4.2 78.7 760 Región Altiplano 90.7 91.5 80.4 64.7 90.7 78.2 61.2 56.0 42.3 4.7 76.1 765 Valle 97.0 97.8 90.9 76.9 96.7 91.0 74.3 68.2 56.2 1.3 79.2 570 L lano 93.5 95.0 84.8 75.7 94.0 85.3 71.5 70.7 55.8 2.4 81.7 526 Departamento La Paz 88.6 88.9 76.8 60.2 88.2 73.6 56.7 51.0 37.1 6.2 76.1 485 Oruro 94.8 97.1 89.1 73.0 93.2 85.9 67.0 64.6 47.7 1.4 79.9 79 Potosí 94.3 95.5 85.9 72.2 95.7 86.0 69.9 64.6 52.6 2.6 74.8 201 Chuquisaca 98.9 98.5 92.9 84.4 98.0 96.6 86.0 76.6 67.2 0.5 85.2 137 Cochabamba 95.7 97.0 88.8 70.7 95.6 87.5 67.2 62.3 48.3 1.9 75.0 349 Tarija 99.5 100.0 96.3 90.2 99.4 96.4 84.5 79.2 70.7 0.0 86.8 84 Santa Cruz 93.9 94.8 85.2 77.6 93.7 86.7 72.7 71.2 56.7 2.4 83.3 436 B eni/Pando 91.5 95.8 82.8 66.5 95.6 78.2 65.9 68.0 51.5 2.1 73.7 89 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 90.4 92.0 80.9 63.0 91.8 80.2 62.3 53.2 40.1 4.4 79.9 528 Pobreza media 92.7 94.8 86.1 71.3 94.4 84.6 68.2 61.5 49.7 3.7 78.8 471 Pobreza baja 96.6 97.9 94.1 84.8 95.7 92.9 79.0 72.3 64.3 1.2 87.0 177 Capital de depto. 96.7 97.3 87.2 78.6 95.7 87.7 73.6 74.6 58.6 0.9 77.6 585 E l Alto 88.0 81.6 70.0 52.4 81.8 66.0 47.3 54.4 35.3 8.4 62.5 100 Quintil de riqueza Quintil inferior 91.1 94.0 83.0 63.8 93.4 84.1 64.3 62.3 47.7 3.8 74.6 445 Segundo quintil 90.1 92.6 82.9 70.7 91.8 81.5 68.4 57.4 49.2 4.4 81.9 413 Quintil intermedio 92.3 92.9 82.3 65.9 92.9 80.8 61.9 61.2 43.5 3.9 78.6 424 Cuarto quintil 97.9 95.5 89.2 80.4 94.5 89.2 77.8 70.4 58.8 1.2 82.4 340 Q uintil superior 99.1 99.3 90.2 84.7 96.3 87.5 72.2 73.7 57.3 0.2 75.4 238 Educación Sin educación 89.2 94.3 83.2 58.1 93.5 83.8 56.0 60.6 43.7 5.7 75.8 147 Primaria 91.6 92.6 81.4 65.9 92.4 80.8 64.3 58.7 45.5 3.7 79.5 1,101 Secundaria 97.0 96.9 89.5 81.8 94.0 87.9 75.2 74.6 59.5 1.4 77.5 469 S uperior 100.0 100.0 98.1 94.7 100.0 97.4 86.9 72.0 64.2 0.0 79.2 144 Total 93.4 94.4 84.9 71.5 93.5 84.1 68.1 63.9 50.4 3.0 78.6 1,861 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1La cobertura de DPT para niños sin tarjeta se asume la misma que para la Polio, sobre la cual se preguntó específicamente 2Niños con vacunación completa (i.e., aquellos que han recibido BCG, tres dosis de DPT o de Pentavalente, tres de polio y la vacuna antisarampionosa/MMR) Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 169 Como era de esperar, los niveles de vacunación aumentan considerablemente cuando se estiman las coberturas para los niños de 18-29 meses. La cobertura pasa del 50 por ciento al 64 por ciento y el aumento es de casi 20 puntos porcentuales en los departamentos del Altiplano y de casi 10 puntos en los del Llano. • Cuadro 9.11 Vacunación en cualquier momento entre los niños de 18-29 meses Entre los niños de 18-29 meses, porcentaje con tarjeta de salud vista por la entrevistadora y porcentaje que recibió cada vacuna en cualquier momento, según la tarjeta de salud o el informe de la madre, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje de niños que han recibido: –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Pentavalente/DPT1 Polio Anti- Todas con Número ––––––––––––––––– ––––––––––––––– saram- las va- Nin- tarjeta de de Característica BCG 1 2 3 1 2 3 pionosa cunas2 guna vacunación niños –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sexo Hombre 95.0 93.4 85.3 73.3 92.2 85.0 68.8 83.7 63.5 2.1 76.8 956 Mujer 92.0 93.7 85.9 74.0 92.6 84.5 71.0 80.9 64.1 3.5 77.1 914 Orden de nacimiento 1 98.0 97.6 92.6 84.9 97.5 90.6 78.0 87.4 73.9 1.3 77.1 470 2-3 94.0 92.5 84.5 73.9 89.2 84.3 69.9 80.5 61.9 3.3 75.0 708 4-5 90.9 90.8 77.8 63.1 90.9 78.2 59.9 79.9 57.1 4.0 77.9 320 6+ 89.3 92.7 85.4 68.0 93.3 84.0 67.8 81.4 60.3 2.8 79.8 372 Residencia Urbana 94.4 94.3 85.4 74.2 91.8 84.0 69.5 82.7 63.3 2.6 74.8 1,115 Periurbana 88.2 94.0 80.6 69.0 92.4 83.8 67.0 77.3 55.6 3.3 71.6 143 Resto urbano 95.4 94.3 86.1 74.9 91.7 84.1 69.9 83.5 64.4 2.5 75.2 972 Rural 92.2 92.4 85.9 72.9 93.3 85.9 70.3 81.7 64.5 3.0 80.2 755 Región Altiplano 89.5 88.6 80.7 68.3 86.6 78.7 63.1 76.0 57.4 4.6 74.5 752 Valle 98.0 98.1 92.1 80.2 97.5 90.8 77.7 87.1 71.3 0.5 77.5 590 Llano 94.3 95.5 85.3 74.0 94.9 86.8 70.6 86.0 64.5 2.8 79.9 528 Departamento La Paz 85.9 85.4 75.6 62.1 82.8 73.7 57.0 71.4 51.0 6.0 74.6 502 Oruro 94.2 94.7 88.5 76.1 90.9 83.8 69.7 85.7 65.3 3.1 79.1 77 Potosí 97.7 94.9 91.9 82.7 95.7 90.9 77.8 84.9 72.2 1.0 72.1 173 Chuquisaca 99.2 97.9 93.6 88.5 98.4 94.8 89.3 91.7 82.2 0.0 88.2 148 Cochabamba 97.1 97.7 90.1 74.5 96.6 87.8 71.3 83.1 63.9 0.9 71.4 361 Tarija 100.0 100.0 98.3 91.0 100.0 97.0 85.2 96.7 84.6 0.0 84.9 80 Santa Cruz 94.7 95.2 85.5 74.7 94.4 87.4 71.4 85.8 64.9 3.2 81.0 436 Beni/Pando 92.0 97.0 84.8 70.6 97.1 84.1 66.9 86.8 62.3 1.0 74.7 92 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 89.3 88.3 79.8 66.4 87.1 79.1 64.5 77.2 58.7 3.6 79.6 554 Pobreza media 94.6 95.2 88.2 74.8 94.9 87.2 70.5 82.4 65.1 2.6 78.5 464 Pobreza baja 98.9 98.7 92.7 84.4 96.5 89.6 77.6 89.4 73.4 1.1 82.0 163 Capital de depto. 96.6 97.2 88.6 78.6 95.7 89.0 74.6 87.5 67.5 1.6 73.9 587 El Alto 85.4 85.0 76.3 62.3 84.3 72.7 56.2 68.8 48.4 8.5 65.1 101 Quintil de riqueza Quintil inferior 90.6 90.7 82.4 67.9 91.3 82.7 67.5 81.2 61.4 3.2 79.1 465 Segundo quintil 89.8 91.4 84.8 73.7 89.8 83.2 71.1 82.7 66.0 3.1 79.8 398 Quintil intermedio 94.7 94.0 83.1 67.1 92.3 81.7 63.2 77.2 56.0 3.8 74.1 416 Cuarto quintil 96.8 95.9 90.7 81.1 95.0 90.2 76.0 88.0 70.9 2.0 76.0 332 Quintil superior 98.5 98.1 90.1 84.9 95.0 89.1 74.7 84.6 68.0 1.0 74.7 259 Educación Sin educación 89.6 90.2 83.1 65.0 89.0 83.2 63.8 80.3 58.5 3.6 78.6 162 Primaria 91.6 91.8 81.7 67.9 90.6 81.1 65.9 79.4 59.2 3.4 77.3 1,065 Secundaria 97.0 96.3 91.1 82.4 95.4 89.6 74.9 86.4 69.8 2.1 75.1 496 Superior 100.0 100.0 98.0 95.2 98.8 97.1 88.2 92.4 82.5 0.0 78.9 146 Total 93.5 93.5 85.6 73.6 92.4 84.8 69.8 82.3 63.8 2.8 77.0 1,870 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1La cobertura de DPT para niños sin tarjeta se asume la misma que para la Polio, sobre la cual se preguntó específicamente 2Niños con vacunación completa (i.e., aquellos que han recibido BCG, tres dosis de DPT o de Pentavalente, tres de polio y la vacuna antisarampionosa/MMR) | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 170 Vacunación en el Momento Apropiado Vacunación en el Momento Apropiado Para estudiar las coberturas de vacunación en el momento apropiado, lo ideal es calcular las coberturas durante el primer año de vida, lo cual era la práctica hasta hace poco cuando se ha cambiado el esquema de vacunación para el sarampión de los 9 meses a después de cumplir el primer año. Una opción es estimar las coberturas durante los primeros 18 meses o durante los primeros 2 años. En el Cuadro 9.12 se muestran los resultados para los niños de 18-23 meses. También se incluyen los resultados para los niños de 2, 3 y 4 años para estudiar la evolución en el tiempo. En el Gráfico 9.4 se comparan las coberturas de vacunación durante los primeros 18 meses de vida para los niños de 18-23 meses y la de los niños de 4 años (48-59 meses). Para estudiar las coberturas de vacunación en el momento apropiado, lo ideal es calcular las coberturas durante el primer año de vida, lo cual era la práctica hasta hace poco cuando se ha cambiado el esquema de vacunación para el sarampión de los 9 meses a después de cumplir el primer año. Una opción es estimar las coberturas durante los primeros 18 meses o durante los primeros 2 años. En el Cuadro 9.12 se muestran los resultados para los niños de 18-23 meses. También se incluyen los resultados para los niños de 2, 3 y 4 años para estudiar la evolución en el tiempo. En el Gráfico 9.4 se comparan las coberturas de vacunación durante los primeros 18 meses de vida para los niños de 18-23 meses y la de los niños de 4 años (48-59 meses). Cuadro 9.12 Cuadro 9.12 Vacunación en el primer año de vida Vacunación en el primer año de vida Como se esperaba, un reducido porcentaje de los niños de un año (12-23 meses) tuvieron todas las vacunas durante el primer año, resultado de reducciones notables en los niveles de vacunación contra el sarampión, los cuales han bajado del 27 por ciento para los niños de tres y cuatro años, a 11 para los de dos años y sólo siete por ciento para los de un año, principalmente debido a cambios en el esquema de vacunación contra el sarampión en el país. Como se esperaba, un reducido porcentaje de los niños de un año (12-23 meses) tuvieron todas las vacunas durante el primer año, resultado de reducciones notables en los niveles de vacunación contra el sarampión, los cuales han bajado del 27 por ciento para los niños de tres y cuatro años, a 11 para los de dos años y sólo siete por ciento para los de un año, principalmente debido a cambios en el esquema de vacunación contra el sarampión en el país. • • Grafico 9.4 Cobertura de Vacunación antes de los 18 Meses entre los Niños de 18 a 23 Meses y los Niños de 48 a 59 meses 54 94 93 84 71 92 83 68 67 39 84 82 72 59 82 73 56 48 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Todas BCG DPT 1 DPT 2 DPT 3 Polio 1 Polio 2 Polio 3 Sarampión Porcentaje vacunado Niños 18-23 Niños 48-59 Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 171 V r 1 acunación durante los primeros 18 meses de vida Cuando se consideran los niños de 18 meses y más, la cobertura de la vacuna antisarampionosa llega a niveles más plausibles, 67 por ciento para los niños de 18-23 meses. Entre estos niños, la cobertura para todas las vacunas se estima en 51 por ciento y se observa en general un aumento a través del tiempo al comparar la cobertura de niños de 18-23 meses con la alcanzada por niños de más edad. • • • La vacunación durante los primeros 18 años de vida es ligeramente mayor en la área rural para algunas vacunas (polio y sarampión) lo cual lleva a una cobertura también ligeramente mayor para todas las vacunas en comparación con el área urbana (56 y 53 por ciento, respectivamente). La cobertura para la primera dosis de las vacunas triples (PENTA/DPT y polio) entre los niños de 18-23 meses fue de 93 por ciento pero el deterioro para la tercera dosis es notable al bajar al 71 po ciento para PENTA/DPT 3 y al 68 por ciento para polio 3. Cuadro 9.12 Vacunación en el momento apropiado Porcentaje de niños menores de 5 años al momento de la encuesta que recibieron vacunas específicas antes de los 12 meses y antes de los 18 meses, y porcentaje con tarjeta de salud, por edad y área de residencia, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje de niños que han recibido: –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Pentavalente/DPT1 Polio Anti- Todas con Número ––––––––––––––––– ––––––––––––––– saram- las va- Nin- tarjeta de de Edad/residencia BCG 1 2 3 1 2 3 pionosa cunas2 guna vacunación niños ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– VACUNACIÓN DURANTE EL PRIMER AÑO DE VIDA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 12-23 92.4 92.7 81.9 64.8 91.6 81.0 61.6 7.3 5.9 4.8 78.6 1,861 24-35 87.6 87.4 74.4 57.3 86.4 74.0 54.6 10.7 8.5 11.4 75.1 1,928 36-47 87.0 84.5 70.6 56.1 83.1 70.7 51.2 18.5 13.9 13.2 71.7 1,984 48-59 81.3 79.0 66.0 49.7 79.2 67.2 46.7 26.8 19.1 19.6 67.8 2,121 12-59 87.2 86.0 73.4 57.3 85.2 73.4 53.7 15.8 11.8 12.2 73.1 7,893 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– VACUNACIÓN DURANTE LOS PRIMEROS 18 MESES DE VIDA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 18-29 93.4 92.9 82.4 70.2 89.5 81.2 65.8 60.4 49.4 4.3 74.8 1,115 18-23 95.2 92.9 83.1 72.5 90.8 81.5 67.9 65.3 52.9 2.7 75.5 560 24-35 91.2 91.5 81.5 68.6 89.3 80.8 64.2 52.2 43.0 7.1 73.6 1,087 36-47 92.6 90.2 77.3 66.4 88.0 77.8 58.9 52.9 42.2 7.1 72.1 1,121 48-59 85.3 82.3 72.2 58.3 82.2 74.0 54.7 50.1 39.0 16.2 68.7 1,244 18-59 90.5 88.7 78.0 65.7 87.2 78.3 60.6 53.8 43.2 9.1 71.9 4,012 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 18-29 90.9 90.8 84.1 69.3 91.7 83.9 67.2 61.9 53.1 8.2 80.2 755 18-23 91.9 93.6 86.0 69.4 93.4 86.1 67.1 68.4 56.4 4.7 80.0 350 24-35 88.7 89.6 79.8 68.4 89.7 79.8 66.8 54.2 46.8 9.7 76.9 840 36-47 87.1 87.6 78.0 67.0 88.2 77.2 62.3 49.8 42.7 13.5 71.3 863 48-59 82.3 82.1 72.3 60.5 81.9 72.4 57.0 45.5 37.7 17.1 66.6 877 18-59 86.8 87.4 78.0 66.0 87.5 77.8 62.8 52.5 44.4 12.2 72.5 2,930 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 18-29 92.4 92.0 83.1 69.8 90.4 82.3 66.4 61.1 50.9 6.0 77.0 1,870 18-23 93.9 93.2 84.2 71.3 91.8 83.3 67.6 66.5 54.2 3.5 77.2 910 24-35 90.1 90.6 80.8 68.5 89.5 80.4 65.3 53.1 44.6 8.2 75.1 1,928 36-47 90.2 89.1 77.6 66.6 88.1 77.5 60.3 51.5 42.4 9.9 71.7 1,984 48-59 84.1 82.2 72.2 59.2 82.1 73.3 55.6 48.2 38.5 16.5 67.8 2,121 18-59 89.0 88.2 78.0 65.8 87.3 78.0 61.5 53.2 43.7 10.4 72.2 6,942 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La cobertura total estimada es la suma de la cobertura proveniente de la tarjeta de salud o vacunación y la información de la madre. 1La cobertura de DPT para niños sin tarjeta se asume la misma que para la polio, sobre la cual se preguntó específicamente a las madres 2Niños con vacunación completa (i.e., aquellos que han recibido BCG, tres dosis de DPT o de Pentavalente, tres de polio y la vacuna antisarampionosa/MMR) | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 72 9.4 ENFERMEDADES RESPIRATORIAS AGUDAS La infección respiratoria aguda (IRA), especialmente la neumonía, junto con la diarrea y la desnutrición, constituye una de las principales causas de mortalidad en la infancia y la niñez en los países de América Latina. Por este motivo se considera importante medir su prevalencia e indagar acerca de las medidas que toman las madres en presencia de esta enfermedad. Para ello, en la ENDSA 2003 se preguntó a las entrevistadas si sus hijos habían tenido fiebre o tos en las últimas dos semanas. Para los niños que padecieron de tos, se preguntó entonces si durante los episodios de tos el niño había mostrado dificultad en respirar o lo hacía con rapidez, como síntomas de infección respiratoria aguda del tracto inferior. La búsqueda oportuna de tratamiento con personal calificado en la comunidad o en un establecimiento de salud, puede ayudar a prevenir complicaciones o revertir una situación grave, en los casos de IRA y fiebre. Los resultados se presentan en el Cuadro 9.13.1. Las fuentes especícas para el tratamiento de infecciones respiratorias agudas (IRA) y/o fiebre se detallan en el Cuadro 9.13.2 por características seleccionadas. Cuadro 9.13.1 Prevalencia y tratamiento Se observa que cerca de uno de cada cuatro niños menores de cinco años había presentado síntomas de IRA en las dos últimas semanas. La información obtenida en la encuesta corresponde al período comprendido entre agosto de 2003 a enero de 2004. • • • • • • • La tos acompañada de respiración agitada afecta en mayor medida en el segundo semestre de vida, pues 30 por ciento de los niños que están entre los 6 y los 11 meses de edad han presentado el cuadro de IRA en las dos semanas precedentes a la encuesta, frente al 17 por ciento entre los menores de 6 meses, idéntico a lo observado en 1998. En general no se observan importantes diferencias entre las características seleccionadas de la población, si bien la prevalencia de IRA es relativamednte menor en los departamentos del Altiplano. En cuanto al tratamiento en centros de salud u otros servicios privados sí hay diferencias importantes: en la zona urbana se buscó consejo o tratamiento para el 52 por ciento de los afectados por IRA y solamente para el 44 por ciento en la zona rural, y se acudió en mayor proporción a los proveedores de salud en Tarija (66 por ciento) que en La Paz (37 por ciento). Según el nivel de educación y el grado de pobreza del municipio, existen marcadas diferencias en la búsqueda por asistencia de proveedores de salud que favorecen a los niños de madres con un nivel de educación superior (67 por ciento), y a los que habitan en municipios con grado de pobreza media (55 por ciento). No se observan diferencias significativas en el porcentaje de niños con síntomas de IRA por quintiles de pobreza, sin embargo, en cuanto se refiere a tratamiento a cargo de un proveedor de salud, para el 67 por ciento de hijos de mujeres del quintil superior se buscó tratamiento, mientras que sólo el 41 por ciento de los niños de mujeres del quintil inferior se beneficiaron de tal tratamiento. Cuadro 9.13.2 Fuente para el tratamiento de IRA Entre los niños menores de cinco años que estuvo enfermo con tos acompañada de respiración agitada (síntomas de IRA), uno de cada tres niños recibió tratamiento en un centro o puesto de salud, el 28 por ciento en un hospital público y para el 15 por ciento las madres acudieron a una farmacia. El hospital público es la fuente predominante en Tarija (43 por ciento); el centro o puesto de salud en Potosí (57 por ciento) y las áreas rurales (45 por ciento); y la farmacia en La Paz (23 por ciento) y el Alto (44 por ciento). Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 173 Cuadro 9.13.1 Prevalencia y tratamiento de infecciones respiratorias agudas (IRA) y/o fiebre Porcentaje de niños menores de cinco años que estuvo enfermo con tos acompañada de respiración agitada (síntomas de IRA) y porcentaje de niños con fiebre durante las dos semanas que precedieron la encuesta; y entre los niños con síntomas de IRA y/o fiebre, porcentaje para quienes se buscó tratamiento de un proveedor de salud, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– | Salu174 Prevalencia de IRA y/o fiebre Tratamiento de síntomas de entre los menores de 5 años IRA y/o fiebre ––––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Número Porcentaje para Número de niños Porcentaje de niños quienes se buscó de con de niños menores tratamiento de niños síntomas con de cinco un proveedor con Característica de IRA fiebre años de salud1 síntomas –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad en meses <6 16.8 24.6 919 55.6 154 6-11 29.8 38.5 907 56.6 270 12-23 27.0 38.7 1,861 54.7 502 24-35 21.0 28.7 1,928 48.3 404 36-47 20.2 25.5 1,984 50.3 400 48-59 20.0 23.5 2,121 46.9 425 Sexo Hombre 23.4 30.4 4,956 53.5 1,160 Mujer 20.9 28.2 4,763 49.1 996 Residencia Urbana 22.8 29.4 5,610 55.7 1,276 Periurbana 21.5 33.0 743 36.9 160 Resto urbano 22.9 28.9 4,867 58.4 1,117 Rural 21.4 29.2 4,109 45.3 879 Región Altiplano 16.6 24.4 4,015 45.2 666 Valle 23.3 32.5 2,914 50.3 679 Llano 29.0 33.1 2,791 57.6 810 Departamento La Paz 14.8 24.2 2,627 37.3 390 Oruro 26.2 26.7 444 57.0 116 Potosí 16.9 24.0 943 56.0 159 Chuquisaca 23.0 31.9 739 48.7 170 Cochabamba 22.8 32.3 1,764 45.6 403 Tarija 26.0 34.2 411 70.6 107 Santa Cruz 29.7 33.5 2,318 56.8 689 Beni/Pando 25.7 31.1 472 62.1 121 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 16.9 26.1 2,926 39.9 496 Pobreza media 20.9 29.8 2,397 57.2 502 Pobreza baja 27.3 35.4 886 53.2 241 Capital de departamento 27.5 30.2 3,017 56.9 831 El Alto 17.4 30.2 493 27.2 86 Quintil de riqueza Quintil inferior 21.3 30.0 2,438 41.0 518 Segundo quintil 20.3 28.2 2,137 54.4 434 Quintil intermedio 22.5 31.1 2,192 51.9 494 Cuarto quintil 25.9 30.1 1,769 51.4 458 Quintil superior 21.2 25.6 1,184 67.4 251 Educación Sin educación 19.9 29.6 844 41.0 168 Primaria 22.0 29.8 5,859 47.6 1,287 Secundaria 23.9 28.0 2,298 58.8 549 Superior 21.2 29.0 718 69.4 152 Total 22.2 29.3 9,719 51.5 2,156 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 1Excluye farmacia, tienda y curandero d Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 175 Cuadro 9.13.2 Fuente para el tratamiento de infecciones respiratorias agudas (IRA) y/o fiebre Entre los niños menores de cinco años que estuvo enfermo con tos acompañada de respiración agitada (síntomas de IRA) y que recibió tratamiento, porcentaje que recibió tratamiento en fuentes específicas, por características seleccionadas, Bolivia 2003 Característica Hospital público Seguri- dad social Clínica privada Centro o puesto de salud Centro de ONG's o iglesia Poli- clinica Consul- torio médico/ médico particular Promotor Medicina tradi- cional Farmacia Amigo o familiar Otro trata- miento Número de niños con trata- miento –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad en meses <6 26.0 1.5 4.2 40.6 0.8 1.5 9.9 2.8 1.0 5.9 4.8 2.0 99 6-11 29.1 2.2 6.9 36.4 2.5 3.4 4.9 0.9 2.1 12.0 1.6 1.0 178 12-23 27.8 3.6 5.0 36.6 2.6 1.2 2.9 2.5 3.0 14.9 4.4 1.9 346 24-35 28.8 3.5 4.7 35.0 1.0 2.5 3.7 1.6 2.6 15.1 2.7 1.9 245 36-47 23.3 6.0 6.8 30.1 3.4 0.6 5.6 2.5 4.7 15.6 2.2 1.3 260 48-59 29.9 3.6 4.2 28.5 1.5 1.1 3.8 3.7 4.9 18.3 2.9 3.0 263 Sexo Hombre 27.9 3.9 5.3 32.3 1.9 2.0 4.8 2.1 2.7 15.7 3.3 1.7 787 Mujer 27.1 3.5 5.4 35.8 2.4 1.1 4.0 2.7 4.2 13.4 2.8 2.0 604 Residencia Urbana 29.3 5.5 8.1 27.4 2.5 2.2 5.9 0.2 2.4 17.6 2.7 1.5 895 Periurbana 15.3 2.7 11.5 30.9 1.7 2.5 1.5 1.3 8.2 18.6 4.9 3.6 89 Resto urbano 30.8 5.9 7.7 27.0 2.6 2.1 6.4 0.1 1.8 17.5 2.4 1.2 806 Rural 24.5 0.4 0.3 45.4 1.4 0.6 1.9 6.4 5.1 9.5 3.7 2.6 496 Región Altiplano 18.2 3.2 3.0 42.2 2.0 2.2 5.8 2.4 5.3 15.9 2.5 1.7 387 Valle 31.6 5.1 5.4 31.5 2.3 1.7 4.1 3.5 2.3 12.0 2.9 2.5 410 Llano 30.9 3.0 6.8 30.0 2.0 1.2 3.9 1.6 2.9 15.8 3.6 1.5 594 Departamento La Paz 16.8 1.1 3.0 38.0 1.9 1.3 5.3 3.0 5.9 23.3 2.2 1.3 208 Oruro 21.5 8.3 3.3 34.2 2.9 5.8 12.4 0.0 5.8 8.8 1.0 1.5 75 Potosí 18.6 3.9 2.8 56.6 1.5 1.5 2.0 3.0 3.6 6.2 4.1 2.7 103 Chuquisaca 28.4 0.8 1.4 42.0 1.0 0.0 1.8 9.0 8.9 10.7 1.5 2.1 100 Cochabamba 28.9 4.9 8.0 30.0 2.0 3.0 3.7 1.7 0.0 13.0 3.7 3.6 226 Tarija 43.0 11.0 3.4 23.1 4.7 0.0 7.9 1.9 0.5 10.8 2.4 0.0 84 Santa Cruz 32.6 2.8 8.1 28.2 1.8 1.2 4.1 1.3 2.7 15.6 2.5 1.8 492 Beni/Pando 22.5 3.8 0.3 38.7 3.1 1.0 2.7 3.1 3.7 16.9 8.4 0.2 102 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 27.0 1.0 3.0 39.7 2.1 0.8 4.1 4.8 2.8 10.8 3.6 3.4 243 Pobreza media 33.0 0.9 1.1 35.4 1.5 0.5 2.3 5.5 5.2 12.5 3.3 1.2 361 Pobreza baja 38.0 6.1 6.8 31.8 1.0 0.0 3.2 0.6 1.0 12.4 1.7 0.2 150 Capital de depto. 23.4 6.0 8.9 31.1 2.9 3.1 6.2 0.0 2.9 15.9 3.1 2.0 591 El Alto 8.4 2.2 0.0 31.6 0.0 0.0 6.0 2.5 5.1 44.1 2.6 2.7 46 Quintil de riqueza Quintil inferior 18.9 0.4 0.2 44.1 2.4 0.0 1.6 10.4 6.4 7.5 5.6 4.4 275 Segundo quintil 36.5 0.1 2.5 40.1 1.2 1.1 1.8 1.0 3.3 12.5 1.8 0.1 283 Quintil intermedio 34.8 2.6 2.5 38.7 2.2 1.3 1.0 0.4 2.5 16.9 1.8 1.6 312 Cuarto quintil 25.0 5.2 6.9 24.7 1.8 2.6 8.1 0.3 3.3 21.5 4.3 2.2 325 Quintil superior 19.6 12.8 18.4 17.9 3.5 3.3 12.1 0.0 0.5 13.3 1.3 0.7 196 Educación Sin educación 32.6 0.1 0.0 44.0 2.0 0.0 1.6 3.5 6.1 6.5 2.8 1.9 82 Primaria 27.4 1.8 2.4 37.7 2.2 0.6 2.9 3.7 3.5 15.2 3.2 2.6 786 Secundaria 31.6 4.6 8.8 26.8 1.6 2.7 6.7 0.3 3.3 15.5 3.2 0.8 399 Superior 12.6 14.9 15.8 25.2 3.4 5.5 9.4 0.0 1.0 14.2 2.0 1.1 124 Total 27.6 3.7 5.3 33.8 2.1 1.6 4.5 2.4 3.4 14.7 3.1 1.9 1,391 9.5 DIARREA: PREVALENCIA Y TRATAMIENTO Las enfermedades diarréicas agudas en los niños en Bolivia son causadas principalmente por virus o parásitos y en menor frecuencia por bacterias. El principal modo de transmisión es la conta- minación fecal del agua y los alimentos. Cuando las heces no se disponen adecuadamente, el contagio puede ser por contacto directo o por medio de los animales. Este problema de salud es una de las principales causas de muerte entre los niños menores de 5 años. En la ENDSA 2003 se indagó acerca de la presencia de episodios de diarrea. Se dejó al juicio de la madre el determinar si su hijo tuvo o no diarrea en las dos semanas anteriores a la encuesta, asumiendo que en general ellas reconocen cuando la consistencia o frecuencia de las deposiciones es diferente a la normal. Se considera que hay diarrea cuando las heces contienen más agua que lo normal o cuando hay más de tres deposiciones líquidas en 24 horas. Las deposiciones también son más frecuentes entre los niños de 6 a 23 meses y entre los menores de seis meses, que no tienen lactancia materna exclusiva. De igual modo, en la encuesta se preguntó acerca de la disposición de las excretas, la actitud de la madre con relación al suministro de líquidos y alimentos al niño con diarrea y sobre el tratamiento que se le proporcionó a los niños con diarrea para poder determinar, más específicamente, la prevalencia de uso de la Terapia de Rehidratación Oral (TRO). Instalaciones y Medidas Sanitarias Una de las medidas preventivas más eficientes de la diarrea es la práctica de buenos hábitos de higiene, como el buen tratamiento del agua para consumo (principalmente la que ingieren los niños), la adecuada disposición de las excretas, el disponer de instalaciones adecuadas (lugares de aseo, duchas, lavamanos, lavanderos o lavaderos, servicios higiénicos) y de medios (jabón, desinfectantes, papel higiénico) destinados a favorecer la adecuada práctica de dichos hábitos. La ENDSA 2003 investigó uno de los elementos más importantes, como es la disposición de excretas del último hijo entre los que nacieron en los cinco años anteriores a la encuesta. Los resultados se presentan en el Cuadro 9.14. Cuadro 9.14 Según los criterios seleccionados para identificar una buena disposición de excretas (uso del servicio higiénico, echarla al servicio higiénico o, al menos, quemarla en el patio), menos del 45 por ciento de las madres con hijos menores disponen adecuadamente de ellas. El 27 por ciento de las madres tiran las excretas al patio o a lavanderos o a otros lugares impropios (basura, río, en el piso o le hecha agua). La adecuada disposición de las excretas también está ligada al nivel de educación de la madre. • • • Como era de esperarse, a los niños de la zona urbana se les dispone mejor sus excretas que a los de la zona rural (52 versus 28 por ciento). En los departamentos de Beni/Pando, Santa Cruz y Tarija, alrededor del 57 por ciento de las deposiciones de los niños son eliminadas adecuadamente. En Potosí, Chuquisaca y Oruro es donde se dispone más inadecuadamente de las excretas de los niños (apenas 24 por ciento en Potosí y menos del 36 por ciento en Oruro). En Potosí, el principal problema radica en que se les hecha agua a las excretas. El 57 por ciento de las madres del quintil superior de riqueza y el 39 por ciento en el quintil inferior, disponen de forma controlada de las deposiciones de los niños. | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 176 Cuadro 9.14 Eliminación de las deposiciones de los niños Distribución porcentual de madres cuyo hijo mas joven y menor de cinco años de edad vive con ella, por la forma como desechan las materias fecales, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Deposiciones controladas Deposiciones no controladas –––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––– Siempre Las Las Siempre las tira Las tira Las tira Usa No sabe/ usa en ino- entierra fuera barre en el Campo No pañales Otras sin Número inodoro/ doro/ en el del con basu- abierto/ hace dese- res- infor- de Característica letrina letrina patio patio agua rero río nada chables puestas mación Total madres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 32.9 17.7 1.7 2.8 6.5 7.2 2.2 0.6 26.5 1.5 0.5 100.0 4,261 Periurbana 26.2 16.3 4.3 4.6 7.1 14.1 5.0 2.1 19.4 1.1 0.0 100.0 544 Resto urbano 33.8 17.9 1.3 2.5 6.4 6.2 1.8 0.4 27.5 1.5 0.6 100.0 3,716 Rural 13.9 7.7 6.1 14.6 13.0 1.9 9.6 7.8 23.3 1.6 0.5 100.0 2,741 Región Altiplano 22.6 9.4 2.1 6.7 13.0 6.7 8.9 2.5 24.9 3.1 0.2 100.0 2,861 Valle 22.7 12.9 5.1 10.9 8.4 3.2 3.9 7.1 25.1 0.5 0.2 100.0 2,101 Llano 32.3 20.9 3.6 4.8 4.1 5.0 1.0 0.9 25.8 0.3 1.3 100.0 2,040 Departamento La Paz 27.0 8.9 1.5 5.6 11.9 7.5 8.1 1.1 25.1 3.1 0.1 100.0 1,883 Oruro 19.5 12.3 3.1 8.3 7.2 11.1 4.6 2.7 27.3 2.9 1.0 100.0 336 Potosí 11.1 9.4 3.5 9.0 19.2 2.1 13.2 6.3 23.1 3.1 0.1 100.0 642 Chuquisaca 12.4 7.4 4.9 16.7 18.5 2.5 6.5 12.1 17.6 1.0 0.3 100.0 507 Cochabamba 25.4 14.0 4.9 9.4 5.3 3.5 2.6 6.1 28.3 0.2 0.2 100.0 1,279 Tarija 28.4 17.2 5.8 7.5 4.7 2.9 5.1 3.1 24.3 0.8 0.1 100.0 314 Santa Cruz 32.0 19.1 3.9 4.6 4.3 5.8 0.6 1.1 27.5 0.3 0.7 100.0 1,707 Beni/Pando 33.9 30.1 1.6 5.8 3.1 1.0 2.8 0.0 16.7 0.7 4.3 100.0 333 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 17.8 4.3 4.4 12.0 13.9 1.9 10.3 6.4 24.8 3.9 0.3 100.0 1,982 Pobreza media 21.4 14.9 5.6 9.9 10.8 2.9 5.4 4.2 22.7 0.9 1.3 100.0 1,650 Pobreza baja 31.2 18.1 4.0 6.1 5.5 4.3 0.9 2.4 27.2 0.4 0.1 100.0 664 Capital de depto. 32.7 19.2 1.4 2.6 4.9 8.0 1.4 1.1 28.0 0.3 0.4 100.0 2,338 El Alto 28.0 18.2 0.4 3.6 7.5 15.9 6.8 0.8 17.4 1.3 0.0 100.0 367 Quintil de riqueza Quintil inferior 8.1 6.3 7.6 16.7 12.3 1.9 10.8 10.3 23.3 1.7 0.9 100.0 1,575 Segundo quintil 21.0 11.2 3.9 11.2 14.6 2.9 9.0 3.7 20.2 1.9 0.3 100.0 1,443 Quintil intermedio 25.8 14.9 3.8 4.5 9.6 8.6 3.0 1.2 25.4 2.5 0.7 100.0 1,558 Cuarto quintil 37.6 22.4 0.4 1.3 4.3 7.0 0.5 0.3 25.1 0.8 0.3 100.0 1,422 Quintil superior 41.3 15.4 0.0 0.4 1.6 5.4 0.1 0.1 35.3 0.0 0.4 100.0 1,003 Educación Sin educación 13.0 7.2 5.9 14.8 10.9 2.9 11.5 8.9 23.5 1.1 0.3 100.0 540 Primaria 22.0 11.9 4.5 9.5 11.6 4.1 6.6 4.5 22.8 2.0 0.6 100.0 4,017 Secundaria 33.3 18.9 1.3 2.7 4.9 7.4 1.5 0.5 28.2 1.0 0.4 100.0 1,847 Superior 35.5 16.8 0.7 0.9 2.8 7.6 0.4 0.2 34.1 0.2 0.8 100.0 598 Servicio sanitario Ninguno 9.3 3.0 6.2 15.1 14.5 5.8 12.6 7.7 23.5 2.0 0.5 100.0 2,540 Letrina 30.5 20.5 3.7 5.4 7.3 3.1 1.5 1.9 23.9 1.3 1.0 100.0 2,082 Toilet 38.0 19.6 0.3 0.9 4.8 6.3 0.3 0.2 28.4 1.1 0.2 100.0 2,368 Total 25.4 13.8 3.4 7.4 9.0 5.2 5.1 3.4 25.2 1.5 0.5 100.0 7,001 Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 177 Prevalencia y Tratamiento de la Diarrea Uno de los objetivos de la ENDSA 2003 fue recolectar información sobre episodios de diarrea en las últimas dos semanas, entre los hijos actualmente vivos nacidos después de enero de 1998 a las mujeres entrevis- tadas, y también acerca del tratamiento que recibieron los niños que habían sufrido algún episodio. En el Cuadro 9.15 se presenta la prevalencia de la diarrea en las dos últimas semanas anteriores a la encuesta. Más adelante se muestra la información sobre conocimiento de SRO y búsqueda de atención para la diarrea y tratamiento de la misma. Cuadro 9.15 Prevalencia de la diarrea • • • El 22 por ciento de los niños menores de cinco años tuvo un episodio de diarrea en las últimas dos semanas (19 por ciento en 1998) y la prevalencia fue mayor entre niños que entre niñas (25 y 20 por ciento, respectivamente). En cuanto a las diferencias entre subgrupos poblacio- nales, se puede concluir que son relativamente mode- radas y que la diferencia marcada en la presencia de la diarrea se dá según la edad del niño. La diarrea afecta más a los niños de 6 a 23 meses de edad (35 por ciento en promedio) que a los menores de 6 meses (16 por ciento). Se observa una diferencia de diez puntos porcentuales a favor del quintil superior de riqueza (quintil superior 15 por ciento y quintil inferior 25 por ciento) con respecto a la prevalencia de diarrea. Conocimiento del Cuidado de la Diarrea En Bolivia, como en la mayoría de los países latinoamericanos, se han llevado a cabo campañas y muchas otras acciones para promover el conocimiento y uso de los sobres de sales de rehidratación oral (SRO), principalmente a causa de la aparición del cólera. En la ENDSA 2003 se consideró importante evaluar ese conocimiento entre las madres de niños menores de cinco años, que son aquéllas que más probablemente necesitarán recurrir a esa terapia. Los resultados según residencia y nivel de educación de las madres se presentan en el Cuadro 9.16. Y en el Cuadro 9.17 se aprecian los resultados de la pregunta que se hizo a las madres sobre el tratamiento de las diarreas y qué dieron a sus hijos menores de cinco años, en las dos semanas anteriores a la encuesta. Cuadro 9.15 Prevalencia de diarrea entre los menores de cinco años y conocimiento de los paquetes de SRO entre las madres Porcentaje de niños menores de cinco años con diarrea en las dos semanas que precedieron la encuesta, por características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Número con de Característica diarrea niños ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad en meses <6 16.4 919 6-11 31.9 907 12-23 38.5 1,861 24-35 22.7 1,928 36-47 17.0 1,984 48-59 11.5 2,121 Sexo Hombre 25.1 4,956 Mujer 19.6 4,763 Residencia Urbana 21.1 5,610 Periurbana 23.1 743 Resto urbano 20.8 4,867 Rural 24.1 4,109 Región Altiplano 20.3 4,015 Valle 24.0 2,914 Llano 23.8 2,791 Departamento La Paz 19.5 2,627 Oruro 19.6 444 Potosí 22.8 943 Chuquisaca 25.3 739 Cochabamba 24.1 1,764 Tarija 21.3 411 Santa Cruz 24.1 2,318 Beni/Pando 22.2 472 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 22.2 2,926 Pobreza media 23.7 2,397 Pobreza baja 28.9 886 Capital de depto. 19.9 3,017 El Alto 20.3 493 Quintil de riqueza Quintil inferior 25.0 2,438 Segundo quintil 22.9 2,137 Quintil intermedio 22.6 2,192 Cuarto quintil 22.8 1,769 Quintil superior 15.2 1,184 Educación de la madre Sin educación 22.5 844 Primaria 23.8 5,859 Secundaria 21.1 2,298 Superior 14.8 718 Fuente de agua para beber Agua de tubería 21.9 6,980 Pozo abierto 22.9 1,284 Agua de superficie 25.3 1,106 Otro/sin información 21.7 350 Total 22.4 9,719 | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 178 Cuadro 9.16 Cuadro 9.16 Conocimiento de las sales de rehidratación Conocimiento de las sales de rehidratación • • • • • • • • • • • • A nivel nacional, el 79 por ciento de las madres tiene conocimiento de los sueros de rehidratación oral (SRO). Las mayores diferencias en el conocimiento de SRO entre las características seleccionadas de la población se encuentran en el nivel de educación de las madres, el área de residencia, el grado de pobreza del municipio y el quintil de riqueza en el que se encuentra el hogar. A nivel nacional, el 79 por ciento de las madres tiene conocimiento de los sueros de rehidratación oral (SRO). Las mayores diferencias en el conocimiento de SRO entre las características seleccionadas de la población se encuentran en el nivel de educación de las madres, el área de residencia, el grado de pobreza del municipio y el quintil de riqueza en el que se encuentra el hogar. Así, el 98 por ciento de las madres con un nivel de educación superior, conoce las sales de rehidratación oral, en contraposición al 62 por ciento de aquéllas sin educación. Así, el 98 por ciento de las madres con un nivel de educación superior, conoce las sales de rehidratación oral, en contraposición al 62 por ciento de aquéllas sin educación. De la misma manera, el 85 por ciento de las madres que residen en el área urbana declaró conocer las sales, frente al 70 por ciento de las que residen en el área rural. El 88 por ciento de aquéllas que viven en la capital de departamento admitió este mismo conocimiento, ante el 67 por ciento de las madres de los municipios más pobres. De la misma manera, el 85 por ciento de las madres que residen en el área urbana declaró conocer las sales, frente al 70 por ciento de las que residen en el área rural. El 88 por ciento de aquéllas que viven en la capital de departamento admitió este mismo conocimiento, ante el 67 por ciento de las madres de los municipios más pobres. Por último, el 95 por ciento de las madres del quintil superior de riqueza conoce las SRO, frente al 67 por ciento del quintil inferior. Por último, el 95 por ciento de las madres del quintil superior de riqueza conoce las SRO, frente al 67 por ciento del quintil inferior. Tratamiento de la Diarrea Tratamiento de la Diarrea Con el fin de analizar los niveles y diferenciales en el tratamiento de los episodios de diarrea, se presentan en el Cuadro 9.18 los porcentajes de menores de cinco años con diarrea en las dos últimas semanas que fueron llevados a un servicio o proveedor de salud, por un lado, y el porcentaje que recibió terapia de rehidratación oral (TRO), el porcentaje a quienes se les aumentó los líquidos, el porcentaje que no recibió ni TRO ni se le aumentó los líquidos, y el porcentaje que recibió otros tratamientos. Para el presente análisis, TRO incluye las sales de rehidratación oral, la solución casera recomendada, o el aumento de líquidos. Con el fin de analizar los niveles y diferenciales en el tratamiento de los episodios de diarrea, se presentan en el Cuadro 9.18 los porcentajes de menores de cinco años con diarrea en las dos últimas semanas que fueron llevados a un servicio o proveedor de salud, por un lado, y el porcentaje que recibió terapia de rehidratación oral (TRO), el porcentaje a quienes se les aumentó los líquidos, el porcentaje que no recibió ni TRO ni se le aumentó los líquidos, y el porcentaje que recibió otros tratamientos. Para el presente análisis, TRO incluye las sales de rehidratación oral, la solución casera recomendada, o el aumento de líquidos. Cuadro 9.17 Cuadro 9.17 Tratamiento de la diarrea Tratamiento de la diarrea Más de un tercio (36 por ciento) de los niños con diarrea fue llevado a un proveedor o establecimiento de salud. Los niños que residen en áreas periurbana (21 por ciento) son los que en menor porcentaje son llevados a establecimientos de salud, incluso en mucha menor proporción que en las zonas rurales. Al otro extremo están los niños de mujeres con educación superior pues el 50 por ciento son llevados en busca de auxilio para su salud. Más de un tercio (36 por ciento) de los niños con diarrea fue llevado a un proveedor o establecimiento de salud. Los niños que residen en áreas periurbana (21 por ciento) son los que en menor porcentaje son llevados a establecimientos de salud, incluso en mucha menor proporción que en las zonas rurales. Al otro extremo están los niños de mujeres con educación superior pues el 50 por ciento son llevados en busca de auxilio para su salud. Cuadro 9.16 Conocimiento de paquetes de Sales de Rehidratación Oral (SRO) Porcentaje de madres con nacimientos en los 5 años anteriores a la encuesta que conocen los paquetes de SRO para el tratamiento de la diarrea, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje de madres que conocen Número paquetes de Característica de SRO madres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 70.3 488 20-24 78.9 1,723 25-29 82.0 1,720 30-34 81.7 1,511 3 5-49 76.8 1,818 Residencia Urbana 84.8 4,410 Periurbana 72.6 560 Resto urbano 86.6 3,850 R ural 70.3 2,851 Región Altiplano 71.7 2,972 Valle 80.1 2,184 L lano 88.6 2,105 Departamento La Paz 67.4 1,952 Oruro 82.0 348 Potosí 78.9 671 Chuquisaca 86.2 526 Cochabamba 75.5 1,331 Tarija 89.0 328 Santa Cruz 88.0 1,757 B eni/Pando 91.6 347 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 67.1 2,077 Pobreza media 79.5 1,705 Pobreza baja 86.2 688 Capital de departamento 88.3 2,406 E l Alto 72.4 384 Quintil de riqueza Quintil inferior 66.5 1,639 Segundo quintil 73.1 1,501 Quintil intermedio 79.9 1,609 Cuarto quintil 87.7 1,476 Q uintil superior 94.5 1,036 Educación Sin educación 61.9 583 Primaria 73.1 4,152 Secundaria 91.5 1,904 Superior 97.5 622 Total 79.1 7,261 Casi una tercera parte de los niños con diarrea (29 por ciento) recibió paquetes de sales de rehidratación oral (SRO) y el 16 por ciento soluciones caseras recomendadas. Casi una tercera parte de los niños con diarrea (29 por ciento) recibió paquetes de sales de rehidratación oral (SRO) y el 16 por ciento soluciones caseras recomendadas. Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 179 Cuadro 9.17 Tratamiento de la diarrea por lugar de residencia y educación Porcentaje de niños menores de cinco años y con diarrea en las últimas dos semanas que fuer llevado a un proveedor de salud para tratamiento, porcentaje que recibió terapia de rehidratación oral (TRO) y porcentaje que recibió otros tratamientos, según lugar de residencia y educación, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Terapia de rehidratación oral (TRO) Otros tratamientos Porcen- ––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––– taje lle- Sobres Aumento Remedio Número vado a de Sobres de Total Pasti- Solu- casero/ de provee- rehi- Solu- o solu- líquidos que llas/ ción otros Ningún niños dor de drata- ción ción en recibió ja- In- intra- reme- trata- con Característica salud1 ción casera casera general TRO rabes yección venosa dios miento diarrea –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad en meses <6 29.0 10.2 8.9 16.9 23.4 35.2 18.8 0.0 0.7 14.7 49.8 151 6-11 40.6 23.1 11.5 32.1 40.3 55.0 33.6 2.9 0.5 23.9 22.1 289 12-23 39.7 34.0 14.1 40.8 50.2 66.6 34.0 1.3 0.6 29.2 16.3 717 24-35 31.8 29.1 18.0 40.5 61.0 74.0 29.8 0.8 1.1 31.3 12.3 438 36-47 36.6 30.3 19.4 41.3 59.9 74.6 40.0 1.0 0.1 30.3 14.5 338 48-59 33.3 29.5 24.6 42.6 53.4 73.6 33.9 1.6 1.0 30.8 9.9 243 Sexo Hombre 37.2 30.3 16.4 39.7 53.0 68.9 34.8 1.0 0.6 27.5 16.6 1,243 Mujer 35.1 26.8 16.0 36.3 48.5 63.0 30.5 1.6 0.7 29.3 18.9 933 Residencia Urbana 36.7 29.2 15.4 38.3 55.1 68.5 37.8 1.7 0.8 24.0 17.3 1,185 Periurbana 21.1 27.3 7.2 31.4 49.5 61.2 24.5 0.0 0.8 23.5 24.3 171 Resto urbano 39.4 29.5 16.8 39.5 56.0 69.7 40.1 2.0 0.7 24.1 16.1 1,014 Rural 35.8 28.3 17.1 38.0 46.3 63.9 27.2 0.8 0.6 33.3 17.9 990 Región Altiplano 30.3 23.3 16.7 34.4 44.7 61.8 22.3 1.5 0.8 30.4 22.9 814 Valle 39.6 32.4 17.2 41.2 54.1 69.6 29.6 1.1 0.3 30.0 16.4 699 Llano 40.2 31.8 14.5 39.8 55.7 68.7 49.7 1.3 0.9 23.8 12.3 663 Departamento La Paz 27.0 20.1 12.9 29.1 43.2 58.9 20.0 1.5 0.9 28.7 25.0 512 Oruro 32.9 17.6 14.1 29.9 59.2 66.4 23.9 1.7 1.3 27.7 21.4 87 Potosí 37.0 33.3 26.9 48.9 42.6 66.5 27.0 1.4 0.2 35.4 18.4 215 Chuquisaca 45.4 43.6 22.2 54.1 55.1 75.0 21.1 1.7 0.9 33.4 15.5 187 Cochabamba 36.2 26.5 14.4 34.4 52.2 65.8 30.6 0.4 0.1 29.2 17.8 425 Tarija 43.9 37.2 19.9 46.2 61.3 76.9 42.8 3.1 0.4 26.5 11.9 87 Santa Cruz 40.0 32.2 13.6 40.6 55.5 68.5 49.5 1.5 0.7 24.0 12.5 558 Beni/Pando 41.3 29.6 19.3 35.4 56.8 69.6 50.8 0.4 1.8 22.8 10.9 105 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 28.1 25.4 15.7 35.3 43.6 61.0 16.6 1.2 0.6 33.4 24.0 650 Pobreza media 43.9 27.3 18.3 37.2 48.5 64.4 40.4 1.0 0.5 27.1 15.0 569 Pobreza baja 38.3 33.2 16.7 41.0 51.5 67.3 39.6 1.3 0.4 27.2 14.2 256 Capital de depto. 39.3 32.7 14.8 41.7 61.8 73.7 42.0 1.9 0.7 23.8 13.9 601 El Alto 23.3 24.2 15.0 34.8 48.6 66.2 26.3 0.0 2.5 30.6 21.0 100 Quintil de riqueza Quintil inferior 30.3 27.8 16.8 38.0 41.2 60.8 21.5 0.5 0.6 35.5 19.4 609 Segundo quintil 38.3 28.7 16.6 37.1 49.7 64.5 32.4 0.9 0.4 29.8 19.8 489 Quintil intermedio 35.6 28.4 17.0 38.7 49.1 66.1 32.0 1.5 0.5 24.0 19.4 495 Cuarto quintil 38.0 29.8 15.7 38.2 62.3 73.2 45.6 2.1 0.6 25.2 13.7 403 Quintil superior 49.4 31.5 11.8 40.7 68.6 76.2 47.8 2.6 2.0 18.0 9.0 180 Educación de la madre Sin educación 37.1 32.1 21.8 43.7 42.9 64.2 24.4 0.2 0.0 24.9 22.2 190 Primaria 33.6 27.2 16.2 37.0 47.2 64.2 28.8 1.5 0.6 30.3 18.3 1,396 Secundaria 40.9 32.2 15.0 39.6 61.5 70.5 46.5 1.2 1.1 24.7 15.6 484 Superior 49.7 28.9 11.9 37.3 69.1 80.4 42.1 1.6 1.1 23.7 9.1 106 Total 36.3 28.8 16.2 38.2 51.1 66.4 33.0 1.3 0.7 28.3 17.6 2,176 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La terapia de rehidratación oral (TRO) incluye la solución preparada con sobres de sales (SRO), el suero casero recomendado (SCR) y el aumento de líquidos. 1 Excluye la farmacia, tienda y curandero Los mayores diferenciales en el uso de los paquetes de sales de rehidratación oral (SRO) se encuentran por nivel departamental, con el menor nivel de uso de sales en Oruro (18 por ciento) y el mayor en Chuquisaca (44 por ciento). El menor porcentaje de uso de paquetes lo tiene El Alto y el mayor los municipios que tienen un grado de pobreza baja. Casi no existen diferencias en el uso de SRO por nivel de educación de la madre. • | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 180 Los menores niveles de uso de la terapia de rehidratación oral (TRO) se encuentran en La Paz (59 por ciento); los municipios con grado de pobreza media y alta (64 y 61 por ciento, respectivamente) y entre niños de madres sin educación y con educación primaria (64 por ciento). En general, el uso es relativamente más bajo en las áreas rurales (64 por ciento) y en los departamentos del Altiplano (62 por ciento). Los menores niveles de uso de la terapia de rehidratación oral (TRO) se encuentran en La Paz (59 por ciento); los municipios con grado de pobreza media y alta (64 y 61 por ciento, respectivamente) y entre niños de madres sin educación y con educación primaria (64 por ciento). En general, el uso es relativamente más bajo en las áreas rurales (64 por ciento) y en los departamentos del Altiplano (62 por ciento). • • • • • La mitad (51 por ciento) de los niños menores de cinco años que tuvieron diarrea en las dos últimas semanas anteriores a la encuesta fueron tratados mediante el incremento de líquidos en general. Por quintiles de riqueza, el 69 por ciento de los niños del quintil superior pero apenas el 41 por ciento del quintil inferior reciben como tratamiento el incremento de líquidos. La mitad (51 por ciento) de los niños menores de cinco años que tuvieron diarrea en las dos últimas semanas anteriores a la encuesta fueron tratados mediante el incremento de líquidos en general. Por quintiles de riqueza, el 69 por ciento de los niños del quintil superior pero apenas el 41 por ciento del quintil inferior reciben como tratamiento el incremento de líquidos. Prácticas Alimenticias Prácticas Alimenticias Las tres reglas de oro recomendadas por el Ministerio de Salud y Deportes para el tratamiento el niño con diarrea en la casa son el darle más líquidos al niño, continuar alimentándolo y reconocer los signos de peligro que le indiquen a la madre que debe llevarlo a la unidad de salud. En el Cuadro 9.18 se presenta el registro de los patrones de alimentación seguidos por las madres durante los episodios de diarrea que afectan a sus hijos e hijas. Las tres reglas de oro recomendadas por el Ministerio de Salud y Deportes para el tratamiento el niño con diarrea en la casa son el darle más líquidos al niño, continuar alimentándolo y reconocer los signos de peligro que le indiquen a la madre que debe llevarlo a la unidad de salud. En el Cuadro 9.18 se presenta el registro de los patrones de alimentación seguidos por las madres durante los episodios de diarrea que afectan a sus hijos e hijas. Cuadro 9.18 Cuadro 9.18 En la ENDSA 2003 se encontró que sólo el nueve por ciento de los niños recibió durante su episodio En la ENDSA 2003 se encontró que sólo el nueve por ciento de los niños recibió durante su episodio • • de diarrea más alimentos que lo acostumbrado. Al 37 por ciento le mantuvieron la misma cantidad de alimentos y casi a la mitad (47 por ciento) le dieron menos alimentos de lo acostumbrado. En comparación con el resto de departamentos, en Santa Cruz y Beni/Pando se reduce notablemente la cantidad de alimentos dada a los niños durante la diarrea, pues el 60 por ciento de los niños recibieron menos alimentos comparado con lo normal. de diarrea más alimentos que lo acostumbrado. Al 37 por ciento le mantuvieron la misma cantidad de alimentos y casi a la mitad (47 por ciento) le dieron menos alimentos de lo acostumbrado. En comparación con el resto de departamentos, en Santa Cruz y Beni/Pando se reduce notablemente la cantidad de alimentos dada a los niños durante la diarrea, pues el 60 por ciento de los niños recibieron menos alimentos comparado con lo normal. A más del 50 por ciento de los niños se le incrementó la cantidad de líquidos y al 32 por ciento se le dió la misma cantidad de siempre. En todos los departamentos excepto La Paz y Potosí se les da a los niños más líquidos que lo normal. A más del 50 por ciento de los niños se le incrementó la cantidad de líquidos y al 32 por ciento se le dió la misma cantidad de siempre. En todos los departamentos excepto La Paz y Potosí se les da a los niños más líquidos que lo normal. Cuadro 9.18 Prácticas alimenticias durante la diarrea Distribución porcentual de los niños menores de 5 años de edad que han tenido diarrea en las dos semanas anteriores a la encuesta por cantidad de líquidos y alimentos sólidos que se les dió comparado con la práctica normal, por área de residencia y departamento, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Departamento ––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Cantidad de líquidos Peri- Resto Chuqui- Cocha- Santa Beni/ y de alimentos Urbana urbano urbano Rural La Paz Oruro Potosí quisaca bamba Tarija Cruz Pando Total ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Cantidad de liquido La misma de siempre 29.3 27.9 29.5 34.1 41.8 30.7 38.8 27.9 32.9 18.2 22.4 26.0 31.5 Más 55.1 49.5 56.0 46.3 43.2 59.2 42.6 55.1 52.2 61.3 55.5 56.8 51.1 Un poco menos 11.0 14.3 10.5 13.9 10.9 6.2 9.8 11.8 10.5 10.6 17.1 14.0 12.3 Mucho menos 2.3 3.3 2.1 4.2 2.8 2.7 7.4 3.1 1.8 6.5 2.8 1.9 3.2 Ninguno 1.3 2.9 1.0 1.1 0.9 1.2 1.1 1.5 1.2 2.1 1.6 0.0 1.2 No sabe/sin información 1.0 2.1 0.8 0.4 0.4 0.0 0.4 0.5 1.4 1.2 0.6 1.3 0.7 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Cantidad de alimentos La misma de siempre 36.2 42.6 35.1 37.0 42.7 48.1 51.4 34.5 37.7 32.8 26.3 23.5 36.6 Más 9.5 10.9 9.3 8.7 11.6 9.4 11.4 8.3 7.2 15.7 7.1 7.0 9.1 Un poco menos 37.2 35.2 37.5 36.0 32.1 25.5 21.1 38.4 40.9 29.5 43.1 50.7 36.6 Mucho menos 10.6 4.7 11.6 10.7 6.8 11.0 9.6 12.6 6.5 16.2 16.5 9.3 10.7 Ninguno 5.8 5.7 5.9 7.4 6.7 5.9 6.0 5.4 6.9 4.5 6.5 9.6 6.5 No sabe/sin información 0.7 0.9 0.6 0.2 0.0 0.0 0.5 0.8 0.9 1.2 0.5 0.0 0.5 Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 Número de niños 1,185 171 1,014 990 512 87 215 187 425 87 558 105 2,176 Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 181 9.6 CUIDADO DE LA SALUD Y LA SITUACIÓN DE LA MUJER Diferentes estudios sobre la condición de la mujer en la sociedad han avanzado algunas hipótesis sobre su influencia en la actitud de ésta frente a su salud y la de sus hijos. El sometimiento de las mujeres en sus diferentes formas (económica, sexual, socio-cultural y política) se manifiesta en las decisiones que toman o dejan de tomar durante las tareas que realizan en los diferentes ámbitos de la vida cotidiana, así como sus percepciones en las relaciones que sostiene con su esposo. La inequidad con la cual han sido tratadas podría terminar por limitar sus acciones, no solamente por su aceptación externa, sino por la baja autovaloración personal de su propio criterio. Es decir, que podría haber afectado su autoestima como ser humano con derechos. Varias encuestas que participan en el programa DHS han integrado un módulo (o por lo menos algunas preguntas de este módulo) sobre la condición del empoderamiento de la mujer (ver Capítulo 3). Se plantean preguntas sobre su capacidad de tomar decisiones en el seno de la familia y su aceptación de algunas acciones que reflejan la inequidad de género. Se construyen tres indicadores: El primer indicador se refiere al grado de control de las decisiones que la mujer es capaz de tomar, sobre su vida y su medio (número de decisiones tomadas). • • • • • El segundo, se refiere al grado de percepción que tiene la mujer de los roles de los géneros: número de razones que justifican que la esposa sea golpeada (entre más justificaciones, la mujer encuentre, para que el marido maltrate a la esposa, menos empoderamiento tiene). El tercero, se refiere a la percepción de la mujer de los roles sexuales y sus derechos sobre su cuerpo: número de razones para la mujer negarse a tener relaciones sexuales con su esposo. En esta sección se investiga hasta que punto estos indicadores están ligados a acciones que van en pro de la salud de la mujer o la de sus hijos. Como una primera aproximación al tema, en el Cuadro 9.19.1 se muestran los porcentajes de mujeres con un nacido vivo en los últimos cinco años que recibieron atención prenatal y postnatal de un profesional de salud para el nacimiento más reciente, y porcentaje de nacimientos en los últimos cinco años para los cuales la madre recibió atención profesional del parto, por indicadores de situación de la mujer listados anteriormente. En el caso del cuidado de la salud de los niños, en el Cuadro 9.19.2 se muestran los porcentajes de niños de 12-23 meses de edad que recibieron todas las vacunas y los porcentajes de niños menores de cinco años de edad que estuvieron enfermos con fiebre, síntomas de IRA y/o diarrea en las dos semanas anteriores a la encuesta y que fueron llevados a un proveedor de servicios de salud, por indicadores de condición de la mujer. Cuadro 9.19.1 y 9.19.2 Se encontró que las mujeres que tienen mayor poder de decisión en el hogar, que consideran que hay diferentes razones para no acceder a tener relaciones sexuales, aunque el marido quiera tenerlas y las que no encuentran justificaciones para que un hombre golpee a una mujer, son las que en mayor proporción reciben control prenatal, postnatal y son las que su parto ocurre en una institución, si bien las diferencias no son muy grandes. Mientras el empoderamiento del entorno sólo se encuentra directamente relacionado con el porcentaje de niños con fiebre que fueron llevados a una unidad de salud, la percepción de los roles de género se relaciona con una cobertura de vacunación mayor y con una pronta búsqueda de atención en salud para diarrea y enfermedades respiratorias. Por otro lado, la percepción de los roles sexuales y derechos sobre su cuerpo se encuentra relacionado con la cobertura de vacunación y la búsqueda de atención para la IRA. | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 182 Cuadro 9.19.1 Atención a la salud reproductiva por condición de la mujer Porcentaje de mujeres con un nacido vivo en los últimos 5 años que recibieron atención prenatal y postnatal de un profesional de salud para el nacimiento más reciente; y porcentaje de nacimientos en los últimos 5 años para los cuales la madre recibió atención profesional del parto, por indicadores de condición de la mujer, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Para el nacimiento más reciente Todos los nacimientos en los últimos 5 años, mujeres: en los últimos 5 años ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––– Con Que recibieron Porcentaje atención atención postnatal de nacimientos prenatal de en los primeros Número atendidos por Número Indicador profesional dos días des ués de profesiona de p l de condición de la mujer de la salud1 del parto2 mujeres de la salud1 nacimientos ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de decisiones en que la mujer tiene la última palabra3 0 86.5 77.3 65 83.2 79 1-2 86.5 84.1 403 82.6 517 3-4 85.3 78.5 1,270 75.5 1,741 86.3 81.1 2,671 77.8 3,5545 Número de razones que justifican que mujer se niegue a tener relaciones la 0 79.8 62.5 73 58.9 93 1-2 71.2 57.1 79 52.2 125 3-4 73.9 64.1 132 59.9 198 5 + 86.8 81.9 4,126 79.2 5,475 Número de razones que justifican que se le pegue a la esposa 0 86.5 81.6 488 78.6 4,633 1, 3, 1-2 84.5 77.9 762 75.2 041 3-4 80.6 63.0 113 63.4 152 5 86.9 86.9 47 85.5 66 Total 86.0 80.6 4,410 77.6 5,891 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de decisiones en que mujer tiene la última palabra3 la 0 64.8 43.0 54 46.9 70 1-2 63.9 38.9 367 33.7 567 3-4 72.8 44.2 757 41.3 1,207 5 67.1 43.6 1,674 38.2 2,615 Número de razones que justifican que la mujer se niegue a tener relaciones 0 51.7 24.8 94 26.4 151 1-2 55.8 29.8 70 38.9 113 3-4 54.0 25.6 186 22.5 297 5 + 70.2 45.5 2,500 40.3 3,897 Número de razones que justifican que se le pegue a la esposa 0 68.5 43.4 2,119 38.5 3,333 1-2 69.4 46.1 510 40.4 780 13-4 69.0 41.3 59 41.7 244 42.8 16.9 62 19.6 1005 Total 68.1 43.2 2,851 38.6 4,458 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de decisiones en que la mujer tiene la última palabra3 0 76.7 61.8 119 66.2 149 1-2 75.8 62.5 770 57.0 1,084 3-4 80.6 65.7 2,027 61.5 2,948 5 78.9 66.7 4,345 61.0 6,168 Número de razones que justifican que la mujer se niegue a tener relaciones 0 63.9 41.2 167 38.8 244 1-2 64.0 44.2 149 45.8 239 3-4 62.3 41.5 318 37.4 495 + 80.5 68.2 6,627 63.0 9,372 5 tifican Número de razones que jus e se le pegue a la esposa qu 0 79.7 67.2 5,608 61.8 7,966 1-2 78.4 65.1 1,272 60.3 1,822 3-4 73.8 50.3 272 50.0 396 5 61.7 46.9 109 45.8 166 Total 79.0 65.9 7,261 60.8 10,350 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Los indicadores de estatus de la mujer se definen en detalle en el capítulo 3, Cuadros 3.10-3.13. 1 2 Médico, enfermera, comadrona/partera Incluye madres que tuvieron el parto en un establecimiento de salud 3Ella misma o en conjunto con otros Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 183 Cuadro 9.19.2 Cuidado de la salud del niño por condición de la mujer Porcentaje de niños de 12-24 meses que recibieron todas las vacunas en cualquier momento, y porcentaje de niños menores de 5 años de edad que estuvieron enfermos con fiebre, síntomas de IRA y/o diarrea en las dos semanas anteriores a la encuesta y que fueron llevados a un proveedor de servicios de salud, por indicadores de condición de la mujer, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Menores de 5 años con Niños menores de 5 años Niños de 12-23 meses fiebre y síntomas de IRA con diarrea ––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––– Porcentaje Porcentaje Porcentaje de niños con Número llevado Número llevado Número Área de residencia/ vacunación de a proveedor de a proveedor de indicador de condición de la mujer completa1 niños de salud 2 niños de salud2 niños –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– URBANO –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de decisiones en que la mujer tiene la última palabra3 0 * 15 [ 32.2 25 * 24 1-2 54.4 115 43.6 221 38.4 127 3-4 56.5 324 51.0 691 32.0 386 5 49.2 647 55.1 1,131 40.2 648 Número de razones que justifican que la 0 * 21 [ 57.5 38 [ 36.8 26 mujer se niegue a tener relaciones 1-2 * 27 54.3 36 [ 26.4 24 3-4 * 27 41.9 68 11.1 38 5+ 63.6 1,026 52.5 1,925 37.9 1,097 Número de razones que justifican que se le pegue a la esposa 0 53.1 864 53.0 1,573 36.9 896 1-2 48.3 198 47.2 414 34.5 240 3-4 [ 50.5 30 69.3 63 [ 47.4 43 5 * 8 * 17 * 7 Total 52.1 1,101 52.2 2,067 36.7 1,185 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– RURAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de decisiones en que la mujer tiene la última palabra3 0 * 10 * 16 * 17 1-2 47.4 103 47.9 201 36.6 157 3-4 49.6 238 44.9 417 38.3 314 5 46.7 409 43.1 774 34.2 502 Número de razones que justifican que mujer se niegue a tener relaciones la 0 * 24 [ 34.7 38 * 29 1-2 [ 37.2 18 [ 48.3 36 [ 25.1 40 3-4 48.5 55 37.0 93 23.9 75 5 + 64.6 663 45.0 1,243 36.6 846 Número de razones que justifican que se le pegue a la esposa 0 48.6 584 45.0 1,046 37.6 705 1-2 43.3 116 44.8 268 33.7 196 3-4 4 38 6 79 0 72 * 22 * 16 * 18 [ 54. 35. 28. 5 Total 47.8 760 44.3 1,409 35.8 990 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de decisiones en que la mujer tiene la última palabra3 0 60.4 25 34.3 41 17.4 41 1-2 51.1 218 45.6 422 37.4 284 [ [ 3-4 53.6 562 48.7 1,108 34.8 700 5 48.2 1,055 50.3 1,905 37.6 1,150 Número de razones que justifican que la 0 [ 77.9 44 46.0 75 [ 47.6 54 mujer se niegue a tener relaciones 1-2 33.2 45 51.3 72 25.6 64 3-4 56.5 83 39.1 160 19.6 114 5+ 64.0 1,689 49.5 3,168 37.3 1,944 Número de razones que justifican qu 0 51.3 1,448 49.8 2,619 37.2 1,601 e se le pegue a la esposa 1-2 46.4 314 46.3 681 34.1 436 3-4 52.7 68 50.6 42 35.3 15 [ 42.1 31 [ 38.1 33 [ 19.5 24 1 1 5 Total 50.4 1,861 49.0 3,476 36.3 2,176 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Los indicadores de condición de la mujer se definen detalladamente en el Capítulo 3, Cuadro 3.10-3.13. Los porcentajes precedidos por un corchete están basados en 25-49 casos sin ponderar. Los porcentajes basados en menos de 25 casos sin ponderar no se muestran (*). 1 Niños con vacunación completa (i.e., BCG, tres dosis de DPT/Pentavalente, tres de polio y la vacuna antisarampionosa/MMR). 2Excluye farmacia, tienda y curandero 3Ella misma o en conjunto con otros | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 184 Prueba del Papanicolau (PAP) La mortalidad debida al Cáncer de Cuello Uterino (CCU) es uno de los grandes problemas de salud pública que confrontan las mujeres en todo el mundo, especialmente en los países menos desarrollados, donde ocurre el 80 por ciento de las muertes relacionadas a este tipo de cáncer. Se estima que en Bolivia existen 150 casos por cada 100 mil mujeres entre 35 y 64 años de edad, colocándose, de esta manera, entre los países con registros de más alta incidencia en el mundo. Se calcula un total de 660 muertes por año en Bolivia, atribuidas al CCU, que resultan en una tasa de mortalidad de 22 por 100.000 mujeres. Las mejoras en la lucha contra el cáncer dependen, en gran medida, de las estrategias de prevención y de los programas de detección precoz. Los programas de prevención del CCU en general, incluyen la prevención secundaria, basada en el Papanicolau (PAP) o en la Inspección Visual con Ácido Acético (IVAA), seguida por un manejo efectivo de las lesiones pre-neoplásicas. Las coberturas de PAP se incrementan en forma muy tímida en todo el país, desde niveles mínimos en 1998. Durante el 2001, todos los departamentos subieron sus coberturas. En la ENDSA 2003 se incluyeron las siguientes preguntas a todas las mujeres de 15 a 49 años: • ¿Se ha realizado Papanicolau (PAP) en los últimos tres años? • ¿Cuántas veces se ha realizado el Papanicolau (PAP) en los últimos tres años? • ¿En la última prueba cuál fue el resultado? • ¿En la última prueba con lo que le dijeron que hizo? Los resultados más importantes se presentan en el Cuadro 9.20 por características seleccionadas incluyendo edad de la mujer y estado conyugal. Cuadro 9.20 Control de cáncer de cuello uterino • El 28 por ciento de las mujeres en edad fértil entrevistadas se realizó por lo menos una vez la prueba del PAP. De ellas el 54 por ciento lo hizo por una sola vez y el 11 por ciento no recogió los resultados. • Por lugar de residencia los mayores porcentajes de mujeres que se hicieron por lo menos una vez el PAP, se encuentran en los municipios capital de departamento ―35 por ciento, en el departamento de Santa Cruz ―33 por ciento, en el llano ―32 por ciento y en el área urbana ―32 por ciento. • Es notoriamente grande la diferencia por educación y por quintiles de riqueza, entre los dos extremos de la escala de nivel educativo hay 28 puntos porcentuales de diferencia (superior 45 por ciento, sin educación 17 por ciento) y por quintiles de riqueza la diferencia es de 27 puntos (quintil superior 40 por ciento, quintil inferior 13 por ciento). • Llama la atención, aunque el número de mujeres entrevistadas en esa categoría no es muy grande, el porcentaje que no recogió los resultados entre las mujeres del quintil inferior de riqueza, 31 por ciento. El no recoger los resultados puede obedecer a diversas causas, pero en general suele ser la consecuencia del sometimiento a la prueba sin plena convicción de la necesidad y de la utilidad. Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 185 Cuadro 9.20 Control de cáncer de cuello uterino en mujeres en edad fértil Porcentaje de mujeres que se han hecho el PAP y distribución de los resultados del PAP seg·n caracteristicas seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Número de veces que se hizo el PAP Resultado del PAP ––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Característica Porcentaje de mujeres que se han hecho el PAP Número de mujeres 1 2 3+ Sin infor- mación Posi- tivo Nega- tivo Infec- ción No tenia nada No recogió los resul- tados No sabe/ sin infor- mación Total Número de mujeres que se hicieron el PAP –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual 15-19 2.3 3,874 77.7 14.3 5.8 2.2 0.0 27.8 18.8 28.0 20.3 5.1 100.0 91 20-24 19.3 3,133 60.6 25.4 13.3 0.6 4.1 27.8 24.4 29.4 11.3 3.0 100.0 606 25-29 36.9 2,673 58.9 24.0 16.3 0.8 2.3 31.2 21.8 29.4 13.2 2.1 100.0 987 30-34 44.5 2,469 51.3 21.7 25.7 1.4 2.6 30.9 21.4 31.2 12.0 1.7 100.0 1,100 35-39 41.5 2,141 51.5 24.4 23.1 1.0 4.2 31.8 18.6 31.3 12.0 2.1 100.0 889 40-44 38.0 1,887 51.6 21.8 24.7 1.9 3.5 33.9 19.0 35.6 7.0 1.0 100.0 716 45-49 37.8 1,477 44.9 22.9 31.1 1.1 3.4 41.8 13.0 33.3 6.5 2.0 100.0 558 Estado conyugal Nunca casada/unida 6.1 5,649 62.6 19.9 16.4 1.1 3.5 29.4 20.3 32.6 10.5 3.7 100.0 344 Casada/unida 38.5 10,569 53.1 23.7 22.0 1.2 3.4 32.4 19.8 31.6 11.1 1.8 100.0 4,072 Divorc./separada 36.3 1,212 51.9 21.9 24.7 1.4 1.4 34.7 20.4 30.0 10.9 2.6 100.0 441 Viuda 40.3 224 57.9 16.7 25.0 0.4 0.9 29.5 26.1 31.3 8.4 3.8 100.0 90 Residencia Urbana 32.2 12,172 51.3 23.2 24.3 1.2 3.6 35.7 20.2 30.6 8.4 1.6 100.0 3,920 Periurbana 28.5 1,298 59.3 21.9 18.4 0.4 1.8 40.2 24.0 26.2 5.7 2.1 100.0 370 Resto urbano 32.6 10,874 50.5 23.4 24.9 1.3 3.8 35.2 19.7 31.1 8.7 1.5 100.0 3,550 Rural 18.7 5,482 63.2 22.7 13.0 1.1 1.7 19.7 19.4 34.8 20.8 3.7 100.0 1,027 Región Altiplano 23.2 7,065 55.7 23.7 19.5 1.0 1.3 30.2 17.0 32.0 17.2 2.2 100.0 1,641 Valle 30.7 5,377 56.0 20.7 22.3 1.1 1.6 33.6 22.6 30.8 9.6 1.9 100.0 1,652 Llano 31.7 5,212 49.7 25.0 23.9 1.4 6.7 33.3 20.3 31.6 6.2 1.9 100.0 1,654 Departamento La Paz 24.6 4,782 54.5 23.0 21.5 0.9 1.4 33.0 18.4 31.1 15.0 1.2 100.0 1,177 Oruro 21.8 915 59.4 22.4 17.1 1.1 1.2 31.9 12.0 31.1 22.9 0.9 100.0 199 Potosí 19.4 1,368 58.2 27.9 12.5 1.3 1.0 16.8 14.9 37.0 22.7 7.7 100.0 266 Chuquisaca 31.0 1,160 52.6 26.1 21.0 0.3 1.4 19.1 23.5 36.1 16.3 3.6 100.0 360 Cochabamba 30.5 3,353 55.8 19.3 23.5 1.5 1.9 39.0 23.6 27.1 6.7 1.7 100.0 1,023 Tarija 31.3 863 61.2 18.7 19.8 0.4 0.4 32.0 17.7 38.0 11.6 0.3 100.0 270 Santa Cruz 33.4 4,488 48.7 25.2 24.7 1.3 7.0 31.6 21.0 32.5 5.9 2.0 100.0 1,499 Beni/Pando 21.4 724 58.7 22.7 15.7 2.9 3.0 49.3 13.8 23.8 9.2 0.8 100.0 155 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 19.8 4,227 58.4 23.4 17.3 0.9 1.7 23.0 17.2 31.7 23.8 2.6 100.0 838 Pobreza media 23.2 3,514 62.6 20.9 14.9 1.6 3.1 26.6 19.9 33.0 15.7 1.8 100.0 815 Pobreza baja 30.4 1,756 57.6 21.9 19.4 1.2 1.1 33.7 24.5 29.0 10.1 1.7 100.0 534 Capital de dpto. 34.8 7,225 48.1 23.7 27.0 1.1 4.4 36.9 19.4 32.1 5.4 1.8 100.0 2,516 El Alto 26.3 932 58.8 25.9 14.2 1.1 0.5 34.3 26.0 25.1 10.7 3.4 100.0 245 Quintil de riqueza Quintil inferior 13.4 2,635 67.6 22.2 8.7 1.5 1.3 17.2 15.9 28.8 30.5 6.2 100.0 353 Segundo quintil 20.1 3,025 64.3 23.6 10.6 1.5 3.3 22.4 18.2 35.1 18.8 2.2 100.0 609 Quintil intermedio 25.2 3,576 63.0 21.6 14.6 0.8 2.1 30.6 22.6 31.8 10.3 2.7 100.0 901 Cuarto quintil 33.0 4,063 54.1 24.4 20.5 1.0 4.0 33.0 21.6 29.8 10.4 1.2 100.0 1,341 Quintil superior 40.0 4,355 42.3 22.9 33.5 1.3 3.5 39.3 18.8 31.9 5.1 1.4 100.0 1,743 Educación Sin educación 17.2 1,088 71.8 21.4 6.5 0.3 2.4 24.5 16.5 34.3 18.6 3.7 100.0 187 Primaria 26.2 8,201 60.5 22.2 16.2 1.1 3.0 27.3 20.9 32.1 13.9 2.7 100.0 2,145 Secundaria 26.2 6,103 49.3 24.1 25.5 1.2 3.4 35.3 20.3 29.4 9.8 1.9 100.0 1,599 Superior 44.9 2,262 43.3 24.0 31.2 1.5 3.3 39.8 18.3 33.0 5.3 0.4 100.0 1,016 Total 28.0 17,654 53.8 23.1 21.9 1.2 3.2 32.4 20.0 31.5 11.0 2.0 100.0 4,947 | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 186 9.7 PROBLEMAS EN EL CUIDADO DE SALUD En la ENDSA 2003 también se exploraron las limitaciones de acceso a los servicios de salud por parte de las mujeres. Por un lado, la accesibilidad a los servicios es esencial para el estado de salud y por el otro, los problemas que las mujeres puedan tener o resentir son de gran trascendencia. Por eso, el haberse investigado en la ENDSA 2003 qué consideran las mujeres como un gran problema al acceso a los servicios de salud puede ser de gran utilidad para el diseño de nuevas estrategias para el aumento de cobertura de los servicios. Problemas en el Acceso al Cuidado de la Salud Existen muchos factores que pueden impedir que la mujer consiga consulta médica o tratamiento. En la ENDSA 2003 se les preguntó a las entrevistadas si ciertos componentes de la salud eran un gran problema o no con relación a saber donde ir; obtener permiso para ir a buscar tratamiento; conseguir dinero para el tratamiento; la distancia al establecimiento de salud; el tener que conseguir transporte; el no querer ir sola; la preocupación de que no haya personal femenino en el establecimiento; y las responsabilidades del hogar. En el Cuadro 9.21 se detalla la percepción de problemas en el acceso al cuidado de la salud para las ocho razones citadas, por características seleccionadas incluyendo empleo. Se incluye un indicador resumen con el porcentaje de mujeres que mencionaron por lo menos una de las ocho razones. Cuadro 9.21 La encuesta muestra que el 90 por ciento de las mujeres consideran que tienen al menos un gran problema en el acceso a los servicios de salud. La más importante de las causas (para casi 7 mujeres de cada 10), es conseguir dinero. En segundo lugar (5 mujeres de cada 10) que en el establecimiento de salud no exista atención de personal femenino, esta razón seguida de la distancia al establecimiento de salud y la disponibilidad de transporte. Un 45 por ciento de las mujeres no quiere ir sola, 32 por ciento no sabe donde conseguir el tratamiento, 33 por ciento tiene antes las responsabilidades domésticas y para el 22 por ciento es un gran problema obtener permiso. • • • Las mujeres de Potosí, Oruro y Chuquisaca fueron quienes en mayor proporción informaron sobre problemas en el acceso a la atención de salud. Más de la mitad de esas mujeres tienen problemas con la obtención del dinero para el tratamiento y la movilidad para transportarse. La falta de dinero como obstáculo para recibir tratamiento, es el factor que concentra el mayor número de respuestas (69 por ciento). Cuando se analiza este factor por quintiles de pobreza, el 88 por ciento de las mujeres del quintil inferior y el 42 por ciento de las mujeres del quintil superior identificaron dicho factor. Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 187 Cuadro 9.21 Problemas en el acceso a los servicios de salud Porcentaje de mujeres que reportaron que tienen un gran problema en el acceso a los servicios de salud por sí mismas cuando ellas están enferma, por tipo de problema y características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Problemas en el acceso a la atención de la salud ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Conseguir La Preocupa- Las Cual- Saber permiso Conseguir lejanía No ción que respon- quiera adonde ir para ir dinero de los No tener querer no haya sabili- de las Número para tra- para tra- para tra- servicios trans- ir proveedor dades ante- de Característica tamiento tamiento tamiento médicos porte sola femenino del hogar riores mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 31.5 26.6 63.9 47.2 43.8 55.3 67.1 26.3 91.1 3,874 20-29 29.6 19.0 65.5 49.1 47.2 43.4 51.2 32.3 89.1 5,806 30-39 33.8 21.7 70.9 53.1 52.2 41.1 45.0 38.3 88.4 4,610 40-49 35.3 23.0 75.7 55.6 53.4 45.2 46.8 38.0 89.8 3,364 Número de hijos vivos 0 30.5 24.6 60.1 45.2 41.6 52.3 64.8 23.4 89.5 5,690 1-2 28.4 18.8 64.6 47.9 45.6 37.8 43.9 33.4 86.5 5,381 3-4 33.2 20.2 73.9 53.6 52.4 43.5 45.5 39.9 89.4 3,779 5+ 41.4 26.3 85.7 65.0 65.5 50.8 51.9 46.5 95.0 2,804 Estado conyugal Nunca casada/ unida 30.5 24.6 61.6 45.3 42.2 52.0 63.8 24.8 89.8 5,649 Casada/unida 32.9 20.8 71.2 53.9 52.2 43.1 47.2 38.0 89.1 10,569 Divorciada/separada/viuda 33.4 22.5 75.6 51.9 51.3 40.4 43.7 36.6 90.7 1,436 Residencia Urbana 26.1 18.5 62.4 42.6 39.3 40.4 48.9 30.3 86.7 12,172 Periurbana 31.9 23.9 73.5 57.2 47.2 46.7 54.8 39.4 90.3 1,298 Resto urbano 25.4 17.8 61.1 40.8 38.3 39.7 48.2 29.2 86.3 10,874 Rural 45.7 30.3 82.1 69.7 70.5 57.6 59.6 41.1 95.5 5,482 Región Altiplano 41.2 29.5 75.4 57.4 52.7 50.9 60.0 41.3 92.1 7,065 Valle 30.6 19.4 65.8 48.2 46.0 44.7 53.7 30.9 88.6 5,377 Llano 21.6 15.0 61.9 45.1 46.9 40.0 40.2 26.1 86.8 5,212 Departamento La Paz 40.3 30.4 75.0 56.5 49.8 49.7 58.3 38.8 91.2 4,782 Oruro 40.7 26.4 69.8 48.6 45.4 50.3 61.3 44.5 92.2 915 Potosí 45.0 28.2 80.6 66.6 67.5 55.4 65.0 48.2 95.0 1,368 Chuquisaca 35.4 17.3 72.2 57.5 60.1 48.6 50.5 35.4 92.0 1,160 Cochabamba 29.7 20.5 63.5 45.7 40.7 43.1 55.4 28.7 87.2 3,353 Tarija 27.2 17.8 66.2 45.6 47.7 45.3 51.6 33.2 89.6 863 Santa Cruz 22.1 14.8 62.2 44.9 46.1 39.9 40.5 27.1 87.4 4,488 Beni/Pando 18.9 16.1 60.2 46.2 52.1 40.5 38.4 19.7 82.9 724 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 47.1 34.3 81.8 65.6 63.5 55.4 62.1 43.3 93.7 4,227 Pobreza media 31.5 19.3 71.8 56.3 56.4 47.8 51.3 32.1 91.9 3,514 Pobreza baja 25.6 17.2 65.0 45.9 45.0 42.0 47.5 29.2 88.0 1,756 Capital de departamento 24.4 17.1 58.7 40.2 37.9 39.5 47.3 28.7 85.4 7,225 El Alto 40.2 25.8 78.3 57.7 47.4 49.9 58.4 42.1 95.1 932 Quintil de riqueza Quintil inferior 52.6 34.6 88.1 79.8 81.2 63.0 61.8 47.5 96.7 2,635 Segundo quintil 40.3 28.1 82.3 63.5 64.4 52.2 58.0 39.6 95.1 3,025 Quintil intermedio 32.4 21.9 76.7 51.1 47.7 45.0 55.7 37.0 93.1 3,576 Cuarto quintil 27.9 18.5 66.5 45.5 41.4 42.5 50.9 30.0 90.8 4,063 Quintil superior 18.0 14.0 42.2 29.9 26.8 34.5 40.9 21.8 77.0 4,355 Educación Sin educación 47.6 31.6 90.0 71.1 71.3 60.2 61.8 47.5 97.1 1,088 Primaria 39.5 25.6 79.8 60.0 58.8 50.1 55.1 41.0 93.9 8,201 Secundaria 25.1 18.4 60.6 43.1 39.7 42.7 52.7 26.5 87.8 6,103 Superior 17.4 15.4 38.3 30.1 27.4 31.2 36.1 19.8 74.3 2,262 Trabajo No trabaja 29.6 18.2 65.2 48.7 46.8 48.0 52.1 29.1 88.4 5,695 Trabaja por dinero 29.5 22.1 67.0 47.9 45.6 40.6 48.2 33.8 88.5 9,300 No trabaja por dinero 47.1 30.9 80.7 66.6 65.2 59.2 66.6 42.8 95.2 2,655 Total 32.2 22.1 68.5 51.0 48.9 45.8 52.2 33.6 89.5 17,654 | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 188 9.8 SALUD MENTAL Y FÍSICA DE HOMBRES Y MUJERES En la ENDSA 2003 se han incluido preguntas sobre aspectos de salud mental, tales como desórdenes de carácter emocional y alteraciones en el curso y contenido del pensamiento. También se incluyeron preguntas sobre actividad física y deportiva en la semana anterior a la encuesta. Los resultados principales que se presentan corresponden a práctica de actividad física o deportiva, salud mental y emocional. Salud Mental En la ENDSA 2003, se indagó a las mujeres en edad fértil y hombres de 15 a 64 años, sobre tres grandes aspectos de su salud mental: aspectos emocionales, neurológicos y psicológicos. Se formularon siete preguntas dirigidas a identificar desórdenes de carácter emocional, dos para detectar problemas con base neurológica y dos preguntas dirigidas para identificar alteraciones en el curso y contenido del pensamiento, con el propósito de estimar porcentajes de posibles casos de alteraciones de carácter psicótico. Los resultados se presentan en el Cuadro 9.22.1 para mujeres y en el 9.22.2 para hombres. Cuadros 9.22.1 y 9.22.2; Gráfico 9.5 • Es notorio el mayor porcentaje de mujeres que de hombres en el reporte de todas las categorías de signos y síntomas de malestar o desorden mental o emocional, sin embargo ello no significa que los porcentajes observados para los hombres sean necesariamente bajos. • El 95 por ciento de las mujeres y el 74 por ciento de los hombres reportaron por lo menos uno de los ocho signos y síntomas de diversos desórdenes de carácter psicológico o emocional. • El 73 por ciento de las mujeres y el 39 por ciento de los hombres afirma que llora con facilidad. En ambos casos la propensión al llanto concentra, entre los signos de desorden emocional, los mayores porcentajes. • La facilidad para el llanto, por características seleccionadas, no muestra grandes diferencias salvo en cuanto se refiere al nivel de educación: 8 de cada 10 mujeres sin educación reportaron que lloran con facilidad en comparación con 6 de cada 10 entre aquéllas con educación superior. Entre los hombres, las cifras son tres de cada diez y cinco de cada diez, respectivamente. • El sentimiento de incapacidad e inutilidad sólo presenta diferencias significativas cuando se observa su distribución por niveles de educación y quintiles de riqueza: 30 por ciento entre las mujeres sin educación y siete por ciento entre aquéllas con educación superior (21 y cuatro por ciento, respectivamente, entre los hombres). Igualmente, entre las mujeres del quintil inferior, 30 por ciento admitieron el sentimiento de incapacidad e inutilidad en comparación con 12 por ciento entre mujeres del quintil superior. Entre los hombres, las cifras observadas son 14 por ciento en el quintil inferior y cinco por ciento en el superior. • Tanto en mujeres como en hombres se observan porcentajes significativos en el reporte de propensión al llanto, sentimiento de incapacidad, dificultad en la toma de decisiones, temores sin causa aparente, etc., signos todos de una tendencia generalizada a la depresión determinada principalmente por aspectos de carácter económico (quintiles de riqueza) y educativo. • En cuanto se refiere a los desórdenes en el curso y contenido del pensamiento, llama la atención el elevado porcentaje, 18 por ciento de mujeres y 10 por ciento de hombres, que reportaron ilusiones o alucinaciones auditivas (“Oye voces que le hablan y que otras personas no escuchan”). Probablemente en este caso se trate también de una manifestación del animismo propio de las culturas originarias vigentes en Bolivia. Este aspecto también presenta las mayores diferencias porcentuales en su distribución por niveles educativos: 20 por ciento entre las mujeres sin educación versus nueve por ciento entre aquéllas con educación superior. En forma similar, 15 por ciento entre los hombres sin educación reportaron las alucinaciones, en comparación con seis por ciento entre los hombres con educación superior. Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 189 Cuadro 9.22.1 Salud mental: mujeres Porcentaje de mujeres que reportaron algún síntoma de desorden neurológico, emocional o psicológico, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Desórdenes emocionales Otros desórdenes ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––– Característica Tiene dolores de cabeza, en la nunca con mayor inten- sidad Tiene miedo sin causa aparente Tiene dificultad para realizar activi- dades cotidianas Tiene dificultad para tomar deci- siones Se siente incapaz de desem- peñar un papel útil Llora con facilidad Se asusta con facilidad Se siente cansada todo el tiempo Reporta por lo menos un síntoma de los ante- riores Ha tenido convul- siones, ataques con mordeduras de lengua y pérdida de conoci- miento Oye voces que le hablan y que otras personas no escuchan Cree que alguien puede manejar su mente sin que ella lo desee Número de mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual 15-19 34.7 46.6 23.4 49.2 21.8 65.0 60.4 28.1 92.9 6.4 21.1 8.1 3,874 20-24 41.7 46.4 22.7 48.1 22.2 73.2 63.6 38.2 94.5 6.7 18.0 9.5 3,133 25-29 45.1 46.4 23.7 44.5 21.1 72.9 62.5 41.6 94.2 6.6 16.0 9.0 2,673 30-34 49.2 46.6 26.8 43.4 22.2 75.6 66.7 51.6 95.7 8.8 16.1 8.2 2,469 35-39 53.7 49.1 28.8 42.5 22.4 75.5 64.1 52.8 95.2 10.0 17.7 8.0 2,141 40-44 54.2 46.5 26.6 37.9 19.9 77.3 66.4 53.4 95.3 11.3 17.6 9.7 1,887 45-49 57.9 45.6 31.1 41.1 23.2 76.0 64.3 57.1 95.1 11.5 15.8 9.6 1,477 Estado conyugal Nunca casada/unida 35.4 43.8 22.1 47.6 19.8 64.5 56.2 28.1 91.7 5.9 18.4 8.2 5,649 Casada/unida 50.8 48.2 26.6 42.9 22.3 76.7 67.9 50.7 95.8 9.4 17.2 8.9 10,569 Divorciada/separada 49.1 47.0 28.9 47.5 25.8 73.6 59.8 46.7 95.4 8.0 19.8 9.9 1,212 Viuda 62.2 50.7 34.1 44.9 30.3 81.8 67.6 63.5 96.0 10.7 23.6 11.7 224 Residencia Urbana 43.5 43.6 23.9 46.0 19.6 72.1 60.1 40.9 94.0 6.7 17.5 8.9 12,172 Periurbana 41.5 50.9 30.6 46.6 23.9 71.3 64.5 54.4 95.3 9.5 21.2 6.8 1,298 Resto urbano 43.7 42.7 23.1 45.9 19.1 72.2 59.5 39.3 93.8 6.3 17.0 9.1 10,874 Rural 51.2 53.8 28.9 42.1 26.7 73.8 71.5 48.8 95.6 11.6 18.7 8.7 5,482 Región Altiplano 43.4 49.2 27.5 45.7 23.3 71.9 64.1 47.5 94.6 9.1 18.6 8.6 7,065 Valle 44.8 48.3 24.6 42.7 20.1 73.3 62.0 43.4 93.4 8.4 17.0 7.5 5,377 Llano 50.2 41.9 23.5 45.5 21.6 73.1 64.6 37.6 95.3 6.8 17.8 10.4 5,212 Departamento La Paz 41.7 48.4 26.8 44.4 23.0 71.4 63.7 48.8 94.5 9.0 17.5 7.3 4,782 Oruro 45.7 48.0 34.3 54.3 21.5 67.7 60.3 47.4 93.5 5.4 16.4 8.2 915 Potosí 47.9 52.6 25.3 44.8 25.4 76.4 68.0 43.2 95.8 11.9 23.8 13.4 1,368 Chuquisaca 51.5 51.1 28.3 42.8 20.7 77.3 65.6 45.9 94.9 8.0 19.7 8.7 1,160 Cochabamba 41.4 46.5 23.0 40.4 19.1 71.9 60.8 42.0 92.2 9.0 15.2 6.1 3,353 Tarija 49.1 51.7 26.0 51.7 23.3 73.4 62.2 45.4 96.1 6.6 19.9 11.3 863 Santa Cruz 49.4 42.1 22.5 45.5 20.9 73.4 64.8 38.4 95.5 6.0 17.4 10.2 4,488 Beni/Pando 55.8 40.1 29.5 45.6 26.2 71.0 62.9 32.7 94.6 11.5 20.2 11.4 724 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 48.2 52.6 27.6 42.5 25.3 72.7 68.4 51.3 94.9 10.5 18.4 8.2 4,227 Pobreza media 48.1 49.1 28.3 44.9 24.3 73.6 69.1 41.8 94.9 10.6 18.6 9.1 3,514 Pobreza baja 48.8 47.6 24.8 48.5 22.0 76.6 63.6 41.1 95.7 7.5 20.9 11.5 1,756 Capital de depto. 43.3 41.4 22.4 44.6 18.1 71.1 57.9 39.3 93.6 5.8 16.1 8.7 7,225 El Alto 41.1 51.7 30.0 48.7 25.0 73.7 65.9 48.3 95.6 8.8 20.6 6.2 932 Quintil de riqueza Quintil inferior 56.7 56.3 30.1 41.3 29.7 74.2 72.7 51.0 95.4 13.0 19.0 9.4 2,635 Segundo quintil 49.4 52.6 31.8 43.4 27.2 72.4 70.3 49.9 95.4 10.8 19.1 8.9 3,025 Quintil intermedio 43.8 49.4 26.2 47.6 23.7 74.0 66.3 46.7 95.0 7.4 20.3 9.5 3,576 Cuarto quintil 44.2 47.0 25.5 50.8 21.2 75.2 62.4 43.2 95.9 6.9 19.6 9.4 4,063 Quintil superior 40.1 34.5 17.5 39.8 12.3 68.5 52.3 31.5 91.5 5.4 12.7 7.3 4,355 Educación Sin educación 62.6 58.3 32.9 41.7 30.2 80.3 72.8 61.2 96.8 15.4 20.4 9.5 1,088 Primaria 50.1 52.7 29.7 45.5 27.9 74.9 71.0 52.5 95.9 10.0 19.4 9.4 8,201 Secundaria 40.3 43.4 21.9 48.5 17.5 70.8 58.6 33.6 94.3 6.2 18.7 8.7 6,103 Superior 37.4 28.5 15.9 33.8 7.3 65.8 45.8 28.1 88.4 3.3 8.7 6.7 2,262 Total 45.9 46.8 25.4 44.8 21.8 72.7 63.6 43.3 94.5 8.2 17.9 8.8 17,654 | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 190 Cuadro 9.22.2 Salud mental: hombres Porcentaje de hombres que reportaron algún síntoma de desorden neurológico, emocional o psicológico, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Desórdenes emocionales Otros desórdenes ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––– Característica Tiene dolores de cabeza, en la nunca con mayor inten- sidad Tiene miedo sin causa aparente Tiene dificultad para realizar activi- dades cotidianas Tiene dificultad para tomar decisio- nes Se siente incapaz de desem- peñar un papel útil Llora con facilidad Se asusta con facilidad Se siente cansado todo el tiempo Reporta por lo menos un síntoma de los ante- riores Ha tenido convul- siones, ataques con mordeduras de lengua y pérdida de conoci- miento Oye voces que le hablan y que otras personas no escuchan Cree que alguien puede manejar su mente sin que él lo desee Número de hombres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual 15-19 18.1 22.1 16.2 35.0 11.5 31.4 27.6 11.6 72.2 6.0 11.4 4.2 1,199 20-24 16.5 17.3 12.7 30.1 9.0 36.6 25.0 15.0 72.8 4.7 11.0 6.7 961 25-29 25.4 21.7 13.2 33.1 7.6 37.0 25.7 14.9 70.5 6.9 10.9 5.9 806 30-34 29.3 18.4 12.9 28.9 5.6 41.1 28.1 20.6 76.8 7.4 11.1 6.2 655 35-39 27.8 18.3 15.6 26.2 8.0 40.7 26.7 16.3 72.5 5.2 9.9 6.2 696 40-44 35.4 23.7 15.1 25.8 11.8 41.4 29.9 21.3 76.6 7.9 8.2 4.6 526 45-49 34.0 17.9 19.2 24.3 7.3 45.3 30.2 21.3 74.2 9.7 10.6 5.0 483 50-54 35.4 21.9 20.2 26.6 10.2 42.3 27.8 20.8 79.1 6.4 8.1 5.4 385 55-59 43.3 21.2 27.4 22.6 13.4 48.2 31.7 29.7 80.1 8.3 8.7 6.6 310 60-64 41.1 22.0 26.0 19.7 11.1 43.1 30.5 32.2 79.3 12.9 12.1 3.7 207 Estado conyugal Nunca casado/unido 16.5 18.6 14.4 32.0 9.5 32.5 24.9 12.8 70.6 5.2 9.9 4.7 2,050 Casado/unido 32.5 20.7 16.6 27.5 8.8 41.5 29.2 20.3 75.9 7.4 10.3 5.8 3,823 Divorciado/separado 22.3 25.0 20.2 30.7 13.4 47.5 25.1 18.3 76.2 8.0 12.9 6.7 284 Viudo 40.3 23.7 25.7 25.0 12.0 40.1 28.1 21.3 75.0 13.7 18.0 8.5 74 Residencia Urbana 22.1 18.6 14.6 30.5 8.4 39.1 24.2 15.3 72.8 5.3 9.6 5.2 4,076 Periurbana 23.5 27.0 18.1 41.0 10.9 40.6 27.5 18.8 82.3 5.1 13.9 3.6 471 Resto urbano 21.9 17.5 14.2 29.1 8.1 38.9 23.8 14.9 71.5 5.3 9.0 5.4 3,604 Rural 35.9 23.4 19.0 26.6 11.0 38.3 34.0 22.4 76.8 9.6 12.0 6.1 2,154 Región Altiplano 27.7 24.4 17.3 34.8 11.0 38.8 28.3 21.1 75.5 7.8 12.2 3.9 2,463 Valle 25.9 18.3 13.7 26.0 8.8 37.7 27.2 15.8 73.8 6.1 7.4 4.1 1,887 Llano 26.7 16.8 17.1 24.7 7.6 39.9 27.2 15.3 72.9 6.2 11.1 9.0 1,880 Departamento La Paz 27.7 26.0 17.4 35.3 11.2 42.0 27.9 19.0 79.0 8.0 13.7 1.9 1,669 Oruro 16.9 11.3 10.5 20.2 7.9 16.8 12.7 14.2 43.9 3.0 3.8 4.0 304 Potosí 34.8 27.1 21.0 42.5 12.1 41.8 39.2 32.8 83.0 10.4 12.3 10.7 490 Chuquisaca 26.0 21.8 21.1 28.1 10.6 39.0 30.1 19.6 73.5 6.6 9.6 7.0 405 Cochabamba 25.2 17.5 11.4 26.7 8.2 38.3 27.8 16.9 75.4 5.6 7.1 3.6 1,179 Tarija 28.2 16.8 12.5 20.6 8.6 33.4 20.8 6.3 68.0 7.2 5.6 2.0 303 Santa Cruz 25.2 15.7 16.4 24.8 7.5 41.5 27.8 15.8 73.9 5.2 10.8 9.3 1,607 Beni/Pando 35.2 23.1 21.1 23.9 8.6 31.0 23.7 12.7 67.0 11.8 13.1 7.4 273 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 33.2 25.6 18.7 31.4 10.8 39.4 31.1 22.1 76.5 9.6 11.5 3.8 1,519 Pobreza media 31.9 18.9 17.9 26.8 10.5 37.1 30.0 18.2 74.9 9.0 11.2 6.3 1,366 Pobreza baja 23.8 16.6 13.8 26.0 7.1 40.1 27.4 14.0 72.5 4.1 8.2 6.6 605 Capital de depto. 21.0 17.3 13.8 28.6 7.9 38.4 23.8 15.4 71.6 4.7 9.0 6.3 2,437 El Alto 25.2 30.6 18.7 38.5 12.1 44.4 30.8 20.7 83.3 5.1 17.4 2.2 304 Quintil de riqueza Quintil inferior 43.5 26.2 20.3 26.8 13.5 39.2 35.4 27.7 79.4 11.0 12.3 7.9 1,048 Segundo quintil 30.2 21.9 17.5 26.8 10.8 36.8 29.9 17.6 72.3 8.3 11.7 4.2 1,157 Quintil intermedio 28.0 22.0 20.1 34.8 10.0 37.5 28.4 17.9 77.8 8.2 13.2 5.2 1,242 Cuarto quintil 19.6 20.4 15.2 33.6 8.4 42.4 26.0 15.8 76.1 4.8 10.0 5.9 1,375 Quintil superior 17.7 12.7 9.2 23.3 5.2 37.8 20.7 12.2 66.8 3.2 6.0 4.7 1,407 Educación Sin educación 49.8 20.8 29.8 23.8 21.4 48.3 37.8 44.0 86.8 17.1 15.2 5.1 90 Primaria 36.0 24.3 20.8 30.6 12.7 40.6 34.3 24.4 79.1 8.8 12.6 7.0 2,740 Secundaria 19.3 18.2 13.3 31.2 7.1 39.8 23.8 12.1 73.3 5.3 9.8 4.2 2,424 Superior 17.7 13.7 8.6 20.3 4.0 30.6 17.3 10.7 61.5 4.0 5.5 4.7 976 Total 26.8 20.2 16.1 29.1 9.3 38.8 27.6 17.8 74.2 6.8 10.4 5.5 6,230 Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 191 • Entre los desórdenes de carácter neurológico suele no haber diferencias por sexo, lo cual parece que confirman los resultados de la ENDSA 2003: el ocho por ciento de las mujeres y el siete por ciento de los hombres reportaron ataques con convulsiones, mordedura de lengua y pérdida de conocimiento. Gráfico 9.5 Porcentaje de Hombres y Mujeres que no Reportaron Síntomas de Desordenes Emocionales, por Área de Residencia y Departamento 33 26 32 25 27 17 56 21 23 27 26 4 5 4 8 5 4 7 6 4 6 5 0 10 20 30 40 50 Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosí Oruro La Paz DEPARTAMENTO Rural Urbana AREA DE RESIDENCIA TOTAL Mujeres Hombres 60 Actividad Física y Deportiva En la ENDSA 2003 se preguntó, tanto a mujeres como a hombres, acerca de si habían desarrollado diversas actividades físicas y deportivas la última semana antes de la encuesta por espacio mínimo de diez minutos consecutivos. Se ofrecieron 14 alternativas no excluyentes de respuesta, entre las que se consideró desde “caminar a paso regular”, pasando por “bailar” y “manejar bicicleta”, hasta la práctica de varias disciplinas deportivas (fútbol, básquet). Dada la importancia, más allá de la pura actividad física, que tiene el esparcimiento con relación al bienestar general y el equilibrio emocional, se ha visto conveniente separar para efectos de análisis, la actividad física recreativa, que incluye a las actividades deportivas, bailar y manejar bicicleta, de la actividad física no necesariamente recreativa, que incluye caminar, levantar pesos, etc. Cuadros 9.23.1 y 9.23.2; Gráfico 9.6 Actividad física recreativa • Tanto el 100 por ciento de las mujeres como de los hombres, desarrolló alguna actividad física por más de diez minutos consecutivos durante la semana previa a la encuesta. Sin embargo, cuando se observa la actividad física recreativa, en el caso de los hombres el porcentaje baja a 74 por ciento y a 41 por ciento en el caso de las mujeres. • En el caso de las mujeres, la edad, el estado conyugal y el nivel educativo son determinantes importantes de la actividad física. El nivel de actividad deportiva o recreativa pasa del 65 por ciento | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 192 entre las mujeres de 15 a 19 años a 24 por ciento entre las mujeres de 45 a 49 años. Igualmente pasa del 61 por ciento entre las mujeres solteras al 32 por ciento entre las unidas. Y el nivel de actividad física recreativa entre las mujeres sin educación es de apenas el 17 por ciento en comparación con 48 por ciento entre las mujeres con educación superior. entre las mujeres de 15 a 19 años a 24 por ciento entre las mujeres de 45 a 49 años. Igualmente pasa del 61 por ciento entre las mujeres solteras al 32 por ciento entre las unidas. Y el nivel de actividad física recreativa entre las mujeres sin educación es de apenas el 17 por ciento en comparación con 48 por ciento entre las mujeres con educación superior. • Entre los hombres, también la edad y el nivel educativo son importantes, pero su incidencia no es tan notoria como entre las mujeres. El 89 por ciento de los hombres de 15 a 19 años y el 66 por ciento de los hombres de 45 a 49 años desarrolló alguna actividad física recreativa por más de diez minutos consecutivos la semana previa a la encuesta. Cabe señalar que incluso los hombres de 60 a 64 años de edad reportaron mayor actividad física recreativa que las mujeres de 45 a 49 años (45 por ciento y 24 por ciento, respectivamente). • Entre los hombres, también la edad y el nivel educativo son importantes, pero su incidencia no es tan notoria como entre las mujeres. El 89 por ciento de los hombres de 15 a 19 años y el 66 por ciento de los hombres de 45 a 49 años desarrolló alguna actividad física recreativa por más de diez minutos consecutivos la semana previa a la encuesta. Cabe señalar que incluso los hombres de 60 a 64 años de edad reportaron mayor actividad física recreativa que las mujeres de 45 a 49 años (45 por ciento y 24 por ciento, respectivamente). • La mitad de los hombres sin educación y el 70 por ciento de los hombres con educación superior desarrollaron alguna actividad física recreativa. Los mayores porcentajes de hombres y mujeres con actividad física por departamento se presentan entre las personas que viven en Oruro (hombres: 85 por ciento, mujeres: 53 por ciento). Cabe resaltar el porcentaje notoriamente superior de mujeres que practican deporte en el departamento de Oruro con relación al resto (manejar bicicleta: 27 por ciento y otro deporte: 17 por ciento, lo cual incluye básquet). Al comparar los municipios por grado de marginalidad, El Alto ostenta el mayor porcentaje de hombres que la semana previa desarrollaron alguna actividad física recreativa: 81 por ciento. • La mitad de los hombres sin educación y el 70 por ciento de los hombres con educación superior desarrollaron alguna actividad física recreativa. Los mayores porcentajes de hombres y mujeres con actividad física por departamento se presentan entre las personas que viven en Oruro (hombres: 85 por ciento, mujeres: 53 por ciento). Cabe resaltar el porcentaje notoriamente superior de mujeres que practican deporte en el departamento de Oruro con relación al resto (manejar bicicleta: 27 por ciento y otro deporte: 17 por ciento, lo cual incluye básquet). Al comparar los municipios por grado de marginalidad, El Alto ostenta el mayor porcentaje de hombres que la semana previa desarrollaron alguna actividad física recreativa: 81 por ciento. Gráfico 9.6 Porcentaje de Hombres y Mujeres que Reportaron Actividad Física Recreativa, por Área de Residencia y Departamento 73 69 81 79 73 72 85 74 75 74 74 49 40 40 44 37 39 53 38 38 43 41 0 10 20 30 40 50 60 70 80 9 Beni/Pando Santa Cruz Tarija Potosí Oruro Cochabamba La Paz Chuquisaca Área rural Área urbana BOLIVIA Mujeres Hombres 0 Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 193 Cuadro 9.23.1 Actividades físicas y deportivas durante la semana antes de la entrevista: mujeres Porcentaje de mujeres en edad fértil que en la semana previa a la entrevista han realizado alguna actividad física o deportiva por más de diez minutos consecutivos o más, según características seleccionadas, Bolivia 2003 Actividad deportiva o recreativa Actividad física no recreativa 194 ––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––– Característica Manejar bicicleta Bailar Fútbol/ fútbol de salón Otro deporte Porcentaje con actividad física recreativa Levantar cosas pesadas Caminar rápida- mente Realizar trabajos físicos fuertes Subir gradas o pendien- tes Número de mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual 15-19 29.5 39.1 10.8 16.8 64.7 39.9 80.2 34.3 62.8 3,874 20-24 20.9 31.8 3.7 7.1 47.2 40.8 78.9 33.9 58.8 3,133 25-29 14.6 25.3 2.2 4.3 37.6 47.8 80.0 40.3 57.8 2,673 30-34 11.8 21.7 1.3 3.6 32.4 50.2 79.5 42.8 55.8 2,469 35-39 10.4 18.9 1.2 2.7 28.2 53.5 82.0 50.6 58.3 2,141 40-44 8.5 20.6 0.9 1.9 26.9 57.6 82.2 53.9 57.7 1,887 45-49 6.4 19.0 0.2 1.8 23.9 57.6 80.8 51.8 63.2 1,477 Estado conyugal Nunca casada/unida 25.9 38.7 8.4 15.3 60.5 40.1 81.2 34.0 66.6 5,649 Casada/unida 12.3 21.4 1.6 2.7 31.7 51.2 79.7 45.6 55.6 10,569 Divorciada/separada 14.6 25.7 1.3 4.5 36.3 49.2 81.1 43.5 57.4 1,212 Viuda 7.7 18.6 1.5 0.3 23.4 66.4 80.8 55.6 59.9 224 Residencia Urbana 15.0 29.8 3.5 8.4 42.5 41.8 78.1 33.1 58.0 12,172 Periurbana 11.1 22.8 6.9 9.3 35.9 50.6 81.4 43.2 58.7 1,298 Resto urbano 15.5 30.6 3.1 8.2 43.3 40.8 77.6 31.9 57.9 10,874 Rural 20.6 21.3 4.3 3.3 37.9 60.8 85.3 61.4 62.2 5,482 Región Altiplano 16.3 25.7 5.0 6.5 40.4 54.4 82.8 51.0 71.8 7,065 Valle 16.5 27.3 3.4 10.2 41.8 52.8 85.3 44.4 66.0 5,377 Llano 17.6 29.1 2.5 3.7 41.4 33.4 71.8 26.9 35.5 5,212 Departamento La Paz 14.5 25.0 6.1 4.9 38.4 55.0 81.0 52.3 69.0 4,782 Oruro 26.7 28.9 3.2 16.9 52.8 49.6 84.4 40.5 66.4 915 Potosí 15.4 26.0 2.2 5.2 38.8 55.3 88.1 53.7 84.8 1,368 Chuquisaca 9.9 28.0 2.0 6.6 37.2 50.5 86.7 44.7 74.0 1,160 Cochabamba 19.2 26.9 4.1 11.1 43.9 56.1 85.9 47.1 65.2 3,353 Tarija 14.9 27.8 2.6 11.6 39.9 43.1 81.2 33.2 58.7 863 Santa Cruz 15.6 29.4 2.2 3.4 40.1 33.6 72.3 26.0 35.7 4,488 Beni/Pando 30.0 27.3 4.2 5.5 49.0 32.4 68.3 32.9 33.8 724 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 17.0 23.6 5.4 3.7 37.8 60.5 82.2 59.0 69.3 4,227 Pobreza media 24.3 21.9 3.7 5.8 41.2 51.7 82.5 50.0 50.6 3,514 Pobreza baja 20.9 33.4 3.5 7.7 47.2 43.0 80.0 34.5 45.2 1,756 Capital de depto. 12.7 30.6 2.9 9.1 42.3 39.1 78.1 29.0 61.3 7,225 El Alto 10.8 25.1 4.7 4.9 35.1 50.8 81.5 47.7 57.4 932 Quintil de riqueza Quintil inferior 16.2 18.9 3.1 1.6 32.0 64.7 86.7 66.7 67.8 2,635 Segundo quintil 21.0 20.9 4.8 3.5 38.3 57.7 83.3 56.4 54.2 3,025 Quintil intermedio 15.8 25.8 5.2 6.7 38.8 46.6 77.3 39.7 51.2 3,576 Cuarto quintil 14.9 28.5 4.0 7.8 41.9 43.4 80.0 34.7 55.0 4,063 Quintil superior 16.6 36.4 2.1 11.4 49.7 35.4 77.2 25.3 68.3 4,355 Educación Sin educación 5.0 12.8 1.0 0.2 16.7 68.2 85.3 67.4 68.4 1,088 Primaria 14.2 21.3 2.7 2.5 33.4 55.1 81.5 51.3 55.0 8,201 Secundaria 23.0 34.5 6.5 12.2 53.3 40.0 78.9 31.7 58.6 6,103 Superior 14.8 35.6 2.0 11.0 47.9 31.7 77.5 23.1 72.4 2,262 Total 16.7 27.2 3.8 6.8 41.1 47.7 80.3 41.9 59.3 17,654 | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos Cuadro 9.23.2 Actividades físicas y deportivas durante la semana antes de la entrevista: hombres Porcentaje de hombres que en la semana previa a la entrevista han realizado alguna actividad física o deportiva por más de diez minutos consecutivos o más, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Actividad deportiva o recreativa Actividad física no recreativa ––––––––––––––––––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––––––– Característica Manejar bicicleta Bailar Fútbol/ fútbol de salón Otro deporte Porcentaje con actividad física recreativa Levantar cosas pesadas Caminar rápidamente Realizar trabajos físicos fuertes Subir gradas o pendientes Número de hombres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad actual 15-19 61.1 44.1 51.0 5.8 88.5 50.9 85.6 49.2 64.9 1,199 20-24 55.0 42.9 46.4 3.6 82.0 60.4 86.5 58.2 71.7 961 25-29 52.1 32.6 40.5 3.6 78.5 56.1 82.2 58.1 70.2 806 30-34 49.5 29.2 36.0 1.8 74.4 63.7 85.4 58.0 68.2 655 35-39 48.8 25.0 29.8 1.8 71.8 62.8 86.7 60.7 67.1 696 40-44 44.6 27.5 26.2 1.8 67.3 62.9 83.1 62.0 70.4 526 45-49 48.7 25.1 17.5 1.7 65.9 60.5 80.9 63.9 67.6 483 50-54 41.2 25.2 14.8 1.0 59.0 59.4 82.4 60.2 72.9 385 55-59 42.6 22.1 5.2 0.5 53.3 61.8 79.1 57.5 71.1 310 60-64 36.4 14.1 2.2 0.0 44.7 50.7 75.3 50.9 66.6 207 Estado conyugal Nunca casado/unido 56.0 43.9 47.0 5.5 84.8 53.2 85.3 49.6 68.6 2,050 Casado/unido 49.3 26.3 28.2 1.7 69.5 61.6 83.2 61.5 68.9 3,823 Divorciado/separado 41.8 38.1 27.2 0.9 66.9 54.3 84.0 53.6 67.5 284 Viudo 41.0 22.6 11.0 0.3 56.4 63.9 83.2 71.8 74.8 74 Residencia Urbana 45.9 36.1 33.8 3.9 73.9 51.2 81.5 47.5 66.7 4,076 Periurbana 43.9 33.6 41.9 6.1 76.5 55.9 85.5 52.4 80.0 471 Resto urbano 46.1 36.4 32.7 3.6 73.5 50.6 81.0 46.8 65.0 3,604 Rural 60.9 26.0 34.8 1.1 75.0 72.4 88.5 76.0 72.6 2,154 Región Altiplano 50.2 28.5 39.5 2.6 74.8 62.6 86.7 59.2 76.7 2,463 Valle 57.4 32.6 39.8 4.2 78.0 64.4 90.5 61.5 80.6 1,887 Llano 45.9 37.9 21.4 1.9 69.9 47.3 73.8 50.6 46.4 1,880 Departamento La Paz 46.2 25.9 44.0 2.8 73.7 62.5 84.4 59.9 75.9 1,669 Oruro 75.1 43.6 22.9 2.2 84.6 66.4 94.3 50.1 76.8 304 Potosí 48.2 28.3 34.5 2.5 72.1 60.8 89.7 62.8 79.5 490 Chuquisaca 43.6 46.0 33.5 2.9 72.7 60.2 89.3 58.5 85.9 405 Cochabamba 60.2 26.6 42.6 4.3 79.1 65.6 91.7 62.8 80.0 1,179 Tarija 65.0 38.0 37.0 5.7 81.0 65.4 87.6 60.2 76.1 303 Santa Cruz 44.2 37.5 23.2 1.9 69.4 47.1 73.6 50.0 50.4 1,607 Beni/Pando 55.9 40.4 11.2 1.9 72.8 48.8 74.9 54.3 23.3 273 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 54.0 24.2 40.9 1.8 74.1 71.3 86.0 70.7 75.7 1,519 Pobreza media 62.8 24.6 31.6 1.5 75.4 63.4 86.8 69.0 60.4 1,366 Pobreza baja 59.0 34.1 31.8 2.4 76.6 53.9 79.7 53.4 56.3 605 Capital de depto. 40.4 41.6 30.7 4.3 72.4 48.7 81.6 43.1 71.2 2,437 El Alto 52.8 35.3 44.2 4.5 81.0 61.3 87.9 59.2 76.8 304 Quintil de riqueza Quintil inferior 55.7 25.5 32.3 1.0 70.5 75.5 91.5 81.5 76.0 1,048 Segundo quintil 63.2 26.6 37.0 1.3 79.0 67.4 84.9 70.0 65.9 1,157 Quintil intermedio 52.8 28.5 36.0 1.9 74.1 60.3 84.8 59.7 66.2 1,242 Cuarto quintil 45.9 34.2 34.6 4.8 74.6 50.5 81.5 48.2 63.2 1,375 Quintil superior 41.2 44.8 31.0 4.6 73.0 45.0 79.2 35.7 73.4 1,407 Educación Sin educación 39.6 15.7 4.1 0.0 49.6 67.5 75.7 67.0 63.7 90 Primaria 54.3 25.5 30.2 1.3 71.4 66.6 86.1 69.6 69.9 2,740 Secundaria 53.1 38.8 42.0 3.2 80.1 56.1 83.3 52.5 66.2 2,424 Superior 38.1 38.7 28.4 7.1 70.2 41.1 80.3 33.9 72.5 976 Total 51.1 32.6 34.1 2.9 74.3 58.5 84.0 57.3 68.8 6,230 Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos | 195 Uso de Cigarrillos Cada año el tabaco es responsable de la muerte de 3.5 millones de personas en el mundo (o sea una persona cada nueve segundos). Estudios en distintas poblaciones han demostrado que los niños de las fumadoras tienen mayores probabilidades de tener bajo peso al nacer. Entre las madres que amamantan, el cigarrillo interfiere con la producción de leche. Por otra parte, los niños se vuelven fumadores pasivos y están sujetos a todos los problemas que ello conlleva y en el caso de sufrir de alguna infección respiratoria aguda o crónica, la enfermedad se complica más si hay presencia de elementos alergizantes, como el humo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado a todos sus países miembros las siguientes medidas: • Dar seguimiento a la epidemia del tabaco. • Tomar medidas preventivas con los niños para evitar una adicción futura al tabaco. • Tomar medidas protectoras a los fumadores pasivos. • Promover la IEC contra el consumo del tabaco. • Desestimular el consumo del tabaco con medidas impositivas y con la impresión de advertencias sobre sus daños a la salud en los empaques. Por los efectos perjudiciales adicionales a la salud de la madre y del niño que acarrea el consumo de tabaco, en la ENDSA 2003 se ha investigado el hábito de fumar entre las mujeres entre- vistadas. Los resultados se presentan en el Cuadro 9.24. Cuadro 9.24 El 30 por ciento de las mujeres fuma, pero apenas el tres por ciento con frecuencia. Cuadro 9.24 Uso de tabaco Porcentaje de mujeres que no fuman y entre quienes fuman, porcentaje que fuma frecuentemente, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Mujeres que fuman ––––––––––––––––––– Fuma Fuma Número No con pero no con de Característica fuman frecuencia frecuencia mujeres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 79.1 1.3 19.5 3,874 20-24 69.3 2.8 27.8 3,133 25-29 69.9 2.6 27.4 2,673 30-34 67.2 3.1 29.6 2,469 35-39 69.3 3.3 27.3 2,141 40-44 66.1 4.0 29.8 1,887 45-49 63.5 5.5 31.0 1,477 Estado conyugal Nunca casada 74.5 2.1 23.4 5,649 Casada/unida 69.5 2.9 27.5 10,569 Divorciada/separada 59.9 7.0 33.2 1,212 Viuda 69.7 1.6 28.7 224 Residencia Urbana 67.8 3.7 28.4 12,172 Rural 76.2 1.2 22.5 5,482 Región Altiplano 73.6 1.8 24.5 7,065 Valle 64.6 2.5 32.7 5,377 Llano 72.0 4.7 23.2 5,212 Departamento Chuquisaca 70.3 2.3 27.1 1,160 La Paz 72.1 2.0 25.8 4,782 Cochabamba 63.2 2.5 34.3 3,353 Oruro 78.8 2.1 19.0 915 Potosí 75.3 1.2 23.4 1,368 Tarija 62.8 3.2 34.0 863 Santa Cruz 73.0 4.7 22.1 4,488 Beni/Pando 65.5 4.5 29.8 724 Educación Sin educación 71.1 1.7 27.0 1,088 Primaria 72.4 1.7 25.8 8,201 Secundaria 71.3 3.3 25.2 6,103 Superior 60.5 6.6 32.8 2,262 Total 70.4 2.9 26.6 17,654 • • • La mayor prevalencia se da entre las mujeres divorciadas o separadas y entre las de educación superior Según el lugar de residencia, los mayores porcentajes de fumadoras se encuentran en áreas urbanas y en Cochabamba, Tarija y Beni/Pando | Salud Materno Infantil y Salud Mental y Física de Adultos 196 LACTANCIA Y NUTRICIÓN 10 Los patrones y posibilidades de alimentación del niño afectan su estado nutricional, el que a su vez condiciona su potencial de desarrollo y crecimiento. En este sentido, la práctica de la lactancia materna provee a los niños de nutrientes adecuados y de inmunización para un gran número de enfermedades comunes en la niñez. Sin embargo, el temprano inicio de la complementación alimenticia sin las medidas de higiene y esterilización adecuadas, limita lo valioso de la lactancia al ponerse al niño en contacto con sustancias contaminadas en el ambiente. Los hábitos de lactancia y destete sin duda están muy relacionados con los riesgos de enfermedad y muerte y con el nivel de nutrición. Por otro lado, la duración y la intensidad de la lactancia en el período de postparto influyen en el intervalo entre nacimientos y los niveles de fecundidad resultantes, los que a su vez condicionan las posibilidades de sobrevivencia de los hijos futuros y de las madres. Asimismo, la inadecuada alimentación y la prevalencia e incidencia de enfermedades infecciosas son determinantes más importantes que los factores genéticos en el crecimiento de los infantes. Por ello, la desnutrición infantil es una de las variables más sensibles a las condiciones de vida. En este capítulo se analiza la información relacionada con el estado nutricional de los niños menores de cinco años en Bolivia y de una de las variables determinantes: las prácticas de alimentación, incluyendo la lactancia (su iniciación y su frecuencia), el uso de mamadera con 'chupón' y el suplemento con otras comidas. En la ENDSA 2003 las madres fueron interrogadas sobre la práctica de la lactancia, su inicio, frecuencia y el uso de complementación alimenticia de cada hijo nacido vivo desde enero de 1998. Los resultados constituyen las cuatro primeras secciones de este capítulo. En la quinta sección se presenta la información antropométrica sobre peso y talla de todos los niños menores de cinco años nacidos durante este mismo período y en la sexta los indicadores relacionados con la nutrición materna. En la penúltima sección se analizan los resultados de la prueba de anemia en niños y mujeres, para cerrar el capítulo con el uso de sal yodada. 10.1 INICIACIÓN DE LA LACTANCIA El Cuadro 10.1 contienen, para los niños nacidos en los cinco años anteriores a la ENDSA 2003, el porcentaje que alguna vez lactó, el porcentaje que empezó a lactar dentro de la primera hora y el porcentaje que empezó durante el primer día de nacido, es decir, el momento después del nacimiento en el cual se inicia la lactancia, por características seleccionadas. Como la producción de leche materna propiamente dicha comienza 24 ó 48 horas después del parto, se recomienda que los niños reciban, inmediatamente después de nacidos, el calostro, líquido riquísimo en anticuerpos que protegen al recién nacido contra las enfermedades y le previene de la hipoglicemia. En los cuadros también se muestra el porcentaje de niños que recibió otros alimentos durante los primeros tres días de nacidos, antes de empezar la lactancia propiamente dicha. El Gráfico 10.1 resume la iniciación de la lactancia por lugar de residencia y educación. Cuadro 10.1 y Gráfico 10.1 Lactancia Inicial Como puede apreciarse, la lactancia continúa siendo práctica generalizada en Bolivia. El 97 por ciento de los niños nacidos en los cinco años anteriores a la ENDSA 2003, han lactado alguna vez. Este porcentaje no muestra diferencias por sexo del niño, el área de residencia, región, departamento, el nivel educativo de la madre, el lugar del parto o si recibió o no atención durante el parto. • Lactancia y Nutrición | 197 198 | Lactancia y Nutrición Cuadro 10.1 Lactancia inicial Porcentaje de niños nacidos en los últimos cinco años anteriores a la encuesta que recibió lactancia materna alguna vez; y entre estos, porcentaje que empezó a lactar dentro de la hora siguiente de haber nacido, porcentaje que empezó a lactar durante el primer día de nacido y porcentaje que recibió alimentación complementaria antes de iniciar la lactancia, por características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Entre todos los niños: Entre los niños que lactaron, porcentaje que: ––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Empezó Empezó Recibió Porcentaje dentro de durante alimentos que Número la primera el primer antes de Número alguna de hora de día de empezar de Característica vez lactó niños nacido nacido1 a lactar2 niños –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sexo Hombre 96.5 5,278 60.1 83.7 34.6 5,095 Mujer 97.7 5,072 61.4 84.4 33.8 4,953 Residencia Urbana 96.8 5,891 60.5 85.4 37.5 5,705 Periurbana 97.5 783 60.2 84.3 30.1 764 Resto urbano 96.7 5,108 60.6 85.5 38.6 4,941 Rural 97.4 4,458 61.0 82.3 30.0 4,343 Región Altiplano 97.1 4,316 56.5 79.8 28.8 4,191 Valle 97.3 3,123 62.5 86.2 33.9 3,040 Llano 96.8 2,910 65.1 87.9 42.8 2,816 Departamento La Paz 97.0 2,790 59.9 82.3 21.2 2,706 Oruro 96.6 490 52.4 75.3 43.9 473 Potosí 97.7 1,036 49.5 75.6 41.9 1,012 Chuquisaca 97.5 797 58.9 88.1 31.1 777 Cochabamba 97.3 1,902 63.6 85.1 32.6 1,851 Tarija 97.0 424 64.0 87.6 45.0 412 Santa Cruz 96.8 2,417 64.2 88.0 42.9 2,340 Beni/Pando 96.7 493 69.5 87.8 42.2 476 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 96.6 3,192 56.1 79.4 27.3 3,084 Pobreza media 97.6 2,559 65.8 86.9 34.9 2,498 Pobreza baja 97.5 931 63.7 85.3 43.6 908 Capital de departamento 97.1 3,135 60.6 86.1 40.2 3,046 El Alto 96.5 531 58.9 83.4 20.6 513 Quintil de riqueza Quintil inferior 97.4 2,665 59.4 80.3 29.5 2,594 Segundo quintil 97.2 2,291 62.5 84.8 31.1 2,226 Quintil intermedio 97.3 2,316 60.2 84.4 32.4 2,254 Cuarto quintil 96.5 1,864 63.0 86.8 37.2 1,797 Quintil superior 96.8 1,215 57.7 86.0 49.5 1,175 Educación de la madre Sin educación 96.8 943 56.8 79.5 29.2 913 Primaria 97.7 6,266 61.4 84.2 31.7 6,121 Secundaria 96.0 2,395 62.9 85.9 38.3 2,301 Superior 95.8 745 52.8 82.3 49.1 713 Asistencia al parto Profesional de la salud3 97.0 6,296 65.3 88.2 36.3 6,109 Partera 97.0 623 54.3 78.5 40.9 604 Otra 97.2 3,245 54.4 78.2 28.9 3,153 Nadie 97.2 156 43.2 74.0 41.5 151 Lugar del parto Establecimiento de salud 97.1 5,905 65.2 88.3 36.8 5,731 En la casa 97.1 4,329 54.9 78.7 31.1 4,204 Otro 96.4 85 67.4 90.2 32.1 82 Total 97.1 10,350 60.7 84.0 34.2 10,047 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Las estimaciones se refieren a todos los nacidos en los 5 años que precedieron la encuesta, sin importar si estaban o no vivos en el momento de la encuesta. El total incluye 30 casos sin información sobre asistencia y lugar del parto Gráfico 10.1 Iniciación de la Lactancia, según Área de Residencia, Educación y Departamento 70 64 64 64 59 50 52 60 53 63 61 57 61 61 61 88 88 88 85 88 76 75 82 82 86 84 80 82 85 84 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 Beni/Pando Santa Cruz Tarija Cochabamba Chuquisaca Potosí Oruro La Paz DEPARTAMENTO Superior Secundaria Primaria Sin educación EDUCACION DE LA MADRE Rural Urbana AREA DE RESIDENCIA TOTAL Primera hora Primer Día Un 61 por ciento de los niños empezó a lactar dentro de la primera hora de nacido y esa proporción sube al 84 por ciento dentro del primer día. • • • • • El temprano inicio de la lactancia, dentro de la primera hora, no presenta diferencia por sexo y área de residencia. Las proporciones más bajas de temprano inicio de la lactancia se presentan entre los niños de madres que residen en el Altiplano y en los departamentos de Potosí y Oruro, donde apenas un promedio del 50 por ciento de los niños empezó a lactar dentro de la primera hora de nacido, en comparación con el 64 por ciento en Beni/Pando, Santa Cruz, Tarija y Cochabamba. La proporción de niños que lactaron dentro de la primera hora es mayor entre los niños de madres que recibieron asistencia por profesional de salud y entre aquellos cuyo parto ocurrió en un establecimiento de salud (65 por ciento en ambos casos), en contraste con 55 por ciento entre aquellos niños cuyo parto fue domiciliario. La mitad de los niños del quintil superior de riqueza (50 por ciento) recibieron alimento antes de empezar a lactar frente al 30 por ciento de los niños del quintil inferior. 10.2 SITUACIÓN DE LACTANCIA POR EDAD El conocimiento de la prevalencia de la lactancia y el inicio del destete son importantes desde el punto de vista de la salud infantil, porque permiten conocer en que momento los niños empiezan a ser Lactancia y Nutrición | 199 expuestos al riesgo de contraer ciertas enfermedades por ingerir agua, que generalmente no es de buena calidad, u otras sustancias, sin tomar las precauciones adecuadas. UNICEF y OMS recomiendan que los niños reciban lactancia exclusiva (sin líquidos o sólidos complementarios) durante los primeros seis meses de vida y que se les dé alimentación complementaria (sólida o semisólida) a partir del séptimo mes. En consecuencia, se toma como indicador estándar de lactancia exclusiva el porcentaje de niños de 6 meses que reciben lactancia exclusiva; y como indicador estándar de alimentación complementaria se toma el porcentaje de niños de 6-9 meses que reciben lactancia y alimentación complementaria. Se considera aceptable el dar a los niños otras leches después de los 6 meses pero se recomienda continuar la lactancia hasta los 2 años. El uso de biberón no se recomienda a ninguna edad. En el Cuadro 10.2 se presenta la distribución porcentual de los niños sobrevivientes menores de tres años según situación de lactancia por edad del niño: si están lactando o no; y si están lactando, si lo hacen exclusivamente o si reciben sólo agua o complementos alimenticios. El cuadro se puede utilizar para calcular la prevalencia de lactancia predominante (suma de lactancia exclusiva, lactancia más agua o jugos). El Cuadro 10.2 también detalla, por edad del niño, el uso de biberón durante el día o la noche antes de la entrevista. Los resultados se separan por área de residencia. Cuadro 10.2 Tipo de lactancia por edad del niño Al momento de la encuesta, casi la totalidad (96 por ciento) de los niños menores de cuatro meses estaban lactando. Esta proporción disminuye con la edad: pasa del 95 por ciento entre los niños de cuatro a cinco meses al 93 por ciento entre los de 10 y 11 meses. Entre los 24 y 27 meses, apenas el 24 por ciento de los niños continúa lactando. • • • • La lactancia exclusiva, recomendada durante los primeros seis meses de vida, sólo es recibida por el 70 por ciento en los menores de dos meses y por el 56 por ciento de los niños de dos a tres meses de edad. Luego, sólo se otorga al 17 por ciento de los niños de seis a siete meses de edad. Entre los niños menores de seis meses reciben lactancia exclusiva el 54 por ciento. En la ENDSA 2003 se estimó que entre los niños menores de dos meses y los de dos a tres meses de edad, recibían lactancia exclusiva el 70 y 56 por ciento, respectivamente, indicando un aumento en los últimos cinco años, de niveles de 69 y 54 por ciento en 1998, en parte gracias a la continuada promoción del amamantamiento exclusivo en los programas de salud. Sin embargo, para un grupo substancial de niños, la complementación alimenticia se inicia a edades tempranas: en los dos primeros meses al 21 por ciento de los niños y entre los cuatro y cinco meses a casi la mitad de ellos (45 por ciento). 200 | Lactancia y Nutrición Cuadro 10.2 Situación de lactancia para niños menores de tres años Distribución porcentual de los últimos niños menores de tres años que viven con la madre, por situación de lactanci porcentaje de niños menores de tres años que usan biberón, según área de residencia y edad en meses, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Último hijo menor de tres años que vive con la madre Menores de tres añ ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––– Lacta y recibe: Porcen- Número ––––––––––––––––––––––––––––––– taje de No Lacta Líquidos Leche Número alimentado menores Residencia/ está exclusi- Sólo (agua/ no Comple- de con de edad en meses lactando vamente agua jugos) materna mentos Total niños biberón tres año –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– <2 3.9 61.9 8.5 0.0 25.7 0.0 100.0 155 34.0 158 2-3 4.6 47.6 13.4 2.2 22.5 9.6 100.0 172 35.5 173 4-5 9.1 30.7 13.8 4.9 16.9 24.5 100.0 199 40.7 202 6-7 10.1 15.2 2.2 4.2 1.8 66.5 100.0 184 43.9 184 8-9 18.6 0.0 0.1 0.2 0.5 80.5 100.0 167 50.6 168 10-11 9.8 0.2 0.0 0.0 0.9 89.1 100.0 168 43.9 173 12-15 24.5 0.0 0.0 0.3 0.0 75.2 100.0 375 58.9 379 16-19 36.1 0.0 0.0 0.2 0.0 63.7 100.0 327 58.0 340 20-23 54.5 0.0 0.0 0.0 0.0 45.5 100.0 339 50.0 381 24-27 79.2 0.0 0.0 0.0 0.0 20.8 100.0 260 51.6 328 28-31 80.1 0.0 0.0 0.0 0.0 19.9 100.0 308 34.6 409 32-35 91.5 0.0 0.0 0.0 0.0 8.5 100.0 236 33.1 351 <6 6.1 45.4 12.1 2.6 21.3 12.4 100.0 526 37.0 533 6-9 14.1 8.0 1.2 2.3 1.2 73.2 100.0 351 47.1 351 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– <2 3.4 80.6 0.8 0.8 13.6 0.8 100.0 106 14.2 106 2-3 2.4 67.2 10.1 5.5 8.6 6.2 100.0 130 14.1 131 4-5 0.6 51.3 5.9 15.2 8.5 18.5 100.0 148 20.9 148 6-7 1.9 18.5 8.9 3.8 3.9 62.9 100.0 125 22.5 125 8-9 1.1 5.3 2.4 3.6 1.4 86.3 100.0 128 19.2 128 10-11 2.5 0.8 0.0 0.4 0.0 96.3 100.0 130 24.9 130 12-15 10.4 0.4 0.0 0.2 0.1 88.9 100.0 283 29.3 288 16-19 28.5 0.0 0.0 0.0 0.0 71.5 100.0 234 31.2 241 20-23 53.6 1.3 0.0 0.0 0.0 45.1 100.0 199 23.8 230 24-27 72.3 0.0 0.0 0.0 0.0 27.7 100.0 202 14.1 276 28-31 75.4 0.0 0.0 0.0 0.0 24.6 100.0 194 15.8 289 32-35 86.9 0.0 0.0 0.0 0.0 13.1 100.0 154 11.7 275 <6 2.0 64.8 5.9 7.9 9.9 9.5 100.0 383 16.8 386 6-9 1.5 11.8 5.6 3.7 2.6 74.8 100.0 252 20.8 253 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– <2 3.7 69.5 5.4 0.3 20.8 0.3 100.0 261 26.0 265 2-3 3.7 56.0 12.0 3.7 16.5 8.2 100.0 302 26.3 304 4-5 5.5 39.5 10.4 9.3 13.3 21.9 100.0 347 32.3 350 6-7 6.8 16.6 4.9 4.1 2.7 65.0 100.0 308 35.3 309 8-9 11.0 2.3 1.1 1.7 0.9 83.0 100.0 295 37.0 296 10-11 6.6 0.4 0.0 0.2 0.5 92.2 100.0 298 35.8 303 12-15 18.5 0.2 0.0 0.2 0.0 81.1 100.0 658 46.1 667 16-19 32.9 0.0 0.0 0.1 0.0 66.9 100.0 561 46.9 582 20-23 54.2 0.5 0.0 0.0 0.0 45.3 100.0 537 40.1 612 24-27 76.2 0.0 0.0 0.0 0.0 23.8 100.0 462 34.4 604 28-31 78.3 0.0 0.0 0.0 0.0 21.7 100.0 501 26.8 697 32-35 89.7 0.0 0.0 0.0 0.0 10.3 100.0 390 23.7 626 <6 4.4 53.6 9.5 4.8 16.5 11.2 100.0 909 28.5 919 6-9 8.8 9.6 3.0 2.9 1.8 73.8 100.0 603 36.1 605 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Los niños clasificados como ‘lactan y reciben sólo agua’ no reciben otros alimentos. Los complementos pueden ser sólid semisólidos. 10.3 DURACIÓN MEDIANA E INTENSIDAD DE LA LACTANCIA El Cuadro 10.3 presenta, para los niños menores de tres años, la duración mediana de la lacta en general, la lactancia exclusiva y la lactancia predominante; y el porcentaje de menores de seis meses fueron amamantados por seis o más veces durante las 24 horas precedentes a la entrevista, como indica Lactancia y Nutrición | a; y – os ––– s – – – – – – os o ncia que dor 201 de la intensidad de la lactancia, por características seleccionadas. Las estimaciones de las medianas construyen a partir de las distribuciones por edad para los últimos nacidos vivos en los tres meses antes d encuesta y que viven con las madres. Las distribuciones se suavizan y utilizan un promedio móvil para grupos. Estas distribuciones son análogas a la columna lx de una tabla sintética de mortalidad. La ampl del primer intervalo es de 1.5 meses pues se toma 0.5 meses para los niños nacidos en el mes de la entrev Cuadro 10.3 Duración mediana e intensidad de la lactancia Duración mediana de la lactancia, de la lactancia exclusiva y de la lactancia predominante entre los niños nacidos en los años anteriores a la encuesta viviendo con la madre; porcentaje de niños menores de seis meses que viven con la madre q recibieron lactancia seis o más veces en las últimas 24 horas anteriores a la entrevista; y promedio del número de veces lactancia durante el día y durante la noche, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Duración mediana de la lactancia (en meses) Intensidad de la lactancia entre los niños menores de tres años1 (niños menores de seis meses que lactan)2 –––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Lactancia Pecho Veces Veces exclusiva Lactancia Número 6+ veces durante durante Número Lactancia (sólo predomi- de en últimas el la de Característica total pecho) nante3 niños 24 horas día noche niños ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sexo Hombre 19.8 2.5 4.3 3,017 94.2 5.8 4.5 413 M ujer 19.5 2.7 4.6 2,891 92.4 6.0 4.6 460 Residencia Urbana 19.4 1.8 3.5 3,382 92.2 5.7 4.5 497 Periurbana 19.1 1.5 3.4 452 91.6 6.1 5.2 73 Resto urbano 19.5 1.8 3.5 2,930 92.3 5.6 4.4 423 R ural 19.9 3.8 5.4 2,526 94.7 6.2 4.6 377 Región Altiplano 21.0 4.5 5.3 2,433 95.9 5.9 4.6 352 Valle 19.7 3.1 5.0 1,791 92.4 6.0 4.7 257 L lano 16.7 1.1 2.2 1,684 90.6 5.8 4.3 265 Departamento La Paz 21.8 4.6 5.4 1,570 94.6 5.9 4.5 224 Oruro 20.5 0.7 0.7 270 97.6 5.8 5.1 37 Potosí 19.7 4.0 5.3 593 98.3 6.1 4.7 91 Chuquisaca 19.4 2.6 5.1 449 96.5 6.7 4.9 67 Cochabamba 19.5 3.3 5.0 1,105 92.7 5.7 4.6 160 Tarija 21.8 0.7 0.7 236 [ 81.2 [ 5.7 [ 5.1 29 Santa Cruz 16.1 1.1 2.0 1,394 91.7 5.7 4.3 220 B eni/Pando 18.2 1.2 3.6 290 85.0 6.2 4.6 45 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 20.8 4.7 5.5 1,792 95.7 6.1 4.6 267 Pobreza media 18.7 2.9 4.6 1,479 93.2 6.1 4.4 216 Pobreza baja 20.0 1.8 4.0 516 88.0 5.4 3.7 68 Capital de departamento 18.8 1.2 2.7 1,811 92.1 5.7 4.8 280 E l Alto 19.7 0.5 4.8 310 [ 93.9 [ 5.8 [ 4.5 42 Quintil de riqueza Quintil inferior 20.4 4.0 5.5 1,540 94.8 6.3 4.9 253 Segundo quintil 20.7 3.3 5.0 1,253 94.6 5.7 4.5 164 Quintil intermedio 19.6 3.0 4.6 1,336 92.4 5.9 4.4 216 Cuarto quintil 18.4 0.7 3.4 1,055 91.8 5.6 4.3 124 Q uintil superior 14.7 0.7 1.0 724 91.4 5.6 4.6 116 Educación de la madre Sin educación 21.3 3.5 5.6 498 94.8 5.9 4.5 81 Primaria 19.9 3.5 5.1 3,514 93.9 5.9 4.7 504 Secundaria 19.4 1.9 3.2 1,439 90.6 5.9 4.3 217 S uperior 15.1 0.5 0.6 456 95.0 5.7 4.8 72 T otal 19.6 2.6 4.5 5,908 93.3 5.9 4.6 873 Promedio de todos los niños 19.6 4.0 5.0 5,908 na na na na ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Las medianas y promedios aritméticos se calcularon a partir de las distribuciones por edad previamente suavizadas. L porcentajes precedidos de un corchete están basados en 25-49 casos sin ponderar. na = No aplicable. 1Se asume que los niños que no viven con la madre no están siendo amamantados en la actualidad 2Excluye niños para quienes no se tiene una respuesta válida sobre el número de veces que fueron amamantados 3Bien lactancia exclusiva, o recibieron lactancia y sólo agua, alimentos a base de agua o jugos (excluye otras leches) 202 | Lactancia y Nutrición se e la tres itud ista. tres ue de – – – – os Cuadro 10.3 Duración mediana y frecuencia de la lactancia por sexo del niño. Para niños menores de tres años, la lactancia tiene una duración mediana de 19.6 meses. • • • • • • • Como resultado de la temprana introducción de complementos, los niños apenas reciben lactancia exclusiva durante 2.6 meses. Un poco más de nueve de cada 10 niños (93 por ciento) menores de seis meses recibieron leche materna por lo menos seis veces en el día anterior a la entrevista, frecuencia de toma que se ajusta a las recomendaciones médicas sobre el particular. Los hábitos alimenticios no son muy diferentes por sexo del niño, pero si muestran diferencia según el nivel de educación de la madre. Entre las madres sin educación o nivel primario, la duración mediana de la lactancia exclusiva (3.5 meses) es siete veces la observada entre los niños de madres con educación superior (0.5 meses). Duración mediana y frecuencia de la lactancia por lugar de residencia La duración mediana de la lactancia exclusiva es mayor de cuatro meses entre los niños de madres que residen en los departamentos de La Paz y Potosí. En cambio, es menor de un mes entre los niños de madres que residen en los departamentos de Oruro y Tarija. Llama la atención que en el departamento de Oruro en el año 1998 la lactancia exclusiva tenia una duración mediana de 4 meses y en la ENDSA 2003 pasa a ser menos a un mes. En todos los grupos o ámbitos poblacionales, la mayoría de los niños menores de seis meses lactaron seis o más veces durante el día anterior al de la entrevista, en una proporción que varía entre el 80 y 98 por ciento. El aspecto en que se advierten las mayores diferencias por quintil de riqueza es la lactancia exclusiva. El cuatro por ciento de los hijos de mujeres del quintil inferior estaban lactando exclusivamente en comparación con menos del uno por ciento entre los niños de mujeres del quintil superior. 10.4 ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA EN LOS MENORES DE TRES AÑOS Se recomienda que a partir de los 6 meses de vida se debe iniciar el proceso de incorporación de alimentos y responder al aumento de demanda de nutrientes que la leche materna no puede proveer. El Ministerio de Salud y Deportes y otros organismos especializados recomiendan que a partir de los 6 meses los niños tomen, además de la leche materna, al menos un alimento de los siguientes grupos, en cada tiempo de comida: • Alimentos básicos: cereales (arroz, harina de maíz, avena, trigo), víveres (plátano, auyama), tubérculos (papa, yuca, yautía, ñame), pastas alimenticias, pan y galletas. • Alimentos formadores: queso, leche, yogurt, huevo, carnes blancas y rojas, pescado, vísceras, granos. • Alimentos protectores: Frutas: guineo, lechosa, melón, naranja, limón, mango, guayaba, piña etc. Vegetales: zanahoria, tomate, repollo, apio, pepino, tayota, remolacha, hojas verdes. • Alimentos de energía concentrada: mantequilla, margarina, aceite, azúcar, aguacate, maní, coco, chocolate, dulces. En la ENDSA 2003 se investigó sobre líquidos (agua sola, leche de fórmula para bebé, cualquier otra leche, jugos de fruta) y tipo de alimentos suministrados a los niños menores de tres años y número de veces que los ingirieron en las 24 horas anteriores al momento de la encuesta y durante los 7 días anteriores a la encuesta. Lactancia y Nutrición | 203 Tipos de Alimentos Consumidos en las Últimas 24 Horas Los tipos de alimentos consumidos por los menores de tres años en las últimas 24 horas se detallan en el Cuadro 10.4. Los alimentos fueron agrupados de la siguiente manera: • Alimentos hechos de cereales • Verduras amarillas (ricas en vitamina A) • Alimentos hechos de raices y tubérculos • Hojas verdes oscuras (ricas en hierro) • Frutas amarillas (ricas en vitamina A) • Otras frutas y vegetales • Alimentos fuentes de proteínas • Lácteos diversos • Alimentos hechos con grasas. Cuadro 10.4 Tipo de alimentos recibidos por los niños que lactan Entre los menores de dos meses que lactan, 19 por ciento complementa la leche materna con leche maternizada, tres por ciento con leche fresca y menos del uno por ciento con otros líquidos y alimentos hechos de granos. • • • • • Entre los niños de cuatro a cinco meses, cerca de un tercio (31 por ciento) recibe de complemento otros líquidos. Los niños reciben en menor proporción: leche fresca (10 por ciento), tubérculos o plátano (14 por ciento) o cereales (11 por ciento), frutas y vegetales (18 por ciento), entre otros. Tipo de alimentos recibidos por los niños que no lactan Los menores de dos meses que no lactan son alimentados con leche maternizada. Los niños que tienen entre dos y cinco meses reciben leche maternizada y otras leches. Entre los niños de ocho y nueve meses que no lactan, alrededor de seis y nueve de cada diez reciben leche fresca y otros líquidos como alimentación suplementaria, respectivamente, y casi cinco de cada diez leche maternizada (48 por ciento). Alrededor de seis de cada diez de estos niños recibe tubérculos y carne/huevo (63 por ciento). El 90 por ciento recibe grano/harina/cereal. Entre los niños de 10 a 11 meses que no lactan, 28 por ciento recibe leche maternizada, 78 por ciento leche fresca, yogurt y casi todos reciben otros líquidos (89 por ciento) y entre los alimentos que más se destacan están los cereales (92 por ciento), los tubérculos (90 por ciento), las carnes y huevos (89 por ciento). Un alto porcentaje muestra que consume frutas y vegetales ricos en Vitamina A (81 por ciento). Frecuencia de Consumo de Alimentos La frecuencia (número promedio de veces) de alimentos consumidos en el día o la noche anterior a la entrevista se detalla en el Cuadro 10.5 y la frecuencia (número de días promedio) en los 7 días anteriores a la entrevista en el Cuadro 10.6. Las categorías en estos dos últimos cuadros son más detalladas que en el Cuadro 10.4 y se incluye una categoría especial para frutas y vegetales ricos en vitamina A. 204 | Lactancia y Nutrición Cuadro 10.4 Alimentos recibidos por los niños el día o noche anterior a la entrevista Porcentaje de los niños menores de tres años de edad que viven con la madre y que recibieron algún alimento específico durante el día o la noche anterior a la entrevista, por situación de lactancia y edad, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Alimentos líquidos Alimentos sólidos o semisólidos –––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Alimen- Alimentos Frutas tos a base Frijol/ preparados y ve- Cual- Otra de maíz legum- Carne/ con grasa/ getales quier leche/ trigo/ Frutas/ Tubér- bres/ pollo/ aceite/ ricos en alimento Número Fórmula queso Otro arroz, vege- culos/ lenteja/ pescado/ mante- vitamina sólido o de Edad en meses infantil yogurt líquido 1 etc. tales 2 raíces soya huevo quilla A 3 semisólido niños ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– NIÑOS LACTANDO ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– <2 19.0 3.0 0.5 0.2 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.3 251 2-3 16.0 4.7 12.2 3.1 6.6 3.0 0.0 1.0 0.6 3.2 10.3 291 4-5 15.3 10.1 30.6 11.4 17.6 14.4 0.5 8.7 12.7 11.7 28.4 328 6-7 9.1 33.4 64.7 48.1 56.6 48.0 3.2 38.0 42.4 46.7 72.8 287 8-9 11.4 39.6 85.1 79.9 77.7 77.4 6.4 55.1 62.6 63.1 94.8 263 10-11 7.4 43.5 93.1 90.8 82.8 84.9 6.9 78.0 64.9 71.0 99.0 278 12-15 11.2 52.9 94.1 95.0 83.3 93.9 11.0 81.4 80.8 74.7 99.9 536 16-19 7.8 51.2 95.2 96.8 85.3 87.8 10.3 81.9 76.8 81.1 100.0 376 20-23 6.3 48.3 97.3 96.3 90.5 89.7 5.6 82.5 82.4 82.9 99.4 246 24-35 7.2 54.9 96.4 97.6 88.7 89.8 9.4 84.2 83.5 81.6 100.0 259 <6 16.6 6.2 15.8 5.4 8.8 6.5 0.2 3.6 5.0 5.5 14.2 870 6-9 10.2 36.3 74.4 63.3 66.7 62.0 4.7 46.1 52.1 54.5 83.3 550 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– NIÑOS NO LACTANDO ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 12-15 31.7 77.6 91.7 96.6 92.6 93.5 8.9 81.5 75.3 83.8 100.0 122 16-19 22.5 73.4 95.7 99.1 92.1 89.8 15.4 86.9 88.4 82.1 99.9 185 20-23 21.0 62.6 93.7 90.9 89.9 90.2 10.1 85.5 87.4 81.9 99.5 291 24-35 10.8 63.3 95.7 97.1 90.3 91.1 12.7 86.8 84.8 84.2 99.7 1,094 <6 65.5 27.3 0.0 0.0 2.6 0.0 0.0 0.0 0.0 2.6 31.0 40 6-9 48.4 61.6 81.4 88.3 86.3 71.6 19.6 53.6 57.9 74.5 95.5 53 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La situación de lactancia y el alimento consumido se refieren al período de 24 horas comprendido entre el día y la noche anterior a la entrevista. No se muestran los porcentajes de niños no lactando menores de un año por grupos detallados de edad por estar basados en menos de 50 casos no ponderados. 1No incluye agua 2 Incluye frutas y vegetales ricos en vitamina A 3Incluye plátano maduro, batata, auyama/zanahoria; vegetales de hojas verdes; mango/lechosa y otras frutas locales ricas en vitamina A. Cuadro 10.5 Frecuencia de la ingesta en las últimas 24 horas entre los niños que lactan Además del pecho, a los niños lactantes menores de seis meses les dieron, en promedio, menos de una vez 0.5 veces leche de fórmula y 0.6 veces cualquier tipo de alimento sólido o semi-sólido en las 24 horas antes de la encuesta. Sin embargo, los niños de cuatro a cinco meses consumieron en promedio 1.3 veces por día algún alimento sólido. • • A los niños lactantes de seis a nueve meses se les dio además del pecho, en promedio, 0.3 veces leche de fórmula, 0.7 veces otro tipo de leche y 6.8 veces algún alimento sólido o semi-sólido. Entre estos, los niños consumen una vez o más de una vez, alimentos a base de frutas, cereales y verduras. De los alimentos fuente de proteínas, sólo se les dio 0.5 veces en promedio. Como era de esperar, las veces promedio de consumo de algún alimento sólido o semi-sólido se va incrementando con la edad del niño, pero los alimentos fuentes de proteínas apenas superan a una vez en promedio entre los 12 y 35 meses. Lactancia y Nutrición | 205 Frecuencia de la ingesta en las últimas 24 horas entre los niños no lactantes Los niños no lactantes menores de seis meses consumen, en promedio 3.9 veces leche de fórmul 0.7 veces otro tipo de lácteo y 0.1 veces algún tipo de alimento sólido o semi-sólido. Para los niñ no lactantes de 6 a 9 meses disminuye el número de veces en promedio que consumen leche d fórmula (2.3 veces), pero aumenta el consumo de otro tipo de leche (2.4 veces). Se consume 9 veces algún alimento sólido o semi-sólido, siendo los más frecuentes (más de una vez por día), l alimentos a base de cereales, las frutas y vegetales (especialmente amarillos, fuente de vitamina A • • Los alimentos fuentes de proteínas son consumidos 0.7 veces al día, en promedio. Similar a lo qu ocurre entre los lactantes, el promedio de veces de consumo de algún alimento sólido o semi-sólid aumenta con la edad, pero siempre las carnes y otros alimentos formadores son los men frecuentes. Cuadro 10.5 Frecuencia de los alimentos recibidos por los niños el día o noche anterior a la entrevista Promedio del número de veces que los niños menores de tres años de edad que viven con la madre y que recibiero algún alimento específico durante el día o la noche anterior a la entrevista, por situación de lactancia y edad, Bolivi 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Alimentos líquidos Alimentos sólidos o semisólidos –––––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Alimentos Alimentos Frijol/ preparados Frutas y Otra a base de legum- Carne/ con grasa/ vegetales leche/ maíz/trigo/ Frutas/ Tubér- bres/ pollo/ aceite/ ricos en Número Fórmula queso Otro arroz, vege- culos/ lenteja/ pescado/ mante- vitamina de Edad en meses infantil yogurt líquido 1 etc. tales 2 raíces soya huevo quilla A 3 niños ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– NIÑOS LACTANDO ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– <2 0.6 0.1 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 251 2-3 0.5 0.1 0.2 0.0 0.1 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 291 4-5 0.4 0.3 0.5 0.2 0.4 0.2 0.0 0.1 0.2 0.2 328 6-7 0.2 0.7 1.3 0.7 1.4 0.7 0.0 0.5 0.6 1.0 287 8-9 0.3 0.8 1.9 1.4 2.3 1.3 0.1 0.8 1.0 1.6 263 10-11 0.1 0.8 2.1 1.7 2.8 1.5 0.1 1.2 1.1 1.9 278 12-15 0.2 1.1 2.1 1.8 2.9 1.6 0.1 1.3 1.3 2.0 536 16-19 0.2 1.1 2.3 2.0 3.1 1.6 0.2 1.4 1.4 2.1 376 20-23 0.1 1.1 2.5 2.1 3.4 1.8 0.1 1.4 1.5 2.4 246 24-35 0.2 1.2 2.5 2.1 3.2 1.7 0.1 1.5 1.5 2.3 259 <6 0.5 0.2 0.2 0.1 0.2 0.1 0.0 0.0 0.1 0.1 870 6-9 0.3 0.7 1.6 1.1 1.9 1.0 0.1 0.6 0.8 1.3 550 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– NIÑOS NO LACTANDO ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 12-15 1.1 2.8 2.7 2.1 3.7 1.7 0.1 1.6 1.3 2.3 122 16-19 0.7 2.3 2.6 2.1 3.6 1.8 0.3 1.5 1.6 2.4 185 20-23 0.6 1.7 2.4 2.0 3.4 1.8 0.1 1.4 1.5 2.3 291 24-35 0.3 1.7 2.6 2.1 3.7 1.8 0.2 1.5 1.5 2.5 1,094 6-9 2.3 2.4 2.4 1.6 3.0 1.1 0.2 0.9 0.9 2.2 [ 53 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La situación de lactancia y el alimento consumido se refiere al período de 24 horas comprendido entre el día y l noche anterior a la entrevista. [ = 25-49 casos sin ponderar 1No incluye agua 2 Incluye frutas y vegetales ricos en Vitamina A 3Incluye plátano maduro, batata, auyama/zanahoria; vegetales de hojas verdes; mango/lechosa y otras frutas locales rica en vitamina A. 206 | Lactancia y Nutrición a, os e .9 os ). e o os n a a s Cuadro 10.6 Frecuencia de la ingesta en los últimos 7 días entre los niños lactantes En la ENDSA 2003 se encontró que ningún tipo de alimentos se les da las siete veces requeridas (siete días) a los niños menores a tres años. Sin embargo, en general, en todos se observa un incremento del número de veces a medida que se avanza en la edad, pero el incremento en muchos de ellos es extremadamente modesto. • • • • • • • • Los niños lactantes de seis a siete meses, en promedio, consumen aproximadamente: ▪ Menos de cuatro días en la semana: agua, otros líquidos, granos, raíces y tubérculos. ▪ Un poco menos de tres días: carne, pescado grasa, calabazas y zanahorias. ▪ Un poco menos de dos días: vegetales de hojas verdes, queso y yogurt, jugos de fruta y otras leches. ▪ Casi nunca: alimentos hechos de legumbres y formula infantil. Los niños lactantes de seis a siete meses, en promedio, consumen aproximadamente: ▪ Menos de cuatro días en la semana: agua, otros líquidos, granos, raíces y tubérculos. ▪ Un poco menos de tres días: carne, pescado grasa, calabazas y zanahorias. ▪ Un poco menos de dos días: vegetales de hojas verdes, queso y yogurt, jugos de fruta y otras leches. ▪ Casi nunca: alimentos hechos de legumbres y formula infantil. Los niños lactantes de 8 a 11 meses, en promedio, consumen aproximadamente: ▪ Un poco más de cinco días a la semana: agua, otros líquidos, granos, raíces y tubérculos. ▪ Un poco más de cuatro días: pescado, pollo, huevos y grasas. ▪ Alrededor de tres días: frutas y calabazas, papa y zanahoria y vegetales de hojas verdes. ▪ De uno a dos días: otras leches jugos de fruta, queso y yogurt. ▪ Menos de un día: fórmula infantil y legumbres. Los niños lactantes de 12 a 23 meses, en promedio, consumen aproximadamente: ▪ Entre cinco y seis días: agua y otros líquidos, granos y raíces y tubérculos, carne, pescado y grasas. ▪ Entre tres y cuatro días: frutas y papa y zanahoria . ▪ Casi tres días: vegetales de hojas verdes, queso y yogurt. ▪ De uno a dos días: otro tipo de leche y jugos de frutas. ▪ Menos de un día: formula infantil y legumbres. Los niños lactantes de 24 a 35 meses, en promedio, consumen aproximadamente: ▪ Un poco más de seis días: agua, otros líquidos, granos, raíces y tubérculos. ▪ Entre cinco y seis días: carne, pescado, pollo, grasas, calabazas, zanahorias y papa. ▪ Alrededor de cuatro días: frutas y vegetales. ▪ Alrededor de tres días: cualquier otro tipo de leche, queso, yogurt, y vegetales de hojas verdes. ▪ De uno a dos días: jugos de frutas. ▪ Menos de un día: fórmula infantil y legumbres. Frecuencia de la ingesta en los últimos 7 días entre los niños no lactantes Además de una mayor ingesta de alimentos de variada y alta calidad nutricional, la ingesta de agua, es particularmente importante en este grupo de niños, sobre todo si consumen leche de vaca, cuya “proteína provoca pequeñas hemorragias en el intestino de los menores de seis meses, que causan pérdidas constantes de sangre, invisibles, pero que favorecen la deficiencia en hierro”, según ciertos autores. Los niños no lactantes de seis a siete meses, en promedio, consumen aproximadamente: ▪ Un poco más de cinco días en la semana: agua y granos. ▪ Más de cuatro días: frutas y vegetales. ▪ Más de tres días: fórmula infantil, otro tipo de leche, jugos de frutas, otros líquidos, raíces, tubérculos y grasas. ▪ Más de dos días: pescado, pollo, huevos, calabaza, papa, zanahoria y vegetales de hojas verdes. ▪ Menos de un día: legumbres, mango/papaya, queso y yogurt, Lactancia y Nutrición | 207 Cuadro 10.6 Frecuencia de los alimentos consumidos por los niños en los últimos siete días Promedio del número de veces que los niños menores de tres años de edad que viven con la madre recibieron algún alimento espe los siete días anteriores a la entrevista, por situación de lactancia y edad, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Alimentos líquidos Alimentos sólidos y semisólidos ––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Alimentos Frutas y vegetales Frutas preparados ricos en vitamina A y vege- con ––––––––––––––––––– Alimentos tales Alimentos aceite/ Calabaza/ Vege- Man a base de no ricos hechos Carne/ mante- papa roja tales pap Jugo granos/ Tubér- en de pollo/ quilla/ dulce/ de ot Edad Sólo Fórmula Otra de Otro trigo/ culos/ vitamina legum- Queso/ pescado/ marga- zana/ hojas fru en meses agua infantil leche frutas líquido1 cereal raíces A bres yogurt huevo rina horia verdes loc ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– NIÑOS LACTANDO ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– <2 0.7 1.3 0.2 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0 2-3 1.4 1.1 0.3 0.2 0.6 0.1 0.2 0.3 0.0 0.0 0.1 0.0 0.1 0.0 0 4-5 2.6 1.0 0.5 0.4 1.8 0.6 0.9 0.6 0.0 0.3 0.6 0.6 0.4 0.4 0 6-7 3.7 0.6 1.2 1.3 3.6 3.0 3.2 2.0 0.2 1.1 2.1 2.5 2.2 1.6 0 8-9 4.9 0.8 1.3 1.5 5.1 5.0 4.9 3.1 0.5 1.9 3.5 3.9 3.2 2.4 1 10-11 5.1 0.6 1.4 1.8 5.8 6.1 5.8 3.7 0.5 1.7 4.9 4.2 4.0 3.1 1 12-15 5.4 0.7 2.1 1.8 6.1 6.2 6.1 4.0 0.7 2.1 5.3 5.1 4.5 2.6 1 16-19 5.8 0.5 2.1 2.0 6.2 6.3 5.8 3.8 0.7 2.2 5.2 5.1 4.3 3.0 1 20-23 5.8 0.4 1.9 1.6 6.4 6.4 6.1 3.9 0.5 2.3 5.3 5.4 4.7 3.1 1 24-35 6.2 0.5 2.6 1.6 6.5 6.3 6.0 3.9 0.7 2.3 5.2 5.3 4.7 2.9 1 <6 1.7 1.1 0.3 0.2 0.9 0.3 0.4 0.3 0.0 0.1 0.2 0.3 0.2 0.2 0 6-9 4.3 0.7 1.3 1.4 4.3 3.9 4.0 2.5 0.4 1.5 2.8 3.2 2.7 2.0 0 Total 0-35 4.3 0.8 1.4 1.3 4.4 4.2 4.1 2.6 0.4 1.5 3.4 3.4 3.0 2.0 0 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– NIÑOS NO LACTANDO ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 12-15 5.7 2.2 4.3 3.2 6.0 6.4 6.2 4.9 0.6 3.4 5.4 5.0 4.5 3.5 1 16-19 6.3 1.5 4.2 2.6 6.3 6.5 5.9 4.6 1.1 2.7 5.7 5.8 4.6 3.6 1 20-23 6.2 1.5 3.1 2.5 6.4 6.3 6.1 4.1 0.9 2.6 5.8 5.5 4.6 3.0 2 24-35 6.3 0.7 3.0 2.2 6.4 6.5 6.2 4.4 0.9 2.8 5.6 5.5 5.0 3.4 1 6-9 5.3 3.4 3.7 3.5 5.1 5.6 4.4 4.1 0.7 1.5 3.9 3.9 4.3 3.9 1 Total 0-35 6.1 1.2 3.3 2.3 6.2 6.3 5.9 4.3 0.9 2.7 5.5 5.4 4.7 3.3 1 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La situación de lactancia y el alimento consumido se refieren al período de 24 horas que comprende 'ayer y anoche'. 1No incluye agua Los niños no lactantes de 8 a 11 meses, en promedio, consumen aproximadamente: • • ▪ Casi todos los días, carne, otros líquidos. ▪ Más de cinco días, agua, granos, raíces, tubérculos, calabaza, zanahoria, papa, carne/pescad huevos. ▪ Entre cuatro y cinco días, otro tipo de leche, frutas, vegetales, grasas, vegetales de hojas verdes. ▪ De tres a cuatro días, jugos de frutas, queso y yogurt. ▪ Un poco más de dos días fórmula infantil, papaya y otras frutas ▪ Menos de un día, legumbres. Los niños no lactantes de 12 a 23 meses, en promedio, consumen aproximadamente: ▪ Más de seis días a la semana, agua, otros líquidos, granos, raíces y tubérculos. ▪ Entre cinco y seis días, pescado, carne, pollo, grasas. ▪ Más de cuatro días, frutas y vegetales, calabazas, zanahorias y papa. ▪ Alrededor de cuatro días, otro tipo de leche y vegetales de hojas verdes. ▪ Entre uno y tres días, fórmula infantil, jugos de frutas, legumbres, queso, y yogurt. 208 | Lactancia y Nutrición cífico durante ––––––––– –– ––– go/ aya/ ras Número tas de ales niños ––––––––– ––––––––– .0 251 .0 291 .1 328 .4 287 .1 263 .3 278 .5 536 .4 376 .1 246 .4 259 .1 870 .7 550 .9 3,115 ––––––––– ––––––––– .6 122 .7 185 .1 291 .8 1,094 .8 53 .8 1,805 ––––––––– o y Los niños no lactantes de 24 a 35 meses, en promedio, consumen aproximadamente: • ▪ Prácticamente todos los días, agua, otros líquidos, granos, raíces y tubérculos. ▪ Alrededor de seis días, pescado, pollo, carne y grasas. ▪ Entre cuatro y cinco días, frutas y vegetales, zanahoria, calabaza y papa. ▪ Un poco más de tres días, vegetales con hojas verdes. ▪ Alrededor de tres días, otro tipo de leche, queso y yogurt. ▪ Más de dos días, jugos de frutas. ▪ Menos de un día, fórmula infantil y legumbres. 10.5 ALIMENTACIÓN Y CONSUMO DE MICRONUTRIENTES Las vitaminas y los minerales constituyen los llamados micronutrientes. Estos se necesitan en cantidades pequeñísimas en la dieta y su rol principal es ayudar a la absorción de los macronutrientes. Las vitaminas se presentan en la naturaleza de dos formas, solubles en grasas y solubles en agua. La mayoría de las veces se presentan de forma activa, pero algunas como la vitamina A, se presentan también como provitaminas, es decir, que sufren transformaciones posteriores en el organismo, para que éste las asimile como vitamina A. Un niño cuya dieta carece de las cantidades recomendadas de vitaminas y minerales esenciales puede desarrollar deficiencias de esos micronutrientes. La población se encuentra más vulnerable cuando ha sufrido infecciones o parasitosis, formando un círculo vicioso de desnutrición- enfermedad. El actual marco legal en salud del país contempla la fortificación en tres micronutrientes cuya ausencia producen los déficit nutricionales de mayor trascendencia en los grupos vulnerables de la población boliviana: el hierro, el ácido fólico y las vitaminas del complejo B en la harina de trigo, el yodo en a sal y la vitamina A en el aceite. Por estas razones, la población debería consumir estos productos nacionales que cuentan con la fortificación adecuada de micronutrientes. El papel fundamental del yodo es el de ser un componente esencial de las hormonas de la tiroides y éstas son fundamentales para el desarrollo y el crecimiento del ser humano y muchos animales. El yodo es uno de los pocos micronutrientes que es escaso en la dieta de países como Bolivia y se tiene que recurrir a la fortificación de los alimentos para ingerirlos. El retinol y los carotenos son las dos formas de presentación de la vitamina A. El retinol o vitamina A activa se presenta en las grasas de los peces e hígado de algunos animales y en menores cantidades en la mantequilla, leche y en la yema del huevo. El retinol es esencial para el crecimiento óseo, conservación del tejido epitelial y la capacidad visual. Los carotenos se obtienen de los vegetales y frutas amarillas y se absorben aproximadamente en un 50 por ciento de lo consumido en presencia de grasas en el intestino (las parasitosis pueden afectar su absorción). El hierro es uno de los elementos más abundantes en la tierra y se encuentra presente en casi todos los alimentos, pero con diferente grado de concentración. Es un componente esencial de la hemoglobina, junto con el ácido fólico y la vitamina B12, cuya función es esencial en la oxigenación del organismo. Se presenta bajo dos formas esencialmente: una que se absorbe fácilmente y otra que necesita la presencia de otros nutrientes para facilitar la absorción como las proteínas y la vitamina C. El hierro fácil de absorber se encuentra en altas concentraciones en la yema del huevo, la leche, las carnes, vísceras y los vegetales (incluyendo leguminosas), las hojas verdes y los extractos de éstas. La lactancia materna protege de la carencia de hierro a los bebés lactantes. Entre los grupos que pueden tener grandes demandas en hierro se tienen a los bebés prematuros, los bebés que no lactaron, los adolescentes, las mujeres embarazadas y quienes están amamantando. La deficiencia de hierro, puede llevar a una anemia nutricional. La anemia durante el embarazo puede tener como consecuencia bebés prematuros y hemorragias después del parto. Lactancia y Nutrición | 209 El ácido fólico se necesita para la síntesis de células nuevas, del ADN, de los glóbulos rojos y de los tejidos del feto durante el embarazo. Durante la lactancia y el embarazo se aumentan los requerimientos de ácido fólico y su deficiencia puede producir anemia. Se encuentra en las hojas verdes (de ahí proviene su nombre) de las verduras, las espinacas, el brócoli, etc. Las frutas y vegetales frescos son la mejor fuente porque el calor lo destruye. La deficiencia de los folatos (o ácido fólico) es más frecuente durante el embarazo o cuando hay una inadecuada ingesta de los alimentos que lo contienen. Consumo de Vitamina A y Hierro entre los Niños Además de fortificar alimentos de consumo masivo como harina con hierro y los aceites con Vitaminas, una de las estrategias más importante, fue la suplementación farmacológica a los grupos vulnerables con el suministro de la Vitamina A activa, en cápsulas tomadas dos veces por año durante las Campañas Nacionales de Salud, a los niños mayores de seis meses y menores de cinco años. También se inició el suministro de suplementos a las mujeres después del parto. Así mismo, se realizan campañas educativas sobre las bondades de ingesta de ciertos alimentos ricos en micronutrientes. El porcentaje de niños y niñas menores de 3 años de edad que viven con la madre que consumieron frutas y vegetales ricos en vitamina A en los 7 días anteriores a la encuesta y el porcentaje de niños de 6-59 meses de edad que recibieron suplementos de vitamina A en los seis meses anteriores a la encuesta se presentan en el Cuadro 10.7.1 por características demográficas seleccionadas y en el Cuadro 10.7.2 por características socioeconómicas seleccionadas. Cuadros 10.7.1 y 10.7.2 Consumo de alimentos ricos en vitamina A y de suplementos de vitamina A En la ENDSA 2003 se encontró que el 64 por ciento de los niños menores de tres años que viven con la madre habían consumido frutas y vegetales ricos en carotenos en la semana anterior a la encuesta y que el 60 por ciento de los niños de 6-59 meses había recibido suplementos de vitamina A en los últimos seis meses. • • • • • • La educación de la madre influye en el consumo de la vitamina, sea cual sea su forma, alimentos o suplementos. Entre los niños de 6 a 35 meses, tanto el consumo de alimentos ricos en vitaminas A como el de suplementos aumenta rápidamente con el nivel de educación de la madre, de niveles inferiores al 50 por ciento entre los hijos de madres sin educación hasta el 70 por ciento entre aquellos con madres con educación superior. Al analizar los resultados por edad de la madre al nacimiento del niño, puede concluirse que el consumo de micronutrientes está aumentado a juzgar por los niveles mayores entre los hijos de las madres jóvenes en comparación con las de mayor edad. En el área urbana el 71 por ciento consumió frutas y vegetales amarillos y el 62 por ciento tuvo suplementos, en comparación con el 53 por ciento y 58 por ciento en el área rural. En los departamentos de Chuquisaca y Potosí se observan los más bajos niveles de consumo de alimentos ricos en vitamina A (menos del 50 por ciento), pero los más altos en el consumo de suplementos (más del 67 por ciento). Destaca el departamento de Tarija por tener buenos niveles de consumo de ambas formas de la vitamina A (69 y 70 por ciento). En Cochabamba se encontró la más alta proporción de niños con consumo de alimentos ricos en vitamina A (70 por ciento) pero con coberturas bajas de suplementos (59 por ciento). La ingesta de alimentos ricos en vitamina A como para la suplementación de la misma aumenta a medida que aumenta la edad de los niños. Una proporción relativamente baja de niños de seis a nueve meses consumió suplementos (50 por ciento), lo cual puede probablemente estar asociado a los niveles de desnutrición por deficiencia de vitamina A en esas edades. Las proporciones no difieren mucho por sexo para ninguna de las dos formas de suministro de la vitamina A, sin embargo, es ligeramente mayor la proporción de niños varones en el consumo de alimentos y ligeramente menor en el consumo del suplemento. 210 | Lactancia y Nutrición Cuadro 10.7.1 Ingesta de micronutrientes entre los niños por características demográficas seleccionadas Porcentaje de niños menores de 3 años de edad que vive con la madre que consumió frutas y vegetales ricos en vitamina A en los últimos 7 días anteriores a la encuesta; y porcentaje de niños de 6-59 meses de edad que recibió suplementos de vitamina A en los seis meses anteriores a la encuesta, según características demográficas seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Menores de tres años1 Niños de 6-59 meses –––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––– Porcentaje Porcentaje que consumió que frutas y vegetales Número consumió Número ricos en de suplementos de Característica vitamina A2 niños de vitamina A niños ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad en meses <6 5.4 909 na na 6-9 56.3 603 50.3 605 10-11 71.7 298 57.4 303 12-23 79.8 1,756 66.0 1,861 24-35 83.7 1,354 64.1 1,928 36-47 na na 57.4 1,984 48-59 na na 56.6 2,121 Sexo Hombre 64.0 2,531 59.0 4,530 Mujer 63.4 2,389 61.1 4,271 Orden de nacimiento 2-3 62.9 1,225 62.9 2,181 4-5 66.1 1,792 61.5 3,181 6+ 63.4 926 58.0 1,680 Lactancia Lactando 53.5 3,115 60.6 2,327 No lactando 81.5 1,802 59.8 6,447 Sin información * 3 * 27 Edad de la madre al nacimiento <20 60.9 721 61.2 1,409 20-24 64.0 1,313 62.6 2,374 25-29 63.9 1,158 59.7 2,092 30-34 67.0 863 58.0 1,509 35-49 62.2 865 57.0 1,416 Total 63.8 4,920 60.0 8,801 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La información sobre suplementos de vitamina A está basada en el recordatorio de la madre. No se muestran los porcentajes cuando la información se basa en menos de 25 casos no ponderados (*). na = No aplicable 1Último niño entre los menores de tres años 2 Incluye los alimentos ricos en vitamina A detallados en el Cuadro 10 6 Los niños o niñas de orden de nacimiento 6 o mayor tienen una ligera desventaja a nivel d consumo por suplementación. Los niños no lactantes tienen una mayor proporción de consumidor de vitamina A en frutas y vegetales que los lactantes, (82 contra 54 por ciento). • • Las diferencias por quintiles de riqueza son más notorias en el consumo de frutas y vegetales ric en vitamina “A” que el consumo de suplementos de vitamina “A”. El 74 por ciento de los niñ hijos de mujeres del quintil superior de riqueza, consumieron fruta y vegetales ricos en vitamin “A” en los siete días previos a la encuesta, mientras que sólo el 45 por ciento de los hijos d mujeres del quintil inferior lo hicieron. Lactancia y Nutrición | el es os os a e 211 Cuadro 10.7.2 Ingesta de micronutrientes entre los niños Porcentaje de niños menores de 3 años de edad que vive con la madre que consumió frutas y vegetales ricos en vitamina A en los últimos 7 días anteriores a la encuesta; y porcentaje de niños de 6-59 meses de edad que recibió suplementos de vitamina A en los seis meses anteriores a la encuesta, según características socioeconómicas seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Menores de tres años Niños de 6-59 meses 1 –––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––– Porcentaje Porcentaje que consumió que frutas y vegetales Número consumió Número ricos en de suplementos de Característica vitamina A2 niños de vitamina A niños ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 71.3 2,890 61.5 5,077 Periurbana 73.2 374 62.5 670 Resto urbano 71.0 2,516 61.4 4,408 Región Altiplano 62.1 2,017 56.6 3,636 Valle 63.5 1,487 64.0 2,657 Llano 66.4 1,416 60.6 2,507 Departamento La Paz 66.1 1,309 55.1 2,382 Oruro 68.5 227 60.0 406 Potosí 48.1 480 59.3 849 Chuquisaca 43.8 370 73.0 672 Cochabamba 70.3 914 58.8 1,604 Tarija 68.9 204 70.1 381 Santa Cruz 67.6 1,177 59.2 2,080 Beni/Pando 60.7 239 67.0 427 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 52.1 1,436 56.5 2,637 Pobreza media 63.2 1,235 58.5 2,174 Pobreza baja 71.9 439 62.2 816 Capital de departamento 71.3 1,560 63.6 2,723 El Alto 72.1 251 62.3 450 Quintil de riqueza Quintil inferior 44.7 1,223 56.6 2,181 Segundo quintil 66.7 1,018 58.4 1,970 Quintil intermedio 67.5 1,112 60.2 1,965 Cuarto quintil 74.5 911 62.3 1,627 Q uintil superior 73.5 656 66.0 1,057 Educación de la madre Sin educación 49.1 383 56.6 764 Primaria 62.1 2,869 57.4 5,339 Secundaria 70.1 1,262 66.9 2,060 Superior 69.7 407 63.2 638 Total 63.8 4,920 60.0 8,801 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: La información sobre suplementos de vitamina A está basada en el recordatorio de la madre. na = No aplicable 1Último niño entre los menores de tres años Rural 53.0 2,031 57.9 3,723 2 Incluye los alimentos ricos en vitamina A detallados en el Cuadro 10.6 Consumo de Alimentos y de Suplementos de Vitamina A en las Mujeres El estado nutricional previo al embarazo, durante el embarazo y después son etapas de proceso continuo estrechamente ligadas entre sí. El estado nutricional de los hijos está grandem determinado por la historia nutricional de la madre desde la fase intrauterina, ya que una mujer que nacido desnutrida o que ha sufrido desnutrición en su infancia o adolescencia, tiene más probabilida de tener a un hijo de bajo peso, aunque se haya alimentado convenientemente durante el embarazo. requerimientos normales nutricionales de una mujer aumentan durante el embarazo para satisfacer necesidades de los propios tejidos de la mujer, de la placenta, del útero, las mamas y del feto. 212 | Lactancia y Nutrición un ente ha des Los las Durante el embarazo, la mujer necesita una ingesta mayor de proteínas y de hierro. El requerimiento de este último es mayor en el segundo y tercer trimestre. El riesgo de anemia aumenta durante el embarazo lo cual puede ser muy desfavorable para la gestación. La suplementación de hierro debe comenzar en forma rutinaria lo más pronto posible, además del aumento del consumo de alimentos ricos en hierro y en ácido fólico. Cuando hay serias deficiencias nutricionales en la dieta habitual debido al bajo consumo de alimentos fuentes de proteínas de origen animal y de otros nutrientes, la situación durante el embarazo es más crítica y se enfrentan mayores riesgos, con posibles daños neurológicos y mentales irreversibles en el niño. El Ministerio de Salud y Deportes recomienda que durante el embarazo se aumente el consumo de alimentos ricos en vitamina A. Las gestantes adolescentes, las mujeres mayores, las mujeres de bajo peso y las obesas, tienen mayores riesgos nutricionales durante el embarazo. En la ENDSA 2003 se indagó sobre el consumo de suplemento de vitamina A en el puerperio y de hierro y ácido fólico durante el embarazo de las mujeres que tuvieron hijos en los últimos 5 años (se tomó el más reciente nacimiento). Asimismo se indagó sobre problemas de visión nocturna, los cuales se investigaron de manera empírica indagando sobre los problemas de visión de la mujer durante el último embarazo tanto en la noche como durante el día. Cuando la entrevistada dijo haber tenido problemas de visión nocturna y no de día, se contabilizó como mala visión nocturna y cuando la entrevistada dijo haber tenido problemas de visión de noche y de día no se tomó en cuenta en la tasa ajustada. La ingesta de micronutrientes entre las madres se presenta en el Cuadro 10.8. Se presentan los porcentajes de mujeres que tuvieron hijos en los cinco años anteriores a la encuesta que recibieron dosis de vitamina A en los primeros dos meses después del parto y los porcentajes que sufrieron ceguera nocturna durante el embarazo. En el Cuadro 10.8 también se muestran los porcentajes de mujeres que tomaron pastillas/jarabes de hierro durante determinados días. Las mujeres embarazadas necesitan tomar dos pastillas de sulfato ferroso cada día, durante tres meses. Después deben continuar tomando una pastilla cada día hasta terminar el embarazo. Se ha estimado que si la mujer recibe dichas dosis por lo menos por 90 días, puede cubrir gran parte de esos requerimientos. Si por el contrario su consumo lo hace por menos de 60 días, es insuficiente. De manera que en la ENDSA 2003 se investigó el número de días que la mujer tomó hierro bajo cualquier forma, como suplemento, durante su embarazo. Cuadro 10.8 Consumo de alimentos y de suplementos de vitamina a en las mujeres El 31 por ciento de las mujeres que tuvieron hijos en los últimos cinco años recibieron suplementos de vitamina A después del parto. El 14 por ciento declaró haber tenido problemas de visión nocturna durante ese embarazo, pero este porcentaje incluye mujeres que también tuvieron mala visión durante el día. Si se incluyen solamente las que no tuvieron dificultades para ver durante el día, el porcentaje de ceguera nocturna se reduce al tres por ciento. El más alto nivel de cobertura de consumo de suplemento de vitamina A se encontró en el departamento de Tarija (37 por ciento) y el más alto de declaración de mala visión nocturna en Potosí (21 por ciento). • • • En el área rural y en los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí se tienen las menores coberturas de suplementos de vitamina A. Las mujeres multíparas y las de menor nivel educativo son las que declaran los menores niveles de consumo de suplemento, pero también son las que declaran las mayores proporciones con mala visión nocturna. Los departamentos con mayor prevalencia de mala visión nocturna, además de Potosí, son Oruro, Chuquisaca y Cochabamba. Lactancia y Nutrición | 213 214 | Lactancia y Nutrición Cuadro 10.8 Ingesta de micronutrientes entre las madres Porcentaje de mujeres que tuvo hijos en los cinco años anteriores a la encuesta y que recibió dosis de vitamina A en primeros dos meses después del parto; porcentaje que sufrió de ceguera nocturna durante el embarazo; y distribuc porcentual por número de días que tomó pastillas/jarabes de hierro, según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje Distribución porcentual de mujeres con hijos que recibió Porcentaje que sufrió en los cinco años anteriores a la encuesta dosis de ceguera nocturna por número de días que tomaron hierro/ vitamina A durante embarazo tabletas de ácido fólico durante el embarazo Número en el post- ––––––––––––––––– –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– de Característica parto 1 Informado Ajustado 2 Ningún <60 60-89 90+ NS/SI Total mujere ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad al nacimiento <20 35.4 9.2 2.5 32.9 30.8 10.0 23.3 3.0 100.0 1,055 20-24 31.3 11.9 2.6 35.4 27.7 9.5 23.8 3.7 100.0 1,901 25-29 31.3 13.0 2.5 35.5 27.8 9.4 23.5 3.8 100.0 1,710 30-34 30.5 16.2 3.2 38.9 27.2 10.1 20.3 3.6 100.0 1,261 35-49 25.8 20.3 4.6 45.7 24.8 8.8 17.0 3.7 100.0 1,333 Número de niños nacidos vivos 1 36.1 9.5 2.8 31.3 27.3 10.2 27.2 4.0 100.0 1,766 2-3 31.5 12.4 2.4 33.6 29.9 9.9 22.9 3.7 100.0 2,641 4-5 28.6 14.9 3.5 41.6 27.6 8.4 19.1 3.4 100.0 1,387 6+ 25.0 21.7 4.1 48.4 23.6 9.0 15.9 3.1 100.0 1,467 Residencia Urbana 32.4 12.0 2.8 32.3 29.5 10.8 23.5 3.9 100.0 4,410 Periurbana 30.1 17.5 3.2 46.2 28.2 7.6 13.2 4.9 100.0 560 Resto urbano 32.8 11.2 2.7 30.3 29.7 11.2 25.0 3.8 100.0 3,850 Rural 28.1 17.2 3.5 45.6 24.6 7.6 19.2 3.0 100.0 2,851 Región Altiplano 24.9 14.6 2.8 46.5 27.0 8.1 14.7 3.7 100.0 2,972 Valle 32.2 15.4 3.3 36.6 28.0 9.5 22.5 3.4 100.0 2,184 Llano 37.4 11.9 3.2 26.0 27.8 11.5 31.1 3.6 100.0 2,105 Departamento La Paz 23.4 11.8 2.1 48.8 28.6 7.9 10.7 4.0 100.0 1,952 Oruro 28.9 18.1 3.9 42.2 29.0 7.0 17.9 3.8 100.0 348 Potosí 27.2 21.0 4.0 42.0 21.3 9.4 24.5 2.8 100.0 671 Chuquisaca 29.5 16.2 3.0 32.7 23.1 9.4 31.0 3.8 100.0 526 Cochabamba 32.2 16.0 3.7 40.9 29.6 8.9 17.4 3.2 100.0 1,331 Tarija 36.6 11.8 2.3 25.3 29.7 11.5 29.6 3.8 100.0 328 Santa Cruz 35.4 11.9 3.6 26.4 27.1 11.5 31.0 4.0 100.0 1,757 Beni/Pando 47.9 11.9 1.1 23.9 31.1 11.9 31.6 1.5 100.0 347 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 23.9 17.1 3.4 48.4 25.7 8.0 14.6 3.3 100.0 2,077 Pobreza media 35.1 13.6 2.2 35.1 25.5 9.4 27.6 2.4 100.0 1,705 Pobreza baja 35.5 9.7 2.6 29.1 32.9 10.1 25.4 2.6 100.0 688 Capital de departamento 33.4 13.0 3.4 30.1 28.8 11.5 24.7 4.8 100.0 2,406 El Alto 23.0 14.4 3.4 51.5 29.3 4.9 10.0 4.3 100.0 384 Quintil de riqueza Quintil inferior 24.2 19.4 3.9 51.6 22.6 6.3 16.5 3.0 100.0 1,639 Segundo quintil 30.0 15.0 2.6 41.4 26.3 9.0 20.6 2.7 100.0 1,501 Quintil intermedio 34.4 13.6 3.1 36.0 30.4 9.1 20.6 3.8 100.0 1,609 Cuarto quintil 30.4 11.5 2.1 31.5 30.7 11.5 23.3 3.1 100.0 1,476 Quintil superior 36.8 8.5 3.5 20.6 28.1 13.2 31.7 6.3 100.0 1,036 Educación Sin educación 21.1 24.6 3.6 58.7 18.6 5.8 13.9 3.0 100.0 583 Primaria 29.0 14.6 3.1 43.9 26.0 8.7 18.3 3.1 100.0 4,152 Secundaria 35.8 11.1 2.9 24.3 33.3 11.5 26.7 4.2 100.0 1,904 Superior 35.8 9.4 2.8 15.8 28.7 12.6 37.4 5.5 100.0 622 Total 30.7 14.1 3.0 37.6 27.5 9.5 21.8 3.6 100.0 7,261 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Para mujeres con dos o más nacidos vivos en los cinco años anteriores a la encuesta, la información se refiere al últ nacimiento. NS/SI = No sabe/sin información 1 En los dos meses siguientes al parto 2Mujeres que informaron haber padecido de ceguera nocturna pero que comunicaron no haber tenido dificultades para durante el día los ión – s – – imo ver Consumo de hierro Se observa que el 38 por ciento de las mujeres no tomaron ninguna dosis suplementaria de hierro, el 28 por ciento por menos de 60 días y solamente el 22 por ciento tomó durante el tiempo recomendado (90 días y más). Estos niveles de cobertura probablemente no han contribuido al descenso de la anemia entre las mujeres en edad fértil. • • • • La zona urbana en general y los departamentos de Pando/Beni, Chuquisaca y Santa Cruz en particular, son los que han alcanzado las mayores coberturas de consumo de suplementos de hierro durante 90 días o más, con porcentajes de más del 31 por ciento. Los departamentos de La Paz, Cochabamba y Oruro y la zona rural y periurbana, en general, tienen los más bajos niveles de consumo de cualquier dosis de hierro por parte de las mujeres embarazadas (19 por ciento o menos), lo que hace prever un problema de captación de estas mujeres y de baja cobertura de los servicios maternos. Las mujeres sin educación y las grandes multíparas son las menos beneficiadas. No se aprecian grandes diferencias entre el consumo de dosis recomendadas o de captación por edad de las mujeres. El porcentaje de mujeres que recibió dosis de vitamina “A” postparto es notoriamente mayor entre las del quintil superior (37 por ciento) que entre las mujeres del quintil inferior (24 por ciento). 10.6 NUTRICIÓN DE LOS NIÑOS Dado que el estado nutricional de los niños está estrechamente asociado a su morbilidad y mortalidad, en la ENDSA 2003 se incluyó un módulo de antropometría en el cual se obtuvo el peso y la talla de las madres y sus niños nacidos después de enero de 1998, siguiendo las normas internacionales y utilizando instrumentos de precisión. • • • Utilizando las mediciones de peso y talla se han calculado los siguientes índices: Talla para la edad o desnutrición crónica. Los niveles de desnutrición crónica, es decir, retardo en el crecimiento en talla para la edad, se determina al comparar la talla del niño con la esperada para su edad y sexo. Los niveles de desnutrición crónica en niños próximos a cumplir los cinco años (48-49 meses, por ejemplo), son un indicador de los efectos acumulativos del retraso en el crecimiento. Peso para la talla o desnutrición aguda (emaciación). El peso para la talla es un indicador de desnutrición reciente, conocido también como desnutrición aguda o emaciación, que mide el efecto del deterioro en la alimentación y de la presencia de enfermedades en el pasado inmediato. Se diría que obedece a situaciones de coyuntura. Peso para la edad o desnutrición global (o general). El peso para la edad es considerado como un indicador general de la desnutrición, pues no diferencia la desnutrición crónica, que se debería a factores estructurales de la sociedad, de la aguda, que corresponde a pérdida de peso reciente. La evaluación del estado nutricional se hace comparando la población en estudio con el patrón tipo establecido como población de referencia por el Centro Nacional para Estadísticas de Salud (NCHS), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC). El patrón internacional es útil porque facilita la comparación entre poblaciones y subgrupos en un momento dado o a través del tiempo. Una ventaja adicional consiste en la disponibilidad de un patrón "normalizado" en el sentido de que la media y la mediana de las distribuciones coinciden. La proporción de niños que están por debajo de dos desviaciones estándar con respecto a esta población de referencia se utiliza como indicador del nivel de desnutrición en la población en estudio. Por supuesto que en cualquier población existe una variación natural en peso y talla, variación que aproxima los porcentajes encontrados en la distribución normal, la cual incluye 2.3 por ciento por debajo de 2 desviaciones estándar. Lactancia y Nutrición | 215 Los resultados se presentan en los Cuadros 10.9.1 y 10.9.2 por características demográficas y socioeconómicas seleccionadas. En el Gráfico 10.2 se resumen los diferenciales en la desnutrición crónica por edad de los niños. Cuadros 10.9.1 y 10.9.2; y Gráfico 10.2 Talla para la edad o desnutrición crónica Más de una cuarta parte de los niños menores de cinco años en Bolivia (27 por ciento) adolecen de desnutrición crónica, es decir, retardo en el crecimiento, nivel igual al observado en 1998. • • • • • • • • • • • • La desnutrición crónica afecta casi por igual a niños y a niñas pero aumenta rápidamente con la edad hasta alcanzar el 33 por ciento entre los niños próximos a cumplir dos años, mostrando los efectos acumulativos del retraso en crecimiento. Los niños de sexto o mayor orden de nacimiento tienen más de dos veces la probabilidad de sufrir desnutrición crónica en comparación con los de primer orden (30 vs 18 por ciento). Entre los primeros nacimientos y entre niños concebidos con intervalos relativamente amplios, cuatro años y más, uno de cada cinco ó seis niños se clasificaría como desnutrido, en contraste con casi uno de cada tres para otros intervalos. La desnutrición crónica afecta con mayor intensidad a los niños del área rural (37 por ciento) y a los residentes en los departamentos de Potosí (42 por ciento), Chuquisaca (37 por ciento) y Oruro (33 por ciento). En los municipios con pobreza alta, los niveles son elevados: 37 por ciento para la desnutrición crónica total y 13 por ciento para la desnutrición crónica severa. El contraste es más dramático por quintil de riqueza, pues el nivel entre los hijos de las mujeres del quintil inferior de riqueza (42 por ciento) es 8 veces el encontrado en el quintil superior (cinco por ciento). Los menos afectados con la desnutrición crónica son los niños de madres con educación superior pues sólo el nueve por ciento de ellos sufren retardo en su crecimiento, frente al 44 por ciento de los niños con madres sin educación. Peso para la talla o desnutrición aguda El peso deficiente para la talla o desnutrición aguda, sólo afecta al uno por ciento de los niños en el país y su nivel es el mismo que el observado en 1998. La desnutrición aguda tiene un mayor nivel (dos por ciento) entre los niños de seis a nueve meses y entre los niños de madres con nivel de educación primaria; y entre los niños de madres que residen en municipios con un nivel de pobreza media. A nivel departamental, Beni/Pando presenta los mayores niveles de desnutrición aguda (tres por ciento), especialmente si se compara con Chuquisaca, La Paz, Oruro y Potosí (alrededor del uno por ciento). Peso para la edad o desnutrición global Casi el ocho por ciento de los niños menores de cinco años tiene un peso deficiente para su edad, evidenciando una igualdad respecto a la cifra observada en 1998. La desnutrición global es mayor en los niños de 12 a 23 meses, en los niños de sexto o mayor orden y entre los de intervalo intergenésico de 24-47 meses. De igual forma, entre los niños de madres que residen en el área rural y en los departamentos de Potosí y Chuquisaca (14 y 10 por ciento, respectivamente). Los mayores niveles de desnutrición global entre los menores de cinco años (alrededor del 14 por ciento), se presentan en los hijos de madres sin educación. 216 | Lactancia y Nutrición Lactancia y Nutrición | Cuadro 10.9.1 Indicadores de desnutrición para niños menores de cinco años, por características demográficas seleccionadas Entre los niños menores de cinco años, porcentaje clasificado como desnutrido según tres indicadores- antropométricos: talla para la edad, peso para la talla y peso para la edad, por características demográficas, seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje con Porcentaje con Porcentaje con desnutrición crónica desnutrición aguda desnutrición global (Talla para la edad) (Peso para la talla) (Peso para la edad) Número –––––––––––––––––– –––––––––––––––––– ––––––––––––––––– de Característica Severa1 Total2 Severa1 Total2 Severa1 Total2 niños ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad en meses <6 1.0 4.7 0.3 1.2 0.2 1.5 844 6-9 1.6 11.8 0.9 2.4 1.3 4.8 584 10-11 4.5 18.9 0.4 2.2 1.3 9.2 288 12-23 10.4 32.6 0.6 2.2 3.2 13.8 1,847 24-35 10.0 29.0 0.1 1.4 1.4 9.0 1,966 36-47 9.8 30.8 0.1 0.7 0.5 5.9 2,012 48-59 7.4 28.4 0.1 0.5 0.5 5.4 2,221 Sexo Hombre 7.7 26.5 0.2 1.3 1.3 7.3 5,014 Mujer 8.3 26.5 0.4 1.2 1.2 7.8 4,748 Orden de nacimiento3 2-3 4.4 18.2 0.2 1.0 0.7 4.5 2,270 4-5 6.7 23.3 0.4 1.5 1.2 6.3 3,348 6+ 8.1 29.0 0.1 1.0 1.0 8.0 1,739 Intervalo de nacimiento3 Primer nacimiento4 4.4 18.2 0.2 1.1 0.7 4.6 2,277 <24 meses 10.2 33.1 0.6 1.4 1.4 9.3 1,833 24-47 meses 10.8 33.5 0.3 1.3 1.8 9.7 3,362 48+ meses 3.9 16.2 0.3 1.2 0.7 4.6 1,714 Tamaño al nacer3 Muy pequeño 11.5 33.5 0.1 3.0 1.7 12.9 245 Pequeño 11.7 35.9 0.5 1.8 2.0 12.9 1,645 Promedio o más grande 6.8 24.0 0.3 1.1 1.0 5.9 7,239 Sin información 11.4 30.5 0.0 0.0 6.2 13.3 58 Edad de la madre5 15-19 6.5 22.3 0.3 2.1 2.1 8.3 519 20-24 6.8 24.3 0.6 1.7 1.1 7.0 2,285 25-29 6.9 25.1 0.1 1.3 0.9 6.3 2,307 30-34 6.8 24.6 0.2 0.8 1.1 7.4 1,977 35-49 11.0 32.5 0.3 1.1 1.6 9.3 2,309 Condición de la madre Madre entrevistada 7.8 26.4 0.3 1.2 1.2 7.4 9,186 Madres no entrevistada Madre en el hogar 8.2 29.6 0.3 3.1 0.9 13.6 210 Madre no en el hogar6 11.9 26.8 0.2 0.7 1.7 7.5 366 Total 8.0 26.5 0.3 1.3 1.3 7.5 9,762 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Las estimaciones se refieren a los niños nacidos en el período 3-59 meses anteriores a la encuesta (se excluyen los menores de 3 meses). Cada índice se expresa en términos del número de desviaciones estándar (DE) de la media del patrón internacional utilizado por NCHS/CDC/OMS. Los niños se clasifican como desnutridos si están 2 o más desvia-ciones estándar (DE) por debajo de la media de la población de referencia. 1Niños que están 3 DE o más por debajo de la media 2Niños que están 2 DE o más por debajo de la media. Incluye los niños que están 3 DE o más por debajo de la media. 3Excluye niños cuyas madres no fueron entrevistadas 4Los nacimientos múltiples primerizos se cuentan como primeros nacimientos puesto que no tienen un intervalo previo 5Para las mujeres sin entrevista individual, la información se toma del cuestionario de hogar. Se excluyen los hijos de madres que no fueron listadas en el cuestionario de hogar. 6Incluye niños cuyas madres están muertas 217 218 | Lactancia y Nutrición Cuadro 10.9.2 Indicadores de desnutrición para niños menores de cinco años, por características socieconómicas seleccionadas Entre los niños menores de cinco años, porcentaje clasificado como desnutrido según tres indicadores antropométricos: talla para la edad, peso para la talla y peso para la edad, por características socioeconómicas, seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Porcentaje con Porcentaje con Porcentaje con desnutrición crónica desnutrición aguda desnutrición global (Talla para la edad) (Peso para la talla) (Peso para la edad) Número –––––––––––––––––– –––––––––––––––––– ––––––––––––––––– de Característica Severa Total Severa Total Severa Total niños 1 2 1 2 1 2 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 4.7 18.5 0.2 1.1 0.6 4.8 5,546 Periurbana 4.7 23.5 0.0 0.8 0.5 5.1 716 Resto urbano 4.7 17.8 0.2 1.1 0.6 4.8 4,831 Rural 12.3 37.0 0.4 1.5 2.1 11.1 4,216 Región Altiplano 9.9 32.1 0.2 0.7 1.0 8.3 3,839 Valle 9.7 29.3 0.5 1.4 1.9 8.7 3,075 Llano 3.6 15.9 0.3 1.9 0.9 5.2 2,848 Departamento La Paz 8.4 28.5 0.2 0.8 0.9 6.8 2,492 Oruro 8.1 32.7 0.2 0.5 0.4 5.3 470 Potosí 15.0 42.3 0.1 0.6 1.7 14.4 877 Chuquisaca 12.5 36.6 0.3 0.9 1.7 10.0 787 Cochabamba 9.4 28.8 0.6 1.5 2.3 8.9 1,862 Tarija 5.5 17.8 0.3 1.6 0.4 5.5 426 Santa Cruz 2.4 13.2 0.2 1.6 0.6 4.3 2,371 Beni/Pando 9.8 29.5 0.8 3.3 2.0 9.5 477 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 12.7 37.1 0.4 1.0 1.9 10.6 2,893 Pobreza media 8.7 29.1 0.5 2.3 1.7 9.2 2,479 Pobreza baja 6.9 21.9 0.2 1.0 1.0 6.4 917 Capital de departamento 3.7 15.0 0.1 0.8 0.4 3.5 3,024 El Alto 5.4 30.3 0.0 1.1 0.6 7.9 449 Quintil de riqueza Quintil inferior 14.9 41.8 0.6 1.6 2.7 13.1 2,498 Segundo quintil 11.2 35.5 0.6 1.7 1.7 10.4 2,157 Quintil intermedio 4.9 21.6 0.0 1.1 0.7 4.8 2,160 Cuarto quintil 2.7 14.0 0.1 1.0 0.2 3.9 1,766 Quintil superior 1.2 5.4 0.1 0.7 0.0 1.3 1,181 Educación de la madre Sin educación 14.9 44.3 0.5 1.0 1.9 13.9 829 Primaria 9.5 30.8 0.4 1.4 1.6 8.7 5,684 Secundaria 2.6 13.8 0.1 1.0 0.3 3.5 2,215 Superior 2.3 9.0 0.2 1.2 0.2 3.0 664 Total 8.0 26.5 0.3 1.3 1.3 7.5 9,762 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: Las estimaciones se refieren a los niños nacidos en el período 3-59 meses anteriores a la encuesta (se excluyen los menores de 3 meses). Cada índice se expresa en términos del número de desviaciones estándar (DE) de la media del patrón internacional utilizado por NCHS/CDC/OMS. Los niños se clasifican como desnutridos si están 2 o más desvia-ciones estándar (DE) por debajo de la media de la población de referencia. 1Niños que están 3 DE o más por debajo de la media 2Niños que están 2 DE o más por debajo de la media. Incluye los niños que están 3 DE o más por debajo de la media. Gráfico 10.2 Indicadores del Estado Nutricional de los Niños Menores de 5 Años, por Edad 0 5 10 15 20 25 30 35 < 6 6-9 10-11 12-23 24-35 36-47 48-59 Talla/Edad Peso/Talla Peso/Edad 10.7 NUTRICIÓN DE LAS MADRES La situación nutricional de las mujeres antes y durante el embarazo es uno de los determinantes de los riesgos de mortalidad materna y de las posibilidades de desarrollo del feto, la mortalidad intrauterina, la duración del embarazo, las complicaciones del parto, la mortalidad perinatal e infantil y el bajo peso al nacimiento. El estado de nutrición de una mujer está condicionado, a su vez, por su balance energético (relación entre el consumo de calorías y el gasto de energías), su estado de salud, el tiempo transcurrido desde el último nacimiento así como de la duración de la lactancia. Las medidas antropométricas son herramientas profusamente empleadas para aproximarse a los niveles de nutrición. Por esta razón ENDSA 2003 registró las medidas básicas de estatura y peso de todas las mujeres de 15 a 49 años residentes en el hogar.1 Por esta razón, la información que se analiza en esta sección no representa a la mujer boliviana en su conjunto pues se está excluyendo una parte importante de las mujeres en edad fértil, aquéllas de menor fecundidad, especialmente las más jóvenes y las de más edad. Lactancia y Nutrición | 219 1Para la identificación de los grupos de riesgo se han seguido las recomendaciones de una reunión sobre antropometría materna para la predicción de resultados de embarazos desarrollada en 1990 (Krasoveck, K. y Anderson M.A. 1990). Estatura de las Madres La estatura de la mujer es un indicador indirecto de su situación social puesto que refleja el efecto acumulado en el tiempo de variables genéticas y ambientales tales como alimentación, salud, factores sicológicos, educación, ingresos, número y espaciamiento entre hermanos, entre otras. En mujeres de 15 a 49 años la talla es particularmente importante, pues se ha encontrado asociación entre talla materna y peso del niño al nacimiento, supervivencia infantil, mortalidad materna, complicaciones del embarazo y parto, y duración de lactancia materna.2 Por el hecho de haber finalizado el crecimiento físico, una sola medición de la estatura de la mujer es suficiente para valorar de manera bastante confiable el estado nutricional en lo referente al crecimiento lineal. Peso y Masa Corporal de las Mujeres El estado nutricional de la mujer antes del embarazo es un determinante de las características de la culminación del parto y del bajo peso al nacer de los hijos. Los riesgos de parto prematuro son menores en mujeres con buen peso antes de la gestación. Asimismo, la ganancia de peso durante la gestación es un buen indicador del grado de desarrollo del niño, pero para ello es importante conocer el peso de base. Este conocimiento es también esencial debido a que las mujeres muy delgadas necesitan ganar mucho más peso durante la gestación que aquéllas normales, para asegurar un embarazo viable y posibilidades de sobrevivencia superiores para los hijos. En general el peso pre-gestación es un buen pronosticador del bajo peso al nacer y de la mortalidad infantil. En la ENDSA 2003 se registró el peso de las mujeres que tiene edad entre 15-49 años. Como el peso es muy sensible a la edad y sobre todo a la estatura, para medir adecuadamente su papel como indicador es conveniente controlarlo según la talla. Una forma de hacerlo es utilizar la relación Peso/Talla, pero para ello se requieren tablas de referencia que en el caso de mujeres aún están en proceso de definición. Una medida alternativa es el Índice de Masa Corporal (IMC), para el cual hay diferentes fórmulas. La más usada es la conocida como el Índice de Quetelet, definido como el cociente del peso (expresado en Kg.) y el cuadrado de la talla (expresado en metros). El IMC permite medir la delgadez o la obesidad controlando la talla y provee información acerca de las reservas de energía. Una de sus ventajas radica en que no requiere de una tabla de referencia, aunque su validez como indicador de riesgo aún está en discusión. Aún así, se ha encontrado relación entre el IMC y el bajo peso al nacer y la mortalidad perinatal. El índice está influenciado por la edad de la mujer. El International Dietary Energy Consultative Group recomienda utilizar el valor 18.5 como punto de corte, lo que indicaría, a modo de ejemplo, que una mujer de 1.47 mts. de estatura estaría en el grupo de riesgo si su peso fuera menor que 40 Kg. y en el caso de quienes midieran 1.60 mts., aquéllas con peso inferior a 47.4 Kg. En el Cuadro 10.9.3 se presentan los resultados para las mujeres entre 15-49 años. Se presenta la talla promedio y el porcentaje de mujeres por debajo de 145 centímetros. También se presentan los valores promedio y el porcentaje de mujeres por debajo del punto de corte para el Índice de Masa Corporal (IMC < 18.5), los porcentajes de mujeres con IMC normal y los porcentajes obesas y con sobrepeso según el mismo índice. Los resultados se presentan por características seleccionadas. 220 | Lactancia y Nutrición 2Panamerican Health Organization. Maternal Nutrition and Pregnancy Outcomes: Anthropometric Assessment. PAHO No. 526. Washington, 1991; y Goodhart R, Shils M.editors. Modern Nutrition in Health and Disease. Lea and Febiger. Philadelphia, 1980. Cuadro 10.9.3 La talla de las mujeres según características socioeconómicas La estatura promedio de la mujer boliviana, estimada a partir de aquéllas mujeres que tienen entre 15 y 49 años es de 152 centímetros, un centímetro más que en 1998. • • • • • • • • La estatura promedio de las mujeres en el país sólo difiere en más de cinco o seis centímetros según el nivel de educación. Mientras que la talla promedio de las madres con educación superior es de 155 centímetros, la de las madres sin educación es de 149. La talle promedio de las mujeres en Potosí es 150 centímetros y en La Paz, Chuquisaca y Oruro 151 centímetros. En cambio en Cochabamba, Tarija, Santa Cruz y Beni/Pando, dicho promedio es de 152 a 154 centímetros. El promedio de estatura de las mujeres del quintil superior de riqueza es de cinco centímetros superior (154.8 cm) que el de las mujeres del quintil inferior (150.0 cm). Masa corporal como indicador de la situación nutricional de las madres El Índice de Masa Corporal (IMC) de la mujer boliviana, utilizando la fórmula de Quetelet, es de 25.4. Tomando el punto de corte (18.5), el 53 por ciento está clasificada como normal (con un IMC entre 18.5 y 24.9). Menos de dos por ciento de las madres tendrían una masa corporal deficiente. Los porcentajes de madres con Índice de Masa Corporal por debajo de 18.5 son bastante bajos para la mayoría de grupos poblacionales. Los porcentajes relativamente altos, mayores a un cuatro por ciento, se presentan solamente entre las madres de 15-19 años. Porcentajes ligeramente superiores al dos por ciento también se encontraron en ciertos estratos (capitales de departamento, municipios con grado de pobreza baja y en el grupo de educación secundaria y superior). Al otro extremo, el 46 por ciento de las mujeres en edad fértil tienen sobrepeso (IMC≥25.0) de las cuales el 15 por ciento presentan obesidad (IMC≥30.0). Los mayores porcentajes de obesidad se da entre las mujeres de más edad, en las residentes en el área en la urbana, en la región del Llano y en el departamento de Santa Cruz. Los menores porcentajes de obesidad se encuentran en las mujeres más jóvenes y en el departamento de Potosí. 10.8 ANEMIA EN NIÑOS Y MUJERES La prueba para determinar anemia por deficiencia de hierro (anemia ferropénica) en mujeres y niños constituye uno de los mayores esfuerzos en la ENDSA 2003. La prueba de anemia, en una muestra de sangre capilar, se realizó para todos los niños nacidos después de enero de 1998 y para las mujeres entre los 15-49 años, en la misma submuestra de hogares seleccionados para la encuesta de hombres. La prueba de hemoglobina se efectuó con la finalidad de fortalecer las políticas de salud pública para la prevención y manejo de la anemia, como estrategia de intervención para mejorar la salud de las madres y niños. La anemia es una condición en la cual la sangre carece de suficientes glóbulos rojos, hemoglobina, o es menor en volumen total. La medición de hemoglobina es reconocida como el criterio clave para la prueba de anemia en mujeres y niños. La hemoglobina, un congregado de proteína que contiene hierro, se produce en los glóbulos rojos de los seres humanos y su deficiencia indica, en principio, que existe una deficiencia de hierro. Si bien se han identificado muchas causas de la anemia, la deficiencia nutricional debido a una falta de cantidades específicas de hierro en la alimentación diaria constituye más de la mitad del número total de casos de anemia. De este modo, la prueba de hemoglobina puede aceptarse como indicador indirecto del estado nutricional de las mujeres y niños. Lactancia y Nutrición | 221 Cuadro 10.9.3 Estado nutricional de las mujeres Entre las mujeres de 15-49, promedio de la talla, porcentaje con talla menor de 145 cm, promedio del Índice de Masa Corporal (IMC) y porcentaje con niveles específicos de IMC según características seleccionadas, Bolivia 2003 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Talla Índice de Masa Corporal(IMC) 1 (kg/m2) –––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Normal Delgada Sobrepeso/obesa Porcen- –––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––– taje 18.5- <18.5 17.0- 16.0- <16.0 ≥ 25.0 25.0- ≥ 30.0 Talla por 24.9 18.4 16.9 Total 29.9 promedio debajo Número IMC IMC Total Ligera- Modera- Seve- sobre- Sólo Número en de de pro- nor- del- mente damente ramente peso/ sobre- Sólo de Característica cms 145 cms mujeres medio mal gada delgada delgada delgada obesa peso obesa mujeres ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad 15-19 153.2 6.3 3,784 23.1 73.5 4.2 3.5 0.5 0.2 22.3 19.9 2.5 3,598 20-24 152.6 8.2 3,071 24.0 65.3 2.3 2.1 0.2 0.0 32.4 26.3 6.1 2,741 25-29 152.1 10.1 2,631 25.3 53.5 1.9 1.8 0.0 0.1 44.7 31.4 13.2 2,352 30-34 151.9 10.6 2,417 26.4 44.5 0.6 0.5 0.0 0.1 54.8 35.7 19.1 2,195 35-39 151.4 12.9 2,096 27.0 36.3 1.1 1.0 0.1 0.0 62.5 39.4 23.2 1,979 40-44 150.9 14.3 1,840 27.7 33.0 0.2 0.1 0.1 0.0 66.8 37.7 29.1 1,785 45-49 150.7 16.0 1,429 28.0 33.5 0.9 0.8 0.1 0.0 65.6 32.9 32.7 1,425 Residencia Urbana 152.7 8.7 11,908 25.7 49.7 2.1 1.8 0.2 0.1 48.2 30.9 17.3 11,205 Periurbana 150.8 12.3 1,249 26.0 47.2 0.8 0.6 0.2 0.0 52.0 35.3 16.7 1,149 Resto urbano 153.0 8.3 10,659 25.7 50.0 2.2 1.9 0.2 0.1 47.8 30.4 17.4 10,057 Rural 150.5 13.7 5,360 24.8 59.1 1.7 1.5 0.1 0.1 39.2 29.1 10.1 4,871 Región Altiplano 150.6 13.9 6,822 25.1 55.8 1.7 1.5 0.1 0.1 42.5 29.8 12.7 6,326 Valle 151.9 10.2 5,305 25.3 54.7 1.8 1.5 0.1 0.1 43.5 29.6 13.9 4,950 Llano 154.2 5.5 5,141 26.1 46.1 2.4 2.0 0.3 0.1 51.5 31.9 19.6 4,800 Departamento La Paz 150.6 13.6 4,619 25.4 52.8 1.3 1.2 0.0 0.0 45.9 31.7 14.2 4,286 Oruro 151.1 11.0 884 24.8 58.1 2.0 1.6 0.2 0.1 39.9 27.5 12.5 832 Potosí 150.1 17.1 1,319 24.1 64.9 2.9 2.5 0.3 0.1 32.2 24.6 7.6 1,208 Chuquisaca 151.2 12.5 1,150 25.0 58.5 1.4 1.1 0.2 0.1 40.1 28.5 11.6 1,069 Cochabamba 151.9 10.2 3,305 25.4 54.1 1.9 1.6 0.2 0.1 44.1 30.5 13.6 3,073 Tarija 152.8 7.1 850 25.6 52.2 2.0 1.9 0.0 0.1 45.9 27.8 18.0 808 Santa Cruz 154.2 5.6 4,428 26.1 45.8 2.6 2.1 0.3 0.1 51.6 31.4 20.2 4,144 Beni/Pando 154.0 5.1 713 25.8 47.9 1.3 1.3 0.0 0.0 50.7 35.0 15.7 656 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 150.0 15.2 4,138 24.8 59.4 1.7 1.6 0.1 0.0 38.9 28.3 10.6 3,726 Pobreza media 151.7 10.9 3,464 25.4 53.3 1.8 1.6 0.0 0.2 44.9 31.3 13.6 3,208 Pobreza baja 152.6 8.4 1,733 25.9 49.6 2.3 2.0 0.2 0.1 48.1 28.0 20.1 1,623 Capital de depto. 153.5 7.1 7,070 25.6 50.1 2.2 1.8 0.2 0.1 47.7 31.0 16.6 6,714 El Alto 150.6 14.4 863 26.3 44.5 1.1 0.7 0.2 0.2 54.4 35.0 19.4 805 Quintil de riqueza Quintil inferior 150.0 15.4 2,569 24.2 64.8 2.0 1.6 0.2 0.2 33.2 27.3 5.9 2,260 Segundo quintil 150.5 14.0 2,950 25.1 55.5 1.5 1.4 0.0 0.1 43.0 30.8 12.2 2,733 Quintil intermedio 151.2 12.2 3,518 25.7 49.1 1.5 1.3 0.0 0.1 49.4 33.0 16.4 3,227 Cuarto quintil 152.4 8.5 3,979 26.1 47.8 1.9 1.5 0.3 0.1 50.3 31.2 19.1 3,767 Quintil superior 154.8 4.6 4,252 25.6 51.0 2.6 2.3 0.2 0.0 46.4 28.9 17.5 4,089 Educación Sin educación 149.0 20.6 1,060 25.4 52.7 1.4 1.3 0.0 0.1 45.9 31.8 14.0 951 Primaria 150.7 13.3 8,020 26.0 48.1 1.6 1.3 0.1 0.1 50.3 31.9 18.3 7,369 Secundaria 153.2 6.8 5,984 25.0 56.3 2.1 1.9 0.2 0.0 41.5 28.8 12.7 5,673 Superior 155.2 3.7 2,204 24.6 58.0 2.9 2.6 0.2 0.1 39.1 28.2 10.8 2,084 Total 152.1 10.3 17,268 25.4 52.6 1.9 1.7 0.2 0.1 45.5 30.3 15.1 16,076 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: El IMC se expresa en kilogramos por metro cuadrado (kg/m2), es decir, se calcula como el cociente entre el peso (expresado en kilogramos) y el cuadrado de la talla (expresado en metros),. 1 Excluye las mujeres embarazadas y aquéllas con un nacimiento en los últimos dos meses 222 | Lactancia y Nutrición La anemia con un nivel de hemoglobina por debajo de 11.0 g/dl al nivel del mar, está asociada con un decrecimiento en la capacidad física y mental, y probablemente con reducción en la resistencia contra las infecciones. Las mujeres anémicas son menos tolerantes a la pérdida de sangre durante el parto, particularmente cuando los niveles de hemoglobina descienden a menos de 8.0 g/dl. En casos más severos de anemia, las mujeres experimentan fatiga y un incremento del ritmo cardíaco en reposo. La tensión proveniente del parto, el aborto espontáneo y otras complicaciones mayores pueden resultar en la muerte materna. Una detección temprana de la anemia nutricional puede ayudar a prevenir complica-ciones severas durante el embarazo y el parto. El empleo de hierro complementario/adicional para mujeres con deficiencia de hierro puede mejorar la salud materno infantil en general. Métodos La anemia es definida como una concentración de hemoglobina que es inferior al intervalo de confianza del 95 por ciento entre individuos saludables y bien nutridos de la misma edad, sexo y tiempo de embarazo. La hemoglobina puede medirse en forma fotométrica luego de una conversión a ciametemo- globina. Este principio ha sido aceptado por el Comité Internacional para la Estandarización en Hematología como un método para la detección de hemoglobina. Recientemente ha sido desarrollada una técnica simple y confiable para la detección fotométrica de hemoglobina utilizando el sistema HemoCue®. Esta técnica es usada ampliamente para detección de anemia en varios países. Por las anteriores razones, la técnica del HemoCue® ha sido escogida como el método básico para la medición de la hemoglobina en la ENDSA 2003 en Bolivia. La clasificación de la anemia en severa, moderada o leve se hace con los siguientes puntos de corte para las mujeres: Anemia severa: < 7.0 g/dl Anemia moderada: 7.0-9.9 g/dl Anemia leve: 10.0-11.9 g/dl (10.0-10.9 para las mujeres embarazadas). La clasificación para los niños se hace teniendo en cuenta la edad. Los niños menores de 6 meses no se incluyen en las estimaciones por tener niveles relativamente altos de hemogoblina al nacimiento. ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Límite superior de la categoría ––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad en meses Leve Moderada Severa ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– 0-3 8.9 6.9 4.9 3-6 10.4 8.4 5.4 7-23 10.9 8.9 5.9 24+ 11.4 9.4 6.4 ––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– El nivel requerido de hemoglobina en la sangre depende de la presión parcial de oxígeno en la atmósfera. Como Bolivia es un país donde un gran número de personas viven a alturas donde la presión de oxígeno es reducida en comparación con la del nivel del mar, se requiere un ajuste a las mediciones de hemoglobina para poder evaluar el estado de anemia, es decir, el nivel mínimo requerido de hemoglobina dada la disponibilidad de oxígeno en la atmósfera. Hay dos formas de ajuste para la evaluación del estado de anemia: cambiando los límites de los niveles mínimos de hemoglobina según la elevación sobre el nivel del mar o llevando a nivel del mar la medición observada. Esto se hace restando de la medición el incremento que se observa en la hemoglobina como resultado de vivir a mayores alturas. La segunda alternativa es la más utilizada y es la empleada para los cálculo en la ENDSA 2003. Lactancia y Nutrición | 223 El aumento en los niveles de hemoglobina con la altura fue estudiado en Perú en 1945 por Hurtado. También ha sido estudiado en los Estados Unidos por el Pediatric Nutrition Surveillance System (CDCPNSS) y en el Ecuador por Dirren y colaboradores. Los ajustes basados en estos estudios están expresados en un cuadro de valores preparado por Hurtado o en fórmulas cuadráticas del CDCPNSS y Dirren. Comparaciones realizadas para la preparación de otros informes en el programa DHS muestran una gran coherencia entre las tres variaciones de ajuste, dando confianza en el ajuste utilizado para las observaciones de la ENDSA 2003. Para este informe se ha adoptado la fórmula de CDCPNSS y Dirren. Las mediciones iniciales del nivel de hemoglobina han sido llevadas a nivel del mar con el siguiente procedimiento: Nivel ajustado = nivel observado - ajuste por altura Ajuste = -0.032*(alt) + 0.022*(alt*alt) donde (alt) es: [(altura en metros)/1,000]*3.3 Resultados Los resultados se presentan en los Cuadros 10.10.1 y 10.10.2 para niños, por características demográficas y socioeconómicas, respectivamente. En el Cuadro 10.10.3 se cruzan los resultados de prevalencia de anemia en niños contra los resultados de prevalencia de anemia en madres. Los resultados detallados para mujeres se muestran en el Cuadro 10.10.4. Cuadros 10.10.1 a 10.10.3 Anemia en niños La prevalencia de anemia entre los niños bolivianos de 6 a 59 meses es alta, pues casi uno de cada dos niños bolivianos padecen de anemia (51 por ciento); de éstos, la mitad (25 por ciento) presentan anemia leve y el 24 por ciento moderada. • • • • • • • Al analizar la prevalencia de anemia según características demográficas, las diferencias más importantes se observan según la edad del niño, pues es muy alta la prevalencia entre los niños de 10- 11 meses, ya que cerca a nueve de cada diez niños (89 por ciento) padecen de anemia. Los diferenciales más importantes se presentan entre los niños que viven en El Alto y los que viven en los municipios capital departamental, pues mientras que en El Alto 65 por ciento de los niños padecen anemia, el 42 por ciento presenta este problema en las capitales de departamento. A nivel departamental, el nivel de la prevalencia de anemia entre los niños menores de cinco años en Potosí y en La Paz (68 y 60 por ciento, respectivamente) es tan alta como en El Alto por ciento. En Tarija y Santa Cruz, el 40 por ciento de los niños menores de cinco años sufren de anemia. Los niños de madres con educación superior presentan la menor prevalencia de anemia, 31 por ciento, frente al 57 por ciento cuando la madre tiene nivel de educación primaria. En todos los niveles de anemia la prevalencia es mayor entre los niños de mujeres del quintil inferior con respecto a los hijos de mujeres del quintil superior de riqueza. Por ejemplo, el 57 por ciento de los niños de mujeres del quintil inferior y el 40 por ciento de los hijos de mujeres del quintil superior de riqueza presentaron “cualquier anemia”. No se observa un patrón muy claro entre el tipo de anemia de la madre y el de los niños para el total del país, si bien parecería que cuando la anemia de la madre es moderada, un porcentaje mayor de niños tiene una mayor prevalencia de anemia, particularmente severa y con mayor intensidad en el área rural. Cuando las madres del área rural tienen anemia moderada, el 7 por ciento de los hijos tienen anemia severa, en comparación con apenas el 1 por ciento entre las madres con anemia leve. 224 | Lactancia y Nutrición Cuadro 10.10.1 Prevalencia de anemia en niños por características demográficas seleccio- nadas Porcentaje de niños de 6-59 meses por tipo de anemia, según características demográficas seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Total Tipo de anemia Número con ––––––––––––––––––––––––––––– de Característica anemia Leve Moderada Severa niños –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad en meses 6-9 70.7 25.1 40.4 5.1 169 10-11 88.7 29.2 56.6 2.8 76 12-23 75.3 30.0 41.8 3.5 586 24-35 50.8 29.0 20.5 1.3 671 36-47 38.6 20.3 17.6 0.7 650 48-59 35.1 21.5 13.1 0.5 764 Sexo Hombre 51.7 25.1 24.7 2.0 1,521 Mujer 50.3 25.1 23.9 1.3 1,394 Orden de nacimiento1 2-3 45.6 21.7 22.5 1.4 668 4-5 49.9 24.9 23.2 1.8 980 6+ 56.3 24.9 28.8 2.6 481 Intervalo de nacimiento1 Primer nacimiento2 45.5 21.6 22.5 1.4 670 <24 meses 49.5 24.7 22.2 2.5 567 24-47 meses 57.1 28.0 27.5 1.6 1,003 48+ meses 50.5 24.7 24.0 1.7 491 Edad de la madre3 15-19 73.0 28.6 39.6 4.8 125 20-24 50.3 24.1 24.1 2.0 685 25-29 49.5 23.1 24.6 1.8 672 30-34 47.9 21.3 24.7 1.8 592 35-49 54.0 30.1 23.0 0.9 716 Condición de la madre Madre entrevistada 51.5 25.2 24.5 1.8 2,731 Madres no entrevistada Madre en el hogar 53.9 18.4 35.5 0.0 58 Madre no en el hogar4 39.4 25.5 13.9 0.0 125 Total 51.0 25.1 24.3 1.7 2,915 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: El cuadro se basa en los niños que durmieron en el hogar la noche anterior a la entrevista. La prevalencia de anemia se ajusta por altura siguiendo el procedimiento recomendado en CDC, 1998. Recommendations to prevent and control iron deficiency in the United States. Morbidity and Mortality Weekly Report 47 (RR-3): 1-29. g/dl = gramos por decilitro 1Excluye niños cuyas madres no fueron entrevistadas 2Los nacimientos múltiples primerizos se cuentan como primeros nacimientos puesto que no tienen un intervalo previo 3Para las mujeres sin entrevista individual, la información se toma del cuestionario de hogar. Se excluyen los hijos de madres que no fueron listadas en el cuestionario de hogar. 4Incluye niños cuyas madres están muertas Lactancia y Nutrición | 225 Cuadro 10.10.2 Prevalencia de anemia en niños por características socioeconómicas seleccionadas Porcentaje de niños de 6-59 meses por tipo de anemia, según características socioeco- nómicas seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Total Tipo de anemia Número con ––––––––––––––––––––––––––––– de Característica anemia Leve Moderada Severa niños –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Residencia Urbana 46.7 22.6 22.3 1.8 1,600 Periurbana 55.8 30.6 23.4 1.8 211 Resto urbano 45.3 21.4 22.1 1.8 1,389 Rural 56.3 28.0 26.7 1.5 1,314 Región Altiplano 60.9 27.4 30.8 2.7 1,114 Valle 48.5 25.4 21.9 1.2 956 Llano 40.9 21.6 18.5 0.8 844 Departamento La Paz 60.3 28.0 30.1 2.2 723 Oruro 50.7 20.2 26.9 3.7 132 Potosí 67.6 29.4 34.7 3.5 260 Chuquisaca 46.9 24.9 20.7 1.3 234 Cochabamba 51.6 26.4 24.0 1.2 577 Tarija 38.6 22.2 15.3 1.2 145 Santa Cruz 39.8 21.2 17.9 0.7 680 Beni/Pando 45.6 23.3 21.1 1.3 164 Grado de pobreza del municipio Pobreza alta 56.7 26.0 30.0 0.7 868 Pobreza media 53.4 27.3 24.1 2.1 789 Pobreza baja 46.3 25.0 20.3 1.0 287 Capital de departamento 42.2 21.3 18.8 2.0 840 El Alto 65.3 29.2 31.6 4.6 131 Quintil de riqueza Quintil inferior 56.5 27.7 27.4 1.4 793 Segundo quintil 56.5 27.8 27.1 1.6 659 Quintil intermedio 50.0 25.2 23.0 1.8 646 Cuarto quintil 43.6 19.6 21.2 2.8 503 Quintil superior 39.6 21.1 18.1 0.3 314 Educación de la madre1 Sin educación 51.0 24.0 25.6 1.4 248 Primaria 55.6 26.6 27.1 2.0 1,722 Secundaria 46.4 24.3 20.5 1.7 644 Superior 30.6 14.7 15.9 0.0 173 Total 51.0 25.1 24.3 1.7 2,915 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: El cuadro se basa en los niños que durmieron en el hogar la noche anterior a la entrevista. La prevalencia de anemia se ajusta por altura siguiendo el procedimiento recomendado en CDC, 1998. Recommendations to Prevent and Control Iron Deficiency in the United States. Morbidity and Mortality Weekly Report 47 (RR-3): 1-29. g/dl = gramos por decilitro 1Para las mujeres sin entrevista individual, la información se toma del cuestionario de hogar Se excluyen los hijos de madres que no fueron listadas en el cuestionario de hogar 226 | Lactancia y Nutrición Cuadro 10.10.3 Prevalencia de anemia en niños por condición de anemia de las madres Porcentaje de niños 6-59 meses con anemia, por condición de anemia de las madres, según área de residencia, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Tipo de anemia del niño Número Tipo de anemia –––––––––––––––––––––––––––––––––––––– de de la madre Total Leve Moderada Severa niños –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA URBANA –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sin anemia 56.0 26.7 26.8 2.5 534 Anemia leve 54.6 26.5 26.1 2.1 425 1 Anemia moderada 61.9 28.2 29.5 4.2 105 A nemia severa * * * * 4 Total 47.4 22.5 23.0 1.9 1,482 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– ÁREA RURAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sin anemia 65.0 29.4 33.0 2.5 527 Anemia leve 64.1 29.7 33.1 1.3 411 1 Anemia moderada 67.9 28.5 32.3 7.1 110 Anemia severa * * * * 6 Total 56.6 28.3 26.6 1.6 1,231 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– TOTAL –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Sin anemia 60.4 28.1 29.9 2.5 1,061 Anemia leve 59.3 28.0 29.5 1.7 836 1 Anemia moderada 65.0 28.4 30.9 5.7 216 A nemia severa * * * * 10 Total 51.6 25.2 24.7 1.8 2,713 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Nota: El cuadro se basa en niños y mujeres que durmieron en el hogar la noche anterior a la entrevista. La prevalencia de anemia se ajusta por altura y por si la mujer fuma, siguiendo el procedimiento recomendado en CDC, 1998. Recommendations to Prevent and Control Iron Deficiency in the United States. Morbidity and Mortality Weekly Report 47 (RR-3): 1-29. Solamente se incluyen los casos para los cuales se hizo la prueba tanto para la madre como para el niño. No se muestran los resultados para menos de 25 casos sin ponderar (*) Cuadro 10.10.4 Anemia en mujeres Entre las mujeres en edad fértil una de cada tres presenta algún grado de anemia (33 por ciento), mayoría de ellas con anemia leve. • • • • • Para las características demográficas que se presentan, existen diferencias importantes en prevalencia de anemia, según el número de hijos y condición de embarazo y lactancia. El 27 po ciento de las nulíparas frente a 41 por ciento de las mujeres con seis y más hijos presentan anemia, 37 por ciento de las embarazadas; y 42 por ciento de las lactantes frente a tres por ciento de la mujeres que no están en ninguna de estas situaciones. Según lugar de residencia y educación, el 48 por ciento de las mujeres que habitan en El Alto y el 3 por ciento de aquéllas que viven en municipios con grado de pobreza media padecen de anemi También son importantes las diferencias entre las mujeres del área urbana (30 por ciento) y las d área rural (40 por ciento). Las mujeres que residen en el Altiplano presentan un cuatro por ciento d prevalencia de anemia frente a 27 por ciento entre las del Valle. A nivel departamental, los mayore niveles de anemia se observan en La Paz (43 por ciento) y Beni/Pando (42 por ciento), frente Chuquisaca y Tarija (con 26 por ciento). Asimismo, son importantes las diferencias según nivel de educación, pues, mientras una de cad cuatro entre las mujeres con nivel superior presenta anemia, son casi dos de cada cinco entre la mujeres sin educación. Las mujeres del quintil superior de riqueza presentaron menores niveles de anemia ((23 por ciento que las del quintil inferior (43 por ciento). Lactancia y Nutrición | la la r y s 7 a. el e s a a s ) 227 228 | Lactancia y Nutrición Cuadro 10.10.4 Prevalencia de anemia en mujeres Porcentaje de mujeres 15-49 años por tipo de anemia, según características seleccionadas, Bolivia 2003 –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Tipo de anemia ––––––––––––––––––––––––––––– Total Leve Moderada Severa Número con (10.0-10.9 (7.0-9.9 (por debajo de Característica anemia g/dl)1 g/dl) de 7.0 g/dl) mujeres –––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––––– Edad2 15-19 30.9 27.0 3.8 0.1 1,310 20-24 31.7 24.4 7.1 0.3 1,072 25-29 30.9 23.3 7.2 0.4 891 30-34 37.8 28.3 8.9 0.6 824 35-39 38.8 30.6 7.7 0.6 726 40-44 32.4 24.8 6.6 1.0 647 4 5-49 30.8 25.7 5.0 0.1 465 Niños nacidos vivos3 Ninguno 27.3 23.2 4.0 0.1 1,869 1 34.8 28.3 6.2 0.3 877 2-3 33.4 24.9 8.1 0.5 1,509 4-5 35.2 26.2 8.2 0.8 800 6 + 41.3 33.1 7.6 0.5 881 Embarazo y lactancia3 Embarazada 37.0 17.7 18.8 0.5 357 Lactando 42.4 33.7 7.9 0.8 1,067 Ni embarazada ni lactando 30.6 25.2 5.2 0.3 4,510 Usando DIU3 Si 32.9 24.9 7.2 0.7 396 No 33.1 26.3 6.4 0.4